Resumen de Historia – Módulo nº 3



Descargar 155 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión28.03.2018
Tamaño155 Kb.
  1   2   3

Resumen de Historia – Módulo nº 3

GUESTALT – Corrientes fenomenológico existenciales
Autores: Kant, Dilthey, Maslow, Kohler, Allport.

Base: filosofía idealista alemana de Kant.

Parten: de lo sano para entender lo enfermo.

Posición: centroeuropea. El psiquismo es auto dinámico.
Fenomenología y Psicología de la Comprensión – Wolman – Ficha 626


  • La herencia de Kant: debemos regresar a las “raíces” de la teoría psicológica contemporánea, hasta los cimientos filosóficos comunes a la gran variedad de teorías, incluyendo las de: Spragner, Wertheimer, Lewin y otros. Todos estos sistemas, que hoy guardan muy poca semejanza entre sí, tienen sus raíces comunes en la filosofía idealista de Kant y sus discípulos. Aún hoy, se enfrentan con los problemas psicológicos tal como los plantearan Kant y Dilthey.




  • Razón pura: Kant afirmaba que no puede dudarse que todo conocimiento se inicia con la experiencia. La principal idea de Kant era que los sensualistas (Locke, Hume) están en lo cierto al decir que el conocimiento procede de la percepción sensorial; pero la percepción nos proporciona el conocimiento de todas las cosas, no como realmente son en sí mismas, sino como nos aparecen (fenómenos). Las cosas como son, las cosas en sí mismas, existen, pero nosotros las percibimos del modo como es capaz de percibirlas nuestra mente. El problema de la naturaleza del mundo se había desplazado de los hechos objetivos al sujeto que percibe, a la mente trascendental humana y a sus límites. El contenido del conocimiento comprende necesariamente las sensaciones procedentes de los objetos: color, peso, sonido, etc. Pero la mente no es una cámara fotográfica; la mente ordena sus percepciones de objetos en el tiempo y en el espacio. El mundo percibido es producto de dos factores: la percepción sensorial del objeto y en segundo lugar, las formas apriorísticas (anterior a algo) de la mente humana. Por consiguiente, tiempo y espacio son expresiones mentales. Constituyen las expresiones apriorísticas universales del conocimiento.

Volviendo a la psicología, Kant no veía razón alguna para presumir la existencia de un alma. Veía a la psicología como parte de la antropología, la ciencia empírica (perteneciente o relativo a la experiencia) del hombre. Según Kant, todos los fenómenos psicológicos pueden reducirse a tres clases; conocimiento, sentimiento y volición.

En la facultad de conocer, Kant distinguía la sensación pasiva y la sensación activa. La sensación meramente es una receptividad pasiva. La simple sensación no es conocimiento. La percepción sensorial es un cambio de nuestra conciencia originado por estímulos externos. La mente recibe sensaciones, percibe el tiempo y el espacio puros, independientemente de los fenómenos. Entonces, la mente ordena los elementos sensoriales según el tiempo y el espacio y las categorías.



Kant distinguía los sentimientos de placer y dolor como obstáculos de la razón pura.



  • El impacto de Kant en la psicología: la mente es el punto central del universo. En realidad, esta revolución anti-copernicana dirigida por Kant, hizo de la mente la única fuente de verdad cierta, segura, absoluta e indiscutible. La verdadera mente, el yo que percibe y opera mediante el tiempo, el espacio y las categorías, resulta incognoscible. Lo que los psicólogos suponen que estudian es su parte fenomenológica, su apariencia externa. Freud nunca fue influido por Kant, Pavlov se opuso a él. Pero Dilthey, Spragner, Stern y los teóricos de la Gestalt nunca se despojaron de la influencia kantiana.




  • Los neo-kantianos: durante la segunda mitad del siglo XIX los neokantianos modificaron la teoría de Kant. Enfrentados con la nueva psicología experimental, reconsideraron el apriorismo epistemológico de Kant y su teoría de la mente humana. Los neokantianos se agruparon en dos escuelas:




  • Escuela de Marburg: según los filósofos de Marburg la ciencia no descubre la verdad, sino que la construye, y el objeto no está dado, sino asignado como tarea. En el cumplimiento de esta tarea, la mente está gobernada por unos principios formales que determinan la estructura de toda la experiencia posible. Esta escuela está dirigida por Lewin y otros.




  • Escuela de Baden: dirigida por Windelband y Rickert, quienes oponían las ciencias culturales o históricas a las ciencias naturales. Preferían el nombre ciencias culturales al antiguo de humanidades. Las ciencias naturales son NOMOTÉTICAS, esto es, busca leyes generales. Las ciencias naturales no se interesan por los casos únicos; conciernen a los sucesos necesarios, a las leyes que gobiernan el universo. En cambio, las ciencias culturales o históricas tratan del individuo, del caso único e irrepetible. Estudian idiofenómenos. Las ciencias que estudian idiofenómenos no buscan leyes generales. Son IDIOGRÁFICAS. Se refieren a los valores y no a causas naturales. Los filósofos de la escuela de Baden, sostenían que nuestra experiencia cognoscitiva, razón pura, experiencia práctica, moralidad y experiencia estética están gobernados por unos principios abstractos apriorísticos denominados valores.




  • Fenomenología – Franz Brentano: contra esta tendencia (supongo que la de Kant) intervinieron Brentano y sus discípulos, entre ellos Husserl. Brentano distinguía percepción y observación. Los objetos exteriores pueden ser percibidos y observados, pero las experiencias mentales sólo se pueden percibir. Los actos mentales dependen del contenido, y siempre se refieren a algo exterior a ellos.



EDMUND HUSSERL – FENOMENOLOGÍA: según este autor puede dudarse de todo excepto del hecho de que los seres humanos tienen experiencia. Lo que se halla en la experiencia es un fenómeno. Husserl no aceptó la idea de Kant de que el fenómeno es una mera apariencia del verdadero objeto-en-sí-mismo, una apariencia vista tal como el sujeto es capaz de verla. La fenomenología es la ciencia de los procesos subjetivos mediante los que se hacen presentes los fenómenos. La fenomenología meramente describe las experiencias mentales y sus objetos según el modo en que aparecen. La psicología explica las experiencias mentales y sus interrelaciones causales.


  • Dilthey_–_La_psicología_de_la_comprensión'>Dilthey – La psicología de la comprensión: recordemos que cuando hablamos de psicología de la comprensión hacemos referencia a una psicología descriptiva, analítica. Su principal propósito era acercar a la psicología a: la historia, la ética, la literatura y las artes. El trascendentalismo de Kant influyó muchísimo sobre el razonamiento de Dilthey. Éste redujo el determinismo y la causalidad al papel de métodos de percepción. Cuando situamos objetos en las relaciones de causa y efecto, las impresiones sensoriales sólo contienen la condición de sucesión regular, mientras que la relación causal misma se origina en una síntesis que nace de nuestro interior. Dilthey se opuso a Kant en lo que concierne a la epistemología (doctrina de los fundamentos y métodos del conocimiento científico). Para Dilthey la ciencia fundamental era la psicología, no la filosofía. Dilthey aceptó el punto de vista de los empiristas ingleses: Hume y Mill, los cales creían que una psicología científica debiera ser la base de la sociología, el derecho, la ética, la educación y otros estudios humanos de la misma forma que las matemáticas constituían la base para poder estudiar las ciencias naturales. Además, Dilthey no podía aceptar la idea kantiana de que la mente y el cuerpo son elaboraciones del sujeto percibiente y de sus principios racionales establecidos a priori. La psicología de Kant estudia uno de los fenómenos y su validez dependía de la epistemología. En cambio, la psicología de Dilthey estudia la mente humana y la epistemología (ciencia de los fundamentos y métodos el conocimiento científico) dependía de la psicología en lo que concierne al razonamiento.

  • Actitud hacia Husserl y Windelband: el mundo físico existe independientemente de nuestros procesos cognoscitivos, decía Dilthey oponiéndose a Kant. Los procesos cognoscitivos o conciencia pueden ser considerados aparte del mundo que perciben. No cabe duda de que la mente hace algo (acto), y es consciente de algún objeto externo (contenido). Así, pues, la psicología, como estudio de los actos mentales y de su contenido, debe ser la base de la epistemología y no viceversa, como proponía Husserl. Dilthey todavía era más contrario a los neokantianos de Marburg y Baden. No aceptaba la idea de los valores a priori. Decía, los valores, son meramente una expresión de las actitudes emocionales de los humanos. Rechazaba la idea de una ética (conforme a la moral: ciencia que trata del bien en general y de las acciones humanas en orden a su bondad o malicia) trascendental (en el kantismo, se dice de lo que se refiere a la realidad pero excede de los límites de la experiencia). Por otra parte, Dilthey no podía aceptar la clasificación de Windelband de las ciencias de la historia y naturales en nomotéticas e idiográficas. Recordemos que las ciencias naturales son nomotéticas y las culturales son idiográficas. Como el propio Windelband señaló, podía estudiarse el mismo objeto desde ambos puntos de vista. Dilthey fue más lejos y sustituyó aquella clasificación por la de “ciencias naturales” y “humanidades”.




  • Psicología descriptiva y explicativa: Dilthey se diferenció de Kant en muchos aspectos. A diferencia de Kant, Dilthey creía que la mente percibiente y la mente percibida son una misma cosa. Lo que percibimos en la percepción externa son meros fenómenos y lo que a ellos adscribimos. La percepción de nosotros mismos es muy superior, más objetiva y precisa. Dilthey explicaba: la experiencia no guarda parecido con los procesos de la naturaleza. Continuamente experimentamos combinaciones y conexiones en nosotros mismos, mientras tenemos que descifrarlas en los estímulos sensoriales… Así es como percibimos las ideas de unidad en la pluralidad, de partes en un todo, de relaciones causales, etc. Así, como Dilthey disintió en varios aspectos con Kant, estaba de acuerdo con el en que el conocimiento del mundo objetivo no es real: solamente se trata del conocimiento de los fenómenos. Pero el conocimiento de nuestra propia mente constituye un conocimiento verdadero de nuestra verdadera mente. La diferencia reside en el tipo de percepción. Observamos el mundo externo; experimentamos, vivimos nuestra mente interna. Dilthey halló buenas razones para criticar a la psicología contemporánea por ser incapaz de presentar las experiencias humanas de forma completa. No obstante, Dilthey no se oponía a la psicología experimental de su tiempo. Simplemente opinaba que no resultaba adecuada a la comprensión del hombre. Se requiere una nueva psicología que sirva de fundamento a la epistemología y a otros estudios humanísticos. Dilthey hizo notar la distinción entre estudios explicativos y descriptivos. Una ciencia descriptiva se ocupa de los fenómenos observables, los clasifica y sistematiza (organizar en un sistema). La ciencia explicativa trasciende los datos observables y elabora un sistema de hipótesis. La PSICOLOGIA EXPERIMENTAL estudia las sensaciones y sus asociaciones y no puede ver al hombre tal como él se ve y se siente. Los procesos mentales superiores son pasados por alto. La psicología explicativa es incapaz de ver lo que han visto la poesía o la auto-biografía o el arte o la religión. El arte y la literatura no pueden ocupar el lugar de la psicología científica, pero la psicología explicativa no llega donde debería llegar. No se necesita la psicología explicativa dice Dilthey.




  • La psicología de la comprensión: las construcciones teóricas de la física son el modo necesario de introducir un sistema y una unidad donde no puede hallarse unidad alguna. En Psicología no se precisa de tal procedimiento “explicativo”. La mente humana es una unidad coherente y no hay razón lógica para dividirla en elementos hipotéticos. Un hombre es una totalidad, una unidad y no un conglomerado de átomos. El principal objetivo de las ciencias naturales es “explicar” lo que sucede, mientras que el objetivo de la psicología es “comprender”. En la comprensión partimos del sistema como un todo, el cual se nos presenta como una realidad viviente, para hacer que lo particular nos sea perceptible como tal… La aprehensión del todo posibilita y determina la interpretación de la parte particular. La investigación Psicológica no debería estudiar los elementos fisiológicos, sino “ser útil para la comprensión de la vida”. El objeto principal de la psicología es el hombre como un todo. Los físicos introducen modelos y construcciones teóricas porque sus observaciones no conducen a un sistema coherente. Se ven obligados a ir más allá de los datos “descriptivos” observados y a elaborar modelos “explicativos” de átomos y otras hipótesis científicas. Los psicólogos, comenzando por Hume (filósofo), han elaborado métodos análogos y han introducido la idea de átomos mentales tales como sensaciones, percepciones, etc., agrupándose en grandes unidades de asociación. Por consiguiente, no hay necesidad alguna de imitar a la física. Los hechos psicológicos, como se ha dicho anteriormente, se producen en la “percepción interna” y forman un sistema coherente. De esta forma, la psicología analiza la vida “como es”.




  • La estructura mental: la psicología debiera prestar más atención a la unidad dinámica de la mente humana, es decir, a su estructura. Esta estructura no es estática, pues la mente humana crece, experimenta cambios y se hace más coherente. El proceso de crecimiento es muy individual y único en cada caso. Cada hombre es una entidad separada. Deberían “estudiarse” sus semejanzas y “describirse” sus diferencias y rasgos comunes. Cada individuo es representativo de su tiempo, cultura o grupo. La investigación psicológica “se origina en la misma experiencia vivida”. La investigación psicológica “se inicia a partir del sistema como un todo”, se nos presenta como “una realidad viviente”. El pensamiento psicológico espontáneo supera a la investigación psicológica. Posteriormente Dilthey, desarrolló la distinción de Brentano y Husserl entre actos mentales y sus contenidos. El acto es el hecho de tener conciencia de algo, aquello de lo que tenemos conciencia es el contenido. De acuerdo con Kant, Dilthey dividió los actos mentales o actitudes en:

    1. Conocimiento

    2. Afecto

    3. Volición (acto de voluntad)

Los actos cognoscitivos pueden dividirse en: percepción, memoria, juicio, etc.

Los actos afectivos pueden dividirse en: placer, dolor, temor, amor, odio, etc.

Los actos volitivos pueden dividirse en: deseo, decisión, obligación, etc.

En los tres casos debiera distinguirse el acto y el contenido.


Conclusiones (importante): Kant, Husserl y Dilthey han escrito una nueva página en la historia de la psicología. La aportación de Kant a la psicología ha sido más bien negativa y puede ser considerada una regresión si se la compara con los sensualistas y asociacionistas. No obstante, el impacto de Kant sobre la psicología ha sido significativo. Copérnico destronó al hombre y a la Tierra; Kant (filósofo alemán) marchó en dirección opuesta. El problema de Husserl consistía en cómo salvar la investigación científica del inevitable solipsismo (forma principal de subjetivismo según la cual sólo existe o sólo puede ser conocido el propio yo: parte consciente del individuo, mediante la cual cada persona se hace cargo de su propia identidad y de sus relaciones con el medio); todo lo que uno experimenta sería una irradiación de la propia mente; de lo único que podemos tener seguridad es de nosotros mismos. Husserl no se hizo cuestión sobre la existencia del mundo objetivo ni de la verdad de nuestras percepciones. Entonces, hizo su aparición Dilthey, quien sugirió otra solución para la situación. No podía aceptar ni el menos precio de Kant hacia los estudios empíricos (relativo a la experiencia; ésta es la base de todos los conocimientos) ni el enfoque positivista (sistema filosófico que admite únicamente el método experimental y rechaza toda noción a priori y todo concepto universal y absoluto) de la psicología experimental. En resumen, Dilthey no abrió un nuevo camino a la psicología, sólo elaboró un nuevo rótulo (título). Spragner, Stern y las teorías del campo y de la Gestalt adoptaron este rótulo como punto de partida. Dilthey, moviéndose entre el apriorismo (a priori: para indicar la demostración que consiste en descender de la causa al efecto o de la esencia de una cosa a sus propiedades) y el empirismo (el conocimiento se origina desde la experiencia), adoptó este último. Suponía que la psicología y otras ciencias “humanísticas” eran empíricas hasta cierto punto. Podían describir pero no explicar. Dilthey no dio con la solución al problema de Kant, quien introdujo una fina distinción entre el sujeto percibiente y el mundo objetivo percibido. Además, Dilthey reservó a la mente humana la posición central. La mente humana se dirige hacia un fin; en oposición al asociacionismo. Cada ser humano es único decía Dilthey, y en ellos se basaron algunas de las ideas de Spragner, Stern, Allport, etc.

GESTALT- CAPÍTULO XI – PSICO. PERSONALÍSTICA – FICHA 626


  • Spragner: psicología de la personalidad




  • Las estructuras mentales: Spragner ha sido el hombre que ha actualizado las ideas de Dilthey concernientes a la psicología basada en la comprensión. Spragner aceptó la distinción de Dilthey entre la psicología atomística, analística, explicativa, relacionada con los elementos sensoriales y con sus fundamentos fisiológicos y, la psicología molar, comprensiva, descriptiva, cuyo objeto es la mente humana y su estructura total. Spragner dirigió sus estudios hacia la comprensión del individuo como un todo porque el estudio de los elementos “destruye las totalidades significativas de la vida”. Además, afirmaba que la psicología debería describir más que analizar; comprender más que interpretar; estudiar la totalidad de las acciones humanas más que sus fragmentos; atender a las humanidades más que a la ciencia natural. La preocupación de Spragner por el enfoque molar le condujo a buscar situaciones totales con las que se relacionara el individuo total. Estas situaciones eran los valores culturales hallados por Spragner en su sociedad.




  • Oposición al reduccionismo: la mente humana según dijo Dilthey es teleológica (teleología: doctrina de las causas finales); los variados fines de la vida humana han sido desarrollados a través de la historia de la humanidad. La historia, y no el laboratorio, es el lugar apropiado para el estudio de la mente humana. Los estudios de laboratorio verifican los detalles mínimos e insignificantes. La psicología experimental, se ve obligada a buscar más allá de los datos empíricos y a “interpretarlos redefiniendo los fenómenos psicológicos a la fisiología”. Este método, afirmaba Spragner, no conduce a ninguna parte, y la vida humana no puede ser comprendida en términos fisiológicos. La psicología debe decir qué experimenta el hombre, cómo lo experimenta y cuáles son las primeras experiencias vitales. Las interpretaciones fisiológicas no llevan a ninguna parte. La psicología, al igual que las otras ciencias humanas, no precisa ser explicativa. Su objeto, la experiencia humana, es experimentado desde dentro, por el sujeto experimentante. Por consiguiente, el método propio de la psicología es el método de la COMPRENSIÓN. La psicología descriptiva, en opinión de Spragner, era el primer paso; a continuación la comprensión aprehende (coger o concebir las especies de las cosas sin hacer juicio de ellas o sin afirmar ni negar) las principales características de la experiencia.




  • Los seis tipos de personalidad: Spragner distinguió 6 modelos humanos teleológicos (ciencia de las causas finales) relacionados con 6 áreas de la cultura, a saber, la teoría científica, la estética la vida económica, la religión, la sociabilidad y el poder político. Spragner sugirió 6 tipos “ideales”. Estos tipos no representan ninguna personalidad humana existente; más bien reflejan 6 tipos de filosofía de vida.




  • Conclusiones: la importancia concedida por Spragner a la relación existente entre los tipos de personalidad y las áreas culturales ha influido en muchos psicólogos, tales como Allport, Adler, Lewin y otros. La “comprensión” no puede ser un método científico.




  • Crítica a Spragner: la elección por parte de Spragner de 6 valores resulta arbitraria/absurda, parcial, costosa y no es representativa de todos los fines, metas y logros humanos.



  • William Stern: persona contra cosas




  • El hombre de la síntesis: la aportación de Stern a la psicología es rica y variada. Su papel en la historia de los tests mentales en Alemania es comparable al de Binet en Francia. La obra de Spragner comprende, entre otras cosas: psicología infantil, estudios educativos y clínicos y muchas otras áreas. Spragner es experimentalista y humanista. Según él, la ciencia busca leyes. Esto supone una relación invariable común a una clase o categoría de objetos que tienen alguna semejanza entre sí. La división de fenómenos mentales en conocimiento, emoción y volición (acto de voluntad) era demasiado rígida. En su lugar, Spragner propuso dividirlos en percepción, memoria, pensamiento e imaginación, volición y sentimiento. La distinción entre ciencias naturales y humanidades, introducida por Dilthey, se ha hecho superflua (innecesario, que está de más) escribió Spragner. Es labor de la psicología unir ambos métodos. El método de Spragner combinaba la explicación y la comprensión. Stern defendía la variedad de métodos de investigación y criticaba cualquier enfoque específico, unilateral. Los fenómenos psicológicos se experimentan inmediatamente. Por consiguiente, la introspección también puede ser un método útil (además de la experimentación).




  • Mente y cuerpo: Stern abordó los problemas planteados por Kant, pero los resolvió de una manera no kantiana. El substrato (esencia o naturaleza de algo) de la mente, decía Stern, es la unidad original del individuo. La persona es un todo viviente, individual, único, que se encamina a unos fines y, sin embargo, abierto al mundo que lo rodea, es capaz de tener experiencia. La Psicología es la ciencia que tiene experiencia o es capaz de tener experiencia, interpretándose la experiencia como dirigida a un fin. La “personalidad” decía Stern, es un término “neutral, imparcial” en lo que concierne al problema mente/cuerpo. Incorpora ambos términos y presenta al problema una nueva luz. Todas las áreas diversificadas de la psicología deberían combinarse en el estudio del individuo. “El individuo no es en parte cuerpo y en parte mente, sino una persona con capacidad para la experiencia. Es una porción del mundo que, aunque vinculado con el exterior, no obstante intercambia continuamente sustancias y funciones con todas las demás funciones del mundo; esto es su corporalidad. Y también posee la capacidad de reflejarse en sí mismo y al mundo interiormente; esto es su mentalidad. Por consiguiente, no hay experiencia ni capacidad para la experiencia que no se halle relacionada con el aspecto físico de la vida y con las funciones corporales”.




  • Tres modalidades: Stern distinguió 3 modalidades de vida:




  1. Biológica

  2. Experiencia vital

  3. Este nivel no se da en plantas y animales. Es puramente humano y representa valores culturales, sociales, morales y religiosos.




  • Las principales áreas de la psicología: Stern dividió todo el campo de la psicología en:

  1. Percepción sensorial

  2. Memoria y aprendizaje

  3. Pensamiento, inteligencia e imaginación

  4. Impulsos, instintos y volición, y por último…

  5. Vida afectiva

La teoría de Stern, a diferencia de las de Pavlov o Freud, es un sistema psicológico “complejo”. Stern estaba en contra de Wundt y de la psicología “elementalista” (que descomponen la conciencia o la conducta a sus elementos más simples). Stern, por otra parte, señaló que el concepto de GESTALT no fue descubierto por los psicólogos de la Gestalt sino por Ehrenfels, Buhler, Krueger y él mismo.



Percibimos una “Gestalt” (escuela teórica y experimental alemana; forma o configuración) independientemente de cualquier tipo de estímulo sensorial específico, escribió Stern. Pero no aceptó la idea de que la Gestalt fuera un fenómeno fundamental. “No hay gestalt sin gestaltor, el hombre que forma una gestalt, dijo Stern”.


  • Carácter y personalidad: en la terminología de Stern, carácter corresponde a personalidad. Ésta es producto de las influencias convergentes (que se reúnen, juntan) de la herencia y del ambiente. La personalidad es el pinto de unión de lo físico y lo mental. Es una unidad compuesta de elementos “unitas múltiplex”. Stern denominaba rasgos a las partes constantes de la actividad de la persona. El rasgo resulta levemente distinto en cada ocasión porque se enfrenta a otras condiciones determinantes.




  • Conclusiones: los discípulos inmediatos de Stern son: Gordon Allport y Kurt Lewin. Allport adoptó el contenido personalista; Lewin se hizo cargo únicamente del enfoque filosófico.



  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad