Retiro para postulantes



Descargar 31 Kb.
Fecha de conversión09.03.2018
Tamaño31 Kb.
Vistas84
Descargas0

Introducción

Ustedes han venido trabajando estos últimos cuatro meses lo siguiente:

Prácticas de Relajación

Psicofísica

Autoconocimiento

Prácticas con Experiencias Guiadas

Estudio de las Psicologías I y II

El sistema de Autoliberación está orientado hacia la liberación del sufrimiento, está concebido como una herramienta que permite superar el sufrimiento en uno y en los demás (el sufrimiento social), logrando una creciente satisfacción consigo mismo y modificando conductas. No está orientado hacia una terapia sino que como trabajo de crecimiento personal y social, está en función de un mejor desenvolvimiento de la acción del individuo en el mundo social. El ser humano está abierto al mundo y no es aislado.

El Siloismo acota muy precisamente el problema de la existencia con referencia al sentido de la vida y sus posibilidades, al sufrimiento y sus vías, a las formas de exploración de tales vías y a las posibilidades de superación del sufrimiento, explicando que son tres las vías del sufrimiento, la sensación (sensaciones negativas del presente), la memoria (recuerdos negativos) y la imaginación (imaginar acontecimientos negativos en el futuro).

Mencionemos solamente algunos de los muchos aportes de Silo a la Psicología: La función de la imagen como portadora de cargas; la estructuralidad de percepción y representación; la importancia de los sentidos internos (kinestesia y cenestesia) en la producción, traducción y deformación de impulsos; las distinciones entre los niveles y los estados de conciencia; el núcleo de ensueños y su acción en la formación de conductas; y por supuesto el inédito y esclarecedor aporte sobre el espacio y el tiempo de representación.

El estudio del libro de Autoliberación contempla dos partes:

La primera, donde efectuaron practicas de relajación (externo, interno, mental, experiencia de paz, conversión de imágenes tensas cotidianas e imágenes tensas biográficas, antesala para las experiencias guiadas). También continuaron con trabajos de gimnasia psicofísica y de autoconocimiento. Esta primera parte se orienta hacia el “Mejoramiento Conductual”. La segunda parte corresponde a la “Operativa”, la cual veremos en el transcurso del día.

Las prácticas de Psicofísica nos llevaron a conclusiones tales como: las posiciones corporales y su relación con los estados de ánimo; la revisión del trabajo de los centros, sus características y su filiación; y finalmente nos abocamos a un trabajo de perfeccionamiento atencional, diferenciando la atención simple de la atención dividida y de la atención dirigida.

Con el autoconocimiento se rescataron los aspectos negativos de uno pero también los positivos o cualidades que deben ser fortalecidas. Para conocerse vimos que era necesario estudiarse a sí mismo, en relación, es decir, con referencia a situaciones de la vida cotidiana; y también considerando que cosas le han sucedido a uno en el pasado, en qué situación se vive y que se desea lograr a futuro.

Comprendimos al hacer la autobiografía que muchos aspectos de mi situación actual están determinados por mi vida pasada y que ésta es actuante en mi memoria. Y aquellas experiencias vividas dolorosas que no han logrado integrarse a la correntada de la conciencia quedan presionando y son acompañadas de climas perturbadores. Es justamente este tipo de recuerdos los que hay que trabajar integrándolos al conjunto de la vida. Sino, quedan como “islas”, perturbando la economía del psiquismo.

Después trabajamos los roles, desde el punto de vista de la economía energética y de la adaptación al medio social, conjuntamente con los círculos de personalidad y de prestigio; los ensueños y el núcleo de ensueño. Diferenciamos los ensueños secundarios o situacionales de los primarios que cumplen la función de descargar tensiones permanentes y orientar conductas al mundo. También intentamos la determinación del núcleo de ensueño como un clima mental básico responsable del surgimiento de los ensueños primarios compensatorios y que va orientando las diferentes etapas de la vida de un individuo.

Para concluir, cada uno trabajó una ficha de autoconocimiento y una ficha de proyecto formulando propósitos de cambio.

Finalmente se efectuaron prácticas con las experiencias guiadas y se efectuó una lectura y estudio de las psicologías I y II.

Las experiencias guiadas tienen un particular esquema de construcción que nos servirá de guía para futuros trabajos que efectuaremos en Operativa estos próximos 4 meses.

Dicho esquema es: una entrada en tema y una ambientación general; luego un aumento de la tensión “dramática” por así decirlo; en tercer lugar una representación vital problemática; cuarto, un desenlace como solución al problema; quinto: una disminución de la tensión general; y sexto: una salida de la experiencia desandando algunas etapas ya vistas anteriormente en el relato.

En el estudio de las psicologías y de la función con que cumple la imagen aprendimos que la imagen no es una simple copia de la percepción sino que es una forma activa de ponerse la conciencia (como estructura) en el mundo. Ella puede actuar sobre el cuerpo y orientarlo hacia el mundo dada la intencionalidad de la conciencia. La imagen actúa en una estructura espacio-temporal y en una “espacialidad interna” a la que llamamos “espacio de representación”.



Ahora vamos a considerar algunos asuntos que puedan mejorar globalmente la comprensión de nuestro sistema de Autoliberación.

Pasaremos a revisar el primer tema referido al epilogo del libro de Autoliberación.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos