Proyecto final integrador



Descargar 1.43 Mb.
Página1/14
Fecha de conversión10.02.2019
Tamaño1.43 Mb.
Vistas511
Descargas0
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14


Trabajo Final Integrador
Técnicas de imagen para el diagnóstico del Accidente cerebrovascular:

TC y RM
Alumna: Cintia Eliana Rojas

Tutora a cargo: Dra. Laura Falcón

Carrera: Técnico Universitario en Diagnostico por Imágenes

Universidad Nacional de General San Martín

Escuela de Ciencia y Tecnología

Año 2007


ÍNDICE DE CONTENIDOS


INTRODUCCIÓN………………………………………………………………………….

1


SECCIÓN I:

TOMOGRAFIA COMPUTADA


1.1 Generalidades………………………………………………………………………

2


1.2 Funcionamiento básico de un tomógrafo………………………………………….

3


1.3 Generaciones de tomógrafos……………………………………………………..

4


1.4 Componentes de un equipo de TC……………………………………………….

7


1.5 Aspectos teóricos…………………………………………………………………...

10


1.6 Reconstrucción de la imagen……………………………………………………...

11


1.7 Presentación de la imagen………………………………………………………...

13


1.8 Calidad de imagen. Artefactos……………………………………………………..

14


SECCIÓN II:

RESONANCIA MAGNETICA


2.1 Generalidades………………………………………………………………………

19


2.2 Principios físicos de la imagen de RM……………………………………………

19


2.3 Secuencias………………………………………………………………………….

23


2.4 Formación de la imagen…………………………………………………………...

27


2.5 Instrumental básico de un equipo de RM…………………………………………

29


2.6 Calidad de imagen. Artefactos…………………………………………………….

32


2.7 Angiografía por RM…………………………………………………………………

36


2.8 Espectroscopia: consideraciones básicas. ……………………………………...

38


2.9 Técnicas de Difusión y Perfusión…………………………………………………

41


SECCIÓN III:

APLICACIÓN DE LA TC Y RM EN EL ACCIDENTE CEREBROVASCULAR


3.1 Accidente cerebrovascular: definición y tipos…………………………………...

45


3.2 TC: encéfalo…………………………………………………………………………

48


3.2.1 Preparación del paciente. …………………………………………………….

48


3.2.2 Posicionamiento………………………………………………………………...

48


3.2.3 Parámetros del estudio………………………………………………………...

49


3.2.4 Imagen normal de TC…………………………………………………………..

50


3.2.5 Aplicación clínica en el accidente cerebrovascular…………………………

52


3.3 Resonancia magnética: encéfalo………………………………………………….

57


3.3.1 Preparación del paciente. ……………………………………………………..

57


3.3.2 Posicionamiento…………………………………………………………………

57


3.3.3 Protocolo del estudio……………………………………………………………

58


3.3.4 Imagen normal: apariencia de la RM. ………………………………………..

59


3.3.5 Hallazgos por RM en el accidente cerebrovascular…………………………

61


3.4 Técnicas de imagen complementarias……………………………………………

66


3.4.1 Imagen de difusión y perfusión………………………………………………..

66


3.4.2 Angiografía por resonancia (ARM) y angio-TC………………………………

69


3.4.2 Espectroscopia por RM…………………………………………………………

72


CONCLUSIÓN……………………………………………………………………………..

74


BIBLIOGRAFÍA……………………………………………………………………………

75


INTRODUCCIÓN
El Accidente Cerebro Vascular (ACV) o ictus es una de las primeras causas de muerte en el mundo occidental y la mayor causa de incapacidad tanto física como intelectual entre la población adulta. El termino ictus significa golpe o ataque lo que describe el carácter brusco y súbito del proceso. Popularmente es conocido por múltiples nombres: infarto cerebral, trombosis, embolia, derrame cerebral, hemorragia cerebral, apoplejía; lo que puede originar una confusión en cuanto al concepto y la diferenciación entre los diferentes tipos. El termino accidente cerebrovascular se refiere a cualquier trastorno de la circulación cerebral, generalmente de comienzo brusco que puede ser consecuencia de la interrupción de flujo sanguíneo a una parte del cerebro (isquemia cerebral) o a la ruptura de una arteria o vena cerebral (hemorragia cerebral). El ACV puede estar producido por un variado espectro de enfermedades, pero como causa más frecuente de ACV isquémico se encuentra la arteriosclerosis, aunque existen múltiples etiologías. La hipertensión arterial es la causa de la mayor parte de los ACV hemorrágicos, si bien hay otras como los aneurismas o las malformaciones vasculares.

La utilización de los distintos métodos de imagen sirve para confirmar el diagnóstico clínico y la causa específica responsable del síndrome, de forma que se pueda instaurar rápidamente el tratamiento más apropiado.

El gran desarrollo que se produjo en los últimos años en el campo del diagnostico por imagen proporciona una gran variedad de procedimientos para la evaluación de los pacientes con enfermedad vascular cerebral. El conocimiento básico de cada técnica es importante para comprender que tipo de información se puede obtener de cada una y de esta manera elegir el método mas adecuado.
Este trabajo se centra en los dos principales métodos de diagnostico por imagen, la tomografía computada y la resonancia magnética, utilizados para el estudio del sistema nervioso central en pacientes con ictus. No solo de las imágenes convencionales sino también de las nuevas técnicas, como las imágenes de difusión y perfusión, la espectroscopia y angiografía por resonancia magnética, y angio-TC.

Se indica los protocolos y procedimientos para la obtención de las imágenes, así como también los hallazgos en las imágenes tanto en el ictus isquémico como hemorrágico.

Además se pretende brindar una información básica de las dos técnicas de diagnostico por imagen proporcionando conocimientos sobre: física, instrumentación, formación de las imágenes, artefactos, y descripción de las nuevas técnicas.

SECCIÓN I: TOMOGRAFIA COMPUTADA
1.1. GENERALIDADES
En 1971 la empresa EMI anunció el desarrollo del escáner, máquina que unía el cálculo electrónico a las técnicas de rayos X, constituyendo un gran avance en radiodiagnóstico. Su creador fue Godfrey Hounsfield.

Hasta este momento la técnica de rayos X permitía la visualización en dos dimensiones, con el problema de que unas imágenes se superponían a otras, por lo que se perdía gran parte de la información, esta limitación fue superada por la TC al obtener imágenes de planos transversales del paciente (Fig. I).



La Tomografía Computada (TC) es una técnica radiológica no invasiva, que obtiene información midiendo los coeficientes de atenuación de los rayos X al pasar a través de los tejidos. En base a dichos parámetros numéricos obtenidos se construye la imagen digital que se transforma en imagen anatómica, transportándola a una escala de tonos de grises.



Figura I: Imagen de TC versus radiografía convencional.
Como cualquier método, por bueno que sea, presenta algunos inconvenientes. En este caso, el mayor de ellos es que cuantos más cortes se realicen, mayor cantidad de radiación recibe el sujeto. Hay que tener en cuenta que, por ejemplo, para un estudio de la cabeza hace falta un mínimo de 12-14 cortes tomográficos. En estudios de abdomen o tórax el número es mayor. La presencia de objetos metálicos en el paciente produce artefactos en las imágenes.

Frente a esto presenta una serie de ventajas, no se escapa prácticamente ningún detalle superior a 0,5 -1 mm, lo cual es fundamental para la localización de procesos expansivos de forma precoz. Es posible diferenciar estructuras de tejido blandos con diferencias de densidades del 0,5%. Para aumentar la definición de por sí alta, se pueden utilizar distintos medios de contraste, con lo que se obtendrá una imagen mucho más nítida.


1.2.  FUNCIONAMIENTO BÁSICO DE UN TOMÓGRAFO
La forma mas sencilla de comprender el funcionamiento de un tomógrafo es a partir del equipo más simple, compuesto por un haz de rayos X finamente colimado, de modo que solo atraviese la sección o corte de interés, y un detector también colimado (Fig. II). La fuente de rayos X y el detector están conectados de forma que tienen un movimiento simultáneo. También es necesario ubicar un detector de referencia entre el tubo y el paciente, utilizado para medir la radiación sin atenuación a la salida del tubo, necesaria para posteriormente hallar los coeficientes de atenuación.

Cuando el conjunto fuente-detector realiza un barrido o traslación a través del paciente, las estructuras que son atravesadas por este haz absorben una cantidad de radiación proporcional a su coeficiente de atenuación. La radiación atenuada que emerge después de atravesar el cuerpo es registrada por el detector que la convierte en señal eléctrica y se obtiene de esta manera un perfil de intensidades o proyección. Al final de un barrido el conjunto fuente-detector gira y comienza un segundo barrido para obtener una nueva proyección. Las señales son enviadas por el detector al sistema de adquisición de datos (DAS), que se encarga de amplificar la señal, convertirla al formato digital necesario para el tratamiento por el ordenador y transmitir la señal convertida a la unidad central para ser guardados como datos crudos. Estos datos experimentan luego alguna forma de preprocesamiento, que incluye correcciones y reformas.



Para la reconstrucción de la imagen es necesario que el ordenador reciba múltiples señales después de explorar al paciente en diferentes ángulos. [1]

 




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos