Psicologia religiosa



Descargar 468 Kb.
Página1/7
Fecha de conversión19.12.2017
Tamaño468 Kb.
Vistas275
Descargas0
  1   2   3   4   5   6   7

PSICOLOGIA RELIGIOSA. CORRIENTES

   Los múltiples estilos que han seguido los diversos investigadores de la Psicología se pueden clasificar en atención a los métodos que han usado en el estudio de los hechos psicológicos y atendiendo a los temas preferidos. Esos estilos han condicionado el modo de entender y de orientar la religiosidad y sus manifestaciones. Una visión general de esas corrientes permitirá situar mejor la acción pedagógica y catequística respecto a este rasgo general del espíritu humano que es la religiosidad e indirectamente la fe.


1. Las corrientes clásicas e históricas
    Vamos a llamar a las que identificaron psicología con otras ciencias como la física o la biología. Herederas de la inquietud psicofísica del XIX trataron de analizas los hechos en frío, es decir en sí mismo y al margen del ser humano en que se producen. Dominaron la primera mitad del siglo. Partieron del principio de que todo hecho psíquico, y la religiosidad entre ellos, debe ser analizada como hecho original y de forma aislada. Se pueden señalar algunas.


  
  
1.1. El Experimentalismo.
    Se afirma en 1879 con el laboratorio que, en Leipzig, establece W. Wundt (1832-1920). Los trabajos psicométricos que realiza completan los que ya otros fisiólogos habían publicado, como los de W. H. Weber (1795-1878) en su libro "Sobre la medida del tacto", o en sus "Elementos de Psicofísica".

    El método de Wundt es el experimental, el cual se impone rápidamente entre los fisiólogos y psicólogos y va a predominar en la primera parte del siglo XX. Es evidente que esta metodología es poco apta para acceder con ella a los fenómenos interiores del hombre y de manera especial a los hechos, a las actitudes y a las disposiciones que tiene que ver con la religiosidad.



    Por eso el experimentalismo por lo general suele eludir, y ocasiones negar, el hecho religioso como algo diferente y original. Y prefiere desarrollarse con los que tiene directamente una base fisiológica: lo sensorial dependiente del sistema nervioso, lo caracterial vinculado a las secreciones endocrinas. Con frecuencia se le acuda a este experimentalismo de asociacionismo y de materialismo. Y algo de ello hay en realidad.


    1.2. El Estructuralismo.
    Representado por E. B. Tichtener (1867-1927), discípulo de W. Wundt, en libros como intenta analizar los hechos psíquicos en el contexto de las estructuras a las que pertenecen, superando el reduccionismo del experimentalismo original.


   Admite el elemento sensorial de todo hecho de conciencia. Pero afirma la superioridad y la originalidad de la reacción psicológica, como algo diferente de la acción fisiológica, física o biológica. Algunos simpatizantes como
R. B. Perry, (1876-1950) en libros como "Naturalismo y Espíritu Humano" o antropólogos como el alemán Kurt Lewin (1890-1947) en "La esctructura de la mente", se desentiende de afirmaciones comprometedoras, al considerar que lo espiritual escapa la ciencia positiva y por lo tanto no debe ocupar el tiempo de los pensadores y de los mismos sociólogos o educadores.
   1.3. Psicología Gestáltica
   De similar hechura científica es la corriente germánica llamada del gestaltismo o configuración dinámica de la mente y de la personalidad (Gestalt, en alemana, forma, configuración)


   Representada por
W. Wertheimer (1880-1943), por C. Koffka,(1886-1941) o W. Köhler (1887-1946) prefiere hablar de configura­ciones o formas, más que de estructura, implicando en el concepto unas relaciones implícitas y vinculantes para explicar los hechos psíquicos (en alemán Gestalt) para explicar los proce­sos psíquicos.


     El principio que rige sus interpretaciones es que "
el todo es más que la suma de las partes". Aunque no se puede explicar el hecho psíquico por la simple acumulación de sensaciones, factores, funciones, reflejos o estímulos, algunos de los promotores, como Köhler, en su libro "La inteligencia de los monos superiores" no fueron capaces de superar el sensorialismo y el asociacionismo, lo que les incapacitaba para una mínima  comprensión de los aspectos trascendentes del pensamiento humano.
    1.4. El Funcionalismo,
   El funcionalismo radical (función es el resultado de una intersección de varia­bles) fue iniciado por C. Stumpf (1848-1936), en su obra "Psicología del sonido" y en "Teoría del conocimiento". En principio se quedó en lo meros análisis de lo sensorial, por su procedencia del experimentalismo y por su metodología analítica de laboratorio.


   Pero pronto se desarrollo en el estilo funcionalista el sentido práctico y abarca­ron todos los temas. Algunos de sus promotores o afines, como
W. James (1842-1910) en "La voluntad de creer", en "Varias formas de experiencia religiosa" o en "El sentido de la verdad" intentaron descubrir lo que se esconde detrás de las actitudes espirituales.


   Otros fueron más directamente a explorar los valores religiosos debido a su objetiva aparición en la vida de las personas. Tal fue el caso  de
J. Dewey (1859-1952) en estudios como "Esbozo de una teoría crítica de la ética" o en "Naturaleza y conducta humana".


    1. El Factorialismo.

 
  Fue corriente que se desarrolló al acercarse la mitad del siglo XX y que recogió datos y observaciones anteriores para entender que las facultades humanas no son realidades simples, sino resultados de diversos factores que se entrecruzan e interactúan.

    Ch. L. Spearman (1863-1938), representante con C.L. Burt de la escuela monofactorialista inglesa y Luis L. Thurstone (1887-1955), representante de la escuela multifactorialista americana, reflejaron las dos posturas encontradas respecto a entender las "capacidades y las aptitudes humanas como resultado de factores.

    Spearman asoció la inteligencia a un factor común o general (factor G), en libros como "La habilidades de la inteligencia y los principios de la cognición". Thurstone la entendió "producto" resultante de la actuación proporcional y desigual de factores (V, N, W, M, E, C...) en libros como "Las aptitudes mentales primarias."

    En ambas aptitudes se entiende los religioso como producto confluyente de factores que intervienen en su gestación (expresividad, comprensión, capacidad abstractiva, memorización, etc.)




Catálogo: 01%20Archivo%20educador%20de%20la%20fe -> 01%20%20Archivo%20Educador%20de%20la%20fe -> 1%20PEDAGOGIA%20RELIGIOSA -> 11%20Pedagogía%20catequística -> 112%20Catequesis
112%20Catequesis -> Psicologia religiosa
01%20%20Archivo%20Educador%20de%20la%20fe -> Afectividad
01%20%20Archivo%20Educador%20de%20la%20fe -> Psicológicamente las pasiones son sentimientos estables que condicionan la conducta humana y se hacen presentes en la conciencia, creando problemas de identidad, de libertad y de sociabilidad
11%20Pedagogía%20catequística -> Psicoanalisis
01%20%20Archivo%20Educador%20de%20la%20fe -> Sociabilidad El ser humano por naturaleza es intensamente social. Quiere ello decir que necesita imperiosamente la comunicación y la relación con otros hombres, tanto para su desarrollo como para su equilibrio personal y colectivo
01%20%20Archivo%20Educador%20de%20la%20fe -> Cuerpo humano
01%20%20Archivo%20Educador%20de%20la%20fe -> Creatividad
01%20%20Archivo%20Educador%20de%20la%20fe -> Homosexualidad


Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos