Psicología del militar profesional August Hamon



Descargar 0.62 Mb.
Página13/14
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño0.62 Mb.
Vistas436
Descargas0
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   14
XIX Siécle, 23 de Mayo de 1892.

166 Le Matin, 20 y 23 de Mayo de 1892.

167 Le Matin, 21 de Mayo, Le Figaro, 24 de Mayo de 1892.

168 Le Peuple, 31 de Mayo de 1892.

169 Le Peuple, 18 de Agosto de 1892.

170 XIX Siécle, 6 de Diciembre de 1892.

171 Le Figaro y Le Matin, 11 de Mayo de 1892.

172 Mat-Gioi, Un point d’Histoire coloniale, página 15. París 1892.

173 El cerebro y la actividad cerebral, pág. 258. París 1887.

174 Trolard, ob. cit., pág. 177.

175 Hamon, ob. cit., págs. 417-539, 189.

176 Le Rappel, 20 de Noviembre de 1892.

177 Hamon, ob. cit., 1891, pág. 539.

178 La Lanterne, 23 de Septiembre de 1890.

179 L’Action, 16 de Febrero de 1892, Lyon.

180 Capitán Nercy, Le Peuple, Lyon 7 de Agosto de 1892.

181 Periódicos de 12 y 14 de Abril de 1892.

182 Le Radical du Sud-Ouest, Agen, 12 de Febrero de 1892.

183 La Libre Parole, 19 de Julio de 1892.

184 L’Intransigeant, 3 de Septiembre de 1892.

185 Hamon, ob. cit., año 1891, pág. 15.

186 Hamon, ob. cit., año1891, pág. 424.

187 Ch. Duval, Souvenirs militaires et financiers, págs. 150-151. París 1891. Savine, editor.

188 Prensa del 11 y 12 de Octubre de 1892. Este típico incidente me recuerda otro de que fui testigo hace cerca de ocho años. Fue en los Campos Elíseos. Un alférez de artillería llamado X, se paseaba con nosotros, después de comer. Pasó un sargento de la Administración, un hombre de treinta a cuarenta años, acompañando a una señora, y no saludó a X, que conversaba con nosotros. Ante tamaño olvido de la jerarquía, X se detiene, interrumpe su conversación, y volviéndose llama al sargento, el cual se detiene. «¿Por qué no ha saludado usted? – Mi oficial, perdone, no le vi a usted». El diálogo continuó unos momentos. X se aceptó las disculpas del sargento y éste pudo al fin marcharse con su dama. Durante este tiempo contemplamos la escena tan estupefactos, que nos olvidamos de recordar al oficial amigo nuestro que no era de hombres bien educados interrumpir una conversación bruscamente sin pedir antes permiso.

189 Le Tonkin actuel, pág. 140. París 1891. Savine, editor.

190 Le Matin, La Justice, 20 de Octubre de 1891.

191 Hamon, ob. cit., año 1891, págs. 651-652.

192 Le Petit Parisien, 17 de Junio de 1892.

193 Hamon, ob. cit., año 1891, págs. 174-175. – E. Laurent, l’Anne criminelle, 1891, Stock, editor.

194 Republique française, 24 de Abril de 1890.

195 Hamon, ob. cit., año 1891, pág. 650.

196 Le Matin, 7 de Abril de 1892.

197 Le Intransigeant, 18 de Marzo de 1892.

198 Tikhomirov, ob. cit., págs. 395-396.

199 Merlino, ob. cit., pág. 217.

200 La agencia de recortes de periódicos el Courrier de la Presse me enviaba los concernientes al militarismo y entre ellos las sentencias de los consejos de guerra publicadas en los periódicos locales. No hubo elección por parte mía, ninguna idea preconcebida que me hiciera elegir unos con preferencia a otros. A la disposición de quien quiera comprobar los hechos, puedo citar los nombres y fechas de los periódicos. Existen, por consiguiente, grandes probabilidades de que estos consejos de guerra representen la medida del modo que tienen de juzgar. En la mentalidad que estas sentencias revelan, no intervienen como factores los medios climatéricos y sociales, puesto que las ciudades asientan de dichos consejos están bajo climas diferentes y el medio social presenta diferencias. Únicamente la influencia profesional obra sobre la mentalidad de los jueces para determinar los fallos.

201 A este propósito puede leerse con fruto el breve estudio crítico de A. Corre, publicado en el Art Social con el título: «Notas y reflexiones sobre la Justicia criminal en Francia», a propósito del asunto Anastay, 1893.

202 A. Picard, El fusil de repetición y el patriotismo de la comisión de artillería, pág. 7, París 1886.

203 A. Picard, ob. cit., pág. 7.

204 A. Picard, ob. cit., págs. 11-33-34. – Ministére et Mélinite, págs. 64-70.

205 A. Hamon y G. Bachot, Agonie d’une Société, pág. 298. París 1889. Savine, editor.

206 A. Hamon y G. Bachot, Ministére et Melinite, pág. 180.

207 H. Taine, Vida y opiniones de Tomás Graindorge.

208 La inversión actual, págs. 199, 202, 203, 208. Lyon 1893. Storck, editor.

209 Apercu général de la criminalité militaire en France, página 13.

210 Sabemos de buena tinta que a este propósito el libro Biribi sufrió tachaduras necesarias, a pesar de lo útil que hubiera sido al psicólogo conocer estas escenas.

211 Hamon, ob. cit., año 1891, pág. 653.

212 Hamon, ob. cit., año 1891, págs. 654-655. – Estos hechos fueron objeto de una interpelación en el Senado por parte del señor Dide (Le Journal Officiel, 15 de Junio de 1892). – Véase asimismo El escándalo de Medeah, folleto de 42 páginas, París 1891.

213 Mat-Gioi. Dos años de lucha, págs. 75-76. París 1892. Savine, editor.

214 Hamon, ob. cit., año 1891, pág. 653.

215 L’Echo d’Oran, Le Radical Algerien, 18 de Marzo de 1893.

216 Apercu de la criminalité militaire en Francia, pág. 12.

217 L’Eclair, 27 de Julio de 1891.

218 Hamon, ob. cit., año 1891, pág. 471.

219 Hamon, ob. cit., año 1891, pág. 651.

220 Le Petit Journal, 8 de Febrero de 1892.

221 L’Action, de Lyon, 12 de Febrero de 1892.

222 XIX Siécle, 17 de Febrero de 1892.

223 L’Intransigeant, 22 de Marzo de 1892.

224 XIX Siécle, 15 de Junio de 1892.

225 Tikhomirov, ob. cit., pág. 386.

226 Trolard, De Montenotte au Pont d’Arcole, pág. 221.

227 L. Grasilier, ob. cit., págs. 244-245.

228 Trolard, ob. cit., pág. 50.

229 Du Casse. Les Dessous du Coup d’Etat, págs. 30-31. Savine, editor.

230 Du Casse, ob. cit., pág. 40.

231 Du Casse, ob. cit., págs. 65-66.

232 Du Casse, ob. cit., págs. 83-85.

233 Du Casse, ob. cit., págs. 220-221.

234 Diccionario de la conversación y de la lectura, III del suplemento, París 1872. – Le Petit Colon, de Argel, 29 de Febrero de 1892.

235 Tikhomirov, ob. cit., pág. 393.

236 Tikhomirov, ob. cit., pág. 394.

237 Hamon-Bachot, Agonía de una sociedad, páginas 298 y 304.

238 Hamon, ob. cit., pág. 428, año 1891.

239 Hamon, ob. cit., pág. 470, año 1891.

240 Hamon, ob. cit., págs. 14-15, año 1891.

241 Hamon, ob. cit., págs. 657-661, año 1891.

242 Mat-Gioi (Alberto de Pouvourville). Un point d’histoire coloniale.

243 Mat-Gioi, ob. cit.

244 L’Intransigeant, 17 de Noviembre de 1892.

245 Véase los bellos estudios de P. Kropotkin sobre la solidaridad en los animales y en los hombres, publicados por la Société Nouvelle y la Humanité Nouvelle.

246 Almanach de la Question Sociale, 1892, pág. 96.

247 Berta de Suttner. El movimiento pacífico en Europa, inserto en La Vie contemporaine, pág. 562. Septiembre 1893. – Cuando se reprochó al general Skobeleff el famoso discurso que pronuncio en un banquete dado en París, respondió: «¿Qué quieren? Por de pronto, yo quiero la guerra y la tendré, y luego, que yo tenía órdenes de Muravieff; además, los franceses eran tan buenos para mí, y en fin, que yo estaba borracho como un puerco».

248 Esta apreciación de la guerra figura en el voto en pro del desarme emitido en Julio de 1893 por el Congreso de la Repoblación de la Francia, presidido por el doctor Lagneau.

249 Algunas revistas publicaron fragmentos de este libro: Societé Nouvelle, Julio de 1893 (cap. IV y V); Mercure de France (cap. XII); Revue Socialiste (cap. II y III); Art Social (cap. VI), Septiembre de 1893; Sempre Avanti, de Liorna, 23 y 30 de Septiembre, 7 de Octubre de 1893 (cap. VI); Critica Sociale de Milán, 1 de Noviembre de 1893 (cap. VII); Révolte, 25 de Noviembre, 17 de Diciembre de 1893 (cap. IV y VI); Giornale di medicina Publica de Nápoles, Abril 1894 (cap. IV).

250 «Archives d’Anthropologie criminelle».

251 La noticia partió del Gaulois, 15 de Diciembre de 1893, y por medio de la Libre Parole del 16 de Diciembre dio la vuelta por toda la prensa francesa y parte de la extranjera. Tuve que desmentir existieran tales persecuciones y demostrar su imposibilidad; por medio de la Agence Nationale fue así comunicado a la prensa, que en sus números del 22 y siguientes insertó la rectificación. La noticia de las persecuciones y tal vez alguna intimidación que se le hizo, influyó sobre el depositario, que olvidándose de poner nuestro libro a la venta nos rogó quitáramos su nombre de la cubierta. Modificamos ésta, y la Revue Socialiste, su administrador Rodolfo Simón, nos aceptó la responsabilidad del depósito.

252 Revue des Revues, Octubre; Mercure de France, Noviembre; Petite Repúblique, 25 de Diciembre; Peuple (Lyon) 26; Petite Repúblique, 1 de Enero de 1894; Peuple, 1 de Enero; Figaro, 29 de Noviembre; Peuple (Lyon) 31 de Enero; Gil Blas, 4 de Febrero de 1894.

253 No podemos resistir al deseo de dar alguna muestra de estas ofensas. Nuestra obra era «una vergüenza para la sociedad», una «basura, una aberración», digna del «desprecio y del asco de las gentes honradas», «odiosa», «absurda», «merecedora del desprecio que se debe a las calumnias». El autor fue calificado de «criminal», «pedante, reclamista, vanidoso», presentado como «impropio para ser militar por deformidad física», «falto de buena fe». Estas groserías aparecieron en el Bien public, 23 de Diciembre de 1893, Dijon; Courrier de Bayonne, 23, Courrier du Centre, 25 de Diciembre de 1893, Limoges; Gil Blas, 1 de Febrero de 1894, firmado C. des Perrieres; l’Autorité, 9 de Febrero y Le Courrier de la Champagne, 11, Reims, firmado A. De Batz; Independant d’Epernay, 3, firmado H. Monfillent; Pilori, 18 de Marzo 1894; Voltaire, 2 de Febrero, firmado G-Hére; etc.

254 Son: «Inmundos ataques, elucubración malsana, digna del desprecio público»; «carretilla, oscuras blasfemias», proferidas por el coronel Artus en L’Armée de Reserve, 12 de Febrero de 1894; Progrés Militaire, 17 de Enero de 1894; etc.

255 «El señor Hamon, escribió este general, es, indudablemente sin quererlo, un impulsivo, un sugestionado herido también por una enfermedad bastante extendida… la militarofobia… ¿Está seguro de no ser un inconsciente?... Un escritor que solamente viera el lado malo de las cosas sería un enfermo, un maniático, o un inconsciente. Hamon se halla algo dentro de este caso…». El artículo del señor Iung lo publicó la Revue des Revues, 15 de Febrero, y lo reprodujeron todo o parte: France Militaire, 15 de Enero; Avenir Militaire, 16; Fhare de la Loire, 30 Nantes; Progres du Nord, 24 de Febrero de 1894, Lille.

256 En Le Temps, 31 de Enero, el señor A. Dumazet vio en nuestro libro un «libelo», una «elucubración», una «especulación sobre una curiosidad nociva». En la Revue des Deux Mondes, 15 de Marzo de 1894, el señor Etienne Lamy fue más cortés, sin dejar de emplear, sin embargo, el mismo procedimiento de polémica.

257 En L’Echo de l’armée, del 4 de Febrero, el señor L. Galichet dijo que nosotros quisimos «demostrar -cosa que todo el mundo sabe- que un ejército numeroso en tiempo de paz es dispendioso», de lo cual no dijimos ni una palabra en todo el libro.

258 La Estafette, 23 de Diciembre de 1893, A. P. – Manchester Courrier, 26 de Septiembre de 1894.

259 La Dépêche, de Brest, 13, 20 de Diciembre de 1893. – La Patrie, 15. – La Sur, 18, A. David. – Le Journal d’Alsace, 17, Strasburgo. – La Petit Dauphinois, de Grenoble, 24, P. Salomé. – Le Progrés Militaire, 17 de Enero. – Le Journal de la Marne, de Chalons, 2 de Febrero de 1894.

260 Mercure de France, Octubre 1893, un Profesional. – Revue des Revues, Septiembre 1893, L. Véron. – XIX Siécle, 18 de Diciembre, P. Ginisty. – Le Temps, 31 de Enero de 1894.

261 Archives d’Anthropologie criminelle, 15 de Septiembre de 1893, Storck. – L’Echo de París, 25 de Diciembre de 1893, Mirman. – Nouvelle Revue, 15. – Le Matin, 27. – La Estafette, 29, Peyrouton. – Revue des Revues, 15 de Enero de 1894, general Iung. – Journal des Débate, 29, H. Malo. – Gil Blas, 1 de Febrero, C. Des Perrures. – Voltaire, 2, G. Hére. – Journal de la Marne, 2. – L’Echo de l’Armée, 4, L. Galichet. – Independant (Epernay), 3, H. Monfilleul. – Armée de Réserve, 12 de Febrero de 1894, coronel Ortus.

262 L’Echo de París, 25 de Diciembre de 1893. – El señor Formentín había abierto una información sobre la tesis que nosotros defendimos y sobre el Catecismo del soldado, de Mauricio Charnay.

263 Reproducido pág. 655. – Año 1891 de la Francia Social y Política.

264 L’Autorité, 9 de Febrero de 1894, Andrés de Batz.

265 Estas respuestas figuran en una investigación que sobre nuestro libro emprendió el señor Jorge Docquois. Tenía que publicarse en Le Journal, pero ignoramos el por qué no fue así. La insertó la Ere Nouvelle, Abril 1894, con el título Le Métier des armes.

266 Esta opinión figura en una carta que el médico mayor Boyer escribió al señor C. Formentín para la investigación de L’Echo de París, que no tuvo a bien publicarla. ¿Por qué? El Parti Ouvrier, 8 de Febrero, y Le Peuple, de Lyon, 12 de Febrero de 1894, la publicaron.

267 Archives d’Anthropologie criminelle, 15 de Septiembre de 1893, Storck. – Mercure de France, Octubre 1893. – Evénement, 28 de Febrero de 1894, comandante Schambion.

268 En Julio de 1894 fue votada en Francia una ley que rompería la pluma de los pensadores si éstos no continuaran haciendo como si tal ley no existiera. En cambio, en 1895 y en Alemania, el Reichstag se negó a aprobar una ley análoga.

269 L’Avenir Social (Dijon), 36 de Noviembre de 1893, F. Pelloutier. – Patriota, 5 de Diciembre, Bruselas. – L’Echo de París, 3 de Enero, E. Lepelletier. – Etudes religieuses, A. B. de la S. J., 31 de Mayo de 1894.

270 XIX Siécle, 18 de Diciembre de 1893, Genisty. – Le Journal d’Alsace, Strasburg, 17. – L’Estafette, 23, A. P.

271 L’Eclair, 22 de Diciembre de 1893. – Le Petit Dauphinois, Grenoble, 34, P. Salomé. – La Estafette, 29, Peyrouton. – L’Echo de París, 3 de Enero de 1894, Lepelletier.

272 La Revue Scientifique, 9 de Diciembre de 1893. – Gil Blas, 15, Marcel L’heureux. – Le Temps, 31 de Enero de 1894, Dumazet.

273 Parti socialiste, 21 de Enero de 1894.

274 A los que utilizaron recuerdos personales, como en Birib Sous-Offs, Eleve Martyr, Au port d’armes, Casque et sabre, etc., se les reprochó de ser apasionados, vengativos, llenos de odio. Se dijo que el cuadro presentado podía ser exacto en cuanto al medio descrito, pero no para los demás medios análogos. Para evitar estos reproches me abstuve cuidadosamente de citar observaciones personales y, sin embargo, se me gratificó con los mismos calificativos.

275 Archives d’Anthropologie criminelle, 15 de Septiembre de 1893, Storck. – Gil Blas, 15 de Diciembre de 1898, Manuel L’heureux. – Nouvelle Revue, 15. – Réforme (Bruselas), 17, R. B. – Echo de París, 25, Mirman. – Estafette, 29, A. Peyrouton. – Echo de París, 3 de Enero de 1894, Lepelletier. – Revue des Revues, 15, general Iung. – Echo de París, 23 de Febrero de 1894, Séverine. – Mouvement social, Marzo de 1895, J. Bailhache.

276 Basta leer las obras de ciencia de los pasados siglos para observar que sus autores generalizaban los hechos personalmente observados. Siendo poco numerosos estos hechos, a menudo los pasaban en silencio y parecía que solamente accedían a la razón. Es una simple apariencia. Lo que diferenciaba a los sabios racionalistas de los positivistas, es que aquellos se apoyaban raramente sobre las observaciones ajenas y si mucho en las propias: de sus propias sensaciones inferían las de los demás hombres, generalizaban sobre sucesos personales y racionalmente deducían que eran semejantes a los demás. En el fondo, el procedimiento era el mismo del método positivo, pero la cantidad de elementos era mucho menor, lo que da una superioridad científica al método positivo.

277 Archives d’Anthropologie criminelle, 15 de Septiembre de 1893, Storck. – Réforme (Bruselas), 17 de Diciembre de 1893, R. B. – Libre Parole, 19, Drumont. – Estafette, 29, Peyrouton. – Autorité, 9 de Febrero de 1894, A. de Batz.

278 «Societé Nouvelle», Diciembre 1893.

279 Especialmente Le Temps publicó extractos de una colección de «cartas de campaña en 1870-71» por el oficial de la reserva Rindfleisch. Esto hizo que La Réforme de Bruselas, 28 de Diciembre de 1893, dijera: «El caso confirma tanto más la tesis de Hamon, cuanto que se trata de un oficial de ocasión. No estaría del todo mal extraer de esta colección íntima pruebas múltiples y explícitas que confirmarían las groserías, los robos, etc.» La Revue des Revues del 1 de Mayo, dio, sacados de la Neue Deutsche Revue de Abril, extractos del «Diario de un funcionario en el Camerún». Es un largo relato de violaciones, de abusos de poder, de brutalidades por el estilo de la siguiente muestra: «Cuando la expedición a Bakoko, el jefe alemán Vehlan hizo incendiar los campos; los prisioneros, viejos, mujeres y niños, fueron espantosamente golpeados, encadenados sobre el puente del buque durante los grandes calores, al extremo de que los gusanos pululaban en sus miembros tumefactos y sanguinolentos; los prisioneros agonizantes fueron fusilados como si fueran bestias salvajes; no se hacían prisioneros, se fusilaba a todo el mundo». «Los soldados, agrega Vehlan, y sobre todo uno de entre ellos, tienen un admirable modo de arrancar la piel a los enemigos: se practica un corte de cuchillo en la mandíbula inferior; sigue luego un buen tirón con los dientes y la piel queda desprendida de la cara…». – Estos extractos son sugestivos.

280 Sentimos no poder copiar más datos de las publicaciones del doctor Boyer. En su último, «Los escándalos de Medeah», Marzo 1891, Enero 1895, (folleto de 64 pág., imprenta Allemane, París, 1895), hallará el lector muchos más detalles típicos.

281 El autor es un oficial del ejército alemán que escribió un libro, «Zur Psychologie des Grossen Krieges». Las citas de su folleto son muy típicas, pues demuestran con todo candor el estado de alma del profesional.

282 El señor Chateauvieux publicó en la casa editorial Savine, en Mayo de 1894, un volumen de recuerdos. El estilo es flojo y el relato curioso. Representa 400 páginas de dolores, de sufrimientos, de heridas, de alfilerazos. Es espantoso, y se ve la sinceridad de este escrito de un voluntario, de un hombre que entró contento en el ejercicio y salió dolorido. Robos, brutalidades, abusos de poder, se suceden unos tras otros, sin interrupción. Lean este volumen nuestros contradictores, y si quieren ser imparciales, confesarán que la mentalidad especial al militar profesional halla en él una nueva confirmación.

283 El volumen del señor Monmillion, editado en la misma librería (Junio), es de menos valor. Es fastidioso y poco vívido. Sea lo que sea, lo que el autor narra conforma con la mentalidad especial de los militares profesionales. Este resultado es tanto más válido cuanto el autor confesó que quiso glorificar al ejército, defenderlo contra los ataques de los novelistas: Hermant, Févre, Descaves, Luguet, Darien, Chateauvieux, etc.

284 A propósito de este libro se nos escribió: «Corrobora plenamente sus teorías sobre la influencia del militarismo, pero también demuestra lo que le dije: que en Inglaterra, la prepotencia, la fatuidad, la brutalidad militares, son menos acentuadas que en el continente». Esta observación de un hecho muy exacto viene en apoyo de nuestra tesis. En Inglaterra el soldado sale desarmado a la calle, el oficial sólo viste de uniforme cuando va a actos oficiales. Es una realización parcial de los procedimientos que aconsejé en mis conclusiones para disminuir, hasta hacer desaparecer, algunas de las características psíquicas del militar. En Inglaterra la fatuidad militar no puede dejar de ser rara, pues es muy corriente decir: «¡El militar! ¡No es nadie!»

285 Citemos unas cuantas obras más en las que se pueden cosechar hechos: «Le Bauditisme en Kabylie», por Emilio Violard, París 1895; «La vérité sur Tombouctou», por E. Guillaumet, París 1895; «Les Memoires de Bourrienne sur Napoleón», T. I., 1895; «Révelations complétes et appuyées de preuves authentiques sur les barbaries du régime disciplinaire d’une partie de l’armée d’Afrique», por Villain de Saint Hilaire, antiguo intendente militar, foll., 1848, París; «Der Militarismus in Deutschen Reich», foll., 1893, Stuttgart; «Les Phobies neurasthéniques», por el doctor Bérillon, fol., París 1893; «Les Culs-Rouges», por Ary Steede, París 1895; «Souvenirs de Sebastopol», recogidos y redactados por S. M. I. Alejandro III, traducción de Nicolás Notovich, París 1894; «Mémoires d’un jeune homme», por Henry Bauer, París 1895, etc., etc.
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   14


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos