Rase una vez una asignatura llamada Taller de Habilidades I, cuyo primer bloque se basaba en el estudio de términos tales como la



Descargar 210.5 Kb.
Página1/8
Fecha de conversión13.06.2018
Tamaño210.5 Kb.
Vistas323
Descargas0
  1   2   3   4   5   6   7   8



rase una vez una asignatura llamada Taller de Habilidades I, cuyo primer bloque se basaba en el estudio de términos tales como la creatividad, la innovación, los diferentes tipos de bloqueos…., además de autores importantes en este sector del conocimiento.
La creatividad se puede definir de varias maneras, así como a las personas creativas. Sabemos que las personas no nacen creativas sino que se hacen, aunque hemos ido viendo que las personas dejan de ser creativas a lo largo de la vida, o lo son menos que de niños, tanto por los obstáculos externos cómo por los miedos propios.
Tras realizar varias sesiones de Brainstorming sobre la manera de cómo introducir los conceptos de manera creativa, nos pareció buena idea basarnos en un modelo estable y alterarlo de la forma más innovadora posible. De ahí que nuestro trabajo se base en la adaptación del cuento de la Cenicienta.
Hemos dotado a este trabajo de dos partes; una teórica y otra práctica. La parte teórica, en papel, responde a las preguntas planteadas en clase además de completar la parte práctica, en vídeo, dónde quizá la explicación de todos los términos resultaba excesiva. La parte práctica, o el vídeo, es una interpretación del grupo sobre la teoría. Se ha intentado que fuera lo más llevadera posible, ya que todos los grupos debían hacer lo propio y explicarlo de un modo excesivamente teórico hubiera supuesto el hastío del público.

Adaptación de la Cenicienta
Hemos considerado el cuento de la Cenicienta como un modelo estable, pues cualquiera que conoce el cuento sabe que se basa en una historia de amor en la que la bella princesa es rescatada por su príncipe azul.
Nos ha parecido una idea interesante transformar el cuento de manera creativa, en la que la Cenicienta de nuestro cuento no espera a su príncipe azul sino que busca alternativas para mejorar su modo de vida.
En la siguiente descripción se refleja lo que cada personaje representa desde nuestro pensamiento lateral.
La Cenicienta:


Refleja la forma de ser de una persona creativa; es original, tiene la aptitud para crear o inventar y además es capaz de enfocar su situación de manera distinta. Utiliza su imaginación e intuición para llevar a cabo todos sus proyectos, en este caso una nueva empresa. En definitiva, deja a un lado el pensamiento tradicional y utiliza el pensamiento lateral para resolver los problemas.




Las Hermanastras:

Representan el bloqueo, son un obstáculo, suponen una gran barrera para la creatividad. Las hermanastras limitan la creatividad de Cenicienta e impiden que dé lo máximo de ella misma. Éstas subestiman todo lo que Cenicienta dice, no escuchan sus ideas y no reconocen el valor de las mismas. Esto puede ser debido al miedo que tienen al cambio, de afrontar cosas nuevas, miedo a hacer el ridículo. Además de esto, las hermanastras incurren en el error de dar por hecho que son creativas, cuando no lo son para nada ya que hacen todo de una manera lógica y tradicional. Creen que solamente existe una respuesta única y lógica para cada cuestión, sin tener en cuenta que puede haber más, tal y como afirma el pensamiento lateral.

Madrastra:

Refleja el cambio. En un principio, trata a Cenicienta como un modelo estable; es decir, como una criada la cual no tiene derecho a dar ideas, pero una vez asumido el pensamiento lateral (el cual le permite ver las cosas más allá), es capaz de considerar las ideas de Cenicienta. Por ello se convierte en la herramienta para convertir la creatividad de Cenicienta en innovación, mediante la creación de la empresa. En conclusión refleja el camino de la creatividad a la innovación.


Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos