Propósito y Objetivos de la Unidad Propósito



Descargar 104 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión18.11.2018
Tamaño104 Kb.
Vistas106
Descargas1
  1   2   3

¿Soy una persona creativa?

Propósito y Objetivos de la Unidad

Propósito.-

Comprender la dimensión creativa de las personas por medio de la autorreflexión y valorizar la capacidad creativa como un don humano que acompaña a la humanidad



Objetivos:

• Reconocer las características que tienen las personas creativas y analizar las huellas creativas de la humanidad a través de la cultura.

• Advertir las diferencias y semejanzas que existen entre la creatividad de adultos y niños; mujeres y hombres.
1.1 Persona ante todo

Las personas somos una identidad única en el mundo. No existen dos seres humanos exactamente iguales, inclusive los gemelos idénticos, a pesar de su similitud física, se diferencian entre sí por las particularidades de su personalidad. En este sentido, es posible afirmar que todas las personas tenemos características que nos hacen seres auténticos y que la riqueza humana radica precisamente en la diversidad individual, lo cual nos convierte en seres irrepetibles.

Estos criterios tienen una incidencia crucial en la escuela ya que durante mucho tiempo se pensó que los estudiantes aprendían de la misma manera y por tanto se daban clases para todos sin tomar en cuenta sus diferencias en ritmos o estilos de aprendizaje. Esta creencia hizo que en la escuela los maestros enseñen atodos los niños como si se tratase de uno solo, las actividades colectivas en las cuales el centro de atención siempre es el maestro, son un claro ejemplo de esta concepción educativa que se basa en la transmisión de conocimientos de un maestro a un grupo "homogéneo" de estudiantes.

Todas las personas somos potencialmente creativas y únicamente necesitamos la oportunidad de demostrarlo. La creatividad es un atributo de todos los seres humanos y es en la familia y en la escuela donde debe fortalecerse con mayor énfasis. Un niño que recibe cariño, que es escuchado por sus padres y maestros, que tiene posibilidades para expresarse con confianza y cuenta con opciones de explorar el mundo que le rodea, definitivamente, podrá desarrollar su capacidad creativa sin restricciones. Por este motivo, toda persona, independientemente de su sexo, su edad, su cultura u otros factores, merece respeto y valoración. Como maestros, no debemos olvidar que cuando nos encontramos con un estudiante, estamos frente a un ser único e irremplazable.



Actividades

Pon a prueba tu potencial creativo:

Haz algo que nunca te atreverías a hacer frente a otras personas, (lanzar un piropo, decir una mala palabra, pedir que te abracen o que te den un beso, ¡ufl Todo lo que se te ocurra. Esta pequeña tarea es para hacerla en cualquier parte, pero sin involucrar a los demás participantes del curso.

Luego de la primera pequeña aventura, los participantes conversan sobre las experiencias que han tenido y reflexionan unos minutos para otra vez hacer algo que nunca se atreverían a hacer frente a otras personas. Esta vez se trata de algo que se identifique con la personalidad, algo que dé cuenta de nuestras particularidades, atributos, hábitos o, finalmente, nuestra forma de ser. ¡Hagámoslo! rompamos nuestros miedos, démonos permiso para ser nosotros mismos, no nos avergoncemos por ser únicos. Esta tarea debe ser realizada junto con los compañeros del curso.



1.2. Creatividad y cultura

La cultura es la mayor manifestación de la capacidad creativa e innovadora de los seres humanos. Los valores, saberes, creencias, costumbres, actitudes, expectativas, intereses e inquietudes configuran el modo en el que las personas enfrentan los hechos que plantea la vida. Si tomamos en cuenta el concepto de cultura como el conjunto de manifestaciones sociales, religiosas, intelectuales y artísticas de una comunidad humana, veremos que detrás se encuentran los sentimientos, las ideas y las "manos" de las personas que la integran, capaces de aportar para un cambio permanente y de beneficio colectivo.

El potencial creativo de los seres humanos nace junto con su cultura y en su mayor parte es fruto de las condiciones socioculturales en las que se desarrolla cada uno. Por eso, el hecho de estar inmerso en una u otra cultura da pie a diferencias, porque la cultura no sólo es producto, sino factor de cambio.

Mediante los módulos del área de Creatividad y materiales educativos se ha optado por un aprendizaje que responda al contexto cultural de los niños. Sólo así se llevará adelante una educación con verdadero sentido, se ampliarán las posibilidades de diálogo intercultural, se permitirá el surgimiento de identidades auténticas y se contribuirá a un desarrollo social que beneficie a todos.

Actividades

Observemos con detenimiento los siguientes productos culturales ¿Qué detalles puedes identificar? ¿Representan algo? ¿Cómo crees que fueron hechos? ¿Con qué materiales? ¿A qué cultura pertenecerán?

Reflexionemos en torno a las características que identifican a estos objetos con determinadas culturas.

• Hagamos objetos culturales nuevos (materiales sugeridos: plastilina, arcilla, papel y cinta adhesiva, material reciclable, pegamento, etc.): un utensilio, un adorno, un tatuaje, un vaso sagrado, otros.

Revisemos nuestro proceso creativo ¿cómo surgió la idea? ¿qué es lo que representa el objeto? ¿para qué sirve? ¿cuánto cuesta?

Imaginemos y dibujemos a una persona sin identidad cultural, una persona que reniega contra su cultura ¿Cómo es? ¿Qué ropa viste? ¿Qué música escucha?¿Qué le gusta hacer? ¿Qué le molesta? ¡Y muchos otros cuestionamientos!

1.3 Características de una persona creativa

Una persona que utiliza su capacidad creativa con fines nobles, es una persona sana, psicológicamente hablando. Como expresa Maslow (1990) "el concepto de creatividad y el de persona sana, autorrealizada y plenamente humana, están cada vez más cerca el uno del otro y quizá resulten ser lo mismo".

Desde esta perspectiva, la educación creativa sirve para obtener personas con calidad humana, con deseos de contribuir a la sociedad, con aspiraciones de cambio e innovación permanente.

Es claro que no existe un modelo de personalidad para encasillar a la creatividad. Son innumerables y diversos los rasgos que presentan las personas creativas. Por ejemplo, sólo la actitud creativa que demostró Van Gogh en el transcurso de su vida, bastaría para hacer trastabillar a las ciencias psicológicas y sus postulados.

Sin embargo, existen indicios que nos permiten indagar la personalidad creativa para acercarnos, de algún modo, a las principales características que le dan identidad a este curioso y fascinante atributo de las personas:

Capacidad de "perderse en el presente"

Es ponerse fuera de tiempo y de espacio, fuera de la sociedad y la historia. Implica quitarse los velos, vivir en el mundo de las ideas propias y sentir la visión de una verdad, la revelación de un sentido.

Es una experiencia que se considera a menudo, sobrehumana y sobrenatural y no es para menos, es la fascinación de estar invadido por la creatividad y sentir que se puede trascender mediante esta actitud.

Afán de descubrimiento

Las personas creativas no descansan en sus búsquedas, sienten la necesidad de indagar y explorar el mundo, sus circunstancias, sus hechos insólitos, sus hechos rutinarios, etc. Es un afán sin tregua en el que se revisan permanentemente las experiencias pasadas, las costumbres y los conocimientos para recrear permanentemente el mundo, verlo y vivirlo desde diferentes perspectivas.

Esta actitud está fuera de obligaciones y deberes, modas, tendencias, dogmas, hábitos u otras imágenes mentales de los que es "justo o correcto". Los niños son más receptivos a este tipo de actitud porque realizan muchas actividades sin exigencias ni temores, simplemente por el afán de descubrir su mundo.

Renunciación a las máscaras

Significa estar libre de las influencias de los demás, en tanto estas afecten negativamente en el comportamiento. Implica renunciar a los esfuerzos que a veces se tiene por influir en los demás, impresionar, complacer, "ser adorables", ganar aprobación, etc. Al no tener necesidad de actuar frente a los demás, las personas creativas retornan a un estado de conciencia en el cual pueden concentrarse en los problemas que pretenden resolver sin estar pendientes por ellas mismas y el ¡qué dirán! de los demás.

Es imprescindible liberarse de la penosa sensación de que a uno lo miran, lo juzgan en todo momento o lo toman como un ejemplo vergonzoso. La recuperación de la integridad del ser, de la naturaleza propia, de la verdadera identidad ayuda a liberamos de la inhibición, los miedos, las dudas, etc. La creatividad sólo puede desarrollarse si nos liberamos de este escenario de conflictos internos y sentimos libre nuestra persona.

Fortaleza y coraje

La actitud creativa requiere de fortaleza y coraje para enfrentar los distintos conflictos que se manifiestan en la vida cotidiana. La persona creativa es obstinada, no se deja vencer y plantea los problemas desde diferentes puntos de vista para encontrarles una solución. No debe confundirse la autosuficiencia y la independencia de estas personas con la arrogancia o el ego desmedido porque no se trata de eso. La fuerza de carácter alimenta las posibilidades creativas mientras que la debilidad del carácter ahuyenta la creatividad.

Tener más valor, nos facilita el dejamos atraer por el misterio, lo no familiar, lo novedoso, lo inhabitual, lo inesperado, en lugar de tener sospechas, miedos o mecanismos de defensa que sólo alivian nuestra ansiedad pero no resuelven ninguna inquietud.

Confianza en sí mismo

Todas las características descritas anteriormente implican una confianza en el sí mismo y en la opción a renunciar a tensiones que sólo perjudican la expresión de nuestra creatividad.

El aquí y ahora es lo que cuenta junto con las posibilidades que tenemos de resolver problemas por nuestra propia cuenta, asumiendo la responsabilidad de actuar de acuerdo a nuestra capacidad de improvisación, dejando que las cosas sucedan y tomando el control de las mismas con auto confianza.

Si estamos concentrados en el asunto que tenemos "entre manos", sin temores ni ansiedades, será más fácil que brote nuestra espontaneidad y las capacidades afloren por sí mismas, sin esfuerzos titánicos ni racionalizaciones complejas. La actitud creativa dependerá de la voluntad de vivir "conectado con el mundo" sin interferencias.

Creatividad y Materiales Educativos La esencia creativa de las personas

Breve reseña histórica de la creatividad

Propósito y Objetivos de la Unidad

Dar oportunidad justa a la creatividad es asunto de vida o muerte para cualquier sociedad.

A. Toynbee

Propósito.-

Conocer a grandes rasgos los referentes históricos de la creatividad y las etapas más significativas que han marcado la evolución conceptual de esta actividad humana.



Objetivos:

• Analizar los puntos de vista que en el tiempo, diversos estudiosos y pensadores han manejado en relación al concepto de creatividad.

• Reconocer la importancia y pers¬pectiva de la creatividad en el siglo XXI en diferentes ámbitos de acción de la actividad humana, como una manera de contribuir a mejorar la calidad de vida.

Hablar de creatividad no es muy sencillo, porque debido a su naturaleza multifacética se vio perjudicada por opiniones, creencias, prejuicios y suposiciones, además de haber sido relacionada con la total libertad, la capacidad innata, la fantasía e imaginación, los juegos, la ensoñación, la espontaneidad, el don, el arte, el talento y muchas otras actividades humanas que no son exclusivas de este peculiar concepto.

Debido a que la introducción de la creatividad en el currículo formal de la educación boliviana es en hito significativo, surge como una necesidad fundamental que todos los maestros conozcan, por lo menos a grandes rasgos, cuáles son los referentes históricos de la creatividad.

1.1. Principales precursores en el estudio de la creatividad

La creatividad a través de la historia ha sido analizada desde distintos puntos de vista: filosófico (Aristóteles, Platón, Buber, etc.); genético (Galton, 1869); como indicativo de la inteligencia (Weithermer, 1945); como sinónimo de genialidad u originalidad (Flanagan, 1950; Cleeton, 1926) y otras formas que a continuación analizaremos.

El estudio de la creatividad puede ser dividido en dos etapas para tener un acercamiento más didáctico: Etapa preexperimental; y etapa experimental.

Etapa preexperimental

Dentro de la primera etapa podemos nombrar al filósofo Platón, (428-347 a. de C. En Espriú, 1993) quien dedicó gran parte de sus pensamientos a la reflexión relacionada con la educación basada en las artes, y confirió en sus escritos una gran importancia a la estética como base de la educación, como la esencia que da al hombre un instinto de relación en su búsqueda de la verdad. Platón partió de la idea de que el hombre imaginativo es afectado por lo que ve y oye, y de que las artes pictóricas y la música son un alimento determinante de la formación.

Otro filósofo preocupado por la creatividad fue sin duda Martín Buber quien analizó la facultad creadora como una fuerza que parte del centro de una persona. Propuso como una condición básica de la educación a la liberación de las potencialidades creadoras del niño; dio una alta valoración a la libertad como una responsabilidad personal de la vida.

En esta etapa se encuentran los estudios acerca del genio heredi¬tario. El renombrado científico Francis Galton (en: Guillie, 1988) se propuso demostrar que las facultades del hombre proceden de la herencia, exactamente con las mismas limitaciones que tienen la forma y las limitaciones físicas de todo el mundo orgánico.

Los estudios de Galton sobre los orígenes genéticos de la creativi¬dad fueron realizados en base al test de C.l. (coeficiente intelectual) propuesto por Binet. Dichos tests se aplicaron a eruditos, abogados, hombres de iglesia, científicos y otros aristócratas ingleses. Las con¬clusiones del trabajo fueron defendidas en su libro Hereditary genius en 1870. En la actualidad ningún científico podría justificar esta teoría porque en la Inglaterra victoriana, la gente era seleccionada para una profesión en base a su linaje familiar, con lo cual, los estudios de Galton sólo muestran la desventaja social acaparada por las personas de la aristocracia inglesa, las cuales podían acceder a mejores condiciones de estudio.

Dentro de esta etapa, no puede pasar desapercibido el filósofo Theodule Ribot, puesto que su "Ensayo sobre la imaginación creadora", publicado en 1900, es quizá el primer estudio sistemático de la creatividad. En este libro se encuentra un análisis de la capacidad creadora, visto desde la psicología asociacionista que era la que imperaba en su época.

Para Ribot, la imaginación creadora es la conjunción de tres factores: Intelectual, emocional e inconsciente, estos factores combinados entre sí son capaces de crear analogías, las cuales dan como resultado un hecho creativo.
Dentro de esta etapa puede enmarcarse también la postura freudiana acerca de la problemática de la creatividad. Freud en 1910, (en: Romo, 1997) intentó aplicar los principios de la teoría que acababa de elaborar, en la personalidad creadora de Leonardo Da Vinci. Él planteó que su interés no era tanto llegar a la esencia de la acción artística, sino establecer relaciones entre las producciones exteriores y la actividad instintiva. Esto nos indica en el sector de la actividad creadora, que el psicoanálisis pretendía establecer relaciones entre los procesos primarios (instintivos) y secundarios (concientes y racionales).

Freud concluyó que existe una relación entre ambos procesos pero determinada por la sociedad ya que al pretender manifestarse las tendencias primarias, chocan con las imposiciones sociales, por lo cual se habla de la necesidad que tiene la persona de solucionar un conflicto para desarrollarse.

El renombrado psicólogo soviético Lev Vigotsky no quedó al margen del estudio de la capacidad creadora, en su libro "La imaginación y el arte en la infancia" examina el carácter y el desarrollo de la imaginación artística de niños pequeños y se acerca sistemáticamente a la naturaleza de la imaginación creadora.

En los primeros años del siglo XX hubieron también otras personas dedicadas al estudio de la actividad creadora. Dentro de estos pioneros podemos destacar a Kirkpatrick (1900) y sus acercamientos para detectar la imaginación artística, a Dewey (1910) con su análisis lógico de los actos de pensamiento, a Poincare (1913) y sus primeros estudios sobre las características del proceso creativo, entre otros.



Etapa experimental

A mediados del siglo XX surgió uno de los estudios más significativos de esta etapa, el mismo está protagonizado por Max Weithermer (1945) quien realizó interesantes estudios sobre el pensamiento productivo. Lo identificó como una conducta de búsqueda y de solución de problemas. El trabajo de Weithermer resultó ser un estudio sobre la creatividad. Fue él quien en su obra Productive Thinking utilizó por primera vez el término Creative (creativo) como sinónimo de Productive (productivo), para referirse a la capacidad creativa.

Esta tercera etapa está también representada en sus inicios por J. P. Guilford, quien en un célebre discurso frente a la Sociedad Norteamericana de Psicología, utilizó la palabra Creativity (creatividad) y la definió y enmarcó dentro de los elementos de la estructura del intelecto A partir de este autor se planteó una nueva perspectiva en el estudio de la creatividad. La creatividad fue enmarcada dentro de un modelo de factores diferenciados dentro del pensamiento, susceptibles de ser sometidos a medida y modificación (en: Marín, De la Torre, 1991). Además se promovió la apertura de un nuevo enfoque hacia la creatividad y hacia el intelecto, y se despertó gran interés por el estudio sistemático y la medición de los diversos factores intelectuales relacionados con la conducta creativa, al iniciar la construcción de instrumentos específicos para su evaluación.

En el proceso histórico de la creatividad también surgieron términos que de una u otra forma estuvieron ligados a esta particular forma de pensamiento. Por ejemplo, Flanagan (en: Espriú, 1993) empleó el término ingenuity (ingenio) para caracterizar una forma superior de comportamiento, referida al aspecto creativo. Otros autores utilizaron el término de genialidad para referirse a la creatividad, aunque éste se utilizó más bien para referirse a personas superdotadas.

Los estudios de originalidad realizados por Flanagan en 1958, pueden considerarse como pioneros en el campo de las investigaciones sobre creatividad. Hoy en día todavía se usa el término originalidad para referirse a una de las principales características del pensamiento creativo. Ser original significa ser capaz de producir algo nuevo, (Portillo. González, 1997) y la novedad también se ha tomado como criterio para identificar la creatividad.

Durante la mitad del último siglo, también se utilizaron términos como inventiveness (inventiva) y discovery (descubrimiento o hallazgo), (en Espriú, 1993) aunque ambos vocablos representan sólo ciertos tipos de creatividad que constituyen aspectos del comportamiento creador. Fue con Guilford que se dio al término de creatividad la acepción más amplia, que engloba diferentes aspectos del pensamiento creador.

Torrance es otro pionero en el campo de la creatividad; sus investigaciones y propuestas para evaluarla y para desarrollarla han tenido una influencia decisiva en este campo. A partir de sus estudios y de los planteamientos hechos en sus conferencias y en diversos escritos, se marcaron las pautas para el desarrollo de la investigación en esta área (Torrance y Myers, 1976). Pese a estos avances, Guilford recalcó el hecho de que, a pesar del adelanto, la investigación y uso de métodos creativos, la educación todavía no considera la verdadera importancia de su aplicación en el ámbito educativo.

Entre 1960 y 1970 sobresalieron Rogers, Maslow y otros, con la postura humanista en relación a la creatividad (citados en: Marín. De la Torre, 1991). Dentro sus postulados consideraban que la tendencia del hombre a la autorrealización era la mayor fuente de creatividad. Maslow señalaba que en el niño, la tendencia espontánea y creativa acontecía sin planificación ni objetivos prefijados, es decir que en todo ser humano existe, de forma inherente, una tendencia a la creatividad vinculada al propio desarrollo. Para Rogers no fue lejana esta idea y añadió que debía definirse el proceso creativo, detallando sus principales componentes que incluían los productos externos y visibles, lo que permitiera a los demás apreciar su originalidad.

No olvidemos que a partir de Guilford, muchos autores resaltan la creatividad como un factor diferenciado dentro el pensamiento, susceptible de ser sometido a medida y a modificación (en: Espriú, 1993). Bajo esta perspectiva y a partir de 1950, el estudio y los aportes significativos de Getzels y Jackson (1962), Maslow y Rogers (1962-1970), Torrance (1963) y otros, consolidaron la teoría de la creatividad.

En la década de los 80 y los años posteriores muchos estudiosos más, aportaron elementos importantes para construir la teoría de la creatividad; entre ellos también se distinguen: Khatena, Gowan, Edward De Bono, Tylor, Osborne, Me. Kinnon, Treffinger, Renzulli, Gardner, Stemberg, Csikszentmihalyi, De la Torre y otros.

Algunos investigadores mencionados en el anterior párrafo, entre otros muchos, son representantes de las actuales posturas interaccionistas y constructivistas de la creatividad y con cada una de sus investigaciones proporcionaron modelos que combinan elementos de la psicología social, la teoría de la personalidad y la cognoscitiva para explicar dicho fenómeno (en: Marín. De la Torre, 1991). Estos enfoques constructivistas en la creatividad plantean una visión amplia e integral del fenómeno creativo, ofrecen elementos sistematizados para el desarrollo de las habilidades del pensamiento creativo en educación, respetan el contexto de aprendizaje y promueven la creatividad en cualquier ámbito de acción.

La investigación en creatividad sigue su curso a pasos agigantados y se incorpora en diferentes ámbitos del quehacer humano. Muchos países del mundo han comprendido su importancia y su perspectiva en el siglo XXI. Los diversos estudios acerca del tema están profundizando nuevos ámbitos de acción que incluyen a la educación, la tecnología, la industria, la empresa, etc., y los enfoques actuales de la creatividad buscan mayores y mejores referentes para contribuir a la calidad de vida de los seres humanos.




El mundo de las sensaciones y las percepciones

Propósito y Objetivos de la Unidad

Propósito.-

Valorar la importancia de la sensación y la percepción como capacidades cognitivas imprescindibles de ser desarrolladas en los alumnos, para el desarrollo de su capacidad expresiva y creativa.



Objetivos:

• Estudiar los distintos tipos de capacidades sensoperceptuales con las que cuenta una persona y orientar su desarrollo en la práctica pedagógica.

• Practicar la percepción creativa como una manera de utilizar al máximo las potencialidades sensoriales y preceptúales.

3.1. Las sensaciones como puerta a la vida consciente

Todos los seres humanos vivimos en un mundo de sensaciones, porque desde pequeños hemos estado expuestos a diversos estímulos que nos ha brindado el medio natural y social.

Para desarrollar nuestra creatividad debemos conocer nuestras sensaciones porque se constituyen en la fuente principal de los conocimientos que tenemos del mundo exterior y de nuestro propio cuerpo.

Si los seres humanos no tuviéramos sensaciones sería imposible la vida consciente y no nos daríamos cuenta de todo lo grandioso que nos rodea. Por tanto, Si no consideramos la importancia de las sensaciones en el ámbito creativo, sólo limitaremos las posibilidades de aprender de ellas, ya que son como la puerta de acceso a la conciencia.

'las sensaciones son procesos mediante los cuales se detectan, se identifican y se regulan los estímulos" (Wittig, 1988). Ellas permiten a los seres humanos determinar los atributos de las cosas y las situaciones, para interpretar la realidad. Todo lo que proviene del propio organismo y del mundo exterior, puede ser interpretado por las personas y ésta es una de las principales bases del conocimiento.

Un aspecto poco reflexionado es que las sensaciones son procesos activos que incluyen componentes motrices. En toda sensación entra el movimiento. Por ejemplo: Cuando nos asustamos sentimos que se contrae el rostro, transpiramos frío, el corazón late más rápido y más fuerte, los vellos del cuerpo se erizan, etc. "El cuerpo también habla", mediante una cantidad de respuestas motrices ligadas a nuestra capacidad sensorial y los impactos emocionales que recibimos.

Creatividad y Materiales Educativos

La esencia creativa de las personas
3.2. La importancia de las percepciones en creatividad

La percepción organiza e interpreta los indicios que no: brindan las sensaciones, en este sentido podemos decir que la percepción tiene como base las sensaciones.

La percepción no es la simple unión de rasgos sueltos, e; un proceso cognitivo mucho más complejo que pretendí unificar la información mediante procesos de abstracción confrontando el conjunto de rasgos percibidos con los rasgo conocidos anteriormente. De esta síntesis surge e reconocimiento de un objeto, un hecho, una situación, etc.

¿Sabías que hay tribus en las selvas amazónicas del Brasil, cuyos niños de seis años pueden distinguir 40 tonalidades diferentes del color verde?

Cuando percibimos objetos o hechos conocidos (un vaso, un zapato, un saludo, juego, etc.) basta que la persona asocie dos o tres indicios para reconocerlos. Cuando nos enfrentamos a objetos o hechos nuevos y desconocidos, el proceso de identificación es mucho más complejo.

El acto perceptual no se limita a reconocer y determinar características, va mucho más allá de sus propiedades y puede establecer diversas categorías. Por ejemplo: Cuando percibimos una flor, además de reconocerla podemos categorizar su tipo, su fragancia, su color, su estado, su textura, etc.

¿Sabías que hay grupos de esquimales, cuyos niños de cinco años pueden reconocer 20 tonalidades distintas de blanco?

Cuando las personas han tenido mayores oportunidades de percibir conscientemente los objetos y las diversas situaciones que se le presentan, tienen mayor agudeza perceptual. Por este motivo es fundamental trabajar con actividades preceptúales en la educación, haciendo hincapié en procesos de análisis y de síntesis a todo nivel y en cualquier ámbito del conocimiento humano.

Para tener mayores oportunidades de ser creativo es fundamental tener una percepción divergente, por que de esta manera desarrollamos una capacidad que permite tener una visión diversa y amplia de las cosas, los hechos las situaciones, etc. Con actividad perceptual divergente, se puede acceder a nuevos y diferentes ámbitos de creación. Si las personas no saben reconocer su potencial perceptual, difícilmente encontraran terreno fértil para la creación, ya que estarán acostumbradas a ver las cosas sin tomarlas en cuenta como recursos de aprendizaje y de desarrollo de la creatividad.

Una persona privada de experiencias preceptúales desperdiciara una capacidad que es de parte fundamental del mundo de sus experiencias. Por tal motivo es importante en diversas actividades que promueven la percepción de múltiples maneras.

Para sistematizar

- Sensaciones interoceptivas. Agrupan las señales proveniente mundo exterior y crean la base de nuestro comportami consciente. Son sensaciones que unen a las personas con el m que las rodea. A él pertenecen el olfato, el gusto, el tacto, la vis el oído.

En la escuela generalmente se ha hecho énfasis en las sensacioi exteroceptivas, sin tomar en cuenta que tenemos sensaciones inten propioceptivas. Un aspecto fundamental a tomar en cuenta, es posibilidad de trabajar con los alumnos y alumnas mediante numeroj actividades encaminadas a que puedan explorar y descubrir su mun sensorial.

3.4. Percepción visual, auditiva, táctil, olfativa y gustativa

Para un mejor análisis de la función perceptual, se distinguen tres modalidadí fundamentales:

- Percepción visual, que implica la capacidad de reconocer, discriminar interpretar estímulos visuales, asociándolos con experiencias previas.

Es importante considerar que la percepción visual incluye la direccionalidad, e movimiento de los ojos, el reconocimiento de las formas y la memoria visual, lo cua favorece a que las personas puedan explorar, reconocer y discriminar objetos c situaciones. Si observamos una persona elaborando un tejido tradicional, veremos que su capacidad visual incluye formas, colores, matices, texturas, tramados, etc., además de combinar elementos táctiles.

La vista es el sentido que puede percibir a mayor distancia. La percepción visual se nutre de imágenes que los seres humanos perciben íntegramente a los objetos porque disponen de un aparato visual adaptado para percibir formas complejas.

- Percepción auditiva, que implica la capacidad de reconocer, discriminar e interpretar estímulos sonoros, asociándolos con experiencias previas. Es una condición para la escucha y la comunicación y tal como ocurre con la percepción visual, la percepción auditiva es susceptible de ser desarrollada mediante el ejercicio y la práctica.

I

Creatividad y Materiales Educativos 34 La esencia creativa de las personas



La percepción auditiva se nutre de sonidos y tiene menor alcance que la visual. Por ejemplo, podemos ver un partido de fútbol desde la tribuna pero no podemos escuchar lo que hablan los jugadores entre ellos. A nivel de sonidos, los seres humanos percibimos las ondas sonoras porque disponemos de un aparato auditivo.

- Percepción táctil, que tiene sus fuentes sensoriales en el tocar. El concepto de tocar sugiere un sentido activo pero cabe recalcar que también existe el ser tocado, que involucra la sensación de la piel y sus tejidos.

Dentro esta modalidad perceptual también se incluye la sensibilidad profunda mediante la cual se perciben el movimiento muscular, el peso y la posición de los distintos segmentos corporales. La percepción táctil es una forma compleja de sensibilidad porque nos da indicios que luego se procesan como contacto, presión, dolor, calor, etc.

La percepción táctil requiere tener contacto directo con los objetos. Por ejemplo, la percepción visual puede hacer que veamos la Luna pero no podemos tocar sus rocas a no ser que estemos allí o que tengamos la oportunidad de tocar una muestra.

Las personas también procesan información mediante los estímulos olfativos (olores) y gustativos (sabores). El olfato y el gusto son sentidos que no dejan de ser importantes para tomarlos en cuenta en el desarrollo de la percepción de los niños y las niñas. Es necesario hacer muchos proyectos y actividades que desarrollen estas capacidades sensoriales y perceptuales.

Creatividad y Materiales Educativos

La esencia creativa de ias personas 35

I
Indicadores de la creatividad

Propósito y Objetivo de la Unidad

Propósito.-

Comprender que la naturaleza multifa-cética de la creatividad ptiede ser evaluada y reconocida a través de indicadores que permiten identificar y valorar los rasgos creativos de las personas.

Objetivo:

• Analizar los principales indicado¬res de la creatividad para que los docentes potencien su trabajo de aula y sus alumnos/as tengan oportunidad de desarrollar sus capacidades creativas.

1. Los principales indicadores de la creatividad

La creatividad se caracteriza por tener varios aspectos que la hacen particular, por este motivo conocer sus principales indicadores es imprescindible en el momento de abordar un estudio respecto al tema. Para el ámbito educativo, es necesario que los docentes conozcan y valoren los indicadores de la creatividad para poder identificar y valorar los rasgos creativos de sus estudiantes.

Es importante tener en cuenta que diversos autores destacan la fluidez, la flexibilidad, la originalidad y la elaboración como los cuatro indicadores fundamentales y consideran al resto como complementarios, por este motivo, en este módulo se dedicará un mayor énfasis a estos cuatro indicadores principales de la creatividad.

La sistematización que se presenta a continuación no es una receta para encasillar a personas. Es una descripción de las características que tienen cada uno de los indicadores de la creatividad, para que los docentes potencien su trabajo de aula y para que los estudiantes tengan la oportunidad de desarrollar sus capacidades creativas conociendo sus debilidades y sus fortalezas personales.




Compartir con tus amigos:
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos