Psicología Esotérica I



Descargar 0.99 Mb.
Página15/32
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño0.99 Mb.
Vistas1135
Descargas0
1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   ...   32
Les pido que abandonen sus antagonismos y antipatías, odios y diferencias raciales y traten de pensar en términos de una familia, una vida y una humanidad. No pido una respuesta sentimental ni devocional a este desafío. Les recuerdo que el odio y la separatividad han llevado a la humanidad a su penosa situación actual. Sin embargo, agregaría a esta advertencia, que existe hoy en el mundo una cantidad suficiente de personas que alcanzarán la liberación, las cuales podrán producir cambios en las actitudes del género humano y en la opinión pública, siempre que se pongan a la altura, por un acto de la voluntad, de lo que ellas conocen y creen.
También los desafío a que se sacrifiquen, a consagrarse a sí mismos, a dar su tiempo y su dinero, y se interesen en difundir estas ideas entre quienes los rodean, en su medio ambiente y en el grupo al cual pertenecen, despertando así a sus compañeros de grupo. Los exhorto a que hagan un esfuerzo unido para inculcar nuevamente las ideas de hermandad y unidad. Les pido que reconozcan a quienes trabajan en todos los grupos y los ayuden. También les recomiendo que guarden silencio ante las palabras de odio y de crítica y que hablen en términos de hermandad y de relaciones grupales. Les ruego que procuren hacer de cada día un nuevo día, en el que enfrentan una nueva oportunidad. Traten de olvidar sus propios asuntos, sus pequeñas penas, preocupaciones y suspicacias, ante la urgencia de la tarea que debe realizarse, y difundan el culto de la unidad, el amor y la inofensividad.
Además quisiera que se aparten de los grupos que tratan de destruir y atacar, no importa cuán sincero sea su móvil. Adhiéranse a los trabajadores que tienen fines constructivos, que no luchan contra otro grupo u organización, y que han eliminado de su vocabulario la palabra "anti". Estén de parte de los que construyen silenciosa y constantemente para el nuevo orden -orden que se funda en el amor, construye bajo el impulso de la hermandad y posee la comprensión de la hermandad, basada en el conocimiento de que cada uno y todos, no importa cual sea nuestra raza, somos hijos del Padre Uno y hemos llegado a comprender que los antiguos modos de trabajar deben desaparecer y proporcionar una oportunidad a los nuevos métodos.
Si no saben enseñar, predicar o escribir, aporten ideas y dinero para que otros puedan hacerlo. Ofrezcan sus horas y minutos de ocio para que otros queden libres y puedan dedicarse a servir al Plan; contribuyan con su dinero para que pueda progresar con mayor rapidez el trabajo de quienes pertenecen al Nuevo Grupo de Servidores del Mundo. Se pierde mucho tiempo en cosas no esenciales. La mayoría de ustedes dan poco o nada de su tiempo. Lo mismo pasa con el dinero. Deben dar como nunca han dado antes, a fin de posibilitar la parte física del trabajo. Hay quienes ofrecen lo único que poseen, y el poder que tal actitud libera es muy grande. Quienes actuamos en el aspecto interno agradecemos todo lo que dan con gran sacrificio personal. Otros dan lo que les sobra y sólo cuando no implica sacrificio. Esta condición debe terminar; se debe dar al máximo con comprensión y justicia para que la era de amor y de luz se introduzca con mayor celeridad. No importa dónde o a quien den, basta dar -poco si tiene poco tiempo o dinero; mucho, si poseen mucho. Trabajen y den, amen y piensen, ayuden a esos grupos que construyen y no destruyen, aman y no atacan, erigen y no derriban. No se dejen engañar con argumentos plausibles de que la destrucción es necesaria. Sin duda lo fue, pero el ciclo de destrucción prácticamente ha terminado ¡ si pudieran comprenderlo!, y los constructores deben ahora ponerse a trabajar.
Por sobre todo los incito a que lleven una vida más profunda, y les imploro que, para bien de sus semejantes, refuercen el contacto con la propia alma; con lo cual habrán desempeñado su parte para posibilitar la revelación, habrán ayudado a traer la luz y estarán por lo tanto en condiciones de beneficiarse por esas nuevas luz e información y podrán indicar mejor el camino y despejar el sendero al desconcertado buscador. Quienes no están preparadas para los acontecimientos serán cegados por la emergente luz, confundidos por la maravilla que se revelará e impelidos por el aliento viviente de Dios; les corresponde a ustedes capacitarlos para ese acontecimiento.
Antes de continuar me referiré a las contradicciones aparentas que ocurren (o pueden ocurrir) en este tratado. A veces se dice que un rayo está en manifestación y en otras ocasiones fuera de manifestación. Podremos hablar de la influencia que ejerce sobre un reino particular de la naturaleza, y luego decir que otro rayo es el que puede considerarse de primordial importancia. Estas discrepancias son sólo aparentes y la causa reside en la correcta comprensión de la Ley de los Ciclos. Hasta que no se comprenda esta fundamental Ley de Periodicidad (lo cual no será posible hasta que el hombre haya desarrollado la visión de la cuarta dimensión), será difícil evitar las aparentes contradicciones. Un rayo puede estar en encarnación en cierto momento y ejercer así una gran influencia, y, sin embargo, otro rayo puede regir al mismo tiempo el ciclo mayor -ciclo del cual el rayo que esté considerando puede ser sólo un aspecto temporario. Por ejemplo, el séptimo Rayo de Organización Ceremonial está ahora entrando y el sexto Rayo de Devoción está saliendo; sin embargo, el sexto rayo tiene un ciclo mayor y su influencia no desaparecerá completamente hasta dentro de 21.000 años y al mismo tiempo bien puede considerárselo como el sexto subrayo del cuarto Rayo de Armonía a través del Conflicto, que ha estado en manifestación durante miles de años y seguirá actuando 40.000 años más; además este cuarto rayo está fuera de manifestación en lo que respecta a su influencia menor y cíclica.
Comprendo que esta información es muy confusa para el neófito ocultista, y sólo los estudiantes que se ajusten a los requisitos para captar el bosquejo general y las amplias proposiciones fundamentales, serán capaces de extraer de estas instrucciones la verdadera y deseada perspectiva. Si el lector se pierde en el cúmulo de posibles análisis y en lo intrincado de los detalles impartidos, no podrá penetrar en el reino de la clara visión que se persigue. Cuando elimine los detalles y se ocupe de la conformación general del Plan solar, entonces estará capacitado para colaborar con la necesaria inteligencia. Por lo tanto lean en forma constructiva y sin reparos, sabiendo que no es fácil ver el Plan tal como existe en las mentes de las Constructores que trabajan en estrecha colaboración, de acuerdo al Plan inicial, y no obstante realizan Sus esfuerzos individuales en forma concentrada y empeño sostenido.
3. Tres Proposiciones Importantes
Hemos estudiado la significación del trabajo de los siete Constructores creadores porque expresan el aspecto vida y cualifican la apariencia fenoménica a través de la cual se manifiesta la Vida Una. Esa cualidad, en tiempo y espacio, es la que determina la apariencia fenoménica, siendo la tercer y principal proposición. Las dos anteriores son:


  1. Cada Vida de rayo expresa una Vida solar, por lo tanto, cada planeta está vinculado con los demás, animado por la energía de uno de los siete sistemas solares y activado por una triple corriente de fuerza.




  1. Cada uno de los rayos es receptor y custodio de diversas energías, provenientes de distintas fuentes.

A estas dos proposiciones debemos agregar que:




  1. La cualidad de una Vida de rayo determina, en tiempo y espacio, la apariencia fenoménica.

Estas tres proposiciones resumen la enseñanza fundamental de la segunda parte de este tratado. Aquí puedo indicarles el éxito, según creo, de la eficacia práctica de comprender verdaderamente estas enseñanzas ocultistas algo avanzadas. Por ejemplo, si se estudia la primera proposición, se observará que una Vida de Rayo es la expresión de una Vida solar. Tomemos ahora esta amplia idea y hagámosla específicamente individual, aplicando la misma proposición a una persona, teniendo en cuenta que cada personalidad está destinada a ser la expresión de un ángel solar, estando en consecuencia vinculada a todos los demás ángeles solares del reino de las almas. Cada una está animada por las energías provenientes de los siete grupos de ángeles solares, que están similarmente en contacto con la vida del planeta, del sistema solar y con la fuerza adicional del sistema. ¿ No es esto acaso de vital importancia práctica? ¿ No merece un estudio concienzudo y consideración la actitud de la personalidad hacia la vida, y la medida de lo logrado por el ángel solar en cualquier punto dado en tiempo y espacio (que, en último análisis, la personalidad es sólo eso), a medida que construye y cualifica su apariencia fenoménica? Aquí podemos ver el valor científico que tiene el estudio de los ideales, la concentración sobre las virtudes y cualidades divinas y el análisis intelectual respecto a los divinos atributos de cualquiera de los grandes hijos de Dios.


La segunda proposición manifiesta, por otra parte, que por ser cada uno de los siete rayos receptor y custodio de energías provenientes del universo, introducen el concepto básico de interrelación, intercomunicación, interdependencia, responsabilidad colaboradora y servicio. Estas relaciones, como bien sabemos, subsisten en el principio de Hermandad que la raza ahora comienza a captar y discutir. Por eso una de las proposiciones principales que rigen a las fuerzas constructoras del universo es de verdadera aplicación práctica en la vida mental y en la actitud del hombre de hoy.
La primera proposición se refiere al ego o ángel solar, y a su realización.
La segunda proposición se refiere a la captación mental del hombre "inspirado" -inspiración superior que proviene de su ángel solar.
La tercera proposición afirma que la cualidad determina la apariencia, y está destinada a controlar o dirigir la vida sensoria o de deseo de la personalidad, pues de acuerdo a la cualidad de sus deseos será la apariencia que emergerá gradualmente.
El hombre es ingénita y verdaderamente divino, pero la cualidad del ángel solar sólo hace sentir su presencia lentamente y durante el ciclo evolutivo; se manifiesta tenuemente, y surge ocasionalmente, aunque la suma total de las características de determinada vida está coloreada por la cualidad divina de acuerdo a la capacidad egoica de controlarla o expresarla, distorsionada en las primeras etapas por la sustancia, hasta hacerla casi irreconocible. Estas tres proposiciones merecen una cuidadosa reflexión y hasta deberían ser meditadas, porque así como expresan las leyes bajo las cuales trabajan los siete Constructores creadores, también expresan las leyes bajo las cuales el aspirante puede ahora comenzar a trabajar.
4. La Cualidad en el Mundo de las Apariencias
Ahora entraré a definir la palabra "cualidad", que personifica el segundo aspecto de rayo, el cual es el rayo determinante, o segundo aspecto manifestante de la divinidad. Es el aspecto del Cristo o Vishnu; es el aspecto consciente y sensible de la deidad en la forma. También dije que se consideraría su expresión en el mundo de los fenómenos, significando con ello el mundo de las apariencias externas y de las formas tangibles.
La cualidad que emerge a través del proceso de la manifestación y bajo el impulso de la Vida divina, es el amor, y actúa por Intermedio de la Ley de Atracción con el fin de producir una síntesis final en la conciencia. Recuérdese que el objetivo de nuestro actual proceso evolutivo es el desarrollo de la percepción consciente. El entero proceso va dirigido hacia esa culminación.
La cualidad, en último análisis, es ni más ni menos que la naturaleza de esa percepción y la respuesta al contacto sensorio en términos de cualidad. Mediante el desarrollo gradual del mecanismo de contacto (resultante de la cualidad activa que determina la vida de las células que componen la forma), la gama de contacto se extiende indefinidamente; el ente viviente responde al contacto en forma más vital, más comprensiva, en lo que a su capacidad respecta, captándolo en forma más sintética. Esta respuesta conduce a:


  1. La comprensión del aparato de respuesta y la utilización inteligente del mecanismo de contacto.




  1. La comprensión de la respuesta de la conciencia individual a la conciencia con la que ha hecho contacto, lo cual se efectúa por medio del mecanismo de respuesta. Este otro aparato de respuesta puede estar menos o más desarrollado que aquel aparato que hizo el contacto.

Esta interacción entre las conciencias que utilizan los mecanismos, confiere la comprensión de la cualidad, interacción que nos hace comprender la actividad que subsiste y motiva la apariencia. La ciencia exotérica permite la aprehensión y el estudio del aspecto actividad de las formas fenoménicas, y el mismo objetivo tienen las diferentes postulaciones de las numerosas escuelas de pensamiento que, mediante sus investigaciones, amplían la gama del conocimiento humano. Al mismo tiempo aumenta nuestra capacidad para comprender la intensa actividad de todas las formas en todos los reinos de la naturaleza y en cada átomo y célula que existe dentro de esas formas. La ciencia nos ha conducido de la cumbre de una realización a otra, y hoy nos hallamos perdidos en un mundo de energías. Nos han enseñado a imaginarnos un mundo de vibrantes puntos de fuerza que constituye en su totalidad todas las formas de vida, y presenta a nuestro atónito y confundido intelecto una vida planetaria, suma total de todas las formas conocidas. Cada forma constituye un universo en si misma, y todas viven y vibran debido a la actividad divina. Empleamos la palabra "energía" para expresar dicha actividad, y no podemos ir más allá. Energía es vida y también muerte. La actividad se presiente y se conoce en lo orgánico y en lo inorgánico -una vasta serie de vidas atómicas erigidas en una estructura tras otra en incesante movimiento y además una vasta serie de estructuras vivientes erigidas en formas más grandes e incluyentes y también en incesante movimiento. Estas grandes estructuras son organismo vibrantes, de manera que se despliega ante la consciente visión del hombre, nada más que vida y actividad, movimiento y energía, y siempre coherencia, propósito ordenado, creciente síntesis, un Plan y una Voluntad. Esto lo aprueba la ciencia porque el conocimiento científico indica la respuesta del hombre, a través del aparato colectivo de respuesta de toda la humanidad, al mecanismo de percepción de la gran Vida en quien vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser, el Logos planetario de nuestra tierra.


La ciencia esotérica nos introduce dentro de la. forma o formas, y nos permite penetrar hasta el aspecto cualidad. Los estudiantes harían bien en recordar que el ocultismo puede ser el estudio de las fuerzas, y que el ocultista actúa en los mundos de fuerza que también son mundos de cualidad y de energías cualíficadoras que tratan de manifestarse a través del mundo de las apariencias. Cuando logren comprender esto dominarán la actividad de las formas que constituyen el mundo fenoménico. Existen energías, detrás de los fenómenos producidos por la actividad de las estructuras atómicas, que están latentes e invisibles y son frecuentemente imperceptibles y subjetivas. Las ciencias esotéricas tienen un propósito ante sí, que consiste en producir el gradual surgimiento de estas energías para que el ocultista experto pueda oportunamente trabajar en un mundo dual, aunque de fuerzas unificadas, y ser la voluntad creadora que guía, fusiona y utiliza el mundo de las apariencias y el reino de las cualidades, Estos dos tipos de energías activas y creadoras deben ser controladas por la Voluntad creadora o aspecto Vida, a fin de que actúen como una sola.
Por lo tanto, al aspirante se le enseña a dirigirse internamente; a estudiar los móviles, y a familiarizarse con las cualidades que tratan de expresarse en el mundo externo por medio de su mecanismo externo. A medida que aprende a hacerlo se altera la naturaleza de ese mundo externo de mecanismos, y llega a ser cada vez más consciente de las cualidades que luchan por expresarse detrás de las formas externas. Entonces amplía conscientemente el campo de sus contactos y pasa (por medio de la investigación científica) de una comprensión exotérica del mundo de las apariencias fenoménicas, a una comprensión esotérica del mundo de las cualidades. Recuerden que se debe recalcar esta aprehensión dual y que a medida que el hombre aprende a "conocerse a sí mismo", automáticamente aprende a conocer la cualidad que subsiste en todas las apariencias. En consecuencia, busquen la cualidad en todas partes. Esto es lo que queremos significar cuando hablamos de ver a la divinidad también en todas partes, reconocer la nota emitida por todos los seres y registrar el móvil oculto de todo lo que aparece. El ente humano sin desarrollo sólo ve la forma, observa su modo de actuar y juzga por las apariencias. El aspirante que va despertando comienza por presentir algunas de las bellezas que no han sido reveladas detrás de las formas; el discípulo despierto concentra su atención en el emergente mundo de las cualidades, y va siendo cada vez más consciente del color, de las nuevas tonalidades del sonido y de un renovado, envolvente e interno aparato de respuesta que comienza a permitirle hacer contacto con lo invisible, lo intangible y lo incógnito. Llega a percibir los impulsos subjetivos que condicionan la cualidad de la vida, los cuales se revelan lenta y gradualmente.
Esta belleza interna aún no revelada reside detrás del énfasis que la iglesia pone en el cultivo de las virtudes y los ocultistas en el empleo del pensamiento simiente en la meditación. Estas virtudes y pensamientos simiente responden a un propósito valioso y constructivo. La tan conocida verdad bíblica "como un hombre piensa en su corazón, así es él", se basa en la misma comprensión fundamental, y la diferencia que existe entre el hombre espiritual y el hombre mundano, de propósitos materialistas, consiste en que uno enfoca su atención en el aspecto cualidad de la vida y el otro en el aspecto apariencia. El hombre puede emplear y emplea ciertas cualidades a medida que trabaja de ese modo, pero son cualidades desarrolladas durante el proceso evolutivo de la Vida divina, a medida que Ella ha pasado cíclicamente a través de los reinos subhumano y humano.
Cada uno de los reinos de la naturaleza ha desarrollado o está desarrollando una cualidad sobresaliente, y considera secundarios a los otros atributos divinos.
El reino mineral pone el énfasis primordialmente en la cualidad de la actividad, cuyos dos extremos son la cualidad tamásica, o naturaleza estática inerte del mundo mineral, y la cualidad radiactiva de la radiación, que constituye su más bella y divinamente perfecta expresión. La meta de todas las formas minerales atómicas consiste en llegar a ser radiactivas, el poder de atravesar todas las sustancias circundantes, limitadoras y ambientales. Esto es iniciación, o la entrada de todas las apariencias minerales en un estado de liberación, y la organización de todas las formas de este reino, bajo la influencia del séptimo rayo.
La cualidad del reino vegetal es la atracción expresada en el color, y su liberación o forma superior de actividad, se demuestra en el perfume que exhalan las formas más elevadas de vida. Este -perfume tiene conexión con su vida sexual, posee un propósito grupal y llama en su ayuda al viento de la iniciación y al mundo de los insectos. Esto no es sólo una manera pictórica de presentar la verdad. La misma naturaleza del perfume tiene como propósito e intención, afectar esos agentes que producirán la difusión y continuidad de la vida del reino vegetal. Los aspirantes del reino vegetal y sus formas más evolucionadas, tienen belleza y perfume, y son susceptibles a las influencias ocultas de Aquellos a quienes se les confía la iniciación de las formas de vida para llevarlas a la deseada perfección. De allí la influencia del sexto Rayo de Devoción sobre este reino y la aplicación de ese rayo (expresado simbólicamente) "fija el ojo sobre el sol, dirige la vida hacia los rayos de calor, produce la mezcla de los colores y la gloria de la perfumada irradiación".
El reino animal tiene la cualidad de un creciente propósito instintivo que en su forma más elevada se convierte en los animales más evolucionados en domesticidad y devoción al hombre. Detrás de la apariencia de los animales hay una constante orientación hacia la comprensión, y la consiguiente gravitación hacia las formas de vida que circundan sus deseos. De allí la influencia del quinto Rayo de Conocimiento Concreto, que afluye a través de la familia humana hacia el tercer reino de la naturaleza. El hombre es aquí el factor iniciador, y a él se le ha encomendado la tarea de conducir al reino animal hacia la liberación -liberación hacia el cuarto reino, por ser la esfera de su próxima actividad. El reino vegetal se libera y pasa a otro proceso evolutivo y sus vidas entran en la evolución denominada dévica o angélica. Por eso el viento y el mundo de los insectos son sus agentes, así como el hombre y el elemento agua son los agentes iniciadores del mundo animal. El secreto de la liberación para la naturaleza animal está oculto en la "naturaleza acuosa", el aspecto sangre; en el derramamiento de sangre, esotéricamente comprendido, reside la clave de la liberación del reino animal. De allí que se están llevando a cabo, en gran escala, ciertos procesos iniciadores, tales como el derramamiento de sangre efectuado por la matanza de la forma animal del ser humano durante la Gran Guerra. En la guerra fue derramada sobre la tierra la sangre de millares de seres, y desde el punto de vista del propósito vida, se han obtenido ciertos resultados esotéricos. Este hecho es difícil que lo comprenda el hombre, porque percibe primordialmente la forma y no la cualidad de la vida. Es difícil para el hombre comprender el propósito divino que actúa detrás del mal que se reproduce en la matanza de animales y en el derramamiento de sangré durante las épocas prehumana y humana. Por "el derramamiento de esa agua color rojo", se está llevando a cabo esa liberación que iniciará la vida de ese reino en nuevos estados de conciencia y de percepción. El problema de la matanza, sea en el reino animal o humano, se originó durante la primera "guerra en los cielos", cuando Miguel y sus ángeles fueron arrojados del cielo y nuestro sistema planetario vino a la existencia. Hasta que la conciencia del hombre no haya evolucionado a tal grado que pueda responder a la conciencia planetaria por medio de un mecanismo interno -aún no desarrollado en la mayoría- y "entrar en los secretos del Anciano de los Días", el problema del dolor, del derramamiento de sangre, de la guerra y del sufrimiento, continuarán siendo un misterio inescrutable. Será develado -y ésta es la nota clave más importante- sólo cuando el hombre no emplee el proceso de la iniciación animal mediante el derramamiento de sangre y lo reemplace por la domesticación y el mutuo amor. Cuando la mentalidad de la raza esté más desarrollada, el hombre podrá, por el arbitraje y el correcto empleo de la palabra, allanar todas las diferencias y cambiar la iniciación animal, ya sea que se refiera al reino animal o a su propio cuerpo animal.
En el cuarto reino la cualidad que emerge es el aspecto del amor sintético o comprensión, la intuición. La intuición es una cualidad de la materia mental, "chitta" o sustancia mental. El hombre también está destinado a ser radiactivo; el incienso o el perfume de su vida debe ascender y atraer la atención de los factores iniciadores que esperan conducirlo a la liberación. Tales factores son el fuego y los miembros del quinto reino de la naturaleza. El creciente propósito de su forma animal debe ceder su lugar a la voluntad dinámica de la entidad espiritual, liberada de las limitaciones de la forma por el fuego de la vida y de la iniciación. De este modo armoniza en sí mismo todas las formas de acercamiento, liberación y realizaciones y sintetiza en su vida las aspiraciones de los otros tres reinos.



Compartir con tus amigos:
1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   ...   32


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos