Psicologia del Desarrollo



Descargar 4.61 Mb.
Página8/18
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño4.61 Mb.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   18
Céfalo-caudal

  • Próximo-distal

  • Simplicidad-complejidad.

    Esto significa que en todos los casos el desarrollo ocurre primero en la cabeza, parte superior del cuerpo, y después en los pies, parte inferior. Como vimos en el desarrollo prenatal, primero se desarrollan la cabeza y los ojos, y después los pies. El niño primero ve los objetos y después puede mover sus extremidades para alcanzarlos. El desarrollo próximo distal se refiere a que el desarrollo siempre va de adentro hacia fuera, es decir, de las partes internas del cuerpo a las partes externas. Por su parte, el tercer principio se refiere a que también todo el desarrollo ocurre desde las cosas sencillas hasta las difíciles. Por ejemplo, un niño de seis meses toma un objeto con toda la mano, uno de 9 meses usa el pulgar y dos o tres dedos, hasta que el niño de 2 años es capaz de tomar los objetos con el pulgar y el índice en oposición. Igualmente a los cuatro meses los bebés se sientan solos con ayuda, pero a los 8 meses, lo hacen totalmente independientes.


    Los recién nacidos tienen una gran actividad: voltean la cabeza, patalean, mueven los brazos y todo el cuerpo en general, pero la mayor parte de estas acciones son reflejas. El control del cerebro sobre estos movimientos se da alrededor de los cuatro meses y se va afinando rápidamente durante los primeros tres años. Para que esto ocurra sin contratiempos, basta que el bebé se sienta libre para ejecutar los movimientos y tenga la oportunidad de realizarlos.
    En los últimos 10 años se ha venido popularizando el concepto de Estimulación temprana que se refiere al hecho de que la madre o la persona que esté al cuidado del bebé, promueva y prepare el establecimiento del control motor por medio de estímulos físicos apropiados para que el desarrollo sea más rápido y fácil. Se recomienda que todos los días la madre proporcione rutinas de estimulación en forma de masajes, movimientos, giros del cuello, los brazos, las manos, etc. Al mismo tiempo que le habla afectuosamente o le canta (todo eso que las madres saben hacer muy bien), de tal forma que la maduración tanto física como intelectual y emocional se vea favorecida con estas actividades.
    De cualquier manera su desarrollo motor va progresando de manera notable. Cerca de los tres meses pueden tomar objetos como una sonaja. Por esta época también son capaces de levantar la cabeza mientras están boca abajo y a los cuatro meses la sostienen erguida estando sentados. Desde los seis meses el bebé puede arrastrarse y para los 9 meses <> sin problemas a todos lados. Alrededor del año los niños pueden ponerse de pie y dar sus primeros pasos. Algunos padres pretendiendo tal vez que sus hijos caminen más rápido los montan en una <>. De esta manera pareciera que el niño empieza a caminar antes que otros. Sin embargo, se ha demostrado que la “andadera” no favorece en nada el caminado y en cambio si produce muchos accidentes en niños que ruedan por las escaleras o que se les voltea el artefacto y les produce lesiones. Aunado a esto, recientes estudios han encontrado que los niños que no gatean o gatean poco debido a la andadera, desarrollan menos fuerza en los brazos y son más frágiles a las caídas de frente, pues su organismo no se ha habituado a sostener su cuerpo contra el suelo apoyando las manos.
    Un dato interesante es que durante los primeros tres años de vida el desarrollo y la maduración son muy similares entre niños y niñas, en forma que no existen diferencias de género. Aunque se ha visto que los niños parecen más activos y curiosos, ya anteriormente asentamos que eso se debe a la socialización que influye demasiado y que está relacionada con el tiempo que pasan los padres con sus hijos. Como ya vimos, el padre le dedica más tiempo a sus hijos varones que a las mujercitas, mientras que la madre lo hace con sus hijas. Así se van estableciendo los patrones sexuales que no tienen nada que ver con el género.
    Un hecho importante que ocurre durante el primer año es el desarrollo del lenguaje. Se entiende por <> todos los sonidos que los bebés usan para comunicarse o sea que el llanto y el balbuceo son lenguaje. Tomemos el caso del llanto para ilustrar esto: cualquier madre sabe que el llanto de su hijo significa cosas diferentes según el tono, la manera, la fuerza, etc. Por tanto es su forma de comunicarse con los que le rodean. Esto es lo que llamamos el discurso prelingüistico junto con el balbuceo y el <> que los bebés emiten espontáneamente. Estos son sonidos simples que el niño produce tal vez de manera accidental al abrir repentinamente su boca llena de aire, lo que produce un sonido como ¡PPA! Es innecesario decir que si su padre se encuentra cerca, esto va a ser interpretado como reconocimiento del niño: <<¡Me dijo papá!>>. Durante los meses siguientes irán aprendiendo y repitiendo sonidos que escuchan y los irán repitiendo en forma azarosa sin aparente significado. Para el año de edad el niño tal vez dirá su primera palabra que puede ser “mamá” o simplemente un sonido con varios significados como ¡pá! Que puede querer decir “pan” o “papá” o tal vez “para allá” si es a donde quiere dirigirse. Es hasta después del primer año, cuando se puede hablar del discurso lingüístico.
    En cuanto a su personalidad, ya vimos que Freud dice que se encuentra en la etapa oral y que Erikson habla de la Desconfianza vs la Confianza. Lo que sí debe considerarse es que durante este primer año, el bebé muestra una gran cantidad de emociones que pueden considerarse la base de la personalidad. Desde el nacimiento el niño manifiesta emociones de agrado, de disgusto, de angustia y una semisonrisa que aparece de forma espontánea. Para la 4ª o 6º semanas aparece la llamada <>, en respuesta a una voz agradable o ante una cara conocida. En los meses siguientes aparecen reacciones de enojo, sorpresa, tristeza y miedo. Tal parece que estas emociones están determinadas genéticamente porque se muestran en secuencias ordenadas. Al finalizar el primer año el bebé muestra un atisbo de <>, lo cual queda evidenciado cuando el niño se observa atentamente frente a un espejo y cuando los niño de 8 o 9 meses no lloran ante niños extraños pero sí ante adultos, es como si los niños <> de que el otro niño <>.
    También la risa de agrado se presenta alrededor del cuarto mes, pues ya ríen ante caricias y voces agradables. Aunque hay investigadores que afirman que la sonrisa puede estar relacionada con el miedo y que la carcajada es un forma de liberar la tensión que además representa un vínculo entre el desarrollo cognoscitivo y el crecimiento emocional.1
    La personalidad de un bebé ya se manifiesta desde el desarrollo prenatal. Acciones tales como la cantidad de movimiento que manifiestan, la posición que prefieren, las cosas que los hacen descansar y las que los agitan, etc. Eso nos indica que los niños ya nacen con ciertas predisposiciones: algunos son alegres y tranquilos, en cambio hay otros que son inquietos y llorones, incluso hay otros que solo se tranquilizan cuando han logrado cierta reacción de la gente que los rodea. Desde luego que las influencias ambientales pueden ser responsables de este tipo de situaciones. Tan malo es que una madre acuda presurosa al primer movimiento de su bebé, como que el niño sea descuidado y abandonado. Sin embargo las respuestas emocionales parece que se presentan de acuerdo con un patrón y así encontramos bebés de 8 meses que ya presentan signos de una <
    >.
    Otro de los aspectos que tiene una particular importancia, es que durante el primer año el niño va a aprender multitud de cosas que, en general, van a persistir para toda su vida. Evidentemente no todo lo que hace el niño lo ha aprendido. Definimos el aprendizaje como los cambios relativamente permanentes en la conducta del bebé que ha sido producto de la experiencia. Entonces el bebé no aprende a chupar el pezón de su madre, porque eso lo hace sin necesidades de haber tenido ninguna experiencia, también su primer llanto lo realiza sin haber aprendido. Pero pronto aprende a utilizar su llanto para que le den el pezón. Los niños generalmente empiezan a aprender desde el vientre materno. Un estudio demostró que los niños preferían escuchar una historia que su madre leía en voz alta durante su embarazo, que otra que les era desconocida. Gracias al aprendizaje los seres humanos nos podemos adaptar mejor al ambiente de ahí su importancia durante el primer año.
    En ocasiones nos equivocamos al decir que los bebés no caminan porque no <>. Sin embargo debemos destacar que hay ciertas acciones que no se pueden presentar hasta que se haya alcanzado la maduración correspondiente. Mientras que los músculos y el sistema neurológico y esquelético no estuvieran listos, el niño no podría caminar aunque sus padres le ayudaran y lo impulsaran. Igualmente los niños no pueden empezar a hablar hasta que sus cuerdas vocales se hayan desarrollado de manera suficiente.
    La forma de aprendizaje más sencilla que los bebés llevan a cabo es la habituación que no es más que el resultado de perder interés en aquellas cosas que ya se han usado o visto o manipulado. El ejemplo más sencillo de habituación ocurre cuando alguien entra a un lugar oscuro (el cine por ejemplo) y no puede ver nada hasta que poco tiempo después ya puede ver los objetos del lugar. Se han hecho experimentos de habituación con bebés cuando están chupando, les tocan algún sonido y los niños voltean al lugar donde se produjo el sonido y siguen atentos hasta que deja de sonar, luego vuelven a chupar. Pero después de oír el sonido varias veces, siguen comiendo sin preocuparse por el sonido. Pronto se habitúan a él. Otra forma de aprendizaje es la que se ha llamado condicionamiento. Hay un famoso experimento de condicionamiento que se conoce con el nombre de “el pequeño Albert”. Se refiere a un niño de nueve meses que manifestaba no tenerle miedo a ningún animal. En una ocasión que el niño tenía en su cuna una rata blanca, los experimentadores produjeron un sonido fuerte cuando el niño intentaba tocar la rata. Al escuchar el sonido el bebé se asustaba y empezaba a llorar. Esto ocurrió varias veces hasta que el niño empezaba a llorar con sólo ver la rata y sin necesidad de hubiera sonidos fuertes. Poco después se comprobó que el niño lloraba ante otras cosas de peluche blancas como un conejo y una máscara de Santa Claus. El niño había <> después de las repeticiones a tenerle miedo a las cosas peludas y blancas.


    Otra forma de aprendizaje ocurre cuando las acciones que realiza el bebé tienen una consecuencia agradable, de tal manera que el niño tenderá a repetir aquello que, una vez hecho, le trajo como consecuencia algo satisfactorio. Por ejemplo, ya vimos que el niño se comunica por medio del llanto. Él llorará de manera espontánea ante cualquier insatisfacción, pero en unos cuantos días se dará cuenta que el llanto va a provocar que su madre venga, lo cargue, le hable, lo arrulle y tal vez le dé el pecho, todo lo cual es sumamente satisfactorio.

    Esta consecuencia agradable es lo que denomina refuerzo o reforzamiento y se considera la forma de aprendizaje más frecuente en los niños. En un experimento se hacía que los niños tuvieran en la boca un chupón y mientras les ponían música, y cuando los niños dejaban de chupar se las quitaban. Así lograron que los bebés siguieran chupando mientras que hubiera música.

    Hay otras formas de aprendizaje como la imitación de modelos y el aprendizaje social, pero esos ocurren en edades más avanzadas.

    II UNIDAD DE LA INFANCIA A LA JUVENTUD.

    OBJETIVO


    MANEJANDO LOS CONCEPTOS DE LA UNIDAD ANTERIOR, DISTINGUIRÁ CUALES SON LAS CARACTERÍSTICAS DEL DESARROLLO NORMAL DEL SER HUMANO, DESDE EL PRIMER AÑO DE VIDA HASTA LA JUVENTUD.
    LA INFANCIA
    Conceptos clave: morfemas - innatismo - generalización - modelos - estereotipos sexuales- juegos: imaginativo, constructivo, interactivo- Teorías del lenguaje - desarrollo cognoscitivo
    Estudia Atentamente:
    El desarrollo del lenguaje en los niños, pasa por cinco etapas. A medida que el niño crece, el número de sonidos con significado (los morfemas) que emite, son mayores. En la primera etapa las frases de los niños pueden carecer de verbo, de sujeto, de preposición o no corresponder el tiempo: como “nene leche” o “mamá pelota”. Su lenguaje está compuesto de morfemas simples. Durante la etapa siguiente los niños adquieren los morfemas <> como artículos, formas del verbo ser o estar, o terminaciones verbales y preposiciones. Ya en la etapa tres el niño se expresa por medio de lo que se llama <



    Compartir con tus amigos:
  • 1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   18


    La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
    enviar mensaje

        Página principal
    Universidad nacional
    Curriculum vitae
    derechos humanos
    ciencias sociales
    salud mental
    buenos aires
    datos personales
    Datos personales
    psicoan lisis
    distrito federal
    Psicoan lisis
    plata facultad
    Proyecto educativo
    psicol gicos
    Corte interamericana
    violencia familiar
    psicol gicas
    letras departamento
    caracter sticas
    consejo directivo
    vitae datos
    recursos humanos
    general universitario
    Programa nacional
    diagn stico
    educativo institucional
    Datos generales
    Escuela superior
    trabajo social
    Diagn stico
    poblaciones vulnerables
    datos generales
    Pontificia universidad
    nacional contra
    Corte suprema
    Universidad autonoma
    salvador facultad
    culum vitae
    Caracter sticas
    Amparo directo
    Instituto superior
    curriculum vitae
    Reglamento interno
    polit cnica
    ciencias humanas
    guayaquil facultad
    desarrollo humano
    desarrollo integral
    redes sociales
    personales nombre
    aires facultad