Reglamento Interior para los Establecimientos de Reclusión del Estado de Puebla



Descargar 171.5 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño171.5 Kb.
Vistas135
Descargas0
  1   2

Reglamento Interior para los establecimientos de reclusión del Estado de Puebla


Reglamento Interior para los establecimientos de reclusión del Estado de Puebla.

Orden Jurídico Poblano

Puebla, Estado de Derecho y Justicia




REFORMAS


Publicación

Extracto del texto

16/mar/1984

Se expide el Reglamento Interior para los establecimientos de reclusión del Estado de Puebla.




11/feb/1992

PRIMERO. Se REFORMAN los artículos 4° y 70 del Reglamento Interior para los Establecimientos de Reclusión del Estado de Puebla.

SEGUNDO. Se DEROGA el segundo párrafo del artículo 23 del Reglamento Interior para los Establecimientos de Reclusión del Estado de Puebla.




TÍTULO PRIMERO

GENERALIDADES
Artículo 1

Las disposiciones de este reglamento, regirán en el Estado de Puebla y su aplicación corresponde al Poder Ejecutivo a través de la Dirección de Centros de Readaptación Social del Estado, dependiente de la Dirección General de Gobierno.


Artículo 2

Corresponde a la Dirección de Centros de Readaptación Social del Estado de Puebla la función de establecer, organizar, administrar, dirigir y supervisar el sistema de reclusorios y Centros de Readaptación Social para adultos, así como coadyuvar a los objetivos de las Instituciones para menores infractores.


Artículo 3

Este reglamento tendrá aplicación en todos los establecimientos dependientes del Poder Ejecutivo del Estado, destinados la ejecución de penas privativas de la libertad, a la custodia preventiva de indiciados, procesados y al arresto, de acuerdo a las condiciones propias de cada establecimiento.


Artículo 4

La Dirección de Centros de Readaptación Social del Estado de Puebla, implementará en los establecimientos a su cargo, medios educativos, socio- culturales, morales, así como de trabajo y adiestramiento, para que los mismos y todas las formas de asistencia con que se cuente, sirvan para obtener una readaptación progresiva de los internos.

El Estado, por conducto de la Dirección de Centros de Readaptación Social, concesionará a los particulares, las áreas necesarias para el establecimiento de fuentes de trabajo, a través de pequeñas industrias.1

Artículo 5

Para los efectos de este reglamento y de las normas del mismo, instructivos y otras disposiciones, las palabras ''establecimientos'', o ''instituciones'' o ''reclusorios'' designan a cualquiera de los establecimientos sujetos a este ordenamiento y se estiman sinónimos los vocablos ''internos'', ''reos'' y ''reclusos'' con que se designan a las personas privadas de su libertad.


Artículo 6

El funcionario de los establecimientos, deberá tender a conservar y a fortalecer el interno la dignidad humana, mantener amor y estimación a sus personas, propiciar su superación personal y la solidaridad con sus compañeros.


Artículo 7

El tratamiento que se da a los internos en los establecimientos del Estado, tiene como finalidad su readaptación.


Artículo 8

El Ejecutivo expedirá los instructivos en concordancia con la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad, y este reglamento, para el funcionamiento de los establecimientos.


Artículo 9

En los establecimientos del Estado se prohíbe toda forma de violencia física o moral y actos que atenten contra la dignidad de los internos, por lo que el Director, funcionarios, personal técnico, administrativo y de custodia, no podrán realizar actos que se traduzcan en tratos inhumanos o exacciones económicas.

Se prohíbe al personal de los establecimientos aceptar o solicitar de los internos, su familia o terceros, préstamos o dádivas en numerario o especie, así como destinar áreas específicas de los establecimientos para distinguir o diferenciar a los internos mediante acomodos especiales o tratos diferentes, salvo los casos previstos en este reglamento o en la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad.
Artículo 10

A través de los instructivos y manuales de organización quedarán precisadas las normas relativas a instalaciones, seguridad, custodia, manejo presupuestal, sistemas y técnicas de administración y gobierno interiores, selección, capacitación, retribución del personal directivo, administrativo, técnico y de custodia, normas de trato, formas y medidas para el registro, ingreso, observación, clasificación y tratamientos de los internos. Así mismo quedarán definidos los sistemas para la realización de las actividades laborales de capacitación para el trabajo, médico-asistenciales, educativas, culturales, recreativas, deportivas, sociales, para la comunicación con el exterior y la recepción de visitantes.


Artículo 11

La Dirección de Centros de Readaptación Social, previo acuerdo del Ejecutivo del Estado, podrá celebrar convenios con otras dependencias de la Administración Pública Estatal o Federal, o instituciones, para la internación de reclusos a otros establecimientos, cuando sea necesario para su tratamiento médico o psiquiátrico o por otras disposiciones.

Así mismo coordinará sus actividades con otras entidades públicas o privadas que coadyuven a la realización de la política de Readaptación Social, y de Prevención de la Delincuencia.
Artículo 12

Corresponde al Director de Centros de Readaptación Social y de los reclusorios preventivos respectivos, la aplicación de este reglamento escuchando la opinión del Consejo Técnico Interdisciplinario o basándose en sus dictámenes para todo lo referente a sus disposiciones y a la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad.



Artículo 13

Son establecimientos de reclusión, las Instituciones públicas destinadas a la internación de quienes se encuentran privados de libertad corporal por una resolución judicial o administrativa, quedando integrado el Sistema de Reclusión en el Estado por:



I. Reclusorios Preventivos.

a) Sección para el cumplimiento de arrestos.

b) Instituciones abiertas.

c) Instituciones para enfermos mentales.

d) Institución para la aplicación de medidas de seguridad.

II. Centros de Readaptación Social para Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad.

a) Instituciones abiertas para pre-libertad.

b) Sección médica para los reclusos.
Artículo 14

La internación de una persona en alguno de los establecimientos del Estado, se hará únicamente:



I. Por resolución Judicial.

II. En ejecución de los tratados y convenios a que se refiere el artículo 18 Constitucional y la Ley de Normas Mínimas para sentenciados.

III. Para el caso de arrestos, por resoluciones judiciales o determinación de autoridad competente.
Artículo 15

En los casos de flagrancia, con solicitud de internamiento del Ministerio Público dirigida al Director del establecimiento correspondiente, acompañada de la orden de consignación del detenido.

En todos los casos cuando el detenido sea extranjero, el Director del establecimiento o el funcionario que tenga la responsabilidad, comunicará el ingreso inmediatamente a la Dirección General de Servicios Migratorios de la Secretaría de Gobernación y a la Embajada o Consulado correspondiente.
Artículo 16

Por ningún motivo la reclusión de un interno se prolongará por más tiempo del que se especifique en la resolución judicial o administrativa; o del que se determine por la Dirección de Readaptación Social, al conceder la libertad preparatoria o la remisión parcial de la pena.

Para el caso de retención deberá observarse lo que determinen las Leyes vigentes, y en tratándose de que el interno vaya a quedar a disposición de otra autoridad a cumplir alguna otra sanción deberá comunicarse por escrito al Director.
Artículo 17

Las áreas de custodia para indiciados y procesados estarán debidamente separadas de las destinadas a sentenciados.


Artículo 18

Los establecimientos para el cumplimiento de arrestos, deben estar estrictamente separados de los que alberguen a personas probablemente responsables de hechos delictuosos.

Las mujeres internas estarán totalmente separadas de los establecimientos destinados a hombres.
Artículo 19

La Dirección de los Centros de Readaptación Social será la responsable de vigilar que las Instituciones y establecimientos para la readaptación social, dispongan de los elementos materiales suficientes para que los internos reciban alimentación de buena calidad, distribuidas en tres comidas al día, utensilios adecuados para consumirlos, ropa de cama y uniformes apropiados.


Artículo 20

La Dirección de Centros de Readaptación Social establecerá un sistema mediante el cual los ingresos obtenidos por sus funciones en los establecimientos bajo su dependencia, se apliquen para el mantenimiento y superación de las Instituciones, de acuerdo con los programas que anualmente y en casos específicos serán autorizados por el Ejecutivo del Estado a propuestas del Director de Readaptación Social.

Los ingresos a que se refiere el párrafo anterior y todos los que se obtengan o administren en los establecimientos, serán depositados o en su caso invertidos financieramente en Instituciones Nacionales de Crédito o de participación estatal.
Artículo 21

Sin perjuicio de lo dispuesto por los artículos 38 y 39 de la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad, las remuneraciones que obtengan los internos, derivadas de su trabajo u otros recursos de los que dispongan, podrán aplicarse voluntariamente al sistema que establezcan las autoridades con el fin de fomentar el ahorro productivo y facilitar la adquisición de bienes. En estos casos la administración del sistema será sin costo alguno para los internos.


Artículo 22

En tratándose del sistema de manejo de fondos propiedad de los reclusos, su administración será en base a los convenios que celebre la Dirección de Centros de Readaptación Social con Instituciones de Crédito debiendo informar estos últimos el estado de cuenta de cada uno de los participantes en el sistema.


Artículo 23

La Dirección de Centros de Readaptación Social firmará convenios con las Dependencias Federales o Estatales encargadas del sistema, para establecer a su cargo tiendas que expenderán a los internos artículos de uso o consumo.

Derogado.2
Artículo 24

Los expedientes individuales que se integren desde el ingreso del interno así como de su tratamiento, deberán obrar en los archivos de cada establecimiento y en su oportunidad serán incorporados al sistema general de la Dirección de Centros de Readaptación Social.


Artículo 25

Todos los datos y constancias que obren en los expedientes individuales de los internos, serán de carácter confidencial y sólo serán presentados a solicitud de Autoridad Judicial o Administrativa facultadas para ello.

Una vez integrados los sistemas de información de los establecimientos de la Dirección de Centros de Readaptación Social, a través de la Institución se expedirán las constancias de no antecedentes penales, siendo competencia de la Dirección de Centros de Readaptación Social coordinarse con otras Autoridades facultadas para proporcionar informes exactos sobre antecedentes no penales.
Artículo 26

Queda prohibido al personal administrativo que no esté autorizado para ello y a los internos el acceso a los expedientes, libros, registro o cualquier otro documento que obre en los archivos de los establecimientos.


TÍTULO SEGUNDO

DEL PERSONAL DE LOS ESTABLECIMIENTOS
Artículo 27

Los establecimientos del Estado contarán con el personal directivo, técnico, administrativo, de custodia y el que se requiera para su adecuado funcionamiento, de acuerdo al Presupuesto de Egresos del Estado.



Artículo 28

En cada uno de los establecimientos habrá un Director que será el responsable de las aplicaciones y ejecución de este reglamento, de los instructivos y de la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad en lo referente a la esfera de su competencia.


Artículo 29

El Director del Centro de Readaptación Social de la Capital, para la administración y el despacho de los asuntos de su competencia será auxiliado por los sub- directores técnicos y administrativos, el Secretario del establecimiento, los jefes de departamentos de observación y clasificación, talleres, actividades educativas y culturales, de custodia y servicios médicos.


Artículo 30

En los establecimientos distritales el director será auxiliado en la administración y conducción por un maestro y un médico. En sus ausencias será suplido por el sub-director, o por el personal que designe la Dirección de Centros de Readaptación Social.


Artículo 31

Los cargos directivos, técnicos y de custodia a nivel de jefaturas, así como el personal en general de los establecimientos, será seleccionado en consideración a su vocación, aptitudes físicas e intelectuales, preparación penitenciaria y honradez reconocida.


Artículo 32

El Instituto de Formación Penitenciaria dependiente de la Dirección de Centros de Readaptación Social, establecerá los planes y programas, para la preparación y actualización de personal.

Para formar parte del personal de los establecimientos penitenciarios, será necesario acreditar:

a) Haber aprobado el curso o cursos correspondientes que imparta la Institución de Formación Penitenciaria del Estado a que se refiere el párrafo anterior.

Artículo 33

En todos los establecimientos del Estado donde se encuentren mujeres en reclusión, el personal directivo y de custodia, serán estrictamente femeninos.


Artículo 34

La Dirección de Centros de Readaptación Social proporcionará a todo el personal de custodia, el distintivo y equipo oficial que deberán emplear para el cumplimiento de sus funciones.


Artículo 35

Todo el personal de custodia recibirá preparación y organización conforme a las normas que establece la Organización de Naciones Unidas, fundado en una disciplina penitenciaria para realizar con eficacia sus funciones y mantener el orden entre los internos y las autoridades.

Por lo consiguiente, el personal de custodia no podrá estar armado en el interior de los establecimientos, salvo los casos de emergencia o cuando así lo ordene la Dirección de Centros de Readaptación Social a petición del Director.
Artículo 36

El personal directivo, técnico, administrativo y de custodia que se nombre en los establecimientos, será de confianza.


Artículo 37

El Ejecutivo del Estado por conducto de la Dirección de Centros de Readaptación Social, establecerá un sistema de estímulos e incentivos para el personal dependiente de la misma, consistente en prestaciones en numerario o en especie, ascensos y distinciones honoríficas.


Artículo 38

Todo el personal que se encuentre dentro de los establecimientos del Estado, quedará subordinado al Director del establecimiento, donde se encuentre comisionado, sin perjuicio de sus responsabilidades y funciones técnicas.



TÍTULO TERCERO

DEL INGRESO A LOS RECLUSORIOS PREVENTIVOS
Artículo 39

En los objetivos de la prisión preventiva, como medida restrictiva de libertad corporal, tal y como lo dispone la Constitución y el Código de Defensa Social, se procurará:



I. Asegurar la presencia del interno y facilitar el adecuado desarrollo del procedimiento penal.

II. Contribuir a la protección del probable delincuente, de sus víctimas, de sus cómplices, así como de las pruebas y testigos.

III. Preparar los medios para la individualización judicial de la pena, con base en los estudios de personalidad del procesado.

IV. Evitar mediante el tratamiento que corresponda, la desadaptación social del interno, y propiciar cuando proceda su readaptación.

V. La prisión preventiva se regirá en los establecimientos destinados a este efecto, en base a las modalidades que dicta este reglamento.
Artículo 40

Los establecimientos para custodia preventiva estarán destinados exclusivamente a:



I. Custodia de indiciados.

II. Prisión preventiva de procesados en el Estado de Puebla.

III. Prisión provisional durante el trámite de extraordinario ordenado por autoridad competente.

IV. Prisión preventiva de procesados a disposición de Autoridades Federales.
Artículo 41

Los indiciados permanecerán en la habitación individual de ingreso, hasta que el Juez de la causa resuelva su situación jurídica, por el máximo del término Constitucional de 72 horas; en caso de dictarse auto de formal prisión en su contra y no alcance el término medio aritmético para la libertad caucional, será trasladado inmediatamente al Centro de Observación y Clasificación.


Artículo 42

Sin contravenir lo dispuesto por el último párrafo del artículo 18 de este Reglamento, las mujeres indiciadas, contarán con habitación individual para los efectos del artículo anterior, separada de las instalaciones destinadas a hombres.

En caso de dictarse auto de formal prisión, serán inmediatamente trasladadas, al establecimiento preventivo para mujeres.
Artículo 43

En todos los establecimientos queda como norma que al ingreso de los indiciados, estos serán inmediatamente examinados por el médico de la Institución para conocer su estado psico-fisiológico; en su caso, por la trabajadora social, para facilitarle la comunicación con su familia y preparar los medios para la obtención de su libertad bajo de fianza en el caso que proceda.

Como resultado del estudio realizado por el médico, si éste encuentra evidencia de golpes o síntomas de malos tratos, a través del Director del establecimiento, lo pondrá en conocimiento inmediato del Juez a disposición del que se encuentre y del Ministerio Público, a los que remitirá certificación del caso, anotando los datos en el expediente, del cual podrán obtenerse las certificaciones que consideren oportunas.

Cuando a juicio del médico fuera conveniente un tratamiento especializado, lo comunicará al Director, quien dictará las medidas necesarias para el traslado del indiciado al sanatorio u hospital bajo las medidas de seguridad pertinentes.


Artículo 44

El médico ordenará en caso de enfermedades contagiosas, se mantenga en aislamiento y bajo estricta vigilancia de él, al indiciado y no se trasladará al centro de observación y clasificación hasta en tanto no sea dado de alta.


Artículo 45

Desde que ingresan a los establecimientos se abrirá a cada indiciado un expediente personal, en el que se anexarán foliándose debidamente copias de la resolución de su detención, consignación y traslado al reclusorio, así como el mayor número de diligencias procesales, y documentos referentes a los estudios que se le hubieren practicado.


Artículo 46

El expediente personal del interno se integrará en forma progresiva y constará de las siguientes secciones:



a) Jurídica.

b) Médica.

c) Psiquiátrica.

d) Psicológica.

e) Laboral.

f) Educativa y cultural.

g) Trabajo social.

h) Conducta dentro del reclusorio con etapa correccional y de estímulos y recompensas.

Para los casos de traslado del interno a otra Institución deberá ser remitida a ésta, copia del expediente.


Artículo 47

En los establecimientos del Estado se implantará un sistema administrativo para registro de internos, que deberá contener entre otros los datos siguientes:



I. Nombre y sobre nombre, sexo, edad y fecha de nacimiento, lugar de origen, domicilio, estado civil, escolaridad, profesión u oficio, nombre de los padres, nombre de la esposa, nombre de los hijos y otros datos familiares.

II. Día y hora del ingreso y de la salida, agregando una síntesis con la constancia en su caso que acrediten su fundamento.

III. Identificación dactiloantropométrica; la ficha dactilar deberá ser de los dedos de ambas manos.

IV. Identificación fotográfica de frente y de perfil derecho e izquierdo.

V. La autoridad que ordene la privación de su libertad y motivo de ésta.

Para este registro se exceptúan las fracciones III y IV en tratándose de personas que cumplan arrestos y otra falta que no sea por motivo de hecho delictuoso.


Artículo 48

A su ingreso el interno, previo inventario y recibo que firmará de conformidad, depositará objetos de valor, ropa o algún otro bien inclusive que adquiera en el establecimiento o será entregados a la persona que designe, en su defecto serán depositados en el lugar del establecimiento y le serán devueltos cuando obtenga su libertad.


Artículo 49

En todos los establecimientos de Reclusión del Estado, se dará a conocer al ingreso de los internos, por los medios adecuados, el contenido de este reglamento, y se les hará entrega de un instructivo en el que consten sus derechos y obligaciones, al igual que el régimen y organización del establecimiento.

Para los casos de que los internos de nuevo ingreso sean analfabetos o por desconocimiento del idioma o por otra causa, no estuviesen en condiciones de conocer el contenido de los textos mencionados, las autoridades facilitarán medios para que los conozcan.
Artículo 50

La Dirección de Centros de Readaptación Social adoptará los criterios técnicos que estime convenientes, en los establecimientos del Estado, para la clasificación de los internos, con el objeto de que estén en el medio adecuado de convivencia para su tratamiento.


Artículo 51

A su ingreso los internos recibirán un uniforme que no tendrá características denigrantes que lo señalen en forma humillante, competiendo a la Dirección de Centros de Readaptación Social designarlo.

Las personas que cumplan arresto o alguna otra sanción privativa de la libertad por desobediencia o desacato a orden de autoridad, usarán sus prendas comunes de vestir al igual que los indiciados que permanecen en habitación individual durante el término constitucional.
Artículo 52

Ningún interno podrá desempeñar empleo o cargo en la administración de los establecimientos ni ejercer funciones de autoridad, representación o mandato de sus compañeros ante directivos o autoridades.


Artículo 53

Los internos podrán presentar quejas, peticiones y sugerencias para mejorar la administración de los establecimientos, el tratamiento, las relaciones entre autoridades e internos, al Director encargado del establecimiento.

El sistema será mediante audiencia, por escrito ante los directores, funcionarios o personal técnico de los establecimientos o en los lugares que se señalen para ello.
Artículo 54

Durante el período de estudio de personalidad y diagnóstico, cuya duración no podrá ser superior a 20 días los internos permanecerán en la estancia de observación y clasificación, en este lapso se determinará el tratamiento conducente a evitar la desadaptación social, que será dispuesto por el Director del establecimiento, con base en el dictamen del Consejo Técnico Interdisciplinario.




Artículo 55

Los directores de los establecimientos por ningún motivo permitirán que persona alguna sea internada sin la correspondiente documentación expedida por Autoridad competente, en la que conste la consignación o la causa de internación.

Para los casos de que sea remitida una persona sin tales documentos, el director o funcionario encargado del establecimiento en ese momento, pedirá los datos de esa persona e informará inmediatamente a la Autoridad Superior la negativa de recibir a dicho indiciado.
Artículo 56

El director o encargado de un establecimiento que no reciba copia debidamente legalizada del auto de formal prisión de un indiciado, dentro de las 72 horas, contadas desde que el indiciado quedó bajo su custodia y a disposición del Juez que ordenó su internación, deberá advertir a éste el cumplimiento del plazo y si no recibe la copia mencionada en un tiempo que no exceda de tres horas, pondrá en inmediata libertad al indiciado, levantando el acta administrativa correspondiente, de acuerdo a lo establecido en la fracción XVIII del Artículo 107 de la Constitución General de la República.


Artículo 57

Para los efectos de la fracción VIII del Artículo 20 de la Constitución Federal, los directores de los establecimientos del Estado comunicarán con un mes de anticipación al Juez del Proceso y al Ministerio Público la proximidad del plazo para dictar sentencia.

Si expira el término constitucional y no ha recibido la notificación de la sentencia, por escrito lo notificará al Presidente del Tribunal Superior de Justicia, al Procurador General de Justicia y a la Dirección de Centros de Readaptación Social.

En tratándose de la fracción X de la disposición legal invocada, se procederá de la misma forma.


Artículo 58

Los resultados de los estudios de personalidad y del tratamiento de cada uno de los internos serán enviados por el Director de la Institución al Juez de la causa, antes de que se declare cerrada la instrucción, para los efectos de los artículos 67 y 68 del Código de Defensa Social del Estado.


Artículo 59

Para los efectos del artículo 19 de la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad, el Director del establecimiento enviará el dictamen del Consejo Técnico Interdisciplinario a la Dirección de Centros de Readaptación Social, para el tratamiento.


Artículo 60

Los Directores de los establecimientos basándose en los dictámenes de los Consejos Técnicos Interdisciplinarios, adoptarán el régimen preliberacional cuando éste fuera adecuado al tratamiento de los internos, bajo las siguientes modalidades:



I. Visitar en grupos guiados, otros sitios de Instituciones, con fines educativos, culturales, de recreación y esparcimiento.

II. Establecer un sitio distinto al ordinario en que se haya disminuido el rigor y las medidas cautelares.
Artículo 61

Para los efectos de los artículos 15 y 16 de la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad corresponderá al Director del establecimiento, remitir al Director de Centros de Readaptación Social, el dictamen del Consejo Técnico Interdisciplinario, para su autorización y para aprobar las medidas de tratamiento previstas en el artículo anterior.


Artículo 62

Cuando el dictamen fuera desfavorable y no adoptado por unanimidad, será denegada la propuesta de que se trata.


Artículo 63

Deberá tomarse nota por los Directores de los establecimientos, de que las medidas para los efectos de tratamiento que se contemplan en este capítulo, no se apliquen en los días señalados por autoridad judicial para la celebración de diligencias dentro del proceso del interno.


TÍTULO CUARTO

SECCIÓN PRIMERA

GENERALIDADES

Artículo 64

En los establecimientos del Estado se aplicará el régimen penitenciario, que debe ser técnico y progresivo, constando de períodos de:



1. Estudio de personalidad y diagnóstico.

2. Tratamiento.

3. Reintegración.
Artículo 65

Los estudios de personalidad se actualizarán periódicamente para que el tratamiento sea progresivo y se iniciarán desde que el interno quede procesado.


Artículo 66

En los estudios de personalidad, diagnóstico y en especial del tratamiento que se dé a los internos, no se discriminará a ninguno de ellos y las únicas diferencias serán las que resulten por razones médicas, psicológicas, psiquiátricas, educativas, culturales, de aptitudes, capacitación para el trabajo e inclusive correctivas.


Artículo 67

La Dirección de Centros de Readaptación Social, instrumentará procedimientos para el funcionamiento de grupos o instituciones sociales, educativas, culturales o asistenciales de carácter voluntario que contribuyan a las tareas de tratamiento para la readaptación de los internos.


SECCIÓN SEGUNDA

DEL TRABAJO
Artículo 68

En términos del artículo 31 de la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad, la Dirección de Centros de Readaptación Social, establecerá programas y medidas necesarias para que todo interno que no se encuentre dentro de las excepciones enumeradas en el artículo 36 de dicho ordenamiento legal, pueda realizar un trabajo remunerativo de beneficio y personalmente útil.


Artículo 69

El trabajo de los internos en los establecimientos, será considerado para el beneficio de la remisión parcial de la pena, así como para el otorgamiento de incentivos y estímulos a que se refiere el capítulo correspondiente de este reglamento.


Artículo 70

Siendo el trabajo un medio para la readaptación social del interno, no podrá imponerse éste como corrección disciplinaria.3


Artículo 71

Las actividades industriales, agropecuarias y artesanales, se realizarán de conformidad con los sistemas de organización, producción, operación, desarrollo, fomento, promoción y comercialización que establezca el Ejecutivo del Estado a través de la Dirección de Centros de Readaptación Social.




Compartir con tus amigos:
  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos