Retroceso laboral, discriminación y riesgo en las maquiladoras


EL COMPORTAMIENTO DE LA MAQUILA EN QUERÉTARO



Descargar 2.82 Mb.
Página12/19
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño2.82 Mb.
Vistas489
Descargas0
1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   ...   19

EL COMPORTAMIENTO DE LA MAQUILA EN QUERÉTARO

Marco Antonio Carrillo Pacheco


marco@uaq.mx

José Juan Martínez Juárez

jjuan@uaq.mx

Jorge Antonio Lara Ovando21

ovalar@uaq.mx
I. La situación de la industria en Querétaro

La nueva administración estatal iniciada en 2003 formuló en el Plan de Desarrollo 2004-2009 (SEDESU, 2004) el objetivo de impulsar la competitividad a nivel industrial para promover mayores inversiones, derrama económica y una búsqueda por generar más y mejores empleos. Una de las líneas estratégicas significativas fue la de fomentar el vínculo entre las empresas con la finalidad de que el desarrollo y la transferencia de tecnología quedara al alcance de las micro y pequeñas empresas. La atracción de empresas se viene manifestando en los esfuerzos por convertir a la entidad en un polo de innovación científica y tecnológica y el asentamiento de importantes centros de investigación, lo cual quedó de manifiesto con el notable incremento en el número de establecimientos industriales en el año 2000 (4,195) las micro y pequeñas industrias representan el 72.7%, mientras que las medianas y grandes el 27.3%.

Si bien los establecimientos industriales se encuentran diversificados en cuanto al tipo de producto, tomando en cuenta el monto del valor agregado, el personal ocupado y las remuneraciones pagadas (SEDEC, 1991; SEDESU, 2003), desde la década de los 90 se mantiene la presencia importante del subsector de maquinaria y equipo, seguido del subsector de alimentos y bebidas. Respecto a los trabajadores, hay un total de 204,796 trabajadores, de los cuales 140,101 (68.41%) son obreros y 64,695 (31.59%) empleados, lo que da una proporción de 2.2 obreros por empleado. Además, existe una elevada concentración del personal ocupado en los 5 municipios del corredor industrial Querétaro–San Juan del Río, pues agrupan al 96.4 % del total (SEDESU, 2003).
I.1. El comportamiento de la Inversión Extranjera Directa

La captación de la Inversión Extranjera Directa (IED) constituye una fuente primordial de recursos para el crecimiento de la entidad. La puesta en vigor del TLC generó fuertes expectativas en el crecimiento de empresas orientadas a la exportación y en la expansión del capital privado extranjero. De acuerdo a las entrevistas realizadas, los empresarios mencionan que el TLC generó una alta demanda de sus productos por lo que se convirtió en una oportunidad para que varias empresas de este género vinieran a instalarse en el estado, trajo también la posibilidad de diversificar y ampliar las relaciones con clientes del extranjero además de adquirir la experiencia y conocimientos de las empresas que se trasladaron a nuestro país.

No obstante, el sector no experimentó los grandes cambios augurados ya que el comportamiento del sector siguió siendo semejante a los años anteriores a la apertura comercial. Según los datos de la Secretaría de Economía para el primer trimestre de 2004, el estado contaba con 441 empresas que recibieron inversión extranjera, este número representó el 1.5% de un total de 29,229 empresas registradas en el país que recibieron este tipo de inversión. La proporción más considerable de la inversión extranjera fue destinada al sector manufacturero, sin embargo, tanto el sector servicios como el de comercio han recibido una importante inversión sobre todo en los últimos años. En el otro extremo, resalta la escasa inversión destinada al sector agropecuario.

En lo que respecta al comportamiento de la IED a lo largo del periodo de 1999 hasta las cifras correspondientes al primer trimestre de 2004, las empresas ubicadas en el estado de Querétaro recibieron una inversión extranjera de 600.7 millones de dólares (mdd), cifra que corresponde al 0.7% de la IED que para toda esta etapa se realizó en el país y cuyo total fue de 87,358.3 mdd.



En el entorno regional, la IED fue de 2,476.6 (mdd) para todos los estados que conforman la región Centro-Norte del país. Querétaro logró captar el 24.2% de ese total, ubicándose en el tercer lugar de la captación de la inversión extranjera que durante el periodo se llevó a cabo en la región. Es importante mencionar que se incrementó significativamente la IED con respecto al periodo anterior –1994-1999–, donde se obtuvo una captación de 377 millones de dólares; dicho incremento se explica, en parte, por la fuerte participación de los capitales en las maquiladoras y la atractividad que el estado representa para la inversión.

I.2. La maquila de exportación. Su presencia en Querétaro

En referencia específica al sector objeto de estudio, las cifras de la Secretaría de Economía, Delegación Querétaro para el año 2004, contienen un registro de 19 empresas maquiladoras cuyo producto está destinado principalmente a la exportación, la producción se orienta a la rama textil; metálica y autopartes; eléctrica y electrónica; para todos ellos su mercado preferente es el estadounidense.

A inicios de los años 90 las políticas gubernamentales estatales inician la atracción decidida de maquiladoras (SEDEC, 1991); posteriormente, al sobrevenir la crisis de 1994-95 (Salas, 2003), la maquila logró esquivar los efectos negativos debido, en parte, a la apertura comercial a través del TLC y por sus ventas hacia los Estados Unidos (Carrillo, Martínez y Lara, 2004a). En los años subsiguientes (1996-2000) se pretendió darle un mayor impulso a este sector, puesto que representaba una oportunidad para generar nuevos empleos y consolidar la industria del vestido y de la confección con miras a la exportación.

Es de resaltarse que la dinámica industrial en el estado no ha seguido un patrón homogéneo de desarrollo, más bien, ha respondido a políticas sexenales donde los cambios no obedecen a una perspectiva de largo plazo sino a lógicas casi personales de los gobernantes en turno. De ahí que los cambios tan rápidos hacen que los empresarios no apliquen políticas de crecimiento a largo plazo y prefieran esperar los dictados de inicios de sexenio para saber hacia donde dirigir sus inversiones.

Además, hay una queja generalizada de los excesivos trámites burocráticos para instalarse en el estado; al respecto, uno de los empresarios nos comentó lo siguiente: “Abrir una empresa maquiladora en México es difícil, para hacerlo se deben obtener toda una serie de permisos especiales de importaciones temporales en donde el tiempo de respuesta de las autoridades es demasiado lento y problemático; en cualquiera de las actividades productivas el tiempo juega un papel muy importante debido a que el mercado es muy dinámico y no se le puede o debe pedir al cliente tiempos de espera largos para la entrega de los pedidos, sobre todo, cuando ese tiempo tiene que ver con la solicitud de ciertos trámites, en el mejor de los casos son veinte días hábiles los que tienen que transcurrir para saber si se otorga la autorización para la importación de los insumos o para la exportación de las mercancías producidas”.

Cuadro I.1



Maquila de exportación por rama económica, 1991-2004

Rama

1991

1992

1993

1994

1995

1996

1997

1998

1999

2000

2001

2002

2003

2004

Alimentos y bebidas

1

1

1

1

1

1

1

1

1

0

0

0

0

1

Eléctrica y electrónica

1

2

2

2

2

1

1

1

0

4

2

2

3

3

Madera

0

1

1

0

1

0

1

0

0

0

0

0

0

0

Papel, imprenta y editorial

0

0

0

0

0

0

1

0

0

1

0

0

0

0

Productos metálicos y autopartes

2

2

2

3

1

3

4

5

4

3

4

5

3

4

Química, caucho y plástico

1

0

0

0

1

0

1

1

1

2

0

0

1

1

Textil

11

13

13

13

20

26

41

33

5

5

3

4

6

8

Otras industria

0

0

0

0

0

1

0

1

1

3

5

8

6

6

Total

16

19

19

19

26

32

50

42

12

18

14

19

19

23

Fuente: Para el año de 1991: SEDEC, (1991) “Anuario Económico 1991”. Gobierno del Estado, p. 196; para el año 1992 y 1993: SEDEC (1994) “Anuario Económico 1994”. Gobierno del Estado, p. 191; para los años 1994-2002, SEDESU (2003) “Anuario Económico 2003” Gobierno del Estado, p. 198; para los años 2003 y 2004 elaboración propia con base en información de la Secretaría de Economía, Delegación Querétaro y de las propias empresas.

En octubre de 1997 con el arribo al gobierno estatal del Partido Acción Nacional (PAN), se anunció la política económica de esa administración (Gobierno del Estado, 1998), en primer término, se estableció la prioridad de impulsar estrategias regionales que equilibraran el desarrollo del estado donde las diferencias entre la industria y el campo no fueran tan marcadas, en segundo lugar, se fijó la posición gubernamental de apoyar la instalación de empresas demandantes de mucha mano de obra. Apoyados en ambos criterios se implantaron las condiciones para fortalecer la inversión de empresas maquiladoras tanto en los corredores industriales existentes como en las regiones más apartadas de la geografía queretana. En el Plan de Desarrollo (1998: página electrónica) se menciona el objetivo de impulsar planes de instalación de empresas maquiladoras en todas las regiones del estado, sin embargo, las empresas se concentraron en el centro del estado y no se interesaron en invertir en la zona serrana que es la más deprimida de la entidad, profundizando la centralización en la Zona Metropolitana de la Ciudad de Querétaro (ZMCQ) y en el corredor San Juan del Río-Tequisquiapan.

El comportamiento de la instalación y continuidad de maquiladoras ha sido errático, de 16 registradas en 1991 se pasa al máximo histórico de 50 maquiladoras establecidas en 1997 (de las cuales 41 correspondían a la rama textil), un año después inicia la caída y en 1999 se presenta la situación más crítica al reducirse drásticamente el número de establecimientos, de 42 en 1998, pasa a 12, siendo la rama textil la más afectada al disminuir su número de 33 a 5. En el 2000 se contabilizan 18, disminuye a 14 en el año siguiente (2003) y alcanza las 19 maquiladoras en 2004.
II Características de la Maquila en Querétaro

II.1. Configuraciones sociotécnicas

Para la presente investigación se obtuvo una muestra de 7 empresas de un total de 19 registradas en 2003 en calidad de “empresas maquiladoras de exportación” en la Secretaría de Economía Delegación Querétaro. Los resultados obtenidos permiten analizar el comportamiento de la industria maquiladora en la entidad en cuanto a las tendencias productivas. Vale la pena mencionar que en ciertas preguntas no hubo respuesta por parte de los informantes lo que suscitó que en algunos cuadros estadísticos el universo fuera menor.

La aplicación del cuestionario denominado “Modelos de Producción” se compone de siete módulos que capturan la información sobre la configuración sociotécnica prevaleciente en el sector maquilador queretano; los resultados obtenidos apuntan hacia el esclarecimiento de las características de la maquila queretana en cuanto a sus modelos productivos, indagan acerca de los datos básicos de las empresas, del nivel tecnológico, las nuevas formas de organización del trabajo, el tipo de relaciones laborales que existen en la empresa, el perfil de la mano de obra y lo pactado en los contratos colectivos. La finalidad es contribuir al conocimiento de un sector que ha sido pieza principal de las estrategias de crecimiento económico de los últimos 20 años y que a partir del año 2000 viene perdiendo fuerza. Adicionalmente se aplicaron encuestas y entrevistas a gerentes generales, supervisores y obreros calificados para contrastar y reforzar los elementos contenidos en la encuesta general.

Se parte de la noción de configuración sociotécnica propuesta por De la Garza (2004), la cual abarca cinco grandes dimensiones:



  • Tecnológica

  • Organización del trabajo

  • Relaciones laborales

  • Perfil de la mano de obra

  • Niveles de flexibilidad.

II.1.1. Datos generales de las empresas encuestadas

Del conjunto de empresas maquiladoras, el 31.6% corresponde a la rama textil, 15.8% a la metalmecánica; en la misma proporción (15.8%) está la rama eléctrica y electrónica, 5.2% en la rama química y 31.6% en otras industrias. Por ubicación geográfica, el 82.4% se concentran en el municipio de Querétaro, 11.8% en el de San Juan del Río y 5.9% en el municipio de Ezequiel Montes. Las líneas principales de producción son el ensamble de piezas (42.9%), transformación de materias primas (42.9%) y servicios (14.3%).

La maquila en Querétaro tiene poco peso en el contexto de la manufactura, tanto en el valor de la producción como en el empleo (2,864 empleados en 2002). El promedio del valor total de la producción resultado de la muestra encuestada ascendió a $68 millones de pesos a precios corrientes. El promedio de remuneraciones pagadas en ese mismo año fue de 9 millones de pesos a precios corrientes y los insumos consumidos tuvieron una media de 8 millones de pesos a precios corrientes.

Las razones principales por las que las empresas decidieron instalarse en la entidad están relacionadas con la mano de obra, su abundancia y su costo. Un gerente nos comentó: “en la maquila yo se que no se necesita (al obrero calificado), si no es casi en general, el tipo de trabajo que desarrolla el obrero lo aprende en un mes, o sea dominar el trabajo, realmente dominarlo a lo mejor un mes, entonces ahí lo que uno debe de buscar, yo creo, es que desde la selección, las personas tengan la capacidad nada más, pero la calificación en nuestro caso, nosotros no contratamos obreros calificados, el 90% de la gente que contratamos es su primer trabajo”. También consideran importante la disposición de infraestructura, energía, comunicaciones y transportes, así como los apoyos gubernamentales para la adquisición de terrenos, exención de impuestos y las características de los parques industriales. Prácticamente no se realizan trabajos de subcontratación, el promedio del porcentaje del valor de la producción que corresponde a la subcontratación no alcanza el 3%.



II.1.2. Primera dimensión: la tecnología

En este módulo se analiza el tipo de proceso, si es por pieza o de flujo continuo, los sistemas de control de inventarios y las formas de desarrollar y asimilar la tecnología.

Las maquiladoras asentadas en los distintos parques industriales de la entidad tienen como tipo de proceso principal la producción por piezas. El 71.4% considera que la tecnología usada es de vanguardia, a la par de la que se utiliza internacionalmente. Asimismo, tienen instrumentados esquemas de control de calidad con predominio de los métodos visuales (71.4%), solamente el 14.3% realiza el control de calidad por medio de instrumentos automatizados. Son empresas que compiten internacionalmente, de ahí el interés y la necesidad por mantener un elevado control de calidad, el 85.7% de las empresas cuentan con departamentos especializados para este propósito; sin embargo, es significativo el predominio de métodos visuales y muy escaso el uso de instrumentos automatizados.

Cuadro II.1

Porcentaje de las operaciones de transformación o ensamble del principal proceso de producción, realizadas en cada tipo de maquinaria o equipo

Empresa


Manualmente


Maquinaria o equipo no automatizado



Maquinaria o equipo automatizado no computarizado

Maquinaria o equipo computarizado



Sistema computarizado de manufactura integrada

TOTAL


1

--

--

80

20

--

100

2

20

20

50

10

--

100

3

10

50

--

30

10

100

4

10

--

20

70

--

100

5

33

33

--

34

--

100

6

75

20

5

--

--

100

7

15

--

--

55

30

100

Fuente: Encuesta EMIM 2002.

Resalta el escaso uso de máquinas-herramientas de alta tecnología, las de control numérico computarizado (MHCNC) y robots, utilizados solamente por dos empresas y en porcentajes relativamente bajos (10 y 30%); en el extremo inferior, todas salvo una, utilizan herramientas manuales en porcentajes que van del 10 al 75%; de hecho, las tecnologías intermedias (maquinaria o equipo automatizado no computarizado, maquinaria o equipo computarizado) son las que marcan cierto dominio en su aplicación. Lo destacable es que no existe empresa alguna que utilice al 100% un sólo tipo de tecnología, debido a que las empresas, de acuerdo a sus necesidades, combinan maquinaria automatizada, computarizada, sistemas CAD-CAM, o cualquier tipo de tecnología, ya sea mecánica o automática, que responda a sus requerimientos de producción. Siguiendo los comentarios de los gerentes se puede mencionar que muchas empresas decidieron exigir a sus proveedores un incremento en su nivel tecnológico para garantizar la calidad de los productos así como su entrega a tiempo, un entrevistado señaló: “muchas maquiladoras compran a empresas mexicanas que producen los insumos que requieren, por lo que son éstas las que tienen que hacer las inversiones necesarias en la compra del equipo más adecuado, algunas de ellas, sólo invierten en ciertas áreas o determinados departamentos, hay otras que constantemente están renovando su aparato productivo y están a la vanguardia en equipos de alta tecnología para producir en mejores condiciones”.

Cuadro II.2

Nivel tecnológico por tamaño del establecimiento



Nivel tecnológico

Tamaño del establecimiento

Pequeño

Mediano

Grande

Total

Bajo

50.0%

0.0%

0.0%

20.0%

Medio

50.0%

100.0%

50.0%

60.0%

Alto

0.0%

0.0%

50.0%

20.0%

Total

100.0%

100.0%

100.0%

100.0%

Fuente: Encuesta EMIM 2002.

El 60% de las empresas (3) están en el nivel medio de tecnología utilizada. Las grandes empresas se mueven entre el nivel medio (1) y el de alta tecnología (1), mientras que las pequeñas lo hacen en los niveles bajo (1) y medio (1); en este caso sólo la empresa mediana se mueve en el nivel medio. Es un hecho que las empresas combinan los niveles tecnológicos de acuerdo al tipo de proceso que llevaron a cabo, esta situación genera la necesidad de contar con fuerza de trabajo experimentada para adaptarse a las desiguales condiciones tecnológicas que se presentan al interior de ellas, en este sentido adquiere importancia el contar con un perfil de la mano de obra que cubra características técnicas y de conducta al interior de la planta, referidas a actitudes, manejo de emociones, disposición ante el trabajo, relaciones con los superiores, etc.

Cuadro II.3

Nivel tecnológico por origen del capital



Nivel Tecnológico

Origen del capital

Nacional

Extranjero

Total

Bajo

0.0

25.0

16.7

Medio

50.0

75.0

66.7

Alto

50.0

0.0

16.7

Total

100.0

100.0

100.0

Fuente: Encuesta EMIM 2002.

El 66.7% (4) de las empresas utilizan tecnología media. Resulta significativo, más allá de lo que demuestra la clasificación de nivel medio en el uso de tecnología, que las de capital extranjero sean las que se muevan entre los niveles bajo (1) y medio (1), mientras que las de origen nacional lo hagan entre medio (1) y alto (1). Una explicación se asocia a las estrategias de las grandes empresas trasnacionales que privilegian el renglón tecnológico en la planta matriz, dejando un tipo de proceso menos complejo para realizarse en las empresas que maquilan parte de la producción y aprovechan la fuerza de trabajo de manera intensiva y extensiva para reducir costos.



Por otra parte, se tiene la información sobre los sistemas de suministro de insumos para la producción. Es una cuestión cruzada entre el uso de tecnología y las formas de organización del trabajo. La instrumentación de los sistemas del “justo a tiempo” para el suministro de producción no alcanza a generalizarse, el 57% no lo utiliza, esto indica que los sistemas de control de inventarios no son avanzados, las demás empresas trabajan con esquemas tradicionales para el suministro y control de los inventarios. Además, ninguna utiliza de manera conjunta maquinaria y equipo con otros establecimientos del país, cuestión que refleja una cierta desarticulación y acentúa el carácter transitorio de las plantas maquiladoras, su alta volatilidad hace que algunas de ellas no arriesguen inversiones y operen cautelosamente.

Cuadro II.4

Principal procedimiento para adquirir tecnología


Principal procedimiento para adquirir tecnología

Absolutos

Porcentaje

Compra de patentes

-

-

De consultores

1

14.3

De la casa matriz

5

71.4

De desarrollo propio

-

-

La compra a otras empresas

-

-

Otras

1

14.3

Total

7

100.0

Fuente: Encuesta EMIM 2002.

Un rubro importante que testimonia las condiciones tecnológicas de las empresas es el relativo a la investigación y desarrollo. En México, las políticas de impulso a la ciencia y la tecnología son muy pobres, se requiere que tanto el sector público como el privado fortalezcan estos elementos puesto que son cruciales para el desarrollo económico del país. El 71.4% adquiere tecnología de la casa matriz, siendo ésta la fuente principal y que denota una condición de dependencia tecnológica. No se tiene diseño de maquinaria y equipo, solamente se transfiere la tecnología por medio de la casa matriz. En Querétaro la investigación y desarrollo se reduce a su forma más sencilla y elemental, aquella que no implica la innovación tecnológica, las grandes corporaciones se encargan de enviarles lo que consideran pertinente o propicio para satisfacer sus propias necesidades. Otra posible interpretación supone la estrategia de las grandes corporaciones de dividir el trabajo por zonas geográficas, una más es la respuesta de algunas empresas de que obtienen la tecnología por medio de revistas especializadas, lo que supone modificaciones en el diseño para su adaptación al proceso en concreto, pero de ningún modo se puede considerar parte del desarrollo científico y tecnológico. Cuando se les preguntó a los gerentes respecto a la posibilidad de desarrollar tecnología propia, la respuesta fue que no había necesidad porque ya la casa matriz se hacia cargo de eso y les mandaba lo que se requería para el buen funcionamiento de la planta. Al respecto, la opinión gerencial es interesante: Nosotros lo que tenemos que hacer es ser más productivos con lo que tenemos, es una ventaja, pero la razón de la maquila es que hacemos trabajos que necesitan un alto porcentaje de mano de obra, esa es la razón de la maquila que es un producto que necesita un alto porcentaje de mano de obra y por eso se ensambla en un lugar en donde la mano de obra es más barata”.



II.1.3. Segunda dimensión: la organización del trabajo

Para esta segunda dimensión la encuesta examina aspectos como la división y la formalización del trabajo, el mantenimiento y la supervisión, la comunicación, movilidad interna, el involucramiento en la toma de decisiones y las nuevas formas de organización del trabajo. Con ello se trata de establecer la dinámica en que se mueve la empresa donde la organización del trabajo contribuye a especificar el modelo de producción que existe en la maquila.

Las maquiladoras cuentan con una división del trabajo por departamentos para atender los distintos aspectos del proceso de trabajo, las categorías de obreros en producción varían de empresa a empresa, se detectaron de 3 a 7 niveles y cuentan con áreas especializadas para el mantenimiento y la supervisión.

Cuidan las formalidades en materia de procedimientos de ingreso y promoción de los trabajadores, cuentan con manuales de puestos y procedimientos, se cumplen con cuotas de producción, se realiza mantenimiento, se hacen estudios de tiempos y movimientos y se supervisa el trabajo, en todos los casos la heterogeneidad es el signo del comportamiento.

Cuadro II.5

Principales formas de organización del trabajo



Rubro

Tipo de respuesta

Principal procedimiento para asignar puesto a un trabajador recién contratado.

Examen de habilidades y aptitudes (57.1%)

No existen procedimientos formales (14.3%).



Principal procedimiento para promover a un trabajador en producción.

Antigüedad, examen de habilidades y aptitudes y dominio de operaciones y tarea (cada uno con el 28.6%).

Se cuenta con manuales de puestos.

Si y se utilizan (85.7%).

Se cuenta con manuales de procedimientos.

Si y se utilizan (100%).

Se realizan estudios de tiempos y movimientos.

Si (57.1%); No (42.9%).

Los trabajadores cumplen cuotas mínimas de producción.

Si (71.4%)

No (28.6%).



Personal que realiza el mantenimiento.

El mismo personal de producción (42.9%); personal especializado de producción (57.1%).

Principal forma de supervisión de los trabajadores en producción.

Mediante equipos de trabajo (42.9%)

Mediante un grupo de supervisores o jefes (28.6%)

No hay forma sistemática de supervisión (14.3).


Fuente: Encuesta EMIM 2002.

Si bien la información indica el cumplimiento de estas actividades, es de mencionarse que en algunas empresas no existen procedimientos formales para la asignación del puesto a los recién contratados, o bien, que no esté presente una forma sistemática de supervisión. Un aspecto importante es la caracterización sobre la prevalencia en la organización del trabajo de algún tipo de modelo productivo (taylorista/fordista, toyotista). Los resultados de la encuesta comparan los modelos taylorista/fordista y toyotista considerando el tamaño del establecimiento y el origen del capital en la medida en que son las formas predominantes que se han detectado en las maquiladoras a nivel nacional y que en la presente encuesta volvieron a manifestarse.

Cuadro II.6

Modelo de organización por tamaño del establecimiento

Porcentajes


Modelo de organización

Tamaño por establecimiento

Pequeño

Mediano

Grande

Total

Taylorista / Fordista

100.0

0.0

50.0

75.0

Toyotista




100.0

50.0

25.0

Total

100.0

100.0

100.0

100.0

Fuente: Encuesta EMIM 2002.

Hay un predominio del modelo taylorista/fordista, el 75% (3) de las empresas asumen este modelo contra un 25% (1) que se mueve bajo la organización toyotista. La tendencia indica que mientras mayor sea el tamaño del establecimiento crece la orientación hacia la organización toyotista.

Cuadro II.7

Modelo de organización por origen del capital

Porcentajes


Modelo de organización

Origen del capital

Nacional

Extranjero

Total

Taylorista / Fordista

100.0

33.3

60.0

Toyotista




66.7

40.0

Total

100.0

100.0

100.0

Fuente: Encuesta EMIM 2002.

En este cuadro se observa la orientación del capital nacional hacia el modelo taylorista/fordista (2); mientras que las empresas extranjeras son las que introducen modelos de organización toyotista (2) en tanto que las nacionales no cuentan con ese modelo de organización.

Cuadro II.8

Nuevas formas de organización del trabajo



Nuevas Formas de Organización del Trabajo

Tipo de respuesta (%)

Si

No

Círculos de calidad

14.3

85.7

Equipos de trabajo

42.9

57.1

Células de producción

28.6

71.4

Control de calidad como NFOT

42.9

57.1

Reingeniería

14.3

85.7

Cero errores

28.6

71.4

Control estadístico de proceso

57.1

42.9

Kan Ban

42.9

57.1

Fuente: Encuesta EMIM 2002.

Algunas de las Nuevas Formas de Organización del Trabajo (NFOT) van ligadas principalmente a los modelos provenientes del Japón (modelo Toyota) que combinan el control total de calidad con el justo a tiempo y sus posteriores ramificaciones. En el caso de las empresas maquiladoras encontramos hasta 8 nuevas formas de organización del trabajo, salvo el control estadístico del proceso y el Kan Ban, con una utilización porcentual dentro de los procesos productivos del 57.1% y 42.9% respectivamente, las demás son utilizadas en menor medida. Su aplicación es muy localizada dentro de la empresa, se aplica en pequeñas actividades dentro de los departamentos y no constituyen la forma de organización predominante. Actualmente, algunas gerencias impulsan estas nuevas formas organizativas tratando de incorporarlos dentro de lo que llaman la “nueva cultura laboral”, empero, las formas de implantación de estos modelos no deben aplicarse en abstracto, sin atender a las particularidades de cada una de las empresas y, mucho menos, sin considerar el perfil de trabajadores en sus condiciones escolares y subjetivas (Hernández, 2003). Es evidente que falta un mayor conocimiento respecto a las posibilidades reales de instrumentación de estas nuevas formas de organización del trabajo, cuestión que atraviesa el complejo tema de comprender a la cultura de las organizaciones no como suma de normas y valores para constituir un sistema ya dado que llega desde afuera y donde los actores del proceso productivo sólo tienen la opción de adecuarse a ellas; por el contrario, se debe entender el fenómeno cultural como proceso histórico de acumulación de significados donde los actores tienen capacidad de reinterpretarlos y darles sentido, construyendo las formas culturales propias de la situación concreta.

Cuadro II.9

Formas de participación de los trabajadores



Participación

Tipo de respuesta (%)

Discuten y proponen

Deciden

No participa

En presupuestos de producción

-

-

100.0

Ajuste de maquinaria o de variable de proceso

-

66.7

33.3

Cambios en la especificación del producto

-

33.3

66.7

Control estadístico de proceso

33.3

33.3

33.4

Control no estadístico de proceso

-

66.7

33.3

En la relación cliente-proveedor

-

33.3

66.7

Identificación de causas de riesgo

-

66.7

33.3

Programas de prevención

-

33.3

66.7

Control de ausencias, premios, horas extras

-

-

100.0

Prevención de conflictos laborales

-

-

100.0

Detección de necesidades de capacitación

-

66.7

33.3

Elaboración de programas de capacitación

-

33.3

66.7

Programas de movilidad interna

-

33.3

66.7

Fuente: Encuesta EMIM 2002.

Ahora bien, los modelos de las NFOT implican la participación y el involucramiento de los trabajadores para el incremento de la productividad del trabajo, cuestión que supone una mayor autonomía en la toma de decisiones por parte de los trabajadores. En la entidad el esquema es diseñar formas de organización que en el papel consideren la participación del obrero como algo fundamental en el logro de la estrategia; no obstante, cuando se indagó sobre las formas de participación de los trabajadores se descubrió otra realidad en aspectos relacionados directamente con el proceso de trabajo (cambios en la especificación del producto, control no estadístico de proceso) y en temas como programas de prevención, resolución de conflictos, el control de las horas extras; en todas estas funciones la participación es mínima. Las entrevistas a los empresarios muestran, en este aspecto, que la falta de formas modernas de organizar a la empresa impactó sobre todo en el sentido de no comprender muy bien la importancia del servicio que debe proporcionar la empresa al mercado internacional, es decir, en no entender su proyección internacional, muchas empresas a pesar de que han maquilado por muchos años no terminan de captar todavía el relevante significado de brindar un buen servicio al cliente, entregar sin retrasos, justo a tiempo y de llevar un amplio y continuo proceso de comunicación con los clientes.

En general hay una muy buena opinión de los gerentes hacia los trabajadores de ambos sexos, se les considera participativos, responsables, con voluntad y disposición al trabajo, con muchas ganas de prepararse y capacitarse para realizar nuevas operaciones.

En algunos casos se compara el comportamiento y el rendimiento del trabajador mexicano con el de otros países y se considera que los mexicanos son más productivos y hacen mejor las cosas, cuando se les capacita se ve de inmediato su disposición, la limpieza con que trabajan y el cuidado que ponen para evitar los errores.

Cuadro II.10

Involucramiento en la toma de decisiones

Porcentajes

Frecuencia de Participación



Tipo de respuesta

Muy frecuente

Regular

Esporádico

No se realiza

Total

En selección de personal

-

-

14.3

85.7

100.0

En la promoción de personal

-

-

14.3

85.7

100.0

Para definir cargas de trabajo

-

-

28.6

71.4

100.0

Para establecer sanciones a obreros

-

-

14.3

85.7

100.0

Para asignar premios y bonos

-

-

14.3

85.7

100.0

Para definir contenidos de capacitación

-

42.9

28.6

28.6

100.0

En la definición de selección de maquinaria, equipo y herramienta

-

14.3

14.3

71.4

100.0

En la definición de selección de materias primas

-

14.3

-

85.7

100.0

En la definición de mejoramiento de métodos de trabajo

-

42.9

14.3

42.9

100.0

En la definición de diseño de programas de mejoramiento de la calidad

-

28.6

-

71.4

100.0

Fuente: Encuesta EMIM 2002.

Ligado a lo anterior están los temas de la comunicación y el involucramiento. La comunicación es un componente que puede darle fluidez a los procesos productivos, constituye un tema siempre presente en los discursos, discusiones y decisiones gerenciales, es un espacio subjetivamente importante para el trabajador al ser un primer paso para sentirse considerado y comprometido con la actividad que realiza. Sin embargo, en algunos casos la forma de abordarlo se reduce a actualizar fórmulas ya probadas, como el modernizar los mensajes escritos, renovar la comunicación verbal, o bien, actualizar los discursos de la empresa sin rebasar el plano meramente formal, en consecuencia, su efecto no llega a tener trascendencia en el mejoramiento de las formas de comunicación.

Una de las preguntas de la encuesta se refiere a las formas de comunicación que se tiene en la empresa, se evidencia que el personal directivo y administrativo en general utiliza como principal forma de comunicación con los trabajadores de producción a la verbal y directa en un 71.4%; por su lado, los trabajadores utilizan esta forma de comunicación como la principal en un 42.9%, pero además lo hacen por medio de jefes y supervisores y mediante grupos o equipos de trabajo con un 28.6% en ambos casos. Los directivos han estimulado la comunicación entre los trabajadores para resolver los diferentes problemas que se presentan en la producción por medio de juntas 57.1% y en equipos de trabajo 42.9%. Los resultados indican un escaso involucramiento en la toma de decisiones por parte de los trabajadores de producción pues sólo en dos preguntas, “frecuencia con la que participan los trabajadores en definir contenidos de capacitación” (42.9%), y “frecuencia con la que participan los trabajadores en la definición de mejoramiento del método de trabajo (42.9%) la respuesta “regular” se ubicó en primer lugar. En el resto de las preguntas (9) aparece como primera opción “no se realiza” y como segunda “esporádica”.

Cuadro II.11

Movilidad interna

Frecuencia



Tipo de respuesta (%)

Muy frecuente

Regular

Esporádico

No se realiza

Total

Movimiento de puestos y categorías

-

14.3

57.1

28.6

100.0

Movimiento de turnos

33.3

33.3

33.4

-

100.0

Desarrollan tareas de diferentes puestos

66.7

33.3

-

-

100.0

Trabajan horas extras

20.0

60.0

20.0

-

100.0

Rotación de turnos

33.3

33.3

33.4

-

100.0

Cambio de departamento

66.7

33.3

-

-

100.0

Movimiento por aumento en la producción

-

28.6

14.3

57.1

100.0

Para estimular la polivalencia

-

57.1

14.3

28.6

100.0

Para eliminar la monotonía

-

42.9

14.3

42.9

100.0



Compartir con tus amigos:
1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   ...   19


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos