Resumen Psicología Social: La Psicología Social: desarrollo de la disciplina



Descargar 76.08 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión13.01.2018
Tamaño76.08 Kb.
  1   2   3   4

Resumen Psicología Social:

La Psicología Social: desarrollo de la disciplina

La gestación de esta disciplina se realizó durante un tiempo extenso, pudiendo rastrearse sus raíces en las ciencias sociales europeas de la segunda mitad del S XIX. Durante la primera guerra mundial, desaparece esta incipiente Psicología Social europea y, al igual que el dominio a nivel mundial, se traslada de Europa a EE.UU.

Entre los hechos que sobresalieron en la conformación y consolidación de esta nueva disciplina, en EEUU se destaca la llegada del nacionalismo-socialismo en Alemania y la represión nazi que obligo a muchos psicólogos a emigrar a Estados Unidos. La entrada de los EE.UU en la segunda guerra mundial repercutió en los presupuestos de investigación de los psicólogos sociales y el establecimiento de temáticas relevantes para investigar.

El desarrollo de la psicología social se vio influido por el contexto internacional, repercutiendo fuertemente en los temas y perspectivas dominantes que se consolidaron



  • La Psicología Social Psicología:

Alrededor de los años 1920 y 1930, la psicología social se centró en el estudio de las actitudes, especialmente en lo que respecta a las técnicas de medición y la influencia social interpersonal.

Durante la segunda guerra mundial y el periodo post-guerra, continúa el interés en el estudio de las actitudes y surgen nuevos temas como los estudios de la percepción de las personas o sobre la formación de impresiones.

Entre los años 1950 y 1960 el tema de la influencia social cobra nuevamente interés en las investigaciones de Psicología Social. Durante los años 70 y 80 la teoría de la atribución dominara el escenario.

Hasta los 50, la psicología se hallaba principalmente dominada en EEUU por el enfoque conductista. En psicología social se influencia fue principalmente a nivel metodológico, sobre todo a través de la experimentación de laboratorio. En enfoque dominante en la psicología social psicológica fue el socio cognitivismo.

Esta psicología social se define como la disciplina científica que busca entender la naturaleza y las causas del comportamiento y del pensamiento individual en situaciones sociales.

Intenta cumplir su objetivo mediante el uso de métodos científicos:



  1. Desarrollando sistemáticamente teóricas y luego investigando su validez, apoyándose en el método científico.

  2. Seleccionando estrategias de investigación apropiadas siguiendo los estándares científicos antes de realizar aseveraciones acerca de cómo las personas influyen unas en otras.

Pennington sostiene que en la psicología social sociocognitiva se destacan tres principios. En primer lugar, las personas están limitadas en su habilidad y capacidad para procesar la información, por ello toman atajos para procesarla. En segundo lugar, se distinguen dos tipos de pensamientos: los espontáneos y los deliberados. Los pensamientos deliberados ocurren cuando se realiza un esfuerzo mental consciente antes de tomar una decisión o realizar un juicio. El tercer principio es la autoestima: la evaluación que hacemos de nosotros mismos.

  • La psicología Social Sociológica:

Paralelamente al desarrollo de la psicología social psicológica, se desarrolla a partir de la sociología y otras ciencias sociales en los Estados Unidos y en Europa la tradición sociológica en psicología social. En EEUU el principal enfoque es el interaccionismo simbólico, mientras que en Europa se habla de la escuela francesa de psicología social.

  1. Interaccionismo simbólico: comienza a desarrollarse con George Mead en la Universidad de Chicago. Ocupada de estudiar los procesos de interacción entre individuos, adoptando una perspectiva ideográfica, centrada en lo particular de la interacción, sin ocuparse de aspectos que permitan formular leyes o afirmaciones genéricas. Concibe lo social como el marco de la interacción simbólica de individuos y la comunicación como el proceso social por excelencia a través del cual lo individuos y los grupos se constituyen simultánea y coordinadamente.

Blumer es quien acuña la denominación interaccionismo simbólica, en 1937, estableciendo tres premisas: que los seres humanos actúan hacia las cosas en función del significados que revisten para ellos, es decir, a partir de los símbolos; que el significado de las cosas nace de las interacciones entre el individuo y sus semejantes; que los sujetos actores seleccionan, comprueban, suspenden, reagrupan y transforman los significados en función de la situación en la cual se encuentran y en función de la orientación, expectativas y propósitos que tienen sus acciones en los procesos interpretativos .

Una perspectiva más contemporánea del interaccionismo simbólico puede encontrarse en la sociología de Goffman, quien desarrolla el llamado enfoque dramático por su analogía con la vida cotidiana y el mundo teatral.

Concibiendo la interacción como un drama donde todos los individuos de un grupo se influyen recíprocamente mediante la formación de impresiones. La organización social resulta de estas interacciones.


  1. La escuela francesa: la Teoría de las Representaciones Sociales de Moscovici (1976) es una propuesta teórica y metodológica que intenta revelar los saberes del sentido común a partir de métodos diseñados para aprehender los discursos sociales. Las representaciones sociales son un producto de la era moderna cuyo surgimiento se ha producido por el desarrollo de la ciencia y los procesos de difusión de que esta es objeto. Así surge un nuevo sentido común cuyos insumas más directos son el saber científicos y cuya naturaleza no es una simple vulgarización o distorsión de aquel, sino un proceso de reelaboración creativa del mismo.

Proponiendo una lectura diferente de la realidad, rompe con la dicotomía sujeto-objeto, concibiendo la existencia de tres términos: sujeto individual-sujeto social y objeto. Pone énfasis en el condicionamiento del contexto, intentan destacar el entrecruzamiento existente ente la estructura social y la subjetividad de la psicología.

  • Psicología Social Construccionista:

A fines de la década del 60, el mundo estaba convulsionado y dividido. La guerra fría se encontraba en su punto más álgido, y las dos potencias se habían establecido como los dos polos del mundo. Fue un periodo de gran efervescencia social a nivel global, que tuvo como consecuencia profundos cambios sociales.

La psicología social también se vio afectada. Dentro de la disciplina, la crisis consistió, en un fuerte debate sobre el que, el cómo y el para que de la psicología social. Los factores contextuales, junto con la caída del paradigma dominante de la ciencia moderna, llevaron a una pregunta sobre la relevancia social de la disciplina y de los modelos científicos utilizados.

La perspectiva construccionista empieza a cobrar fuerza en las ciencias sociales, y específicamente, en la psicología social, en los años ochenta.

Este enfoque forma parte de una nueva psicología social que por primera vez produce metateoria poniendo en evidencia a partir de la deconstrucción de conceptos y teorías la artificialidad y opcionalidad del individualismo propio de las teorías de la modernidad

La noción de relacionalidad es clave en este enfoque. La persona es considerada efecto y no condición de la interacción. La identidad es el resultado de nuestras posiciones en las conversaciones y no la causa. Este profundo cuestionamiento al individualismo también conlleva un efecto liberador.

Metodológicamente considera la deconstrucción de discursos que circulan socialmente, ubica a los investigadores que trabajan en esta línea más cerca de los métodos cualitativos, fundamentalmente del análisis del discurso.

Gergen ha sido y sigue siendo el principal exponente de esta tradición, especialmente por la amplia difusión que tienen sus producciones.

Niveles de análisis y articulación psicológica:

La definición más adecuada para delimitar la disciplina se refiere al enfoque, a la manera en que los diferentes objetos son abordados.

En la práctica experimental psicosocial, un mismo fenómeno puede recibir explicaciones que se sitúan en diferentes niveles de análisis, generando una importante articulación entre la psicología y la sociología.

Se distinguen cuatro niveles:



  1. En un primer nivel, los psicólogos sociales buscan explicaciones en los procesos que se desarrollan en el plano del individuo. Se interesan por los mecanismos cognitivos ejercitados en las situaciones típicas. Se refiere a análisis relativos, a como los individuos organizan su experiencia social, como construyen las imágenes de su ambiente social. Se refiere a los procesos intraindividuales o psicológicos.

  2. Un segundo nivel de explicación busca la causa de los procesos en el mismo desarrollo de los encuentros interindividuales. Los individuos interesan en tanto que explícitamente situados unos en relación con otros. No se toman en cuenta las posiciones que los individuos pueden ocupar fuera de las situaciones consideradas. En este nivel de análisis, se consideran las relaciones entre una serie de personas concretas que comparte coordenadas de tiempo y espacio en una situación específica.

  3. Un tercer nivel fundamente su explicación en las posiciones sociales que ocupa el individuo cuyo comportamiento se estudia. Los sujetos se insertan en las relaciones que mantienen con los grupos sociales y las categorías a las que pertenecen. El análisis en este nivel, se centra en las diferencias de posición social existentes en las interacciones y en los fenómenos en la relación que existe entre grupos. También ha sido llamado nivel inter-grupal.

  4. El cuarto nivel de explicación considera las normas más generales de comportamiento de una sociedad y la ideología dominante en un momento determinado de la historia de dicha sociedad. Ideología es entendida como el conjunto de representaciones y de valores generales de un determinado sistema social, reconocido como universal más allá de las posiciones sociales o las pertenencias categoriales. Este análisis parte de las concepciones generales sobre las relaciones sociales de los individuos estudiados en una situación y muestra cómo estas concepciones inducen representaciones y conductas.

El modelo que subyace a los cuatro niveles es acumulativo, o sea que cada nivel implica a los precedentes. Ningún nivel puede explicar completamente o por si solo los procesos estudiados. Los dos últimos niveles han sido tradicionalmente los menos abordados de la psicología social.

Es necesario comprender que no se trata de ignorar una u otra explicación, sino de contemplar el conjunto de niveles de explicación que se hallan implicados y articularlos.


La sociedad como interacción simbólica: (texto Blumer)

La interacción simbólica se refiere al carácter peculiar y distintivo de la interacción que tiene lugar entre seres humanos. Los seres humanos interpretan o “definen” las acciones de los demás en lugar de reaccionar simplemente a ellas. Su “respuesta” no se refiere de manera directa a las acciones de los otros, sino que se basa en el significado que atribuyen a tales acciones. La interacción humanada es medida por el uso de símbolos, por la interpretación, o por la averiguación del significado de las acciones de los otros.

El rasgo clave en el análisis de Mead es que el ser humano tiene un sí-mismo. Al declarar que el ser humano tiene un sí mismo, Mead pensaba principalmente en que el ser humano puede ser objeto de sus propias acciones, puede actuar hacia sí mismo como podría actuar hacia otros. Mead considera esta capacidad del ser humano para obrar con respecto a si mismo como un mecanismo fundamental con el cual el hombre enfrenta y maneja su mundo. Le permite al ser humano indicarse a sí mismo cosas que están a su alrededor y así guiar sus acciones por lo que observa.

El ser humano como un organismo que enfrenta su mundo con un mecanismo para hacerse indicaciones a sí mismo. Este es el mecanismo que está en la base de interpretar las acciones de los otros. Interpretar las acciones de otro es señalarse a uno mismo que la acción tiene tal o cual significado.

Indicar algo es sacarlo de su contexto, mantenerlo aparte, darle un significado, o hacer de él un objeto. Un objeto es diferente de un estímulo; en lugar de tener un carácter intrínseco que actúa sobre el individuo y que puede ser identificado aparte del individuo, su carácter o significado es algo que el individuo le otorga.

Otra importancia del hecho de que el ser humano se hace indicaciones a sí mismo es que su acción es construida o edificada en lugar de ser una mera descarga. El individuo humano procede señalándose a sí mismo los elementos divergentes que deben ser tenidos en cuenta en el curso de su acción. Su acción es construida paso a paso a través de un proceso de tal autoindicación.

El proceso de autoindicación no puede ser subsumido bajo las fuerzas, exteriores o interiores, que se supone que operan sobre el individuo para producir su comportamiento. Las presiones ambientales, los estímulos externos, los impulsos organismo, los deseos, etc., no abarcan ni explican el este proceso. El proceso de autoindicación se distingue por el hecho de que el individuo se señala a si mismo e interpreta la aparición o expresión de tales cosas. En virtud de que se indica tales cosas a sí mismo, el individuo se coloca frente a ellas y es capaz de retro-actuar contra ellas, aceptándolas, rechazándoles o transformándolas de acuerdo con el modo en que las define o interpreta.

Mead reconoce que la formación de la acción por parte del individuo a través de un proceso de autoindicación siempre tiene lugar en un contexto social. La acción del grupo toma la forma de un acomodamiento conjunto de líneas de acción individuales. Cada individuo pone su acción in línea con la de los otros averiguando el significado de sus actos. El individuo logra esto “tomando el rol” de los otros, ya sea el rol de una persona especifica o el rol de un grupo. Al adoptar esos roles el individuo busca averiguar la intención o dirección de los actos de los otros; forma y alinea su propia acción sobre la base de tal interpretación de los actos de los otros.

La sociedad humana debe ser vista como compuesta por individuos actuantes, y la vida de la sociedad como construida por sus acciones. Las unidades actuantes pueden ser individuos separados, colectividades cuyos miembros actúan juntos en una empresa común, u organizaciones que actúan en favor de individuos.

Una condición primaria es que la acción tiene lugar en y con respecto a una situación. Cualquiera que sea la unidad actuante, toda acción particular es formada a la luz de la situación en que tiene lugar. Esto conduce al reconocimiento de una segunda condición fundamental, que la acción es formada o construida a través de la interpretación de la situación. La unidad actuante tiene que identificar las cosas que tiene que tomar en consideración, tiene que estimarlas de alguna manera y tomar decisiones sobre la base de esa estimación.


La Psicología Social como historia: (texto Gergen)

La psicología se define como la ciencia del comportamiento humano, y la psicología social, como aquella rama de esa ciencia que trata de la interacción humana. Un propósito fundamental de la ciencia es establecer leyes generales a través de una observación sistemática. Para el psicólogo social, tales leyes generales se desarrollan con el fin de describir y explicar la interacción social.

El éxito de las ciencias naturales en el establecimiento de principios generales puede ser atribuido, en gran medida, a la estabilidad general de los eventos en el mundo de la naturaleza. Son eventos que pueden ser recreados en cualquier laboratorio, 50 años o 100 años a partir de hoy. Debido a que son tan estables, pueden realizarse generalizaciones con un alto grado de confiabilidad.

La psicología social es primariamente una investigación histórica. Trata con hechos en gran medida irrepetibles, y que fluctúan marcadamente a través del tiempo. Los principios de la interacción humana no se pueden desarrollar fácilmente con el paso del tiempo porque se basan en hechos que generalmente no permanecen estables.



El impacto de la ciencia en la interacción social:

La ciencia social puede ser fructíferamente vista como un extenso sistema de comunicaciones. En la ejecución de la investigación, el científico recibe mensajes transmitidos por el sujeto. Las teorías científicas sirven como dispositivos decodificadores de esos mensajes que posteriormente los convierten en información útil. La tarea del científico es la de comunicar. Si sus teorías demuestran ser dispositivos útiles de decodificación, entonces son comunicadas a la población para que también ella se beneficie de su utilidad. La ciencia y la sociedad constituyen un circuito que se retroalimenta.

Este tipo de retroalimentación ha tenido una difusión creciente en la última década. Se han desarrollado canales de comunicación a un ritmo rápido.

Esperamos que el conocimiento de las formas funcionales se utilice para alterar el comportamiento, pero no tenemos la expectativa de que su utilización afecte el carácter posterior de las formas funcionales mismas. La aplicación de nuestros principios no solo puede alterar los datos sobre los que se basan, sino que el desarrollo mismo de los principios puede invalidarlos. En este sentido se postulan tres líneas de argumentación:



  1. Los sesgos prescriptivos de la teoría psicología: como científicos de la interacción humana, estamos involucrados en una dualidad particular. Por un lado, valoramos el comportamiento desapasionado en las cuestiones científicas. Somos conscientes de los efectos de sesgo que se siguen de los compromisos intensos en valores. Por otro, como seres humanos socializados, abrigamos numerosos valores acerca de la naturaleza de las relaciones sociales.

Al generar conocimiento acerca de la interacción social, también comunicamos nuestros valores personales. Se entregan así mensajes duales al receptor del conocimiento: los mensajes que describen desapasionadamente lo que parece ser y aquellos que sutilmente prescriben lo que resulta deseable.

La mejor opción que se plantea es la de mantener la mayor sensibilidad posible hacia nuestros sesgos y comunicarlos tan abiertamente como sea posible.



  1. El conocimiento y la liberación comportamental: es una práctica común de la investigación en psicología evitar la comunicación de las propias premisas teóricas al sujeto, antes o durante la investigación. Incluso las más sutiles claves de expectativa experiencial pueden alterar el comportamiento del sujeto. Si el sujeto posee conocimiento preliminar sobre las premisas teóricas, no nos será posible probar adecuadamente nuestra hipótesis. De la misma manera, si la sociedad está informada por la psicología, las teorías acerca de las cuales se encuentra informada se vuelven difíciles de evaluar sin contaminaciones.

Como supuesto general, un conocimiento sofisticado sobre los principios psicológicos nos libera de implicaciones comportamentales. Los principios establecidos sobre el comportamiento se vuelven inputs en la propia toma de decisiones. Los principios psicológicos también crean sensibilidad sobre las influencias que actúan sobre uno y llaman la atención sobre ciertos aspectos del ambiente y uno mismo. Al hacerlo, los propios patrones del comportamiento se pueden ver fuertemente influenciados.

  1. Escape hacia la libertad: las teorías validad acerca del comportamiento social constituyen implementos significativos para el control social. En la medida en que el comportamiento del individuo sea predecible, se ubica a si mismo en una posición de vulnerabilidad. Otras pueden alterar las condiciones ambientales o el comportamiento de ellos hacia el para obtener las máximas recompensas al menor costo para si mismos. Por consiguiente, el conocimiento se convierte en poder en manos de otros. De lo que se sigue que los principios psicológicos representan una amenaza potencial para todos aquellos con quienes se encuentran relacionados. El deseo de libertad puede potenciar un comportamiento diseñado para invalidad la teoría.

La psicología de los efectos ilustradores:

Nuestra inclinación es buscar una solución científica al problema de la dependencia histórica. Si las personas que están ilustradas en la psicología reaccionan frente a principios generales para contradecirlos, conformarse a ellos, ignorarlos, etcétera, entonces debería ser posible establecer las condiciones bajo las cuales ocurre esta variedad de reacciones. Podemos construir una teoría general de las reacciones a la teoría. Una psicología de efectos ilustradores debe habilitarnos para predecir y controlar los efectos del conocimiento.

Tal psicología puede estar en si misma investida con valor, incrementar nuestras alternativas comportamentales y causar resentimiento por la amenaza que supone para los sentimientos de autonomía. Por tanto, una teoría que predice reacciones frente a la teoría también es susceptible de violación o vindicación.

Implicaciones para una ciencia histórica del comportamiento:

El estudio de la psicología social es principalmente una tarea histórica. Nos encontramos esencialmente involucrados en un recuento sistemático de los asuntos contemporáneos. Usamos la metodología científica, pero los resultados no son principios científicos en el sentido tradicional. Se encuentran implícitamente alteraciones en la actividad de esta especialidad, cinco de las cuales son:



  1. Hacia una integración de lo puro y lo aplicado: existe un prejuicio muy difundido en contra de la investigación aplicada entre los psicólogos académicos. En parte, este prejuicio está basado en el supuesto de que la investigación aplicada tiene un valor pasajero. Aunque se limita a resolver problemas inmediatos, se considera que la investigación pura contribuye al conocimiento básico y duradero. Tales fundamentos del prejuicio no son merecidos. El conocimiento que la investigación pura se concentra en establecer también es transitorio; las generalizaciones en el área de investigación pura generalmente no perduran.

  2. De la predicción a la sensibilización: tradicionalmente, se considera que el propósito central de la psicología son la predicción y el control del comportamiento. Este propósito conduce a errores y proporciona poca justificación para la investigación. Los principios del comportamiento humano pueden tener poco valor predictivo a través del tiempo, y su mismo reconocimiento puede volvernos impotentes como herramientas de control social. La predicción y el control no necesitan funcionar como piedras angulares del campo. La teoría psicológica puede cumplir con un papel excesivamente importante como dispositivo de sensibilización. Puede iluminarnos acerca de un rango de factores que potencialmente influencian el comportamiento bajo varias condiciones.

  3. Desarrollo de indicadores de las disposiciones psicosociales: los psicólogos sociales evidencian un continuo interés por los procesos psicológicos básicos, es decir, los procesos que influencian un amplio y variado rango del comportamiento social. Tomando como modelo el interés del psicólogo experimental en los procesos básicos, los psicólogos sociales se han centrado en procesos como la disonancia cognitiva, el nivel aspiracional, y la atribución causal. Sin embargo existe una diferencia entre los procesos típicamente estudiados en los dominios generales de lo experiencial y lo social.

Resulta un error considerar los procesos en la psicología social como básicos, en el sentido de las naturales. En gran medida pueden considerarse como la contraparte psicológica de las normas culturales.

Se necesitan metodologías que traten la prevalencia, fuerza, y forma de las disposiciones psicosociales a través del tiempo. Se requiere una tecnología de indicadores psicológicos sensibles a lo social.






  1. Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad