Psicologia del Desarrollo



Descargar 4.61 Mb.
Página15/18
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño4.61 Mb.
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   18
hiperactividad, pérdida de autocontrol y agresividad durante los niveles inferiores d e escolaridad. Si los problemas continúan, estos niños tienen mayor riesgo de volverse delincuentes o ser también padres adolescentes. Tal parece que la falta de madurez y de experiencia, son un factor importante en la educación de los hijos.
En la actualidad no es clara la razón por la que se embarazan personas que han recibido instrucción secundaria y que tienen acceso a métodos anticonceptivos. Tal parece que las causas son dos: por un lado el desconocimiento acerca del uso adecuado de los métodos y por otro la falsa idea de que usarlos es <> o no es romántico. La idea de que es malo usar anticonceptivos parece que surge del hecho de que todos los métodos conocidos en la actualidad, necesitan planearse con anticipación: si es la píldora la mujer tiene que tomarla diario, empezando días después de iniciada su menstruación, tenga relaciones o no. Como la relación sexual entre solteros todavía tiene una fuerte carga emotiva negativa, es decir, todavía no es bien aceptada en nuestra cultura, la chica que planea con tanta anticipación la posibilidad de irse a la cama, se siente más culpable que aquella que simplemente se deja llevar por las sensaciones de un momento de intimidad. El sexo no premeditado es aceptable, en cambio, el sexo planeado solo lo hacen las <>. Si se trata de los condones, el chico tiene que comprarlos con antelación para no llegar a la cama sin nada. Después de pasar la pena de comprarlos, tiene que buscar la manera de esconderlos pues se imagina que sus padres pondrán el grito en el cielo si se los encuentran. Peor, si a quien se los encuentran es una chica.
La otra idea falsa es la del romanticismo. Muchos jóvenes creen que el sexo está separado del amor y que por lo tanto si se sienten enamorados “el sexo no les va a pasar a ellos”; “ yo no soy esa clase de chicas”, y cosas de este estilo. Naturalmente los jóvenes que así piensan son más propensos a quedar embarazados que aquellos que suponen que a cualquiera les puede pasar y se protegen. Y cuando hablo de “embarazados” no piensen que es un error, que debía decir “embarazadas”, no me equivoqué. Lo que ocurre es que el embarazo es un asunto de la pareja, el problema afecta a los dos y los dos lo causaron, así que los dos quedan embarazados. Aunque ya sabemos que siempre la que sale peor librada es la mujer.
Para evitar esta problemática lo mejor es la prevención. Y es mejor si la prevención ocurre desde la casa del joven. Los adolescentes que discuten los problemas del sexo con sus padres, tienen menos riesgo de quedar embarazados. Sin embargo la proporción de jóvenes que tienen este tipo de pláticas con sus padres es muy baja. La mayoría reciben educación sexual con sus compañeros, que están igual de desinformados. De ahí se generan la mayor parte de los mitos acerca del sexo que son populares entre los chicos:
MITOS:

  • La primera vez que tienes relaciones no te embarazas.

  • Si te lavas bien después de tenerlas, no te embarazas

  • Si él eyacula fuera de ti, no te embarazas

  • Si tomas anticonceptivos vas a engordar

  • Si usas condón no vas a sentir igual

  • Usar anticonceptivos te convierte en una <> persona

  • La educación sexual te hace desear más el sexo

  • Es difícil conseguir anticonceptivos

Todos estos mitos, pueden ser fácilmente derribados con una apropiada educación sexual que enseñe a los adolescentes no solamente cuáles son los métodos anticonceptivos y cómo usarlos, sino que incluya la enseñanza de valores respecto al sexo, como el amor, el respeto, la responsabilidad y la intimidad.


Esta educación debería hacerse extensiva a los padres y a los maestros. No se piense que por ser adultos ya lo saben todo y menos en este terreno donde los tabúes dominan nuestra propia concepción acerca de la sexualidad. No es raro ver que los padres o los maestros juzgan la sexualidad desde sus propios patrones y basados en su propia experiencia, lo cual nos puede llevar a la reproducción de otros mitos, ahora no solo basados en la desinformación sino arraigados en profundas creencias religiosas, que con frecuencia es una peor forma de ignorancia.
Los otros problemas en que pueden caer los adolescentes son la delincuencia juvenil y la fármacodepedencia. En el caso de la fármacodepedencia, ésta puede ser responsable de conductas delictivas como robos, asaltos o prostitución ya que se convierten en el medio para proveerse de drogas.
Las razones por las que un joven cae en la delincuencia pueden ser cuestiones de personalidad, ambientales, sociales y familiares.
COMO MEJORAR LA COMUNICACIÓN DE LOS ADOLESCENTES CON SUS PADRES.
Uno de los problemas que enfrentan con mayor frecuencia las familias con hijos adolescentes, es el de la comunicación. En muchos casos estas dificultades para entenderse unos y otros, convierten al hogar en campo de batalla donde crecen los conflictos por malos entendidos, creencias en que se dijo lo que no se dijo, pensar que los otros creen que yo creo lo que no creo, etc. etc.
Independientemente de que los padres deben poner mucho de su parte para que las cosas mejoren, como por ejemplo, poner toda la atención cuando los hijos quieran hablar, los jóvenes también tiene que esforzarse por llevarse mejor con sus padres y con hermanos. A continuación anotamos unas sugerencias que dan Papalia y Wendkos en el libro que hemos citado:

  • Eviten ver a sus padres como enemigos. Las recomendaciones que ellos les hacen siempre buscan su bienestar aunque ustedes no estén de acuerdo con ellos.

  • Entiendan que sus padres son también seres humanos con defectos, necesidades e inseguridades, aunque ellos no lo quieran aceptar.

  • Escuchen a sus padres con mente abierta tratando de ver las cosas desde el punto de vista de ellos.

  • Compartan con sus padres sus sentimientos buscando que los entiendan.

  • Cumplan sus responsabilidades en casa y en la escuela para que así sus padres estén más inclinados a proporcionarle la independencia que quieren y que necesitan.

  • Respalden sus críticas a la familia, el gobierno, la escuela con sugerencias sobre como mejorarlas.

  • Sean corteses con sus padres tanto como lo harían con los padres de sus compañeros. Con frecuencia los padres de los amigos hablan de lo amables que son con ellos y cuando los padres se enteran creen que se refieren a personas diferentes.

III UNIDAD. DE LA MADUREZ A LA SENECTUD.

OBJETIVO PARTICULAR
EL ALUMNO PODRA DISTINGUIR LAS CARACTERÍSTICAS BIOPSICOSOCIALES DEL ADULTO MADURO Y MAYOR, CON BASE EN LAS TEORÍAS VISTAS EN CLASE.

ADULTO JOVEN.

Conceptos clave: -accidentes- -hábitos de salud- -síndrome premenstrual- -sexo y desarrollo moral- -satisfacción matrimonial- relaciones íntimas- -matrimonio-
ESTUDIA ATENTAMENTE.
La etapa de adulto joven se inicia al término de la adolescencia tardía y está determinada no por eventos físicos, como en la adolescencia, sino por situaciones sociales: cuando el joven empieza a tener actitudes de mayor responsabilidad y madurez, inicia su paso hacia la edad de adulto joven. Esto puede ocurrir desde los 18 o 19 años o a partir de los 22 o 23. La edad no importa mucho, lo que importa es que el joven empieza a pensar en el matrimonio, en tener responsabilidades de trabajo o sociales y ya desea hacerse responsable de la educación de los hijos que tenga. También se incluyen como indicadores de este pensamiento maduro, el que el joven quiera ser más independiente y se mude de la casa paterna o seleccione la ocupación que va a desempeñar por el resto de su vida.
Como se puede observar hay gente que sólo en edad más avanzada piensa en esto o que incluso nunca llega a esta etapa de madurez, por eso se dice que el adulto joven solo llega a serlo, cuando adopta estas características de madurez.

De acuerdo con Erikson, la crisis de esta edad es la intimidad vs aislamiento. En esta etapa los jóvenes necesitan y desean intimidad, relacionarse con otros y establecer compromisos responsables. Si no lo logran pueden tender al aislamiento.


Para lograr relacionarse con alguien en forma íntima, se requiere haber logrado la identidad durante la adolescencia. Un adulto joven con una fuerte identidad ya está listo para unirse con otro, y de esa manera tener una verdadera genitalidad y no una búsqueda del propio yo. Según Erikson, antes de que se llegue a este punto, toda la vida sexual de las personas estaban dominadas por “luchas fálicas o vaginales que hacían de su vida sexual un verdadero combate genital”. Una persona psicológicamente sana está mejor preparada para entregarse en el coito y el orgasmo o en otras situaciones que requieran entrega absoluta. El adulto joven puede desear una vida sexual en la que el orgasmo mutuo sea el ejemplo de la confianza compartida con su pareja. Esta intimidad se diferencia de las intimidades pasajeras debidas a encuentros sexuales casuales porque aquí se pone en juego una dependencia mutua madura que va más allá de la sexualidad.
Muchas de las decisiones que se toman en esta etapa son determinantes para el resto de la vida. Entre ellas están la de casarse o no, vivir con alguien o quedarse soltera, o la de tener niños o no. Estas decisiones, en muchos casos, están condicionados por el tipo de pareja que cada quien seleccionó. Si una pareja se formó por sus similitudes, es más probable que estén de común acuerdo en las decisiones que adopten. Pero por otro lado hay personas que buscan como pareja a aquellos que tienen lo que ellos no. Por ejemplo, una mujer pequeña y tímida puede requerir a un hombre alto y audaz, rasgos que complementan lo que a ella le falta.

Por cierto, pareciera que muchas mujeres buscan a hombres fuertes y violentos para que compensen esos rasgos en ellas y así sentirse protegidas ante un medio violento. Sin embargo las estadísticas han demostrado que la mayoría de las veces esa violencia se vuelve contra ellas mismas y las que resultan agredidas son las mujeres por parte del hombre fuerte que escogieron.
Hasta aquí hemos hablado de las condiciones que se tienen que cubrir para formar una pareja, pero no se ha tratado el tema del amor, aunque se supone que es la única causa por la que se unen dos personas. Lo que ocurre es que se han desarrollado muchos mitos acerca del amor. Un estudio hecho en Estados Unidos en 19754 demostró que:

  • El amor no es diferente en hombres y mujeres. Ni los hombres son más tendientes a lo físico, ni las mujeres son más emocionales.

  • El amor dentro de matrimonio no es diferente al amor fuera de él.

  • El amor no es sólo un asunto de juventud. Los adultos aman tanto como los jóvenes.

Como consecuencia de la formación de parejas y del cambio de pensamiento respecto a las

etapas previas, algunas personas llegan al matrimonio. Las razones por las que la gente se casa son muy variadas y van desde el auténtico amor y el deseo de compartir una vida, hasta una forma de escapar a situaciones familiares que son poco atractivas. Sucede, sobre todo en el caso de las mujeres, que la vida con su familia se vuelve insoportable ya sea por exceso de explotación o por vivir dentro de una disciplina muy estricta. El hecho es que desean huir de su casa y se muestran muy dispuestas a hacerlo con el primero que se los proponga de forma más o menos seria. Aquí el “amor” ocupa un lugar muy secundario y no tiene nada que ver con compartir experiencias ni nada de eso.


E
xisten otras parejas que se casan por resolver una necesidad sexual. En nuestra sociedad las relaciones sexuales solamente son aceptadas y bien vistas dentro del matrimonio. Por lo tanto aquellos jóvenes que desde los 11 o 12 años se ven atormentados por las necesidades sexuales que surgen en esa época, piensan que el matrimonio es la solución a sus problemas. Y puede serlo, pero sólo en las primera épocas, porque el sexo deja de ser tan imprescindible una vez que uno puede satisfacerlo en forma habitual. Así que el encanto sexual que los unió, se disipa a los cuantos meses pero el vínculo matrimonial no. En estos casos se dan los matrimonios que siguen unidos por los hijos, por la comodidad, por la costumbre, pero que ya nada existe entre ellos.
En este sentido, y con referencia a las parejas casadas por “amor”, se ha demostrado que durante los dos primeros años de matrimonio las parejas tienen más sexo del que nunca más tendrán. Aunque casi no hay estudios sobre el sexo en el matrimonio se calcula que el 83% de las parejas con pocos años de matrimonio tienen relaciones sexuales un poco más allá de tres veces a la semana, mientras que a los diez años de matrimonio sólo el 18% lo hace con esa frecuencia, siendo lo común que el 63% lo hagan al menos una vez a la semana.
Por otro lado existen parejas que se casan por razones económicas. Hombre y mujeres que quieren una vida social fácil, sin tener que trabajar para lograrla, buscan una pareja que tenga los medios económicos apropiados para esos fines. Jovencitas que buscan el profesionista exitoso que les garanticen una vida sin sobresaltos económicos a cambio de una vida aburrida y plana emocionalmente pues nunca disfrutan en su matrimonio de la “genitalidad” de que hablábamos anteriormente. O bien, hombres jóvenes que quieren conquistar a la muchacha de sociedad cuyos padres le garanticen un futuro promisorio viviendo a la sombra de ellos.

Sin embargo, el matrimonio sigue ofreciendo una serie de beneficios que han sido observados a lo largo de la historia. El más antiguo de estos beneficios es la garantía de mantener y criar a los hijos dentro de una estructura social que asegure una disciplina y un orden.


Otros son la seguridad ideal de amistad, comprensión, afecto y compañía, así como la división ordenada de las tareas familiares. También se ofrece una oportunidad de desarrollo emocional mediante la relación recíproca que se establece con la pareja y finalmente la salida regulada a la actividad sexual.
Según diversas encuestas realizadas a matrimonios de diversas edades, se encontró que estos eran más felices en comparación con solteros, viudos y divorciados de la misma edad. Entre los más felices se encontraban mujeres de 20 a 30 años sin niños, quienes además reportaban menos estrés después del matrimonio. En cambio los hombres de esa edad, aunque reportaban felicidad, sentían más estrés por su matrimonio, lo cual se explica porque para la mujer el casamiento era motivo de seguridad, para el hombre es motivo de responsabilidad.
A partir de los años sesenta, se han incrementado de manera constante las uniones libres. Hombres y mujeres que deciden vivir juntos ya sea como un ensayo de matrimonio o como una forma de tener relaciones sexuales sin la presión del matrimonio. Fue en esa década cuando se hizo pública la píldora anticonceptiva que liberaba a las parejas de las consecuencias no deseadas de ejercer su sexualidad. Así, sin el temor de un embarazo que pudiera complicar la relación libre de la pareja, cada vez fueron más las personas que se vieron atraídas por esta forma de vida. Sin embargo, esta manera de relacionarse no es mejor ni peor que el matrimonio. También en ellos se da el agotamiento del sexo, los celos, la pérdida de individualidad, la co-dependencia y además se presenta un deseo de mayor compromiso mutuo que se presenta por la falta de seguridad legal.
De manera general los problemas que tiene que enfrentar la persona en la etapa de adulto joven, son de salud, sociales, psicológicos y económicos.
Los problemas de salud generalmente tienen que ver con el estado físico y este a su vez es un reflejo de cómo vive la gente. De manera natural los adultos jóvenes son la franja de población más sana de todos, así que las enfermedades y muertes son debidas a causas sobre las cuales se tiene control. En primer lugar están la muertes debidas a conductas riesgosas o autodestructivas. En este momento los accidentes son la primer causa de muerte entre los adultos jóvenes, ya sea debido a la falta de precaución o al exceso de confianza, conductas típicamente inmaduras, pero el hecho es que involucran a personas de 25 a 34 años. Le siguen en importancia el cáncer, las enfermedades del corazón, el suicidio y el homicidio. Después de los 35 y hasta los 44 años los asesinos más importantes son el cáncer y las enfermedades cardíacas.
Como se nota fácilmente, las causas siguen siendo evitables. En un estudio hecho en 1972 se encontró que la gente más saludable es la que sigue los siguientes 7 hábitos:


  • Desayunar diariamente

  • Comer de manera regular

  • Comer moderadamente

  • No ingerir golosinas

  • Dormir diariamente de 7 a 8 horas

  • No fumar

  • Tomar alcohol moderadamente o no tomarlo.

Los más saludables son los que cumplen 7 de estos hábitos; le siguen los que cumplen 6, luego los que cumplen 5, etc., adicionalmente los menos sanos son los que abusan de las drogas o los que son sexualmente promiscuos. En cualquier caso es aconsejable acompañar con ejercicio todas las actividades saludables, pues eso mejora no solo el estado físico, sino que contribuye a mejorar los niveles de colesterol (responsable de muchas enfermedades del corazón), a nivelar la tensión arterial, y a controlar el estrés.


El estrés es una reacción psicofisiológica del organismo a las demandas que se le hacen. Que un evento sea estresante o no, depende de la manera como la persona lo interprete. Algo de estrés es necesario e inevitable en la vida diaria. Es algo esencial y vigorizante. Lo que resulta negativo es el exceso de estrés o la forma como cada quien lo maneja.
Los síntomas físicos más comunes son dolores de cabeza, dolores musculares, dolor de estómago, náuseas y fatiga. Los síntomas psicológicos son la ansiedad, el nerviosismo, tensión, cólera, irritabilidad y la depresión.
Desde el punto de vista de la personalidad, hay factores en los individuos que los predisponen más o menos al estrés: existen patrones de comportamiento llamados tipo “A” que tienen algunas personas que los hacen propensos a un ataque al corazón, estos son impacientes, competitivos, agresivos y hostiles. Constantemente se sienten enfrentando retos (que en realidad no lo son), y luchando contra el tiempo. Los patrones tipo “B” son más relajados, tranquilos, no se apresuran y su relación con el medio no es de reto. Estos últimos casi nunca tienen problemas del corazón antes de los 70 años, aunque no hagan ejercicio, coman alimentos grasosos y fumen.
Un problema de salud que afecta exclusivamente a las mujeres (al menos directamente), es el llamado Síndrome Pre Menstrual. Este es un desorden caracterizado por incomodidad física y tensión emocional que aparece hasta dos semanas antes del periodo menstrual y desaparece durante y después de él. Los síntomas pueden ser dolores de cabeza, sudoración, sensibilidad de los senos, hinchazón del abdomen, ansiedad, fatiga, depresión, irritabilidad, acné y otras incomodidades. Este síndrome afecta a un 20 a 40% de las mujeres y se cree que está causado por los cambios hormonales y bioquímicos que acompañan el ciclo menstrual.
DESARROLLO FISICO E INTELECTUAL EN LA ETAPA DE ADULTO MADURO.
ESTUDIA ATENTAMENTE.
El adulto maduro se desenvuelve entre los 40 a 60 o 65 años. En este periodo ocurren gran número de eventos que son los que determinan que se considere esta etapa como una diferente a la del adulto joven. En primer lugar se debe considerar la forma como cada persona vive esta edad: hay algunos que se sienten en la mitad de su vida en “la flor de la edad” y otros en el comienzo del fin. Quienes piensan que están en la flor de la edad, saben que su actividad física tal vez haya disminuido pero tienen más experiencia y conocimientos que les permiten manejar mejor su vida; toman decisiones con más facilidad y confianza de lo que hacían antes. Además los que están entre los 40 y 60 años son los directivos que deciden en el gobierno, las empresas y la sociedad en general. Mientras que los que piensan que ya les llegó el fin, empiezan a abandonarse y a dejar que la edad haga estragos en ellos.
De cualquier manera en esta edad empiezan a decrecer las capacidades sensoriales, motoras y de reacción. En México, se dice que es la edad de los “nuncas”, porque es la edad en que las personas dicen: “nunca me había cansado tanto jugando basket los domingos”; “nunca había fallado así al hacer esto”; “nunca me había hecho daño esta comida”.

La vista, el oído, el olfato, el gusto disminuyen en forma gradual pero inexorable.

Internamente el sistema nervioso empieza a volverse lento a partir de los 50. Los músculos y el esqueleto se encogen durante el curso de la madurez y hay mayor tendencia a acumular grasas especialmente en el vientre.
En esta edad se presenta en cambio más importante desde la menarca en las mujeres: la cesación de la capacidad reproductiva representada por la menopausia. Esta ocurre entre los 48 y 51 años, aunque puede presentarse antes o mucho después. Se inicia con una ovulación azarosa hasta que desaparece por completo acompañada por ausencia de menstruación.
En los hombres no hay un cambio tan acentuado como en las mujeres. En general, después de los cuarenta, pasan por un cambio en la actividad sexual y este cambio es muy variado dependiendo de factores como la personalidad o el estilo de vida. En algunos casos los cambios serán debidos a factores fisiológicos, como un descenso en el nivel hormonal, pero a diferencia de los estrógenos en las mujeres que descienden bruscamente, los andrógenos van reduciéndose de manera gradual durante largo tiempo. Pero también existen causas psicológicas que pueden provocar una impotencia no física. Estas pueden ir desde presiones en el trabajo o temor a la vejez, hasta aburrimiento con la pareja. Las presiones familiares o de trabajo, dejan poca energía a muchas parejas para lograr buenos intercambios íntimos. Por otro lado están las enfermedades propias de esta edad, que pueden tener influencia sobre el funcionamiento sexual. La diabetes, la hipertensión, la cardiopatía coronaria o la depresión, tienen efectos directos sobre el funcionamiento sexual.
La ventaja del sexo en esta etapa, es que tanto hombres como mujeres amplían la definición de sexualidad para incluir la noción de sensualidad en donde no sólo el acto sexual es satisfactorio, sino que las caricias, abrazos, tomarse de la mano y pasar una tarde reposada juntos son expresiones de interés y de amor que forman parte de la sexualidad madura. Además los cambios de la menopausia pueden requerir de más tiempo para alcanzar el orgasmo, al mismo tiempo los hombres tardan más en alcanzar la erección por lo que en realidad se necesita más tiempo para el sexo, que si bien se aprovecha, puede dar oportunidad de disfrutar otra forma de hacer el amor sin que sea urgente el coito para aliviar el impulso sexual.
Sin embargo, como esta es una sociedad de doble moral, una para los hombres y otra para las mujeres, es posible que cada sexo viva su madurez de manera diferente. Mientras que las canas en las sienes o las “patas de gallo” en los hombres, son consideradas señal de experiencia y maestría, en las mujeres indican que ya están pasaditas de años. Una vez que se presentan estos signos, la mujer pierde valor como compañera romántica o sexual y en ocasiones como posible trabajadora o socia.

DESARROLLO INTELECTUAL

 Estudia atentamente

Aunque la inteligencia disminuye con la edad, la verdad es que disminuye menos de lo que se creía y sólo en ciertas áreas no en todo. Sin embargo, existe el estereotipo de que conforme avanzan los años, la gente se vuelve más tonta y esto no es verdad. La realidad es que la inteligencia cambia con respecto a la juventud: mientras que en los más jóvenes la inteligencia es usada para adquirir más aprendizaje, memoria, razonamiento inductivo, en los adultos la inteligencia está más orientada a analizar relaciones, hacer juicios, aplicar las estrategias aprendidas para solucionar problemas. A la inteligencia de la juventud se le llama fluída porque fluye a los otros procesos básicos, mientras que la de los adultos se llama cristalizada porque es una acumulación de conocimientos y experiencias que solo viene con los años.


Un aspecto que se hace necesario destacar, es el hecho de muchas de las funciones intelectuales que disminuyen no son consecuencia de la edad, sino que tienen que ver más “complejidad de la vida” que haya llevado cada quien: quienes tuvieron más satisfacciones en su vida, más estímulos ambientales, menos ruido en sus relaciones, una familia nutridora, buena interacción social y influencias culturales progresivas, tienen mayor probabilidad de mantenerse en buen nivel de sus habilidades intelectuales. Además, si estas habilidades se siguen practicando y empleando en forma regular, mantienen un nivel alto de eficiencia.
Por otro lado, los expertos tienen mayores conocimientos y capacidades para saber hacer las cosas y sobre todo los han organizado, relacionado y estructurado mejor. Tal vez su velocidad de respuesta es menor pero su capacidad para hacer relaciones o reconocer patrones es mayor, lo que compensa su funcionamiento frente a los más jóvenes.

Una interpretación útil para el desarrollo de todos los aspectos de la vida, nos la proporciona el autor Richard N. Bolles en su libro “Los tres compartimentos de la vida”5, donde explica el balance que damos en nuestras vidas a las tres áreas donde nos desenvolvemos: educación, trabajo, y tiempo libre. Según él los primeros 20 años de vida le damos un peso excesivo a la educación, en los siguientes 40 años el peso recae en el trabajo, y en los últimos años de la vida nos dedicamos al tiempo libre; con esta distribución la gente no disfruta cada momento de su vida como debiera, si le dedica demasiado tiempo al aprendizaje o al trabajo puede olvidarse de ocupar su tiempo libre. Y cuando tiene todo el tiempo libre para usarlo, puede no saber cómo y no saber que hacer con su tiempo.

Clave: Aprendizaje Trabajo Recreación

De 5 a 25 años De 25 a 65 De 65 y más



Así se lleva actualmente la vida


Así debería llevarse la vida
DESARROLLO SOCIAL
La etapa de Erikson que se dedica a esta edad es la llamada: “generatividad vs estancamiento”. La generatividad se refiere al interés de los adultos de conducir a la generación venidera. Al sentirse frente al final de la vida, la gente tiene la necesidad de participar en su continuación y ésta no se satisface, la persona se estanca, se vuelve inactiva. Así los adultos se vuelven consejeros de los jóvenes, ya sea de manera formal como maestro, o informal como asesor. La generatividad es un paso más allá de la procreación y tiene que ver más con el cuidado: ya sea de los propios hijos o de los hijos de otros. Según Erikson la gente que no ha tenido hijos no puede alcanzarla fácilmente y cae en el estancamiento. Un poco de inactividad no hace mal, sobre todo si se toma como un descanso creativo antes de emprender una actividad mayor. Mucho estancamiento, podría llevar a la invalidez física o psicológico.
En esta etapa de la vida se presenta la crisis que se ha llamado el “nido vacío”. Este es el momento en que el matrimonio se queda nuevamente solo, como cuando empezó. Es el tiempo en que los hijos se van del hogar ya sea por que se casan y hacen su propia vida o porque simplemente deciden independizarse del dominio familiar. Esta situación puede representar una tragedia para la familia o un renacimiento de la pareja. Ya dijimos que el amor cambia con la edad, entonces puede suceder que el amor apasionado de los recién casados, cambie a una amistad amorosa, caracterizada por la afectividad, el compañerismo, el compromiso y la seguridad. Pero también puede suceder que al verse el matrimonio sin hijos, puede darse cuenta de que ya no tienen nada en común y que no tienen para que seguir juntos.
Aunque los divorcios en esta etapa son raros, sí llega a haber matrimonios que deciden romper su vínculo a esta edad. No son claras las razones por las que una pareja siga unida, sin embargo parece que una gran mayoría lo hace por costumbre o porque piensan que ya es tarde para que inicien una nueva vida en soledad. Finalmente una persona de 40 o 50 años es alguien con una personalidad hecha, con hábitos y costumbres adquiridas a lo largo de los años a los que será muy difícil readaptarse a compartir con alguien diferente. Por otro lado, es común que los matrimonios en esta edad pasen por una redefinición de su papel ante su pareja, ante su familia, ante la sociedad y ante sí mismos. El hecho de que esta etapa se presente como la pérdida definitiva de la juventud, afecta a muchas personas que se niegan a aceptarlo y que adoptan actitudes inmaduras que los llevan a actuar en forma rechazante. Así encontramos hombres maduros en edad, pero que empiezan a vestirse como jovencitos, o que se ponen a hacer ejercicio para bajar la “llantita” que dejaron engrosar en los últimos 20 o 30 años. O mujeres que visitan al cirujano plástico para desaparecer las “patitas de gallo” o las bolsas debajo de los ojos, o para levantar el busto caído.
Evidentemente estas actitudes son vistas como un intento desesperado por recuperar las virtudes juveniles y no sentir o al menos compensar, los achaques de la edad.
Conforme avanza la edad se da entre los padres y los hijos, la llamada “inversión de papeles”. Esto consiste en que los padres que aún viven se convierten en los dependientes de los hijos que ahora son los que trabajan, tienen hijos y toman las decisiones. Poco a poco este papel va pasando a los hijos de mediana edad y puede causar conflictos en algunas familias principalmente porque los padres no se sienten muy dispuestos a perder el poder. Si ambos no lo aceptan como un ciclo natural de la vida, se puede dar el caso de rompimientos familiares que pueden llevar al maltrato físico o psicológico, o al abandono de los padres por parte de sus hijos.
EL ADULTO TARDÍO (VEJEZ)
DESARROLLO FÍSICO E INTELECTUAL EN LA VEJEZ.

Conceptos clave: -jubilación- gerontología- -desgaste natural- -proceso programado- -confusión mental- -Alzheimmer- -Muerte- -paciente terminal- -sabiduría- -etapas de la agonía: negación, ira, negociación, depresión, resignación- -eutanasia-

 Estudia atentamente.

La vejez se inicia entre los 60 y 65 años. Casi siempre en nuestra sociedad coincide en el hombre, con el momento de la jubilación del trabajo y es para muchos el inicio de una etapa terrible. Se le teme como la anticipación de la muerte y representa sin lugar a dudas, el fin del fin. Sin embargo, esto no ocurre en todas las sociedades ni ha sido así en todos los tiempos. Antiguamente el viejo era símbolo de sabiduría y conocimiento, era considerado el guía y a quien debía tomarse en cuenta para todo. Desafortunadamente en la actualidad este concepto ha cambiado y ahora se sobrestima la juventud y se discrimina a los viejos.


La idea de que los viejos son inútiles, inservibles y poco progresistas, es relativamente reciente en nuestro medio. Tal vez se introdujo a mediados del siglo pasado, cuando el exceso de población joven, empezó a desplazar a los viejos. Todavía, a pesar de los avances en la medicina y la gerontología, la gente común considera que un viejo es una persona de pelo blanco, encorvado, con la piel arrugada, y que apenas puede moverse por sí solo. Nada más alejado de la verdad. Es cierto que algunos viejos se encuentran en esa situación, pero la mayoría, son personas activas, capaces de trabajar por sí mismas, con enfermedades controladas que no los incapacitan. Y también es verdad que si las políticas sociales fueran más justas, habría mucho menos viejos enfermos y dependientes.
¿Por qué envejece la gente? Esta pregunta que parecería obvia (¡pues, por la edad!) en realidad ha interesado a los científicos en los últimos 30 años. La duda es por qué con la edad avanzada las personas funcionan en forma más deficiente. La respuesta se debe buscar en la herencia, la nutrición, la salud y algunos factores ambientales. Los investigadores han propuesto dos teorías para explicar el envejecimiento. Una se refiere a que el proceso ya está programado y que está establecido para cada especie. La otra nos dice que la vejez es el resultado del desgaste natural, es decir que el uso continuo daña al cuerpo y lo acaba.
Los que proponen la primera teoría argumentan que cada uno de nosotros tiene en sus genes el patrón que determinará el ritmo de envejecimiento y la expectativa de vida. Señalan que la división celular tiene un límite lo que determina que haya una edad límite en la que las células no se dividirán nuevamente.
Los seguidores de la segunda piensan que el cuerpo humano es como una máquina que se desgasta debido al uso. Ponen como ejemplo las células del cerebro que no se reproducen ni siquiera en la juventud, así las demás células llegarán a un momento que les será difícil repararse hasta que no puedan reemplazar los elementos dañados.
Algunos piensan que la realidad está entre estas dos teorías: si hay un límite, pero el desgaste o mal uso puede hacer que ese límite se acelere. Esto nos llevaría a pensar que la vejez no es el resultado de la edad, sino de la enfermedad, el abuso y el desuso, factores que cada quien puede modificar a voluntad. Puede ser que no se pueda modificar la disminución de los reflejos, pero alimentándose sanamente y manteniéndose activa y en buena condición física, se pueden detener y retardar los efectos de la vejez.
Los cambios físicos son muy notorios: aparecen o se incrementan las canas; la piel se reseca y arruga; el cuerpo se encoge y encorva; aparecen sobre todo en las manos y el cuello, manchas cafés. Algunos cambios en la piel, por ejemplo el cáncer, se deben a la exposición a los rayos ultravioleta, así que evitando las asoleadas excesivas se pueden evitar algunos de estos males.

Disminuyen la visión, el oído, el gusto y el olfato. También disminuye la estatura, debido a la compresión de los discos de la columna, los cambios de postura y la pérdida de calcio, y los huesos se vuelven huecos, porosos y quebradizos.


En esta etapa empiezan a manifestarse los problemas crónicos de salud: artritis, hipertensión, diabetes y enfermedades cardíacas son comunes entre la población de esta edad.
La inteligencia también empieza a declinar y en algunos casos se llega a mostrar entre los ancianos una confusión mental, pérdida de la memoria (sobre todo la de corto plazo), y cambios en la personalidad. Esto provoca muchas angustias y temores pues la vejez significa para ellos, pérdida del control emocional e intelectual lo que podría convertirlos en personas desamparadas e inútiles. Según los gerontólogos aunque el temor es real, los daños han sido exagerados porque estos aspectos solo se presentan en un 3 o 4% de la población mayor de 65 años. La enfermedad de Alzheimer, que es uno de los azotes de las personas de edad solo afecta al 20% de personas entre 75 y 84 años y rara vez ataca a personas de menor edad. El Alzheimer es una enfermedad cerebral degenerativa que gradualmente despoja de la inteligencia, la conciencia, la memoria y aún de la habilidad de controlar funciones corporales y finalmente provoca la muerte. Los síntomas aparecen en forma no alarmante: olvidar nombres, imposibilidad de jugar una partida de cartas; sigue la confusión, la inquietud, la agitación, la pérdida de concentración, de la orientación y del habla. Al final, el paciente no puede entender o usar el lenguaje, no reconoce a su familia y no puede comer sin ayuda. Naturalmente el impacto sobre la familia es tremendo. En poco tiempo un adulto independiente se convierte en un niño que requiere atención constante. Conforme va avanzando la enfermedad los ajustes que tiene que hacer la familia deben abarcar las 24 horas lo que les provoca sentimientos de ira y frustración, se siente desesperados; pero también hay sentimientos de culpa, resentimiento, incomodidad y aislamiento.

En el adulto tardío sano la inteligencia se hace pragmática: esto incluye áreas de desarrollo como el pensamiento práctico, la aplicación de conocimiento y habilidad acumulada, práctica especializada, productividad profesional y sabiduría.






Compartir con tus amigos:
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   18


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad