Raquel Paúl Soto/epo



Descargar 223.5 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión07.08.2018
Tamaño223.5 Kb.
  1   2   3   4

Pág.:

Testimonio de Raquel desde Munich (Cap: 14 – 21)


14- Sobre los piojos

Cuando yo era niña estaba convencida de que tenía piojos. El director de mi colegio, el Párroco Don Victoriano de Alcorcón, se llamaba Don Tobar, y venía regularmente clase por clase a recordarnos que teníamos que lavarnos la cabeza con Zeta-Zeta o con Filvit champú, y que si alguno tenía piojos “que se quedara en casa”. Y que nos miraran la cabeza nuestros padres. Y que como pillaran a uno con piojos viniendo al cole ... Y yo cada vez que oía esto, me entraban unos picores por toda la cabeza... “Yo tengo piojos”. Además, en casa delante del espejo me miraba todo el rato la cabeza. Y había descubierto que tenía como una especie de caspa blanca, que a mí me picaba, y para mí eso eran los piojos. Una vez miré en una enciclopedia que teníamos en casa por la Pe, pi-o-jo, pero no venía ninguna foto... Así que yo vivía en mi angustia permanente de saberme infectada por los piojos y no ser capaz de decírselo a mi madre. “Porque si se lo digo, me voy a tener que quedar en casa, y me van a rapar la cabeza, y me van a dejar como una bola de billar y cuando vuelva al cole se van a reír todos de mí, y me voy a morir de vergüenza y ya nadie me va a hablar y me voy a quedar sin amigas... y quizás me echen del cole”.


Y yo recuerdo que de niña rezaba por las noches y solía pedir tres deseos. Mi primer deseo era siempre que se me fueran los piojos. El segundo y el tercero solían tener un carácter más trivial, que yo le guste a Fulanito, que para mi cumple me regalen un pantalón de pinzas, o el disco de Parchís, a algo así. Pero mi deseo por verme liberada de los piojos era permanente y prioritario. Además, en mi película mental, los piojos se me iban en verano, y en invierno me volvían, coincidiendo con la primera charla en el cole sobre el Zeta-Zeta. Y a nosotros en casa, a mis hermanos y a mí ciertamente nos lavaban la cabeza con el Zeta-Zeta. Pero a pesar de eso, yo seguía teniendo piojos...
Una vez me fijé en que mi mamá también tenía un poco de caspa y casi me da algo... “Se los he pegao; le he pegao a mi madre los piojos. Voy a infectar a toda la familia, a toda la escalera, a toda la humanidad..., y toda la culpa será mía!”
Pues eso, que lo pasaba fatal. Y en alguno de aquellos inviernos ya no podía más de angustia y tormento. Así que una noche, estaba metida en la cama, ya con el pijama para irme a dormir y llamé a mi madre – “Mamá, ¿puedes venir un momentito? ” - Y al poco vino mi madre. “Ehmm..., ¿puedes cerrar un poco la puerta?, es que te tengo que decir una cosa...“- Yo estaba casi temblando... Y mi madre – “Pero ¿qué te pasa?”- Y entonces empecé a llorar – “ Buahhh, mamá, buahhh, ...” Mi madre, muy asustada – “¿pero Raquel, QUÉ PASA?!!. Y yo - ”Buahhhh, que, que, que... tengo piojos,...buahhhh”. Mi madre –“ Piojos, ay, bueno, qué susto me has dado, bueno tranquila que no pasa nada,... venga, pero ...¿y por qué lo sabes?”. Y yo - “Buahhh, porque me pica la cabeza... y tengo cosas blancas,...”. Mi madre – “Mira, voy a llamar a la vecina, que Juaquinito ha tenido piojos hace poco y ella seguro que te puede mirar y sabrá si tienes o no”. Y se fue a llamar a la vecina. Yo por de pronto empezaba a sentir un alivio... ya había dejado de llorar.
Llega mi madre con la mamá de Juaquinito. Yo sentada en la cama, bajo la cabeza y se acerca la vecina y empieza a apartarme los pelos pa un lao y pa otro. “Pues no sé, no veo nada. Parece que tiene el cuello un poco rojo por detrás de arrascarse, pero piojos parece que no tiene. Un poquito de caspa. No, está niña no tiene piojos”. Yo no me lo creía - “Se equivoca, tengo piojos”.
Cuando se fueron la vecina y mi madre a mí me seguía picando todavía un poco la cabeza pero sentía un alivio... había conseguido decírselo a mi madre.

§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§




15 - Una de tentaciones

Al volver a Munich después de las navidades pasadas, justo después de mi fulminante conversión (que cuento un poco más tarde), pues antes de encontrar a Sandra allá por el mes de Abril me encontraba un poco sola y perdida. Aparte de que mi situación personal era un tanto delicada, y andaba con mis trastos mudanza paquí, mudanza pallá, pues sobretodo, porque no tenía personas con las que compartir lo que me estaba pasando, no tenía comunidad ni conocía a nadie con fe. Entonces, fue cuando me dio por escribir. Yo ya había conocido a Chus (creo que exactamente el 30 de Diciembre) y él me había dado su dirección e-mail. Y yo muchas veces me sentaba al ordenador y me ponía a escribir lo que me pasaba. Normalmente se trataba de alguna sensación de impotencia ante una determinada situación o conflicto. Pero de alguna manera, según lo iba contando, pues notaba una vocecita en el interior que me decía - “Tú tranquila, no te preocupes, déjalo en mis manos y ya verás”. Y así cuando acababa la carta, pues notaba mucha paz interior y lo que era al principio un conflicto pues ya no me parecía tal, como si se hubiera disuelto en el aire. Así que al final, me parecía innecesario el mandar el e-mail a Chus - “Pobrecillo, para que le voy a molestar con mis tonterías”. Alguna vez si que llegué a enviar algún e-mail. Pero fíjate, que ni por esas, puesto que yo escribía la dirección mal, ponía Villaroel (con una sola “r”), o hotmail en lugar de terra, en fin, que los e-mails me los devolvían con mensaje de destinatario desconocido. Ahora, cuando lo pienso, veo que aquella fue la manera en la que el Señor me enseñó a orar y a entregarle mis cosas, así, escribiendo cartas a Chus (que nunca llegaban a Chus).

*******************

Me acuerdo ahora de todo esto porque antes de mandar a Chus los últimos episodios que había escrito, pues tuve unos días HO-RRIBLES. Mi madre dice que al Chungo no le debe gustar nada, pero nada de nada, que yo escriba, le debe poner enfermo y rabioso. Así que cuando escribo mucho o estoy a punto de mandarle cosas a Chus siempre tengo que pasar por unas tentaciones y pruebas horribles. Y ¿qué os voy a contar? El Chungo sabe donde tiene que ir a pinchar. Ahí donde más duele. Y a mí me ataca mucho con el tema de “fíjate todo lo que estás contando, ¡qué vergüenza!, y como se enteren en el trabajo y se meta Fulanito en la web, te van a fulminar, van a utilizar la información contra ti, se van a pitorrear de ti, te estás quedando sin amigos, sola...” En fin, en mí todo esto en momentos de debilidad hace estragos. Sé que son tentaciones, y que pasarán, y que estoy del lado del vencedor, pero a pesar de todo, cuando se está dentro se sufre y se pasa muy mal. Pues como os contaba, estaba pasando unos días horribles, yo creo que atacada por todas las bandas y con el Chungo disfrazado de muchas formas, algunas de ellas todavía desconocidas para mí. Y yo oraba y oraba y oraba más...Y en algún momento de total desesperación, después de un par de días, me acordé de lo que me dijo Chus al principio una vez, algo así como:


“Cuando se tiene una Comunidad y se cuentan las cosas, el demonio no tiene ningún poder”
y entonces decidí ponerme a escribir a Chus y contarle lo que me pasaba y pedirle consejo, exactamente como hacía a principios del año. Yo, toda un mar de dudas y angustias ... empecé a escribir. “Querido amigo, bla, bla, bla,...Y entonces no sé si yo tengo que seguir escribiendo o si es mejor que lo deje porque bla, bla, bla... además quizás a nadie le importa lo que yo escribo, y bla, bla, ...es que yo creo que me lo tengo super creído, ¿verdad, Chus? es cierto, es eso, me lo tengo muy creído y bla, bla, y claro, la gente me va a coger manía y me van a odiar y... quizás con razón porque motivo envidias,... pero además, y si se mete Fulanita en la Web..., pero yo no quiero avergonzarme de ser cristiana, ni de la web, pero bla, bla, y la secta y fulanito y menganito... y a mí qué coño me importa lo que diga la gente..., si pasará como con los ejércitos de Gedeón,... pero lo estoy pasando fatal, no entiendo nada,...”
En algún momento, no sé por qué, me metí en www.frayescoba.info y vi que alguien me había dejado un mensaje en el tablero. Una tal Mari de Colombia. Pensé que querría contactar con Sandra o Bibiana y le puse un mensaje:


Von 

"Raquel Paúl Soto" »



An 

macafusita@yahoo.com

 








Betreff 










Hola María,


supongo que eres amiga de Sandra o de Bibiana.
He visto tu mensajito en el www.frayescoba.info y por eso te escribo,

un cariñoso saludo,

Raquel.



*********************

Y seguí dándole a las teclas contándole a Chus mi desesperada situación. Cuando acabé, antes de mandarlo, vi que me había llegado un e-mail al “inbox”.





Marÿffffeda del Carmen Fernÿffffe1ndez Uribe

20-10-2004 16:56



To

Raquel "Paúl" Soto

cc




Subject

HOLA DESDE COLOMBIA














HOLA RAQUEL....¿CÓMO HAS ESTADO?
 
POR AQUI MUY BIEN...GRACIAS AL DIOS DE LA VIDA...
 
BUENO QUIERO COMUNICARME CONTIGO POR UNA RAZÓN Y ES QUE CADA VEZ QUE LEO ALGO QUE ESCRIBES ME ACERCAS MUCHO AL SEÑOR!!!!....CUÉNTAME CÓMO ES TODO EN LOURDES POR FAVOR Y EN TAIZÉ.....Y CÓMO TE SENTISTE??????
 
HACE MUCHO NO HABLO CON SANDRA ¿CÓMO ESTÁ ELLA?....
 
BUENO MUCHAS GRACIAS POR ACERCARME CON TUS PALABRAS AL AMOR DE LOS AMORES....UN BESO Y UN ABRAZO Y MUCHAS BENDICIONES!!!!
 
MARIA (MARI PARA LOS AMIGOS)
 
**********************

Al principio no caí en la cuenta de lo que había ocurrido, tal era mi angustia en aquel momento. Así que volví al e-mail que le había escrito a Chus, lo volví a leer y le di al “SEND” (enviar). Cuál no será mi sorpresa cuando el ordenador me da un mensaje de error, que me había expulsado de la red, y... desaparece el e-mail sin haber sido enviado! (“Not send”). Desapareció, se perdió, se esfumó, se fue. Yo no daba crédito (nunca me había pasado algo así), había estado más de una hora escribiendo...


Y entonces, me vino a la cabeza el e-mail que me había mandado esta María... y lo volví a leer. No me lo podía creer. Me empezó a invadir una paz y una alegría.
¡Qué fuerte! ... el Señor me estaba hablando a través de María. Me estaba diciendo que no pasaba nada, que siguiera escribiendo, que siguiera hablando de Él, ... Que es verdad que me lo tengo muy creído, pero que no pasa nada, que basta con que me dé cuenta... Pero sobre todo me estaba diciendo que me estaba escuchando todo el rato, que él conoce mis angustias y mis oraciones no van al vacío, y ... que Él está ahí conmigo, como lo estuvo aquellos meses de enero y febrero en Munich y como lo está siempre... y que a veces me tiene que abandonar un poco en las tentaciones para que yo me haga fuerte en él... pero que siempre está ahí, siempre, cuidándome... como a la niña de sus ojos.

§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§


16 - Una prueba de fe

17 de octubre del 2004


Después de lo que pasó aquel lunes 26 de septiembre con mi amiga C (ver capítulos anteriores), estando mi madre todavía aquí, pues he estado un poco atenta a su evolución. Pero no quería agobiarla. A mí, como a ella, no me gusta que la gente me agobie. Y creo que este punto que tenemos en común es lo que ha hecho que nos comprendiéramos siempre tan bien.
Mi madre se marchó ya el martes de aquella semana. El sábado yo había quedado con C, en encontrarnos en su casa primero, y luego decidiríamos si íbamos al cine o qué. Yo, después de comer me había echado una super siesta y había soñado con ángeles. Y es que acababa de leer en el Magnificat las lecturas del día: era el día de los ángeles.
Y después de la siestecita, como no hacía nada de frío, decidí pasar del metro e ir a casa de C en bici que voy más contenta. Iría por el camino del río que es precioso. Y por el camino iba pensando todo el rato en los ángeles. Y en escribir cuentos sobre ángeles...
Así que llegué a casa de C muy contenta. Y como los ángeles no se me iban de la cabeza, después de charlar un poquito - “Oye espera, que voy a mandar un mensajito a Ángel para felicitarle por su día”. Al minuto suena el móvil. Era Ángel para agradecer la felicitación. Y nos explica que está en un bar con Clara y Chus. “Ah, ¿sí? pues pásame a Chus un momento” - ¡Que alegría! – “Chus!!! Hola, ¿qué tal? Estoy aquí con una amiga, C, que aunque es griega habla muy bien español, y bla, bla,... y en este momento nos estábamos preguntando si es verdad que todas las personas tenemos asignado un ángel que vela por nosotros (el famoso ángel de la guarda). Chus -“Sí, sí, el Evangelio lo dice,.. y bla, bla, y a nuestro ángel lo conoceremos cuando estemos en el cielo y bla, bla, ...” y luego le pasé el teléfono a C y Chus le siguió explicando a ella que Chus en estos momentos estaba mandando a su ángel hacia nosotras para que nos hiciera compañía. Y yo me creo que el ángel de Chus le abandonó un par de horas y se quedó con C y conmigo y nuestros respectivos (ángeles me refiero) por un rato. Y yo creo que los refuerzos nos vinieron muy bien.
Como hacía buen tiempo y parece que ninguna película del cine nos convencía pues decidimos irnos a dar una vuelta. Después de un rato pasamos por un bar que yo conocía y que a mí me resulta muy agradable y le propuse tomar algo allí. A ella también le gustó el bar. Yo me pedí un Radler (como la “clara” en España) y C un agua mineral. Yo tenía un poquito de hambre pero como C no quería pedir nada de comer pues decidí que comería yo también más tarde en casa.
La conversación que tuvimos fue a corazón abierto. Como lo son todas mis conversaciones con C. Ella me contó muchas cosas sobre su pasado, cosas que yo todavía no conocía. Me habló sobretodo de la muerte de su padre. Creo que sacó cosas de las que ni ella ya se acordaba... Y por supuesto también estuvimos hablando de la fe, y del Señor y otra vez de ángeles...
Y luego la acompañé andando hasta casa, y nos despedimos y me fui de vuelta a casa con la bici. Por el camino iba pensando en todo lo que estaba sucediendo con mi amiga. No me cabía duda de que ella ya tenía la semilla del Espíritu activada dentro de su corazón y de que Él a su ritmo, curaría todas esas heridas.

********************

El sábado de la semana siguiente estaba yo un poco triste. Estaba un poco revuelta porque me daba cuenta de que mi conversión/transformación me estaba llevando a tener que enfrentarme a personas, amigas, amigos y otras personas a las que tengo cariño, y aunque lo acepto, porque sé que el Señor está detrás de todo esto, pues tenía un poco la sensación de “me estoy quedando sin amigas”, ”soy un monstruo” , y “ya no aguanto a nadie”. Y entonces me acordé de lo a gusto que me encuentro siempre con mi amiga C y la llamé por teléfono. Después de preguntarle como se encontraba y demás (no muy bien), yo le propuse vernos por la tarde e ir al cine o algo. Ella me dijo que no estaba de humor y que prefería estar sola. Luego me preguntó que qué tal estaba yo. Le conté que estaba un poco desanimada y el porqué, que “no soporto a nadie, toda la gente me parece falsa” y todo eso... y ella casi en seguida me dijo que quizás lo de quedar sí era buena idea. Podíamos intentar ver la película de Almodóvar “La mala educación”, que estaban echando en versión original en el Theatinerkino, en el centro. Y quedamos en encontrarnos a las siete en el centro.

Se notaba que estaba mal. Tenía ojeras bastante profundas y la cara muy delgada. Pero bueno, con el maquillaje no se le notaba tanto, y a pesar de todo pues estaba guapa. Y es que mi amiga es super guapa. Tiene unos ojos, que cuando brillan, no se pueden comparar a los de nadie. Y una sonrisa abierta, amplia,...pero estaba muy delgada, eso sí.


Después de encontrarnos nos dirigimos hacía el Theatinerkino, donde resultó que no quedaban entradas puesto que aquí en Alemania, como la gente es tan organizada, pues suelen reservar por teléfono, y ya se habían acabado. No obstante, podíamos pasarnos poco antes del empiece porque siempre había gente que al final no aparecía y se ponían esas entradas a la venta. “Vale, pues luego volvemos”. Y entre tanto nos fuimos a un bar que había por allí. Yo pedí un Radler y ella un agua mineral. Yo le sugerí que pidiera un zumo con alguna vitamina, pero ella dijo que no, que tenía el estómago mal y las cosas ácidas no le venían bien. Yo no insistí. Aquel día yo le conté muchas cosas a C sobre mí. Sobre los problemitas y conflictos que estaba teniendo por el hecho de “seguir los pasos de Jesús” (bueno o que así me lo creo yo). Ella, me entendía todo lo que me pasaba. Y yo saqué el Magnificat y hablamos de un montón de cosas, y sobretodo del pasaje aquel “Si siguiera agradando a los hombres, entonces no sería siervo de Cristo...” De la carta de San Pablo a los Gálatas. Y estábamos tan enzarzadas en la conversación que se nos pasó lo del cine y cuando nos quisimos dar cuenta pues era tarde y no nos importó y seguimos rajando. Después nos fuimos dando una vuelta hacia una estación de metro que nos venía bien a las dos y allí nos despedimos.
Y luego de camino a casa – “... C y yo tenemos almas muy, muy parecidas”. Y además, ahora que ella tiene la semilla dentro pues ya puedo hablar con ella a “otro nivel”. De verdad, qué regalazo ha sido la conversión de C para mí. Y es que una amiga así... y además precisamente en la Oficina de Patentes, ¡quién me lo iba a decir a mí! Mira como el Señor a través del mismo movimiento de ajedrez me ha dado a mí a otro bicho raro. ¡Genial! Ya no soy un bicho raro en la Oficina de Patentes. Ya somos DOS!!!!

*********************



El lunes de la semana siguiente según llegué al trabajo vino una chica alemana que trabaja en el mismo departamento que yo y que sé que es hasta cierto punto amiga de C. Yo sé, porque me lo había contado mi amiga C, que ella, mi amiga, había puesto distancia con ella y con otra gente de la oficina. Y es que a C le pasa como a mí, que cuando está mal prefiere estar sola, y si la gente la intenta ayudar lo que hacen es agobiarla. Yo la entiendo perfectamente. Y además me da la impresión de que mucha gente en el fondo lo que quiere es sentirse útil, buena,... ir de salvadores del universo, bueno, que os voy a contar, necesitan justificarse haciéndose los buenecitos y los compasivos (porque no tienen a Cristo, claro)... En fin, que yo a esta gente la llevo muy mal.
Y esta chica aquella mañana vino a preguntarme si yo seguía teniendo contacto con C. Yo le dije que sí. Ella me dijo que estaba muy preocupada porque la había visto, y estaba tan delgada, y con esas ojeras, y bla, bla, y no quería bajar a comer con ellas a la cantina, y bla, bla, y porque ... y si comete una locura, y si de no comer se cae desmayada en su casa, porque no come, y bla, bla,... Y he estado hablando con Menganita y creemos que habría que llevarla a un psicólogo,...
Bueno, yo me puse incluso un poco agresiva. Le dije – “Oye, ¿tú no tienes familia? ¿No tienes dos niños? Pues, ¿por qué no te ocupas de ellos y dejas de meterte en la vida de los demás?“ - Sí, quizás me pasé un poco pero es que ... bueno, luego intenté suavizarlo un poco. “Mira, no la agobies, ella está mejor pero necesita tiempo, si quieres ayudarla le dices que estás ahí por si puedes ayudarla en algo, le dices que la quieres y ya está, no la agobies más”. Y entonces ella me dijo – “Pero ¿cómo puedes soportar tú ver que alguien está tan mal y no hacer nada?. Y entonces, (atención!) me oí a mí misma diciéndole – “Mira yo la responsabilidad la mando para arriba porque tengo fe en Dios y ante las desgracias de la gente, pues oro por ellas, y confío en que ÉL las ayuda, que es el único que puede y sabe como hacerlo”. (¡Chúpate esa!).
A pesar de que me quedé muy a gusto con todo le que le dije pues la tía ésta, al final, consiguió que me empezara a preocupar por C – “Es verdad, ella por el momento no come nada. Está super delgada. Quizás es verdad que necesitamos ayuda de un psicólogo”. “No, no, Raquel, ten fe... tú has visto lo que ha sucedido, como el Señor la puso en tu camino, y ella ya tiene la semilla en su corazón activada. El Señor ha entrado ya en su vida, y está actuando...”. “Pero ¿cuánto tiempo puede aguantar una persona sin comer?” ¡Qué prueba tan fuerte!
Oré unos minutos y mandé a mi ángel de la guarda hacia C de apoyo al que ya tiene (este truco me lo aprendí de Chus) y le di claras indicaciones de que pusiera vitaminas en el aire que respira C, para que aguantara... y después le mandé un mensajito corto.


Raquel Paúl Soto/EPO

11-10-2004 10:38



To

Xxxxx Xxxxxxxxx/EPO

cc




Subject
















Xxxxx, te quiero mucho! Que no se te olvide!


ANIMO!!!!!!

**********************

Ella, tardó en contestarme un ratito. Un ratito que fue toda una prueba de fe para mí. “Quizás no está en la oficina. Quizás está enferma. Quizás ha cometido una locura. Quizás está desmayada en su casa como dice la chica ésta. Y toda la culpa caerá sobre mí. Y estás chicas dirán que dónde estaba mi Dios”.
“Pero no, Raquel, ten fe. Le estas pidiendo a ella que tenga fe y resulta que tú no la tienes?. ¡No es verdad! Yo tengo fe, Yo sé que el Señor ha entrado en su vida, y sé que está velando por ella. Y que el actúa a su ritmo y que no hay nada que temer, ni nada por lo que preocuparse!! Él la va a curar de todo, como lo hizo y está haciendo conmigo, con esa terapia tan dulce y maravillosa que tiene Él y que se llama amor”.
Y ya me olvidé del tema, hasta que al rato oí el pitido que el ordenador hace cuando entra un e-mail nuevo.



Xxxxx Xxxxxxxxx/EPO

11-10-2004 11:34



To

Raquel Paúl Soto/EPO@EPO

cc




Subject

Re: Link













Hola mi Raquelita,


hasta ahora he visto las fotos de Istanbul con un collega. Acabó con las fotos finalmente! El domingo pasó normal, (...)
Y tú, qué tal?
Un beso muy gordo, y mucho mucho cariño....
Xxxxx.


******************

Al cual le contesté yo en seguida:





Raquel Paúl Soto/EPO

11-10-2004 11:39



To

Xxxxx Xxxxxxxxx/EPO

cc




Subject

Re: Link












Yo bien, ayer  fue muy tranquilo. Estuve por la manana en (...).



Nadie me soporta como tú.

Un beso muy fuerte.

Tu hermana. Raquel.

****************





Xxxxx Xxxxxxxxx/EPO

11-10-2004 11:59



To

Raquel Paúl Soto/EPO@EPO

cc




Subject

Re: Link













Nadie me soporta como tú tampoco. Tú eres mi angelita en tierra! Me das fuerza y esperanza en el nombre del Dios.


Estoy "aqui" en cada momento para ti! No se lo olvides! Puedes llamarme a las 4 de la madrugada y vendré! Puedes estar al otro lado del mundo y vendré!
Pienso y horro para ti!
Un beso muy gordo mi angelita en tierra...
Xxxxx.

**************************

Y aquí, ya no lo puede soportar, empecé a llorar como una madalena y a dar gracias al Señor por la vida de C, y por la mía, y por la fe y esperanza que nos había regalado.

§§§§§§§§§§§§§§§§§



17 - La serpiente ya no muerde

El sábado por la mañana fui al supermercado con el ya ungidísimo carrito azul (ver episodios anteriores). Nada más llegar a la sección de frutas y verduras mi vista se fue derecha a unas calabazas enormes que había en toel medio (era la festividad de todos los Santos). ¡Tan redondas, tan naranjas!. Me acerqué y las toqué. ¡Qué suaves! – “¿Cómo se cocinará una calabaza?” - La verdad es que no tenía ni idea pero me daba igual. Eran tan bonitas que decidí llevarme una para casa. En la caja lo pasé un poco mal para conseguir meterla en el carrito, pero al final lo conseguí. Luego en casa llamé a mi abuela – “Hola Yaya, soy Raquel... no, no, te llamo desde Munich, ... ¿qué tal? Bla, bla,...pues es que tengo una calabaza aquí y me he dicho, voy a llamar a la Yaya que lo mismo sabe como se cocina y, bla, bla,...” Resultó que mi abuela tampoco había hecho una calabaza nunca. Así que no me pudo aconsejar mucho. Pero bueno, por lo menos había hablado un poquito con ella (En el fondo lo de la calabaza había sido una excusita). Así que después cogí el cuchillo más grande que tenía y ... le metí la primera estocada a la pobre calabaza. Pobre, en el fondo me daba pena porque era tan, tan bonita! De decoración también habría quedado bien. Resulta que la piel de la calabaza está realmente dura. Me tiré un buen rato pegándole tajás... Mi estrategia consistió básicamente en cortarla en rodajas, como si fuera un melón, y luego cortar la corteza (difícil, muy difícil, está super dura) y después, una vez troceada, la metí en una cacerola con un poco de agua, sal y una pizca de pimienta y la dejé que se cociera lo suficiente. El resultado de toda aquella trifulca fue un puré de calabaza, que con un poquito de aceite de oliva y alguna tontería por encima estaba riquísimo. Eso sí, tuve puré para una semana entera.


Por la tarde, después de digerir mi puré y tras una buena siestecita me encontré con C. Me había propuesto ella que fuéramos a ver una exposición de pintura y después a ver la famosa película de Almodóvar, porque con toda la tontería al final nunca la habíamos podido ver.
Nada más ver a C era evidente que estaba super contenta. Le brillaban los ojos un montón. En seguida me contó a lo que se debía su alegría. El día anterior, el viernes por la tarde, había estado bastante deprimida pero aquella noche... decía que había tenido un sueño. Bueno, muchos sueños, todos inconexos pero a la vez conectados, y decía que se había levantado con una sensación de paz y alegría como hacía tiempo que no sentía. En uno de los sueños inconexos ella tenía una serpiente enroscada en el brazo. Y la serpiente trataba de morderle. Pero la serpiente no podía porque no tenía dientes y no podía meterle su veneno. Lo intentaba una y otra vez pero como mordía sin dientes no le hacía daño. (¡!!!)Y luego en otro sueño se le apareció su padre, y su padre le enseñaba una iglesia,... y en aquella iglesia había unos hermanos que transportaban unos panes, que se suponía destinados a la Eucaristía, y los panes eran inmensos, como de un diámetro de dos metros y los tenían que transportar entre tres o cuatro hermanos cada pan. Y ella (que es aficionada a la fotografía) intentaba fotografiar aquella escenas y parece que no podía. De alguna manera cuando su ojo se acercaba al objetivo de la cámara perdía la visión de la escena que quería fotografiar. Y entonces, se apartaba la cámara y veía de nuevo la escena. Y al volver a acercarse el objetivo perdía la escena otra vez. Bueno, como os podéis imaginar, yo después de contarme esto ... no daba crédito.
Compramos las entradas para la peli (que esta vez habíamos reservado por teléfono) y luego nos dirigimos a la exposición de pintura que estaba en la misma calle. Nos cogimos unos auriculares de esos que te explican los cuadros más relevantes y echamos a andar por las salas. Yo notaba, que entre lo de los sueños que me había contado C y aquellas obras de arte, tenía el corazón tan abierto. Y ella me dijo que le pasaba lo mismo. Y vimos cuadros de Van Gogh, y de Monet, y de Gaughin, y de otros pintores, Franz Marc, y Emil Nolde,...y las dos horas pasaron volando y al final nos tuvimos que dar prisa y oír las ultimas audiciones a toda leche. A C el cuadro que más le gustó fue uno que representaba de forma algo abstracta una iglesia, a la vez por dentro y por fuera. A mí me gustaron todos los cuadros.
Y no sé como pero al salir de la exposición surgió lo de ir a ver una iglesia griega ortodoxa que estaba a un par de minutos de allí. ¡Qué preciosidad! Nada más y nada menos que del año 1493! La más antigua de todo Munich. Y había uno coro cantando allí ... y después ya fuimos corriendo hacia el cine, y mientras echaban los traillers nosotras seguíamos hablando de los sueños aquellos. La interpretación de los dos primeros no requerían una sabiduría de profeta pero el último... C me contaba que para ella significaba que estaba pasando por unos momentos en su vida que por lo limitado de su perspectiva (humana) no podía entender, como a veces cuando encuadra una escena para fotografiarla, pero que si apartaba su mirada de la cámara y situaba la escena en el resto del contexto la escena cobraba sentido.
La peli de Almodóvar a mí no me gustó mucho, no me tocó para nada el corazón. A C la peli sí le gustó. Y es que según ella, a ella le gustan las pelis tumultuosas y de personajes retorcidos. A mí me pasaba lo mismo antes cuando estaba más desquiciada, me aliviaba saber que no era la única (mal de muchos ...).
Y después fuimos a tomar algo a un bar y seguimos hablando, sobre todo del don de fe que habíamos recibido, Y yo le hablaba a C, sobre la gracia y sobre Jesucristo, y bla, bla, y ella me escuchaba con tanta atención y ...es que lo entiende todo, y le puedo hablar durante una hora entera, que ella me escucha, y me escucha,... ¿Os imagináis poder estar hablando a alguien del Señor durante una hora y que la persona no solo no te rechiste (cállate ya, hombre, qué pesada!) sino que además te escuche... con interés?! Impresionante, menudo regalazo!

*******************

Ayer viernes (día 5 de noviembre) estuve cenando con mi amiga C y su mamá, que ha venido a visitarla y pasar unos días en Munich con ella. La madre es un absoluto encanto. Es dentista (Puah, que suerte!) y habla inglés y nos comunicamos genial. Encima ayer, nos hizo una cena exquisita, con especialidades de su país, una musaca que te mueres, y salsiki, y ensalada griega.... Todo ri-quí-si-mo. ¡Qué delicia de cena!
Y luego estuve viendo unas fotos que había sacado C durante alguno de sus viajes, y también fotos del concierto de su cantante favorita. A la que por cierto había conocido personalmente y acompañado junto con todo el grupo en un viaje reciente y fotografiado durante el concierto “en exclusiva”. Es buenísima, C es una fotógrafa genial. Está desperdiciada en la Oficina de Patentes (como yo, ji, ji, ...). Por algunos minutos se nos fue la olla y nos imaginamos que nos hiciéramos reporteras del Señor y dejáramos el Patentamt y yo escribiría las crónicas y ella sacaría las fotos...




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad