Relación entre hermanos



Descargar 0.6 Mb.
Fecha de conversión13.06.2018
Tamaño0.6 Mb.




GURASO ESKOLAK

ESCUELAS DE PADRES Y MADRES

www.vitoria-gasteiz.org

Hezkuntza Zerbitzua

Servicio de Educación





RELACIÓN ENTRE HERMANOS
La capacidad para afrontar conflictos es educable y que existen estrategias para convertir los conflictos en oportunidades educativas enriquecedoras para todos los que participan en ellas. Utilizar educativamente el conflicto entre hermanos requiere más tiempo que reprimirlo, por ello, lo ideal es no intervenir en el conflicto y guiar su solución autónoma por parte de los niños.
PROBLEMAS MÁS FRECUENTES
CELOS: ¿Cómo se manifiestan?

  1. Rivalidad abierta: se manifiesta de forma verbal hacia el otro: "no quiero al hermanito", "quiero que te lo lleves", etc.

  2. Actuaciones agresivas hacia el bebé: de la palabra se pasa a la acción; el niño le quita los juguetes a su hermano, le tapa la nariz, etc. 

  3. Hostilidad hacia los padres: con formas de actuación que saben que molestan a los padres: desobedecer, oposición sistemática hacia lo que se le pide, etc. 

  4. Hostilidad hacia sí mismo: “te vas a enfadar conmigo”... 

  5. Regresar a comportamientos más infantiles: "ponme el chupete", hablan como si fueran más pequeños, se vuelven hacer pis, o dejan de comer solos...etc.


PELEAS Y DISCUSIONES

En las relaciones entre hermanos se producen un cúmulo de sentimientos que van del amor al odio y que se manifiestan con abrazos, mordiscos, besos, empujones, caricias o insultos. Las discusiones son naturales y frecuentes en las relaciones entre hermanos pero, cuando tienen lugar, alteran mucho a la familia. Independientemente de la circunstancia que motive la discusión entre los menores, es imprescindible que, los padres, se mantengan al margen, es decir, que no se pongan de parte de uno o del otro (da igual quién consideren que es el responsable).


COMPETITIVIDAD

La rivalidad es algo normal, es una competencia por obtener el cariño de los padres que, sin sobrepasar un cierto grado, ocurre con normalidad en todas las familias.



El primer sentimiento de rivalidad y sensación de perder esa "exclusividad" con sus padres la tiene el niño cuando descubre que a éstos les gusta hacer otras cosas y con otras personas además de con él (con sus hermanos).

¿QUÉ PUEDO HACER CUANDO SURGEN ESTOS PROBLEMAS?
CELOS ANTE LA LLEGADA DE UN NUEVO HERMANO


  1. Permitir, bajo supervisión, que el niño acaricie a su nuevo hermano.

  2. Estimular con expresiones positivas todo acercamiento: “qué bien le cuidas”, “eres muy responsable”, “ayúdame a bañarle”.

  3. Compartir con el niño actividades, ilusiones y valores (promover juegos comunes, realizar excursiones y viajes…)

  4. Tratar con afecto y atención frecuentes a el niño para que perciba que es querido.



  1. Valorar a al niño delante de familiares y visitas, evitando comentarios negativos sobre ella y/o sobre su relación con su nuevo hermano.

PELEAS Y DISCUSIONES


  1. En lo posible, es mejor no intervenir en el conflicto siempre que se guíe en su solución.

  2. En los casos de intervención: no humillar al niño cuya postura no se apoya, dialogar la solución.

  3. No aceptar las soluciones basadas en la agresión física, verbal o en la imposición de la fuerza.

  4. No reprimir el conflicto, asumirlo como algo natural y aprovecharlo para proponer soluciones dialogadas y creativas.

  5. Describir el conflicto, proponer varias soluciones y delegar en los hermanos la solución final. No aceptar que se practiquen amenazas.

  6. Evitar comentarios del tipo: "¿Quién ha empezado a discutir?" o "Deja de molestar a tu hermano". Se debe animar a que resuelvan ellos solos sus desavenencias.

  7. Cuando no quieren compartir sus juguetes, ropa, etc.: es importante que se les enseñe a los hijos estrategias para que aprendan a compartir (ej. dedicar media hora al día a prestarse los juguetes mutuamente y a jugar)

  8. Cuando haya agresividad física, hay que separarles y, sin hablar ni discutir con ellos, se les manda a dos habitaciones diferentes para que se calmen y reflexionen. Se les puede decir: "Cuando os hayáis tranquilizado y tengáis la solución, volvéis a hablar y resolvéis el problema por vuestra cuenta".

  9. No castigar físicamente al agresor. No prestar atención al agresor y centrarse en las consecuencias negativas que el comportamiento agresivo ha tenido en el otro.

COMPETITIVIDAD


  1. Es importante valorar y premiar el esfuerzo más que la actividad llevada a cabo, para que aprendan que, debido a las diferencias de edades, lo que requiere un pequeño esfuerzo para el mayor, para el menor cuesta mucho más.

  2. Se deben concretar las responsabilidades de cada uno de los hijos, teniendo en cuenta su edad, e intentando evitar que el mayor cargue con las del pequeño.




IPACE Psicología Aplicada SL



Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad