Psicología laboral (resumen luis moya)



Descargar 254 Kb.
Página4/6
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño254 Kb.
1   2   3   4   5   6

Salud y Trabajo:


En esta época, cada vez es mayor las patologías asociadas al mundo del trabajo, por ende es muy importante conocer cuál es la conexión que existe entre el trabajo, el trabajo como formador de la identidad, el trabajo como formador de la subjetividad, el trabajo que nos da nuestro perfil de la vida. Han ido cambiando los parámetros, han ido cambiando las condiciones de trabajo y eso hace que también cambie la vinculación que cada uno de nosotros tiene con lo que hace. Parte de nuestra salud depende de cómo regulemos eso, regular nosotros mismos lo que es nuestra salud y lo que es nuestra enfermedad, ya que no hay regulación respecto a la cantidad de horas para trabajar, eso se maneja por contrato.

Definición de Salud (OMS): esta definición ha sido bastante superada pero continua vigente porque lo que importa de esta definición es que no hablamos de salud solamente como lo opuesto a enfermedad, la salud es un concepto mas abarcativo que nos habla de una sensación de bienestar física, psíquica y social. Entonces, salud es el estado completo de bienestar físico, mental y social y no meramente la ausencia de enfermedad.

Salud Mental: alude a situaciones emocionales y afectivas, a las relaciones con los demás y a otra cualidad general que podríamos llamar de equilibrio en el contexto sociocultural. Entonces tenemos por un lado el equilibrio intra-psíquico, ajuste de la estructura al medio y actuación social.

Diferencia entre trabajo alienado y alienación en el trabajo: parecen que fueran dos cuestiones sinónimas y no tienen nada que ver. Por eso es importante retener esta diferencia.

Trabajo Alienado: grado variable de pérdida de dominio sobre sí mismo a causa de la sistematización del trabajo. O sea, uno cuando trabaja pone parte de uno en lo que hace, este mecanismo repetido indefinidamente va produciendo como una sensación de vaciamiento en la persona y es lo que termina alienando la persona en el trabajo. Es un poco lo que muestra la película de Chaplin “Tiempos Modernos”.

Alienación en el trabajo: es cuando se toma la actividad laboral como el centro de la vida, es como una compulsión a trabajar. Hay gente que se queda a trabajar los domingos, se lleva trabajo a la casa, se angustia porque siente que está perdiendo el tiempo y tiene tanto por hacer como si el mundo dependiera de eso. Eso es la alienación en el trabajo, es tomar el trabajo como el centro de la vida y desoír todo lo demás, el trabajo es muy importante pero no es lo único y eso forma parte de nuestro equilibrio. Evidentemente, esta alienación en el trabajo es algo que está muy promovida y facilitada por el sistema en el que vivimos, la realidad del mercado actual es un índice de desempleo altísimo que hace que todos los trabajadores se sientan cada vez más desprotegidos, y por lo tanto se vean obligados a generar mecanismos tendientes a conservar el trabajo que cada uno tiene que van más allá de lo que es saludable para nosotros mismos.

Entonces la sobrecarga de tensiones sumado a la incapacidad para encontrar salidas eficaces es lo que produce la enfermedad, por eso es que en este momento existe tanta enfermedad ligada al trabajo. Una persona que esta ubicada en un puesto para el que no tiene recursos es una persona que está sometida a una sobrecarga de tensiones porque no tiene con qué responder, una persona que tiene los recursos pero no tiene conciencia de que los tiene también experimenta una sobrecarga, las exigencias que no puede lograr es lo que termina enfermándolos; pero también está la inversa, gente que está sobre capacitada para lo que está haciendo, ahí la sensación es que está desaprovechando todo lo que estudió, lo que se preparó y se termina enfermando.

Entonces cualquiera sea la sobrecarga de tensiones unida a la idea de que no hay salida para eso es lo que provoca la enfermedad, el sentirse acorralado dentro del sistema.

Dos tipos de enfermedades que figuran en las leyes laborales: enfermedades profesionales y enfermedades laborales.

Las enfermedades profesionales: son consecuencia directa del contacto del trabajador con el ambiente y materiales o herramientas de trabajo. Por ejemplo, las personas que trabajan en las minas que se enferman porque aspiran los productos tóxicos que van saliendo de las minas.

Las enfermedades laborales: se contraen como consecuencia de la función, es típica la afonía de los docentes por ejemplo, y pueden acusar síntomas de tipo psicosomáticos. Lo psicosomático tiene muchísimo que ver con el tema de estrés, cuando la persona no puede expresarlo de ninguna manera, lo expresa el cuerpo. Entonces aparecen lo que tiene que ver con lo óseo postural (lumbalgia, quedarse duro), lo que tiene que ver con gastrointestinal (ulceras, gastritis). Cada profesión tiene una “preferencia” por lo psicosomático: los contadores tienen todo los gastrointestinal, empiezan con gastritis cuando están estudiando y se reciben con una magnifica ulcera, tienen una hipersensibilidad a todo lo que sea gastrointestinal. Nosotros, los psicólogos, somos mas de quedarnos duros.

Síndrome de Fatiga Crónica

Esto viene a ser algo así como el burnout instalado. El Síndrome de Fatiga Crónica es el agotamiento de los recursos físicos y mentales que sobreviene tras un esfuerzo desmesurado para alcanzar un fin irrealizable que uno mismo se había fijado o que había sido impuesto por la sociedad. Hablamos de burnout cuando surge este síndrome y si tenemos posibilidad de cortarlo quedó en burnout, cuando esto se instala hablamos de síndrome de fatiga crónica y es algo de lo que no se pude desembarazar. Hablamos de agotamiento de recursos físicos y mentales porque la sensación de descanso abarca todo: abarca lo físico (no se tiene energía, todo parece que fuera muy costoso, con mucho esfuerzo) y lo mental (se tiene la sensación de que no se puede pensar con claridad, no se puede tomar decisiones). Todo esto es el resultado de un esfuerzo que el sujeto ha realizado pero es un esfuerzo inútil porque las metas que intentaba cumplir ese esfuerzo son metas irrealizables, entonces desde el vamos está signado por la falta de cumplimiento, por la falta de logro. Pero a veces las metas tan elevadas no las propone el sujeto, las propone la sociedad, los niveles de exigencia acerca de qué consiste el éxito, cuando no los pasamos por el tapiz personal, nos terminan enfermando.

Se siente una muy profunda fatiga, una frustración porque nunca se logra todo lo que se propone, lo que se propone puede ser una causa, puede ser una forma de vida (“Yo tengo que lograr una forma de vida”), o puede ser una relación (a veces se apunta a una relación que puede ser imposible porque está lejana en el tiempo o porque está lejana en el espacio o sencillamente porque está lejana en las posibilidades reales de estar con esas personas). Son personas que alimentan un ideal elevado y han puesto todo para alcanzarlo. Como características de personalidad son dinámicos, con aptitudes de líder y numerosos objetivos, se comprometen a fondo en todo. Pero el problema es que los objetivos son demasiado elevados, porque después tienen todas las características para tener éxito. Son dinámicos, emprendedores, líderes, no le hacen asco al laburo ni al estudio, es gente muy valiosa pero tienen exigencia demasiado elevadas que después de mucho tiempo de tratar de conseguirlas lo viven como una dura frustración y eso es lo que les genera el síndrome, la persona lo único que siente es que va quedándose sin fuerzas, sin ganas, sin vitalidad.

Burnout:

El tema del Burnout, es una de las patologías laborales que más encontramos en este momento, proviene del año 1982, cuando aparece un libro en Estados Unidos de Peters y Waterman, donde se realiza toda una enumeración de cuáles son los atributos que las personas “excelentes” en la vida deben tener: esos atributos están en haber apostado a la acción (gente dinámica, con iniciativa), escuchar a los clientes, favorecer la autonomía y el espíritu innovador, asentar la productividad en la motivación, movilizar al personal en torno a un valor clave, una filosofía de empresa y un proyecto común (esto es ponerse la camiseta de la empresa para la que uno trabaja). La búsqueda de la excelencia provoca



Ahí es donde comienza la búsqueda de la excelencia que provoca una competitividad descarnada (las famosas serruchadas de piso) y un desafío permanente por superarse (nunca es suficiente, siempre más), entonces se utiliza el rol del Ideal del Yo como motor de cambio. El Ideal Yo son los aspectos, las representaciones que el Yo tiene y hacia el cual quiere dirigirse o conseguir.

El burnout es considerado como una respuesta al estrés laboral crónico que tiene como síntomas:

  • Despersonalización del otro: actitudes y sentimientos negativos hacia las personas con las que se trabaja. No considerar al otro como persona.

  • Falta de realización personal: lo que hacen ya no les satisface y tienen una tendencia a evaluarse negativamente.

  • Agotamiento emocional.

Siempre se manifiesta mucho más en aquellas personas que trabajan con gente, por eso es que una asistente social es propicia para tener burnout, un psicólogo que trabaja en instituciones, un maestro; pero se ha detectado este tipo de síndrome inclusive en amas de casa. Los afectados principales son personas que alimentan un ideal elevado y han puesto todo su empeño en alcanzarlo. De aquí su relación con el síndrome de fatiga crónica. Se instala de a poco. La imagen personal está en desacuerdo con la personalidad real, el tema de la auto percepción. Carácter excesivo e insaciable de exigencias internas en un entorno cada vez más competitivo y difícil. La sociedad impone vergüenza al no lograr los objetivos esperados.
Básicamente se van a encontrar con dos perspectivas de delimitación del concepto:

  • Perspectiva Clínica: plantea al burnout como un estado al que se llega como consecuencia del estrés labora, como resultado de gastarse en la persecución de expectativas inalcanzables. Combina fatiga emocional, física y mental, sentimiento de impotencia e inutilidad, sensaciones de sentirse atrapado, falta de entusiasmo por todo y baja autoestima.

  • Perspectiva Psicosocial: ya no habla de un estado, sino de un proceso, un proceso que se desarrolla por la interacción de características del entorno laboral. Acá entra en juego el contexto, que conjugado con ciertas características de personalidad (altos ideales del Yo, exigencias demasiado intensa) desencadenan ese proceso.

Diagnóstico del Burnout: cuando nos encontramos con este tipo de sintomatología en un paciente y observamos cuales son las características de personalidad a nivel de exigencias y cual es el entorno laboral en el que se mueve, el diagnostico sale bastante directo. Existen sistemas psicométricos para diagnosticar el burnout, está la observación clínica, entrevista de tipo estructurada, técnicas proyectivas, auto evaluación con escala de estimación y lo mas utilizado, sobre todo cundo se quiere hacer estudios de tipo epidemiológico, es el MBI (Maslach Burnout Inventory) que es un cuestionario que tiene 22 ítems de escala tipo lickert donde tiene que elegir los grados de gravedad o no acerca de determinadas propuestas que les va haciendo el cuestionario y que hay que catalogarla de dos formas: con qué frecuencia y con qué grado de intensidad.

Desencadenantes del Burnout: hay predisposición, es mucho más facilitdora una personalidad de tipo A con el ideal del Yo demasiado elevado, una necesidad de éxito, pero hay desencadenantes del medio ambiente que producen que todo eso se active y provoque la enfermedad. El ambiente físico y contenidos del puesto de trabajo, roles, relaciones interpersonales y desarrollo de la carrera: los roles que se deben asumir, hay gente que es nombrada como jefe de un grupo del que era par y no están en condiciones de ser jefes porque no les gusta ser jefes puede ser una razón, las relaciones interpersonales muchas veces también son una presión importante, no nos llevamos bien con todo el mundo. Las nuevas tecnologías, hasta hace unos años atrás la incorporación de nuevas tecnologías traían grandes problemas a la gente que trabajaba en oficina, grandes preocupaciones, por un lado estaba el aprendizaje a la nueva tecnología pero también la adaptación, uno se adapta a las máquinas, y fuentes extra organizacionales que también afectan, si uno llega a su casa y tiene problemas familiares puede influir en la forma en como nos sentimos, van sumando, todo afecta y respondemos a todo.

Consecuencias del Síndrome Burnout: alteraciones en la adaptación, alteraciones psicosomáticas, se ataca al inmunológico, vulnerabilidad ante los accidentes porque hay perturbaciones en la concentración, en el pensar, en la discriminación, deterioro en la calidad asistencial, ausentismo, rotación, abandono del lugar de trabajo, etc.

Estrategias de Afrontamiento: Peiró considera tres niveles:

  1. Considerar los procesos cognitivos de autoevaluación y el desarrollo de estrategias contra el estrés.

  2. Potenciar la formación de habilidades sociales.

  3. Eliminar o disminuir los estresores del entorno organizacional.

Entonces hay que ver cuáles son las características del entorno que están perjudicando al sujeto y tratar de disminuirlas, pero también trabajar sobre las características de personalidad del sujeto, para que logre un entrenamiento en resolución de problemas, en asertividad, en el manejo eficaz del tiempo, para que olvide problemas laborales al acabar el trabajo, hacer ejercicio físico, marcarse objetivos reales y factibles de conseguir, esto desde lo individual. Desde lo grupal hay que hacer programas de socialización anticipatoria acercando a los nuevos profesionales a la realidad laboral para ir preparándolos y evitar el choque con sus expectativas irreales, y también programas de desarrollo organizacional que se centren en mejorar el ambiente organizacional, por medio de equipos de trabajo eficaces, reestructurando el lugar de trabajo, estableciendo objetivos claros para los diferentes roles, aumentando las recompensas y mejorando las redes comunicacionales.
Mobbing

El estrés es un mecanismo fisiológico de homeostasis que produce diferentes niveles de respuesta que permiten la acomodación biológica ante un estímulo físico o psicológico real o imaginario, externo o interno. Obviamente, la respuesta a esto depende de la evaluación cognitiva individual que hace cada uno del estimulo estresor. No a todos nos estresa lo mismo y esto es importante que lo tengamos en cuenta. Siempre nosotros evaluamos y cada uno lo hace en función de sus recursos, de sus propias actividades cognitivas y también de su auto-percepción, así evaluamos si es algo que lo podemos enfrentar o no en función de lo que conocemos de nosotros mismos. Existe estrés cuando los acontecimientos superan la capacidad de adaptación del individuo, el estrés se define subjetivamente. No se define desde afuera, algo que estresa a una persona puede no estresar a otra, por eso es subjetivo.

El mobbing es un fenómeno que se ha desarrollado mucho en los últimos tiempos, por lo menos se ha estudiado, yo creo que ha existido desde siempre, es una forma severa de acoso en las instituciones. Proviene de la palabra “atacar”. En el año 1986 Legman escribe “La persecución en el Trabajo”, en 1990 se denuncia en Suecia 3.5% de trabajadores victima de acoso y el 15% de los suicidios se deben al mobing en Suecia. Persecuciones colectivas y la violencia relacionada con la organización pueden llegar en ocasiones a agresiones que incluyen la violencia física. El acosador organizacional, psicoterrorista o mobing puede ser tanto el personal jerárquico como otro integrante de la organización que reúna los rasgos patológicos de personalidad que generan tal funcionamiento. En una época se decía que los que eran victimas de este tipo de mecanismo dentro de las instituciones, por lo general era gente muy débiles, gente que no hacían las cosas bien, que con sus actitudes de alguna manera provocaban esta reacción en los demás y lo que a mi me interesó rescatar de esta autora argentina que estudió el mobbing, Maria Adela Montelli, es que dice que el maltrato laboral lo padecen personas completamente normales sin patología previa. En Argentina existen sólo dos recursos contra el mobing: la prevención de abajo hacia arriba haciendo circular información y construyendo vínculos solidarios o cuando ya está instalado, el abandono del trabajo para salvar la integridad subjetiva y física, esto significa que no podemos hacer nada más que renunciar cuando no hay forma de modificar nada porque no hay una protección legal contra esto.

¿Cómo maltratar a un trabajador?


  • Denigrar siempre sus trabajos

  • Darle tareas incumplibles o innecesarias

  • Encomendarle trabajos que se superpongan con otras funciones

  • No responderle cuando hace pregunta (ignorarlo, no darle legitimidad)

  • No considerar sus informes sugerencias o puntos de vista

  • Dirigirse a él groseramente

  • Ridiculizarlo a solas y frente a terceros, incluso subordinados, por su aspecto físico, su pensamiento o criterios

  • Dejarlo sin tareas para realizar

  • Utilizar sus instrumentos de trabajo como si no fueran de nadie

  • Darle mala información o ocultársela

  • Excluirlo de actividades sociales

  • Remunerar inequitativamente su trabajo en relación a tareas análogas

  • Negarle derechos laborales (días que se dan por nacimiento, por estudio, etc.)

En definitiva, se le niega la condición de individuo, de persona dentro de lo que es la organización, se le quita su personalidad laboral.
Relación entre salud y trabajo (Nieto):

Las enfermedades profesionales, los accidentes de trabajo y las enfermedades desencadenadas por las condiciones de trabajo, constituyen una de las más importantes causas de invalidez y/o muerte entre la población económicamente activa del mundo. Argentina se encuentra en un proceso de transformación socioeconómica sin precedentes: Los cambios en los procesos socio productivos tienen repercusiones en la salud de los trabajadores. La necesidad de mejora de la competitividad ha sido a expensas de la reducción de costos de la mano de obra, la incorporación de nuevas tecnologías implica exigencias de calificación de los trabajadores, las privatizaciones masivas generaron un gran número de de personas a la búsqueda de empleo en otros sectores de la económica, que no siempre estuvieron en condiciones de absorber esa demanda, la modificación de la legislación en materia de contratos de trabajo, determino una precarización marcad de las relaciones laborales, aumento de las tasas de desempleo y subempleo, etc. El Estado delegó en organizaciones privadas, Aseguradoras de Riesgo de Trabajo (ART), los controles sobre las condiciones y medio ambiente de trabajo, reservándose la posibilidad de controlarlas mediante la creación de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo. Este sistema permitió, que los empleadores transfieran gran parte de sus responsabilidades a las ART. No obstante, este sistema, solo cubre el 40% de la PEA (Población económicamente activa).

Cerca de un 60% de la PEA no cuenta con cobertura específica en materia de riesgos de trabajo, generando que la demanda de salud de este grupo se vuelque hacia el hospital público.

En el ámbito de los hospitales públicos no encontramos con escasa o nula formación por parte de los equipos de salud, tanto de grado como de postgrado. Este hecho genera 2 situaciones:



  1. Dificultad de establecer diagnósticos etiológicos certeros.

  2. Incapacidad de desarrollar programas preventivos tendientes a disminuir el impacto que los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales, tienen en la población.

Muchas de las personas que acuden a los hospitales públicos se encuentran indocumentados, su empleo es en negro, sus condiciones de trabajo muy precarias e inseguras y carecen de todo tipo de cobertura social. La demanda por alteraciones en el estado de salud de los trabajadores al hospital público es muy significativa y registra un claro incremento en los últimos años.

La notoria carencia de formación que reciben los integrantes de los equipos de salud en los problemas derivados de la relación salud-trabajo, y la ausencia de materias especificas destinadas al problema de la salud de los trabajadores, son dos aspectos a ser retomados por el ámbito universitario. La universidad, a criterio del autor, tiene una responsabilidad indelegable tanto en la formación de especialistas como en la generación de conocimientos en la materia. Asimismo, debiera ser el encargado de transmitir la necesariedad de un abordaje interdisciplinario, que posibilite la formación de especialistas con capacidad para el trabajo en común con todas las profesiones que construyen el campo de conocimientos de la salud laboral.


Características del modo de acumulación capitalista que influyen negativamente en la salud mental de los trabajadores (Sauaya): Producción de nuevos pobres, pobres estructurales, extremos, indigentes, excluidos, desafiliados, desocupados, sub-ocupados, incertidumbre, inseguridad, impotencia, y utilización de formas esclavistas de explotación. Los medios de comunicación informan por vía de la saturación, invadiendo nuestra cotidianeidad, atiborrándola de datos sobre desocupación. La desocupación se naturaliza como homogénea y general, posicionando al sujeto en el lugar de lo inexorable. El trabajador ve radicalmente modificada su posición a partir de la pérdida de garantías con respecto a la permanencia en el empleo y a la estabilidad en el ingreso salarial. La función reguladora del estado es sustituida por las leyes del mercado, ubicando al trabajador en una zona de vulnerabilidad y desafiliación. La desocupación prolongada refleja una imagen degradada del sujeto. La flexibilización del trabajo incorpora, bajo nuevas formas de explotación, las emociones, la afectividad y el compromiso subjetivo como generadoras de nuevas enfermedades.

Organización actual del trabajo y su impacto en la salud mental

El capitalismo tardío produce nuevas formas de contratación y regulación salarial. La flexibilidad se extiende a la organización del trabajo, a los mercados, a los productos y a los patrones de consumo. Se produce un achatamiento de la pirámide, producto de la reducción del nivel gerencial, una mayor horizontalización de las relaciones sociales de trabajo, con inclusión de la tercerización y subcontratación. El aparato productivo dispone de la fuerza de trabajo en función al mercado consumidor, ocupando un numero mínimo de trabajadores y ampliándolo con horas extras y temporarios o subcontratados. Como consecuencia, se precipita la dramática crisis de empleo y desocupación estructural, provocando en la clase trabajadora efectos de heterogeneización, fragmentación e individualización extrema. Como respuesta a la incertidumbre, las modalidades de competencia exigidas son aceptadas como condición de éxito, y las reglas del mercado como las mejores posibles. La nueva modalidad de producción genera una subjetividad acorde a ella, con características tales como: individualismo, ilusión de libertad y auto-responsabilidad.



La lógica de lo auto:

El proceso denominado “




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad