Proyecto Integral de Apoyo al vínculo materno-infantil



Descargar 245 Kb.
Página6/6
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño245 Kb.
Vistas286
Descargas0
1   2   3   4   5   6

Objetivos Generales


El objetivo general de la actividad es la detección y el diagnóstico de los trastornos en el desarrollo (TD); el apoyo y asesoramiento a las familias cuando aparecen los primeros signos de desviación en el desarrollo o se detectan situaciones familiares que puedan originarlos.
El concepto de TD corresponde a un concepto amplio, el mismo incluye a la población infantil con trastornos o dificultades de distinto grado en cualquier ámbito del desarrollo: motricidad, comunicación, lenguaje, cognición, conducta o emociones, así como la que presenta diferentes discapacidades. La prevalencia de los TD en la infancia es difícil de establecer, al encontrarnos ante un continuo que va desde la normalidad a la patología, sin una línea clara que las separe. En los primeros años de la vida existen dificultades en la detección y diagnóstico precoz de los TD, al ser una etapa en la que los distintos cuadros clínicos a menudo no están bien establecidos, pero en la que es fundamental una intervención temprana. Determinados TD, como la parálisis cerebral infantil, el síndrome de Down o algunos déficit sensoriales, pueden ser diagnosticados desde los primeros días de vida y presentan cursos clínicos bien establecidos. Pero en muchos otros casos nos hallamos ante niños con signos inespecíficos, tales como: hipotonía, trastornos de regulación, irritabilidad, dificultades en la alimentación, trastorno del sueño, retraso global en la evolución, etc., que pueden corresponder a trastornos muy diversos y de difícil diagnóstico, ya que la comorbilidad y la multifactorialidad son muy frecuentes.

Objetivos Específicos

Para esto se utilizan instrumentos capaces de evaluar y cuantificar el desarrollo mental y motor de los niños, así como aquellas variables funcionales del microambiente que lo rodea. Los instrumentos seleccionados cumplen tres propósitos:


  1. Descripción y Diagnóstico:

Proporcionan una descripción relativamente amplia del desarrollo del niño, dando información suficiente sobre sus fortalezas y debilidades de manera que permiten elaborar en caso de ser necesario, un programa terapéutico individualizado.


  1. Detección y Screening:

Identifican aquellos niños que están en riesgo o que ya presentan problemas en su desarrollo. Están diseñados para diferenciar a los individuos o poblaciones en dos o tres categorías (retraso, riesgo y normal). Permite detectar a aquellos niños aparentemente normales, que podrían beneficiarse con una intervención preventiva, o en caso de ser necesario ser referidos para una evaluación más completa. Esta información, a nivel poblacional proporciona datos importantes en relación a la frecuencia y distribución de los problemas de desarrollo.


  1. Monitoreo periódico:

Permiten la comparación del estado del niño en diversos momentos de su desarrollo. Evaluar los cambios a lo largo del tiempo en el niño permite identificar diferentes eventos de vida (life events), dimensionando sus efectos, así como justipreciar el impacto de las intervenciones.
Instrumentos

  • Escala de Massie & Campbell

Esta grilla fue diseñada para la observación del vínculo madre-hijo, permite registrar clínicamente las interacciones en contextos de stress moderado aportando indicadores cualitativos y cuantitativos. Tradicionalmente es empleada a propósito del seguimiento pediátrico y en centros de cuidados infantiles para medir el momento de separación y reencuentro del niño con su cuidador.


  • Escala de Evaluación del Desarrollo Psicomotor (de 0 a 2 años)

La EEPD es una escala chilena, aunque ampliamente utilizada en nuestro país por su simplicidad y fiabilidad, ya que es un instrumento que especialmente permite detectar niños en situaciones de riesgo psicosocial en relación a la cronología del desarrollo. Posee la ventaja de registrar alteraciones leves que con una intervención adecuada pueden ser minimamente solucionadas.


  • HOME

A través de un cuestionario simple, permite evaluar factores de riesgo para el desarrollo cognitivo en la infancia, y objetiviza información sobre cualidades intangibles de las relaciones interpersonales que conforman el medio ambiente familiar del niño.

A partir de la información que brindan estos instrumentos, se puede confeccionar un breve informe que contribuye a una más amplia visión del estado de salud del bebé, facilitando al pediatra el diálogo con la madre o el cuidador, respecto de las características individuales de cada niño, fomentando los cuidados adecuados y oportunos, así como realizar las interconsultas y/o derivaciones necesarias para restablecer el bienestar del bebé o atender a sus potencialidades.


Actualmente estamos planificado investigar la relación entre depresión materna y desarrollo del bebé, repicando estudios realizados por la cátedra en otros hospitales.

Actividad en Sala de Internación Conjunta
Rooming in

La propuesta fue acompañar al pediatra durante el rooming in, con el objeto de favorecer la comunicación y que las madres puedan intercambiar opiniones, consultar y expresar ansiedades que habitualmente no llegan a ser verbalizadas, ya sea por desconocimiento, por prejuicio de las propias puérperas, o porque temen que si las expresan, sean desestimadas, culpabilizadas o “juzgadas”.


Por una parte nuestra tarea durante el rooming in funciona como reforzamiento de la información dada por el pediatra, por otra, promovemos el debate, la participación activa -despertando inquietudes- y la mutua colaboración de las madres durante su estadía en el hospital. Se les insiste en que pregunten todas las dudas que tengan antes del egreso del hospital, así como destacamos la importancia de concurrir a los controles pediátricos y obstétricos en las fechas determinadas.


  • Qué preguntamos

  • Estado anímico luego del parto

  • Cuál fue la actitud del padre ante el nacimiento del bebé

  • Si tiene hijos previos y si dio el pecho a hijos previos

  • Si el bebé ya mamó y si hubo dificultades o dudas con las primeras mamadas

  • Si tiene dudas respecto de la higiene (cordón, cola, etc.)

  • Si cuenta con apoyo familiar al regreso al hogar

  • Si se preparó un lugar físico para el bebé (en prevención de colecho o cohabitación)




  • Qué valoramos

  • Sostén del bebé durante la mamada

  • Postura de la madre durante el amamantamiento

  • Succión

  • Posición supina o prona en la cuna

  • Participación de la madre durante el rooming in




  • Qué informamos

  • El bebé oye y ve desde el nacimiento

  • Reconoce el olor de la madre

  • Reconoce la voz del padre y de la madre

  • Hay un tiempo de adaptación mutua en la mamada, al principio la succión es débil, luego será más vigorosa.

  • Puede ser alzado, acunado o calmado, que no adquirirá “mañas”



  • En qué insistimos

  • Importancia de la concurrencia a los controles propios y del bebé.

  • Importancia de respetar el esquema de vacunación.

  • Importancia del Fei

  • Importancia de la lactancia materna exclusiva

  • El calosto es el alimento específico para los primeros días y la lactancia debe ser a libre demanda del bebé.

  • Vaciamiento de mamas luego de la mamada.

  • El bebé tiene su propio patrón defecatorio, no dar tés ni nada

  • Importancia de hablarle, cantarle, acariciarlo, etc.

  • Acunarlo para que se duerma no genera mañas

  • Adecuar el descanso materno al sueño del bebé

  • Participación del padre en los cuidados del bebé, e inclusión de los hermanos acorde a la edad

  • Acostumbrar al bebé al ritmo de la casa (día y noche)

A solicitud de los pediatras hemos entrevistado a madres que presentaron las siguientes problemáticas: signos de angustia materna, negativa a amamantar, conductas bizarras en el cuidado del bebé, mujeres solas, etc.; asimismo a madres de recién nacidos sanos que permanecieron internadas por problemas de posparto. También hemos realizado acompañamiento a las madres de bebés fallecidos: asistimos a la mujer en estos casos ya que esta tarea contribuye a la prevención de trastornos en la relación de la pareja parental, con los otros hijos (previos o por nacer), depresiones, etc..


Talleres

La noción de red reviste un especial interés en lo que hace a la posibilidad de trabajo en sala de internación conjunta. Para M. Montero22, la red social es un estructura que brinda refugio y apoyo a las personas; según esta autora la red social personal es “la suma de todas las relaciones que un individuo percibe como significativas. Constituye una de las claves centrales de la experiencia individual de identidad, bienestar, competencia y protagonismo o autoría, incluyendo los hábitos de salud y la capacidad de adaptación de una crisis”.

Consideramos fundamental que la madre tenga la posibilidad de relacionarse con otras mujeres. Esto cumple varias funciones: por un lado, permite que la mujer coteje la información transmitida generacionalmente en su familia respecto a la crianza de los hijos con otros modelos familiares y culturales; por otro, la mujer va construyendo un soporte externo para sostener su papel. Las madres que no cuentan con apoyo familiar y red social, son propensas a deprimirse y su capacidad de “maternizar” disminuye23.

La delimitación de las redes tiene una implicancia central. En el caso particular de las mujeres que han parido en el Hospital Rivadavia -como ya señalamos en la figura 1- el 50 % es extranjera, y sabemos que muchas de estas mujeres viven en la Villa de Retiro, u otras de la ciudad, razón por la que podemos suponer que la mayoría de ellas está distanciada de su familia de origen, por lo que es posible que cuenten con poco o nulo apoyo familiar. También señalamos que de las argentinas, la mitad vive en localidades del Gran Buenos Aires, desconociendo el apoyo familiar con que cuentan, pero presuponiendo –como ocurre con amplias capas de la población- que viven en la casa de su familia de origen o la del marido, o comparten la vivienda con algún familiar cercano.

Por otra parte, como se muestra en la figura 4, sólo el 30 % de las mujeres tiene trabajo y la mayoría como doméstica; es decir que tampoco alrededor de la actividad laboral se encuentra una red social de contención.

Nos encontrarnos frente a dos situaciones típicas: mujeres con escasa red social, culturalmente heterogénea, de edades dispersas y con poco tiempo de relación, y mujeres con una red heterogénea en cuanto a la edad pero homogénea culturalmente y con una historia en común. Mientras que las primeras no tienen probablemente con quién hablar de sus dudas respecto de la crianza de los hijos o situaciones personales, ya que recurrentemente hablan de sentimientos de soledad y miedo (si el marido trabaja por estar solas con el bebé, si la pareja las abandonó no cuentan con nadie aquí, etc.), las segundas suelen reconocer el apoyo de madres, suegras o hermanas, pero quejarse de intromisiones que deben aceptar “porque vivimos en su casa”.

Sluzki24 plantea que las habilidades sociales para entablar vínculos pueden ser adquiridas; entonces se puede pensar en potenciales redes a ser activadas o también puede existir la necesidad de desactivar una red y que se modifiquen o recorten las funciones de la misma (por ejemplo, con una abuela que no da un espacio de intimidad a la pareja, o genera confusiones en cuanto al papel de autoridad).

Durante las entrevistas, notamos la facilidad con que las mujeres acceden a hablar acerca de sus vínculos. Esta apertura genera la posibilidad de un diálogo franco. Así, las entrevistas se desenvolvieron fluidamente, percibiéndose cómo las entrevistadas se iban sintiendo cada vez más cómodas hasta transformarse en algo más parecido a una “charla amena”, más simétrica, que a una entrevista al estilo tradicional, asimétrica. Pensamos que esto se vio favorecido porque las entrevistas se llevaban a cabo en un clima informal, cuando al acercarnos a la cama le preguntábamos cómo se sentía luego del parto, mirábamos a su bebé –pero no para revisarlo- o le hacíamos algún comentario cordial. Pero en otros casos, aún este tipo de acercamiento no logró romper con la posición sumisa que suelen adoptar algunas mujeres cuando se encuentran en un medio extraño.

En nuestro medio, por los enormes adelantos científicos y tecnológicos, existe la tendencia a asimilar el nacimiento con sus aspectos médicos y técnicos, dejando de lado muchas veces el enigma y la dificultad humana ante esta aventura singular. El control técnico no evita a los padres la perplejidad, la angustia, o el deseo de ser escuchados en sus miedos más íntimos.

Esto nos llevó a plantearnos hacer un breve taller durante la internación, que tiene como principal objetivo promover el intercambio y la solidaridad; sintéticamente está organizado de con las siguientes técnicas:



  1. Fotopalabra: Se presenta en una carpeta varias fotografías que representan personas solas, parejas, padres con hijos, abuelos, etc. Cada persona elige una y explica porqué la eligió. Se alienta la expresión de sentimientos y que pueda compartir con los otros su vivencia del momento que está atravesando.

  2. Completar la frase: Se expone en una cartulina una frase incompleta, y se le pide a cada persona que elija una y la complete; se incentiva a que los demás expresen su acuerdo o desacuerdo con ello.

  3. Regalo: (Una caja envuelta como regalo) Cada mujer le da a otra un regalo, mientras expresa que “hay” dentro de la caja. El regalo es simbólico, ya que expresa el intercambio de deseos de una hacia la otra.

Hemos observado que cuando nosotros también participamos de la actividad, disminuye la ansiedad de las mujeres respecto de su situación personal, y que luego del taller se quedan hablando entre ellas.

En muchos casos fue a partir del taller que algunas madres pidieron hablar con un psicólogo, solicitando orientación respecto de alguna problemática familiar, planteando tanto cuestiones que hacen a la relación con su pareja, con sus otros hijos, etc.





OTRAS ACTIVIDADES DE LA CATEDRA
Hospital Alvarez

Programa de Intervención Seguimiento del embarazo de adolescentes

Programa de intervención Crianza y Desarrollo
Hospital Penna

Programa de Intervención Seguimiento del embarazo de alto riesgo

Programa de intervención Crianza y Desarrollo
Hospital Posadas

Programa de Intervención Seguimiento del embarazo de adolescentes


Unidad Sanitaria Nº 5 de Avellaneda

Programa de Intervención Crianza y Desarrollo


Consejo Nacional del Menor y la familia

Programa de Intervención Crianza y Desarrollo de bebes y niños bajo la tutela del Consejo.




PAGINA WEB
www.psi.uba.ar/carrerasdegrado/psicologia/practicasprofesionales/atenc_psi_hosp.htm


1 Atención Integrada a las Enfermedades Prevalentes de la Infancia

2 AIEPI (1999): Conversando con las madres, OMS-OPS-UNICEF, Ministerio de Salud y Acción Social.

3 Hemos seguido los criterios establecidos en la Guía para el equipo de salud “Cuidando al bebé: Acompañando a la familia en el desarrollo infantil”, Ministerio de Salud de la Nación.

4 Brazelton T. B.: “Le bebé partenaire dans l interactión” en La dynamique du nurrison, ESF, Paris

5 Klauss M. y Kennell J.: La relación madre hijo, Panamericana,

6 Citado por Brazelton T. B. en La relación más temprana, Paidos, Barcelona, 1993.

7 Cf. Flores Urbina, A.: “El sentido del olfato: un enfoque biopsicosocial”, en Revista Elementos, Nº 19, Vol.3, 1993, p.30

8 Klaus, M. & Kennell, J. : “Bonding: recent observations that alter perinatal care”, en Pediatrics in Review, 1998, 19, p. 7

99 Winberg, J; Porter, RH: “Olfaction and human neonatal behaviour: clinical implications” en Acta Paediatr, 87:6-10

10 Bowlby, J.: El vinculo afectivo, Paidos, Buenos Aires, 1976, p. 132

11 Dolto, F.: La imagen inconsciente del cuerpo, Paidos, Buenos Aires, 1986, p.56

12 Anzieu, D.: El yo-piel, Biblioteca Nueva, Madrid, 1988, p. 68

13 Spitz, R.: El primer año de vida en el niño, FCE, México, 1969, p.197-210

14 PEDIATRICS Vol. 102 No. 2 August 1998

15 Bowlby, op cit, p. 150

16 Lebovici, S y Weil-Halpern, F.: La psicopatología del bebé, Ed. Siglo XXI, México, 1989

17 Cf. Lebovici, op.cit.

18 Civic D, Holt VL. : “Maternal depressive symptoms and child behavior problems in a nationally representative normal birthweight sample”, en Matern Child Health J 2000 Dec;4(4):215-21.

19 Vargas Aldecoa, T, y Polaino Lorente, A.: “Evaluar el apego en el aprendizaje temprano” en Comunidad Educativa 244, 1997, p.15-20.

20 Piaget, J.: Psicología del niño, Ediciones Morata, Madrid, 1977, p. 31-37

21 Rodulfo, R.: El niño y el significante, Paidos, Buenos Aires, 1993, p. 120-137

22 Montero, M.: Teoría y Práctica de la Psicología Comunitaria; Paidós Buenos Aires, 2003.

23 Di Biasi, S.: Tengo la mirada triste, presentación al XXVIII Congreso Interamericano de Psicología, Sociedad Interamericana de Psicología, Chile, 2001.

24 Sluzki, C. : La red social: Frontera de la práctica sistémica, Gedisa, Barcelona, 1998






Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos