Proyecto de diseño de plan de estudios y título de grado en psicologíA


Vicedecanos Universidad de Málaga



Descargar 1.92 Mb.
Página3/17
Fecha de conversión19.12.2017
Tamaño1.92 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17

Vicedecanos




Universidad de Málaga


Dr. Alfredo Fierro

Decano


Dra. Alicia López

Dr. Alberto Rodríguez

Dra. Margarita Ortiz-Tallo

Vidcedecanos




Universidad Miguel Hernández


Dra. Mª Ángeles Pastor

Coordinadora de Psicología

S. López

J.J. Mira



Universidad de Murcia


Dr. Jesús Gómez Amor

Decano


Dr. J.J. Vera Martínez

Vicedecano



Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)

Dra. Encarnación Sarriá

Decana

Dr. P. Collado



Dr. A. Villarino

Vicedecanos




Universitat Oberta de Catalunya


Dra. Montse Vall-llovera

Directora de programa

Dr. I. Rodríguez

Dra. M. Boixadós


Universidad de Oviedo

Dr. José Muñiz

Decano

Universidad de País Vasco


Dr. Joaquín de Paúl

Decano


Dr. Javier Gómez Zapián

Universidad Pontificia de Comillas


Dr. Miguel Juárez Gallego

Decano


M. Prieto

M.J Carrasco



Universidad Pontificia de Salamanca


Dra. Paz Quevedo

Decana


Universidad Ramón Llull


Dr. Climent Giné

Decano


Dr. Ignasi Ivern Vicedecano

Dr. Jordi Segura Coordinador

Dr. Antonio Chaves

Universidad Rovira i Virgili


Dra. Misericordia Camps

Decana


Dr. Urbano Lorenzo

Vicedecano




Universidad de Salamanca


Dr. José Carlos Sánchez

Vicedecano




Universidad San Pablo-CEU


Dr. Aquilino Polaino Lorente

Decano


Dr. Miguel Echevarría

P. Martínez Cano



Universidad de Santiago de Compostela


Dr. Fernando Díaz Fernández. Decano

Dra. Carolina Tinarejo

Vicedecana

Universidad Sek Segovia


Dr. Miguel Gandarillas

Decano


Universidad de Sevilla


Dr. Francisco Fernández Serra

Decano


Dr. Jesús García

Dr. A Aguilera

Dr. M. Gómez de Terrenos

Vicedecanos




Universidad de Valencia


Dra. Mª Vicenta Mestre Escrivá

Decana


Dra. Remedios González

Dr. José Ramos


Vidcedecanos


Dr. J. Mª Peiro

Colegio Oficial de Psicólogos


Dr. Francisco Santolaya Ochando

Decano - presidente


Evolución de los estudios de psicología en España
La Titulación universitaria de Psicología inicia su andadura en España a finales de la década de los 60 del siglo XX. Sin embargo, la historia real de los Estudios de Psicología en la Universidad española fecha su origen con un siglo de anterioridad. Tras varias décadas de tanteos en último tercio del siglo XIX, la institucionalización de diversas asignaturas de Psicología en Facultades de la Universidad Española, permite a aquélla desarrollar una vida académica regular durante la primera mitad del siglo XX, hasta que finalmente se produce el referido salto académico hacia la Titulación oficial.
En el siglo XIX, los estudios de Psicología eran parte estructural de la Metafísica, careciendo de autonomía doctrinal e institucional. La emancipación real de la Psicología respecto de la Metafísica tuvo lugar en la reforma de los Planes de Estudio de las Facultades de Ciencias, de Medicina y de Filosofía y Letras. En esta última, se estableció la asignatura Estudios Superiores de Psicología, desdoblada poco después en dos asignaturas de inspiración ideológica contrapuesta: Psicología Experimental y Psicología Superior. La Psicología Experimental, se dotó de inmediato de una Cátedra propia con sede en la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Madrid, y fue destinada al Doctorado de Ciencias Naturales, de Medicina, y a la Licenciatura de la Facultad de Filosofía y Letras. La Psicología Superior, por su parte, fue destinada a los alumnos de esta última Licenciatura.
La Cátedra de Psicología Experimental de la Universidad Central fue desempeñada sucesivamente por Dr. D. L. Simarro (1902-1921), naturalista y médico, por el Dr. D. M. H. Ayuso e Iglesias (1924-1928), filósofo, y por el Dr. D. C. Rodrigo Lavín (1921-1924 y 1929-1936), discípulo de Simarro y, como él, naturalista y médico. Por su parte, la asignatura Psicología Superior, que se impartía en las Facultades de Filosofía de la Universidades Central y de Barcelona no contó con Cátedras propias hasta 1911 (Universidad de Barcelona) y 1923 (Universidad Central de Madrid). La Cátedra de Psicología Superior de Barcelona fue desempañada por los filósofos Parpal Marqués (1913-1923) y D. P. Font Puig (1924-1958) y la de la Universidad Central fue desempeñada por Gil Fagoaga (entre 1923 y 1966). Con la Reforma de los Planes de Estudios universitarios de la República, en 1931, la Psicología Experimental dejó de ser impartida en la Facultad de Filosofía y Letras y la Psicología Superior pasó a denominarse simplemente Psicología. La Guerra Civil alteró el esquema de desarrollo de la Psicología en la Universidad.
Paralelamente a esta Psicología universitaria oficial, la cual se había mostrado escasamente productiva, en las décadas de 1920 y 1930 se desarrolló un poderoso movimiento de aplicación de la Psicología a las profesiones, que tenía su centro en las denominadas Escuela de Barcelona (Instituto de Orientación Profesional de Barcelona, desde 1919) y Escuela de Madrid (Sección de Orientación Profesional del Instituto de Reeducación de Inválidos del Trabajo, desde 1922). Fueron figuras destacadas del primero J. Ruiz Castellá, J. M. Tallada y E. Mitra y López; lo fueron del segundo M. Rodrigo, J. Germain y J. Mallart. Tras una corta etapa, tanto el centro de Madrid como el de Barcelona fueron transformados en Institutos de Orientación Profesional (1927) y, en 1931, en Instituto Nacional de Psicotecnia, el primero, y en Instituto de Barcelona, el segundo.
Después de la guerra civil, las reformas de los Planes de Estudio promulgadas en varios Decretos de 1944 dieron un vuelco al estatus institucional de la Psicología universitaria. Uno de aquellos Decretos trasladó la dotación de la Cátedra de Psicología Experimental de la Facultad de Ciencias a la de Filosofía y Letras para dar cobertura económica a una nueva Cátedra con el nombre de Psicología Experimental y Racional. Asimismo, se crearon dos nuevas disciplinas en la Sección de Pedagogía de la Facultad de Filosofía y Letras: Psicología General y Psicología del Niño y del Adolescente. La docencia de la primera fue acumulada a la Cátedra de Psicología Experimental y la de la segunda a la de Psicología Racional, siendo los responsables de las mismas Gil Fagoaga y Zaragüeta, respectivamente. Así las cosas, a la altura de los años cuarenta, la Psicología en las Universidades de Madrid y de Barcelona estaba al cargo de filósofos de orientación escolástica. En 1953, los Planes de Estudios universitarios sufrieron una nueva reforma que afectó a la Psicología, creándose las asignaturas de Psicología Social en la Licenciatura de CC. Políticas, Económicas y Comerciales, y un año después, a petición de la Sección de Pedagogía de la Universidad Central, la asignatura de Psicología de la Función Educadora.

En estos años, la figura de J. Germain se iba a convertir en germen de un nuevo espíritu científico en el quehacer de la Psicología española y en puente natural entre la Psicología científica anterior a la guerra y un nuevo movimiento institucionalizador de la misma en la Universidad. El fue el lama del recién creado Departamento de Psicología Experimental del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (1945), promotor y cofundador de la Revista de Psicología General y Aplicada (1946), de la que fue Director, de la Sociedad Española de Psicología (1952), de la que fue primer Presidente, así como de la Escuela de Psicología y Psicotecnia de la Universidad de Madrid (1953). Aquel Departamento se convirtió en núcleo y germen del desarrollo posterior de la Psicología científica y aplicada en España. De él formaron parte un selecto grupo de jóvenes psicólogos, entre otros, Yela Granizo, Pinillos Díaz, Siguán Soler y Secadas Marcos, los cuales, formados en el espíritu de la Psicología científica que Germain promovía finalmente se harían cargo de la Cátedras de Psicología disponibles en la Universidad Española, una vez que iban quedando vacantes. Así, M. Yela Granizo ganó por oposición la Cátedra de Psicología General de la Sección de Pedagogía de la Facultad de Filosofía de la Universidad Central, en 1957; los Profs. D. J. L. Pinillos Díaz y M. Siguán obtuvieron, en 1961 y en una misma Oposición, la titularidad de la Cátedra de Psicología de la Sección de Filosofía de las Universidades de Valencia y de Barcelona, respectivamente. Cuando en 1966 se jubila Gil Fagoaga, la Cátedra de Psicología que él venía desempeñando en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Madrid sería ocupada por el Prof. Pinillos Díaz, y la Cátedra de Psicología vacante de Valencia sería ganada por Oposición por otro discípulo de Germain, el Prof. D.F. Secadas Marcos (Quintana, 1991).


El Departamento de Psicología Experimental dejó de funcionar a finales de la década de los 50, pero la labor pionera en psicología científica fue proseguida con éxito creciente tanto por la docencia de aquéllos en sus Cátedras universitarias como por la formación de alumnos en las aulas de la Escuela de Psicología y Psicotecnia. Esta Escuela exigía para matricularse ser licenciado universitario y estaba orientada fundamentalmente hacia la práctica en diversos sectores de la Psicología aplicada. Su plan de estudios inicial constaba de dos años académicos, uno de formación básica y otro de especialización en tres Secciones: clínica, pedagógica o industrial. La creación de este complemento a la licenciatura no se acompañó inmediatamente de la definición de los estudios de Psicología como licenciatura, pero sin duda fue el embrión de los desarrollos académicos posteriores de la disciplina.
Así, a partir de 1968, Psicología adquiere rango de titulación universitaria, y se inicia su enseñanza en las Facultades de Filosofía y Letras de las Universidades de Madrid y Barcelona. Poco después, a comienzos de la década de los 70 la titulación de Psicología comienza a desprenderse de la tutela que académicamente ejercían las Facultades de Filosofía1. En este año, por ejemplo, en la Universidad Autónoma de Madrid aprobó un innovador plan de estudios, que contemplaba primer curso común para todas las especialidades de la Facultad de Filosofía y Letras, y cuatro cursos adicionales con bloques de contenidos formativos propios de Psicología. Durante esta década, y siguiendo los ejemplos de las Universidades de Madrid y Barcelona, la especialidad de Psicología se fue incorporando a los programas de las Universidades españolas como una sección independiente, aunque dentro de las Facultades de Filosofía y Letras. En 1974 se aprobó el primer ciclo de las Secciones de Psicología de la Universidad Pontificia de Salamanca y de la Universidad de Granada, tan solo un año después la Dirección General de Universidades e Investigación dio el visto bueno a la modificación del primer ciclo de la Sección de Psicología de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Complutense de Madrid (hasta entonces con contenidos compartidos con el resto de titulaciones de la Facultad). En años sucesivos otras Universidades aprobaron planes de estudios diferenciados en Universidades como las de Valencia, Autónoma de Barcelona, UNED, La Laguna, Deusto, Murcia, etc. Esta creciente presencia de la Psicología en las Universidades españolas dio lugar a un incremento espectacular en el número de estudiantes, suponiendo sin duda uno de los mayores aumentos experimentados por una titulación en la historia reciente de la Universidad española (el número de estudiantes matriculados pasó en solo siete años de 160, en el curso 1968-69, a 13.484, en el curso 1975-76).
El plan de estudios de la enseñanza de Psicología estaba compuesto, hasta bien entrada la década de los setenta, por uno o dos años de estudios compartidos con el resto de las titulaciones de las Facultades de Filosofía y Letras y otros tres dedicados a bloques de contenidos formativos específicos. Fue a finales de la década de los setenta cuando comenzaron a incorporarse los bloques de contenidos formativos propiamente psicológicos en los primeros años de currículo y a descartarse contenidos comunes. Estos nuevos planes de estudio estaban formados en general por un conjunto de bloques de contenidos formativos que luego han configurado las áreas de conocimiento que imparten su docencia en la licenciatura en la actualidad. Así, el primer ciclo contenía bloques de contenidos formativos de Psicología General, fundamentos biológicos del comportamiento, bases sociales del comportamiento y su desarrollo a lo largo del ciclo vital, así como un soporte metodológico y de conocimiento de técnicas estadísticas para el estudio científico del comportamiento humano. Complementando lo anterior, en el segundo ciclo, se impartían contenidos de Psicopatología, Psicología del Pensamiento y del Lenguaje, Psicología de la Personalidad y la Psicología Diferencial. Puede observarse retrospectivamente como en este momento de desarrollo de la licenciatura predominaba una orientación de contenidos de carácter teórico, sobre los bloques de contenidos formativos de carácter más aplicado, quizás en correspondencia con una disciplina que entonces contaba con una reducida implantación social y profesional.
No obstante, muy pronto las Universidades comenzaron a introducir novedades significativas en estos planes de estudio, destacando en esta línea la oferta de asignaturas optativas orientadas a las salidas profesionales de la Psicología. Así, por ejemplo, ya en 1979 la Universidad de la Laguna, introdujo dos aspectos novedosos y relevantes en su plan de estudios: a) un “Prácticum” de duración anual y orientado a el conocimiento práctico y en la actividad dentro del campo de la especialización elegido” y, b) la adopción de un cuadro de especialidades en Psicología Clínica, Psicología Educativa, Psicología Laboral y Psicología Experimental, con sus optativas específicas. En esta misma línea, la Universidad Complutense de Madrid, que en 1980 había dado el visto bueno a lo que sería la primera Facultad de Psicología, define poco después cinco especialidades también con asignaturas específicas para cada uno de ellos: Psicología Clínica, Psicología Educativa, Psicología Industrial, Psicología Social y Psicología Teórico-Experimental.
La Ley de Reforma Universitaria (B.O.E 1/9/1983) da lugar a una profunda modificación de la estructura curricular en toda la Universidad Española y, en particular, de la Licenciatura en Psicología, con el desarrollo de los decretos derivados de ella. Por una parte, el Real Decreto de 1888/1984 establece que la Psicología queda dividida en 6 áreas de conocimiento: Metodología de las Ciencias del Comportamiento; Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológicos; Psicobiología; Psicología Básica; Psicología Evolutiva y de la Educación y Psicología Social.
Por otra, en 1987 aparece el Real Decreto 1497/1987 por el que se establecen, entre otros aspectos, las directrices generales comunes de los Planes de Estudios de los títulos universitarios de carácter oficial y validez en todo el territorio nacional y se establece el sistema de créditos como unidad de medida. Este Real Decreto se complementa con el publicado el 20 de Noviembre de 1990 en el que se establecen las directrices generales del título universitario de Licenciado en Psicología. Además de establecer que los estudios de Psicología conducirán a la obtención de un único titulo universitario oficial, Licenciado en Psicología; define un primer ciclo, de dos/tres cursos de duración, dedicado preferentemente a enseñanzas básicas y de formación general y, un segundo ciclo, de dos años, para la profundización y especialización vinculada a la actividad y uso profesional de los conocimientos y técnicas psicológicas. El decreto fija, además, una serie de contenidos troncales, 137 créditos mínimos, comunes repartidos en dos ciclos y asignados a diferentes áreas de conocimiento. Sobre estos 137 créditos cada una de las Facultades elaborará después una propuesta docente introduciendo una serie de bloques de contenidos formativos discrecionales para ser cursados bien obligatoriamente, bien de forma optativa o como libre configuración, hasta completar los 300 créditos que debe cursar como mínimo todo estudiante para obtener el título.
A partir de 1991 las Universidades comenzaron a poner en marcha dispositivos para la renovación de sus planes de estudio de acuerdo con la normativa citada (véase tabla 1), produciéndose algunas variaciones en cuanto al número mínimo de créditos para la obtención del título, o el valor de cada asignatura. La diversidad en el origen y características propias de cada facultad determinaron también ciertas diferencias en la presencia de las distintas áreas de conocimiento. Sin embargo, por encima de lo anterior la puesta en marcha de estos nuevos planes de estudio produjo importantes coincidencias a la hora de definir los contenidos, la duración de la licenciatura, el porcentaje de troncalidad u optatividad, los perfiles, itinerarios o especialidades (Psicología Clínica y de la Salud, Psicología Educativa, Psicología del Trabajo y de las Organizaciones, las tres especialidades que ya existían en la Escuela de Psicología).

Los estudios realizados para este proyecto que ahora se culmina han puesto de manifiesto estas coincidencias en la estructura de nuestros actuales planes de estudios, por encima de las pequeñas variaciones en las diferentes facultades. Tales coincidencias han constituido, sin duda, un fundamento sólido para alcanzar acuerdos en la toma decisiones sobre la nueva definición del título, de acuerdo con las directrices que marca el Espacio Europeo de Educación Superior. Así, por ejemplo, hemos podido comprobar como, en términos generales, los planes de estudio actuales presentan bastante similitud en el porcentaje de troncalidad en cada una de las facultades (prácticamente todas se encuentran entre el 60 y 75% de bloques de contenidos formativos troncales). Asimismo, la constatación mayoritaria acerca de que los contenidos del plan de estudios de Licenciado en Psicología que se imparte en la actualidad, parece requerir por parte del estudiante medio no menos de cinco cursos académicos de estudio, coincidiendo con ello con la recomendación expresada hace ya algunos años por la Conferencia de Decanos de Psicología, y que ya guió las últimas modificaciones de algunos planes de estudio en el final de los años 90.


Este recorrido a lo largo de la historia, junto con la reflexión sobre el panorama actual de la titulación, aporta no pocos elementos importantes en la orientación de este proyecto. Sin embargo, no pretendemos por ello menospreciar los elementos innovadores y de prospectiva que conlleva el Espacio Europeo de Educación Superior. Este proyecto se entiende como una oportunidad de discusión profunda de aspectos estructurales clave en el futuro de la titulación y más allá de la decisión sobre la estructura general del plan de estudios (180 ó 240 créditos) contenida necesariamente en este proyecto. Así, por ejemplo, exigirían una mayor reflexión aspectos como la complementariedad con las titulaciones de otros países de nuestro entorno, la definición de las competencias en las que debe formar el titulo, la orientación hacia la demanda social y profesional de psicólogos, el ajuste a un sistema de docencia y de enseñanza-aprendizaje centrado en el trabajo del estudiante, que conlleva muy importantes modificaciones respecto al actual y la fijación de criterios de calidad que guíen nuestros pasos para satisfacer la demanda de formación en Psicología. Esta propuesta de libro blanco de la titulación de Psicología pretende abordar estas cuestiones aunando, inevitablemente, la realidad y el momento actual de desarrollo de la Psicología (con una breve pero intensa historia universitaria), con el deseo de innovación, para contribuir con ello a la mejora de la calidad de la formación de los licenciados en Psicología. Debe entenderse también que este informe supone, por encima de otras cuestiones, el punto de partida para la discusión de las cuestiones de fondo planteadas, y otras posiblemente relacionadas, que en muchos casos no pueden abordarse completamente en el período semestral que exige la presente convocatoria.

Tabla 1. Universidades y B.O.E. en el que se publicaron los planes de estudios de Psicología y los planes de estudios reformados.


UNIVERSIDAD

B.O.E

Abat Oliba CEU

17.03.04

Almería




Autónoma de Barcelona

21.01.93 y 22.08.00

Autónoma de Madrid

05.11.92 y 20.08.99

Barcelona

12.11.1993 y 19.08.99

Camilo José Cela

23.05.01 y 30.04.04

Complutense de Madrid

12.02.93 y 22.07.03

Deusto

27.08.93, 02.05.96 y 03.07.99

Girona

12.11.99

Granada

20.01.94 y 16.11.00

Huelva

21.10.03

Islas Baleares

19.12.97, 17.08.98 y 18.02.00 y 30.10.02

Jaén

20.12.1995 y 10.08.99

Jaume I de Castellón

29.08.91

La Laguna

21.10.95 y 30.07.02

Málaga

05.10.94 y 24.02.00

Miguel Hernández de Elche

08.10.99 y 22.07.03

Murcia

03.03.00 y 30.01.03

Oberta de Catalunya

10.08.01

Oviedo

18.10.91 y 29.10.97

País Vasco

12.05.99 y 28.06.00

Pontificia de Comillas

29.09.00

Pontificia de Salamanca

23.03.00

Ramón Llull

05.12.95 y 14.11.00

Rovira i Virgili

03.02.94, 20.10.94 y 20.09.99 y 30.04.03

San Pablo-CEU de Madrid

18.02.03

Santiago de Compostela

02.12.93 y 12.10.01

Salamanca

28.12.01

Sevilla

23.06.94 y 08.08.01

S.E.K de Segovia

09.07.99

U.N.E.D

28.02.00 y 03.12.01 y 09.07.03

Valencia

22.07.94 y 18.08.00

U.O.C

10.08.01



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad