Proyecto de graduacion



Descargar 1.82 Mb.
Página3/6
Fecha de conversión20.03.2018
Tamaño1.82 Mb.
Vistas178
Descargas0
1   2   3   4   5   6
Figura 2. Web 2.0

Fuente: http://www.betybyte.com/wp-content/uploads/2009/09/web20.jpg
Esto se traduce en un cúmulo de sitios web que se disponen a poner en práctica las habilidades de colaboración e intervención de las personas, siendo éstas quienes se encarguen de una gran cantidad de acciones dentro de la web (Van Der Henst, 2005).

En la web 2.0, como muestra la figura 2, pueden encontrarse redes sociales, como Facebook; sitios dedicados a la carga y visión de videos, como YouTube; otros a la imagen, como Flickr; plataformas de bitácoras o blog, como Blogger; de conversación, como Ask.com; micromedia como Twitter; networks de servicio al cliente, como Yelp; de nichos de mercado, como LinkedIn; de localización, como Dopplr; de almacenamiento de documentos presentaciones como Scribd; de música, como Pandora; de eventos, como Socializr; o enciclopédicos, como Wikipedia. Todos ellos forman parte de un grupo de webs que se actualiza continuamente, provocando que el usuario los visite con alta frecuencia para enterarse de todo lo nuevo que allí se encuentre. (Van Der Henst, 2005)


Básicamente, y según se estableció en la Web Conference de San Francisco, en 2004, los principios de las aplicaciones web 2.0 son:
La web es la plataforma.

La información es lo que mueve al Internet.

Efectos de la red movidos por una arquitectura de participación.

La innovación surge de características distribuidas por desarrolladores independientes.

El fin del círculo de adopción de software pues tenemos servicios en beta perpetuo. (Van Der Henst, 2005)

La tecnología en la cual se apoya la web 2.0 está basada en los estándares XHTML, hojas de estilo para separa contenido mediante el diseño, sindicación de contenidos, uso de programas Flash, Flex o Lazlo, Ruby on Rails para programar sitios dinámicos, dar control de la información a los usuarios, facilitar posicionamiento con URL sencillos, y proveer de Apis o XML para que las aplicaciones puedan ser manipuladas por todos. (Van Der Henst, 2005)


Por último, y para entender cómo evolucionó la tecnología de las web clásicas a las 2.0, se presenta una tabla comparativa evidenciando las web en vigencia:
Tabla 2. Evolución Web





Web 1.0

Web 2.0

Servicios de publicidad

Doubleclick

Google AdSense

Comunidades fotográficas

Ofoto

Flickr

Distribución de contenidos

Akami

BitTorrent

Música

Mp3.com

Grooveshark

Enciclopedias

Britannica Online

Wikipedia

Páginas personales

Sitios personales

Blogs

Costo de publicidad

Páginas vistas

Costo por click

Administradores de contenido

CMSs

Wikis

Posicionamiento

Categoría/directorios

Tags

Fuente: elaboración propia en base a Van Der Henst (2005)



3.3. Wi-Fi
Es posible reconocer el símbolo de Wi-Fi en diversos escenarios de la vida cotidiana, símbolo que se puede observar en Cuerpo C, cuya presencia indica que el sector cuenta con la posibilidad de conexión inalámbrica a Internet desde cualquier dispositivo que cuente con similar tecnología para captar la señal Wi-Fi. Ahora bien, no se trata del único símbolo que significa esto, aun cuando es el más popular. Una red de conexión, propiamente una red de área local inalámbrica, se denomina Wi-Fi cuando cumple con el estándar de especificación IEEE 802.11 (ISO/IEC 8802-11) pero sólo los dispositivos certificados por la Wi-Fi Alliance pueden utilizar el mencionado símbolo. (Jeff, 2008)
La IEEE Standards Association es una organización que actúa gracias a la colaboración de líderes de más de 160 países en el mundo:
La IEEE-SA es una organización líder en la creación de consenso que fomenta, desarrolla y crea avances tecnológicos mundiales. Nuestros estándares guían la funcionalidad, las capacidades y la interoperabilidad de una amplia gama de productos y servicios que transforman la manera en que las personas viven, trabajan y se comunican. (…) Promovemos la innovación, permitimos la creación y expansión de los mercados internacionales y ayudamos a proteger la salud y la seguridad pública. (IEEE-SA, 2010)
En una zona donde se encuentre instalada una red Wi-Fi, pueden generarse conexiones de alta velocidad pero se requiere que el dispositivo conectado se encuentre cercano al punto de acceso. Se habla de una lejanía máxima de entre 20 y 50 metros en ambientes cerrados y de cientos de metros si se está al aire libre, puesto que la señal allí tiene mayor alcance. (Jeff, 2008)
La Wi-Fi Alliance, por su parte, nace en 1999 creada por un grupo de visionarios que buscaban formar una cámara mundial encargada de impulsar el uso de redes de área local de alta velocidad, inalámbricas. Esta organización, que en aquel entonces se denominó Wireless Ethernet Compatibility Alliance (WECA), lanzó un programa en marzo del 2000 que aun continua vigente, el Wi-Fi Certified, proporcionando una designación cuasi universal a la interoperabilidad y la calidad en lo que respecta al tema, y confiabilidad sobre los productos sobre los productos asociados, lo cual realmente fomentó el uso de productos y servicios Wi-Fi. (Wi-Fi Alliance, 2011)
Asimismo, el estándar IEEE 802.11 es sólo el original, viéndose modificado a lo largo del tiempo por dos razones fundamentales: optimizar el ancho de banda para aumentar la transferencia de datos, por un lado, y especificar algunos componentes para brindar mayor seguridad y compatibilidad.
A continuación, la tabla 3 presenta la descripción de las variaciones de estándar, siendo las más populares en Argentina la IEEE 802.11b y la IEEE 802.11g. Se excluyen, además, al estándar IEEE 802.11lr por haberse vuelto prácticamente obsoleto, y el estándar IEEE 802.11j porque es similar al IEEE 802.11h, sólo que el primero de ellos se enmarca en la regulación japonesa y el segundo, en la europea. (Jeff, 2008)

Tabla 3. Modificaciones del estándar IEEE 802.11




IEEE

Nombre común

Descripción

802.11a

Wifi5

El estándar 802.11 (llamado WiFi 5) admite un ancho de banda superior (el rendimiento total máximo es de 54 Mbps aunque en la práctica es de 30 Mpbs). El estándar 802.11a provee ocho canales de radio en la banda de frecuencia de 5 GHz.

802.11b

Wifi

Ofrece un rendimiento total máximo de 11 Mpbs (6 Mpbs en la práctica) y tiene un alcance de hasta 300 metros en un espacio abierto. Utiliza el rango de frecuencia de 2,4 GHz con tres canales de radio disponibles.

802.11c

Combinación del 802.11 y el 802.1d

El estándar combinado 802.11c no ofrece ningún interés para el público general. Es solamente una versión modificada del estándar 802.1d que permite combinar el 802.1d con dispositivos compatibles 802.11 (en el nivel de enlace de datos).

802.11d

Internacionalización

El estándar 802.11d es un complemento del estándar 802.11 que está pensado para permitir el uso internacional de las redes 802.11 locales. Permite que distintos dispositivos intercambien información en rangos de frecuencia según lo que se permite en el país de origen del dispositivo.

802.11e

Mejora de la calidad del servicio

El estándar 802.11e está destinado a mejorar la calidad del servicio en el nivel de la capa de enlace de datos. El objetivo del estándar es definir los requisitos de diferentes paquetes en cuanto al ancho de banda y al retardo de transmisión para permitir mejores transmisiones de audio y vídeo.

802.11f

Itinerancia

El 802.11f es una recomendación para proveedores de puntos de acceso que permite que los productos sean más compatibles. Utiliza el protocolo IAPP que le permite a un usuario itinerante cambiarse claramente de un punto de acceso a otro mientras está en movimiento sin importar qué marcas de puntos de acceso se usan en la infraestructura de la red. También se conoce a esta propiedad simplemente como itinerancia.

802.11g




El estándar 802.11g ofrece un ancho de banda elevado (con un rendimiento total máximo de 54 Mbps pero de 30 Mpbs en la práctica) en el rango de frecuencia de 2,4 GHz. El estándar 802.11g es compatible con el estándar anterior, el 802.11b, lo que significa que los dispositivos que admiten el estándar 802.11g también pueden funcionar con el 802.11b.

802.11h




El estándar 802.11h tiene por objeto unir el estándar 802.11 con el estándar europeo (HiperLAN 2, de ahí la h de 802.11h) y cumplir con las regulaciones europeas relacionadas con el uso de las frecuencias y el rendimiento energético.

802.11i




El estándar 802.11i está destinado a mejorar la seguridad en la transferencia de datos (al administrar y distribuir claves, y al implementar el cifrado y la autenticación). Este estándar se basa en el AES (estándar de cifrado avanzado) y puede cifrar transmisiones que se ejecutan en las tecnologías 802.11a, 802.11b y 802.11g.

Fuente: (Jeff, 2008)


Por último, Jeff (2008) explica que los 802.11a, 802.11b y 802.11g operan de modo distinto, alcanzando el primero de ellos una velocidad de 54Mbit/s con una frecuencia de 5GHz y un rango de 10 metros.

Respecto al segundo y tercero mencionados, se explicitan mayores detalles de su alcance en la tabla 4 dado que son los más utilizados en Argentina:


Tabla 4. 802.11b y 802.11g




Estándar IEEE

Velocidad hipotética

Rango/ ambientes cerrados

Rango/ aire libre

802.11b

11 Mbit/s

50 m

200 m

802.11b

5,5 Mbit/s

75 m

300 m

802.11b

2 Mbit/s

100 m

400 m

802.11b

1 Mbit/s

150 m

500 m

802.11g

54 Mbit/s

27 m

75 m

802.11g

48 Mbit/s

29 m

100 m

802.11g

36 Mbit/s

30 m

120 m

802.11g

24 Mbit/s

42 m

140 m

802.11g

18 Mbit/s

55 m

180 m

802.11g

12 Mbit/s

64 m

250 m

802.11g

9 Mbit/s

75m

350 m

802.11g

6 Mbit/s

90 m

400 m

Fuente: elaboración propia en base a Jeff (2008)


3.4. Infraestructura
La consultora especializada IDC informó, en 2008, que más de tres millones de hogares argentinos disponen de acceso a Internet con banda ancha, ubicando al país en el segundo lugar de la región, con un porcentaje del 7,8% de penetración en el mercado, por detrás de Chile con un 8,8% y por delante de Brasil con un 4,6% y México con un 3,6%. A su vez, relevó que el 82% de las conexiones a Internet en Argentina tiene una velocidad de entre 512kbp por segundo y 1 mega por segundo, mientras que sólo el 50% de los usuarios en Chile poseen dicha velocidad y, en Brasil, el 50%. (Xinhua, 2008)
Es interesante observar a la Argentina en comparación al resto del mundo, lo que se puede hacer mediante el mapa de localización de conectados mediante número de IP, hecho en 2007 por las Universidades de Sheffield y Michigan, adjunto en Cuerpo C.
Por otro lado, existen portales web como www.wifibsas.com.ar que se dedican a listar las locaciones que cuentan con servicio Wi-Fi, especificando si lo hacen de modo gratuito, con una consumición o completamente pago. En el caso del sitio web aludido, cuya imagen también se encuentra en Cuerpo C, puede verse que simboliza esto mediante los colores de un semáforo icónico. Así, muestran listas de consulta online que indican, además, el lugar, la dirección exacta, el tipo de servicio y la categoría de lugar que es, dado que los usuarios hacen la consulta para elegir hacia dónde dirigirse con su computadora portátil y no les resulta similar un shopping a un subte, por caso.
El recorrido trazado en el capítulo 3 es necesario de comprender para asimilar en qué contexto puede introducirse una página web que represente la idea que aquí se propone. Como se pudo ver, la interacción que los usuarios hacen con los servicios de Internet fue variando a lo largo del tiempo, estando altamente implicados hoy en lo que respecta a la intervención sobre la misma para hacerla crecer, por un lado, y a la idea de comunidad virtual donde varios usuarios se encuentran para intercambiar novedades, archivos, intereses y demás cuestiones.

Si bien la propuesta del último capítulo tiene sus características delimitadas, se considera oportuno entender el contexto donde se verá inmersa para prever hacia dónde se dirigirá el mercado en el futuro cercano y cuál es la demanda general hoy, lo que los usuarios esperan de aquello que se halla en Internet y lo que están acostumbrados a encontrar y a tratar en su vida diaria.



Capítulo 4: Diseño de Imagen y Sonido y antecedentes
Resulta interesante, antes de desarrollar la plataforma contenedora de la idea que rige el presente proyecto, entender de qué se trata la disciplina y qué se espera del profesional de Diseño de Imagen y Sonido, para tener a bien cumplir con las expectativas generales. Asimismo, dado que la idea es que el portal web desarrollado en el capítulo 5 se nutra de contenido creado por otros profesionales del sector, es doblemente interesante dejar en claro qué se presume que son capaces de aportar.

Por otro lado, se parte de que toda idea, para ser considerada original, debe incluir puntos atrayentes que no hayan sido explotados con anterioridad. Por tanto, y para dejar en claro las diferencias que mantiene el proyecto con otros ya llevados a cabo, se indaga en las características de estos otros, tanto en las semejanzas como en los contrastes.


4.1. Conceptualización de la disciplina
Como primer acercamiento a la disciplina, se considera oportuno atender al concepto de diseño en general, desde el cual se puede comprender con mayor precisión el de diseño de imagen y sonido en particular. Mencionar al diseño o a la acción de diseñar es altamente frecuente en el ámbito público en la actualidad, afirmación que se extrae de la propia memoria al apelar a recuerdos de comentarios de figuras públicas de todo tipo y de consultar a Valdés de León (2010) quien, además de diseñador gráfico, es docente de la Universidad de Palermo desde hace dos décadas aproximadamente. Valdés de León (2010) explica que esta manera de nombrar al diseño en reiteradas ocasiones lo lleva a sufrir un proceso de inflación, por un lado, y de vaciamiento de contenido, por el otro. Es decir, dice que si para calificar a un electrodoméstico estéticamente atractivo se dice que tiene diseño, si para describir las obras de un dibujante se dice que se exponen sus diseños, si para criticar la estrategia de una defensa judicial se dice que estuvo mal diseñada, y si, incluso para diferenciar ciertas drogas modernas y alucinógenas se dice que son de diseño, es claro que todo o casi todo es ligado a la disciplina sin distinciones clara, inflándola pero olvidándose su verdadero significado, vaciándola, reduciéndola a una mínima expresión: cuando todo es diseño, nada lo es. A continuación de esta reflexión, Valdés de León (2010) introduce la idea de un hombre como ser que proyecta como elemento clave para el entendimiento del diseño. Señala que esta cualidad, la de proyectar, es propia del ser humano y que, cuando éste toma a un concepto materialmente ausente, inexistente, y lo convoca en su imaginación con un significante que lo representa para luego convertirlo en un objeto real, está llevando adelante un proceso de diseño.
Es necesario recordar brevemente la teoría de Saussure (1994), quien fundamenta el lenguaje en una conjunción entre significado y significante, donde el primero carga con la idea y el segundo el que la representa con algo concreto, tal como las palabras y sus grafías lo hacen con los conceptos que hay detrás de ellas.
Siendo que la proyección de algo incluye al acercamiento de un futuro respecto de un presente, Valdés de León (2010) define finalmente:
Resulta legítimo considerar como acto de Diseño a cualquier actividad humana, individual o social, que incluya de manera deliberada la variable tiempo –en futuro, por supuesto– como condición necesaria de tal actividad –dando por supuesto que tal proyecto posee un razonable grado de factibilidad.

En este sentido entendemos como acto de diseño el proyecto y puesta en práctica de un designio, de la índole que fuere, mediante el trabajo –propio o ajeno, manual o intelectual–, en el interior de un escenario social determinado. (p.43)


Apuntando directamente al Diseño de Imagen y Sonido, desde el portal de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo (2011) puede leerse que, para ésta, estudiar dicha disciplina implica crear, diseñar e efectuar mensajes visuales en un soporte digital. Extrañamente no menciona al sonido que complementa a la imagen desde el título mismo que se le da a la carrera, pero se sobreentiende, por tanto, que éste forma parte de los mensajes a implementar.
La Facultad de de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires (2011) da a entender, en afinidad a las reflexiones de Valdés de León (2010), que la actividad audiovisual tiene carácter de disciplina proyectual y que, siendo el diseño una actividad tal, los profesionales egresados deberán tener una visión integradora de lo audiovisual como fenómeno, además de la capacidad de integrarse al medio con conocimientos estéticos, técnicos y tecnológicos, que le permitirán ejercer la práctica en la creación y la producción:
La integración de todos los elementos que participan en el proceso de producción de los medios audiovisuales, como organización proyectual de su discurso es el soporte en el que se define el modelo de realizador integral que se propone formar la carrera. (Facultad de de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires, 2011)
Por otro lado, si bien los soportes digitales que menciona la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo (2011) tienen estrecha relación con el devenir tecnológico de los últimos años y gracias a ellos, como se vio en capítulos anteriores, se distribuyen fuentes clave para que una gran cantidad de noticias referentes a todo ámbito se den a conocer, posibilitando multiplicidad de voces, el Diseño de Imagen y Sonido es anterior a éstos. La Facultad de de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires (2011) precisa que la carrera se formó en 1989 en Argentina aunque, por supuesto, su crecimiento acompaña los mencionados cambios tecnológicos. Además, el campo laboral donde un profesional puede insertarse va desde su constitución individual como director, productor, guionista, animador y editor, hasta su inclusión en un equipo de producción, ya sea coordinando o cumpliendo una función específica dentro de él.
Retornando al nacimiento del Diseño de Imagen y Sonido, Bohórquez (2011) indica que, en sus comienzos alrededor de la década de 1950, surge con el diseño de créditos cinematográficos para las películas de la época, conjugando así al lenguaje visual, auditivo y verbal. Si bien, al observar el cine actual, los créditos finales suelen plasmarse sobre una pantalla en negro con música de fondo, los créditos de inicio que dan cuenta de los principales actores, director, productor y título del film se combinan con escenas del comienzo del mismo. Se adjuntan imágenes de esto en Cuerpo C.
Bohórquez (2011) explica que el diseño de créditos mencionado tuvo relación con la consolidación del cine como industria del entretenimiento, lo que llevó a introducir más concretamente a cada película. Además, la aparición de la televisión con sus distintos canales requirió diferenciación entre ellos a nivel institucional, utilizándose diseños acordes para placas separadoras de contenido y diseño de imagen y sonido propio de todo programa y canal.
Por último, es muy interesante destacar que la Facultad de de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires, siendo la principal universidad pública de la Nación, sostiene que la formación académica también debe incluir cuestiones sociales y culturales que permitirán un correcto desempeño en el área:
El soporte de la formación humanística, social y cultural permite asumir la responsabilidad de los medios de producción resolviendo cuestiones que hacen a la problemática de la forma y el contenido, la estética y la ética y la creación individual versus la responsabilidad social. (Facultad de de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires, 2011)

La introducción del concepto de responsabilidad social es precisa para entender las motivaciones que llevan al desarrollo del presente proyecto profesional. Asimismo, continúa diciendo que el profesional de Diseño de Imagen y Sonido debe ser crítico en lo que respecta a la incidencia del desarrollo de su actividad en el ámbito de la educación y la cultura de la sociedad a la cual pertenece.


4.2. Antecedentes en educación
Este apartado es de suma importancia para el proyecto ya que el mismo tendrá como objetivo ser una herramienta más en la educación.

4.2.1. Antecedentes directos
Como ya se adelantó en la introducción de este proyecto, el canal Encuentro es uno de los antecedentes directos de lo que aquí se pretende hacer, aunque difiere en algunos aspectos.

Navegando su sitio web, de pública difusión, se halla que Encuentro ofrece dos grandes secciones que están relacionadas a los contenidos de TIC para el aula: Espacio Docente y Videos & Descargas.

En la sección Espacio Docente se comparten recursos para ser utilizados por el docente, existiendo cinco subsecciones: Ideas para el Aula, Herramientas, Especiales, Galería Multimedia y Foro. En la primera de ellas, Ideas para el Aula, Encuentro propone actividades para trabajar en clase, entre las cuales se encuentran reflexiones sobre temáticas siempre vistas en el colegio, como la figura de Domingo F. Sarmiento, y descripción de actividades para llevar a cabo por parte del docente, ya sea una descripción escrita o por medio de un video audiovisual. Como ejemplo de esto, se adjunta en Cuerpo C la descripción de una actividad propuesta en esta sección relacionada al fenómeno de las tormentas eléctricas. Desde ella se habla directamente al maestro, por lo que no está redactada para ser leída por el alumno, y se dirige al lector hacia diversos enlaces de instituciones o hacia enlaces con fotografías del tema, se muestra un video de 34 segundos de duración que planta interrogantes sobre estos fenómenos y, por último, se dirige al usuario a un enlace de descarga de un capítulo del programa Proyecto G de Canal Encuentro. Dicho capítulo, perteneciente a la otra gran sección Videos & Descargas, no aborda únicamente el tema de las tormentas eléctricas sino que lo incluye junto a otros de diversa índole, en 26 minutos. La ficha del programa con los mencionados detalles también se adjunta en Cuerpo C. Cabe destacar que, particularmente en este caso y suponiendo que es por azar o casualidad, el video del capítulo online fue removido imposibilitando su vista, aunque sí puede verse una publicidad de 20 segundos emplazada previo al comienzo del video, lo que indica un medio de sustento económico posible para todo proyecto de este tipo. Por otro lado, para descargar el recurso, se debe estar registrado y logueado al sitio web, pudiendo descargar sólo un video a la vez.

Volviendo a las subsecciones de Espacio Docente, en la subsección Herramientas se encuentran juegos, tutoriales, enlaces y otros recursos del tipo para usar en clase. En total, suman ocho recursos: uno sobre cómo prevenir la Gripe A, con material de prevención; un link a recursos multimedia propuestos por el Ente Nacional Regulador de Electricidad en su sitio web; material con información sobre los derechos de los niños; un tutorial para la edición de videos con distintos software; link al sitio web educ.ar, el cual se describirá luego por ser otro antecedente directo del presente proyecto; enlaces a sitios web con información sobre las TIC en el ámbito educativo; enlaces a bancos de recursos online, entre los que se cuentan publicaciones de bibliotecas o producciones científicas, hemeroteca científica por país, banco de sonidos, banco de imágenes y documentación epistolar; y, por último, enlaces a diccionarios online, tanto tradicionales como específicos.

En la subsección Especiales de Espacio Docente, se encuentran “Recursos multimedia dedicados a las temáticas, personas y momentos históricos más relevantes de nuestra historia y cultura. Para profundizar núcleos de aprendizaje y trabajar en fechas especiales.” (Educ.ar Sociedad del Estado, 2011a)

Estos mencionados Especiales suman diez recursos: Especial Medio Ambiente, Especial Educación Vial, Especial Inicio de Clases, Especial 25 de Mayo, Especial 20 de Junio, Especial 9 de Julio, Especial 11 de Septiembre, Especial Juan Carlos Onetti, Especial Jorge Luis Borges, Especial Julio Cortázar. Es llamativo que podrían incluirse mayor cantidad de fechas destacadas en el calendario o bien personalidades reconocidas a nivel literario, musical o de diversas disciplinas. Se interpreta que esta selecciones de recursos especiales es afín a temas abordados en programas de Encuentro, el cual no tiene como meta promover recursos que cubran la totalidad de las temáticas escolares, lo que sí se buscaría en el presente proyecto. Asimismo, lo encontrado en esta subsección no siempre trata de recursos multimedia, como sucede en el Especial Juan Carlos Onetti que puede verse en Cuerpo C, aunque en otros casos, como en el Especial Medio Ambiente, abundan enlaces hacia capítulos de programas del canal que mencionaron el tema directa o indirectamente.

En la subsección Galería Multimedia, como ya se adelantó en la introducción general de este trabajo, hay una variedad de extractos de videos correspondientes a programas de Canal Encuentro y galerías fotográficas de archivo sobre temas diversos. El problema principal es que éstos no están disponibles para descarga, aunque, según el criterio del autor, son los más interesantes.

La última subsección de Galería Multimedia cuenta con cuatro foros, con algunos temas cada uno, donde los visitantes del sitio pueden dejar sus comentarios o sugerencias respecto al mismo. En uno de los foros, sobre Especiales Encuentro, se abrió el tema de las lecturas de Borges y de la vigencia de Julio Cortázar; en otro, llamado Efemérides, se debate y reflexiona sobre fechas patrias, Sarmiento y el Bicentenario argentino; en el tercer foro se plantean dificultades técnicas para acceder a Videos & Descargas y se pregunta qué programas le gustaría al usuario poder descargar; el último foro abierto menciona, como tema, a la filosofía y a los primeros auxilios (Educ.ar Sociedad del Estado, 2011a).



Llamativamente, y como puede verse en la tabla de datos de los foros que se presenta a continuación, los mensajes respecto a dificultades técnicas y posibilidad de nuevas descargas de programas son excesivamente superiores en cantidad a los mensajes en los demás foros. También puede notarse que los foros mantienen cierta vigencia, ya que los últimos mensajes fueron enviados entre septiembre y octubre de 2011.
Tabla 5. Foros Encuentro

Fuente: http://foros.encuentro.gov.ar/foro/index.php


La otra gran sección de Canal Encuentro, como antecedente directo de lo que aquí se propone, es Videos & Descargas. Los videos que allí se presentan son una selección de programas del canal, sumando 99 de ellos. Pueden encontrarse ordenados alfabéticamente o por fecha, o bien por temas: literatura, naturaleza, historia, arte, ciencia, deportes, grandes pensadores, especiales, infantiles, participación ciudadana y promoción escolar. La lista de programas cuyos capítulos pueden descargarse se adjunta en Cuerpo C, con foto y breve descripción de cada uno.
Por último en referencia a Canal Encuentro como antecedente es que en su sitio web se menciona una dirección de e-mail para solicitar contenido y, por otro lado, se da la posibilidad a productoras de presentar proyectos formalmente a través de un formulario. Estos tienen que ver con programas para Canal Encuentro, indicándose sinopsis de la propuesta, cantidad de capítulos, propuesta, estructura y costos. Si bien puede presentarlo cualquier persona física, no sólo jurídica, la dimensión de los proyectos es superior al diseño de un producto audiovisual de pocos minutos para ser compartido públicamente, como se pretende aunar en este trabajo. Por otro lado, las autoridades del canal evalúan la propuesta durante tres meses, entendiéndose que no pueden aceptar cualquier proyecto, más allá de su calidad, por una cuestión de espacios de televisión disponibles.
Por otro lado, se encuentra al portal educativo educ.ar (Educ.ar Sociedad del Estado, 2011b), que también está ligado al Estado argentino. Desde allí se comparte la sección Recursos Educativos, donde se encuentran recursos ordenados por recientes, más votados o más comentados, resultando prácticamente imposible encontrar un listado de la totalidad de los recursos existentes, lo que admite ser una falencia grave del sitio. Cada vez que se ingresa a uno de los recursos, surge un listado sobre la derecha (se adjuntan dos ejemplos en Cuerpo C) que sugiere refinar una supuesta búsqueda por distintos criterios, tales como:
Por nivel educativo: educación inicial, primaria, secundaria o superior.

Por tipo de recurso: presentación, planificación unidades didácticas, conferencia-exposición, sugerencia metodológica, enlace, webquest, traductor, actividad-ejercitación, ensayo, investigación, monografía, archivo, tutorial, biografía, otros.

Por tipo de propuesta didáctica: juego de rol, presentación expositiva, aprendizaje, proyecto, trabajos de campo, resolución, otros.

Por destinatario: comunidad, docentes, alumnos.

Por tema: humanidades, matemática, educación, lengua, economía y gestión de las empresas, tecnología, ciencias sociales, ciencias naturales, formación ética y ciudadana, orientación y tutoría, educación artística, tecnología, lenguas extranjeras.

Si bien parece estar muy relacionado con lo que aquí se plantea, la cantidad de recursos es escasa frente a lo que se lograría promoviendo que toda la comunidad de diseñadores suba sus recursos a una red social, como surge de este proyecto. En primer lugar, al observar el sitio web de Educ.ar Sociedad del Estado (2011b), se halla que la gran mayoría de los recursos se destinan al nivel de educación secundaria o primaria. Por otro lado, también la mayoría están destinados a docentes aunque algunos son para la comunidad o para los alumnos. En lo que se propone en el último capítulo del presente, los videos subidos serán para ser descargados por los docentes y llevados directamente al aula, hacia los alumnos.

Respecto a la variedad de temas, siendo que la idea del autor es que sea cuantiosa, en Educ.ar Sociedad del Estado (2011b) no se percibe que los temas tengan recursos numerosos, aunque esto es difícil de comprobar siendo que el sitio no propone un listado único, sino que la cantidad y especificación va variando, sin aparente criterio, en lo que sugiere en el ya mencionado listado sobre la derecha de la pantalla.
El último antecedente directo que se encuentra en el país, y quizás el más actual, es propiamente el del Programa Conectar Igualdad (Administración Nacional de Seguridad Social, 2010d). Allí se hallan recursos educativos ordenados por el portal del siguiente modo: competencias en TICs con tutoriales; imágenes; infografías; juegos; podcast; recursos sobre arte y cultura; secuencias didácticas; videos. La sección videos es la que más se asemeja, obviamente, al proyecto que se idea aquí. El contenido que se halla se ordena por categorías, pudiendo ser disciplinas, documental o entrevistas. Entre las disciplinas disponibles están: biología, educación sexual, educación vial, física, geografía, historia, lengua, literatura, química, tecnología y turismo. Entre los de tipo documental existen: arte, ciencia vs. ficción, comunidad, deporte, educación, generación 2.0, medios, sociedad y trabajo. Y, por último, hay entrevistas a alumnos, directivos, docentes, especialistas y padres. Esto resulta interesante para conocer la voz de los integrantes de la comunidad, a la cual el usuario del sitio pertenece.

Resulta muy atractivo que todos los videos de dicha sección están disponibles para descargarse y, mejor aún, para insertarse dentro de otro sitio web con facilidad. Si se recuerda la diversidad de blogs y sitios personales que docentes y alumnos pueden generar gracias a las TIC, resulta sugestiva la idea de poder insertar dichos videos.

Asimismo, se encuentra que los videos tanto como al sección están relacionados a producciones de Canal Encuentro y al portal educ.ar aunque sólo se acceda a ellos por el Programa Conectar Igualdad.

Por último, el programa lanzó, en julio de 2011, un concurso para promover aplicaciones digitales en el aula. Esto conlleva la participación de diseñadores, aunque obviamente no todos son ganadores.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos