Retroceso laboral, discriminación y riesgo en las maquiladoras


Identificar manifestaciones clínicas relacionadas con el síndrome de desgaste



Descargar 2.82 Mb.
Página18/19
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño2.82 Mb.
Vistas494
Descargas0
1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   19

Identificar manifestaciones clínicas relacionadas con el síndrome de desgaste.

Identificar patrones de Calidad de Vida “no sanos” que potencien la presencia o el desencadenamiento de síntomas propios del síndrome de desgaste.

Validar el instrumento Maslach Burnout Inventory (MBI) en población mexicana.

Identificar patrones de consumo de alcohol.

Detectar la presencia de síntomas de depresión, ansiedad y fatiga en la población encuestada.

3. METODOLOGÍA


Para fines del estudio se utilizarán una serie de instrumentos a fin de medir la presencia del síndrome y otros síntomas desencadenados por el mismo, como son; depresión, ansiedad, alcoholismo, síntomas patológicos, calidad de vida, satisfacción laboral, fatiga y algunos datos relevantes sobre su tiempo libre y su tiempo sociofamiliar, a fin de poder contrastar con los puntajes obtenidos en el MBI.
Las aplicaciones se harán preferentemente de manera individual y voluntaria, en horario de trabajo (previa cita de preferencia) y se aplicarán los instrumentos en un solo momento y ante la presencia del aplicador, para que en caso de dudas o confusiones, éstas se puedan esclarecer.
Las personas que aplicarán los instrumentos han sido previamente capacitadas para ello.
Una vez obtenidas las encuestas aplicadas, se procederá al vaciado de resultados en una sábana de Excel, para después trabajarlo en el SPSS Versión 12.
3.1 DISEÑO.
a) Tipo de Estudio:

Estudio homodémico, observacional, descriptivo, transversal y comparativo.


1) Definición del Universo.
El universo estará conformado por todos los médicos, enfermeras, asistentes médicos, trabajadoras sociales, personal de laboratorio, rayos x, archivo, farmacia, (personal que trabaja de cara a cara con el usuario del servicio o paciente) de todas las áreas, de todos los niveles, de los turnos (matutino, vespertino, nocturno y especial), hombres y mujeres, de 18 años en adelante y con más de tres meses de antigüedad desempeñando el puesto y sobre todo que acepten participar contestando las encuestas.
2) Tamaño de la Muestra.
La muestra será determinada por formula estadística de tal manera que comprobemos la presencia del Síndrome de Desgaste en un 40 % del personal encuestado. De acuerdo a ésta fórmula, nuestra muestra deberá estar compuesta por un mínimo de 576 profesionales de la salud.
Cálculo del Tamaño de la Muestra:


Fórmula = N = (Za)2 P (l –P)

j2

P=Arrojado de estudios Previos 40% (.4)



J= Precisión 4% (.4)

Confianza 95% (i – a = 0.95) (a = 0.05) (Za = 1.96 )

Sustituciones:

N = (1.96)2 (.4) (1 – .4)

(0.04)2
N= (3.84) (.4) (0.6)

(0.0016)


N = 92.16 = 576

.16

3) Definición de los Sujetos de Observación.
Profesionales de la salud, que actualmente se encuentren laborando para la SESEQ y para otras instituciones públicas y privadas, en la ciudad de Querétaro, y San Juan del Río

Se considera todo el personal médico, paramédico y de servicio, de todas las áreas de cada una de las instituciones, de todos los servicios y de todos los niveles jerárquicos. De sexo masculino y femenino, con una edad de 18 años a 65 años; con una antigüedad a partir de 3 meses de servicio en adelante y que laboren en turno: matutino, vespertino, nocturno y especial.


Personal con práctica asistencial en otro turno, o en otras instituciones ya sean públicas o privadas.
5) Criterios de Inclusión.


  • Se aplicará a todo el personal que trabaja “cara a cara” con el paciente o con los familiares del mismo tales como: médicos, enfermeras, trabajadoras sociales, asistentes médicos, personal de archivo, rayos x, farmacia; de todos los servicios y de todas las áreas.

  • Con edades de 18 a 65 años

  • De sexo masculino y femenino.

  • Que trabajen en cualquiera de los turnos: matutino, vespertino, nocturno y especial.

  • Con una antigüedad de tres meses en adelante y que acepten contestar los cuestionarios de manera voluntaria.

6) Criterios de Exclusión.




  • Personal mayor edad de 65 años.

  • Personal con antigüedad menor a los tres meses.

  • Que presenten algún impedimento físico para contestar los instrumentos

7) Criterios de Eliminación.


Serán eliminados todos aquellos cuadernillos que no halla sido contestados correctamente o que presenten información incompleta.
8) Definición de Variables y Unidades de Medida.
Variable Dependiente


VARIABLE

DEPENDIENTE

DEFINICIÓN

TIPO DE VARIABLE

UNIDAD DE MEDIDA

ESCALA DE VALORES

SÍNDROME DE DESGATE O BURNOUT

Es una respuesta al estrés laboral crónico integrado por actitudes y sentimientos negativos hacia las personas con las que se trabaja y hacia el propio rol profesional, así como por la vivencia de encontrarse emocionalmente agotado. Maslach y Jackson (1986)

Dependiente

MBI Maslach Burnout Inventory
E. E. Agotamiento emocional (9 ítems)
D. Despersonalización (5 ítems)
P. A. Realización personal en el trabajo (8 ítems)



Escala de valoración de frecuencia:
De 0 Nunca a 6 Todos los días.
Sistema de Percentiles:
Arriba del percentil 75= Alto.
Entre percentil 25 y el 75= Medio.
Por debajo del percentil 25=Bajo.







Variables Independientes

VARIABLES

INDEPENDIENTES

DEFINICIÓN

TIPO DE VARIABLE

UNIDAD DE MEDIDA

ESCALA DE VALORES

CALIDAD DE VIDA

Condiciones de vida relacionadas con el trabajo, que pueden ser relevantes para la satisfacción y motivación laboral. También abarca las propias experiencias en función de las oportunidades que el trabajo proporciona, a fin de reconciliar los aspectos de trabajo que tienen que ver con experiencias humanas y con los objetivos organizacionales (Peiró y Prieto, 1996).

Cuantitativa
Independiente



QLI
Índice de Calidad de Vida.-versión genérica-III


Escala total conformada por 4 subescalas:
Subescala de Salud y Funcionalidad; Subescala Social y Económica; Subescala Psicológica y Espiritual y Subescala Familiar.
Escala:
1 Muy insatisfecho
2 Moderadamente insatisfecho
3 Ligeramente insatisfecho
4 Ligeramente satisfecho
5 Moderadamente satisfecho
6 Muy satisfecho

(Ferrans y Powers, 1996).



DEPRESIÓN

Conjunto de emociones y cogniciones que tiene consecuencias sobre las relaciones interpersonales que establece un sujeto.



Cuantitativa Independiente

En el caso de los médicos se aplicará la "Escala de Depresión de Beck" (EDB)

En el caso de personal de salud, No Médico se aplicara la Escala para la Auto-Aplicación de la Depresión de Zung y Conde (EAAD).





Beck: 0 a 9 refleja ausencia o presencia mínima de síntomas depresivos.
De 10 a 16 indica depresión Media.
De 17 a 29 indica depresión moderada.
De 30 a 63 indica depresión severa

Escala:
0 a 9 refleja ausencia o presencia mínima de síntomas depresivos.


De 10 a 16 indica depresión Media.
De 17 a 29 indica depresión moderada.
De 30 a 63 indica depresión severa (Beck y Sterr, 1993).

Zung y Conde: cuantifica la frecuencia de los síntomas utiliza una escala tipo Likert de 4 puntos 1=raramente o nunca hasta 4=casi todo el tiempo o siempre.

De 0 a 40 Sin Depresión; de 41 a 47 Depresión Leve; de 48 a 55 Depresión Moderada; de 58 a 80 Depresión Grave. (Dueñas y Cols., 1998)


ALCOHOLISMO

Refiere la conducta del sujeto en cuanto a sus hábitos de consumo de alcohol.



Cuantitativa
Independiente



AUDIT



Escala de valores que va del 0 como conducta que nunca se presenta o "no aplica"; hasta 4 que refiere una conducta o hábito que se presenta de 4 a más veces durante la semana.

SATISFACCIÓN

Estado placentero o positivo, resultante de la valoración del trabajo o de las experiencias laborales del sujeto. (Locke, 1976:1300)

Cuantitativa

Independiente




EAV

Escala Análoga Visual



0 a 100 En el extremo de la izquierda 0, condición no óptima de satisfacción y en el extremo de la derecha 100, que implica el estado óptimo de satisfacción con respecto a lo que se le pregunta.

ANSIEDAD

Síndrome aprehensión, malestar o desasosiego que experimenta un sujeto al anticipar un peligro de origen desconocido (Cotton, 1990).

Cuantitativa
Independiente

IDARE
Medición de la Ansiedad Rasgo/Estado.

Categorías:

SXE Ansiedad Estado:

1= No en lo Absoluto; 2= Un Poco; 3= Bastante; 4= Mucho

SXR Ansiedad Rasgo:

1= Casi Nunca;

2= Algunas Veces;

3= Frecuentemente;

4= Casi Siempre.

Rangos Percentiles:

20 a 30 Sin Ansiedad Significativa; 31 a 40 Ansiedad Leve; 41 a 55 Ansiedad Moderada; 55 a 75 Ansiedad Elevada. (Spielberger y Diaz-Guerrrero, 1975)



FATIGA MENTAL O PSICOLÓGICA

Reducción de la aptitud para trabajar a causa de la actividad realizada anteriormente; tal disminución está dada por cambios bioquímicos o psicológicos. (Morales s/f)

Cuantitativa
Independiente



PSSF

Prueba de Síntomas Subjetivos de Fatiga.



Patrones:

  1. Adormecimiento o entorpecimiento.

  2. Dificultad para concentrarse.

  3. Proyección de deterioro físico.

(Yoshitake, 1978)


Las variables Intervinientes a considerar son las siguientes:

Variable

Definición

Tipo de

variable

Escala

De

Medición

Unidad

De

Medida


Edad



Años cumplidos

Cuantitativa

Demográfica



18 a 65




Sexo

Caracteres genéticos, morfológicos y funcionales, que distinguen a los hombres de las mujeres.

Demográfica

Masculino (1)

Femenino (2)



Hombre se identificará con el No. 1

Mujer se identificará con el No. 2



Edo. Civil

Conjunto de condiciones de convivencia que guarda el sujeto en sociedad.

Demográfica

Variable de acuerdo a datos reportados.

Casado/a (1)

Soltero/a (2)

Divorciado/a (3)

Unión Libre (4)

Viudo /a (5)


Jornada

Diaria

Horas que labora durante el día.

Cuantitativa

Demográfica






Se expresará de acuerdo al número de horas que labora.

Jornada

Semanal

Número de horas de trabajo acumuladas durante los días laborables

Cuantitativa

Demográfica






Se expresará de acuerdo al número de horas que reporte el sujeto.

Tipo

Institución

Establecimiento donde el sujeto lleva a cabo su actividad laboral.

Comparativa

Pública (1)

Privada (2)



Institución Pública se reportará con No. 1

Institución Privada se reportará con No. 2

Cuando labore en ambas instituciones se reportará con No.3


Turno

Horario del día o noche en que el sujeto

Desempeña su trabajo.



Comparativa

Diurno (1)

Vespertino (2)

Nocturno (3)

Especial/Acumulada (4)



Se reportará con No.1 a la jornada realizada en primer turno.

Se reportará con No. 2 a la jornada realizada en el segundo turno.

Se reportará con No. 3 a la jornada realizada en el tercer turno.

Se reportará con No. 4 a la jornada realizada en días sábado, domingo y días festivos.



Servicio

Área de ejercicio de la actividad laboral

Comparativa

De acuerdo a la división y organización del trabajo de la Institución.

Varía de acuerdo a la organización.

Tipo

Contrato

Convenio laboral celebrado entre el trabajador y la Institución, para el desempeño de sus labores

Comparativa

De base (1)

Suplente (2)

Por honorarios (3)


De acuerdo a como lo establece la LFT y STyPS o la ley que rige a las instituciones de salud pública y privada dependientes de la SESEQ.

9) Selección de las fuentes, métodos, técnicas y procedimientos de recolección de la información.


PERSONAL MÉDICO:
Para fines de éste estudio, se considerarán una serie de instrumentos propios de la evaluación clínica, que pretenden recolectar información de los sujetos, en éste caso de médicos y trabajadores de la salud sobre diferentes síntomas, hábitos y situaciones relacionadas con el estrés laboral crónico que pueden ser desencadenantes del síndrome.

La selección de tales instrumentos se hizo de acuerdo a los referentes bibliográficos y de investigación que existen respecto al estudio del Síndrome de Desgaste y que refieren la presencia e incremento (una vez desencadenado el síndrome) de una serie de síntomas o conductas de vida no sanas o en algunos casos, el desencadenamiento de psicotrastornos en orden de lo patológico.


1. Maslach Burnout Inventory (MBI).
Éste instrumento está formado por 22 ítems que se valoran con una escala de frecuencia tipo Likert, donde el sujeto valora, mediante un rango de 7 adjetivos que van de “Nunca” (0) a “Todos los días” (6), con que frecuencia experimenta cada una de las situaciones descritas en los ítems.
La factorización de los 22 ítems arroja en la mayoría de los trabajos 3 factores ortogonales que son denominados agotamiento emocional, despersonalización y realización personal en el trabajo. Estos factores constituyen las tres subescalas del MBI.
La subescala de agotamiento emocional (Emotional exhaustion) (EE) está formada por ítems que describen sentimientos de estar abrumado y agotado emocionalmente por el trabajo, la subescala de despersonalización (Despersonalization) (D) está formada por 5 ítems que describen una respuesta impersonal y falta de sentimientos hacia los sujetos objeto de atención, y la subescala de realización personal en el trabajo (Personal accomplishment) (PA) está compuesta por 8 ítems que describen sentimientos de competencia y realización exitosa en el trabajo hacia los demás.
Desde la perspectiva del diagnóstico, tanto el constructo de quemarse como cada una de sus dimensiones son consideradas como variables continuas y las puntuaciones de los sujetos son clasificadas mediante un sistema de percentiles para cada escala (Gil Monte y Peiró, 1997)

2. Índice de Calidad de Vida, QLI. Versión genérica – III Ferrans y Powers.
La consistencia de la confiabilidad interna para el QLI (escala total) esta basada en el rango de alfas de Crombach a través de 12 estudios.
El rango de Crombach para las cuatro subescalas ha sido publicado en seis de las sub escalas psicológica y espiritual y para la subescala familiar los alfa fueron suficientemente altos en 5 estudios en los rangos .66 al .83.
El contenido de validez del QLI esta soportado por el hecho de une ambos reactivos basados en una revisión extensiva de literatura de hechos relajados en la calidad de vida y en los reportes de pacientes resguardando la calidad de sus vidas (Ferrans y Powers, 1985). E soporte del contenido de validez también fue provisto, usando el índice de contenido de validez (Oleson, 1990).
3. Cuestionario de Depresión de BECK.
La escala de Depresión de Beck es uno de los instrumentos más empleados en la evaluación de síntomas depresivos en adolescentes y adultos (Beck y Steer, 1993).
Esta escala, incluye 21 reactivos de síntomas de la depresión y cada reactivo consiste en un grupo de cuatro afirmaciones, de las cuales una tiene que ser relación a la forma que se ha sentido el sujeto al que se le aplica en la última semana. Estas afirmaciones reflejan la severidad del malestar producido por síntomas depresivos y se califican de 0 (mínimo) a 4 (severo). La puntuación total de la escala se obtiene sumando los 21 reactivos, siendo 0 la mínima puntuación y 64 la máxima puntuación a obtener.

Los puntos de corte de la escala se emplean para hacer una categorización de la severidad de la depresión por lo que una puntuación de 0 a 9 refleja la ausencia o presencia mínima de síntomas depresivos; de 10 a 16 indica una depresión media; de 17 a 29 reflejará una depresión moderada y puntuaciones de 30 a 63 indican una depresión severa (Beck y Steer, 1993).


El estudio de validación de esta escala fue realizado en Buenos Aires, Argentina, por Bonicatto y cols. (1998). La escala fue aplicada a un total de 608 personas que radicaban en la ciudad de La Plata.

El estudio de validez y reproductibilidad en México fue realizado por Torres-Castillo y Cols. (1991) en el cual se aplicó la EDB a 96 pacientes que acudían a un hospital de tercer nivel de la ciudad de México (Instituto Nacional de cardiología “Dr. Ignacio Chávez”).

Se puede concluir que la versión en español de la EDB posee propiedades psicométricas adecuadas para la evaluación de síntomas depresivos en poblaciones de habla hispana debido a los diversos resultados clinimétricos obtenidos en los estudios realizados en los que fue aplicado el instrumento en México y en otras poblaciones de habla hispana.

4. Cuestionario AUDIT (para alcoholismo)
Este instrumento consta de una serie de diez preguntas relacionadas con los hábitos sobre el consumo de alcohol que tiene el sujeto. Cada pregunta presenta cinco posibilidades de respuesta que van desde el 0 que significa Nunca, hasta el 4 que refiere la una frecuencia mayor a cuatro veces por semana.

A mayor puntaje, mayor presencia del hábito de consumo de bebidas embriagantes.


5. Escala Análoga Visual (EAV) (Satisfacción).
La EAV es una herramienta de evaluación que se utiliza principalmente en uso clínico. Para fines de esta investigación una adecuación a fin de utilizar la escala con fines de medir de manera directa la satisfacción del personal médico; así, se trazó una escala en forma de línea recta de 10 centímetros. En el extremo de la izquierda el 0, indica una condición no óptima de satisfacción y el de la derecha el 100, que implica el estado óptimo de satisfacción con respecto a lo que se le pregunta.
Las EAV es una herramienta que permite captar experiencias subjetivas que en ocasiones resultan difíciles de describir con palabras, por lo que no es conveniente poner palabras o números que describan situaciones intermedias, sólo en los extremos. Esto es necesario porque, de lo contrario, existe tendencia a sobre calificar en los puntos intermedios.
En este estudio, la dimensión a medir es la satisfacción hacia su trabajo por lo que la sumatoria de varias EAVs permitirá evaluar los aspectos específicos que entre sí explican la dimensión a medir.


PROFESIONALES DE LA SALUD NO MÉDICOS:
Para el grupo de personal no médico, se ha considerado aplicar junto con los instrumentos: Maslach Burnout Inventory MBI, Índice de Calidad de Vida, QLI, Cuestionario AUDIT, Escala Análoga Visual EAV, otros tres instrumentos diferentes a los que se habrán de aplicar al personal médico, de los cuales se da a continuación una breve descripción de sus principales características:

  1. Inventario de Ansiedad: Rasgo-Estado (IDARE). Spielberger, C. D. y Diaz-Guerrero, R.

Este inventario es la versión en español del STAI (State-Trait-Anxiety-Inventory) esta constituido por dos escalas de autoevaluación separadas que contienen veinte afirmaciones cada una; se utilizan para medir dos dimensiones distintas de la ansiedad:




    • La primera escala mide la Ansiedad-Rasgo SXR (A-Rasgo), la cual describe como se siente generalmente el sujeto encuestado. Permite evaluar el grado en que el sujeto es afectado por problemas de ansiedad neurótica.

    • La segunda escala mide la Ansiedad-Estado SXE (A-Estado), esta pide al sujeto encuestado que indique como se siente en determinado momento. permite evaluar el nivel de ansiedad transitoria; evaluando además otras características que involucran sentimientos de tensión, nerviosismo, preocupación y aprensión.

El instrumento en cuestión está diseñado para ser autoaplicable y es posible su aplicación de forma individual como en grupo, ha sido utilizado de manera amplia en la medición de la ansiedad en diversos grupos: estudiantes de bachillerato y profesional; en sujetos con ansiedad inducida por procedimientos experimentales de tensión; sujetos con ansiedad transitoria como clientes y pacientes en orientación, psicoterapia del comportamiento o en pabellones psiquiátricos.


De los conceptos de Ansiedad Rasgo (A-Rasgo) y Ansiedad Estado (A-Estado). La A-Rasgo, se relaciona con las diferencias individuales, relativamente estables, en la propensión a la ansiedad. Esto es, son las diferencias de las personas en cuanto a su forma particular de responder a situaciones percibidas como amenazantes con elevaciones en la intensidad de la A-Estado. (Spielberger y Diaz-Guerrero, 1975: 1).
De acuerdo a Atkinson (1964), la A-Rasgo tiene características de “motivos”, locución que Campbell (1963) lo conceptúa como disposiciones conductuales adquiridas; estas disposiciones permanecen latentes hasta que señales de una situación las activan. Las disposiciones conductuales adquiridas están relacionadas con experiencias que predisponen al individuo a percibir las diversas situaciones de la vida en determinada manera, así como a manifestar tendencias de respuesta consistes con su percepción.
Es posible considerar en lo general, que sujetos quienes califican alto en A-Rasgo, también presentarán con mayor frecuencia elevada la calificación en A-Estado. Esta es por que los sujetos tienden a reaccionar a un mayor número de situaciones como si fueran peligrosas o amenazantes (Spielberger y Diaz-Guerrero, 1975: 2).


  1. Escala de Autoaplicación de la Depresión (EAADZ-C) de Zung-Conde.

La Escala Autoaplicada de Depresión de Zung (Self-Rating Depression Scale, SDS), desarrollada por Zung en 1965, es una escala de cuantificación de síntomas de base empírica y derivada en cierto modo de la escala de depresión de Hamilton, ya que al igual que ella da mayor peso al componente somático-conductual del trastorno depresivo. Es probablemente una de las primeras en validarse en España (Conde y Cols. 1970) y ha tenido una amplia difusión.

Es una escala autoaplicada que la conforman 20 frases relacionadas con la depresión, formuladas la mitad en términos positivos y la otra mitad en términos negativos. La lista de las declaraciones se refiere a una característica específica y común de la depresión. Representan los síntomas reconocidos como desórdenes de la depresión.

Tienen gran peso los síntomas somáticos y los cognitivos, con 8 items para cada grupo, completándose la escala con dos items referentes al estado de ánimo y otros dos a síntomas psicomotores.

El sujeto cuantifica no la intensidad sino solamente la frecuencia de los síntomas, utilizando una escala de Likert de 4 puntos, desde 1 (raramente o nunca) hasta 4 (casi todo el tiempo o siempre).

El marco temporal no está claramente establecido, y así en unas versiones se le pide al paciente que evalúe la frecuencia de los síntomas de modo indeterminado o con una expresión tal como “recientemente” 1, en otras se hace referencia a “su situación actual” 2, o a la semana previa 3. Para el caso de la presente investigación, nos interesa que el sujeto conteste los ítems tomando en cuenta su situación en el preciso momento de la aplicación.

Para tal efecto se ha escrito en las instrucciones del instrumento que las preguntas están en relación a su situación actual. Las instrucciones que se utilizan son las que siguen: “Para cada una de las siguientes preguntas indique con qué frecuencia experimenta el síntoma o el sentimiento descrito de acuerdo a como se siente en este preciso momento:

Interpretación.

La escala de Likert de cada item puntúa de 1 a 4 para los de sentido negativo, o de 4 a 1 para los de sentido positivo; el rango de puntuación es de 20 – 80 puntos.

El resultado puede presentarse como la sumatoria de estas puntuaciones, o como puntuación normalizada (suma de las puntuaciones de cada item expresada como porcentaje de la máxima puntuación posible), oscilando en este caso el rango de valores entre 20 y 100.


DE 0 A 40 PUNTOS: SIN DEPRESIÓN

DE 41 A 47 PUNTOS: DEPRESIÓN LEVE

DE 48 A 55 PUNTOS: DEPRESIÓN MODERADA

DE 56 A 80 PUNTOS: DEPRESIÓN GRAVE

Dueñas y Cols. 1998. El libro de los tests, Temas de Hoy. Nº. 66. México


  1. Prueba de Síntomas Subjetivos de Fatiga (PSSF) de H. Yoshitake.

La fatiga es un problema de salud ocupacional que tiene repercusiones a corto y largo plazo en la morbilidad en el trabajo. Es la fatiga una sensación compleja, integrada por síntomas físicos y psíquicos, que ubica a quien la percibe en un continuo que va desde sentirse bien hasta estar exhausto; constituye un sistema de evaluación de la integridad del individuo y un factor determinante en la disposición para realizar alguna tarea. (Barrientos, Martínez, Méndez 2004:517).
Para evaluar la fatiga se han desarrollado diversos instrumentos que, a través de indicadores fisiológicos o de pruebas subjetivas, permitan estimar su intensidad y características. Una de ellas es la Prueba de Síntomas Subjetivos de Fatiga (PSSF), que fue desarrollada por el Comité para la Investigación de la Fatiga Industrial, La Prueba de Síntomas Subjetivos de Fatiga cuya elaboración se le atribuye a H. Yoshitake de la Asociación de Salud Industrial del Japón, en 1954.

La PSSF es un instrumento integrado por 30 reactivos que exploran la presencia de síntomas que originalmente fueron clasificados en tres grupos: físicos, mentales y neurosensoriales (Saito, Kogi y Kashigawi, 1970) sometieron a validez factorial el instrumento obteniendo tres factores:



  1. Somnolencia y Pesadez, Trabajo No caracterizable.

  2. Dificultad para Concentrarse. Trabajo con predominancia de esfuerzo Mental.

  3. Proyección de Malestar Físico. Trabajo con predominancia de Esfuerzo Físico.

Yoshitake en 1978 relacionó el primer factor con trabajo indiferenciado, el segundo con trabajo mental y el tercero con trabajo físico; adicionalmente propuso la calificación de la prueba a través del porcentaje de respuestas afirmativas. Almirall y Reyes en 1982 validaron por criterio la PSSF en población cubana. Su aplicación en Cuba, México, Venezuela y Brasil ha incluido periodistas, controladores de tránsito aéreo, trabajadores siderúrgicos y de la industria refresquera; así mismo, la utilidad de la PSSF ha sido constatada en el estudio integral de pacientes con diversas patologías. (Barrientos, Martínez, Méndez, 2004:517)


El índice de fatiga se calcula siguiendo la fórmula:

Frecuencia de quejas de fatiga:

Número de respuestas “SI”

------------------------------------ X100

Número de Reactivos





FICHA DE DATOS GENERALES
Ficha de datos generales que incluye un pequeño apartado sobre el uso del tiempo extra laboral, sobre parcelas de uso del tiempo libre, tiempo socio familiar y tiempo de sueño.
El estudio en su primera fase se llevará a cabo en instituciones públicas, dependientes de la Secretaría de Salud del Estado de Querétaro: Hospital General de Querétaro, Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer de Querétaro, Centro Comunitario de Salud Mental de Querétaro; y del Instituto Mexicano del Seguro Social, Hospital General Regional No. 1 de Querétaro y Hospital General de Zona No. 3 de San Juan del Río, Qro.; la Unidad de Medicina Familiar No. 23 (por confirmar) y el Hospital Infantil “Federico Gómez” de la ciudad de México, D. F.
10) Prueba Piloto.
Se realizará el Piloteo de los instrumentos con una población de 100 sujetos de la facultad de medicina, psicología, trabajadoras sociales y especialistas durante el mes de mayo del 2005, en las instalaciones del CECOSAM a fin de obtener datos sobre el tiempo de aplicación, el entendimiento y manejo de los instrumentos a utilizar.
11) Definición del plan de procesamiento y presentación de la información.
La información una vez aplicadas las encuestas (y que no presenten errores u omisiones), serán vaciadas a una base de datos de Excel, creada ex profeso para éste estudio, para posteriormente pasarla para su procesamiento estadístico al programa SPSS, Versión 12.


  • Análisis univariado: Variables Nominales: porcentajes, variables numéricas: medidas de tendencia central y de dispersión.

  • Análisis Bivariado: para comparar variables nominales Chi cuadrada y para comparar variables numéricas: Prueba T y ANOVA (previa prueba de normalidad de los datos). Coeficiente de correlación de Pearson.

  • Análisis Multivariado: Análisis de Regresión Logística.

12) Consideraciones éticas.



  • Confidencialidad de resultados.

  • Aceptación voluntaria para contestar los instrumentos.

  • Si alguno sujeto encuestado lo solicita, se le ofrecerán los resultados y en caso de ser necesario se le brindara atención especializada para superar síntomas.

13) Medidas de seguridad.




  • De acuerdo al Reglamento General de Investigación, y a la Declaración de Helsinki, está considerada como de “Bajo Riesgo”.

3.2. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS


Apiquián A., Fresán H. Nicolini. (2000) Evaluación de la Psicopatología. Escalas en español. Edilasher. México.
Almirall P, Reyes M. Relación entre índices subjetivos y objetivos de fatiga. Validación de una prueba. Rev Cub Hig Epid 1982; 20: 239-248.
Alonso-Fernández F., Psicopatología del Trabajo. EdikaMed. Barcelona 1997.

Alonso-Fernández F., Redondo Granado MJ. Prevención en Salud Mental dirigida a profesionales de Atención Primaria. En: Guía de Salud Mental en Atención Primaria. PAPPS-SemFYC, 2001.

Bargellini A, Barbieri A, Rovesti S, Vivoli R, Roncaglia R, Borella P. “Relation between inmune variables and burnout in a samples of physicians” Dipartimento di Scienze Igieniatiche, Microbiologiche e Biostatiche, Via campi 287, I-41 100 Modena, Italy. Occup Environ med, 2000 Jul;57(7):453-7.
Belloch Garcia SL, Renovell Farre V, Calabuig Alborch JR, Gomez salinas L., “The profesional burnout síndrome in resident physicians in hospital medical specialties” Servicio de medicina Interna, Hospital Universitaria La Fe, Valencia. An Med Interna, 2000 Mar; 1783):118-22.
Bermúdez D, Pando Moreno, Pérez castellanos J, Flores salinas, Arellano G, González de Mendoza. “PREVALENCIA DEL ESTRÉS Y EL SÍNDROME DEL QUEMADO EN LOS TRABAJADORES DE LA SALUD EN CD. GUAYMAS, VENEZUELA”. Guadalajara, Jal. Departamento de Salud Pública
Universidad de Guadalajara.
Bovier PA, Perneger TV. “Predictors of work satisfaction among physicians” Departament of Community Medicine, and Quality of Care Unit, Geneva University Hospitals, Switzerland. Eur J Public Health. 2003 dec;13(4):299-305.
Catalan J, Burgues A, Pergami A, Hulme N, Gazazard B, Phillips R. “The psychological impact on staff of caring people with serious diseases: the case of HIV infection and oncology” Academic Departament of Psychiatry, Charing Cross & Westminster medical school, London, UK. Psychosom res, 1996 Apr;40(4):425-35.
Brugera Miguel. LA INSATISFACCIÓN DE LOS MÉDICOS. President del Collegi de Metges de Barcelona. Publicat a "Jano", 9-15 de abril de 1999. http://www.geocities.com/esalac/medicosburnout.html
Buendía José, Editor, Estrés laboral y salud, Biblioteca Nueva, Madrid, 1998.

Cebría J, Segura J, Corbella S, Sos P, Comas O, García M et al. Rasgos de personalidad y burnout en médicos de familia. Aten Primaria 2001; 27: 459-468.


Cebria J., Sobreques J., Rodríguez C., Segura J. “Influence of burnout on pharmaceutical expediture among primary care physicians” EAP JCS- Granollers Sur, Barcelona Universitat Ramón Llull. FPCE Blanquerna Barcelona. España. Gae. Sanit. 2003 Nov-Dec:17(6):483-9.
Deckard G.J., Hicks LL., Hamory BH. “The occurrence and distribution of burnout among infectious diseases physicians” Health Services Administration, Florida International University, Miami. J. Infect Dis, 1992 Feb,165(2):224-8. PMID: 1730889(PubMed – indexed for MEDLINE).
De las Cuevas C, González de Rivera JL, De la Fuente JA, Alviani M, Ruiz Benitez A. “Burnout and reaction to stress” Servicio Canario de Salud, Cátedra de psiquiatría de la Universidad de La Laguna. Rev Med Unit Navarre. 1997 Apr-Jun; 41(2):10-8.
Diaz Gonzalez R.J., Hidalgo Rodrigo J. “The burn-out syndrome in physicians of the public health system of a health area” Unidad de Psiquiatría, Hospital Nuestra Señora de Sonsoles, Avila. Rev Clin Esp. 1994sep:194(9):670-6.
Felton J. S. “Burnout as a clinical entity—its importance in health care workers”. Departament of Medicine, University of California, Irvine, USA. Occup Med (Lond). 1998 May; 48(4):237-50.
Flórez Lozano José., (1994), Síndrome de “Estar Quemado”. EdiKaMed. Barcelona.
Gil-Monte, P. R. (2000). Aproximaciones psicosociales y estudios diagnósticos sobre el síndrome de quemarse por el trabajo (burnout). Monográfico, Revista de Psicología del Trabajo y de las Organizaciones,16 (2):101-102.

Gil-Monte, P. R. (2001). Validez factorial de la adaptación al español del Maslach Burnout Inventory -General Survey- (MBI-GS) en una muestra de policías municipales. Salud Pública de México, en prensa.

Gil-Monte, P. R. y Peiró, J. M. (1997). Desgaste psíquico en el trabajo: el síndrome de quemarse. Madrid: Síntesis.

Gil-Monte, P. R. y Peiró, J. M. (1999). Validez factorial del Maslach Burnout Inventory en una muestra multiocupacional. Psicothema, 11(3): 679-689.

Gil-Monte, P. R., Peiró, J. M. y Valcárcel, P. (1998). A model of burnout process development: An alternative from appraisal models of stress. Comportamento Organizacional e Gestao, 4(1): 165-179.

Freudenberger H. Staff Burn-out. J Soc Issues 1974; 30:159-166.

Graham J, Ramirez AJ, Cull A, Fintay I, Hoy A, Richards MA. “Job stress satisfaction among palliative physicians” Imperial cancer Research Fund Clinical Oncology Unit, Guy´s Hospital, London, UK. Palliat med, 1996 Jul;10(3):185-94

Gras L. Magnani K. “Psychiatric morbidity and burnout in the medical profession: an Italian study of general practitioners and hospital physicians”. Department of medical Sciences of Communication and Behavior, section of Psychiatry, Consultation-Liaison Psychiatry and Psychoncology Service, University of Ferrera, Italy, L.grassi@dns.unife.it. Psychoter Psychosom. 2000 Nov-Dec;69(&):329-34.

Goldberg R, Boss RW, Chan L. Golldberg J, Mallon WK, Moradzadeh D, Goodman EA, McConkie ML. “Burnout and its correlates in emergency physicians: four years’ experience with a wellness booth”. Departament of Emergency Medicine, University of Southern California medical center, Los Angeles, USA. Acad Emerg Med. 1996 Dec;3(12):1156-64.
González Pablo R, Suberviola González JF. “The prevalence of the burnout syndrome or professional exhaustion in primary care physicians” Centro de Salud Arrabal, Zaragoza. Aten Primaria. 1998 Nov 30; 22(9):580-4.
Guntupalli KK, Fromm RE Jr. 2burnout in the internist--- intensivist” Departament of Pulmonary/Critical care medicine, Baylor College of medicine, Houston, Texas, USA. Intensive care med. 1996 Jul:22(7):625-30.

Harrison, W.D. (1983). A social competence model of burnout. En: Farber, B. A. (Ed.), Stress and burnout in the human services professions (pp. 29-39). New York: Pergamon Press.

Hidalgo Rodrigo I, Diaz González RJ. “Study of the influence of labor and sociodemographic factory on the development of professional burnout syndrome in the area of specialized medicine of INSALUD in Avila” Unidad de psiquiatría, Hospital Nuestra Señora de Sonsoles, Avila. Med Clin (Bare). 1994 Oct 8;103(11):408-12..

Kirwan M, Armstrong D. “Investigation of burnout in a sample of British general practitioners” United medical School of Guy’s Hospital, London. Br J Gen Pract. 1995 may; 45(394):259-60.

Kital E, Kushnir T, Hertz M, Melamed S, Vigiser D, Granec M. “Correlation of work structure and job satisfaction aming Israeli family physicians” Departament of Family medicine, Sackler faculty of Meicine, Tel Aviv University, Israel. Isr Med Assoc L. 1999 dec;1(4):236-40.

Korkeila JA, Toryry S, Kumpulainen K, Toivola JM, Rasanen K, Kalimo R. “Burnout and self-perceived health among Finnish psychiatrists and child psychiatrists: a national survey. Seand J Public Health. 2003;31(2):85-91.

Kushnir T, Cohen AH, Kital E. Occupational Health and Rehabilitation Institute, Ra’anana, Israel. “Continuing medical education and primary physicians job stress, burnout and dissatisfaction” Med Educ. 2000 Jun:34(6):430-6.
Lee H, Song R, Cho YS, Lee GZ, Daly B. “A comprehensive model for predicting burnout in Korean nurses” Departament of Nursing, Pusan national University, Suh-Gu, Pusan, South Korea. J. Adv. Nurs. 2003 Dec;44(5):534-45.
Lerman Y, Melamed S, Shragin Y, Kushnir T, Rotgoltz Y, Shirom A, Aronson M. “Associatation between burnout at work and leukoeyte adhesiveness/aggregation” Occupational Health and rehabilitation Institute, Raànnana, and Sackler faculty of medicine, Tel – Aviv University, Israel. Psychosom Med, 1999 Nov – Dec;61(6):828 – 33.
Levar Kushnir T. Levar, A. H. C, Cohen. National Institute of Ocupationsl and Environmental Health. Ra`anana. Israel. “Are burnout levels increasing? The experience of Israel primary care physicians”. Talmak@bgu.ac.il .Isr Med Assoc J. 2004 AUG:6(8):451-5
Maslach C. Y Jackson S.E., MBI Inventory “Burnout” de Maslach. Síndrome del “Quemado” por estrés laboral asistencial. Manual. TEA. Publicaciones de Psicología Aplicada. Serie menor núm. 211. Madrid 1997.
McCranie EW, Brandsma JM. “Personality antecedents of burnout among middle-aged physicians” Departament of Psychiatry and health Behavior, medical College of Georgia, Augusta. Behave Med. 1988 Spring; 14(1):30-6.
Molina Siguero A, Garcia Pérez MA, Alonso Gonzalez M, Cecilia Cermeno P. “Prevalence of worker burnout and psychiatric illness in primary care physicians in a health care area in Madrid”. Medico de familia. Centro de Salud Presentación sabio. Área 8 de Atención Primaria. Madrid, España. Aten primaria. 2003 may 31:31(9):564-71
Mural.com negocios Afecta el desgaste Laboral. Por Arturo Rivero Mural.

http://www.mural.com/negosios/articula/357299 9-marzo.04
Olkinuora M. Asp S, Juntunen J. Kauttu K, Strid L, Aarimaa M. “Stress symptoms, burnout and suicidal thoughts in Finnish physicians” Institute of Occupational Health, Helsinki, Finland. Soc. Psychiatry Psychiatr Epidemiol. 1990 Mar: 25 (2):81-6.
Prieto Albino L, Robles Aguero E, Salazar Martínez LM, Vega E. Daniel. “Burnout in primary care doctors of the province of Cáceres” EAP san Jorge. Cáceres, Spain. Aten Primaria, 2002 Mar 31;29(%):294-302.
Peiró José María, Prieto Fernando. Tratado de Psicología del Trabajo Volumen I: Aspectos psicosociales del trabajo, Editorial Síntesis, España, 1996: 347-349.
Ramírez A. J., y Cols. “Burnout and psychiatric disorder among cancer clinicians” Imperial cancer Research Fund Clinical Oncology Unit, Guy´s Hospital, London, UK. Br J Cancer. 1995 Jun;71(6):1263-9.
Richardsen AM, Burke RJ. “Occupational stress and job satisfaction among physicians: sex differences” Faculty of Administrative Studies, York University, Ontario, Canada. Soc sci Med. 1991;33(10):1179-87.

SANIDAD. El 80% de los médicos de familia han estado hartos de sus pacienteshttp://www.lavozdegalicia.es/se_sociedad/noticia.jsp?CAT=105&TEXTO=2512936.

Snobbe JR, Radeliffe T. Weisberger C, Richards M. Kelly J. “Burnout among primary care physicians and mental health professionals in a managed health care setting” Psychol rep. 1989 Dec:65 (3 Pt 1):775-80.
Spielberger Charles, y Diaz-Guerrero Rogelio, Inventario de ansiedad rasgo-estado. El Manual Moderno, México, 1975:1-9.
Spielberger Charles, Tensión y ansiedad, Harper & Row Latinoamericana, Colombia, 1980: 4-17
Thomasen HV, Lavanchy M, Connelly I, Berkowitz J, Grzybowski S. “Mental health, job satisfaction, and intention to relocate. Opinions of physicians in rural British Columbia. Departament of Community health, University of Northern British Columbia, Prince, George. Can Fam Physician, 2001 Apr;47:737-44.
Tzischinsky O.Zohar D, Epstein R, Chillag N. Lavie P. “Daily and yearly burnout symptoms in Israel shift work residents” center for Work Safety and Human Engineering, Technion-Israel Institute of Technology, Haifa, Israel. J Hum ergol (Tokyo), 2001 Dec;30(1-2)357-62.
Vahey DC, Aiken LH, Sloane DM, Clarke, Vargas D. “Nurse burnout and patients satisfaction” Mount Sinai Medical Center, Departament of Nursing, New York , NY, USA. Med Care, 2004 Fed;42(2 Suppl):1157-66.

Yoshitake H. Three characteristic patterns of subjective fatigue symptoms. Ergonomics 1978; 21 (3): 231-233.


4. DATOS DE IDENTIFICACIÓN
Mtra. Blanca Yasmín Montúfar Corona.

Maestra Investigadora en Psicología del Trabajo y Proceso de Trabajo de la Facultad de Psicología de la UAQ

Tels. 216-18-41 y 216-31-03 Ext. 109 / 192 12 74 y 192 13 24 Ext. 6310 FAX, recibe las 24 horas.

montufarcorona@yahoo.com


Lic. José Trinidad Muñoz.

Maestro Investigador en Psicología del Trabajo y Proceso de Trabajo de la Facultad de Psicología y Enfermería de la UAQ

Tels. 216-18-41 y 216-31-03 Ext.109 / 192 12 74 y 192 13 24 Ext. 6310 FAX, recibe las 24 horas.

munozjoset@hotmail.com


Asesor Externo:
Maestro en Ciencia Médicas: Dr. Luis Guillermo Almeida Montes. Jefe de Investigación del Centro Comunitario de Salud Mental de Querétaro (CECOSAM).
Colaboradores:
Dra. María Teresita Ortiz Ortiz

Jefa de Enseñanza e Investigación, Hospital General de Querétaro, SESEQ.


Mtra. Ma. Guadalupe Rivera Ramírez

Directora de la Fac. de Psicología, UAQ.


Lic. en Psi. Ana Olivia Hernández García.

Departamento de Investigación del C.E.C.O.S.A.M. S.E.S.E.Q.


Alumnos de la Licenciatura en Psicología del Trabajo.

Alumnos de la Licenciatura en Medicina.




* Ponencia que se presenta al Encuentro Regional de la Asociación Mexicana de Estudios del Trabajo, los días 26 y 27 de mayo del 2005, en la ciudad de Querétaro, Querétaro. La información que se expone en esta ponencia proviene de una investigación más amplia iniciada en el año del 2001 por Patricia Ravelo, sobre acciones colectivas en torno de la violencia sexual y de género en Ciudad Juárez, auspiciada por el CIESAS y financiada por el CONACYT; y del trabajo de campo que los dos autores de la ponencia llevaron a cabo en Ciudad Juárez entre mayo y junio del 2004.

** Profesores-Investigadores del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS, D.F.).

1 AMAC, Historia y Perspectivas de la Industria Maquiladora, Ciudad Juárez, Chihuahua.

2 Estos parques son el Bermúdez, Fuentes Befer, Rio Bravo, Juárez-Gema-Fernandez, Aztecas, Jilotepec-Intermex-Salvarcar, Aeropuerto, Panamericano y Omega (AMAC, Industria Maquiladora 2003, Ciudad Juárez, Chihuahua.

3 Entrevista, Ciudad Juárez, 4 de agosto de 2003.

4 Rodríguez, Sandra “Aumenta $1.59 el mínimo en Juárez” en Diario Digital



Compartir con tus amigos:
1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   19


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos