Psicología Esotérica II



Descargar 1.74 Mb.
Página48/48
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño1.74 Mb.
Vistas1003
Descargas0
1   ...   40   41   42   43   44   45   46   47   48

Ésta es una tarea gigantesca, pero no imposible, siempre y cuan­do exista aspiración y sacrificio unidos, y la interrelación de los tres grupos:


  1. La Jerarquía planetaria o la Jerarquía espiritual, denomi­nada en Occidente el reino de Dios.




  1. El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, o los discípulos y aspirantes, y los intelectuales espirituales del mundo.




  1. Los hombres y mujeres de buena voluntad de todas partes.

Por lo tanto, la tarea que debe efectuarse, en el culminante año venidero, para el cual deben prepararse, consiste, primero, en lograr esta interrelación en amplia escala, descubriendo a quienes responden a este mensaje o idea; segundo, educar a dichas per­sonas sobre las leyes del amor y la correcta comprensión que, en realidad, son las leyes del reino de Dios, que Cristo vino a iniciar; tercero, emplear con sabiduría y discreción las frases y las pala­bras apropiadas, y llegar a través de la radio a despertar a las personas de buena voluntad; luego, descubrir a los individuos que sustentan ideas afines y, de este modo, organizar sus mentes para que cada uno encare el problema a su manera, pero manteniendo el mismo y amplio objetivo mundial: difundir la comprensión y lograr reajustes armónicos. Esto se logrará mediante los aspiran­tes mundiales que han despertado, los estadistas inteligentes que aman a la humanidad y trabajan sacrificándose a sí mismos para el bien general, los hombres y mujeres de buena voluntad (actuan­do cada uno en su propio lugar, ciudad o nación) y el silencioso trabajo que realizan las Unidades de Servicio que colaboran con los anteriores.


Este es un programa sencillo pero de potencia tan práctica que una vez desarrollado y realizado el necesario y continuo es­fuerzo en 1942, no quedarán dudas de que el triunfo habrá coro­nado sus esfuerzos. La venida de Dios es el surgimiento del quinto reino de la naturaleza, cuyos ciudadanos aportan siempre belleza al mundo, glorificando así esa Inteligencia, la cual denominamos Dios, a falta de mejor término; sus ciudadanos se caracterizan porque poseen esa cualidad llamada buena voluntad, que a la larga impondrá la verdadera paz, pero no el pacifismo, sobre la tierra; es un programa tan sencillo que las mentes hiperactivas lo recha­zarán, basados en que es demasiado sencillo, sin embargo, los grandes factores que controlan al mundo son siempre sencillos. Las ideas sencillas son aplicables cuando fracasan las ideas complejas y complicadas. La Jerarquía de Maestros está regida por la sen­cillez, y esto, que constituye uno de Sus planes, debe estar caracterizado también por ello. ¿ Cuáles son los planes actuales y de qué manera pueden ustedes ayudar en la, tarea de salvar al mundo?
El mundo puede ser ayudado grandemente, descubriendo, re­gistrando y educando a los hombres y mujeres de buena voluntad. Ésta es la principal línea de actividad. La buena voluntad unida (en la actualidad, latente, desorganizada y no aplicada) puede con­vertirse en una fuerza mundial y, por su peso numérico, dichas personas podrán hacer sentir su influencia eficazmente. Será una fuerza que moldeará la opinión pública mediante la expresión del amor inteligente (poniendo el énfasis en la palabra inteligente), pero no empleará medios separatistas ni la fuerza armada, la coerción ni manipulación o treta política alguna. ¿ No sería posible evocar en tal forma el espíritu de buena voluntad, presente, pero a menudo inactivo, en los corazones de los hombres, para que haya en el mundo un número tan vasto de hombres y mujeres de buena voluntad -conscientemente en contacto entre sí en todo el pla­neta- que sus demandas sean escuchadas y la manifestación de sus deseos no sean hechas en vano? La Jerarquía espiritual ha de­cidido en la actualidad emplear este método especial para ende­rezar el mundo. Quizás sea un método muy lento, desde el punto de vista individual, pero sus efectos serán duraderos y contienen en sí posibilidades dinámicas. Dicho método está basado sobre dos premisas: Primero, el hecho comprobado de que ha triunfado el trabajo que instituyó el Cristo. Vino a demostrar, en Sí Mismo, el amor de Dios. Antes de Su advenimiento se expresaba muy poco ese objetivo de amor, y la filantropía era casi nula y no había un sentido de responsabilidad hacia el hermano. Segundo, dicho mé­todo implica un éxito para el futuro; que al mismo tiempo puede producir una reacción inmediata. El éxito y la reacción dependen de quienes son conscientes de esos hechos y se han abocado a rea­lizar el trabajo deseado.
El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo proporciona el ca­nal por el cual puede afluir el poder de Dios, enfocado en la Her­mandad Planetaria, y ese poder no está designado (como es ne­cesario a veces, bajo el plan evolutivo) a ser destructivo. Las fuer­zas destructoras del planeta están realizando un trabajo dirigido y necesario, pero los efectos deben ser equilibrados y contrarresta­dos por el trabajo de los Servidores del Mundo. El poder que se liberará puede sanar y sanará las heridas de la humanidad, y unirá a todos los hombres en una síntesis planeada.
Los miembros del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo como bien saben, se hallan en todos los países. Se conoce ya a un vasto número de ellos. Son personas prácticas e inteligentes. No son visionarios, místicos e idealistas, que trabajan para lograr un objetivo aparentemente inalcanzable, sino de aplicación práctica e inmediata. Hablan de comprensión y colaboración en todos los sectores del vivir y del pensar humanos, recalcan el futuro y ex­presan inevitablemente tal amor -inevitable por la ley de evo­lución. Éste es el próximo gran desarrollo humano.
En el remoto pasado de la raza la humanidad enfrentó una crisis similar a la actual. En esa época la raza fue fecundada por el intelecto, si puedo emplear dicha frase, y vino a la existencia e! cuarto reino, o humano. Así nació el gran poder latente de la conciencia del yo, y los hombres se convirtieron en individuos. Hoy la raza enfrenta otra fecundación, esta vez por el Amor, y así podrá venir a la existencia el reino de Dios o quinto reino de la naturaleza, y podrá actuar en el mundo externo de la manifes­tación. Prevalecerán la conciencia grupa! y el poder de identi­ficarse con el grupo y no el propio interés egoísta. El Nuevo Gru­po de Servidores del Mundo, situado entre la Jerarquía espiritual y el mundo de los hombres, son los agentes de este proceso y pue­den sacar a la humanidad de la crisis que ello ha producido. Cons­tituyen la manifestación de la buena voluntad y la fuerza fermen­tadora en su medio ambiente. No hacen ni dicen nada que pueda acrecentar las separaciones existentes entre los pueblos, las razas y las religiones. Dejemos las cosas como están porque es un mero enunciado de la forma más simple de sentar las bases para un cambio necesario.
e. EL PLAN INMEDIATO DE LA JERARQUÍA
¿Qué es lo que trata de realizar hoy la Jerarquía? Explicaré brevemente el plan inmediato:


  1. Delimitar con toda claridad la línea separatoria existente, a fin de definir la responsabilidad. Esto puede verse, como ocu­rre a diario, al leer inteligentemente las noticias mundiales y separar los detalles espectaculares y falsos de los asuntos am­plios y verdaderos. Las separaciones pueden definirse en tres líneas generales:




  1. Entre las ideologías principales: fascista, comunista Y democrática.




  1. Entre los grupos reaccionarios y fundamentalista v las personas de pensamiento liberal que reaccionan a la nue­va impresión espiritual y a los emergentes caminos de acercamiento a Dios.




  1. Entre las antiguas culturas y civilizaciones y los nuevos modos de vivir y de pensar; entre la forma pisciana de vivir y la actitud y vida mental acuariana; entre las leyes del reino de Dios, el quinto reino, las de la humanidad, el cuarto reino; entre el modo de vivir individualista y autoconsciente y la hermandad, el amor y la conciencia grupales.




  1. Eliminar esas divisiones y tender un puente sobre dichas se­paraciones a través del grupo mundial, denominado Nuevo Grupo de Servidores del Mundo y las personas de buena voluntad. Dichos servidores y hombres de buena voluntad per­tenecen a todas las naciones, grupos, ideologías y religio­nes; están ubicados a ambos lados de las distintas separa­ciones y, sin embargo, mantienen firmemente los principios de la buena voluntad y de la comprensión. Por lo tanto, son imparciales y no están activos en el actual proceso de dife­renciaciones y tendencias separatistas. Tienden la mano con amor y comprensión a través del golfo de las disidencias. Se unen en pensamiento en los niveles subjetivos de las verda­deras realidades -sintéticas y eternas- y no reparan en barreras externas y diferencias mentales y separatistas de las ideas y modos materialistas de vivir.




  1. Acercarse más a la humanidad y llegar a ser una realidad conocida y poderosa en la conciencia de Sus discípulos, de los aspirantes del mundo y del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo. Entonces éstos podrán trabajar con más confian­za, sabiendo que, más allá de toda controversia, el reino de Dios está surgiendo en la tierra; el mundo interno de luz, amor y significados se está fusionando, en forma factible, con el mundo objetivo; el mundo de las realidades espirituales está siendo reconocido en forma tan amplia que la precipitación de lo espiritual está presente en todo lo que puede ser conocido. Esta comprensión y acercamiento a la vida a través de Dios constituye el heraldo de la nueva religión mundial. Les he dado mucho al respecto en estas instrucciones, y si las leen repetidas veces se irán preparando para partici­par correctamente en el próximo Festival de Wesak.




  1. Establecer el “Día de Crisis”, al cual ya me he referido. Por medio de esta crisis, en que la aspiración de la humanidad por lograr la paz, la comprensión, la buena voluntad y la verdad, puede elevarse a su máxima expresión, se producirá, en un momento determinado, la fusión, el descenso deseado de las fuerzas espirituales de la Jerarquía, del Cristo y de todos Los que están afiliados a Él (denomínenlo con el nom­bre que quieran), y así se precipitará sobre la tierra ese es­tímulo espiritual y fuerza terapéutica, que terminará con el actual período ‘de lucha y de sufrimiento.

Se nos incita a trabajar para este “Día de Crisis”, que po­drá realizarse en 1942 si nos dedicamos, conjuntamente con todos nuestros recursos -espirituales, mentales y materiales-, a en­frentar la actual oportunidad y emergencia. Se logrará si el Nuevo Grupo de Servidores del mundo y el conjunto de personas de buena voluntad en todos los países emplean la inteligencia, ade­más de los buenos métodos y técnicas comerciales (facultades es­pirituales que aún no se han dedicado ampliamente a las cosas del reino de Dios). Se deben emplear en forma práctica todos los agentes posibles -prensa, correspondencia, contactos personales y sobre todo la radio- y evitar todo método antiguo, como los de atacar a la personas, pueblos, naciones o ideologías de fuerza, coerción y técnicas separatistas. Las fuerzas que hoy existen y di­rigen los agentes espirituales de la entrante nueva era, han pues­to en claro cuál es el campo de servicio, que consiste en tender un puente sobre las separaciones y armonizar las escuelas anta­gónicas de pensamiento.


Quienes trabajaron en el aspecto interno y los discípulos res­ponsables del desarrollo del Plan, realizaron ingentes esfuerzos para alcanzar y estimular al Nuevo Grupo de Servidores del Mun­do. Y han tenido éxito. El éxito no depende de que los Servidores reconozcan a la Jerarquía. Donde existe este reconocimiento sirve de ayuda, pero también depende de la receptividad a la impresión espiritual, lo cual significa responder a las nuevas ideas que ex­presan el espíritu de fusión, síntesis, comprensión y buena voluntad colaboradora. Procuren estar a la expectativa de tales per­sonas y trabajar con ellas. No adopten la actitud prevaleciente de que ellos deben trabajar con ustedes. Nos corresponde, a los que quizás sepamos un poco más que ellos sobre el Plan, realizar el acercamiento, evidenciar una comprensión inteligente y dar el ejemplo, subordinando nuestras ideas y deseos personales al bien del todo.
Por nuestra parte, si reaccionamos a todo ello tendrá lugar la reorientación de nuestras vidas durante los próximos años, de­bido a la urgencia de las cosas que deben realizarse. Necesaria­mente implicará reajustar nuestra vida a los nuevos impulsos; eliminar lo no esencial, a fin de tener tiempo para realizar la tarea; significa cultivar esa sensibilidad espiritual que nos conscientes de las impresiones e impulsos provenientes del interno de la vida, también reconocer, con rapidez, a nuestros hermanos que están consagrados a una vida de buena voluntad y alerta -como nosotros- a la apremiante necesidad humana y a la proximidad del día de la oportunidad; requerirá que todos desa­rrollen la facultad de guardar silencio, pues el silencio es el mejor método por el cual se genera y acumula fuerza espiritual para ser utilizada, y también que se entrenen para ver con claridad las cuestiones involucradas en cualquier situación (personal, na­cional o internacional) a fin de capacitarse para arrojar sobre ellos la luz interpretativa de la buena voluntad manifestada.
Para los miembros del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo y para los hombres y mujeres de buena voluntad, la Jerarquía de Guías espirituales ha establecido reglas que tratan de:


  1. Establecer relaciones pacíficas, en armónicas conformidad, y colaboración con el gobierno o el estado al cual le deben leal­tad. No significa apoyar toda la política y líneas de actividad emprendidas por dicho gobierno, pero sí abstenerse de rea­lizar todo lo que pueda causar dificultades. Siempre hay un amplio margen para una gran actividad constructiva dentro de cualquier política o régimen gubernamental, y los servi­dores de los Grandes Seres y de la humanidad dirigirán su atención a estas empresas constructivas y pacíficas.




  1. No interferir en los asuntos de cualquier grupo político o religioso.




  1. Demostrar buena voluntad práctica en el medio ambiente que el destino les ha deparado.




  1. Ser inofensivos, en su modo de expresarse y en la vida de relaciones, con su familia, comunidad, nación o grupo de na­ciones. Esto significa mantener una sólida política de no-agre­sión. Ningún líder, nación o raza, debe ser atacado o difamado.

Esto es algo de mucha importancia y no es fácil lograrlo. Sienta las bases para la rápida formación y el definitivo surgimiento del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo y para descubrir y organizar a los hombres y mujeres de buena voluntad dondequiera residan. La Jerarquía espiritual no puede trabajar con personas que critican, cuyas ideas y actitudes son separatistas y en sus creencias y comentarios son violentamente parciales. Esta es la enunciación de un hecho. Espero que se entrenen para realizar correctamente dicha actividad comenzando por sus propias vidas y su expresión personal en el mundo.


Respecto al trabajo unido requerido, sólo puedo indicar las siguientes líneas de actividad, y a ustedes les corresponde se­guirlas, si así lo desean, o hacer lo posible para que otro. lo hagan:


  1. Descubrir a los hombres y mujeres de buena voluntad, aunque no reconozcan que tienen prejuicios raciales, nacionales o religiosos.




  1. Poner a estas personas en contacto con las Unidades de Servicio en los países en que vivan.




  1. Educarlos sobre lo siguiente:




  1. Los principios de buena voluntad y el medio y método para su verdadera expresión en la vida diaria.




  1. La necesidad de que sean trabajadores activos, prácti­cos y constantes para difundir la buena voluntad en el mundo.




  1. La necesidad de preparar listas para intercambiar co­rrespondencia (creo que así lo llaman), enviando lite­ratura a quienes ven la vida desde el ángulo de los va­lores espirituales y tratan de construir para el futuro.




  1. Mantener al tanto de las actividades que realizan a las auto­ridades de cualquier nación o de todas las naciones, a fin de que sepan que todo lo que hacen o puedan hacer, no tiene nada de subversivo en sus actividades proyectadas ni nada que sea causa de dificultades para ningún gobernante o gobierno.




  1. Mantenerse en constante contacto con las Unidades de Ser­vicio y seleccionar cuidadosamente a quienes representan el trabajo que han emprendido.




  1. Manejar cuidadosamente los grupos de meditación, de mane­ra que nada en ello pueda considerarse como un secreto, o despertar la sospecha de ser una organización secreta. No lo son. Se debe poner de relieve que este trabajo no es se­creto.




  1. Tratar de llevar a cabo en la forma más activa y concien­zuda el empleo de la prensa y la radio, para preparar el tra­bajo planeado y el gran esfuerzo unido en 1942. Sobre estos dos últimos hagan hincapié, pues por su intermedio se podrá llegar a la mayoría de los seres humanos.




  1. Tener presente que cada plenilunio de Wesak constituye un período de intenso esfuerzo, precedido por una prepara­ción y purificación personales, procurando poner un fuerte énfasis sobre:




  1. Despertar la sensibilidad a la impresión espiritual interna que emana de la Jerarquía y del Grupo.




  1. Valorar inteligentemente los pasos que deben darse du­rante los próximos doce meses, y el cuidadoso planea­miento a fin de que se pueda materializar.




  1. Distribuir el tiempo y los recursos correctamente para llegar a ser trabajadores activos en la causa de la buena voluntad.




  1. Esforzarse por colaborar en todo lo que se está reali­zando en estas líneas, lo cual implica descubrir a todos los grupos y personas que trabajan para lograr obje­tivos similares.




  1. Subordinar los intereses temporarios al bien del todo y por medio del amor a la humanidad.

Nada más diré. He tratado de indicarles lo que puede ser posible realizar. Si se siguen mis sugerencias y si el trabajo se lleva a cabo diligentemente, todo indicará que el trabajo de la Jerarquía y del Cristo será enormemente acelerado. La necesidad y la oportunidad exigen la correcta comprensión y demandan la alegre colaboración y el sacrificio de cada uno, así como tam­bién su tiempo y su dinero, cuando intenten realizar nuestro tra­bajo.


No haré ningún otro llamado para obtener ayuda. He tra­tado de educarlos en los nuevos ideales y en el trabajo del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo. La responsabilidad de actuar correctamente y el esfuerzo de llegar hasta el público descansa sobre los aspirantes y discípulos del mundo que leen mis pala­bras. Personalmente nada puedo hacer. El tiempo es vuestro (y todos, sin excepción pueden darlo). Eso es lo que el Cristo y la humanidad demandan hoy. Pedimos que dediquen su actividad y capacidad para llegar hasta aquellos con los cuales pueden hacer contacto. Se necesita dinero para llegar al público interesado. Por medio de la meditación y la intensa colaboración interna se construirá ese canal por el cual podrá actuar el espíritu de paz y entrar las fuerzas de la Luz. La Jerarquía espera. Ha hecha todo lo posible desde el ángulo de Su oportunidad. El Cristo per­manece en paciente silencio, atento al esfuerzo que materializa­rá Su trabajo en la tierra y le permitirá consumar el esfuerzo que realizó en Palestina hace dos mil años. El Buddha está dis­puesto a desempeñar Su parte sobre el planeta si el género hu­mano le ofrece la oportunidad. Les ruego que tengan en cuenta lo que aquí he dicho. Ahora todo depende de la correcta acción de las personas de buena voluntad.

1 Este capítulo fue escrito antes de declararse la guerra de 1939, en un esfuerzo por evitar la catástrofe.





Compartir con tus amigos:
1   ...   40   41   42   43   44   45   46   47   48


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos