Psicología del militar profesional August Hamon



Descargar 0.62 Mb.
Página14/14
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño0.62 Mb.
Vistas386
Descargas0
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   14
Gironde (Bordeaux), 23 de Diciembre de 1893. – Petite République 24, (Treyes). – Avenir de la Sarthe (Le Mans) 24. - Republicain Orléanais (Orleáns) 24. – Moniteur du Puy-de-Dôme (Clermont-Ferrand) 26. – Echo du Mexique (Méjico 13 de Enero de 1894).

287 Si se nos objetara que en este caso todos los soldados son asesinos y criminales, responderemos que es verdad, pero que entre el soldado por obligación y el militar por vocación hay, no obstante, una diferencia; la de que el primero es un criminal por ocasión y el segundo por profesión.

288 Mercure de France, Octubre 1893. Un militar profesional. – L’Estafette, 23 de Diciembre, A. P. – Ere Nouvelle, Abril 1894, C. Dreyfus.

289 La Libre Parole, 19 de Diciembre de 1893. – Le Petit Troyen, 20, Toryes. – La Bourgogne, 21, Auxerre. – Le Messager Memorial, 21, Moulins. – La Nouvelle Bourgogne, 21, Dijon. – La Verité, 20. – Le Journal de la Dordogne, 22, Perigueux. – Le Ralliement, 21, Montauban. – L’Express du Midi, 21, Toulusse. – L’Union Catholique, 21, Rodez. – Le Messager, 22, Valence.

290 La obra del señor Feillet tiene 560 pág., de las cuales 300 están llenas con los sufrimientos de las poblaciones y con los males causados por los soldados desde 1643 a 1652.

291 Esta objeción se halla asimismo en Petite République, 12 de Diciembre 1893, G. Renard. – Gironde (Bordeaux), 23. – Estafette, 29, A. Peyrouton. – Revue des Revues, 15 de Enero de 1894, general Iung. – Journal des Economistes, Enero 1894, Rouxel. – Journal del Debats, 29, H. Malo. – Journal de la Marne (Châlons), 2 de Febrero. – Concord (London), Febrero 1894. – Ere Nouvelle, Marzo 1894, P. Dramas; S. Merlino. – Ere Nouvelle, Enero, Marzo, Abril, 1894, P. Dramas.

292 Mouvement social, Marzo 1895.

293 Cobarde, 5 de Diciembre de 1893. – Soir, 18, A. David. – Estafette, 29, A. Peyrouton.

294 «Revista crítica mensile di opere di filosofia scientifica», Marzo de 1894, Milano, Dr. Morselli.

295 Mercure de France, Octubre de 1893, Un profesional. – Estafette, 23 de Diciembre de 1893. – Echo de la Semaine, 31, A. P. – Figaro, 2 de Enero de 1894, Saint-Genest. – Dépéche de Clermont Ferrand, 31. – Petit Californien, 24 de Febrero de 1894, San Francisco. – Gil Blas, 1 de Febrero, C. des Perriéres. – Journal des Débats, 29 de Enero de 1894, A. Malo.

296 Gironde, 23 de Diciembre de 1893. – Journal de Berlin, 23, Miles. – Petite République, 12, G. Renard. – Nacional, 7 de Febrero de 1894, G. Lavergne. – Etudes religieuses, 31 de Mayo de 1894, A. B. de la S. de J.

297 Revue scientifique, 9 de Diciembre de 1893. – Journal de la Marne, 2 de Febrero de 1894, Châlons.

298 Autorité, 9 de Febrero de 1894. – Courrier de la Champagne, 11, Reims, A. de Batz.

299 Mercure de France, Octubre 1894.

300 Revue scientifique, 9 de Diciembre.

301 Echo de Paris, 27 de Diciembre, Turpin. – Nacional, 7 de Febrero de 1894, G. Lavergne. – Etudes religieuses, 31 de Mayo de 1894, A. B. de la S. de J.

302 El señor Ledrain en L’Echo de Paris, 27 de Diciembre y en Ere Nouvelle de Abril, 1894, cree en esta demostración; nosotros la juzgamos imposible.

303 Volumen. París 1894, Plon et Nourrit, editor.

304 Lo sacamos de un folleto titulado «La guerre», del señor Hermitte, abogado, Bordeaux 1893.

305 Ere Nouvelle, Abril 1894. – En la información que abrió el señor G. Docquois, tomaron también parte los señores Gaston Deville, Elíseo Reclus, Juan Grave del cual son estas líneas: «Para todos los que han visto el ejército de cerca y han sufrido el yugo que hace pesar sobre el individuo, la tesis sostenida por el señor Hamon en su Ensayo de psicología del militar profesional no tiene nada de excesivo. Por el rigor de su código, que castiga con penas atroces la menor falla a una obediencia que se exige pasiva, por su jerarquía, que crea inferiores y superiores, el ejército embrutece al individuo, lo habitúa a aceptarlo todo mientras venga de la autoridad cuando está debajo, a abusar del poder cuando sube de grado… Secuestrando la juventud de la vida corriente y de las relaciones diarias, se detiene su desarrollo intelectual. Comprimiendo sus necesidades, se les sobreexcita y cambia de vicios… Educados para la guerra, es evidente que la vida humana se convierte en cosa de monda para ellos. ¿Acaso no tienen la consigna de cargar contra el que pretende violar la prohibición que ellos pueden estar encargados de hacer respetar? Si todos los que salen del ejército no son asesinos, por lo menos es la incubación de los borrachos, de los «maqueraux» y de los policías…». El señor Domela Nieuwenhins dio esta apreciación: «Por mi parte, estimo que Hamon fue discreto, pues se dio el trabajo de hacer una elección en una mina de abusos cuyo relato, menos moderado, hubiera podido llenar mil páginas. He aquí, en efecto, la regla y no la excepción: el servicio militar embrutece al que a él se doblega… vida militar y desmoralización se equilibraron. El cuartel es una escuela en donde se reclutan los espías, los perezosos, los lacayos y los borrachos…». Los señores Sar Peladan, C. Pissarro, Enrique Févre, Juan Ajalbert quien escribió: «Libros como el de Hamon van rectos al corazón de las instituciones, la tinta es la dinamita. La elocuencia de los hechos, he ahí su principal mérito… Acaso habría que reprobar al señor Hamon que no haya abordado sino ciertas partes de la cuestión, un poco generales, aplicables a muchas otras clases de ciudadanos, los efectos de la profesión sobre la mentalidad de sus miembros, el espíritu de cuerpo entre otros, común en todas las profesiones. De otra parte, quedaron omitidas dos observaciones capitales merecedoras cada una de un capítulo: el alcoholismo -el absentismo- por ociosidad y la vida de guarnición llega a su paroxismo, y que la sífilis tiene su foco mayor en el ejército… Según los médicos, en los descendientes de militares se observan las peores degeneraciones físicas. En tiempo de guerra las naciones se matan mutuamente; gracias al ejército, en tiempo de paz se suicidan…». El señor C. Ledrain que dijo: «Es uno de los libros más curiosos que he leído. El autor tiene hábitos filosóficos, un cuidado particular en recoger los hechos minuciosos. ¿Pero apoyándose en Corre, no hace algo de Taine?... Es un hombre de talento, pero seguramente un apasionado, del cual hay que desconfiar. De todos modos, ¡cuántas reflexiones justas, qué finas observaciones en esta obra! Si todo es verdad, no deja de haber partes exactas…». El señor Jorge Montorgueil: «El libro del señor Hamon es un libro firme, valiente y honrado…». En fin, tomaron asimismo parte en la información abierta, los señores J. Delafosse, doctor Boyer y la señorita baronesa Berta de Suttner. Exceptuando los señores Danville y Delafosse, fueron aprobaciones de nuestra tesis. Esta información fue reproducida por el People de Lyon, 8, 9, 10, 11 de Abril de 1894.

306 Esta misma crítica se halla en el Parti socialiste, 21 de Enero de 1894; en Ere Nouvelle, Enero y Marzo, firmada: Dramas. La sospechamos eco de la del señor Manouvrier, pues sus autores son asiduos concurrentes a los cursos que da este eminente profesor.

307 La Reforme, 17 de Diciembre de 1893, Bruselas; R. B. nos reprochó haber imaginado un tipo extraño, no real.

308 Este sociólogo escribió en la Conférence interparlementaire del 1 de Mayo de 1894 lo que sigue: «Evidentemente el autor (A. Hamon) no ha querido decir que cada oficial sea capaz de cometer actos de brutalidad, de violencia, de injusticia, de inmoralidad tales como los que algunos individuos se hicieron culpables, sino que la profesión, por anestesia moral y física a que se ve conducido, por a exacerbación del principio de autoridad y del espíritu de cuerpo, contiene gérmenes de criminalidad. Basta que estos efectos psicológicos estén probados». El Dr. Gobat ha expresado de este modo parte de nuestra idea, y decimos solamente parte, pues nosotros creemos que cada oficial es, «en potencia virtual», un hombre capaz de cometer estos actos en grados diversos de intensidad.





Compartir con tus amigos:
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   14


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos