Psicología Esotérica I



Descargar 0.99 Mb.
Página14/32
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño0.99 Mb.
Vistas1213
Descargas0
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   32
En Alemania tenemos la dictadura de la superioridad racial y la intención de endiosar a una raza. Sin un sentido del buen humor y de la verdadera comprensión, la raza se prepara para imponer disposiciones a otras mediante el deseo de sus pensamientos y logros, más bien que por la guerra. Sin embargo el ideal del superhombre es un ideal verdadero, y debe ser presentado ante el mundo. Momentáneamente se han olvidado que el superhombre es la nieta de todos, y que los asiáticos, nórdicos, judíos, gentiles, americanos, anglosajones, africanos y otras razas mundiales, son hijos del mismo Padre, nutridos de la misma fuente de Vida y salvados por el mismo principio crístico. Por eso el superhombre ha surgido y surgirá de todos los pueblos y se encaminará hacia las filas de la Jerarquía Espiritual y del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo.
En América del Norte tenemos la dictadura del comercio organizado que trata de regular y controlar toda la economía de la nación e introducirse profundamente, por medio de las mentes entrenadas que están en el gobierno, hasta las mismas raíces de la existencia nacional. Hablando en términos generales, tiene poca importancia que ciertos tipos de mentalidades consideren esto como infringimiento a la libertad del individuo, si se lo compara con la síntesis que surge gradualmente y que tiende a eliminar subjetivamente la codicia y terminar con la explotación de los muchos por los pocos. En Gran Bretaña tenemos la dictadura del imperio, si se puede emplear un término tan paradójico, pero es un imperio controlado y equilibrado por la clase media. En Italia, Turquía y otras naciones, se llevan a cabo otros grandes experimentos.
Quienes originaron estos diversos movimientos nacionales frecuentemente ignoran los impulsos que están detrás de su trabajo, y son con frecuencia incapaces de explicar el ideal por el cual trabajan, excepto en términos de ambición y poder humanos. Sin embargo, sin saberlo, son realmente sensibles a las grandes ideas introducidas en sus mentes por las Mentes que se hallan detrás de la escena. Responden a la idea del bien general, de la igualdad humana, del superhombre, de la necesidad universal de negociar, de la distribución de la riqueza, pero -y esto es un punto importante- debido a que no se acentúa la síntesis interna del esfuerzo, ni existe un conocimiento general sobre el origen de los grandes conceptos, ni el conocimiento acerca de la Hermandad interna, que guía a la humanidad hacia una Hermandad externa, esos grandes principios se distorsionan grandemente, se aplican egoístamente y se utilizan en forma separatista. Arden con intensidad los fuegos del odio racial, las diferencias de clase, el antagonismo racial y el orgullo nacional.
Tal el problema que tienen hoy ante sí los Grandes Seres. ¿ Qué podrán hacer Ellos para llevar a las naciones, por intermedio del sector interno de gobierno y del régimen político que consideramos, a una comprensión de la unidad esencial y al establecimientos de lo que todos soñamos "paz en la Tierra y buena voluntad entre los hombres"?
Segundo: Religioso.
La meta de este sector consiste en establecer una comprensión universal de la realidad y fomentar el crecimiento de la conciencia espiritual. Aunque en cierta forma las diferencias religiosas son las más difíciles de eliminar o subsanar, sin embargo se ha progresado mucho en este aspecto del trabajo jerárquico. Existe en el mundo actualmente un elevado número de quienes creen fundamentalmente en la hermandad de las religiones. Si bien las masas ignorantes de todas partes tienen muy poca o ninguna idea de las cosas espirituales, se les puede hacer creer más fácilmente en un sólo Dios y en un credo universal que en cualquier otra idea. Millares de individuos son abiertamente agnósticos o no creen en nada, mientras miles están disconformes por el control de la autoridad teológica. A pesar de ello contienen en si el germen del espíritu de amor que es normalmente incluyente e intuitivo. En forma curiosa cientos de millones de habitantes de Oriente presentan a los Grandes Seres un problema mucho más serio que los pueblos de Occidente, porque la ignorancia sobre los asuntos religiosos del mundo predomina profundamente entre las masas asiáticas, debido al analfabetismo de las diversas razas y su consecuente explotación y control por los demagogos religiosos, los fervientes profetas y los reaccionarios.
Los discípulos o los trabajadores de segundo rayo, manejan ahora activamente este problema. Es interesante observar que el éxito obtenido en derribar las antiguas barreras y lograr una disposición espiritual en Occidente se debe, en gran parte, al trabajo de los orientalistas estudiosos de Francia, Alemania e Inglaterra. Hicieron accesible en Occidente la literatura de Oriente en toda su belleza, y vincularon las verdades espirituales de todas las épocas con la presentación cristiana de la verdad, demostrando que todas tienen el mismo valor progresista. Ahora las masas de la India, la China y el Norte de África, tienen que despertar el significado interno de sus propias creencias y reflexionar acerca de la parte que desempeña el cristianismo en el mismo gran programa religioso. Esto ocupa toda la atención de ciertos instructores de segundo rayo en la India, Japón y Siria.
Durante los próximos diez años el trabajo de la Fraternidad de las Religiones (de la cual las organizaciones externas son su exteriorización) aumentará en gran medida. Tendremos muy pronto la estructura interna de un credo mundial tan claramente definido en las mentes de millares de personas, que su estructura externa inevitablemente aparecerá antes de fin de siglo.
La estructura interna de la Federación Mundial de Naciones estará oportunamente bien organizada, y su forma externa se erigirá rápidamente en el año 2025. No debe deducirse por esto que tendremos una perfecta religión mundial y una completa comunidad de naciones. La naturaleza no actúa tan rápidamente, pero el concepto y la idea serán deseados y reconocidos universalmente y en forma general se trabajará para establecerlos; cuando existan estas condiciones nada podrá detener la aparición de la máxima forma física que corresponde a ese ciclo.
Tercero: Científico.
Los que trabajan en esta línea se han impuesto como meta la expansión de la conciencia del hombre, y se ampliará de tal modo su horizonte que tendrá lugar una síntesis de lo tangible y de lo intangible. Hará que el género humano entre en un nuevo y subjetivo reino y se comprendan los nuevos estados de percepción. Dichos desarrollos los producirán quienes trabajan en los campos de la educación, la ciencia y la sicología. Grandes cosas están en camino actualmente y la actividad de los trabajadores del tercer y quinto rayos nunca ha estado tan bien dirigida ni ha sido tan potente como ahora.
Como he dicho y vuelvo a repetir, los trabajadores de todos los rayos están organizados para tomar parte en un supremo esfuerzo -esfuerzo hacia el cual se ha orientado y preparado la era cristiana. El séptimo y el sexto rayos se ocupan del trabajo de gobierno y de obtener una nueva síntesis, de esta manera la fuerza de todos los que trabajan en estas líneas se combina con la energía del primer rayo. Las energías de los aspirantes y discípulos del tercero y quinto rayos son aplicadas para expandir la conciencia humana, traer a la luz las maravillas ocultas del universo y acelerar el desarrollo de los poderes latentes en el género humano. Cuando se despierten estos poderes, se ampliarán en gran parte los actuales sentidos y se admitirá al hombre en ese mundo que está detrás del velo de la ignorancia y la materia.
Observarán que el trabajo de eliminar el aislamiento y la separatividad grupales es tan arduo que requiere las energías unidas de tres grupos de trabajadores para lograr los resultados deseados. Por lo tanto, siete grupos de trabajadores están organizados así:
1. Sector político Primero, sexto y séptimo rayos.

2. Sector religioso Segundo y cuarto rayos.



3. Sector educativo Tercero y quinto rayos.
Recuerden que, si bien el trabajo se lleva a cabo en tres campos del pensamiento y actividad humanos, el resultado neto es un esfuerzo realizado para producir una síntesis y una gran campaña preparatoria a fin de revelar maravillas que aún no puedo detallar. El reconocimiento de su veracidad depende del crecimiento e iluminación internos; crecimiento que se está acelerando y conducirá a que se reconozca más fácilmente lo que está en camino. Recuerden también que la revelación raras veces viene de donde se espera. La luz afluirá sobre la humanidad y modificará sus condiciones de vida, cambiará sus perspectivas sobre los asuntos mundiales e inaugurará una nueva era que se caracterizará por su aptitud para la síntesis y la colaboración grupales, mediante los nuevos poderes mentales que conducirán a una reorientación de la mente, a fin de que pueda funcionar con igual facilidad en dos direcciones. Podrá dirigirse externamente al mundo de las formas manifestadas, e internamente al mundo de la síntesis, de la unidad y del espíritu. Se adoptará una nueva actitud hacia la vida, que se evidenciará en un mayor sentido de los valores, porque la vida tendrá un significado hasta ahora desconocido, y habrá una interpretación de ese significado que enriquecerá nuestra experiencia diaria. Para este fin los verdaderos trabajadores dedican hoy todo su esfuerzo.
Anteriormente mencioné las dudas que existen en la mente humana, y quisiera ahora referirme brevemente a las tres principales que, una vez aclaradas, facilitará la entrada de la nueva era con sus nuevas civilización, ciencia y religión. Existen tres problemas que durante los próximos años tendrán una inteligente solución en la mente de los más conservadores, pero los intuitivos e iluminados los considerarán definitivamente resueltos. Estos tres problemas constituyen los objetivos principales en los campos de la política, la ciencia y la religión. Una vez resueltos, traerán la rápida solución de los problemas mundiales del gobierno, de la materia y la fe. Observen la diferencia y la significación de estas tres palabras.
EL PROBLEMA DE LAS IDEAS
El principal problema mundial de gobierno constituye en último análisis la aplicación inteligente de las ideas. Aquí es donde se hace sentir el poder de la palabra, así como en la religión o la educación, se hace sentir el poder de la palabra escrita e impresa. En el campo de la política los oradores influencian a las masas, y nunca lo han hecho en tal medida como ahora, por medio de la radio. Se repiten incesantemente al público teorías respecto a las dictaduras, comunismo, nazismo, fascismo, marxismo, nacionalismo e ideales democráticos. Se presentan sistemas de gobierno de algún grupo de pensadores, sin darles tiempo a reflexionar o pensar con claridad. Se difunden las antipatías raciales y se expresan las preferencias e ilusiones personales, engañando a los irreflexivos. Siempre tendrán seguidores, el hombre que posee el don de la palabra y una oratoria elocuente y puede expresar con vehemencia las quejas del pueblo, el malabarista de las estadísticas, el fanático que ofrece infalible cura a los males sociales y el hombre que siente placer en avivar los odios raciales. Tales personas pueden fácilmente romper el equilibrio de la comunidad y conducir, al éxito y al poder transitorio, o a la deshonra y al olvido, a un grupo de adherentes irreflexivos.
En el conjunto de este juego de ideas y en el constante impacto sobre la conciencia humana de los grandes conceptos que residen detrás de nuestro proceso evolutivo, la raza está desarrollando el poder de pensar, de seleccionar y de construir sólidos cimientos. A través de la presentación evolutiva de estas ideas se avanza constantemente hacia la libertad de pensamiento (mediante el antiguo método de experimentación, eliminación y esfuerzo renovado, pero siempre con nuevos conceptos), lo cual permitirá a la humanidad construir exactamente de acuerdo a los cánones mentales que subsisten en la estructura externa de nuestro mundo. Las mentes más agudas de esta era son cada vez más sensibles a estos cánones, y así la mente individual podrá reconocerlos, sacarlos de la oscuridad y llevarlos a la luz del día. De esta manera los verdaderos cánones estarán a disposición de todos, desempeñarán su parte en la conducción de la raza hacia su destino, hacia la profunda comprensión que moldea los tipos raciales y la sintética comprensión que dará como resultado la verdadera comprensión de la Hermandad. De este modo los pensamientos desempeñarán su parte, y el problema de las ideas será comprendido cada vez más, hasta que llegue el momento que los intuitivos y pensadores entrenados sean capaces de trabajar directamente en el mundo de los conceptos y revelar (para uso de la raza) las ideas arquetípicas sobre las cuales se debe construir. Al decir esto podrán acusarme de iluso y que digo cosas imposibles, pero el tiempo comprobará la verdad de mis predicciones. La estructura mundial emerge de los cánones mentales internos y está construida de acuerdo a ellos, los cuales producen la actual proliferación de los experimentos gubernamentales en todas las naciones. Pero no existe en la actualidad entrenamiento alguno sobre el proceso de hacer contacto con el mundo de los cánones, ni sobre la verdadera interpretación de las ideas, de allí los problemas. Más adelante, cuando la raza vea su problema con claridad, actuará con sabiduría y entrenará con cuidado a sus Observadores y Comunicadores. Serán personas en quienes se ha despertado la intuición por el mandato de un apremiante intelecto, cuyas mentes estarán tan subordinadas al bien del grupo y tan libres del sentido de separatividad, que no constituirán un obstáculo para hacer contacto en el mundo de la realidad y de la verdad interna. No serán necesariamente personas que podrían ser denominada religiosas, en el sentido común de esa palabra, sino de buena voluntad, de elevada calidad mental, de mentes bien provistas y equipadas, libres de egoísmos y ambiciones personales, animadas por el amor a la humanidad y el deseo de ayudar a la raza. Una persona así, es una persona espiritual.
EL PROBLEMA DE DIOS
En el mundo de la religión reside la solución del segundo problema, y se eliminará de la conciencia humana otra duda. Se establecerá la realidad de Dios y terminarán las dudas de los hombres respecto a esto. Dios no será un Dios nacional o racial, ni cristiana, hindú o budhista, tampoco una ficción de la imaginación creadora del hombre o una extensión de su propia conciencia, sino una Deidad con vida esencial, suma total de todas las energías; la energía de la vida misma, del amor, de la inteligencia, de la experiencia activa, y de esa energía que produce la interacción entre lo visible y lo invisible; un Dios verdaderamente trascendente y, al mismo tiempo, realmente inmanente; un Dios tan grandioso que los cielos lo proclaman, y tan íntimo que hasta el niño más humilde puede reconocerlo.
Se preguntarán ¿ cómo puede ser eso? Mi respuesta será sencilla y sin embargo tan científica y profunda en su significado, que sólo cuando se comprenda que es la realidad de un proceso natural, entonces se valorará con exactitud. Cuando desencarnamos Dios puede ser visto y conocido por medio del ojo interno de la visión, sin embargo, Dios puede ser visto aunque el hombre ocupe un cuerpo. La Deidad no puede ser vista con el ojo físico, aunque en todas partes existen señales de la divinidad. Podemos desarrollar y utilizar el ojo que permitirá a su poseedor ver a Dios actuando en el aspecto interno de la vida, dentro de sí mismo y de todas las formas, porque "cuando tu ojo es uno, todo tu cuerpo está lleno de luz". En esa luz veremos la Luz y así veremos a Dios. Las tres palabras: electricidad, luz y vida, expresan la divinidad, y su síntesis es Dios. Cuando sepamos por propia experiencia que las tres son una, entonces conoceremos a Dios. Hoy utilizamos el aspecto inferior y somos cada vez más conscientes de ello. El segundo aspecto, la luz, está a punto de ser revelado por la correcta comprensión de los fenómenos eléctricos. Allí reside la clave de la nueva era, la era de la luz, de la iluminación y la revelación. Los esotéricos del mundo comprenderán algo a lo cual me refiero, y en sus manos queda entrenar a la humanidad para que los hombres utilicen la verdadera visión y aprendan a utilizar el "ojo". Quisiera que observaran, sin embargo, que la mayoría de los verdaderos esotéricos están fuera, no dentro del conjunto de escuelas denominadas esotéricas.
EL PROBLEMA DE LA INMORTALIDAD
La tercer duda -la duda respecto a la realidad de la inmortalidad- la ciencia la eliminará dentro de poco tiempo como resultado de la investigación científica. Algunos hombres de ciencia aceptarán la hipótesis de la inmortalidad como base activa sobre la cual fundamentar su búsqueda y lo harán con la disposición de aprender y dispuestos a aceptar y formular conclusiones basadas en evidencias reiteradas, conclusiones que a su vez formarán la base de otra hipótesis. Dentro de los próximos años la realidad de Ja persistencia y la eternidad de la existencia habrán ido más allá de la duda y penetrado en el reino de la certidumbre. Dicho problema habrá quedado muy atrás; no quedará duda alguna en la mente de nadie de que al abandonar el cuerpo físico el hombre continúa siendo una entidad viviente y consciente. Se sabrá que perpetuará su existencia en un reino que está más allá del físico. Se conocerá que aún vive, está despierto y consciente. Este hecho se demostrará de diversas maneras. Por el desarrollo de un poder dentro del ojo físico de un ser humano (poder que siempre ha existido y raras veces se utiliza) se revelará el cuerpo etérico, el "doble", como a veces se lo llama, y se verá que los hombres ocupan ese cuerpo en una zona definida del espacio, mientras que el cuerpo físico muerto o desintegrado, ha quedado atrás. Además, a medida que aumenta el número de personas que tienen el poder de emplear el "ojo", llamado a veces el "tercer ojo", redivivo, ayudarán a demostrar la realidad de la inmortalidad, porque verán fácilmente al hombre que ha abandonado sus cuerpos etérico y físico. Debido a su superioridad numérica y a su prestigio, triunfará su punto de vista. En el campo de la fotografía y también mediante un descubrimiento que se está investigando en la actualidad, se comprobará la supervivencia. Con el tiempo se establecerá comunicación, por medio de la radio, con quienes han pasado al más allá, lo cual se convertirá en una verdadera ciencia.
Por lo tanto, ciertos acontecimientos inminentes ayudarán, más que cualquier otra actividad iniciada hasta ahora, a descorrer el velo que se interpone entre lo visible y lo invisible. Sobre esto lo único que puedo decir es que se obtendrá la iluminación y se revelará una irradiación que producirá como resultado un enorme estímulo al género humano y provocará el despertar de una nueva modalidad. El hombre será sensibilizado a tal grado de percepción y contacto que podrá ver a través de las cosas, lo cual le revelará la naturaleza de la cuarta dimensión, fusionando en un nuevo mundo lo subjetivo con lo objetivo. Entonces la muerte ya no inspirará terror y desaparecerá el temor particular que provoca.
Los hombres se ocupan tanto por demandar luz, claman tan ansiosamente por liberarse de la actual ceguera y piden tan angustiosamente aliviarse del caos circundante, que olvidan con frecuencia el gran esfuerzo y "empuje" interno que realizan los Custodios

del Plan y Sus colaboradores. Su anhelo de ayudarlos es hoy más intenso que nunca, a medida que los seres humanos demandan vehementemente el privilegio de obtener luz. El clamor de la raza más la respuesta de la expectante Jerarquía, debe producir inevitablemente grandes resultados El anhelo de saber y enseñar están en verdad relacionados y son parte del proceso natural del desarrollo consciente. En las próximas décadas tendrá lugar un acontecimiento de consecuencias tan profundas y amplias que la era actual será considerada como una era oscura. La ciencia penetrará más hondamente en el reino de lo intangible y trabajará con mediums y aparatos desconocidos hasta ahora. La liberación del poder del átomo señalará una era revolucionaria, y la ciencia tendrá que eliminar y aportar muchas cosas a medida que trabaja con energías y formas de vida hasta ahora desconocidas. Los espiritistas descubrirán los medios que facilitarán grandemente el contacto con los que actúan fuera del cuerpo físico, y un grupo de mediums comenzará a actuar como intermediario para un número de científicos que están en el aspecto interno de la vida y aquellos que tienen cuerpo físico. Debido a la actividad que desplegarán las verdaderas escuelas esotéricas se instituirá una técnica de entrenamiento que desarrollará los nuevos poderes, los cuales corroborarán la antigua verdad, trasformando las creencias de los hombres en firmes convicciones. Por el trabajo estimulador y ocultamente científico del sector religioso, los hombres adquirirán un nuevo conocimiento y percepción y alcanzarán esa elevación que conducirá a la humanidad al Monte de la Transfiguración. Por medio del trabajo que se realiza en el sector gubernamental, los hombres llegarán a comprender las ideas que impulsarán a las naciones a dar el próximo paso, a fin de ayudarse mutuamente.


Trataré de explicar el profundo objetivo de la Hermandad para que puedan comprenderlo y colaborar. La humanidad está destinada a actuar como una usina mediante la cual puedan fluir ciertos tipos de energía divina a las distintas formas de vida de los reinos subhumanos. Debe captarse y dirigirse con inteligencia esta afluencia de energía para poner fin a esas condiciones de decadencia y muerte prevalecientes en todas partes. Así el género humano puede unir las manifestaciones superiores e inferiores de la Vida, lo cual será posible únicamente cuando el hombre haya unido (dentro de sí mismo) sus aspectos superior e inferior. Éste es y debe ser uno de los objetivos de todo entrenamiento esotérico. El hombre debe adquirir la capacidad de actuar libremente en una u otra dirección, a fin de establecer fácilmente el contacto con la

vida de Dios a medida que ella fluye a través de las formas que llamamos superhumanas y las denominadas subhumanas. Tal la emergente meta.


En los próximos años la Jerarquía y el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo realizarán un intenso esfuerzo. Hay un término fijado para ello; posteriormente este tipo de actividad finalizará y los trabajadores actuarán en campos más amplios, si se ha hecho un trabajo eficaz. Si las personas de tendencia espiritual y los intelectuales de la raza fracasan en iniciar el Plan, arrebatándolo de lo invisible y llevándolo a lo visible, entonces tendremos un período de dificultades y de progreso más lento, pero no un total derrumbe de la estructura de la civilización, como lo pregonan los propagadores del temor. No se debe anticipar tal fracaso ni tal retroceso de los cuidadosos planes hechos por los Observadores internos. Entre los discípulos y aspirantes del mundo se ha difundido el mandato para unirse en un intenso trabajo, y de este llamado de los Grandes Seres trataré de ocuparme. Toda la humanidad es necesaria y debe ir adelante con esperanza y certeza. La Jerarquía trabaja en forma concentrada y dedica todos sus esfuerzos para que el Plan tenga éxito. El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo se está integrando más estrechamente y planeando cuidadosamente el trabajo que debe realizar. Los tres centros de actividad son: Nueva York, Ginebra y Londres, y se están acumulando fuerzas en los centros de Darjeeling y Tokio.
Desafío a todos los pensadores del mundo a abandonar sus sectarismos, nacionalismos, partidismos y, con espíritu de hermandad, a trabajar en su nación, considerándola como parte integrante de una gran federación de naciones -federación que ya existe internamente, pero espera ser materializada mediante la actividad de los pensadores del mundo. Los incito a trabajar por la causa de la religión y en el campo de esa religión particular, en la que están interesados, ya sea por accidente de nacimiento o elección, ya por considerar cada religión como parte de la gran religión mundial. Deben también considerar que las actividades de su grupo, sociedad u organización, demandan ayuda, en la medida y sólo en la medida en que los principios sobre los cuales se fundan y las técnicas que emplean, sirvan para el bien general y promuevan la realización de la Hermandad.



Compartir con tus amigos:
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   32


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos