Proyecto metodologico para la realización de un proceso integral de compresión de lectura de un texto



Descargar 95.66 Kb.
Fecha de conversión05.09.2018
Tamaño95.66 Kb.
Vistas46
Descargas0






PROYECTO METODOLÓGICO PARA LA REALIZACIÓN DE UN PROCESO INTEGRAL DE LECTURA
JAMES E. IDROBO FIGUEROA

Licenciado en Educación Inglés- Español, Universidad del Valle. Magíster en Lingüística y Español, Universidad del Valle. Profesor Univalle – Icesi. Docente. Autor.




INTRODUCCIÓN

Tradicionalmente, el proceso docente de compresión de lectura se ha caracterizado por el énfasis, casi exclusivo, que se le ha dado a la recuperación de la información suministrada por el autor. De acuerdo con lo anterior, los ejercicios académicos se reducen a la elaboración de una serie de preguntas clave, cuyo objetivo fundamental consiste en que el lector repita las ideas planteadas, ya sea de manera literal o mediante paráfrasis. Usualmente, se pregunta sobre las ideas principales del texto, con el fin de que se elabore un resumen objetivo del mismo.


Se considera, por consiguiente, que el lector sólo debe desempeñar un papel pasivo receptivo, y que la compresión de la lectura ha cumplido su objetivo, cuando se logra interpretar el mensaje del autor. Se favorece, de esta forma, una especie de “colonialismo intelectual”, pues, el lector participa en el proceso de búsqueda y de memorización de la información, pero no tiene la oportunidad de evaluarla, de juzgarla, ni de aportar ideas nuevas, sobre el tema.
Si se tiene en cuenta que el conocimiento científico es acumulativo, provisional y falible, no podemos quedarnos, como en la era precientífica, repitiendo los textos y adorando a los autores. El conocimiento es un proceso y, como tal, debe ser sometido a evaluación constante. ¿Cómo pueden los estudiantes llegar a ser creativos, a desarrollar un pensamiento crítico, si el sistema educativo no provee los mecanismos para que tales aptitudes se desarrollen plenamente? Los criterios de autoridad, gusto, intuición o sentido común no sirven, por sí mismos, para determinar la objetividad o la veracidad de un conocimiento.
Por lo tanto, es necesario desarrollar un proceso integral de compresión de lectura, el cual permita la recuperación tanto del mensaje (nivel informativo), como del mundo ideológico y expresivo del autor (nivel expresivo), así como también la evaluación de los tres niveles anteriores, con los procedimientos adecuados para cada caso. Además, se debe motivar y facilitar la respuesta del lector, su participación activa, la cual podría dar lugar a nuevos textos y, por ende, a nuevos conocimientos.
La compresión de lectura, entonces, constituye un auténtico proceso de comunicación, en el cual intervienen:


  1. Un autor-emisor

  2. Un receptor-lector

  3. Un código

  4. Un mensaje

  5. Un contexto

  6. Un referente.




  • El autor-emisor suministra un conocimiento, una información, con base en un conjunto de experiencias y de conocimientos previos.




  • En el momento de comunicar una información, un conocimiento, también se transmiten, consciente o inconscientemente, tanto el mundo afectivo e ideológico del autor, como su intención, respecto del lector.




  • El receptor-lector, quien capta el mensaje, es también un ser social, ideológico, que posee un cúmulo de experiencias y de conocimientos previos.




  • El código se refiere al sistema de signos lingüísticos utilizados tanto para la codificación, como para la interpretación. El signo lingüístico es el depositario de todo ese arsenal de significación, de toda esa riqueza semántica que concierne tanto al autor, como a su obra.




  • El autor-emisor y el mensaje constituyen una unidad que sólo es divisible, por razones metodológicas. No se puede recuperar un mensaje, con independencia del autor que lo produce: un ser biológico y un ser social, dialécticamente relacionados.




  • El contexto se refiere al ambiente cultural y social al que pertenecen tanto el autor-emisor, como el receptor-lector.




  • El referente (asunto) permite clasificar el tema desarrollado, dentro del campo general de las ciencias humanas (ciencias naturales, ciencias sociales…)

Durante mucho tiempo, el proceso de compresión de lectura estuvo enfocado básicamente hacia la recuperación tanto del autor-emisor, como del mensaje. Sin embargo, esta primera etapa interpretativa debe tener una segunda fase: la evaluación tanto de la información, como del mundo afectivo del autor. Finalmente, el lector debe realizar un proceso de escritura, para avanzar cognoscitivamente: vislumbrar nuevas ideas, nuevos conocimientos; establecer relaciones; hacer inferencias; realizar comparaciones; evaluar, corregir y completar el texto.




  1. INTERPRETACIÓN (Del autor y del mensaje)

Esta etapa se desarrolla a través de tres niveles, los cuales tienen relación con los propósitos comunicativos del emisor-autor.


1.1 NIVEL INFORMATIVO-COGNOSCITIVO
Está constituido por el mensaje emitido por el emisor-autor, sobre un tema o referente. La interpretación de este nivel implica la identificación de la macroestructura del discurso, de carácter lógico, relacionada con la organización jerárquica de los subtemas, a través de los párrafos. También, se debe establecer la relación entre los subtemas y los diferentes párrafos. Involucra, además, el reconocimiento de la microestructura del mismo, atinente o referente a la identificación de la organización interna de cada uno de los párrafos, en relación con la forma como se va desarrollando y sustentando el pensamiento (coherencia entre las ideas principales y las secundarias).
1.2 NIVEL EXPRESIVO-EMOTIVO
Consiste en la identificación de las actitudes, los sentimientos y la ideología del emisor-autor; en reconocer su sistema de valores. La interpretación de este nivel implica el desarrollo de un grado de sensibilidad lingüística, por parte del receptor-lector, pues, en el discurso escrito, el signo lingüístico se constituye en el único portador de este importante nivel significativo. Aquí, la adjetivación desempeña un importante papel en la transmisión del significado emotivo- emocional.
Normalmente, todo signo lingüístico denota y connota, simultáneamente. Entre los significados denotativos y connotativos puede existir gran independencia, ya que un grupo de palabras puede tener idénticos significados literales o denotativos (tener el mismo referente), pero diferentes sentidos emotivos o connotativos. Tal es el caso de palabras como “sirvienta”, “empleada del servicio”, “trabajadora del servicio doméstico”, las cuales, denotativamente, representan una misma realidad: “Persona natural que, a cambio de una remuneración, presta su servicio personal en forma directa, en un hogar o casa de familia, en las tareas propias del hogar”. Sin embargo, connotan de manera diferente: “empleada del servicio” y “trabajadora del servicio doméstico” connotan positivamente, mientras que “sirvienta”, negativamente.
Además, un mismo asunto u objeto puede ser representado mediante signos que pueden tener valoraciones emotivas completamente diferentes. “Ciertas actividades fisiológicas relativas a la reproducción y la eliminación pueden describirse de manera emotivamente neutra, usando un vocabulario médico, sin ofender el gusto más delicado; pero todos estos términos tienen ciertos sinónimos cuyo uso choca hasta a los más curtidos oyentes”. (Copy, Irving, Introducción a la lógica, p. 65).
Este nivel de lectura exige, por lo tanto, un conocimiento cabal del código, del idioma utilizado; igualmente, es necesaria la ubicación contextual del receptor-lector, en el nivel socio-cultural del emisor-autor.
1.3 NIVEL DIRECTIVO (INTENCIONAL)
Se refiere a las acciones, actitudes, cambios conductuales que el emisor-autor trata de provocar en el receptor-lector. Habitualmente, son el resultado de los deseos y creencias del emisor-autor.
Por consiguiente, las acciones pueden ser provocadas mediante recursos de tipo lingüístico (lenguaje poético, palabras emotivas apropiadas) o también de carácter psicológico (apelando a los deseos y anhelos latentes en el ser humano). Además, la forma como el autor-emisor comunique la información es de vital importancia para predisponer al receptor-lector, hacia la acción.
Los tres niveles de interpretación antes mencionados no se dan aislados, en ningún tipo de discurso. Normalmente, los actos comunicativos cumplen funciones múltiples, en las que prima una de ellas, mientras que las otras dos funcionan como secundarias o auxiliares de la misma, con el fin de facilitar una comunicación exitosa. Por otra parte, no existe una relación directa entre las formas gramaticales y los propósitos comunicativos predominantes. No siempre las oraciones declarativas (afirmativas o negativas) coinciden con el propósito informativo; ni las interrogativas e imperativas, con el directivo o intencional. No toda expresión exclamativa representa un propósito expresivo. (COPI, Irving. Introducción a la lógica. p.p.54-58)
Así, la expresión: “quiero acompañarte” (afirmativa), dicha a una novia, por ejemplo, no puede ser interpretada por ella, simplemente, como informativa o desiderativa, puesto que, en el fondo, es de tipo intencional.
El contexto del discurso es muy importante para establecer, con precisión, la función predominante de un discurso. La determinación de la función que prevalece en un texto exige una alta dosis de reflexión, conciencia y sensibilidad, frente al lenguaje.
Es supremamente importante, en esta etapa interpretativa, que el receptor-lector no permita que sus creencias y actitudes interfieran con las del emisor-autor, con el fin que se pueda realizar un proceso de comprensión más objetivo e imparcial, hasta donde sea posible.



  1. EVALUACIÓN

(De los tres niveles anteriores)
La evaluación de un discurso debe hacerse con diferentes procedimientos, según el nivel interpretativo.
2.1 NIVEL INFORMATIVO-COGNOSCITIVO.
Toda información suministrada puede ser catalogada como verdadera o falsa. Para tal efecto, el receptor-lector deberá confrontarla con la realidad a que se refiere, pues, el discurso informativo se utiliza para describir la realidad y para razonar sobre ella. En este sentido, la investigación bibliográfica o documental constituye una herramienta útil, para la determinación de la verdad o falsedad de una afirmación, cuando no es posible acudir a la confrontación, con la realidad misma.
2.2 NIVEL EXPRESIVO-EMOTIVO

Tanto el emisor-autor, como el receptor- lector, pueden discrepar o concordar, respecto de las actitudes o sentimientos asumidos acerca de los hechos. Si embargo, la manera de valorar las actitudes es diametralmente opuesta a la de las creencias, ya que una actitud o un sentimiento no pueden, por lógica, ser catalogados como verdaderos o falsos: sólo como “buenos” o “malos”; “adecuados”o “inadecuados”. Es decir, implican una valoración de tipo moral, estético o, simplemente, de gusto. La valoración del nivel expresivo es de tipo subjetivo, mientras que la del informativo es de tipo objetivo, racional.


2.3 NIVEL DIRECTIVO-INTENCIONAL
La valoración de una intención comunicativa, en el nivel directivo, también es de carácter subjetivo, moral, estético o, simplemente, de gusto.


  • CONCLUSIÓN SOBRE LA EVALUACIÓN

Así, finalmente, después de realizar la evaluación de los tres niveles anteriores, podemos llegar a tener el siguiente cuadro de valoraciones:


a. Acuerdo total: Cuando hay acuerdo en las creencias, las actitudes y las intenciones.
b. Acuerdo parcial: Cuando hay desacuerdo, ya sea en las creencias, las actitudes o las intenciones.
c. Desacuerdo total: Cuando hay un desacuerdo total en las creencias, en las actitudes y en las intenciones.
La evaluación del discurso, con base en los diferentes niveles, permite adoptar un procedimiento eficaz y práctico, no sólo para realizar un juicio crítico objetivo y bien intencionado, sino también para tratar de solucionar los conflictos o los desacuerdos.



  1. PRODUCCIÓN

(Del receptor-lector)
Esta tercera y última etapa es, quizá, la más importante, por cuanto la recuperación de un texto, en los diferentes niveles mencionados, cumple su verdadero sentido, cuando sirve de aliciente, de estímulo o de acicate, para la producción de un nuevo discurso: el del receptor-lector.
La adquisición del conocimiento por el conocimiento, sin trascender, sin provocar nuevos discursos o nuevas ideas, no tiene justificación. Toda asimilación de ideas, reflexiva y metódica, debe generar, por sí misma, nuevas ideas, con base en procesos lógicos: de relación (temporal, locativa, causal); de inferencia; de igualdad; de comparación (por semejanza, por contraste). Un buen receptor-lector está en la obligación de trascender al autor, así como un buen discípulo debe buscar superar a su maestro.
Es precisamente, en esta etapa, en la que deben manifestarse la creatividad del lector, la imaginación, el ingenio, a fin de enriquecer el discurso concebido por el autor”. Es, entonces, la oportunidad para que el lector señale o exprese “todo aquello que olvidó decir el autor”; las ideas que se quedaron en el “limbo”; las inconsistencias encontradas; las recomendaciones pertinentes; la(s) relación(-es) existentes con otros autores; las falacias presentes; las limitaciones del texto; el manejo del lenguaje; la claridad en la exposición de las ideas; el aporte de la obra al conocimiento, en términos de la profundidad, en el manejo del tema; la pertinencia de la metodología aplicada; las ambigüedades halladas; las contextualizaciones posibles; la trascendencia de la información suministrada; la novedad del conocimiento suministrado; las aplicaciones teóricas y prácticas posibles; las reflexiones suscitadas; la novedad de las ideas; la coherencia y la cohesión del texto; la originalidad en el desarrollo de las ideas y los conceptos…
El proyecto metodológico propuesto para la realización de un proceso integral de lectura es aplicable a cualquier idioma, teniendo en cuenta, eso sí, las particularidades propias de cada código o idioma. Además, puede ser igualmente válido, con las adaptaciones necesarias, por razón de su carácter, para aplicarlo a la interpretación del discurso oral.
Debemos, finalmente, ser conscientes de que el hecho de aprender a interpretar un discurso oral o escrito, con fidelidad, con objetividad, con profundidad, de manera integral, nos permitirá una mejor comunicación con nuestros semejantes y, por ende, una mejor convivencia, unas mejores relaciones humanas. Una vida mejor.


BIBLIOGRAFÍA
ADLER, Mortimer J. Cómo leer un libro. Buenos Aires: Claridad, 1961.

AYER, A. J. Lenguaje Verdad y lógica. Barcelona: Martínez Roca, 1971.

BADURA, Bernard. Sociología de la Comunicación. Barcelona: Ariel, 1979.

BERLO, David. El proceso de la comunicación. Buenos Aires. El Ateneo, 1.977.

BLAY, F. Antonio. Lectura rápida. Barcelona: Iberia, 1967.

BRAUNSTEIN, Néstor A. y Marcelo PASTERNAC. Psicología: Ideología y Ciencia. México: Siglo XXI, 1981.

CASTAGNINO, Raúl H. Biografía del libro. Buenos Aires: Nova, 1961.

CASTAGNINO, Raúl A. Algunas observaciones metodológicas sobre la enseñanza de la composición. Buenos Aires: Nova, 1955.

COPY, Irving M. Introducción a la lógica. Buenos Aires: Nova, 1963.

FREUD, Sigmund. Psicoanálisis del arte. Madrid: Alianza, 1971.

GORSKI, D. P. Pensamiento y lenguaje. México: Grijalbo, 1966.

LLERENA, V. Rito. Manual de retórica estructural práctica. Medellín: Universidad de Antioquia, 1971.

SIMARD, Emile. Naturaleza y alcance del método científico. Madrid: Gredos, 1961.

ULLMMAN, Stephen. Lenguaje y estilo. Madrid: Aguilar, 1968.



NOTAS DIDÁCTICAS

  • NIVEL EXPRESIVO-EMOTIVO:

  • Se refiere a la identificación de las actitudes, los sentimientos del autor y su sistema de valores.

  • ¿Qué actitudes, sentimientos, emociones, prejuicios, tendencias ideológicas manifiesta el autor a lo largo del discurso?

  • Ejemplos:

Solidaridad, piedad, aprobación, amor, simpatía, religiosidad, compañerismo, paciencia, pacifismo, comprensión, ecuanimidad, cortesía, voluptuosidad, erotismo, estabilidad, equilibrio, espiritualidad, justedad, sensibilidad... (Connotación positiva).

Antipatía, desconfianza, hostilidad, odio, desprecio, belicosidad, indolencia, rencor, inestabilidad, injusticia, insensibilidad, discriminación, fanatismo, parcialidad, materialismo, vulgaridad, mezquindad, ordinariez... (Connotación negativa).


  • NIVEL DIRECTIVO (intencional):

  • Se refiere a las acciones o cambios de conducta que el autor trata de provocar en el lector.

  • Ejemplos:

Reflexionar, evitar, oponerse, provocar, sensibilizar, impedir, consumir, despertar, cambiar, adoptar, conmover, aceptar, apoyar, continuar, rechazar, disfrutar, gozar, sufrir, añorar, anhelar...

  • ¿Qué procedimientos o estrategias utiliza el autor para lograr su intención comunicativa?

a. De carácter psicológico: Recurrir a anhelos universales, tales como la salud, la juventud, la belleza, la libertad, el triunfo, el bienestar, la justicia, la felicidad, el amor, la riqueza...

La apelación al miedo: a la muerte, a la soledad, a la vejez, a la miseria, a la enfermedad, a la viudez, al fracaso, al desprecio, al ridículo, a la impotencia, a la incomprensión, al desempleo...

b. De carácter lingüístico: metáforas, epítetos, fluidez verbal, locuacidad, lenguaje emotivo, poético...


  1. De carácter lógico: argumentaciones, falacias, razonamientos, sofismas, hipótesis...

  • EVALUACIÓN

  • DE LA INFORMACIÓN: Es ¿verdadera o falsa? ¿Parcialmente cierta? Acuerdos y desacuerdos, con base en las pruebas presentadas.

  • DE LA EXPRESIÓN: Confrontación entre las actitudes del autor y las del lector. Acuerdos y desacuerdos. Es de carácter subjetivo.

  • DE LA INTENCIÓN: ¿La comparte el lector? Acuerdos y desacuerdos. La valoración que se hace es de tipo subjetivo; implica adoptar posiciones de carácter moral, estético, actitudinales, filosóficas o, simplemente, de gusto.

  • PRODUCCIÓN

En esta última etapa, el lector debe ejercitar todo su potencial creativo, imaginativo, para producir un nuevo texto que enriquezca el del autor: es la oportunidad para expresar todo aquello que olvidó decir el autor; para sugerir soluciones a un problema propuesto; para plantear nuevas ideas; para hacer inferencias: para establecer relaciones; para reflexionar sobre algo; para agregar nuevos elementos; para plantear nuevos interrogantes, nuevos objetos de estudio.

Un buen lector está en la obligación de trascender al autor, así como un buen discípulo debe superar a su maestro.



FIGURAS LITERARIAS

Son formas de escribir bellamente o expresarse de forma bella.



 FIGURAS DE DICCION ( colocación de las palabra)

  • NIVEL FÓNICO (basadas en el sonido)

  • Aliteración: Consiste en repetir vocablo o sonidos iguales en un verso. Ni fingas lo falso, ni furtas estoria.

  • Onomatopeya: Consiste en la imitación de sonidos o movimientos reales: Uco, uco, uco, el abejeruco.

  • Paronomasia: Juego de letras o sonidos con significado diferente. Ganada, nada, nada; este es el eco de la sangre.

  • Similicadencia: utilizar dos o mas palabras en el mismo accidente gramatical. De carne nacemos, en carne vivimos , en carne morimos

  • NIVEL MORFOSINTÁCTICO: elección del vocablo para crear belleza.

  • Por adicción de palabras:

Pleonasmo: Añade palabras innecesarias pero ricas expresivamente. Temprano madrugó la madrugó la madrugada, temprano estás rodando por el suelo.

Sinonimia: Nombrar palabras de significado análogo. Ej: Cuando se toca con las manos el vacío, el hueco.

Epíteto: Adjetivo que se adjunta mediata o inmediatamente al sustantivo sin nexo para expresar una cualidad del sustantivo. (En poesía detrás del sustantivo). El epíteto, adquiere algunos aspectos como; tipificador, suprarealista, y apositivo.

  • Por omisión de palabras: ( por omisión de vocablos)

Elípsis: Suprime elementos de la frase dotándola de brevedad, energía, rapidez y poder sugestivo utilizando oraciones en voz activa. Por una mirada un mundo, por una sonrisa un cielo, por...

Asíndetón: Omite conjunciones para dar vigor y movimiento a la frase, (barroco...). Rendí, rompí, derribe, rajé, deshice prendí....

  • Por repetición de palabras: (Repite vocablos) ( Síntoma de interés emoción y énfasis)

Anáfora: Reitera una o varias palbras al comienzo de frases análogas. Todas visten un vestido, todas calzan un calzado,....

Reduplicación: Consiste en la repetición inmediata por aposición.( Dos sustantivos seguidos) Helo, helo, por do viene el mozo por la calzada.

Concatenación: Consiste en una repetición en serio que pone de relieve la continuidad. La última palabra de una frase o verso es la primera de la frase o verso siguiente. La plaza tiene una torre, la torre tiene un balcón....

Polisíndetón: Repite muchas conjunciones innecesarias crean do lentitud. Y me cansé, y quise dejarlo y ya no supe.

Repetición diseminada Es como el hilo conductor, el grozne. Vendrá de noche sí, vendrá de noche, su negro sello servirá de broche que cierra el alma.

Retruécano: Consiste en repetir varios vocablos o una invirtiendo el orden de los téminos: Es un triste santo, es un santo triste.

  • Por combinación de palabras:

Derivación: Es una figura etimológica utilizando palabras con la mima raiz. Pues, mientras vive el vencido, venciendo está el vencedor.

Polípote: Utiliza formas diferentes y accidentes gramaticales también diferentes en la palabras: Vendrá veniendo con venir eterno.

Hipérbaton: invierte el orden gramatical de las palabras. Cerca del tajo, en soledad amena de verdes sauces hay una espesura.

Equívoco: Utiliza vocablos de doble sentido jugando con palabras homófonas. Y los estafadores, en el extremo mas lejano de la fila hurtaban el rostro ante los recién llegados quizá para hurtar algo.

Calambur: Al agrupar de un modo u otro las sílabas de las palabras, estas obtienen uno u otro significado.Es cojo, escojo.

b)FIGURAS DE PENSAMIENTO (Emanan de las ideas y el asunto)

-NIVEL SEMÁNTICO:


  • Figuras descriptivas:

Prosopografía: Salen de la epopeya y el retrato. Dercripción externa de una persona u animal. Platreo es....

Etopeya: Descripción de las cualidades morales y espirituales de una persona. Descripción interna. Novela de P. Páramo.

Retrato: Es la fusión de prosopografía y etepoya.

Topografía: Descripción de un lugar o un paiseje.

Enumeración: Descripción rápida de objetos, ideas, o partes de un todo.

c)FIGURAS PATÉTICAS (predomina el sentimiento del autor)



  • Exclamación: Equivale a un grito de emoción o desahogo (estas figuras se utilizan mucho en el renacimiento) ¡Oh noche que guiaste, oh noche amable mas que la alborada!

  • Interrogación retórica: Preguntar sin esperar respuesta

  • Apóstrofe: Exclamación o pregunta dirigida con vehemencia a un ser animado o inanimado, real o imaginado. Yo quiero ser llorando el hortelano de la tierra que ocupas y estercolas compañero del alma tan temprano.

  • Hipérbole: Describe la cosas fuera de sus proporciones normales. Esto era un hombre a una nariz pegado......

  • Personificación: Atribuye características de seres animados a seres inanimados o abstractos. “El río ríe a lo lejos”

d)FIGURAS LÓGICAS (comunican mayor rigor a las ideas buscando lo s matices que las hacen mas claras y precisas)

  • Sentencia: Espresa en pocas palabra un pensamiento profundo, frecuentemente moral.

  • Simil o comparación: Semejanza entre dos ideas a fin de que la menos conocida resulte mas comprensible. “ Y todo en la memeria se rompía,/tal una pompa de jabón al viento”

  • Antítesis o contraste: Contrapone dos ideas o pensamientos para dar relieve a la idea principal. “ Fue la noche de Santiago/ y casi por compromiso / se apagaron los faroles y se encendieron los grillos”

  • Paradoja: Hermana ideas contradicitorias en un solo pensamiento. “A la inmensa minoría”

  • Graduación: Nos presenta unas ideas en escala ascendente o descendente. “Entierra en humo en polvo, en sombra, en nada”

e)FIGURAS OBLICUAS (expresa pensamientos de una forma directa según la intención de autor.

  • Perífrasis:Rodeo de palabras cuando podría decirse con menos o con una sola. De sangre en sangre vengo, como el mar de ola en ola

  • Alusión: Es la perífrasis que hace referencia a persona o cosa sin nombrarla siendo esta conocida. Y cuando llegue el día del último viaje y este al partis la nve que nunca ha de tornar, me encontrareis a bordo ligero de equipaje.

  • Eufemismo: Se emplea para evitar una expresión soez. Pasó a mejor vida.

  • Reticencia: Deja una una frase sin terminar bien por que se sobreentiende p por que no interesa saberlo.

  • Ironía: Se da a entender lo contrario de lo que se dice. La burla, el humorismo. Es un genio.

  • Sarcasmo: Es la ironía cuando pasa al tono insultante. Si eres hijo de Dios baja de la cruz

TROPOS

La diferencia entre tropo y f. literario es que en el tropo hay sustitución de nobre mientras que las f. literarias reciven su propio nombre.

  • METÁFORA: Se traslada el significado de un vocablo de un objeto a otro por la semejanza que tienen entre sí. En la metáfora sepresentan como idénticos dos términos diatintos. Nuestras vidas son los ríos.

  • METONIMIA: Se translada el nombre de un objeto a otro en virtud de una relación de sucesión entre ambos.La metonimia se produce de dos formas distintas:

-La causa por el efecto: vive de su trabajo

-El efecto por la causa: respeto las canas

  • SINÉCDOQUE: Designa un objeto con el nombre de otro en virtud de una relación entre la parte y el todo. Tiene 20 primaveras.

  • SÍMBOLO:Recurrir a símblos materiales para representar objetos de orden espiritual. Cipres-muerte

  • ALEGORÍA:Metáfora continuada a lo largo de todo un poema o una parte de un texto en prosa: La introducción de Berceo a los milagros de Nuestra señora


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos