Raúl Horacio Lamas



Descargar 34.17 Kb.
Fecha de conversión30.12.2018
Tamaño34.17 Kb.
Vistas78
Descargas0

Raúl Horacio Lamas. Arquitecto- Especialista en Gestión Estratégica de Diseño y Gerenciamiento de Proyectos - Profesor Universitario –Tutor.

Profesor Titular de Filosofía - Profesor Asociado de Diseño Arquitectónico V - Asesor de Autoevaluación e Investigaciones.

Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad Católica de La Plata. Unidad Académica de Bernal. Pcia. Argentina- Pcia. de Buenos Aires.

Propuesta – Ponencia en Taller de Enseñanza del Diseño

Titulo: La enseñanza - aprendizaje del Diseño y el Arte

INTRODUCCIÓN

El objetivo de este trabajo es indagar y reflexionar acerca de la enseñanza del objeto del Diseño y de las disciplinas proyectuales, por la importancia que tiene en las prácticas pedagógicas en el contexto actual de las carreras universitarias, considerando que en el aula nos enfrentamos a un estudiante que debe responder a problemas complejos producto de una sociedad compleja, que implican una permanente revisión sobre las prácticas pedagógicas.

Consideramos el objeto propio del Diseño porque observamos las dificultades que surgen en la aplicación del concepto en la enseñanza y el riesgo de no involucrar la totalidad de la trama conceptual y su elevada complejidad epistemológica. Su conocimiento nos posibilita predecir las propiedades, componentes y fundamentos del Diseño, con el fin de seleccionar los contenidos y la didáctica más adecuada, manejando el concepto involucrado y profundizar en la problemática pedagógica de su aprendizaje.

Reflexionamos también sobre el tipo de proceso que se debe educar, en estudiantes del área de la creatividad y evaluamos la aplicación de las didácticas de enseñanza más adecuada para los talleres de Diseño.

Enseñar en ésta disciplina implica conocer los procesos mentales del ser humano en el acto creativo, para darle mayor trascendencia al diseño de estrategias que estimulen el aprender a pensar, que generen en el alumno estructuras de pensamiento más efectivas para enfrentar los desafíos que plantea el Diseño en el contexto actual y futuro.

Se pretende reflexionar sobre los contenidos, los procesos de aprendizaje, y las prácticas pedagógicas utilizadas en la enseñanza del Diseño, con la intensión de que éste trabajo ayude a motivar a los Docentes para diseñar estrategias de enseñanza que refuercen el aprendizaje de sus alumnos, y que éste enfoque nos permita descubrir los fenómenos que iluminan al objeto de estudio.



  1. Una antropológica y gnoseológica de la enseñanza-aprendizaje

Como toda enseñanza y aprendizaje presupone una concepción antropológica y gnoseológica, creemos conveniente señalar que nosotros partimos de la consideración de hombre como persona humana, y de su inteligencia como una facultad con una función intelectiva con un fin, alcanzar la verdad. Nos oponemos a considerar al hombre como un producto o resultado de una evolución continua, como una construcción de estructuras en la praxis permanente, sino que reconocemos en él una potencia inicial, que intelige más allá de los fenómenos, los cambios y los objetos, ya que en la intelección se pone en juego el mismo sentido común, el realismo, la lógica y la disciplina, como principio de identidad. Desde ésta concepción es que nos vemos a la necesidad de definir y comprender el sentido y el significado de nuestro objeto de estudio, para no limitarnos a actuar por actuar, sino para ajustarnos a él con un juicio critico, lograr conceptualizar y transferir el conocimiento de ese objeto a la enseñanza y aprendizaje del Diseño. Entendemos al aprendizaje como modo particular de construcción de conocimiento que se da en una situación donde hay una intervención intencional externa – el maestro - que lleva al aprendiz a construir = descubrir el conocimiento en virtud de los problemas que le plantea é y el objeto de estudio de la propia disciplina, es decir, que en éste proceso activo de interacción docente – alumno, el docente es el responsable de seleccionar prudentemente los contenido del campo disciplinar que ofrece, con el objetivo de motivar y permitir un abordaje activo y crítico durante el proceso. Es por esto que consideramos necesario definir de manera razonable el término Diseño y su objeto propio, conocer a los actores involucrados y el rol que les cabe a cada uno en el proceso de enseñanza y aprendizaje, para la selección las estrategias y desarrollo de la práctica pedagógica.

Comenzamos por comprender como adquiere el conocimiento el hombre y que cosas entran en juego en el aprendizaje del Diseño. Nos remitimos a la historia del pensamiento que intenta explicarlo, en primer lugar observamos que el enfrentamiento entre la capacidad cognitiva del intelecto y la sensorial fue una preocupación para los pitagóricos que lo explicaron provocando la primera escisión grave al plantear la dicotomía de conocimiento, la existencia de un mundo celeste basado en la lógica matemática y un mundo terreno impredecible, igual que la naturaleza y la existencia humana, conocimiento sensorial versus conocimiento racional.

Platón escribe que todo aprendizaje no es sino recuerdos y recomienda la conveniencia de “no perder el ojo de la mente”, ya que los sentidos no nos ofrecen incuestionabilidad del raciocino.

Aristóteles, es el primero que otorga crédito de naturaleza al conocimiento sensorial en los conceptos de inducción y abstracción. Él sostiene que el ser humano esta dotado de sentidos, cada uno recibe y aprende objetos que esta fuera de ellos, cada sentido tiene su objeto formal y se diferencian por finalidad y por la función que cumplen. Los sentidos externos pasan la información a los sentidos internos, que reciben entender lo queda afuera, y modelan mediante el proceso de abstracción, el material apto para el entendimiento.


Para Santo Tomás “Nada hay en el entendimiento que no haya pasado por los sentidos”, el objeto se da a conocer, tiene una imagen propia, y esta imagen es una representación del objeto, una imagen que se denomina concepto, que hace posible el entendimiento del objeto, el medio ha sido la imagen, la representación del objeto y ella es el mensaje “El alma jamás piensa sin una imagen” nos dice Aristóteles.
La concepción moderna, con Descartes, plantea que el objeto propio del entendimiento son las ideas, encierra el pensamiento humano en sí mismo, en la inmanencia, que define en la frase “Pienso luego existo”. En el racionalismo del s. XVII y XVIII, los mensajes de los sentidos son confusos hace falta un razonamiento para entender, un prejuicio entre percibir y pensar. El sistema educativo esta arraigado en el estudio de la palabra y los números.
Kant intenta conjugar el empirismo con el racionalismo y propone su apriorismo, donde el conocimiento viene de la experiencia, pero la forma viene de la razón. La razón pone orden al caos, entendemos por medio de categorías, el concepto empírico exige una semejanza entre el concepto que uno puede tener y a lo que se refiere o aplica ese concepto, para entender hace falta la relación del concepto puro con la parte sensorial, hace falta un esquema trascendental. Éste esquema será resumido por Piaget en los esquemas cognitivos, funcionales, evolutivos, asimilativos. La inteligencia para Piaget surge de las estructuras perceptivas y no las tiene la personas al nacer, sino que la adquieren en la adaptación al medio ambiente. De éste modo de entender el conocimiento surgen las propuestas de la psicogénesis, que consideramos un error porque su fundamento gnoseológico explica que nuestro conocimiento del mundo se da en una constante interacción con él, en función de la cual vamos otorgando significado a los objetos y estructurando nuestros instrumentos intelectuales, de modo que aprendemos de una manera particular de construcción de conocimientos, en una situación donde hay una ayuda externa, que plantea un conflicto o desequilibrio, y nuestra actividad produce la asimilación y la acomodación , es decir la inteligencia es un mecanismo y por lo tanto el hombre es visto como una función adaptativa, sin normas morales que regulen virtuosamente esa adaptación, él es guía y tutor de sus maestros, el docente en ésta concepción es un simple informante, neutro, sin compromiso con el bien, es la operatividad la que resuelve mágicamente la enseñanza, desparece el sistema de educación individualizada, desaparece el alma singular. Consideramos esto un error de planteo al concebir a la inteligencia humana como el producto de de la organización biológica, como resultado de una evolución, porque toma a si mismo el modelo de la inteligencia del mundo de la mecánica y de la construcción física, definida como un músculo que a fuerza de usarlo se perfecciona. De aquí que la educación resulta también una puesta en funcionamiento de este mecanismo, una praxis una manipulación que desarrolla la musculatura intelectual.

La inteligencia deja de ser una facultad con un fin para ser un producto de la organización biológica, resultado de la interacción sujeto-objeto, y éste es el punto de partida y de llegada de semejante planteo inequívocamente dialéctico que propugna la primacía de la praxis como desconocedor de la naturaleza de la persona humana.

En la gnoseología constructivista, sólo se tiende a la ratio, a la función discursiva o de raciocinio, desechándose la función del intellectus, intelectiva o intuitiva, donde la primacía del mismo y su finalidad es ver, comprender, contemplar ajustada a la realidad para alcanzar la verdad. Dentro de las funciones del intelecto la percepción juega un papel importante, en ella intervienen los sentidos del nivel inferior de la sensibilidad externa a través de los órganos y los niveles de la sensibilidad interior en los que interviene el sentido común o percepción, la imaginación que forma esquemas, la memoria que remite a los objetos percibidos y la cogitativa que valora lo percibido y retenido y forma proyectos, por eso en el hombre es más relevante el futuro que el pasado. Los cuatro sentidos están entrelazados y cuentan con un mismo soporte.

Pero la imaginación tiene niveles, esta la eidética que se da en los sueños y se pega a lo particular, subiendo de nivel se encuentra la proposicional, que nos permite formar esquemas de lo percibido, y un nivel superior esta la asociativa que logra unir entre si las imágenes, también disponemos de imaginación simbólica, que forma símbolos útiles, con todo esto el hombre es más que la cultura por que por encima de esto esta el nivele de la imaginación reproductiva con la que podemos crear.



El hombre puede conocer mediante ésta potencia y no hacer nada o hacerlo de muchas maneras esta abierto a las posibilidades, puede valorar la realidad sensible e interesarse por ella, el hombre es un animal de afecciones, donde la imaginación interviene en la creación como representación, combina y agrega conocimientos reales, nuevos y futuros hechos y objetos de conocimientos. La fantasía y la imaginación incitan y conjugan imágenes aún cuando no están los objetos, pero la imaginación no es sustitutiva del objeto, sino anticipatoria. La imaginación trata de aprehender una cosa que existe entre otras en la percepción, a través del conjunto físico en la conciencia de la imagen como analogón que se constituye con “ trozos” de lo observado y recordado, éste es el origen de la creatividad imaginativa ella esta asociada al olvido, allí se sitúan las imágenes donde se arma la analogía de la imagen, en una ilusión de inmanencia que transfiere el contenido psíquico trascendente a la exterioridad, donde la espacialidad y las cualidades se representan y traen nuevamente la “idea”, lo recordado no es el objeto análogo ni el real pero esta asociado a él en un objeto de la creación humana, y éste el objeto del arte, del diseño, de lo proyectual, como resultado del acto de intelegir. Éste es el modo en que se constituye el conocimiento y el pensamiento creativo que tiene vital importancia en el mundo del Diseño, y es lo que consideramos para de nuestra propuesta pedagógica y didáctica. Hoy ya no es el ojo como órgano el que ocupa el centro de atención, sino el ver entendido como proceso, como sistema complejo de percepción: ver, entender, reconocer, pensar. Según Goethe, una visión interior, y aún más lo consideramos y valoramos para la enseñanza del diseño es lo que nos dice Aristóteles “El alma jamás piensa sin una imagen”.


  1. Definición del término Diseño

Adoptamos para la enseñanza la definición del Diseño como proceso de prefiguración, figuración mental, una visión representada gráficamente del futuro, que se hace presente en todos los campos de enseñanza del Diseño y las disciplinas proyectuales. El Diseño nace siendo un pensamiento conceptual y teórico que se construye como objeto en una acción y es percibido a través sistema de significación, del que participa el signo y la representación. Se involucran en el aprendizaje dos dimensiones de la inteligencia que serán necesarias desarrollar desde la enseñanza, las del orden especulativo, que se inclina por conocer y abarcan el campo de las teorías compuestas por varios niveles y tipos de conocimientos, las del orden práctico referidas al hacer, es decir que se requiere de un saber práctico para el desarrollo de las habilidades proyectuales y de Diseño. De manera que el aprendizaje involucra un alto nivel cognitivo del pensamiento y ciertas habilidades comunes y propias de cada campo disciplinar. En el curriculum se deben incluir asignaturas teóricas que se planteen como herramientas para conformar modos de pensamiento, desde un cuerpo de conocimientos que ayuden al diseñador a comprender el entorno, con capacidad crítica sobre su práctica en el contexto en que se desenvolverá. Sobre la formación del diseñador dice Norberto Chávez “debe desarrollar capacidad abierta y heterogénea, orientada a enriquecer los recursos intelectuales, lógicos y metodológicos”, debe alcanzar flexibilidad para actuar con recursos analíticos y capacidad operativa. Las asignaturas del campo teórico se constituyen en fundamentos para las prácticas que desarrollarán las habilidades metodológicas e instrumentales vinculadas al desarrollo del proceso de Diseño.

  1. El Diseño y su relación con al Arte

Establecemos una relación entre el Diseño y el Arte para la enseñanza y su aprendizaje, dada por sus requisitos simbólicos, estéticos y de representación, porque el diseño debe estar en situación de reflejar las condiciones históricas, culturales, sociales y tecnológicas del contexto en el cual se desarrolla, y su ámbito es el de la representación simbólica, y desde el promueve el goce estético, la aceptación o rechazo hacia lo que nos rodea.

Desde estas consideraciones desarrollamos una experiencia didáctica en la universidad donde ejercemos, sobre la cual nos interesa reflexionar y debatir. En nuestra experiencia hemos vinculando al Diseño con el Arte, desde un enfoque humanístico, específicamente desde la Filosofía por su carácter de saber integral por el aporte que sus fundamentos hacen en desarrollo de las distintas teorías en el campo de las distintas disciplinas proyéctales. La universidad incorporó éste campo del saber como materia curricular al espacio de enseñanza en el primer año de Diseño de Interiores y Arquitectura, en el cual desarrollamos los contenidos desde la mirada de la filosofía del Arte como disparador para potenciar la formación disciplinar, en el dialogo y la crítica con las distintas áreas de competencia de la profesión, sin diferenciar los aspectos artísticos y tecnológicos sino integrándolos y reconociendo en la formación la necesidad de ampliar el marco de aprendizaje con el aporte de los distintos enfoques humanísticos. Creemos que en la enseñanza la restricción de enfoques y orientaciones intencionadas hacia un perfil de especialización se inclina a campos que no favorecen la formación de conceptos integrales, entendemos que debemos ser flexibles en las propuestas pedagógicas, ya que las nuevas generaciones de diseñadores se enfrentan a nuevos problemas que nos obligan a intentar buscar nuevos métodos de enseñanza y trasladarlos a la práctica. El riesgo al que nos enfrentamos hoy esta en alejarnos del fundamento y del objeto común en el campo del Diseño, desarrollando una enseñanza como mero juego creativo formal sin base teórica, con multiplicidad de estudios inconexos y faltos de síntesis. Debemos concebir la enseñanza del Diseño partiendo de su objeto, dice Norberto Chávez que “su objeto esta en los intangibles”, él es un configurador de ideas en objetos con base funcional y tecnológica, que debe insertar en el contexto en el que se desarrolla atendiendo a la influencia cultural. Nos encontramos aquí frente a la complejidad propia del diseño que se constituye en una páctica heterogénea donde el diseñador debe ser el encargado de manejar los factores que entran en contacto con el hombre, consideramos que el diseñador debe ser un humanizador del desarrollo tecnológico, y por lo tanto en sus estudios se deben establecer los temas básicos de enseñanza que consideren estos contenidos para el desarrollo de la sensibilidad del diseñador. Para enfrentar este conjunto de problemas utilizamos el arte como contenido didáctico y nos introducirnos en el análisis de sus fundamentos filosóficos, con el objetivo de alcanzar a conocer los aspectos del desarrollo pensamiento histórico y su influencia en el contexto cultural, social, económico, técnico y estéticos y relacionarlo con el Diseño, analizar en el arte su -forma, espacio, estructura, color, textura-, nos ofrece una amplitud en la mirada y nos permite relacionar e integrar los conocimientos que se manifiestan en las distintas representaciones simbólicas y llegar así a una percepción espiritual, que nos proyecta al estado físico humanizado, enriqueciendo nuestra relación e interacción con lo físico.

Utilizamos la materia para mostrar el producto del pensamiento humano reflejado en el arte con la intensión de que los alumnos conozcan, sientan y perciban y activen su imaginación. Los pensamientos e imágenes que se revelen en el arte son un factor insustituible de estimulo de la imaginación y la creatividad, que es lo que buscamos como núcleo generador de la enseñanza y que proponemos como desarrollo didáctico para las disciplinas proyectuales y de Diseño. La creatividad ligada al trabajo productivo y transformador, a la invención, al descubrimiento, porque los resortes que impulsar su desarrollo son producto de nuestra sensibilidad interna, en ella se conservan y reproducen las sensaciones externas recibidas de la percepción, en la sensibilidad interna se entrelazan el sentido común, la imaginación, la memoria y la cogitativa, que valora lo percibido, éstos los cuatro sentidos en único soporte con niveles jerárquicos cumplen una gradual función cognitiva, que es nivel superior que nos permite formar esquemas de lo percibido, llegando a lo proposicional, asociando diversas imágenes unidas entre sí formando una nueva imagen simbólica útil a la razón para alcanzar la imaginación reproductiva, y así poder representar, poder concebir algo, mediante esta potencia y hacerlo de muchas maneras, abiertos a las posibilidades según nuestra valoración de la realidad sensible. Valoramos las posibilidades didácticas y pedagógicas en la enseñanza del Diseño y lo proyectual que nos ofrece el lenguaje artístico, en él se articulan las imágenes y conceptos, la construcción sintáctica y las referencias semánticas de las proposiciones, que enriquecen nuestra actividad pensante y dan amplitud a nuestros razonamientos y reflexiones, y estas dependen en gran medida de imaginación, que por sus características formales y subjetivas realizan una buena integración, fijación y conservación, condición necesaria para su posesión y reproducción. Consideramos que comprender la función intermediadota de la imaginación en los niveles jerárquicos de nuestro proceso cognitivo, que sirve para alcanzar un saber en incesante crecimiento en relación con el Diseño. Tratamos de abrir mundos, de profundizar la relación con el arte, reconocer e interpretar sus fundamentos para entender el universo simbólico, valorarlo y gozar de el.



Citas bibliograficas:

Piagete, Jean. La psicología de la inteligencia.

Pifarré, Luís. La imaginación.

Aristóteles. La poética.

Ponferrada, Gustavo. Introducción al tomismo.

Branda, Maria. Creatividad y comunicación.

Zátonyi, Marta. Arte y creación.

Chávez, Norberto. Teoría del diseño.





Catálogo: servicios dyc -> encuentro2010 -> administracion-concursos -> archivos conf 2011
archivos conf 2011 -> ¿Porqué Etnografía
archivos conf 2011 -> Universidad de Palermo
archivos conf 2011 -> En el presente escrito
archivos conf 2011 -> La teoría de la complejidad como guía en el aula de diseño
archivos conf 2011 -> Se define el término feedback como retroalimentación, conjunto de reacciones o respuesta que manifiesta un receptor respecto a la actuación del emisor, lo que es tenido en cuenta por este para cambiar o modificar su mensaje (1)
archivos conf 2011 -> Formación de un diseñador creativo, artífice de un diseño innovador
archivos conf 2011 -> Crear con el “NIÑo interior”; diseñar libremente ¡con pasióN! Alethia Archilee Vela Lira1
archivos conf 2011 -> Aprender el diseño: inter-disciplina y juego
archivos conf 2011 -> En que va la investigación sobre la solución de problemas en diseño
archivos conf 2011 -> Articulo en construcción originalidad en la Cultura de la Copia: La Originalidad en el Proceso Creativo Claudia Ivette Rodríguez Lucio


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos