Reglamento Interior para los Establecimientos de Reclusión del Estado de Puebla



Descargar 171.5 Kb.
Página2/2
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño171.5 Kb.
Vistas136
Descargas0
1   2

Artículo 72

El trabajo implantado como medio para la readaptación, es un sistema que en todos los establecimientos se ajustará a las siguientes normas:


I. La capacitación y el adiestramiento se tomarán en todo caso como trabajo para la remisión parcial de la pena y únicamente la realización del mismo será retribuida al interno.

II. La capacitación y el adiestramiento de los internos será ascendente, pero ordenada y ajustado al desarrollo de sus aptitudes y habilidades propias.

III. Para el trabajo de los internos se tomará en cuenta la aptitud física y mental del interno, su vocación, interés, deseos, pero sobre todo la experiencia y antecedentes laborales antes de su ingreso.

IV. La organización y medidas de trabajo tendrán las mismas características que las de los trabajadores en libertad.

V. Por ningún motivo el trabajo de los internos será obstáculo para que realicen actividades educativas, culturales, sociales o de recreación artística, deportivas o cívicas.

VI. A excepción de los maestros y jefes de talleres o encargados de los mismos, se prohíbe la intervención de trabajadores libres en todos los establecimientos del Estado.
Artículo 73

En todos los Centros de Trabajo de los establecimientos, se observarán las disposiciones legales relativas a higiene y seguridad del trabajo, así como la protección de la maternidad.


Artículo 74

Se considerará como trabajo para los fines del tratamiento y la remisión parcial de la pena, las actividades que los internos desarrollan en las unidades de producción, servicios generales, de mantenimiento, enseñanza de carácter intelectual, artística o material, que sean aprobadas por el Consejo Técnico Interdisciplinario y con la aprobación de éste sean desempeñadas por el interno en forma programada y sistemática.

Queda excluida del párrafo anterior la asistencia de los internos como alumnos a cursos de las Instituciones Educativas.
Artículo 75

Para los efectos de este capítulo se entenderá por el día de trabajo la jornada de ocho horas diurnas, siete horas mixtas y de seis horas nocturnas.


Artículo 76

Las horas extraordinarias de trabajo que se autoricen por el Director del establecimiento, se retribuirán con un cien por ciento más de la remuneración que corresponde a las horas de la jornada normal, y se computarán al doble para el efecto de la remisión parcial de la pena.

No podrán exceder de tres horas diarias ni se considerarán más de tres veces en una semana.
Artículo 77

Por cada seis días de trabajo disfrutará el interno de uno de descanso, computándose éste como parte de la remisión parcial de la pena.


Artículo 78

Las mujeres que vayan a dar a luz y trabajen en los establecimientos, tendrán derecho a que se computen para la remisión parcial de la pena los períodos pre y post-natales.


SECCIÓN TERCERA

DE LA EDUCACIÓN
Artículo 79

La educación en los establecimientos deberá ajustarse a los programas que establece la pedagogía especial para adultos privados de su libertad, en su caso, la de carácter oficial estará a cargo de personal docente autorizado.



Artículo 80

Será obligatoria la instrucción primaria a los internos que no la hayan concluido, conforme a los planes y programas que autorice la Secretaría de Educación Pública para este tipo de establecimiento.


Artículo 81

La Dirección de Centros de Readaptación Social, celebrará convenios con la Secretaría de Educación Pública u otras Instituciones Educativas Públicas, para que los internos puedan realizar o continuar otros estudios en el período de reclusión.

La documentación escolar que se expida a los internos en los establecimientos se sujetará lo previsto en el artículo 26 de la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad.
Artículo 82

Cada reclusorio contará con una biblioteca.


SECCIÓN CUARTA

DE LOS SERVICIOS MÉDICOS
Artículo 83

En todos los establecimientos del Estado, se implantará un sistema permanente de servicios médicos, quirúrgicos generales y las especialidades de psiquiatría y odontología para proporcionar con oportunidad la atención que los internos requieran.

Para el tratamiento de un interno en caso de emergencia, éste podrá ser trasladado a otras Instituciones hospitalarias por determinación del médico del establecimiento, con la autorización del Director.
Artículo 84

Los médicos de los establecimientos velarán por la salud física y mental de todos los internos y por la higiene del establecimiento.



Artículo 85

A solicitud del interno o de sus familiares, la Dirección con autorización del Jefe de los Servicios Médicos del establecimiento, sin responsabilidad profesional en su aplicación y consecuencia, permitirá a medios ajenos a la institución que lo examinen y traten con costos a cargo del solicitante.


Artículo 86

Cuando el tratamiento médico, quirúrgico, psiquiátrico o de otra índole a juicio del jefe de servicios médicos del establecimiento, implique grave riesgo para la vida o de lugar a secuelas posteriores que puedan afectar la integridad del interno, se requerirá para su realización el previo consentimiento escrito de éste o en su caso el de su cónyuge, ascendiente, descendiente y en ausencia de éstos el del Director del establecimiento, previa autorización de la Dirección de Centros de Readaptación Social.

Se entenderá como otorgado el consentimiento, cuando de no llevarse a cabo el tratamiento, la vida del interno corriera mayor riesgo a juicio de servicios médicos.
Artículo 87

Se prohíben prácticas experimentales por médicos a todos los internos.

Los médicos generales cuidarán del aseo diario de los internos.
Artículo 88

Todo el interno que habitualmente manifieste mala conducta y sus relaciones con el personal del establecimiento y sus compañeros sean conflictivas, deberá ser estudiado especialmente por el médico psiquiatra del establecimiento, para determinar su condición mental, debiendo estar bajo estricta vigilancia médica, hasta en tanto no se determine su estado.




Artículo 89

Los enfermos mentales y sordomudos deberán estar en una sección especial para que reciban el tratamiento que corresponda, y en ningún caso permanecerán con los otros internos.

El Centro Médico, escuchando la opinión del criminólogo, del psiquiatra y psicólogo y en atención al índice de peligrosidad del interno enfermo mental, podrá solicitar a la Dirección de Centros de Readaptación Social su traslado, a cualquier establecimiento para enfermos mentales no delincuentes.

Lo dispuesto en este artículo se aplicará para los sordomudos.


Artículo 90

El médico del establecimiento asesorará al Director en la elaboración de programas nutricionales, de prevención de enfermedades de los internos, campañas de planeación familiar, y cuidará que se mantengan las condiciones higiénicas y sanitarias del reclusorio en forma adecuada.


Artículo 91

Respecto a los niños que nazcan dentro de los establecimientos se observará lo dispuesto en el artículo 80 del Código Civil del Estado.


SECCIÓN QUINTA

DE LAS RELACIONES CON EL EXTERIOR
Artículo 92

Los Directores de los establecimientos, dictarán las medidas adecuadas en base a la prescripción del tratamiento, para que se mantengan, mejoren y en su caso restablezcan su relación familiar, de amistad y de compañerismo.



Artículo 93

Los Directores de los establecimientos difundirán entre los internos y sus visitas, los instructivos que contengan los requisitos con fechas y horas de visita, a los que se deberán sujetarse durante su estancia.


Artículo 94

La visita íntima de los internos, se sujetará a lo establecido en el último párrafo del artículo 48 de la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad.


Artículo 95

Los Directores de los establecimientos permitirán que los internos reciban asistencia religiosa en base a lo dispuesto por el artículo 48 de la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad, y siempre que no se altere el orden y seguridad de la Institución.


Artículo 96

Los Directores de los establecimientos al igual que el personal que se comisione, dará facilidades a los internos para que desde su ingreso, puedan comunicarse ya sea telefónicamente o a través de trabajo social, con su familia o amistades.


Artículo 97

Los Directores de los establecimientos, informarán inmediatamente a las personas que haya designado el interno a su ingreso, los siguientes casos:

a) Traslado del interno a otro establecimiento.

b) Traslado del interno a un centro hospitalario.

c) Enfermedad o accidente grave del interno.

d) Fallecimiento del interno.

Tratándose de los establecimientos penitenciarios preventivos, el Director de éstos informará de inmediato por escrito a la Autoridad Judicial o Administrativa a cuya disposición se encontraba el interno.

Lo mismo acontecerá tratándose de los extranjeros, rindiendo informe especial a la Dirección General de Servicios Migratorios de la Secretaría de Gobernación, y a la Embajada o Consulado correspondiente.


Artículo 98

Todos los internos, previa autorización del Director de Centros de Readaptación Social, podrán salir de la Institución en los siguientes casos:



a) Fallecimiento de sus padres, hermanos, esposa o hijos.

b) Enfermedad grave debidamente comprobada, de cualquiera persona mencionada en el inciso anterior.

En estos casos el Director del Reclusorio determinará y vigilará las medidas de seguridad y a las cuales deba sujetarse la salida y el reingreso.


Artículo 99

La correspondencia escrita del interno, antes de entregársela será abierta en su presencia sólo para el efecto de comprobar que no se le adjuntan en los sobres objetos prohibidos en los establecimientos.


TÍTULO QUINTO

DE LOS CONSEJOS TÉCNICOS INTERDISCIPLINARIOS
Artículo 100

En cada uno de los establecimientos penitenciarios preventivos y de cumplimiento de la pena, se establecerá un Consejo Técnico Interdisciplinario, el que será presidido por el Director del Reclusorio, teniendo las facultades y atribuciones que la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad le confiere.


Artículo 101

El Consejo Técnico Interdisciplinario, salvo lo dispuesto en el artículo 104 de este Reglamento, se integrará por:



a) El Director.

b) Sub-Director Técnico.

c) Sub-Director Administrativo.

d) Secretario del Establecimiento.

e) Criminólogo; y,

f) Por los Jefes de los Departamentos del Centro de Observación y Clasificación, Psicología, Psiquiatría, Trabajo Social, Actividades Educativas y Culturales, Servicios Médicos, Actividades Industriales y de Seguridad y Custodia.
Artículo 102

A las sesiones del Consejo podrán asistir representantes de la Dirección de Servicios Coordinados de Prevención y Readaptación Social y de la Dirección de Centros de Readaptación Social; en el caso de Reclusorios Preventivos podrán asistir representantes de esta última.


Artículo 103

El Secretario del establecimiento será el Secretario del Consejo Técnico Interdisciplinario.


Artículo 104

En los otros establecimientos penitenciarios del Estado, se integrarán por el Director, Sub-Director si lo hay, Jefe de Custodia, Maestro y el Médico, sin perjuicio de que pueda sesionar el Consejo Técnico Interdisciplinario de la Dirección de Centros de Readaptación Social.


Artículo 105

Además de las funciones que le confiere la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad, los Consejos Técnicos Interdisciplinarios tendrán las siguientes funciones consultivas:


I. Orientación y evaluación del tratamiento de los internos.

II. Sugerir los incentivos, estímulos y recompensas que puedan concederse a los internos y proponer las medidas del tratamiento.

III. Emitir la opinión en todos los asuntos que les sean planteados por el Director del establecimiento en el funcionamiento técnico, administrativo, de custodia o de cualquier otro tipo en la Institución.

IV. El Secretario del establecimiento, en la aplicación e individualización del sistema progresivo, propondrá medidas de beneficio para la buena marcha del reclusorio.
Artículo 106

En los casos de establecimientos de Cumplimiento de la Pena, el Consejo Técnico Interdisciplinario formulará los dictámenes en relación a la aplicación de las medidas de preliberación, remisión parcial de la pena, libertad preparatoria y retención.


Artículo 107

Los Consejos Técnicos Interdisciplinarios celebrarán sesiones ordinarias por lo menos dos veces a la semana y extraordinarias cuando sean convocados con un día de anticipación por el Director del establecimiento.


Artículo 108

Sus opiniones, dictámenes y sesiones, para que tengan validez legal, deberán ser aprobadas por la mayoría de sus miembros, siempre con la asistencia del Presidente.


Artículo 109

En tratándose de los dictámenes de estudio de personalidad y de las medidas para el tratamiento, se harán constar las opiniones disidentes si las hubiera, siendo enviadas por el Secretario del Consejo a la Dirección de los Centros de Readaptación Social, sin perjuicio de que quede copia de ellas al Director del Establecimiento.



Artículo 110

El Secretario del Consejo Técnico auxiliará a éste en sus funciones, formulando la orden del día y elaborando el acta correspondiente que contendrá los dictámenes, recomendaciones y opiniones que se formulen de acuerdo a la propuesta de los casos en estudio, copia de los cuales se integrará al expediente del interno y del asunto tratado.

El acta redactará y será leída en la sesión inmediata para su aprobación o modificación, siendo firmada por el Presidente y Secretario.
TÍTULO SEXTO

DE LOS ESTABLECIMIENTOS DE EJECUCIÓN

DE PENAS PRIVATIVAS DE LIBERTAD
Artículo 111

La Dirección de Centros de Readaptación Social del Estado, intervendrá en el cumplimiento de la pena en términos de lo que establece la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad.

Por lo tanto, este reglamento será de aplicación general en todos los establecimientos destinados a la Ejecución de Sanciones impuestas por sentencia ejecutoriada, en los títulos y capítulos procedentes, inclusive los instructivos que se dicten.
Artículo 112

Los Directores de los Establecimientos destinados a la ejecución de las penas privativas de la libertad, al ingresar los internos, les integrarán su expediente personal, con el señalamiento de la Dirección de Centros de Readaptación Social del Estado, en el que se incluirán copias certificadas de la sentencia definitiva y una copia del que se hubiere integrado durante la reclusión preventiva.


Artículo 113

Al ingreso de internos a reclusorios para la Ejecución de Penas Privativas de la Libertad, serán inmediatamente sometidos a examen médico, aplicándose en lo conducente lo dispuesto por el artículo 43 de este reglamento.



Artículo 114

En las Instituciones a que se refiere este título, se aplicará en lo conducente lo dispuesto por el artículo 54 de este reglamento, debiéndose tomar en consideración los estudios realizados en el reclusorio de donde provengan los internos para efectos de clasificación y continuidad del tratamiento, sin perjuicio de los que se realicen en la Institución para Ejecución de Sanciones.


Artículo 115

Las observaciones y resultados del tratamiento individualizado de los internos, así como las opiniones del Consejo Técnico Interdisciplinario, serán enviadas oportunamente por el Director del Reclusorio a la Dirección de Centros de Readaptación Social del Estado.


Artículo 116

Los estímulos e incentivos a que se refiere el artículo 118 de este reglamento, se concederán sin perjuicio de las facultades sobre tratamiento preliberacional, remisión parcial de la pena y libertad preparatoria que corresponden, conforme a la Ley de Normas Mínimas, el Código de Defensa Social, el de Procedimientos en Materia de Defensa Social y a la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad en el Estado.


Artículo 117

El Director del Centro de Readaptación Social y los Directores de establecimientos con áreas de prisión preventiva y penitenciaria, en los casos necesarios y de acuerdo al presupuesto, al personal y a las instalaciones, dictarán los horarios y las medidas necesarias para la organización, funcionamiento y el buen uso de las siguientes instalaciones, en su caso:



a) Del Centro Escolar.

b) Del Auditorio.

c) De las Canchas Deportivas.

d) De los Servicios Médicos.

e) De la visita íntima.

f) De la visita general.

g) De la cocina, panadería, lavandería, tortillería y tiendas.

Los instructivos que se dicten para este efecto serán de observancia general en los establecimientos, para mantener la buena marcha, la convivencia y solidaridad de los internos y sus familiares.


TÍTULO SÉPTIMO

DE LOS ESTÍMULOS Y RECOMPENSAS A LOS INTERNOS
Artículo 118

La Dirección de Centros de Readaptación Social en el Estado, en términos de los artículos 42 y 43 de la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad, establecerá el sistema de estímulos y recompensas a los internos, que permitan valorar su conducta, evaluar el esfuerzo, calidad y productividad en el trabajo, y ocupación en las actividades educativas, culturales, deportivas y de otra índole; dichos estímulos y recompensas consistirán en:



I. Autorización para trabajos en horas extraordinarias.

II. Autorización para recibir visitas fuera de los horarios establecidos en los instructivos del establecimiento.

III. Notas de menciones meritorias, de civismo y solidaridad humana, que otorgue la Dirección y que se integrarán A SU EXPEDIENTE.

IV. Autorización para introducir y utilizar en los términos del instructivo, bienes que a juicio del Director, o del Consejo Técnico Interdisciplinario, no alteren las instrucciones de la Institución.

V. Obtención de artículos de uso personal y otros artículos satisfactores, que tenga la Dirección de Centros de Readaptación Social.

Otras menciones o distinciones al interno, que a juicio de la Dirección de Readaptación Social sean conducentes al mejor tratamiento y bienestar de los internos.

Estos estímulos serán otorgados directamente por el Director del establecimiento correspondiente.
TÍTULO OCTAVO

DE LOS ESTABLECIMIENTOS ABIERTOS
Artículo 119

Se entenderán como establecimientos abiertos, los destinados por la Dirección de Centros de Readaptación Social, para que los internos puedan continuar en ellos un tratamiento de Readaptación Social en términos de lo establecido por este reglamento y en base al artículo 19 de la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad.


Artículo 120

Los establecimientos abiertos podrán estar o no vinculados a otro tipo de establecimientos penitenciarios.


Artículo 121

Un interno será trasladado sobre la base de la auto-disciplina de los internos, la separación o robustecimiento de su conciencia en relación con la comunidad en que viven.

Los internos que hagan mal uso de sus relaciones con el exterior, demostrando incapacidad para adaptarse al tratamiento y cuya conducta perjudique al funcionamiento de dicho establecimiento, deberán ser trasladados a su establecimiento de origen.


Artículo 122

Un interno será trasladado a una Institución abierta cuando exista la opinión del Consejo Técnico Interdisciplinario de la Dirección de Centros de Readaptación Social, siendo el Director de cada establecimiento quien ejecute y se encargue de vigilar el cumplimiento de las disposiciones antes señaladas.


TÍTULO NOVENO

DE LOS ESTABLECIMIENTOS PARA EL

CUMPLIMIENTO DE ARRESTOS
Artículo 123

Por disposición del Ejecutivo, la Dirección de Centros de Readaptación Social del Estado, dedicará hasta en tanto no se cuente con Reclusorios de arrestos, una sección especial dentro de las instalaciones para varones y mujeres en su caso, donde se cumplirán las sanciones privativas de libertad, hasta por quince días, sea por resolución judicial o administrativa.


Artículo 124

Los Directores de los establecimientos vigilarán bajo su responsabilidad, que no se permita el ingreso de personas que sean remitidas sin copia certificada de la resolución a que se refiere el artículo anterior.


Artículo 125

La Dirección de Centros de Readaptación Social vigilará que los establecimientos a que se refiere este título tengan el personal y las instalaciones adecuadas.


Artículo 126

Los establecimientos destinados al cumplimiento de arrestos tendrán instalaciones para administración, servicios médicos, de enfermería, servicios generales, custodia y registro de internos, bajo la supervisión de la Dirección de Centros de Readaptación Social.

Los internos contarán en esos establecimientos con comedores, servicios de sanitarios y estancias para actividades culturales, laborales y de recreación.
Artículo 127

La Dirección de Centros de Readaptación Social; dictará las medidas, haciendo responsable al Director de cada establecimiento, para que todo interno hombre o mujer no sea internado con reclusos que estén procesados o cumplan sanciones privativas de libertad, por hechos provenientes de delito.


Artículo 128

La Dirección de Centros de Readaptación Social, celebrará convenios con Instituciones particulares u oficiales de beneficencia, para proporcionar asistencia a los arrestados, proporcionándoles ayuda, orientación, higiene, trabajo, guarderías infantiles para los hijos menores que quedan en abandono temporal.


Artículo 129

Los arrestos que se cumplan en el Estado de Puebla, quedarán bajo la responsabilidad de los Directores de los establecimientos, quienes de inmediato avisarán a la Dirección de Centros de Readaptación Social, además de dar todas las facilidades, colocando teléfonos en los lugares para que se comuniquen con su medio familiar y social las personas arrestadas.


Artículo 130

Todas las prestaciones de servicios asistenciales a que se refiere este capítulo, se basarán en los resultados del estudio médico y socioeconómico que se practique a los internos y a la naturaleza de las infracciones cometidas.



Artículo 131

Los Directores de los establecimientos con secciones para el cumplimiento de arrestos, llevarán un registro para efecto de estadística y control, que se basará en lo dispuesto por el artículo 47 de este reglamento a excepción de las fracciones III y IV.


Artículo 132

En todo establecimiento destinado al cumplimiento de arrestos, el Consejo Técnico Interdisciplinario presidido por el Director de ese lugar, propondrá las medidas de planeación general para coordinar la prestación de los servicios de asistencia, así como las medidas generales para la buena marcha de la Institución.


TÍTULO DÉCIMO

DE LAS INSTALACIONES DE LOS RECLUSORIOS
Artículo 133

En el Centro de Readaptación Social de la Capital, como en los demás establecimientos del Estado, destinados a Prisión Preventiva y al cumplimiento de la pena, se contará con instalaciones y unidades independientes para el debido ejercicio de las funciones, del personal directivo, técnico, administrativo, de custodia, ingreso, registro, observación y clasificación de los internos.


Artículo 134

Todas las áreas destinadas a la Dirección y Administración, estarán estrictamente separadas de las áreas dedicadas a los internos.


Artículo 135

En el Centro de Readaptación Social de la Capital como en los establecimientos regionales, se alojarán a los internos en los dormitorios, de acuerdo a su estructura arquitectónica, en cubículos para el acomodo de tres personas como máximo. En tratándose de ingreso, en el Centro de Observación y clasificación, así como en áreas de tratamiento especial o en aislamiento, los dormitorios o cubículos serán individuales.

De acuerdo a este último párrafo todos los cubículos tendrán instalaciones sanitarias y adecuadas para la satisfacción de sus necesidades naturales.
Artículo 136

La Dirección de Centros de Readaptación Social, proveerá las demás instalaciones necesarias para el tratamiento de los internos, procurando que se suministren con toda oportunidad los recursos materiales para su mantenimiento.


TÍTULO DÉCIMO PRIMERO

DEL RÉGIMEN INTERIOR DE LOS ESTABLECIMIENTOS
Artículo 137

El personal Directivo, técnico, administrativo y de custodia, deberá mantener con los internos las relaciones mutuas de trato, basadas en el respeto a la dignidad de la persona, en las que se prohíben muestras de familiaridad, protección, el uso del tuteo, las ofensas e injurias.


Artículo 138

Los Directores de los establecimientos, dictarán las medidas necesarias, en especial al personal de custodia, para que los jueces de lo penal, Jueces de Distrito, Ministerio Público y otras autoridades facultadas, puedan practicar la visita que la Ley les impone así como cerciorarse de los internos que están a su disposición, brindando mayores facilidades cuando los internos soliciten audiencia con estas autoridades.


Artículo 139

Los Agentes del Ministerio Público y los Jueces, para la práctica de las diligencias, podrán nombrar como peritos a los miembros del Consejo Técnico Interdisciplinario del reclusorio de su jurisdicción o en su caso solicitarlo directamente ante la Dirección de Centros de Readaptación Social del Estado.


Artículo 140

Los directores de los establecimientos darán las facilidades, brindarán seguridad y acompañarán a las visitas y supervisores de la Dirección de Centros de Readaptación Social en los recorridos que realicen.


Artículo 141

Los Directores de los establecimientos, llevarán un control de las visitas que realicen a los internos los defensores de oficio, solicitando en su caso la asistencia más frecuente de los defensores, informando oportunamente a la Dirección de Centros de Readaptación Social.


Artículo 142

Los Directores de los Reclusorios establecerán mecanismos de colaboración directa, intercambio de sistemas y procedimientos para que haya unidad y congruencia en el cumplimiento de las disposiciones legales vigentes, dando las facilidades necesarias al personal técnico, de custodia o administrativo de otros establecimientos que los visiten o los auxilien en sus labores.


Artículo 143

El orden y la disciplina se mantendrán como norma invariable en todos los establecimientos, comunicando a los internos las restricciones que contribuyan para lograr su mejor convivencia, el éxito del tratamiento, la preservación de la seguridad y su eficaz funcionamiento.


Artículo 144

La Autoridad sólo podrá hacer uso de la fuerza en los casos de resistencia para mantener el orden basado en este reglamento, en la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad, instructivos o en normas derivadas de los mismos, informando inmediatamente a la Dirección de Centros de Readaptación Social.


Artículo 145

La Dirección de Centros de Readaptación Social dictará las medidas generales de seguridad y custodia en todos los establecimientos, para preservar la estabilidad de estos y la integridad de las personas que los visiten.


Artículo 146

Cada establecimiento adoptará el Servicio de Vigilancia interior de acuerdo a sus necesidades, que será desempeñado por el Departamento de Seguridad y Custodia de la Institución.


Artículo 147

La vigilancia externa la realizarán los diversos organismos de seguridad del Estado.


Artículo 148

Compete a la Dirección de Centros de Readaptación Social autorizar la filmación de películas, toma de fotografías, en el interior de los establecimientos a que se refiere este reglamento; los internos sólo podrán ser retratados o filmados con su consentimiento.


Artículo 149

En los casos de emergencia el Director o quien desempeña sus funciones en el establecimiento, podrá solicitar el auxilio y la intervención de la policía preventiva en el interior del reclusorio, hasta la resolución del problema.


Artículo 150

En todos los establecimientos queda estrictamente prohibida la introducción, uso y posesión de sustancias tóxicas, bebidas alcohólicas, armas y explosivos, y los elementos que se determinen en los instructivos, y que se indiquen a los familiares en la visita íntima o general; así como los instrumentos cuyo uso pueda resultar contrario a los fines de la reclusión o que pongan en peligro la seguridad y el orden.


Artículo 151

Los infractores del artículo anterior serán consignados en su caso, a las autoridades correspondientes, sin perjuicio de las sanciones previstas en este reglamento para los internos.


Artículo 152

Toda persona extraña que no forme parte del personal directivo, técnico, administrativo y de custodia de los establecimientos del Estado, para ingresar a alguno de estos requerirá de autorización expresa de la Dirección o del Funcionario que esté al frente de la Institución. Estas personas, como los objetos que porten, o que se pretendan introducir en un reclusorio, serán revisados por los servicios de vigilancia interior, sujetándose a los instructivos correspondientes.


Artículo 153

El personal de los establecimientos requerirá de la autorización expresa de la Dirección correspondiente, para entrar a éste en horas distintas a las de su trabajo, al igual que para penetrar a otros sitios del reclusorio que no sean los destinados al cumplimiento de su labor.


Artículo 154

La revisión a que se refiere el artículo 152 de este reglamento se hará en los lugares destinados para ello, por personas del mismo sexo que la persona revisada.

Quienes realicen la mencionada revisión actuarán con cuidado, cortesía y respeto, sujetándose al instructivo.

Artículo 155

El director del establecimiento, sea de prisión preventiva o de ejecución de sanciones privativas de la libertad, dictará las medidas necesarias para facilitar la entrada de los abogados defensores; los internos proporcionarán el nombre de estos, para que puedan entrar, una vez hecho el registro de su nombramiento con la presentación de su cédula profesional o carta de pasante.

Durante la visita de sus defensores, la custodia a los internos se realizará solo visualmente; las autoridades o sus agentes en ningún caso podrán escuchar las conversaciones entre ellos.
Artículo 156

El Director de los establecimientos organizará la prestación de servicios a los visitantes en cumplimiento de lo que establece este reglamento y el instructivo general.


Artículo 157

A los internos que infrinjan este reglamento, los instructivos y lo dispuesto en la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad, se les impondrán las correcciones disciplinarias a que se refiere el artículo siguiente:


SON INFRACCIONES:

I. Cualquier acto o hecho tendiente a evadirse o conspirar para su consecución.

II. Poner en peligro su propia seguridad, la de sus compañeros, la del personal o la de los establecimientos.

III. Desobedecer o interferir las disposiciones del servicio de seguridad.

IV. Causar daños a las instalaciones o equipo o darles otro uso, así como destruirlos y maltratarlos.

V. Permanecer o circular en áreas de acceso prohibido, áreas fuera de las prescritas para su tratamiento en horas de trabajo, centro escolar, u otras actividades, y encontrarse fuera de ellas sin autorización.

VI. Sustraer u ocultar objetos propiedad de sus compañeros de reclusión, del personal de la institución o de ésta.

VII. Faltar a la autoridad del establecimiento mediante injurias u otras expresiones.

VIII. Alterar el orden en los dormitorios, comedores y demás áreas de uso común, mediante actos o hechos dirigidos a sus compañeros y autoridades.

IX. Expresar palabras soeces o injurias a los familiares o visitas de los internos o en presencia de menores que visiten la Institución, o inferir alguna molestia física o de palabra.

X. Proferir palabras soeces, ofensivas o atentar mediante agresiones violentas, en contra de sus compañeros o del personal de la Institución.

XI. Apostar dinero o dedicarse a juegos de azar.

XII. No observar las disposiciones de higiene y aseo, así como de cuidado vigentes en el establecimiento.

XIII. Ofrecer dinero o cualquier préstamo o dádiva al personal del establecimiento, siendo más grave la corrección al entregársela.

XIV. No acudir con la frecuencia requerida a las indicaciones del Consejo Técnico Interdisciplinario para su tratamiento.

XV. Desatender injustificadamente las actividades laborales, culturales o educativas.

XVI. Realizar actos o conductas contrarias a la vida moral y las buenas costumbres de los internos y del establecimiento.

XVII. Oponerse o mostrarse rebelde a las prescripciones del tratamiento individual o colectivo que dicte el Consejo Técnico Interdisciplinario.

En su caso, cuando la gravedad de la infracción cometida ponga en peligro el régimen de convivencia y la seguridad del establecimiento, el Director levantará un acta informativa y la turnará al Ministerio Público para los efectos de su representación.


Artículo 158

Las correcciones disciplinarias aplicables a los infractores del artículo anterior serán:



I. Amonestaciones en privado, en público o ante las personas a quienes causó la infracción.

II. Suspensión parcial o total de los estímulos y recompensas, inclusive los méritos que hubiere ganado.

III. Prohibición o suspensión de la autorización para asistir o participar en actividades educativas, culturales, recreativas o deportivas.

IV. Traslado a otro dormitorio.

V. Traslado a otro establecimiento penitenciario.

VI. Suspensión de cualquier comisión que se le hubiere encomendado al interno, dentro del establecimiento, inclusive que hubiere sido prescrita para su tratamiento.

VII. Suspensión de visitas a excepción de las de su abogado para el efecto de preparar su defensa o diligencia.

VIII. Aislamiento temporal, sujeto a las disposiciones de la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad y a este reglamento.

Las correcciones disciplinarias a que se refiere este artículo, serán impuestas por el Director del establecimiento.


Artículo 159

Los internos no podrán ser sancionados sin la notificación de la infracción que se les imputa y sin que hayan sido escuchados en su defensa.


Artículo 160

Todo el personal directivo, técnico y de custodia, reportará de inmediato al Director o a quien lo substituya, la infracción que se le imputa a un interno, ordenando que comparezca o que presente al infractor y después de escucharlo, resolverá lo conducente abriéndose un expediente que se agregará al expediente correccional del interno.

En la resolución se hará constar el día y la hora de la diligencia en forma detallada y cronológica, la falta cometida, la manifestación del infractor en su defensa y, en su caso, la corrección disciplinaria impuesta.

Artículo 161

El interno, sus familiares, o la persona que él designe podrán inconformarse verbalmente o por escrito respecto de la corrección disciplinaria impuesta ante la Dirección de Centros de Readaptación Social del Estado.


Artículo 162

La Dirección de Centros de Readaptación Social, en un término de 48 horas, dictará la resolución que proceda y la comunicará para su ejecución al Director del reclusorio y al interesado.


Artículo 163

El Director del establecimiento podrá modificar o revocar las correcciones disciplinarias impuestas a los internos que hayan infringido este reglamento, con base en el dictamen periódico que emita el Consejo Técnico Interdisciplinario.




TRANSITORIOS

(Del Decreto que expide el Reglamento Interior para los Establecimientos de Reclusión del Estado de Puebla, publicado en el Periódico Oficial el 16 de marzo de 1984, Tomo CCXXX, Número 23, segunda sección)


I. Este reglamento entrará en vigor, el día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Estado.

II. El personal directivo, técnico, de custodia y administrativo que presta sus servicios en los establecimientos penitenciarios, deberá acreditar ante la Dirección de Centros de Readaptación Social haber aprobado los cursos de capacitación a que se refiere este reglamento.

III. El Ejecutivo del Estado expedirá los instructivos para internos, para personal administrativo, para el registro del personal, visitantes y vehículos y los demás que regulen la vida interna de los establecimientos preventivos y los destinados a la Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad y a los arrestos.

IV. Se derogan las disposiciones que se opongan a este reglamento.


Dado en el Palacio del Poder Ejecutivo, en la Heroica Ciudad de Puebla de Zaragoza a los veintidós días del mes de febrero de mil novecientos ochenta y cuatro. El Gobernador Constitucional del Estado. Lic. Guillermo Jiménez Morales. Rúbrica. El Secretario de Gobernación. Lic. Carlos Palafox Vázquez. Rúbrica.


TRANSITORIOS

(Del Decreto que reforma los artículos 4 y 70 y deroga el segundo párrafo al artículo 23 del Reglamento Interior para los Establecimientos de Reclusión del Estado de Puebla, publicado en el Periódico Oficial el 11 de febrero de 1992, Tomo CCXLVI, Número 12)


Artículo primero. El presente Decreto de reformas y derogación, entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Estado.

Artículo segundo. Se derogan todas las disposiciones que se opongan al presente Decreto.



Dado en la sede del Poder Ejecutivo en la Heroica Ciudad de Puebla de Zaragoza, a los veintiocho días del mes de enero de mil novecientos noventa y dos. El Gobernador Constitucional del Estado. Lic. Mariano Piña Olaya. Rúbrica. El Secretario de Gobernación. Lic. Héctor Jiménez y Meneses. Rúbrica.

1 Artículo reformado por Decreto, publicado el día 11 de febrero de 1992.

2 Párrafo derogado el 11 de febrero de 1992. Anteriormente decía. “En ningún caso dará concesión a particulares y el precio de los artículos será igual al que rija en las tiendas del Estado de Puebla”.

3 El 11 de febrero de 1992 fue reformado el artículo 70.





Compartir con tus amigos:
1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos