Proyecto de tesis de licenciatura


Políticas y programas ministeriales en relación al tema de las drogas



Descargar 294.5 Kb.
Página7/14
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño294.5 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   14

2.10. Políticas y programas ministeriales en relación al tema de las drogas


La Prevención del Uso Indebido de Drogas constituye un foco preventivo de desarrollo incipiente, tanto en nuestro país como en otras partes del mundo. Los programas preventivos hasta hace una década, habían estado principalmente orientados a grupos de riesgo, vale decir a adolescentes y adultos jóvenes, en general o portadores de ciertas características sociales, familiares y personales predisponentes.

Los avances en la investigación del fenómeno del consumo, las evaluaciones de impacto de los programas, así como las tendencias a la disminución de la edad de inicio de uso de drogas, han propiciado la focalización preventiva en edades cada vez más tempranas.

Es así que el Ministerio de Educación, a través de su Programa de Prevención del Consumo de Drogas, piloteó una intervención en prevención temprana para alumnos de primero, segundo, tercero y cuarto básico durante 1999 en tres regiones del país, logrando buenos resultados. A partir del 2000, dicha intervención será aplicada en comunas focalizadas, ampliando paulatinamente su cobertura y la posibilidad de evaluar su impacto a mediano plazo.

El subprograma de prevención temprana se llama "Marori y Tutibú", en honor a dos personajes que guían las actividades dirigidas a los niños y niñas. El subprograma completo tiene una duración de cuatro años y es aplicado en un trabajo conjunto entre el profesor jefe y algún familiar del niño o la niña, quien desarrolla actividades con este último en el hogar. De este modo, es necesaria la alianza entre los directivos de la escuela, el docente a cargo y la familia, para lograr el pleno éxito del subprograma.

A continuación, expondremos algunos elementos teóricos que fundamentan la prevención temprana, así como las características de "Marori y Tutibú" a nivel operativo y estratégico.

¿Qué se entiende por prevención temprana en la actualidad?


  • Son las intervenciones sistemáticas, orientadas a prevenir el consumo de drogas, dirigidas a niños y niñas entre 0 y 12 años. Ello incluye la etapa de gestación, donde las intervenciones se centran en la madre y, en ocasiones, en su entorno.

  • Las intervenciones en prevención temprana son variadas, pero en general, se sustentan en dos enfoques preventivos:

  • El primero apunta al pleno desarrollo de los niños y niñas, mediante la generación de aquellas condiciones personales, familiares y sociales propicias para lograrlo.

Bajo este enfoque, las intervenciones deberían ser integrales e inespecíficas, en tanto una persona integrada y actualizada en sus potencialidades tendería a estilos de vida saludables, a contar con un amplio repertorio a nivel cognitivo, afectivo y conductual para enfrentar los dilemas de la vida y para decidir responsablemente sobre el consumo o no consumo, si éste apareciera como posibilidad. El enfoque supone que los primeros años de vida son cruciales en la conformación de la personalidad.

Ejemplos de intervenciones bajo este enfoque, son aquellas que relevan el juego como medio privilegiado de desarrollo de capacidades y ejercitación de conductas nuevas.



  • El segundo persigue fortalecer factores protectores del consumo de drogas y disminuir o evitar la aparición de factores de riesgo.

Aquí, las intervenciones se intencionan respecto de los factores asociados con consumo o no consumo, específicos o no a las edades de los niños. Dichos factores se encuentran en la persona, en su ambiente social, familiar y escolar. Como en el punto anterior, las intervenciones pueden ser dirigidas directamente hacia los niños y niñas, o indirectamente, a través de acciones hacia su entorno familiar o social.

Ejemplos de intervenciones bajo este enfoque, son programas dirigidos a padres, que pretenden entrenarlos en habilidades de manejo adecuado de conflictos al interior de la familia, establecimiento y mantención de normas y límites, desarrollo del vínculo padres-hijos, etc.

En nuestro país, se cuenta con más de 80 experiencias piloto en prevención temprana, la mayoría de ellas financiadas con fondos de CONACE. Debido a que la mayoría de los proyectos cuenta con financiamiento limitado a tiempos de desarrollo específicos, no existen investigaciones nacionales que den cuenta de la efectividad a largo plazo de la prevención temprana, en el sentido de evitar el consumo o de disminuir las prevalencias de uso. Sin embargo, estudios internacionales señalan el éxito en algunos programas en este sentido, bajo el enfoque de factores protectores y de riesgo.

¿Por qué hacer prevención antes de los doce años?


  • Para retardar la edad de inicio de consumo de drogas.

Los estudios demuestran que mientras menor es la edad en que comienza el uso de drogas, más probabilidad existe de que el consumo llegue a niveles de abuso y de adicción. Las cifras chilenas de los últimos seis años indican que existe una tendencia a la disminución de la edad de incidencia, llegando ésta a los doce años para drogas lícitas y a 14 años, para las ilícitas.

  • Porque en Chile, los niños tienen contacto con el mundo de la droga cada vez a edades más tempranas.

El microtráfico de pasta base de cocaína con fines de subsistencia en sectores marginales, involucra también a los niños. Se tienen antecedentes que señalan como medio de transporte de la droga, los pañales de niños que van a sala cuna. Algunas de las familias que realizan microtráfico, llaman a la droga "leche", por su similitud con la leche el polvo. La asociación mental que pueden realizar los niños entre la pasta base y una sustancia nutritiva y básica para el desarrollo sano de los individuos, puede llegar a ser nefasta.

Niños y niñas se ven bombardeados continuamente por información de los medios sobre el uso de drogas legales e ilegales. A través de haber visto a algún familiar, en la calle o por la televisión, la mayoría de los niños en edad preescolar ha visto al menos alguna vez en su vida a una persona en estado de ebriedad.



¿Cómo se hace prevención temprana?

Dentro de las múltiples formas de realizar programas de prevención, destacan las intervenciones que pretenden incrementar los factores protectores del uso de drogas. Entre éstas son especialmente comunes las siguientes modalidades:



  • Programas de apoyo a la familia de infantes

  • Programas para padres de niños y adolescentes

  • Entrenamientos en habilidades de competencia social para niños y niñas

  • Promoción del rendimiento escolar

  • Cambios en la organización escolar

  • Participación de los niños en actividades extraescolares

El subprograma "Marori y Tutibú"

Su estrategia

Este subprograma de prevención temprana está dirigido a niños y niñas de primero y segundo básico y tercero y cuarto básico y a sus apoderados, teniendo una duración global de 4 años. Sin embargo, las actividades anuales dirigidas a cada nivel de enseñanza, pueden ser consideradas como una unidad en sí misma.

Su objetivo es fortalecer factores protectores generales y específicos del consumo de drogas en los niños(as) y sus familias.

La estrategia incorpora a directivos, profesores encargados, apoderados y niños como agentes preventivos:



  • Los directivos desempeñan el rol de liderar la decisión sobre implementar o no el subprograma en la escuela, idealmente previa realización de un diagnóstico sobre necesidades de prevención en la escuela y de la generación conjunta con otros estamentos de líneas programáticas más amplias en el tema. También se encargan de proveer a los docentes ejecutores de las condiciones de tiempo, espacio y recursos materiales necesarios para implementar el subprograma, de difundir sus resultados entre la comunidad escolar y de darle continuidad en el tiempo.

  • Los profesores jefe o encargados, se capacitan en la estrategia, planifican y adecúan las actividades anuales en función de un diagnóstico del estado de los ejes preventivos entre sus alumnos, realizan las sesiones con los apoderados y velan por el trabajo conjunto con ellos.

  • Los apoderados constituyen agentes activos en el proceso de ejecución de la estrategia, por lo que se requiere del compromiso inicial respecto de su participación. Ellos asisten a sesiones de capacitación dirigidas por los docentes encargados, y realizan actividades en el hogar con los niños y niñas, que complementan los objetivos de las sesiones realizadas en la escuela.

  • Los niños, como destinatarios finales de la estrategia, también constituyen agentes preventivos, en tanto van adquiriendo algunas habilidades sociales que les permiten relacionarse y vincularse mejor con sus propios compañeros, sus familias y sus profesores.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   14


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad