Psicología del Desarrollo 1er Cuatrimestre


EL ESTUDIO DEL ESTADO INICIAL. LA CONTROVERSIA HERENCIA-MEDIO



Descargar 320.24 Kb.
Página9/18
Fecha de conversión10.02.2019
Tamaño320.24 Kb.
Vistas7481
Descargas0
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   18

EL ESTUDIO DEL ESTADO INICIAL. LA CONTROVERSIA HERENCIA-MEDIO

En este apartado se va a tratar sobre un debate, quizás inacabable, entre las posiciones innatistas (herencia) y las posiciones ambientalistas (medio) a la hora de explicar la conducta humana.


Cuando estudiamos las capacidades iniciales de los recién nacidos, no nos interesan tanto las diferencias entre los distintos individuos como el estudio de las características de la mente humana antes de que se pueda producir un aprendizaje del tipo que sea: perceptivo, cognitivo o lingüístico.


    1. EL ESTUDIO DEL ESTADO INICIAL

El niño, al nacer, dispone de un conjunto de recursos que le permiten estructurar el complejo mundo físico, natural y social al que viene. Estos recursos se irán modificando (acomodando) a las demandas del medio biosocial lo que le permitirá asimilar de un modo más apropiado la inmensa complejidad a la que se ve expuesto desde el nacimiento. Pero puesto que el bebé no puede informarnos de su mundo perceptivo, los investigadores se han visto obligados a recurrir a procedimientos indirectos con el fin de arrojar algo de luz sobre sus capacidades psicológicas.


A uno de los investigadores pioneros en este campo, R.L. Fantz, se le ocurrió la idea de medir el tiempo de fijación que el sujeto dedica a determinado estímulo. La racionalidad de la idea estriba en que de un modo espontáneo el niño, en general, se interesa por lo nuevo y dedica más atención a explorar lo desconocido que lo ya conocido. As, si comparamos el tiempo dedicado a explorar dos estímulos que varían en algún aspecto, podemos deducir de la diferencia obtenida: si discrimina entre ellos y cuál de ellos es más interesante para el bebé. Si el tiempo dedicado a cada uno de ellos, podemos deducir, por el contrario, que no capta la diferencia entre los objetos o que los dos son igualmente interesantes.
El método de habituación-deshabituación es uno de esos procedimientos utilizados. La habituación es la pérdida gradual en la atención prestada a un estimulo repetido. La deshabituación consiste en volver a prestar atención de nuevo a una situación estimulante, previamente experimentada, cuando se ha cambiado algún aspecto de la misma. Con procedimientos como éste, podemos saber si el niño discrimina o reconoce determinados cambios producidos en la estimulación, lo que nos permite inferir, a su vez, de que tipo de habilidades dispone.
Otro método es el de preferencia, y se utiliza para determinar si los niños prefieren un objeto sobre otro. Se presenta a los bebés dos imágenes, una al lado de la otra, y un experimentador invisible para los niños anota la duración de las fijaciones visuales en cada estímulo. La diferencia entre ambas puntuaciones indicará si el sujeto tiene preferencia o no por alguna de las imágenes.


    1. LA PERCEPCIÓN

Parece ser que la percepción auditiva predomina sobre la visual hasta los 10 meses de vida. Esto parece deberse a que las vías nerviosas visuales están menos desarrolladas que las auditivas al nacer. Sin duda, esto estará influido por el hecho de que en el útero se puede oír, se puede ejercitar la percepción auditiva, mientras que no ocurre lo mismo con la percepción visual. La categorización de la que hacen gala los bebés a partir de la estimulación auditiva, denota una capacidad para construir clases de equivalencia entre sonidos más que notable.


Hasta hace poco, mucha gente creía que los recién nacidos eran ciegos o visualmente pasivos. Pues bien, Fantz logró demostrar que desde muy temprano los bebés discriminan entre distintas formas geométricas y se interesan de una manera especial por el rostro humano. Y, también, son capaces de detectar propiedades invariantes de los objetos independientemente de su movimiento. Entre las pruebas más populares sobre esta última capacidad temprana de los bebés se encuentra la percepción de la profundidad. La percepción de la profundidad podría estar programada genéticamente en distintas especies animales.
Por percepción intersensorial entendemos la capacidad de recibir información simultánea, a través de distintos canales sensoriales (vista, oído, tacto). Los bebés dan muestra de integración táctil-visual desde muy temprano (a partir de un mes aproximadamente), así como de integración visual-auditiva (entre los 4 y los 6/7 meses), y en concreto, de movimientos labiales y los sonidos correspondientes. Los niños desde los 3 meses son sensibles a la congruencia espacial entre la información visual y la propioceptiva.

Por percepción háptica se entiende la experiencia perceptiva que resulta de la exploración activa de objetos por el tacto. Es el caso de la exploración manual.


Con el término propiocepción nos referimos a la estimulación procedente de los músculos y articulaciones en actividad, que brinda información respecto a la posición de las extremidades y al movimiento de diversas partes del cuerpo, así como a sensaciones de movimiento derivadas del aparato vestibular (órgano sensorial excitado diferencialmente por movimientos de la cabeza) encargado del equilibrio corporal. Los infantes pueden diferenciar la información producida por sus propios movimientos de la información producida por el medio.
Los niños desde los 3 meses son sensibles a la congruencia espacial entre la información visual y la propioceptiva. Detectan discrepancias entre una imagen que invierte determinados invariantes espaciales y lo que ellos experimentan. Al hacerlo demuestran su capacidad para captar variaciones intermodales entre el espacio procesado visual y propioceptivamente.


    1. LA IMITACIÓN

Se ha podido comprobar que los niños vienen al mundo con la capacidad de realizar determinadas imitaciones faciales como sacar la lengua. Aunque hacia los 3 meses esta conducta parece desaparecer, lo que ocurre, más bien, es que el niño incorpora otras competencias comunicativas que le permiten construir relaciones interpersonales más complejas, y sólo utiliza ese tipo de imitación en condiciones especiales.







    1. Compartir con tus amigos:
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   18


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos