Rafael Barret. Introducción



Descargar 1.06 Mb.
Página30/30
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño1.06 Mb.
1   ...   22   23   24   25   26   27   28   29   30

Decadente

¡Oh vírgenes desnudas!
¡Oh cabelleras de color de otoño!
¡Oh rocío inocente
Que luce en la sonrisa de los ojos,
Ojos silvestres, ágiles y nuevos, 5
Los más dulces de todos!
¡Oh pies desnudos, caricia de la tierra,
Pies que besa el arroyo
Temblando! ¡Oh senos en capullo, dond,
El sol hace bailar sus manchas de oro 10
Debajo de las hojas! ¡Oh muchachas!
Jugad. Os reconozco,
Tropel de mis lejanas primaveras...
Dejadme contemplaros. Ya no corro
Con mi pasado a cuestas tras vosotras, 15
Y a la sombra que baja me abandono.
Huisteis, maliciosas, con las alas
De mi propia ilusión, dejando plomo
En mis plantas cansadas, y en mi vida
Amargura sin fondo... 20
¡Oh vírgenes desnudas!
¡Oh cabelleras de color de otoño!
[CRI-CRI, Nº 38, 1º de octubre de 1905]

Notas

1. Cfr. Desde la última vuelta del camino (Memorias), Vol. I, pp. 562-563, Barcelona, Planeta, 1970.
--------------------------------------------------------------------------------

2. Véase el prólogo de Roberto Lavín Bedia al volumen antológico de Barrett compilado por Vladimiro Muñoz bajo el título de Sembrando ideas, Santander, 1992.


--------------------------------------------------------------------------------

3. Están publicados ahora en el Vol. IV de la edición paraguaya de sus Obras completas, Asunción, RP-ICI, 1988-1990.

--------------------------------------------------------------------------------

4. Cfr. «El recuerdo de Rafael Barrett», en Viriato Díaz Pérez: Las piedras del Guayrá, pp. 47-55, Palma de Mallorca, 1973.

--------------------------------------------------------------------------------

5. Cfr. «Carta abierta» (a Juan Silvano Godoi), en Los sucesos, Asunción, 6 de enero de 1906.

--------------------------------------------------------------------------------

6. Cfr. Cartas íntimas, Biblioteca Artigas, Montevideo, 1967.

--------------------------------------------------------------------------------

7. Cfr. Ramiro de Maetzu: «En Madrid», en Rafael Barrett, Obras completas, tomo IV, pp. 331-333, Asunción, 1988-1990. En adelante citaremos por esta edición.

--------------------------------------------------------------------------------

8. Cfr. V. Muñoz: «Una cronología de Rafael Barrett», en Reconstruir, Nº 87, Noviembre-Diciembre de 1973, Buenos Aires, pp. 57-64.

--------------------------------------------------------------------------------

9. Cfr. Moralidades actuales, en Obras completas, tomo II, pp. 28-30.

--------------------------------------------------------------------------------

10. Cfr. Los sucesos, 27 de noviembre de 1906.

--------------------------------------------------------------------------------

11. Cfr. «La tragedia de hoy», en Los sucesos, 13 de enero de 1906

--------------------------------------------------------------------------------

12. Cfr. «Mi hijo», en Moralidades actuales, Obras completas, tomo II, pp. 29-30.

--------------------------------------------------------------------------------

13. Cfr. Lo que son los yerbales, en Obras completas, tomo II, pp. 7-22.

--------------------------------------------------------------------------------

14. Cfr. Cartas, en Obras completas, tomo III, pp. 407-409.

--------------------------------------------------------------------------------

15. Cfr. «En defensa del Paraguay», en La Evolución, 16 de abril de 1909.

--------------------------------------------------------------------------------

16. Cfr. Juvenal: «Lo que Barrett no ha visto», en El Nacional, 2 de marzo de 1910.

--------------------------------------------------------------------------------

17. Cfr. «La cuestión social», en Obras completas, tomo II, pp. 237-255.

--------------------------------------------------------------------------------

18. Cfr. José Concepción Ortiz: «En el Paraguay», «Noticias y juicios», en Obras completas, tomo IV, pp. 333-387.

--------------------------------------------------------------------------------

19. Cfr. «Carta de un viajero», en Obras completas, tomo III, pp. 367-369.

--------------------------------------------------------------------------------

20. Cfr. «Carta de un viajero», en Obras completas, tomo III, pp. 304-306.

--------------------------------------------------------------------------------

21. Cfr. «La muerte de Tolstoi», en El Diario, 11 de enero de 1911.

--------------------------------------------------------------------------------

22. Cfr. Cartas íntimas, en Obras completas, tomo III, p. 386.

--------------------------------------------------------------------------------

23. Cfr. «Filosofía del altruismo», Ensayos y conferencias, en Obras completas, tomo II, pp. 229-237.

--------------------------------------------------------------------------------

24. Cfr. «Epifonemas», en Obras completas, tomo II, p. 317.

--------------------------------------------------------------------------------

25. Cfr. «Mi anarquismo», Moralidades actuales, en Obras completas, tomo II, pp. 132-134.

--------------------------------------------------------------------------------

26. Cfr. José Concepción Ortiz: «En el Paraguay», antes citado.

--------------------------------------------------------------------------------

27. Cfr. «El maestro», Del natural, en Obras completas, tomo III, pp. 149-151.

--------------------------------------------------------------------------------

28. Cfr. «El propietario», Del natural, en Obras completas, tomo III, pp. 198-199.

--------------------------------------------------------------------------------

29. Cfr. «El pozo», Del natural, en Obras completas, tomo III, pp. 174-176.

--------------------------------------------------------------------------------

30. Cfr. «De estética», Ensayos y conferencias, en Obras completas, tomo II, pp. 211-229.

--------------------------------------------------------------------------------

31. Cfr. Al margen, en Obras completas, tomo III.

--------------------------------------------------------------------------------

32. V. nuestros escritos «Centenario de Rafael Barret», en La Tribuna, Asunción, 25 de enero de 1976; y «Cronología de Rafael Barret» en ABC, Asunción, 8 de febrero de 1976. V. también nuestra edición anotada de «El dolor paraguayo», Caracas, Biblioteca Ayacucho, 1978.

--------------------------------------------------------------------------------

33. En los originales siguen algunas líneas que no se han podido descifrar bien y que temerosos de traicionar las ideas del autor fueron omitidas. (N. de los E.)

Nota aparecida en la edición de Américàlee. (N. del E.)


--------------------------------------------------------------------------------

34. Capi'ipé (voz guaraní). Nombre común de varias especies de pasto o gramilla.

--------------------------------------------------------------------------------

35. Ca'avotory (voz guaraní). Literalmente: hierba o planta dichosa o alegre.

--------------------------------------------------------------------------------

36. Toroca'á (voz híbrida, castellano-guaraní). Literalmente: planta del toro. Planta aromática, muy apetecida por el ganado. Pterocaulon polystachium D. C.

--------------------------------------------------------------------------------

37. Tapuja (americanismo, Paraguay y Argentina, de tapujar, adelantarse a hacer o decir algo antes que otro). Competencia, disputa.

--------------------------------------------------------------------------------

38. Cusuví (voz guaraní). Remolino.

--------------------------------------------------------------------------------

39. Francisco Solano López (1827-1870). A la muerte de su padre (Carlos Antonio López, Presidente del Paraguay de 1844 a 1862) asumió el gobierno, que ejerció con poderes absolutos durante ocho años. Una tendencia reciente de la historiografía rioplatense rescata como nota relevante de su régimen, que habría acentuado la dirección marcada por sus dos predecesores (José Gaspar Rodríguez de Francia y Carlos Antonio López), su independencia frente al imperialismo inglés y a sus poderosos vecinos: Argentina y Brasil. López, que sostenía la tesis del «equilibrio de los Estados del Plata», declaró la guerra al Brasil en noviembre de 1864 por su intromisión en la guerra civil uruguaya, y cuatro meses después a la Argentina, que se había negado a permitir el paso de tropas paraguayas por su territorio y apoyaba a la misma facción auxiliada por el Imperio en el Uruguay. Los países mencionados firmaron el 1º de mayo de 1865 el «Tratado [secreto] de la Triple Alianza», en el cual, entre otras cosas, la Argentina y el Brasil establecían, respectivamente, sus pretensiones sobre el territorio paraguayo. Al cabo de una guerra larga y atroz. López fue ultimado a orillas del Río Aquidabán (Cerro Corá) el 1º de marzo de 1870.

--------------------------------------------------------------------------------

40. Ñandutí (voz guaraní). Encaje tejido a mano, una de las artesanías populares del Paraguay.

--------------------------------------------------------------------------------

41. Con este artículo Barrett inició sus colaboraciones en El Nacional, diario recién fundado entonces por un grupo de escritores y periodistas independientes. Hacía poco que había dejado Yabebyry, donde vivió confinado cerca de un año. «Lo que he visto» es el testimonio de esa experiencia, que contrasta dramáticamente con la visión idílica a que tendía cierto nacionalismo. El escritor y político Manuel Domínguez (1869-1935), bajo el seudónimo de Juvenal, le contestó inmediatamente desde el mismo periódico con un artículo titulado «Lo que Barrett no ha visto», sosteniendo que éste, «creyendo pintar al Paraguay, sólo acierta a pintarse a sí mismo». Barrett replicó a su vez, días después, con su exasperado «No mintáis». Domínguez insistió aún con otro artículo, «Distinguid», el 7 de marzo. Esta polémica ejemplifica nítidamente el enfrentamiento ideológico de Barrett con el nacionalismo romántico de un sector de los hombres del 900 paraguayo. Todavía en 1925 Juan E. O'Leary diría que de Barrett sólo quedaban «las exageraciones sombrías de su pesimismo, los cuadros tristes de lo que él llamaba 'el dolor paraguayo', y no eran sino los desahogos de su melancolía, indiferente a todas las manifestaciones del mundo exterior, a pesar del empeño que mostraba en aparecer preocupado de los problemas y de los incidentes de la vida nacional». (Prólogo a Guaraníes, de Goycoechea Menéndez, 2ª ed., Asunción, 1925). Sin embargo, ya el propio Manuel Domínguez había reconocido, en unas conferencias pronunciadas en 1922, la existencia de graves problemas sociales y económicos en el país. (V. La traición a la patria y otros ensayos, por Manuel Domínguez, Asunción, 1959).

--------------------------------------------------------------------------------

42. Gourmont, «Physique de l'amour».

--------------------------------------------------------------------------------

43. Milton y Cheaddle, «De l'Atlantique au Pacifique».

--------------------------------------------------------------------------------

44. Gourmont.

--------------------------------------------------------------------------------

45. O. Beccari, «Les cabanes et les jardins de l'Amblyornis».

--------------------------------------------------------------------------------

46. Gourmont.

--------------------------------------------------------------------------------

47. Y ese empuje a veces se impacienta, y la naturaleza da saltos. Véanse las recientes y trascendentales experiencias de Vries, y su concepto de mutación.

--------------------------------------------------------------------------------

48. Journal de los Goncourt.

--------------------------------------------------------------------------------

49. La voz humana equivale a un instrumento más, instrumento primitivo que ya no influye en la marcha del arte.

--------------------------------------------------------------------------------

50. Aquí, como de costumbre, falla la cacareada y torpe definición: imitar a la naturaleza.

--------------------------------------------------------------------------------



51. Si no la fuente, la emoción es el testigo fiel, la sombra de la energía.


Compartir con tus amigos:
1   ...   22   23   24   25   26   27   28   29   30


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad