Psicología Esotérica II



Descargar 1.74 Mb.
Página41/48
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño1.74 Mb.
1   ...   37   38   39   40   41   42   43   44   ...   48
Teniendo ante nosotros el esbozo de este período inmediato, ¿que se va a hacer al respecto? Este programa no podrá tener éxito, ni este partido intermedio en el mundo -intermediario entre los partidarios y los grupos que están en pro y en contra de los asuntos mundiales- podrá emprender una actividad fructífera y constructiva si cada uno no comprende la necesidad y dedica nuevamente todo su esfuerzo -individual, financiero y espiritual- para ayudar al Plan.
2. El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo
Se debe comprender, primero, que existe un Plan para la humanidad y que este Plan ha existido siempre. Se ha manifestado a través del desarrollo evolutivo, durante épocas pasadas, como también a través de ese impulso especial dado época tras época por los grandes intuitivos e instructores de la raza. Existe un núme­ro suficiente de hombres y mujeres en el mundo adecuadamente desarrollados que pueden hacer contacto con y trabajar para el Plan. Está llegando a ser un reconocimiento grupal más que una revelación intuitiva. En segundo término, se debe observar que existe en nuestro planeta un grupo de hombres y mujeres que pertenecen a todas las naciones, se hallan definitivamente en el Sendero del Discipulado y, por eso, sirven definidamente a la raza. Se han unido, subjetivamente, en una entidad denominada Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, a falta de un nombre más apropiado. Sus características son bien conocidas, porque algunas personas han hecho un cuidadoso estudio de este grupo durante dos o tres años, y también innumerables personas for­man parte de él.
A este grupo pertenecen personalidades conocidas en Europa, China, Japón, Norte y Sud América y en Sud África. En Aus­tralia, Nueva Zelandia y en otros países no mencionados existen también miembros y servidores de este grupo.
La mayoría de sus miembros se conocen y reconocen mutua­mente por la similitud de objetivos, ideales y métodos demostrados en su trabajo, pero en muchos casos se desconocen entre sí. Los miembros del grupo están trabajando en todos los campos de la empresa humana -económico, político, social y religioso. Se los ha nombrado a estos cuatro grupos en orden de importancia, en la actual situación mundial. Los problemas y las dificultades reli­giosas quizás sean más fáciles de resolver y comprender porque son fácilmente reconocidos. Los antagonismos religiosos prevalecen en la actualidad, pero son conocidos como tales, de allí que el sector religioso sea mencionado en último término.
Sin embargo, es alentador para nosotros comprobar que el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo trabaja en conexión con el Plan de los Grandes Seres, que emerge con rapidez y numérica­mente se ha acrecentado en forma vital durante los últimos años y existe más estrecha fusión interna que nunca. El grupo está compuesto de:


  1. El núcleo interno, está formado por servidores activos, cono­cidos como los discípulos que están en contacto consciente con el Plan y trabajan afanosamente para desarrollarlo.




  1. Los que han respondido a la visión, tal como les ha sido pre­sentada por ese núcleo interno, y se han alineado definiti­vamente del lado del Plan, siendo, por lo tanto, hombres y mujeres de buena voluntad.

En conexión con estos dos grupos, existe un público que aumenta y responde considerablemente a las nuevas ideas. Ha expresado su interés y ansía ver materializado en forma adecuada el Plan en el mundo. Deben enfrentarse las distintas necesidades de estos grupos, y éste es el problema definido para los que trabajan en colaboración consciente con la Jerarquía.


No es fácil para los que trabajamos y luchamos en el campo de batalla de la vida, ver el panorama mundial como realmente es. Resulta difícil apreciar el apremio actual y evaluar correcta­mente la oportunidad que se ofrece para hacer los cambios tan necesarios. Es muy difícil medir la extensión y el poder de las fuerzas que trabajan en la oposición. Sería inútil referirnos a estas fuerzas si no tuviéramos la oportunidad de triunfar y si la victoria no fuera posible. Ambos, éxito y victoria, son posibles si existe entre nosotros unidad de ideales y método.
La descripción del problema inmediato, para indicar posibles peligros y sugerir al mismo tiempo lo que debe ser hecho en el próximo período, tiene valor práctico. Algo de lo que se dice aquí es ya bien conocido, pero cabe hacer una nueva descripción de la situación, porque nos permitirá trazar nuestros planes con pre­cisión y claridad.
a. OBJETIVOS E IDEALES
Se ha afirmado que Quienes constituyen el gobierno interno del mundo, la llamada Jerarquía planetaria, trabajan para facili­tar la entrada de los nuevos ideales y objetivos en la conciencia de la raza, ideales y objetivos que caracterizan a la Nueva Era. Esta afirmación es importante pues indica que el esfuerzo que se está haciendo hoy está de acuerdo con el desarrollo evolutivo de nuestro planeta, por lo tanto, su éxito final es seguro. El trabajo que el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo se empeña en rea­lizar, está destinado a acelerar ese proceso, evitando así un largo periodo de dificultad y desorden. Aunque este esfuerzo tenga éxito o no, lo mismo se logrará el objetivo final, pero puede acelerarse si los hombres valoran cabalmente la situación inmediata que en­frentan y dan los pasos necesarios para cambiar la situación actual.
El nuevo Plan de los Grandes Seres es sólo una extensión, en último análisis, del Plan que siempre ha existido. No se ha efec­tuado ningún cambio en la idea fundamental. El éxito del es­fuerzo actual depende de la disponibilidad de las fuerzas que re­presentan la rectitud progresista y la capacidad de los discípulos del mundo para actuar al unísono, a fin de influenciar a la opi­nión pública en forma tal que pueda producirse un cambio mun­dial en la actitud humana. Pero los miembros del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo no deben disipar sus esfuerzos en acti­vidades secundarias; ya tendrán tiempo para ocuparse de ellas cuando se haya logrado la principal finalidad. Puede decirse que los objetivos inmediatos del Plan son:


  1. Elevar el nivel de la conciencia humana, de manera que los hombres y mujeres inteligentes y reflexivos estén consciente­mente en contacto con el mundo de las ideas y el reino de la percepción intuitiva. Esto significa que podrán ser orientados hacia la realidad. Los hombres y mujeres comunes ya no enfocarán defi­nidamente su atención en el mundo de las emociones, en el que hasta ahora han vivido; comenzarán a vivir más a menudo en su naturaleza mental y a pensar con mayor claridad e in­teligencia. Como resultado directo de la creciente percepción de los dos grupos mencionados, la masa, en su totalidad, se beneficiará definitivamente. Mejorarán sus condiciones de vida y estarán tan inteligentemente ordenadas que el estado actual de temor e intensa lucha por la existencia será reem­plazado por una verdadera estabilidad y seguridad. Entonces disfrutarán de una vida más cómoda, que les permitirá desa­rrollar normalmente sus poderes mentales y espirituales.

Ésta no es la descripción de una utopía inmediata. La modificación de la situación actual, aún en pequeña medida, es una tarea hercúlea y pondrá a prueba, al máximo, los re­cursos del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo.




  1. El esclarecimiento de la situación internacional, es el segundo objetivo de Quienes desarrollan el Plan. Es necesario que cada nación se dé cuenta de dos cosas: Primero, la importan­cia que tiene ocuparse de sus propios asuntos y problemas in­ternos, de embellecer la vida nacional mediante el orden, la estabilización y, sobre todo, la libertad. Cada nación debe ajus­tarse internamente a la paz. Esto no debe consumarse por medio de las fuerzas armadas de algún grupo poderoso, sino considerando inteligentemente las necesidades del pueblo, sin exceptuar ningún sector de la vida nacional.

Segundo, la necesidad primordial de que cada nación com­prenda su responsabilidad hacia las demás naciones, y la interrelación que existe en todas las partes de la vida de nuestro mundo. Esta comprensión producirá un intercam­bio recíproco en el campo económico, siendo actualmente el más importante, pues casi todos los problemas y diferencias se basan en la situación económica. Por lo tanto, en el pro­blema mundial actual, es mucho más importante solucionar antes la situación económica que las rivalidades políticas y las ambiciones egoístas, individuales y nacionales.


La provisión de alimentos adecuados, ropa y vivienda a las masas irreflexivas, producirá un cambio en la sicolo­gía mundial, constructiva y sana, e introducirá la tan de­seada era de paz y abundancia. No se niega que el problema involucrado es difícil, y de ello sólo es responsable el egoísmo y la codicia del hombre. En realidad, es relativamente sim­ple, si no se lo complica demasiado. con las estadísticas y el egoísmo opositor de los intereses nacionales y monetarios. El término “intereses monetarios” no se emplea para desig­nar determinada clase social, porque transferir el dinero de un grupo a otro no proporciona una verdadera solución. Cualquier sector que posea dinero en determinado momento ejerce poder, y esto es verdad, ya se trate de la actual clase capitalista, del proletariado enriquecido o de un gobierno co­dicioso.


  1. El tercer objetivo es fomentar m idea de formar grupos que tengan cómo base la comprensión, la interrelación y la buena voluntad grupales. Éstos son los cuatro ideales de ese gru­po subjetivo que trabaja en el plano físico denominado el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo.

Si dichos ideales llegan a materializarse, este nuevo grupo proporcionará un núcleo para ese futuro grupo mundial que unificará gradualmente a todos los hombres en pro de la verda­dera hermandad. Este grupo no hará experimentos con los dife­rentes sectores de la vida humana ni en conexión con los pro­blemas mundiales. Sus miembros no trabajarán para descollar en la política, ni para que triunfe un determinado experimento en el campo económico, político o religioso. Su trabajo consiste en acentuar los principios subyacentes y en educar a la opinión pública sobre estos nuevos conceptos. Tratarán de revelar a la hu­manidad la verdadera síntesis interna subyacente, basada en iguales objetivos, conducentes a esa buena voluntad universal que permitirá al hombre de cualquier país identificarse con sus hermanos en otras partes del mundo.


Este grupo proporcionará una entidad internacional, com­puesta de hombres inteligentes y de buena voluntad, que inevita­blemente controlarán el destino del mundo y traerán la paz mun­dial, organizando así el nuevo orden mundial. Lo harán sin em­plear los antiguos sistemas políticos, la propaganda violenta y la fuerza organizada, característica del viejo sistema. Su método es la educación; moldearán la opinión pública y fomentarán la mutua buena voluntad y la interdependencia nacional, religiosa y económica. Lo que realmente están tratando de hacer es des­pertar a una actividad más plena un aspecto de la naturaleza humana que siempre ha estado presente, pero subordinado hasta ahora a fines egoístas o ambiciosos. Los seres humanos son bon­dadosos por naturaleza, cuando sus mentes no están distorsiona­das ni su visión afectada por la falsa enseñanza de los intereses egoístas, la propaganda política y las dificultades raciales o re­ligiosas.
Apoyamos este hecho, y si se le ofrece la correcta oportu­nidad y la ayuda adecuada, el trabajo que realiza el Nuevo Gru­po de Servidores del Mundo demostrará este hecho. Este nuevo grupo constituye un campo de esfuerzo y un centro de energía hacia el cual pueden dirigirse todas las personas de buena voluntad del mundo, aunando sus esfuerzos. fortaleciéndose mutuamente y emitiendo al unísono el llamado a la colaboración mu­tua para el bien y el bienestar de todos, sin tener en cuenta credo o raza. Ésta no es una vaga y mística generalización, sin plan alguno o propósito práctico. Constituye la afirmación de los ideales sustentados por un considerable grupo de hombres y mujeres inteligentes, que residen hoy en todas partes del mundo, trabajando en colaboración con Aquellos que saben y actúan en el mundo interno de la vida. Estas metas no se alcanzarán me­diante la propaganda apoyada por la fuerza, sino por el ejem­plo, y respaldado por el sacrificio y el amor. Otro objetivo impor­tante del Plan que se materializará posteriormente cuando las condiciones mundiales hayan mejorado, es el surgimiento de ese grupo de almas que actuará en el plano físico, del cual el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo es el representante ex­terno. Esta aparición puede denominarse, en la fraseología cris­tiana, el segundo advenimiento de Cristo y Sus Discípulos, o la manifestación de la Jerarquía planetaria, o la aparición de los Maestros de Sabiduría, los cuales restablecerán en la tierra los antiguos misterios e instituirán nuevamente la Orden de la Ini­ciación.
Tal es la idea amplia y general de los objetivos del Plan y la meta de sus Custodios. Cada etapa del mismo constituye un campo de servicio activo, y todas las personas de buena volun­tad y los miembros del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo tienen su lugar en uno de sus sectores. Los miembros de este grupo son, en realidad, intermediarios entre los Custodios del Plan, que expresan la mente y el propósito de Dios, y el público inteligente. Constituyen el “club de cerebros” del planeta, por­que luchan en forma definida con el problema de la inquietud y la angustia existente en los campos económico, político y re­ligioso. A través de ellos debe realizarse el Plan y, si trabajan con el deseado altruismo y sabiduría y demuestran la destreza necesaria en la acción, eventualmente obtendrán mucho poder; un poder basado en la inteligente buena voluntad, en la correcta compresión de la hermandad y en la determinación de lograr el bien del todo y no el bien de ciertos sectores de la vida nacional, o de ciertas naciones a expensas de otros sectores y otras na­ciones. De allí que recalquen constantemente la necesidad de pensar en términos de buena voluntad hacia la totalidad. El es­fuerzo hecho para pensar de ese modo, es parte de la técnica ne­cesaria para expandir la actual conciencia humana. En estas pa­labras he sentado el principio fundamental subyacente en la nueva técnica de desenvolvimiento e integración mundiales. El desarrollo de la propia conciencia y la del individuo excepcional-separatista, ha sido la técnica correcta y deseable en el pasado. El desarrollo de la conciencia grupal, mediante la acti­vidad del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, está destinado a ser la técnica deseada y correcta del futuro.
Por lo tanto, generalizando, tenemos hoy en el mundo la masa inculta, que rápidamente está llegando a ser autoconsciente debido a la presión de la vida moderna y a los sistemas de edu­cación modernos. Tenemos también los individuos o pensadores verdaderamente autoconscientes que han asumido el control del mundo y tienen un lugar destacado en los asuntos mundiales, me­diante el poder de sus pensamientos, el énfasis y el magnetismo de su personalidad. Por la claridad de pensamiento en el campo elegido dominan a la masa, pero lo hacen en sentido separatista. Esta masa, a la cual controlan, puede clasificarse de dos mane­ras: una minoría inquieta, alerta, descontenta e inteligente (minoría que abarca un cuarenta por ciento de la totalidad). El se­senta por ciento restante corresponde a la masa irreflexiva, que es algo más que animales emotivos. Viven, trabajan, sufren y luchan sin tener la menor idea de por qué lo hacen, ni adónde se dirigen como raza. Poco puede hacerse con estos últimos. Sin embargo, con el cuarenta por ciento, mucho se podrá lograr, cuando el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo sea más cohe­rente. También debe prestarse atención a los trabajadores e idealistas del mundo que se han comprometido a desarrollar al­gún ideal, que abarcaría, a su parecer, todo lo que desean y resolvería el problema tal como lo ven a su alrededor. En este grupo podrían ubicarse a los actuales líderes y dictadores, no im­porta con qué nombre se los designe. A menudo sus métodos pueden ser indeseables, pero eso es de poca importancia. Correcta o equivocadamente, trabajan bajo la inspiración de una idea, efec­túan cambios definidos en las mentes de sus semejantes y en las condiciones mundiales y evocan la respuesta mental del público y del mundo. Por lo tanto, ponen al mundo en deuda con ellos, debido a la introducción de esos cambios que alteran el ritmo del mundo y aceleran su compás. De esta manera nos preparan para los cambios aún más revolucionarios de la nueva era. Algunos de ellos están incluidos en el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo.
Los miembros del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo sustentan los siguientes ideales:


  1. Creen en un gobierno mundial interno y en un emergente plan evolutivo. Pueden observar sus signos a través de las épocas. Es inevitable que expresen la significación -de este gobierno mundial interno y de la Jerarquía planetaria en distintos términos. Quizás lo considere desde el ángulo pecu­liar de su propia tradición y educación, lo cual no se puede impedir y carece de importancia. Lo importante es que es­tán en contacto con el centro de energía que trata de guiar los asuntos humanos, conocen algo de los detalles del plan inmediato y emplean todas sus energías para desarrollarlo.




  1. Cultivan constantemente un espíritu de buena voluntad in­ternacional, y a este fin consagran todos sus esfuerzos. Evi­tan todos los puntos de desavenencia, considerándolos como incidentales al grado de evolución a que ha llegado la raza, y están convencidos del inevitable cambio favorable que está en camino. Acentúan el común empeño y tratan de explicar al público, la tendencia de los actuales esfuerzos mundiales a medida que comienzan a realizar el trabajo de encaminar al mundo hacia nuevos senderos e inculcar en las mentes de los pueblos nuevos y mejores ideales.




  1. Tratan además de demostrar que muchos experimentos na­cionales, religiosos y sociales, sólo son expansiones, modos de progreso y lecciones necesarias. Procuran demostrar que los efectos serán dos. Primero, esas líneas de pensamiento y consiguientes métodos que liberarán eventualmente al géne­ro humano de sus actuales limitaciones y dificultades. Estos experimentos no son esfuerzos perdidos. Tienen su lugar y propósito definidos. Segundo, enseñarán a reconocer los métodos y técnicas indeseables de gobierno y religión, por­que propagan el virus del odio, engendran las diferencias de clase y raciales y, en consecuencia, van en detrimento de la comprensión mundial, de la buena voluntad internacional y de la amistad espiritual.

Hoy, todo pensador prominente, en sus momentos más ins­pirados, valora la necesidad de la paz mundial, del orden inter­nacional y de la comprensión religiosa que, en último análisis, conducen a la estabilidad económica. El correcto orden por el cual los hombres hallarán la estabilidad, es el que han acentuado siempre determinadas fraternidades: Unión, Paz y Abundancia.


Conducen correlativa y automáticamente de una a otra. El instrumento principal para la obtención de la unidad mundial es el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo. Está todavía en po­tencia, pero dada la oportunidad y los medios necesarios para se­guir adelante con su trabajo, puede efectuar verdaderas transformaciones en la conciencia pública durante los próximos años y, oportunamente, logrará el respaldo de la opinión pública. Pro­gresará y será más útil y constituirá oportunamente un instru­mento muy poderoso para lograr la unión, la paz y la plenitud necesarias. Sin embargo, su utilidad dependerá del esfuerzo y constante autosacrificio de todos los que conocen algo de los ob­jetivos del grupo y de lo que el Plan trata de llevar a cabo.
b. TÉCNICAS Y LÍNEAS INMEDIATAS DE ACTIVIDAD
Las dos líneas inmediatas de actividad son imperativas. Los miembros del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo deben tener ante sí constantemente los ideales y objetivos anteriormente seña­lados y también, en lo posible, hacer contacto entre sí. Este tra­bajo requiere una atención inmediata. Los objetivos e ideales del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo deben ser constante y cla­ramente presentados al público pensante. Corresponde a los ser­vidores decidir la forma de hacerlo y los medios a emplearse. Se les debe llamar la atención sobre esas actividades que, eviden­temente, están de acuerdo al Plan, y dar a conocer y ayudar a realizar el trabajo y los proyectos de los Servidores del Mundo dondequiera estén. Para hacerlo, es necesario combinar con toda rapidez la acción inteligente y deliberada, debido a lo urgente de la crisis. Aparecerán aquellos cuya función consiste en colabo­rar y ayudar, pero nuestra percepción espiritual debe estar alerta para reconocerlos. Ante todo deberán evocar reconocimiento, pri­mero, por medio del idealismo espiritual y, luego, en el campo de trabajo, mediante la eficiencia y la capacidad. Es esencial que posean, en lo posible, las cualidades de percepción intuitiva espi­ritual, pero es también imperativo que posean experiencia práctica y entrenamiento en la técnica de moldear la opinión pública, en hacer circular las ideas y en comprender las relaciones humanas en los diversos campos de la expresión humana.
Por medio de una correcta actividad interna y una dirección inteligente, el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo responderá acrecentadamente a las nuevas ideas presentadas, y adquirirá fuerza, optimismo, relación interna e interacción. Deberá conver­tirse y se convertirá en un grupo fuertemente unido en el mundo externo. La prueba consistirá en mantener una clara visión in­terna y las relaciones subjetivas internas y, al mismo tiempo, en proseguir el trabajo en el mundo, con éxito y esfuerzo unido e inteligente. Los verdaderos valores, basados en la buena voluntad, en la hermandad y en la divinidad innata en el hombre, deben ser conservados hábilmente; el correcto aprovechamiento de la opor­tunidad, además de la delicada aplicación del poder mundial, exigirá esa destreza en la acción que se adquiere por la verdadera dedicación y la correcta meditación.
La tarea inmediata del Nuevo Grupo de Servidores del Mun­do consiste en poder moldear las ideas de los hombres de acuerdo a los cambios necesarios de pensamiento y a la nueva técnica de trabajo que debe desarrollarse en todo el mundo. Para lograr­lo es necesario explicar las ideas que subyacen detrás del grupo y especificar claramente esas partes del Plan que son de aplica­ción inmediata. Debe acentuarse constantemente la realidad de lo interno y subjetivo (el mundo de valores reales) y el poder diná­mico de las ideas a medida que controlan, y puede demostrarse que ellos controlan todo lo que sucede hoy en las naciones convulsionadas. Lo que acontece en el mundo se debe al actual desa­rrollo de las ideas. Respecto a la técnica a emplearse se podrían presentar ciertos contrastes.
En la actualidad todas las naciones están empeñadas en im­poner a su pueblo ideas o conjunto de ideas. A los líderes, no im­porta cuán iluminados sean, les parece que es necesario aplicar la fuerza en una forma u otra y que exige una drástica coerción. Esto quizás sería necesario cuando ha sido mal interpretado el factor tiempo. A los líderes les parece que el bien inmediato del pueblo es de mayor importancia que cualquier acontecimiento que pueda sucederle a un individuo o a un pequeño grupo. En la tarea del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo el factor tiempo será mejor comprendido y el trabajo debe llevarse a cabo con la mayor rapidez posible y sin coerción mental o física. Sentar las bases correctas y promulgar los principios correctos tiene enorme importancia y debe afianzarse, pero no debe ponerse indebido én­fasis en la regimentación de las ideas de los hombres dentro de un tiempo estipulado. Con prudencia, previsión, premeditación, amplitud y habilidad, debe prepararse el terreno y presentarse ar­gumentos a fin de fomentar la buena voluntad y desarrollar y difundir la hermandad en escala internacional.



Compartir con tus amigos:
1   ...   37   38   39   40   41   42   43   44   ...   48


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad