Relación entre estilos de enseñanza y tipos de personalidad en docentes de nivel superior Relation between Teaching Styles and Types of Teaching Personalities in a private institution of superior education



Descargar 0.63 Mb.
Fecha de conversión08.07.2018
Tamaño0.63 Mb.




Relación entre estilos de enseñanza y tipos de personalidad en docentes de nivel superior

Relation between Teaching Styles and Types of Teaching Personalities in a private institution of superior education
Ingrid Victoria Pastor de Jones  (*)

Universidad Católica San Pablo- Arequipa-Perú

Perú

(*) Autor para correspondencia:



Ingrid Victoria Pastor de Jones 

Docente investigadora

Escuela de educación

Universidad San Pablo- Arequipa-Perú

Correo electrónico: ipastor@ucsp.edu.pe

Psj. Juan Manuel Polar 100

Acequia Alta, Cayma

Arequipa, Arequipa

Perú 997
RECIBIDO: 14 de marzo de 2016

ACEPTADO: 08 de julio de 2016

DOI: 10.4151/07189729-Vol.56-Iss.1-Art.443.

Resumen
El objetivo de esta investigación es determinar si existe relación entre estilos de enseñanza, y tipos de personalidad y temperamento en docentes de nivel superior. Como referente se ha tomado el estudio “Relación entre estilos de enseñanza y niveles de comprensión lectora” (Pastor, 2010.

La metodología es no experimental, descriptiva-correlacional, aplicando el Inventario del Estilo de Enseñanza de Anthony F. Grasha, que comprende el estilo experto, autoridad formal, modelo personal, facilitador y delegador y el Inventario de Personalidad de J. Eysenck-S.B.G., que evalúa introversión, extroversión, psicoticismo y neuroticismo, en una muestra de 50 docentes, seleccionados con un muestreo no probabilístico por cuotas (Canales, 1986).

Los resultados muestran una relación significativa entre distintos estilos de enseñanza y la personalidad extroversión y se concluye que mientras más extrovertido sea el docente, tenderá a aplicar más el estilo de enseñanza delegador.
Palabras claves: enseñanza – personalidad – método­ –docencia -relación


Abstract
The objective of the study is to determine the relationship between the teaching styles, types of personality and temperament of teachers of higher education. A preliminary document was taken from the study "Relationship between teaching styles and levels of reading comprehension" (Pastor, 2008).

The methodology corresponds to non-experimental research, and descriptive correlational type. Study population consisted of 50 teachers selected with a sampling non-probability by quotas (De Canales, 1986).

The teachers that participated completed a questionnaire from the teaching styles of Anthony F. Grasha, comprising expert, formal authority, personal model, and facilitator and delegator style and completed a questionnaire rating personalities by J. Eysenck-S.B.G., which assesses the dimensions of personality introvert, extrovert, psychoticism, and neuroticism.

Results indicated a significant relationship between different styles of teaching and extraversion personality, and concluded that the more extrovert is the teacher, will tend to apply more delegador style of teaching.



Key words: Teaching - personality – method- . Teachers- relationship-
Introducción
El panorama que presenta la educación en el mundo está experimentando una transformación radical que afecta tanto a la escolaridad como a la educación superior, ya que en los últimos años esta se ha incrementado de manera espectacular, son 200 millones de estudiantes en el mundo que demandan nuevos métodos, contenidos, y espacios de aprendizaje (UNESCO, 2015). Pero sin lugar a dudas estos estudiantes de nivel superior lo que buscan es un modelo de profesional que tenga ciertas competencias que a ellos les gustaría emular y lograr al terminar sus estudios ya que la imagen que transfiere el educador es estratégica como modelo coherente y contrastante con la realidad.

El papel del docente de nivel superior ya no debe centrarse en transmitir conocimientos de manera vertical, sino horizontal, debe ser un referente estratégico que acompañe, eduque, y proyecte a los dicentes su aleación a el pensamiento crítico, lo que le permite emitir juicio, valor sostenible asociado a la motivación constante y trascendente por lo que hace o aprende y que genere una interacción más cercana, asequible, perceptiva y critica centrada en la afectividad y efectividad, razones que hacen de este estudio significativo y útil ya que tiene como fin que el docente de educación superior conozca sus propios estilos de enseñanza y que tipo de personalidad tiene, no para poder cambiarlos sino para que los lleve a un análisis y cuestionamiento permanente en el que pueda contribuir a la plena realización del individuo y a seguir siendo para la educación superior un agente esencial, (UNESCO, 2015).

Actualmente existen pocos estudios sobre los estilos de enseñanza o”comportamientos pedagógicos repetidos o preferidos que los docentes manifiestan y que caracterizan su forma de enseñanza” (Himmel, 2001, pp. 79-89) “relacionados con los diferentes modos de pensar y actuar como parte de su personalidad” (Murray, 1990). De ahí la importancia del presente estudio.

Tradicionalmente, los estilos de enseñanza, han sido vistos como posturas, manifestaciones, cubierta personal, o manierismos interesantes que se utilizan para crear una impresión; Sin embargo, cada estilo de enseñanza representa cualidades personales y comportamientos que responden a un estilo de dirigir las clases, como lo indican diferentes autores, de los que se consideran algunas definiciones a continuación:

Grasha (1994) define el estilo de enseñanza como:

Conjunto de necesidades, creencias y comportamientos que los profesores universitarios expresan en el aula de clases. Por tomar en consideración múltiples dimensiones, los estilos afectan el cómo los docentes presentan información, interactúan con los alumnos, dirigen las tareas en el aula, supervisan asignaciones, socializan con los estudiantes y orientan a los mismos (p. 42).

Guerrero (1996 citado por Aguilera, 2012), coincide con la definición anterior al señalar que los estilos de enseñanza, son características que el docente imprime a su acción personal, es decir, la forma o manera que tiene cada docente de conducir el proceso de enseñanza aprendizaje. Dichas características son el conocimiento de la materia que enseña, la preparación académica, organización y preparación de la actividad académica, métodos de enseñanza, la relación docente alumno, el ambiente de aula, procedimientos de valoración y personalidad. Mientras Rendón, (2010 citado por Rendón 2013) amplía el concepto al afirmar que los estilos de enseñanza son:

Modos, formas, adopciones o maneras particulares y características de pensar el proceso educativo y de asumir el proceso de enseñanza aprendizaje en un contexto específico que se manifiestan en actitudes, comportamientos, acciones, procedimientos, actividades que se ponen en juego en la praxis docente en función de aspectos como: ambiente de aula, relación, interacción, socialización y orientación de los estudiantes; organización, preparación o planificación de la actividad académica; presentación de la información, métodos de enseñanza, dirección, conducción y control del proceso de enseñanza aprendizaje, dirección de las tareas y evaluación. Estos son producto de supuestos, principios, creencias, ideas y conceptos subyacentes a las prácticas pedagógicas que pueden ser más o menos conscientes (p. 7).

Estas diferencias individuales aplicadas al proceso de enseñanza-aprendizaje dan lugar a los distintos estilos de enseñar en el docente. Sin embargo muchos docentes no conocen su propio accionar, lo que no les permite autoevaluarse y direccionar su estilo en uno o una combinación de algunos que promueva el aprendizaje de los discentes.

Así también existen investigaciones previas al estudio que han aportado a determinar el papel y las ventajas de los Estilos de Enseñanza como se muestra en el siguiente cuadro:


CUADRO 1

Ventajas de los Estilos de enseñanza



VENTAJAS

AUTORES

Condicionan los resultados de aprendizaje

(Pankratius, 1997)

Condicionan la relación en el acto didáctico

(Delgado, 1996)

Ofrecen posibilidades de adaptación y combinación en función de objetivos, características y necesidades de los factores que condicionan el acto didáctico

(Viciana y Delgado, 1999)

Permiten mayor variedad de destrezas motoras y de otra índole

(Goldberger y Howartch 1993)

Enseñan a trabajar las diferencias individuales

(Don Franz,1992)

Favorecen la enseñanza efectiva en diferentes disciplinas

(Boyce, 1992, Don Franz,1992)

Proporcionan estructuras para construir sesiones, facilitando una mejor planificación, aprendizaje técnico y enseñanza de conocimientos

(Boyce, 1992)

Permiten coordinar experiencias para el futuro profesorado

(Don Franz,1992)

Posibilitan pasar de la teoría a la práctica, proporcionando una base teórica para futuras investigaciones mediante una aproximación lógica

(Piéron, 1996; Don Franz,1992)

Vislumbran nuevas a reas de investigación

(Boyce, 1992)

Fuente: Fausto Tomás Pinelo Ávila.

La forma de enseñar determina el estilo del profesor pero identificar las características de los estilos como profesores es difícil. Según Díaz (1999) “quien ajuste su pensamiento a su forma, como una hoja de espada, ese tiene estilo" (p.24).

En cuanto a las características de los estilos de enseñanza Guild y Garger (1988), describieron algunas comoneutralidad y estabilidad (que no son absolutos ni mucho menos los únicos) y explicaron el concepto de Estilo a través del comportamiento de las personas y de las raíces de las acciones considerando diversas formas básicas en las que se interactúa con una situación, con una persona, con la información o con las ideas. Basado en lo anterior, ellos identificaron cuatro categorías de diferencias de estilo.


  1. El estilo que concierne con la cognición: Las personas perciben y obtienen conocimiento de manera diferente.

  2. El estilo que concierne a los conceptos: Las personas forman ideas y piensan de manera distinta.

  3. El estilo que concierne con el afecto: Las respuestas de las emociones de las personas y sus distintas escalas de valores.

  4. El estilo que concierne al comportamiento: Las personas actúan de manera diferente

El comportamiento del docente define su estilo, entendido por comportamiento, como dice Breijo, (2004), “rasgos personológicos peculiares y privativos de los profesores (cognitivos, afectivos, temperamentales y volitivos) y su combinación, que devienen en modos de actuación distintivos como tendencia, en la Dirección del Proceso de Enseñanza” (p. 36). Sin que necesariamente tenga que tener correlación positiva en todos los estilos de enseñanza, según los resultados del presente estudio.

Esto se debe a que además de su personalidad hay otros factores como los estilos de aprendizaje de los estudiantes mencionados por Grasha, (1996) como el estilo competitivo, en el que los estudiantes están interesados en todo aquel conocimiento que les permita ser los mejores; o el estilo colaborativo, en que los discentes prefieren el aprendizaje a través de las ideas compartidas y colaboran con el docente para hacer más interesante la clase o el estilo evasivo quienes no tienen entusiasmo en clase y frecuentemente están distraídos en clase o aquel estudiante que se perfila por el estilo participativo quien le gusta tomar parte en la clase y disfruta estar en ella, o aquel estilo dependiente quien muestra poca curiosidad intelectual y quien demandará al docente un esfuerzo mayor por despertar el interés en el curso, o por último aquel estilo independiente quien preferirá aprender por sí mismo aquello que le parezca interesante, y quienes determinarán en distintas circunstancias el estilo que el docente aplicará en cada aula.

Actualmente existen diferentes clasificaciones o tipologías de estilos de enseñanza, pero el presente estudio toma el modelo de Anthony Grasha y Sheryl Hruska-Riechmann (1996, citado por Huapaya y Lizarrarlde, 2009) que está basado en una tipología fundamentada en la relación simbiótica entre las cualidades personales de los profesores, el proceso instruccional que emplean para transmitir el contenido de sus disciplinas y los estilos de aprendizaje de los estudiantes. El modelo en estudio ubica a cada docente, según su estilo de enseñanza, en uno de los siguientes cinco patrones (o puede participar en varios de ellos con distinta graduación): experto, autoridad formal, modelo personal, facilitador, y delegador”.

En cuanto a los conceptos de la segunda variable, La Real Academia Española de la Lengua (2010) define la personalidad como la "Diferencia individual que constituye a cada persona y la distingue de otra" y también como el "Conjunto de características o cualidades individuales que destacan en algunas personas".



Warren, en su Diccionario de Psicología (1984, p. 264), define a la personalidad como la "Organización integrada por todas las características cognoscitivas, afectivas, volitivas y físicas de un individuo tal como se manifiesta a diferencia de otros"; como "La caracterización o patrón general de la conducta total de un individuo" y como "Aquellas características de un individuo que más importan para determinar sus ajustes sociales" (citado por Aragon, 2011)

Allport (2001), define la personalidad como "la organización dinámica de los sistemas psicofísicos que determina una forma de pensar y de actuar, única en cada sujeto en su proceso de adaptación al medio" (p.49). Si se disgrega esta afirmación se encuentra que:

a) La organización representa el orden en que se halla estructurada las partes de la personalidad de cada sujeto.

b) Lo dinámico se refiere a que cada persona se encuentra en un constante intercambio con el medio que sólo se interrumpe con la muerte.

c) Los sistemas psicofísicos hacen referencia a las actividades que provienen del principio inmaterial (fenómeno psíquico) y el principio material (fenómeno físico).

d) La forma de pensar hace referencia a la vertiente interna de la personalidad.

e) La forma de actuar hace referencia a la vertiente externa de la personalidad que se manifiesta en la conducta de la persona.

f) Y es única en cada sujeto por la naturaleza compleja en el que el cerebro organiza las sinapsis.

Por otro lado, los psicólogos norteamericanos Carver y Scheier (1997) avalan que la personalidad estudia el funcionamiento intrapersonal (intrapsíquico o simplemente psiquismo) y las diferencias individuales. Las diferencias individuales son el conjunto de características o rasgos que diferencian a una persona de las demás; y que se interrelacionan surgiendo diferentes tipos (por Eysenck J, por Eysenck E, 1987)

La definición de la personalidad dada por Eysenck (1987) gira alrededor de cuatro patrones de conducta: el cognitivo (Inteligencia), el conativo (carácter), el afectivo, (temperamento) y el somático (constitución). De este modo, la personalidad es "la suma total de los patrones conductuales presentes o potenciales del organismo, determinados por la herencia y ambiente, se origina y desarrolla mediante la interacción funcional de los sectores formativos en que se originan estos patrones conductuales y considera que son tres los factores que permiten explicar la varianza fundamental de la personalidad, los cuales son: extraversión (E), neuroticismo (N) y psicoticismo (P). Amelang y Bartussek (1991), propuso, asimismo, la relación de los cuatro tipos temperamentales y el sistema dimensional neuroticismo-extraversión.:

FIGURA 1

Patrones de conducta de la personalidad de Eysenck (1980)





  • El individuo extravertido e inestable (colérico), es susceptible, inquieto, agresivo, excitable, variable, impulsivo, optimista, activo.

  • El individuo extravertido estable (sanguíneo), es sociable, expresivo, comunicativo, sensible, tolerante, vividor, despreocupado, dirigente.

  • El individuo Introvertido inestable (melancólico) es triste, ansioso, sombrío, pesimista, reservado, insociable, tranquilo.

  • El individuo introvertido estable (flemático) es pasivo, cuidadoso, pensativo, pacífico, controlado, veraz, sereno.

Por todo lo mencionado, el presente estudio pretende determinar la relación entre los estilos de enseñanza, tipos de personalidad y temperamento en docentes de nivel superior. La Hi que se plantea es que probablemente existe una relación positiva con algunos estilos y tipos de personalidad, y negativa con otros. Por lo que la presente investigación responde a las siguientes interrogantes: ¿Cuáles son los estilos de enseñanza en los docentes de educación superior? ¿Cuáles son los tipos de personalidad en los docentes de educación superior? y ¿Cuál es la relación entre los estilos de enseñanza y los tipos de personalidad y temperamento de los docentes de educación superior?

Metodología

Se aplicó una metodología no experimental, con un diseño de estudio transeccional correlacional-causal (Hernández, Fernández y Bautista, 2010) que describe las relaciones entre los diferentes estilos de enseñanza y los tipos de personalidad en términos de correlación.


Muestra

Sobre una población de 105 docentes de nivel superior de Arequipa, se eligió una muestra de 50 docentes (32 varones y 18 mujeres) a través de un muestro no probabilístico por cuotas (Canales, 1986).



Instrumentos

Como instrumentos de investigación se utilizaron el Cuestionario para Determinar y Analizar los Estilos de Enseñanza Por Anthony F. Grasha (1994) y el Cuestionario de Personalidad de Hans J. Eysenck,(1954 ) que permitieron recoger datos sobre actitudes, comportamientos y dimensiones de personalidades en la enseñanza, como también datos como sexo, edad, años de experiencia y profesión.

El Cuestionario para Determinar y Analizar los Estilos de Enseñanza fue construido por Anthony F. Grasha, Ph.D y diseñado para medir actitudes y comportamientos en enseñanza, cuenta con 40 ítems, 10 para cada estilo de enseñanza que se valoran en siete alternativas, Totalmente en desacuerdo, Desacuerdo en algo, Ni de acuerdo ni desacuerdo, De acuerdo en algo, Totalmente de acuerdo, con una escala de frecuencia del uno al siete. Dde todos estos valores se saca un promedio por cada estilo; los valores más bajos denotan una baja propensión a ese estilo de enseñanza y los valores altos por el contrario denotan una alta propensión. Todos estos valores se agrupan en 3 categorías:
CUADRO 2

Rango de valores



Estilos

Alto

Moderado

Bajo

Experto

1.0-3.2

3.3- 4.8

4.9-7.0

Autoridad formal

1.0-4.0

4.1- 5.4

5.5-7.0

Modelo personal

1.0-4.3

4.4-5.7

5.8-7.0

Facilitador

1.0-3.7

3.8-5.3

5.4-7.0

Delegador

1.0-2.6

2.7-4.2

4.3-7.0

Fuente: Elaboración propia en base a el cuestionario para determinar y analizar los Estilos de Enseñanza de Anthony F. Grasha, Ph.D

Por consiguiente este instrumento nos permite obtener datos cuantitativos (Promedios) como cualitativos (alto, bajo, regular).

Con referencia a la validación de los instrumentos de investigación se hallaron niveles de consistencia interna mediante el método Alfa de Cronbach donde la variable estilos de enseñanza docente de 40 Ítems es = 0.902, esto indica que el Cuestionario para Determinar los Estilos de Enseñanza de Anthony F. Grasha es altamente confiable.

El Cuestionario de Personalidad de Hans J.Eysenck, contiene 90 Ítems que se responden con opción dicotómica (SI/NO) que evalúan la dimensión “E” Extraversión con 21 ítems; La dimensión “N” Neurociticismo con 23 ítems; La dimensión “P” Psicoticismo con 25 items; La dimensión predictora de delincuencia con 34 ítems y La dimensión “L” Sinceridad con 21 ítems. Para efectos de esta investigación, se tomó en cuenta la trinomía por excelencia del autor (Extraversión, Neuroticismo, Psicoticismo).

Todas las escalas de aproximación tienen valores entre 1 y 25, asociadas en 5 intervalos de medición por cada escala, cuyos valores menores denotan rasgos opuestos a la dimensión y valores mayores denotan una alta tendencia a las mismas. Por este motivo, es posible hacer una medición tanto cualitativa como cuantitativa. La fiabilidad de las escalas se obtuvo mediante análisis de consistencia interna (alpha de Cronbach) y mediante test-retest. Todos los coeficientes oscilaron entre 0,71 y 0,86 (Ibáñez, 1997 citado en Zambrano 2011).



Procedimientos

Después de precisar variables, indicadores y los objetivos se procedió a recoger la información. La estrategia de recolección de datos en el ámbito de investigación consistió en la coordinación con las autoridades de la entidad y con los propios docentes para suministrar los instrumentos de investigación. Los cuestionarios fueron entregados a los docentes para ser contestados en momentos de descanso durante los meses de noviembre, diciembre y enero del 2009. Luego de la aplicación de los instrumentos de investigación se procedió a: procesar los datos mediante el programa SPSS.20.0



Resultados

En el estudio utilizó estadísticos descriptivos como el análisis de frecuencias y la media como medidas de tendencia central, y para el análisis multivariado, se han utilizado tablas de contingencia para los datos cualitativos y el coeficiente de Pearson para los datos cuantitativos.


TABLA N°01

Datos de control




Frecuencia

Porcentaje

Porcentaje válido

Porcentaje acumulado

Edad

25-30 años

10

20,0

20,0

20,0

31-35 años

6

12,0

12,0

32,0

36-40 años

9

18,0

18,0

50,0

41-45 años

10

20,0

20,0

70,0

46-50 años

5

10,0

10,0

80,0

51 más años

10

20,0

20,0

100,0

Total

50

100,0

100,0




Sexo

Masculino

32

64,0

64,0

64,0

Femenino

18

36,0

36,0

100,0

Total

50

100,0

100,0




Profesión

No contestó

3

6,0

6,0

6,0

Profesor

3

6,0

6,0

12,0

Psicólogo

3

6,0

6,0

18,0

Administrador

8

16,0

16,0

34,0

Médico

1

2,0

2,0

36,0

Ing. Industrial

4

8,0

8,0

44,0

Estratega de Marketing

1

2,0

2,0

46,0

Contador

3

6,0

6,0

52,0

Ing. de Sistemas

3

6,0

6,0

58,0

Economista

6

12,0

12,0

70,0

Comunicador Social

1

2,0

2,0

72,0

Ing. Químico

1

2,0

2,0

74,0

Ing. en Informática

4

8,0

8,0

82,0

Diseñador gráfico y publicitario

1

2,0

2,0

84,0

Ing. en Industria y Alimentario

1

2,0

2,0

86,0

Arqueólogo

1

2,0

2,0

88,0

Abogado

2

4,0

4,0

92,0

Arquitecto

1

2,0

2,0

94,0

Técnico en Industria gastronómica

1

2,0

2,0

96,0

Nutricionista

1

2,0

2,0

98,0

Lingüista

1

2,0

2,0

100,0

Total

50

100,0

100,0




Tiempo de enseñanza

No contestó

6

12,0

12,0

12,0

1-5 años

31

62,0

62,0

74,0

6-10 años

8

16,0

16,0

90,0

11 a más años

5

10,0

10,0

100,0

Total

50

100,0

100,0





La TABLA N°01 da a conocer que el 70% de los docentes son menores de 45 años por lo que aún se cuenta con una plana docente joven; así mismo, denota que la mayoría (64%) es de sexo masculino contra un 36% del sexo femenino, el 6% tienen como carrera la docencia y un 88% han seguido otras profesiones como economía y administración (con 12% y 16% respectivamente) y muestra que más de la mitad de docentes, tiene menos de 5 años de experiencia en el campo de la enseñanza (62%).



TABLA 02

Niveles de los estilos de enseñanza





Frecuencia

Porcentaje

Porcentaje válido

Porcentaje acumulado

experto

Bajo

2

4,0

4,0

4,0

Regular

19

38,0

38,0

42,0

Alto

29

58,0

58,0

100,0

Total

50

100,0

100,0




Autoridad formal

Bajo

5

10,0

10,0

10,0

Regular

23

46,0

46,0

56,0

Alto

22

44,0

44,0

100,0

Total

50

100,0

100,0




Modelo personal

Bajo

3

6,0

6,1

6,1

Regular

27

54,0

55,1

61,2

Alto

19

38,0

38,8

100,0

Total

49

98,0

100,0




Facilitador

Regular

27

54,0

55,1

55,1

Alto

22

44,0

44,9

100,0

Total

49

98,0

100,0




Delegador

Regular

11

22,0

22,0

22,0

Alto

39

78,0

78,0

100,0

Total

50

100,0

100,0




Perdidos

Sistema

1

2,0







Total




50

100,0






En la TABLA N°02 elaborada para los datos en intervalo, se puede observar que en el estilo Experto, el 58% está en el nivel Alto, el 38% en el nivel regular y el 4% de los docentes se encuentran en el nivel bajo de este estilo de enseñanza. Esto evidencia gran parte de los docentes estarían mostrando cualidades y competencias profesionales como experto en las materias que enseñan, tanto en preparación académica, organización, preparación de la actividad académica, métodos de enseñanza, relación docente – alumno y procedimientos de valoración.

Para el estilo Autoridad formal, el 10% de docentes está en el nivel bajo, el 46% en el nivel regular de este estilo de enseñanza, y el 44% de docentes en el nivel alto; y según la tabla 3, en promedio (5.2807), es decir, en promedio los profesores medianamente aplican la autoridad formal pero no necesariamente forma parte de su estilo de enseñanza ya que sólo el 44% están ofreciendo una retroalimentación efectiva en las materias que desarrollan con reglas claras de su curso, los cuales buscan seguir las reglas de la institución.

En cuanto al estilo Modelo personal, el 38.8% de docentes se encuentran en el nivel alto, el 55.1% en el nivel regular y el 6.1% en el nivel bajo, lo que denota que en promedio los docentes aplican medianamente este estilo pero no forma parte de su estilo principal de enseñanza y no del todo están satisfaciendo las expectativas de los estudiantes de las escuelas profesionales y el 6,1% de docentes que se encuentran en el nivel bajo de este estilo no serían el modelo que podrían emular los estudiantes.

En el estilo Facilitador, por un lado se determinó que la mayoría de docentes se ubicaron en el nivel alto (44.9%), regular (55.1%) y ninguno en el nivel bajo, por otro lado, en la tabla 3 un promedio de 5,4447 denota que el promedio está entre los límites del nivel alto y el regular. Esto evidencia que los docentes probablemente vienen demostrando cualidades democráticas, comunicación verbal horizontal, relación docente alumno recíproco, procesamiento de la información compartida y estrategias de enseñanza y aprendizaje articulados.

Asimismo, en la investigación se ha podido establecer que, en el estilo Delegador, sólo el 22% de docentes se encuentran en el nivel regular, y el 78% se encuentran en el nivel alto y ninguno en el nivel bajo; la mayoría de docentes muestra alta tendencia a utilizar este estilo de enseñanza, es decir, ellos les dan la libertad a los alumnos de ser lo más autónomos posible, los motivan a generar proyectos y ellos mismos hacen las veces de consultor.

Para todos los estilos, se evidencia una alta desviación típica lo que indica que por más que todos estén entre las tendencias regulares a altas, los datos se encuentran muy dispersos y lejanos de sus respectivas medias.

Es importante destacar que los docentes de nivel superior, vienen ubicándose en los niveles altos de los estilos de enseñanza Experto y Delegador y en los niveles medios de los estilos Autoridad formal, modelo personal y facilitador. Esto demuestra que las formas y características que los docentes muestran en clase no muestran muchas deficiencias en el desarrollo y prácticas académicas lo que permite un mejor proceso de enseñanza y aprendizaje en nivel superior.


TABLA N°03

Dimensiones y escalas de personalidad




Frecuencia

Porcentaje

Porcentaje válido

Porcentaje acumulado

Extraversión

Alta introversión

3

6,0

6,0

6,0

Tendencia introversión

7

14,0

14,0

20,0

Normal

5

10,0

10,0

30,0

Tendencia extraversión

27

54,0

54,0

84,0

Alta extraversión

8

16,0

16,0

100,0

Total

50

100,0

100,0




Psicoticismo

Alta flexibilidad mental

6

12,0

12,0

12,0

Tendencia flexibilidad mental

21

42,0

42,0

54,0

Normal

9

18,0

18,0

72,0

Tendencia rigidez mental

7

14,0

14,0

86,0

Alta rigidez mental

7

14,0

14,0

100,0

Total

50

100,0

100,0







Neuroticismo

Alta estable

16

32,0

32,0

32,0




Tendencia estable

12

24,0

24,0

56,0




Normal

3

6,0

6,0

62,0




Tendencia inestable

11

22,0

22,0

84,0




Alta inestable

8

16,0

16,0

100,0




Total

50

100,0

100,0



Los resultados que se observa en la TABLA 3 muestran que en cuanto a la dimensión Extravertido muestra los siguientes niveles: el 54% de los docentes de la “Institución privada de educación superior”, muestran tendencia a la extraversión que sumado al 16% que muestran alta extraversión, lo que evidencia que en promedio los docentes muestran una tendencia a ser extravertidos que se inclinan por una menor habilidad para aprender, poca precisión en el manejo psicomotor, realizan movimientos amplios y numerosos, se agotan fácilmente, baja su rendimiento al medio y al final de la tarea, mejora el rendimiento en el trabajo en grupo, no se arriesgan ni planifica sus tareas, necesitan muchos estímulos porque son débiles a la monotonía, cambiables, impulsivos, belicosos, excitables, por lo general no son dignos de confianza, se orientan hacia la filiación y dependencia de otras personas, les gustan las bromas, les importa más su persona que las normas éticas, acepta mayores riesgos.

Para la dimensión de personalidad Psicoticismo/Dureza encontramos que el 72% de los docentes se encuentran en la escala hacia tendencia flexible, de los cuales el 18% son (normales) término medio o promedio, el 12% que corresponde a alta flexibilidad mental normales, es decir que no muestran tendencia ni a la rigidez ni a la flexibilidad mental, el 14% en la escala de alta rigidez, el mismo porcentaje en el nivel de tendencia hacia rigidez.

En la dimensión Neuroticismo se observa que, un 32% de los docentes tienen alta tendencia a ser estables, el 24% en el nivel de poca tendencia a la estabilidad contra un 11% que tienden a ser inestables y el 8% que muestran alta tendencia a la inestabilidad, con una media de 10.64 se confirma que en promedio los docentes estarían en un nivel normal tendiendo a la estabilidad. Este indicador es favorable ya que los docentes de nivel superior no tienden a ser ansiosos, inseguros, tímidos con fuertes bloqueos en la conducta y respuestas inadecuadas, intolerante al stress, dependientes de los demás y sugestionables y sobre todo no tendrían baja autoestima.



TABLA Nº 04

Tabla de contingencia extraversión - neuroticismo





EXTRAVERSIÓN

Total

Alta introversión

Tendencia introversión

Normal

Tendencia extraversión

Alta extraversión




NEUROTICISMO

Alta inestable

1

1

2

2

2

8

Porcentaje

2

2

4

4

4

16

Tendencia inestable

0

2

1

7

1

11

Porcentaje

0

4

2

14

2

22

Normal

0

1

0

1

1

3

Porcentaje

0

2

0

2

2

16

Tendencia estable

1

1

0

7

3

12

Porcentaje

2

2

0

14

6

24

Alta estable

1

2

2

10

1

16




Porcentaje

2

4

4

20

2

32

Total

3

7

5

27

8

50

Porcentaje

6

14

10

54

16

100

Relacionando los resultados antes mencionados con los cuatro tipos temperamentales y el sistema dimensional neuroticismo – extraversión, la Tabla 4 evidencia que en el cuadrante estabilidad – introversión, correspondiente al temperamento flemático, encontramos al 10% de docentes, así mismo, en el cuadrante inestabilidad – introversión correspondiente al temperamento melancólico, encontramos al 8% de docentes; en el cuadrante extroversión – estabilidad correspondientes al temperamento sanguíneo encontramos al 42% y por último, en el cuadrante inestabilidad – extraversión, encontramos al 24% de docente. Cabe resaltar que existe un vacío de 16% de docentes que no se podría clasificar en algún cuadrante por encontrarse en el límite de la normalidad. Estos datos demuestran que los docentes con temperamento sanguíneo (42%) tendrían cualidades tales como ser sociables, expresivos, comunicativos, tolerantes, y con cualidades de líderes. Por el mismo hecho de tener un vacío sin interpretar con las cuatro dimensiones temperamentales, el estadístico que decidió la relación entre los estilos de enseñanza y los tipos de personalidad (Chi cuadrado) fue tomado en base a las tres dimensiones de la personalidad mencionadas por Eysenck con los datos cuantitativos.



TABLA N°05

Tipo de temperamento





Frecuencia

Porcentaje

Porcentaje válido

Porcentaje acumulado

Temperamento bivariado

Flemático

5

10,0

10,0

10,0

Melancólico

4

8,0

8,0

18,0

Sanguíneo

21

42,0

42,0

60,0

Colérico

12

24,0

24,0

84,0

Indiferente

8

16,0

16,0

100,0

Total

50

100,0

100,0



La TABLA N° 05 muestra la proporción de docentes por cada tipo temperamental, así, el 42% de docentes muestra características propias de un temperamento sanguíneo mientras que el 24% resulta con un temperamento colérico, y una minoría del 10% y 8%, muestran temperamentos flemático y melancólico respectivamente. Estos resultados demuestran que los docentes con temperamento sanguíneo (42%) tendrían cualidades tales como ser sociables, expresivos, comunicativos, tolerantes, y con cualidades de líderes.



TABLA Nº 06

TABLA DE CONTINGENCIA ESTILO DE ENSEÑANZA – TEMPERAMENTO BIVARIADO




Total

Nivel “Alto” de cada Estilo de Enseñanza

Experto

Autoridad formal

Modelo Personal

Facilitador

Delegador

Temperamento bivariado

Flemático

5

1

1

0

0

3

Porcentaje

100

20

20

0

0

60

Melancólico

4

3

1

0

0

2

Porcentaje

100

75

25

0

0

50

Sanguíneo

21

12

13

12

14

19

Porcentaje

100

57

62

57

67

90

Colérico

12

8

5

4

5

10

Porcentaje

100

67

42

33

42

20

Indiferente

8

5

2

3

3

5




Porcentaje

100

63

25

38

38

63

Dado que los Estilos de enseñanza se miden en niveles Alto, Medio y Bajo y que además un nivel Alto denota que el docente aplica frecuentemente este estilo de enseñanza en sus labores, la TABLA N°08 muestra que para los docentes con temperamentos flemático, el 20% de ellos aplica el estilo de enseñanza experto y/o autoridad formal, mientras que en el temperamento colérico, el 75% de ellos aplica el estilo experto y/o el 25% el estilo autoridad formal, en el temperamento sanguíneo, más de la mitad aplica uno o varios de los estilos de enseñanza incluso, el 90%, es decir casi todos, aplica el estilo delegador. Para los docentes con temperamento colérico, el estilo más aplicado es el experto y menos de la mitad aplican los otros estilos de enseñanza. Aquellos docentes que no muestran inclinación por alguno de tipos temperamentales, el 63% aplica el estilo experto y alrededor de la cuarta parte, los demás estilos de enseñanza.

Para esta interpretación es necesario tomar en cuenta que los estilos de enseñanza no son excluyentes, es decir, un docente podría aplicar una mezcla de los distintos estilos de enseñanza.




TABLA 7

Correlación entre los estilos de enseñanza y las dimensiones de la personalidad




Extraversión

Psicoticismo

Neuroticismo

Experto

Correlación de Pearson

0,266

-0,345*

-0,205

Sig. (bilateral)

0,061

0,014

0,154

N

50

50

50

Autoridad formal

Correlación de Pearson

0,289*

-0,064

-0,211

Sig. (bilateral)

0,042

0,656

0,141

N

50

50

50

CORRELACIÓN ENTRE LOS ESTILOS DE ENSEÑANZA Y LAS DIMENSIONES DE LA PERSONALIDAD



Correlación de Pearson

0,376**

-0,083

-0,299*

Sig. (bilateral)

0,008

0,572

0,037

N

49

49

49

Facilitador

Correlación de Pearson

0,498**

0,045

-0,141

Sig. (bilateral)

0,000

0,758

0,332

N

49

49

49

Delegador

Correlación de Pearson

0,298*

0,091

-0,102

Sig. (bilateral)

0,035

0,530

0,482

N

50

50

50

Los resultados del análisis de correlación mostrados en la TABLA N°07, indican que, al 95% de confiabilidad; es decir, con una posibilidad de 5% de error, el estilo experto de enseñanza docente sólo tiene correlación significativa (-0.345) con la dimensión de personalidad psicoticismo y esta correlación es negativa, es decir, mientras más alta rigidez mental tiene un docente (medida de la psicoticidad), aplica muy poco el estilo experto de enseñanza. Con las dimensiones de personalidad extraversión y neuroticismo no existe relación significativa ya que los valores p (0.061 y 0.154) respectivamente, son mayores al nivel de significancia (0.05).

En el estilo de autoridad formal se observó que hay una correlación significativa sólo con la dimensión extraversión (0,289) y es positiva, es decir, mientras más alta la extraversión del docente, la autoridad formal dentro del aula será un estilo marcado en su forma de enseñanza.

En lo que corresponde a la correlación entre el estilo de enseñanza modelo personal se observó que existe una correlación significativa tanto con la dimensión de personalidad extraversión como con la dimensión de neuroticismo (0,376) y (-0,299) respectivamente. En el caso de la correlación con la dimensión extraversión es positiva, es decir que mientras más alta extraversión presente el docente, aplicará más el estilo formal en su estilo de enseñanza, lo contrario sucede con la dimensión neuroticismo ya que por ser una correlación negativa, mientras el docente sea más inestable (niveles altos de neuroticismo), aplicará más el estilo modelo formal dentro del aula.

En cuanto al estilo de enseñanza facilitador con los tipos de personalidad, sólo existe una correlación significativa con la dimensión de personalidad extroversión (0,498) y esta correlación es positiva, es decir, mientras más alta extroversión presente el docente, formará parte de su estilo de enseñanza el ser facilitador.

Por último tenemos, que la correlación entre el estilo de enseñanza delegador que al igual que el estilo anterior, sólo presenta una correlación positiva con la dimensión de personalidad extraversión (0,298) y también es positiva, lo cual quiere decir que mientras más extrovertido el docente, tenderá a aplicar más el estilo delegador de enseñanza.

Una observación importante en estos datos es la diferencia en el tamaño de la muestra, esto se debe a que algún docente no contestó los datos completos.

Se puede concluir que en general la correlación entre los distintos estilos de enseñanza y la dimensión extroversión es positiva y es negativa con las dimensiones psicoticismo y neuroticismo de la personalidad.


Discusión
El proceso de enseñanza – aprendizaje en nivel superior, es uno de los problemas de investigación educativa; porque, en las actividades académicas de cada una de las materias de aprendizaje del diseño curricular de las escuelas profesionales, que los docentes desarrollan, de acuerdo a los perfiles profesionales establecidos según las necesidades productivas, requiere que el docente sea experto, facilitador, delegador y que muestre una personalidad profesional y autoridad formal frente a los jóvenes estudiantes que en el futuro como profesionales cumplirán un rol fundamental en desarrollo de la sociedad, de acuerdo a las especialidades en las cuales se viene formando. En este proceso de formación profesional de los estudiantes, es muy frecuente observar los estilos de enseñanza señalados que cada docente de nivel superior no universitaria presenta durante su desempeño profesional docente, que merece una discusión en esta parte del presente informe de investigación, enmarcada en variables Estilos de Enseñanza y Tipos de Personalidad:

Con respecto a los estilos de enseñanza docente, el estudio demostró que los estilos no son excluyentes sino complementarios, es así como un docente podría aplicar una mezcla de estos y crear su propio estilo de enseñanza. Se ha determinado que el estilo Experto, aunque probablemente no conocido con este nombre, es muy aplicado por los docentes, es decir que gran parte de ellos estarían mostrando cualidades y competencias profesionales tanto en las materias que enseñan, como en preparación académica, organización, preparación de la actividad académica, métodos de enseñanza, relación docente – alumno y procedimientos de valoración.

De acuerdo con Bandura y Locke (2003), se dice que las personas que alcanzan grandes niveles de desempeño interno desarrollan una actitud llamada autoeficacia, por lo que los docentes tendrían más capacidad de manejar las situaciones de manera adecuada para generar resultados deseados. Para el estilo Autoridad formal, la mayoría de docentes aplica tanto en nivel regular como alto, de este modo, ellos brindan una retroalimentación efectiva en las materias que desarrollan con reglas claras de su curso y en cierta medida buscan seguir las reglas de la institución, estas características complementan muy bien con las habilidades aplicadas en el estilo experto y quiere decir que además de preparar las clases buscan que el conocimiento impartido sea de mediano a largo plazo con la retroalimentación que brindan. Para equilibrar la interacción Cohen (2003) sugiere que los maestros den encuestas a los alumnos para determinar cuáles estrategias prefieren, porque cuando los alumnos saben sus inclinaciones propias pueden entender que cada proyecto requiere esfuerzos diferentes.

Lo mismo que con el estilo anterior, en cuanto al estilo Modelo personal, la mayoría de docentes también aplica este estilo en mediana o alta medida, lo cual complementando los estilo antes aplicados, ellos cuidan ser el ejemplo a través del propio desempeño y les muestra a los alumnos las formas adecuadas para pensar y comportarse, generalmente son meticulosos y ordenados en su trabajo, es decir que por las características ya mencionadas, estos docentes bien podrían ser ejemplo a seguir por sus estudiantes.

En cuanto a los dos últimos estilos, Facilitador y Delegador, al igual que en los casos anteriores muestran una mediana a alta propensión a aplicar estos estilos. Sin desmedir los anteriores estilos, estos dos últimos son los más importantes ya que permiten a los estudiantes tener las herramientas para aprender y sobre todo les permite a ellos mismos medir su ritmo de aprendizaje a través de la delegación de funciones y hace que los estudiantes tomen la iniciativa en las herramientas que mejor les ayuden a generar su propio conocimiento. Según Gargallo (2000), en la medida en que el agente educativo disponga de conocimientos, de recursos y técnicas, su labor será más eficaz ya que los docentes a través de estrategias de enseñanza buscan el aprendizaje articulado. Los aspectos negativos de acuerdo a Huapaya y Lizarralde (2009) serían la mala comprensión de la aptitud del estudiante para el trabajo independiente y posiblemente algunos estudiantes no podrían tolerar la ansiedad creada por la autonomía. Lo aconsejable seria que el educador realice en el proceso enseñanza-aprendizaje la toma de decisiones interactivas, donde se impliquen reajustes acordes con la realidad contextual y con la respuesta del sujeto que se educa (Aznar, 1999).

Es importante destacar que los docentes de nivel superior, en general muestran un buen perfil para ser docentes aunque como se ha visto en su mayoría no son docentes de profesión sino especialistas en distintas materias que en algún momento deciden compartir el conocimiento adquirido, esto también comprueba que profesionales de alto nivel de nuestro medio, bien podrían llegar a ser excelentes docentes. Por lo que se concuerda con (Grasha 1996) quien recomienda que los maestros intenten modificar sus maneras personales para ayudar a los alumnos y continúen usando una variedad de estilos, cuando sea posible. Sin embargo habría que tener cuidado para combinar los estilos más apropiados porque pueden tener un efecto positivo en las actitudes y los logros de los alumnos; pero también es posible que puedan tener un efecto negativo cuando hay demasiada disparidad entre estilos (Charkins, et al. 1985).

Con respecto a los tipos de personalidad, es importante partir de que la personalidad docente de nivel superior es su forma de pensar y actuar en el proceso enseñanza y aprendizaje y entre otras acciones que realiza de acuerdo a los tipos de personalidad que manifiesta como comportamiento y actitud frente a los estudiantes y a los demás de su entorno que lo rodea. La evaluación del docente en los tipos de personalidad mediante el instrumento de investigación permitió establecer que los resultados obtenidos reflejan que, de los tipos de personalidad psicoticismo, extroversión y neuroticismo, la tendencia a la extroversión, la flexibilidad de pensamiento y la tendencia o alta estabilidad que muestran son buenas características para desempeñarse como docente ya que son buenos en el trabajo en grupo, sin embargo han de tener cuidado con que el entusiasmo primero se acabe y terminen por hacer un trabajo mediocre, por la tendencia a la estabilidad, pueden tener un buen manejo del aula y por la flexibilidad de pensamiento, están dispuestos a darse cuenta de las debilidades y mejorarlas y de imponer cambios que mejoren su estilo de enseñanza. Tienen una buena fluidez al dirigirse a un auditorio.

Viendo por el lado del análisis binario extraversión – neuroticismo, el ser sanguíneos, aporta el toque de sociabilidad, expresividad, comunicatividad, tolerancia, necesario para un buen desempeño docente, con la que temperamento pude cultivarse

En este estudio se ha demostrado que los niveles altos de extroversión tienen una relación directa con la mayoría de estilos de enseñanza (excepto con el experto), es decir que para la enseñanza superior destacada un buen aspecto a tomar en cuenta es que el docente tenga tendencia a ser extrovertido. Los comentarios precedentes ponen de manifiesto el importante papel que desempeña el docente en el proceso de enseñanza y la trascendencia de su actuación en la educación. Los profesores que interactúan con sus alumnos mientras están desarrollando las actividades implicadas en el proceso educativo, además de poner en juego sus capacidades y recursos cognitivos, experimentan sentimientos y deseos, sostienen creencias o muestran capacidades afectivas y emocionales que se trata de ignorar. Sin embargo son a través de esas capacidades que los docentes logran empatía personal, y haciendo uso de diferentes técnicas dan el gran paso de la instrucción a la formación, que es el fin de la educación.

En consecuencia, la entidad estudiada debe plantear metas a sus docentes que estén dirigidas a alcanzar logros que tengan un componente benéfico y al desarrollo de capacidades, potenciales y la adquisición de nuevas destrezas; de lo contrario, los docentes podrían descuidar el potencial innato y habría una tendencia a que se vuelva rígidos, defensivos, coartado y a menudo se sientan amenazados y ansiosos (Morris & Maisto, 2005). Como lo plantea Bandura (1977; citado por Davidoff, 1998), la conducta de las personas está orientada a metas, pues los individuos se pueden regular a sí mismos; además tienen un grado de libertad y capacidad de cambiar durante toda la vida.




Conclusiónes

Se concluye que el estilo de enseñanza responde en niveles significativos diferentes al tipo de personalidad propia de cada docente y que no son excluyentes, es decir, un docente podría aplicar una mezcla de los distintos estilos de enseñanza.

La relación estudiada muestra que el estilo más destacado en los docentes de nivel superior es el delegador, seguido de autoridad formal y en menor proporción el de facilitador. Estos estilos de enseñanza inciden en una enseñanza más activa, mostrando autoridad y propiciando un cambio educativo al desarrollar en los estudiantes la capacidad de accionar de forma responsable e independiente. Cabe destacar que posiblemente no destaca el estilo experto debido al alto porcentaje (88%) de docentes que no son profesores de carrera.

Que la dimensión favorable de personalidad para los estilos de enseñanza es la de extroversión, y que las dimensiones de personalidad negativas en cuanto a este estilo y que habría que analizarlas o cuestionarlas son las dimensiones psicoticismo y neuroticismo.

Que la mayoría de docentes se encuentran en el cuadrante correspondiente al temperamento sanguíneo, lo que demuestra coherencia con las resultados y conclusiones anteriores ya que este temperamento proporciona a los docentes cualidades tales como ser sociables, expresivos, comunicativos, tolerantes, con manifestaciones súbitas y apasionadas, con rasgos como la constancia y voluntad firma, pero también les resulta difícil analizarse u observar sus propias reacciones.


Referencias
Aguilera, E. (2012). Los estilos de enseñanza, una necesidad para la atención de los estilos de aprendizaje en la educación universitaria. Revista Estilos de Aprendizaje, nº10, Vol. 10, octubre de 2012.

Aragón, L. (2011) Perfil de personalidad de estudiantes universitarios de la carrera de Psicología. El caso de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala. Revista Perfiles educativos vol.33 no.133 México jun. 

Allport. G.A. (2001). La Personalidad y la Ética. Editorial Omega. Colombia.

Amelag, M y Bartussek,D. ( 1991). Psicología diferencial e investigación de la personalidad. Barcelona: Editorial: Herder.

Bandura, A. & Locke, E. (2003). Negative Self-efficacy and goal effect revisited.

Journal of Applied Psycholgy, 8, 87-99.

Bandura, A. (1977). Social learning theory. Englewood Cliff: Prentice Hall.

Breijo, T. (2004). Los Estilos de Enseñanza de la Historia: una aproximación desde una perspectiva desarrolladora.

Carver & Scheier. (1997) Estudio Científico de la Personalidad. University Columbia.

Charkins, R., O’Toole, D., & Wetzel, J. 1985. Linking Teacher and Student Learning

Styles with Student Achievement and Attitudes. Journal of Economic Education, spring: 111-120.

Davidoff, L. (1998). Introducción a la psicología. México: LIBEMEX

De Canales, F.Y (1986). Metodología de la investigación. México: Limusa

Eysenck Personality Questionnaire, de H.J. Eysenck, S.B.G. Eysenck, 1975.

Eysenck. H. (1974). Modelo de Personalidad. Edit. Alfa, 1974.

por Eysenck, H. J. & Eysenck, S. B. G. (1987). Cuestionario de personalidad EPI. Por Eysenck j Y por Eysenck W, ( ) 1987) Personalidades y diferencias individuales. Madrid: Ediciones Pirámide, S.A

Grasha, A, F. (1994). A matter of style: The teacher as expert, formal authority, personal model, facilitador and delegator. College teaching.

Grasha, A. 1996. Teaching with Style: A Practical Guide to Enhancing Learning by

Understanding Teaching and Learning Styles. Alliance Publishers, Pittsburgh.

Guerrero, N. (1996) Evaluación de los Estilos de Enseñanza y los Estilos de aprendizaje como vía para mejorar la calidad de la instrucción (inédito).

Instituto Pedagógico de Miranda “José Manuel Siso Martínez”, Venezuela.

Guild, P.; Garger, S. (1998). Marching to Different Drummers. Virginia, USA: ASCD-Association for Supervision and Curriculum Development. 2nd Edition.

Gargallo, L.B, (2010).Procesos y contextos educativos. Valencia; Tirant lanch.

Hernández, Fernández y Bautista, (2010) Metodología de la investigación. México: Mc Graw-Hill/ Interamericana Editores, S.A. De C.V. l.

Himmel: Tomado de la investigación Estilos Pedagógicos y su Impacto en el Aprendizaje de los Alumnos (2001-2008), grupo de investigación INVEDUSA. Universidad Sergio Arboleda; septiembre 2008.

Huapaya, C; Lizarralde, F. (2009) Un enfoque de la formación en ingeniería basada en computadora. Revista Iberoamericana de Educación (ISSN: 1681-5653). Universidad Nacional de Mar de Plata, Argentina

Murray J.P. (1990). Better testing for better learning. College Teaching

Morris, G. & Maisto, A. (2005). Psicología. México: Prentice Hall.

Pastor, I. (2010) Relación entre estilos de enseñanza y comprensión lectora: Tesis de pregrado. Universidad Católica Santa María. Arequipa, Perú.

Pinelo A. T. (2008). Estilos de enseñanza de los profesores de la carrera de psicología. Rev. Mex. Orient. Educ. [Online]. 2008, vol.5, n.13 [citado 2016-04-03], pp. 17-24.

Rendón. M, A. (2013). Hacia una conceptualización de los estilos de enseñanza. Revista Colombiana de Educación, N. º 64. Primer semestre de 2013, Bogotá, Colombia.

UNESCO (2015). Replantear la educación ¿Hacia un bien común mundial?

Warren, H.C. (ed.) (1984), Diccionario de Psicología, México, Fondo de Cultura Económica.

Zambrano, R. (2011) Revisión sistemática del cuestionario de personalidad de Eysenck. Universidad Cooperativa de Colombia, Colombia. LIBERABIT: Lima (Perú) 17(2): 147-155




.
Catálogo: public -> journals
journals -> La formación de profesores de ciencias: descripción y análisis de posibles relaciones entre las representaciones sobre el aprendizaje de docentes y estudiantes universitarios de profesorado
journals -> Título en idioma original en minúscula y redonda o normal, Verdana 14
journals -> Highly gifted and attention disorder deficit hyperactivity: a case report
journals -> La titulación de Pedagogía en proceso de cambio ¿Qué perciben los estudiantes? The degree of Pedagogy in change: What do students perceive?
journals -> Cultura trabajo- familia y compromiso organizacional en una empresa de servicios financieros chilena
journals -> Book title in lower case, Roman or normal type, Verdana 14
journals -> Revista salutem scientia spiritus
journals -> Título del libro en minúscula y redonda o normal, Verdana 14


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad