Programa nacional de formación en administracióN


PERFIL GENERAL DEL EGRESADO DEL PROGRAMA NACIONAL DE FORMACION EN ADMINISTRACION



Descargar 4.87 Mb.
Página12/21
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño4.87 Mb.
Vistas1096
Descargas0
1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   ...   21

PERFIL GENERAL DEL EGRESADO DEL PROGRAMA NACIONAL DE FORMACION EN ADMINISTRACION.



Cuadro N° 16


CONOCER

HACER

CONVIVIR

  • Selecciona, procesa, analiza y sintetiza información.

  • Indaga, reflexiona, especula y construye modelos interpretativos del mundo.

  • Domina conceptos, metodologías y lógica de razonamiento de diversas disciplinas y cuerpos de pensamientos.

  • Reconoce dilemas morales y aprendizajes significativos.

  • Conoce las causas y consecuencias de sus decisiones.

  • Reconoce y discierne los valores y premisas subyacentes en teorías y visiones del mundo. Domina la lengua castellana, la historia y geografía de Venezuela, así como los principios del ideario bolivariano.

  • Utiliza herramientas del lenguaje (comprensión y producción).

  • Reconoce la diversidad lingüística.

  • Se desenvuelve comunicacionalmente a través de la lengua oral y escrita, promoviendo la capacidad de investigación del ciudadano.

  • Demuestra competencia independencia y creatividad en la detección y solución de problemas.

  • Organiza el tiempo y las estrategias para aprender

  • Utiliza en forma oportuna las vías de consulta colectiva, el trabajo en grupo y los métodos de investigación científica.

  • Conoce y aplica las tecnologías de información y comunicación en el país y en el mundo.

  • Conoce la estructura legal y organizativa para insertarse al modelo que la nación establezca para el desarrollo económico sustentable.

  • Actitud positiva hacia la indagación permanente a fin de conjugar su entorno laboral, la realidad del país y las necesidades locales y nacionales

  • Conoce las tecnologías de información y comunicación y sus potencialidades en su proceso de formación y en su desempeño profesional.

  • Experto en el área científica de su formación.




  • Genera sus propias iniciativas de aprendizaje (aprende).

  • Identifica y soluciona problemas técnicos científicos y humanos en contextos cambiantes y de acuerdo a su área de conocimiento.

  • Maneja estrategias múltiples para tomar decisiones y enfrentar situaciones de incertidumbre. Diseña y gestiona proyectos.

  • Identifica y hace uso provechoso e sus oportunidades, transforma y mejora sus condiciones de vida.

  • Aplica conocimientos en la práctica en la resolución de problemas cotidianos.

  • Generador de nuevas ideas.

  • Aplica modelos de resolución de problemas concretos.

  • Participa activa y creativamente en proyectos sociales que respondan a las necesidades de desarrollo social y económico de la población local y regional en concordancia con las políticas del Estado y en consonancia con las perspectivas presentes y futuras.

  • Comprende los procesos políticos y sociales, locales, nacionales y universales.

  • Mantiene una posición crítica ante la vida, se interesa, respeta y comprende a sus congéneres.

  • Manifiesta actitudes de colaboración, solidaridad y búsqueda de consensos en las diferentes Situaciones sociales.

  • Valora la democracia como forma de vida, la justicia y la paz social y personal.

  • Reconoce su importancia como integrante de la sociedad y su responsabilidad como integrante en la transformación de la misma.

  • Reconoce el impacto de las actividades humanas en el ambiente.

  • Promueve el manejo adecuado del ambiente y participa activamente en la conservación defensa y mejoramiento de los mismos.

  • Promueve y participa en el desarrollo armónico de su entorno social.

  • Aprecia la diversidad y multiculturalidad.

  • Demuestra compromiso ético y moral con los más elevados principios del ser humano.

  • Se comunica eficazmente. Mantiene diálogos positivos en su desenvolvimiento.

  • Capacidad crítica y autocrítica.

  • Demuestra iniciativa y espíritu emprendedor.

  • Asume con plena conciencia humanista, valores, ideales y convicciones de nuestra sociedad.´

  • Asume una forma de vida sana, que privilegia los buenos hábitos, el deporte y la recreación y la prevención de enfermedades.

  • Consciente de la misión y compromiso con el desarrollo socio- económico del país y Latinoamérica, de la insurgencia de nuevos escenarios políticos y tecnológicos y del desarrollo de valores éticos cónsonos con la nueva realidad

    • Conscientes de la necesidad de fortalecer el bienestar social a través de su participación en




  • actividades de carácter asociativo que favorezcan la comunidad local y/o nacional.




A continuación se caracterizan los perfiles del Asistente Administrativo, del TSU y del Licenciado en Administración.

Los perfiles de formación correspondientes a la certificación (Asistente Administrativo) y a las titulaciones (TSU y Licenciado) se han diseñado de forma que permitan identificar los saberes (Conocer, Hacer y Ser/Convivir) con base en los requerimientos de la estructura de cada nivel de formación. Ello facilita no solo el diseño del perfil, sino su evaluación a los fines del otorgamiento del certificado o del título respectivo. Adicionalmente, se evidencia que cada perfil complementa al anterior, implicando con ello la creciente complejización de saberes.

A continuación se caracterizan los perfiles del Asistente Administrativo, del TSU y del Licenciado en Administración.
PERFIL DEL ASISTENTE ADMINISTRATIVO

El Asistente Administrativo participa bajo supervisión en la transformación de su entorno laboral-socio comunitario, mediante la conducción técnica de los procesos administrativos, ejecutando acciones administrativas, aplicando técnicas y procedimientos de acuerdo al marco legal correspondiente, en concordancia con los postulados sociopolíticos de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.



Cuadro Nº 17 Capacidades del Asistente Administrativo. Perfil de Desempeño (Conocer, Hacer, y Convivir)



PERFIL DEL TECNICO SUPERIOR EN ADMINISTRACIÓN

El TSU en Administración participa activamente en la transformación de su entorno laboral-socio comunitario, a través de la supervisión y conducción técnica de los procesos administrativos, formulando propuestas y contribuyendo a la puesta en práctica de acciones administrativas, aplicando técnicas y procedimientos de acuerdo al marco legal correspondiente, contemplados en los postulados sociopolíticos de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Interpreta, aplica, analiza e investiga las normas y procedimientos administrativos, contables, tributarios y financieros en el marco de la Economía Social. Asimismo, utiliza el análisis e interpretación de los procesos contables, administrativos y de costos para orientar en la toma de decisiones.

Por otra parte, está en capacidad de realizar de forma responsable, eficiente y ética el diagnóstico financiero general de las organizaciones públicas y privadas; lo que permitirá una acción autor reguladora de los servicios prestados, y la producción ante la necesidad de equilibrar recursos financieros.

Practica la equidad, el desarrollo endógeno sustentable, la justicia social. Y la paz.

PERFIL DEL LICENCIADO EN ADMINISTRACIÓN

El Licenciado en Administración es un profesional integral capaz de abordar situaciones socioeconómicas con actitud emprendedora para planificar, diseñar, innovar, desarrollar, transformar ejecutar, dirigir, controlar y evaluar sistemas administrativos en diferentes tipos de organizaciones que le permita integrarse con conciencia crítica y participativa al desarrollo del país, contribuyendo al bienestar social en sus diferentes contextos y ámbitos de acción, de acuerdo a las exigencias y las necesidades y posibilidades endógenas de su comunidad, así como tener conocimiento sobre la estructura legal y organizacional que le permita insertarse de manera armónica al modelo que la Nación establece para lograr el desarrollo económico, sustentable y sostenible, sin dejar de utilizar de forma oportuna las vías de consulta colectiva, el trabajo en grupo y los métodos de investigación.

Analiza con visión crítica aspectos socioeconómicos, técnicos, administrativos y de gestión empresarial contables y financieros, filosóficos y político; para comprender la realidad nacional y el sistema político al que pertenece.

Planifica, organiza, dirige y controla procesos gerenciales, talento humano y empresarial en el área administrativa, operativa, financiera y logística de organizaciones. Ejerce actividades de asesoría y consultoría en la elaboración de planes de desarrollo, estatutos, manuales y reglamento, sistemas administrativos de y control y proyectos de inversión; todo ello aplicable a las diferentes áreas de mercado, operaciones contables, finanzas, administración de personal y logística; incorporando los sectores de la economía social .



15.-CERTIFICACIÓN Y TITULACIONES QUE OTORGA EL PROGRAMA NACIONAL DE FORMACIÒN EN ADMINISTRACIÒN.
A continuación en el cuadro se presentan los títulos y certificaciones que se otorgan al Programa Nacional de Formacion en Administración (PNFA):

Cuadro N° 18: Certificación y titulaciones que otorga el PNFA




TRAYECTO

TITULOS Y CERTIFICACIONES

PREGRADO

1

Certificación de Asistente Administrativo

2

Título de Técnico Superior Universitario

en Administración



4

Título de Licenciado en Administración

POSTGRADO

5

Título de Especialista

6

Título de Maestro en Administración

8

Título de Doctor en Administración



16.-SISTEMA DE APOYO PARA LA GESTION DEL DISEÑO

La gestión educativa del currículo socio critico que sustenta fundamentalmente al Programa Nacional de Formación en Administración debe orientarse a criterios de participación, calidad, pertinencia, dignidad y justicia social, por supuesto que estos criterios reflejan una postura epistemológica dialéctica histórica critica, que conduce a la interpretación de una gestión para formar al hombre según Bonilla (2000) “libre, creativo y crítico, para el pleno ejercicio de su personalidad, en una sociedad democrática participativa y de justicia social. Una educación que permita la libre creación cultural “. Actuar desde los procesos educativos y la gestión de estos para la formación de ciudadanos (as) capaces de construir su proyecto de vida bajo la ética. Deben responder la gestión educativa a criterios de calidad no solo en los procesos de aprendizaje, sino una calidad amplia que involucre de manera integral los procesos administrativos, humanos , de infraestructura y por supuesto los procesos de aprendizaje.

Esta visión integral de la calidad de la gestión educativa permite afianzar los conceptos de de pertinencia social, al vincular la educación a las realidades del contexto social histórico, al permitir desde la praxis educativa la formación de un nuevo tipo de educador, el docente auto investigador, participativo, que evalúa su propia praxis.

Representa la gestión educativa un medio para abordar la práctica del programa nacional de formación en administración, para abordar el difícil proceso de cambio hacia un currículo emancipador, de una institucionalidad universitaria que transita hacia la formación de nuevos sujetos sociales, participativos, investigadores, autores de un pensamiento creador transformador.

Por último se concluye que la realización de este modelo de gestión educativa comprende acciones académicas, pedagógicas, administrativas y educativas, en general implica la ruptura total con el pasado, la cual no se hace realidad de la noche a la mañana, requiere de mucho tiempo y de la voluntad política, de la universidad, de la comunidad académica y de todos los docentes. Para este logro es necesario seguir profundizando la experiencia del nuevo currículo socio crítico.

Programas de formación permanente para actores educativos del Programa Nacional de Formación en Administración.

La propuesta de formación para el desarrollo de los programas nacionales de formación en Administración(PNFA) es fundamental para el avance de las políticas educativas del país, esta tendrá la finalidad de impulsar, promover y estimular la concreción de las políticas públicas que permitirán el desarrollo local dentro de una perspectiva sustentable, tal como se plantea en la constitución de la República Bolivariana de Venezuela y la nueva ley orgánica de Educación aprobada el pasado 15 de agosto del 2009.

En el marco de estos planteamientos y sustentados en la misión alma mater, los programas nacionales de formación , en este caso el programa de administración (PNFA), juega un papel fundamental como medio para la transformación de la educación superior, siempre desde una visión transformadora y no renovadora; esto debe coincidir con la propuesta y aplicación de nuevos modelos de gestión basados en los principios de transparencia, horizontalidad, justicia, equidad, solidaridad, democracia participación y corresponsabilidad.

Si bien, es cierto que existe un marco jurídico e institucional que soporta la propuesta, el cambio educativo para la formación de la nueva conciencia humana que se requiere para la transformación no se decreta, se construye desde lo que tenemos, para ello se necesita abrir espacios para la reflexión, participación democrática y protagónica, acompañamiento de los procesos de formación para la construcción de una nueva cultura política donde se ejercite la ciudadanía y la organización para asumir los espacios públicos.

En este sentido, los actores del hecho educativo tienen la responsabilidad de potenciar la consolidación de la sociedad que soñamos, acompañando y animando a los actores comunitarios de las diferentes localidades a asumir la responsabilidad de la actuación comunitaria en condiciones de iguales, donde se respete el dialogo de saberes y se parta del reconocimiento de las experiencias y de lo mucho que se tiene que aportar, para la construcción del nuevo tejido social.

Desde esta visión, se aborda la propuesta de gestión del programa nacional de formación en administración que considere diferentes dimensiones que permitan concretar los propósitos y objetivos para los cuales fueron diseñados los programas nacionales de formación.

Los Programas de Formación permanente como Estrategia Revolucionaria para el Desarrollo de los Programas de Formación.

La orientación correcta que se asume en estos momentos de transformación nacional, es el desarrollo de los procesos educativos bajo una concepción emancipadora y transformadora que forme al nuevo ciudadano para una sociedad más justa, solidaria, democrática y libre, pero para lograr ese objetivo se requiere de un docente que este en permanente formación y que se convierta en un sujeto de transformación.

Por ello, es vital reflexionar, sobre la importancia del proceso de formación, este debe ser de carácter inédito, como lo es nuestra revolución, debe ser un proceso que supere las estrategias de formación que hasta ahora han sido aplicadas, muy propias de gobiernos neoliberales ajustándose a pautas de organismos multilaterales que responden a esa vieja estructura mundial. Es por ello que se deben develar las tendencias y enfoques educativos que no permiten el avance de las nuevas propuestas educativas, y asumir modalidades acordes con la propuesta política ideológica. Entre estas se pueden mencionar: enfoques de formación, necesidades de formación, modalidades de formación y estrategias de formación.

Han sido variados los enfoques en la formación, las necesidades y las estrategias, pero todas ellas ligadas al propósito del modelo educativo, en el caso venezolano y latinoamericano están asociadas a las políticas educativas que se han definido desde la UNESCO, la banca multilateral y otros organismos multilaterales que tienen intereses en lo educativo.

¿Cómo trascender la llamada formación enajenante y dominadora, castradora de conciencias? ¿Cómo formar docentes con conciencia liberadora que consideren los avances revolucionarios que se han venido construyendo en el país? ¿Cómo generar procesos auto formativos de los sujetos comunitarios, como educarnos juntos?

Los procesos de formación permanente de los actores del hecho educativo son sumamente complejos, pero apostamos por la formación de comunidades de aprendizaje, redes institucionales y redes comunitarias, con actores críticos y reflexivos que desde la reflexión y acción puedan cuestionar sus saberes previos, analizar su práctica, reflexionar sobre ella y recrearla.

De allí, que el docente que necesita la realidad educativa, debe ser innovador, creativo y reflexivo, original, con capacidad para discernir y evaluar moralmente las diferentes teorías que pueda aplicar en los procesos educativos, analizando los valores que puedan subyacer en ellas con relación coherente en lo ideológico y con los propósitos que aspiramos construir y desarrollar.

Partiendo de las consideraciones anteriores, y de la necesidad de construir la viabilidad al socialismo bolivariano, la propuesta de gestión de un programa de formación permanente debe partir desde la perspectiva colectiva (colectivos de docentes, colectivos comunitarios, comisiones curriculares, redes institucionales) la cual es la estructura ideal para la concreción de programas de formación.

Para asumir este proceso de formación se plantea la siguiente propuesta estratégica y participativa como marco para el inicio y desarrollo de los procesos formativos:



  • Conformación de colectivos de formación permanente, por institución de educación universitaria, por programas nacionales de formación, por colectivos comunitarios y otras formas de organización que reconozcan los colectivos.

  • Organizar los contenidos de formación en función de las necesidades comunitarias, institucionales y que respondan a los proyectos vinculados con las líneas de investigación del plan nacional de desarrollo Simón Bolívar (2007-2013).

  • Convertir y articular los espacios universitarios como medios para el desarrollo y ejecución de los proyectos investigativos de aprendizaje.

  • Plantear la formación permanente de docentes y sujetos comunitarios como una actividad inserta en la misma práctica docente. La formación no debe ser vista como una actividad periódica a través de cursos de formación, debe ser una actividad parte de la práctica permanente.

  • Establecer estrategias de formación por acreditación de aprendizajes por experiencias para los sujetos docentes que tienen saberes no reconocidos académicamente.

  • Practicar el uso de estrategias didácticas que parten de los saberes previos de los docentes y la problematización de su práctica.

  • Utilizar la sistematización como estrategia fundamental para la reflexión de los procesos formativos y comunitarios.

  • Sistematizar, evaluar y difundir los resultados, efectos e impacto de los programas nacionales de formación que se desarrollan en nuestras instituciones a través de la misión Alma Mater.

Profundizar las estrategias de acompañamiento y apoyo a los colectivos de formación a otros colectivos de formación (redes de aprendizaje) para fortalecer las redes de colectivos, como una de las vías para asumir el empoderamiento comunitario.

  • Abordar el proceso de revisión de la estructura curricular de los diferentes programas de formación a través de organizaciones colectivas.

  • Profundizar el debate sobre aspectos ideológicos. Pedagógicos, políticos y comunitarios a través de distintas estrategias de participación.

Para avanzar con la misión de formación asumimos la metodología de la investigación acción participante, constituyéndonos como colectivos de formación, investigación y organización permanentes, cuya base de formación parte de su práctica educativa comunitaria, la cual se constituye en su fuente primaria de reflexión – acción. Las estrategias comunicacionales, estarían orientadas por diálogos de saberes, interrogar lo construido, los errores como fuente de aprendizaje, innovar, crear, sistematizar; desde esta perspectiva se puede avanzar a través de tertulias, discusiones, diálogos socráticos, talleres, exposiciones, socializaciones de experiencias, lecturas dirigidas, tutorías entre otras.

En cuanto a los aspectos metodológicos ya se determino que estaría basada en la investigación – acción – participante y estaría caracterizado por: partir de la experiencia de los sujetos participantes, la interacción dialógica entre los sujetos participantes conjuntamente con los colectivos de acompañamiento, para viabilizar la transformación que se aspira en el país, basada en la reflexión- acción, utilizar la lectura sobre temas generadores interrelacionados con los objetivos de transformación. La estrategia de proyectos investigativos de aprendizaje partiendo de las prácticas de los colectivos comunitarios, los seminarios y tutorías como estrategias de investigación y formación y el desarrollo de la observación participante y el manejo de instrumentos de registro entre los cuales se destaca la sistematización.

Cuadro Nº 19 Sistematización de las Formación Pedagógica.

PROPOSITO

OBJETIVOS DE APRENDIZAJE

ESTRATEGIAS DE APRENDIZAJE

TEMAS GENERADORES

DESARROLLAR CAPACIDADES HUMANAS PARA CONOCER, EJECUTAR Y CONTEXTUALIZAR EL PNFA.



VINCULAR LOS PROCESOS ADMINISTRATIVOS CON LOS PROCESOS DE TRANSFORMACIÓN ECONÓMICA- SOCIAL.

.-IDENTIFICAR EL PAPEL DEL DOCENTE EN LA CONTEXTUALIZACIÓN DE LOS APRENDIZAJES PARA LA EDUCACION EMANCIPADORA.

UTILIZAR LA REFLEXIÓN, LA SISTEMATIZACION Y LA PROBLEMATIZACIÓN COMO FORMAS PARA GENERAR LOS NIVELES DE TRANSFORMACIPON QUE SE REQUIEREN EN EL PAÍS.





.CONVERSATORIOS

.CHARLAS.

LECTURA Y ANALISÍS DE MATERIAL IMPRESO.

FOROS

, SEMINARIOS, TALLERES.



JORNADAS DE REFLEXIÓN.


LOS PROCESOS ADMINISTRATIVOS EN EL CONTEXTO DE L MODO DE PRODUCCIÓN SOCIALISTA.

LA PLANIFICACIÓN SOCIALISTA COMO MÉTODO DE TRANSFORMACIÓN SOCIAL.

HACIA UN NUEVO MODELO DE PRODUCCIÓN SOCIALISTA.

NUEVOS ENFOQUES ECONOMICOS PARA LA JUSTICIA SOCIAL.

LA PARTICIPACIÓN SOCIAL COMO ESTRATEGIA ECONOMICA.

RELACIONES DE PROPIEDAD Y DE PRODUCCIÓN EN EL MARCO DEL PLAN NACIONAL DE DESARROLLO.

ENFOQUES DE LA ADMINISTRACIÓN SOCIALISTA.

LA GESTIÓN DEL TALENTO HUMANO EN EL NUEVO MODELO SOCIAL.

LA CRECIENTE NECESIDAD DE LA EFICIENCIA DE LAS ORGANIZ.ACIONES PÚBLICAS Y COMUNITARIAS.

ENFOQUE SOCIAL DE LAS ESTRUCTURAS ORGANIZATIVAS EN BASES COLECTIVAS.



LAS PROGRAMACIONES PEDAGÓGICAS

La planificación puede adoptar diferentes conceptualizaciones muy específicas cuando ocurren en el marco de proyectos ideológicos y políticos como es el caso de la transformación revolucionaria de nuestro país. En la actual Ley Orgánica de Planificación, publicada en la gaceta oficial 5.554 del día 13 de Noviembre de 2001:

Artículo 2. Se entiende por planificación, la tecnología permanente, ininterrumpida y reiterada del Estado y la sociedad, destinada a lograr su cambio estructural de conformidad con la Constitución de la República.

La planificación según Castellano (2005) “Es una artesanía que forma parte de los procesos de toma de decisiones, relacionadas con la distribución de recursos con fines múltiples. . . que tratan de mantener equilibrios dinámicos entre las fuerzas sociales”. Partiendo de esta idea la planificación se concibe como una actividad que requiere de la visión interdisciplinaria así como de ciertas habilidades que permiten que los planificadores aborden distintas realidades a partir de su razón, la visión sistémica, integral, participativa, coherente, así como tener sentido histórico, aprender del pasado y vislumbrar el futuro para iluminar el presente.

La planificación como proceso tiene la finalidad de organizar las acciones, en sentido amplio…”es aproximarse al futuro, estando en el presente, para configurar modelos o escenarios a la medida de nuestras ideas” Corredor (1986). Es necesario comprender que orientar las acciones para el desarrollo curricular nos permite ir hacia las metas y objetivos institucionales, comprometidos con los principios que lo sustentan, por ello la planificación debe asegurar que la dinámica curricular incorpore progresivamente elementos que la enriquezcan. En correspondencia con las definiciones de planificación, toma énfasis la propuesta de elaborar programaciones pedagógicas, para abordar la planificación interdisciplinaria.

Una Programación Pedagógica es un instrumento de planificación, que permite sobre la base de la auto reflexión, seleccionar estrategias de enseñanza aprendizaje más adecuadas para el logro de los fines de la transformación soberana de la Nación, la construcción del poder popular, la Unidad Latinoamericana y Caribeña, que reivindique nuestra cultura, nuestro entorno con el fin de emprender nuestra liberación. Estas programaciones pedagógicas incluyen no solo aspectos didácticos, sino también elementos para orientar la auto reflexión y la reflexión colectiva en los espacios que coexisten en la estructura organizativa. Los objetivos estratégicos de la programación pedagógica se definen de la siguiente forma:




  • Generar espacios y posibilidades de transformación de la educación a partir del encuentro, reflexión e investigación de los docentes que se desempeñan en los diferentes PNF, con expectativas de cambiar y dotar de sentido liberador el proceso educativo comunitario.

  • Reflexionar sobre el impacto de la práctica docente en la formación de una ciudadanía responsable orientado a los más altos ideales consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

  • Propiciar redes de articulación institucional basadas en un sistema de trabajo y solidaridad.

  • Propiciar la reflexión sobre la propia praxis, creación y construcción y reconstrucción de ideas y acción educativa comunitarias basada en experiencias de vida compartida y el desarrollo de habilidades sociales e individuales.

Consecuentemente con lo señalado, para el desarrollo del Programa Nacional de Formación en Administración, se hace esencial la organización colectiva, en primera instancia el colectivo interdisciplinario de PROFESORES se convierte en la estrategia organizativa fundamental, sustentada en el trabajo colectivo, partiendo de sus propias realidades, reconociéndose desde sus prácticas, asumiendo la investigación acción participativa como método de trabajo para la construcción colectiva de conocimientos. En la realidad nos encontramos que los docentes del PNFA han asumido la práctica educativa integrando los procesos formativos a los procesos de transformación que propicia el Estado con miras hacia el nuevo modelo de producción socialista.

Sin embargo, se presentan algunas dificultades, como es la vinculación del PNFA con la realidad, las estrategias formativas y de vinculación en muchas ocasiones no coadyuvan a la integración de los ejes de formación (proyecto, Socio crítico y profesional) asumiendo un proceso de enseñanza aprendizaje de tipo tradicional, elaborando programas analíticos y planificando de manera individualizada, desvinculada de la realidad y que no responde a las necesidades de transformación.

Se plantea la necesidad de asumir una propuesta de planificación interdisciplinaria o programación pedagógica desde los colectivos de docentes, estos pueden constituirse en las diferentes especialidades y por áreas de conocimiento, definiendo los criterios para su organización así como los criterios de acompañamiento y apoyo para generar los procesos reflexivos y prácticas investigativas e innovadoras para la construcción curricular y el fortalecimiento de la comunidades de aprendizaje.

Elaborar el plan de acción del área de conocimiento respectiva implica .asumir un trabajo consensuado de los profesores, superando la dispersión que generan varios planes de docentes distintos, sin articulación entre ellos con las consecuencias negativas que conocemos. A este fin se deben considerar aspectos didácticos críticos, elementos para orientar la auto reflexión y la reflexión colectiva y la vinculación comunitaria y transformar los contextos sociales sobre los cuales actúa, considerando que tanto los profesores y estudiantes son sujetos y objetos del conocimiento.

En consideración de los aspectos de la didáctica crítica Martínez Rojo (2004) expresa “la didáctica critica no es la tradicional, trasmisiva, autoritaria, objetiva, y vertical; bancaria, conservadora, des comprometida, evasiva, descontextualizada, desvitalizada, aburrida, escolástica,”. . .”por el contrario en los enfoques didácticos críticos la acción didáctica o de la enseñanza – aprendizaje debe ser transformadora de situaciones sociales, organizativas y de realidades físicas”.

Algunos otros aspectos de la didáctica se refieren a la acción comunicativa entre el docente – estudiante, el descubrimiento del contexto que circunda la acción pedagógica, el análisis de la práctica docente, la aplicación de la investigación como instrumento para la enseñanza (aprender investigando), la articulación entre la teoría y la práctica. Estos aspectos pueden y deben servir a los educadores para diseñar los programas pedagógicos.

En los programas pedagógicos deben prevalecer los procesos de formación permanente, innovación de contenidos prácticos y medios en espacios de tiempo diversos, nuevas prácticas de enseñanza y aprendizaje, así como otros aspectos que permitan al docente acrecentar su propio proceso de aprendizaje y enseñanza en contextos sociales e históricos. Esto permite que el docente se inscriba en la acción problematizadora, en el acompañamiento continuo, en la dinamización de los escenarios educativos implementando metodologías que permitan asumir nuevos roles dentro del acto pedagógicos.

ACCIONES PARA LA PROGRAMACIÓN.

Los colectivos de docentes deben partir de la organización de los contenidos de los programas sinópticos del PNFA de cada área respectiva, atendiendo al propósito del área, y muy especialmente al perfil de egresado del trayecto respectivo (perfil de proceso), esto permitirá la visión prospectiva de las capacidades del estudiante. Estos contenidos pueden agruparse en atención a la clasificación de los aprendizajes: Aprender a conocer, Aprender a hacer, Aprender a convivir. Es propicio este momento para la vinculación de los contenidos con las líneas de investigación propuestas en el PNFA, para analizar las vinculaciones interdisciplinarias, y la vinculación del contenido con los contextos sociales que pudiera ser futuros escenarios para los proyectos.

Este espacio de reflexión debe ser orientado por un vocero que vincule al colectivo con otras instancias organizativas del PNFA, en ningún caso con supremacía jerárquica sobre los demás miembros del colectivo.

La construcción colectiva de estrategias centradas en el aprendizaje y en el “aprender a aprender “en atención a los tres tipos de aprendizaje debe apuntalar hacia la acción docente mediadora o mediación pedagógica. Según Franco y otros (2000) “ la mediación pedagógica es aquella que guiada por criterios epistemológicos de significación educativa para fomentar un estilo de enseñanza determinado, la formación, la cultura general del profesor, la interacción que en él se establece entre el conocimiento de contenidos y la diferenciación de aspectos relativos a la estructura de los mismos, y las valoraciones pedagógicas, serán las responsables del papel real de la mediación que el profesor tiene en el curriculum”.

Lo anterior, implica que la construcción colectiva de estrategias de aprendizaje considera que la mediación como acto pedagógico debe valorarse para la construcción de las diferentes estrategias, el docente mediador debe abordar la programación pedagógica consciente de tres aspectos: desde él como docente, su intención, y su relación con el contexto social. Teniendo claro que el conocimiento es el medio que invita a los actores a participar, pero esto no es el objeto del encuentro, de allí que la interacción- docente estudiante se deben sustentar en una gestión pedagógica que organice los momentos didácticos conjuntamente con otras estrategias de tipo político, administrativa, económicos, de producción, de creación intelectual entre otras que se articulen con los fines del diseño curricular, para convertirse en un docente que vincule su praxis pedagógica a partir de la interpretación y comprensión contextualizada de su saber y su práctica pedagógica reflexiva.

La construcción de estrategias sugieren considerar que estas son acciones fruto de la praxis o acción- reflexión-acción, para la transformación, la formación de la conciencia crítica y la emancipación social del sujeto y del objeto, donde el proceso de interacción es simultaneo, teoría y práctica, mutuamente influenciados (sujeto-objeto), interrogantes y respuestas, contacto con los problemas para componer el todo del acto cognoscitivo que involucra a los docentes, los estudiantes y los actores comunitarios.

Los docentes en colectivo acuerdan las diversas estrategias acordes con la unidad curricular de las áreas de conocimiento respectiva, orientadas a desarrollar capacidades humanas en relación con las dimensiones del aprendizaje: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a convivir.

Según Díaz Barriga y otros (1986) “una estrategia de aprendizaje es un procedimiento que un alumno adquiere y emplea de forma intencional para aprender significativamente y solucionar problemas y demandas académicas” es necesario abordar estas estrategias no solo considerando la acción sobre el estudiante sino con una visión sistémica que considere la sinergia para el desarrollo del proceso educativo y la transformación social.

Entre algunas características de las estrategias refiere Díaz Barriga y otros (1986) “que estas son procedimientos, que pueden incluir varias técnicas, operaciones, o actividades específicas, que persiguen un propósito determinado, como es el de aprendizaje y solución de problemas, se pueden realizar flexiblemente, por su carácter de instrumentos socioculturales aprendidos en contextos de interacción.

Por otra parte en la vigente Ley Orgánica de Educación ( 2009) se establece que la didáctica está centrada en los procesos que tienen como eje la investigación, la creatividad y la innovación, lo cual permite adecuar las estrategias, los recursos y la organización del aula, a partir de la diversidad de intereses y necesidades de las y los estudiantes. (Artículo 14) están dirigidas a desarrollar los perfiles de los diferentes trayectos del PNFA para avanzar en una práctica formativa integral del estudiante, las cuales facilitan pedagógicamente el aprendizaje pertinente que se construye con otros, en un contexto comunitario y de formación, que potencia las habilidades, destrezas y conocimientos individuales y colectivos de los participantes, considerando los saberes previos de los participantes ,lo que permite superar la fragmentación del saber tomando las disciplinas como herramientas del conocimiento, de las que el sujeto puede apropiarse y transformar su realidad bajo las orientaciones metodológica basadas en la Investigación Acción Participante.



PANEL DE ESTRATEGIAS.


  • El proyecto como estrategia integradora.

  • Estudio de casos.

  • Tertulias entre los sujetos de los colectivos.

  • Desarrollo de la observación participante y el manejo de instrumentos de registro como herramientas de trabajo (diarios de sistematización).

  • Interacción dialógica entre los participantes basada en la reflexión acción (contraste de conocimientos).

  • Tutorías entre colectivos.

  • Indagación de contextos.

  • Sistematización de experiencias.

  • Exposiciones.

  • Debate parlamentario.

  • Investigación bibliográfica.

  • Talleres.

  • Seminarios.

  • Foros.

  • Visitas Guiadas.

  • Lecturas dirigidas.

  • Conversatorios.

  • Portafolios.

  • Problematización.

  • Reuniones entre pares.

  • Eventos pedagógicos.

  • Otras estrategias para desarrollar habilidades de pensamiento y trabajo interdisciplinario.

Las diferentes estrategias deben articularse con los proyectos, tanto en las horas asistidas de las unidades curriculares como en las horas de proyecto, se deben considerar estrategias para las horas independientes, razón por la cual en las diferentes programaciones pedagógicas se incluyen estrategias que orienten en el mismo sentido crítico, innovador, y transformador el proceso educativo orientando al estudiante para su mejor administración académica.

En cuanto a la organización de la programación pedagógica pueden diseñarse diversos formatos que recojan los diferentes escenarios del proceso de planificación. Es conveniente incluir en esta programación las acciones valorativas del proceso, en este sentido se debe dejar atrás las prácticas evaluativas que solo dan valor a los contenidos, la valoración debe ser una construcción colectiva, basada en procesos, orientada a explicar y valorar situaciones educativas en relación con el avance del estudiante, debe ser integradora, estimular el dialogo , la búsqueda y obtención de información sobre los logros; creando instancias de evaluación y promoción participativas.

Con esta propuesta de programación pedagógica, en contraposición con la elaboración de programas analíticos cónsonos con el modelo curricular tradicional, intentamos aproximarnos a la universidad formadora de investigadores que participan en la transformación social, a través de nuevos sujetos sociales con pensamiento creador transformador, que coadyuvan a la ruptura con el pasado, la cual no se da fácilmente y requiere de mucho de la voluntad individual y colectiva de los actores del proceso educativo. De allí que los docentes deben asumir nuevas prácticas formadoras en consonancia con la sociedad democrática participativa.

Evaluación de los Profesores.

La Evaluación se considera un proceso continuo, cíclico, dinámico, reflexivo, sistemático e incluyente de investigación acción, flexible, participativo integral e integrado, que permita valorar los logros en las múltiples dimensiones curriculares en sus diferentes momentos con el fin de orientar la toma de decisiones en función a los objetivos que se pretenden lograr.

En tal sentido, se fundamentará en las actividades académicas, formativas, de creación intelectual y vinculación social. Por lo tanto, se deben considerar las áreas científicas, tecnológicas, sociales y humanísticas relacionadas con aprendizajes significativos que influyan en el establecimiento de actitudes y valores pertinentes según la necesidad.

También es importante destacar que la evaluación esta complementada con un proceso de formación continua, holística a través de la cual se canalizan estrategias que permitan fomentar la participación y la creatividad, así como el ingenio y las habilidades en cada uno de nuestros educandos, mediante un marco de negociación efectiva que permita involucrar todas las partes del quehacer universitaria.

La Evaluación significa la magnitud o la calidad de un hecho, de un proceso o producto. En consecuencia, la evaluación implica el análisis de contexto, la determinación de criterios, parámetros de referencia, variables, mediciones e indicadores, y la selección del agente evaluador. Por definición, la evaluación es relativa, está asociada a un marco conceptual/lógico de referencia, no es posible plantearla en términos absolutos.

La Evaluación tendrá que sustentarse en la pertinencia de los proyectos y propuestas por él formulados, realizados y motivados. Su impacto en la comunidad, su habilidad, destreza y fortalezas en el acompañamiento y asesoramiento de los participantes del programa. Su trabajo en equipo y su sentido de pertenencia con la institución y con las políticas emanadas desde el MPPES, así como su trayectoria moral y ética en el desarrollo de su vida personal y profesional.



Dimensiones del Desempeño

Se considerará la pertinencia y relevancia en los ámbitos investigativo, de integración comunitaria y docencia. Para ello la profesora y el profesor deberá involucrarse al desarrollo de los proyectos en cualquier etapa del programa, independientemente que este profesor lleve a cabo sus actividades en el eje técnico-profesional y/o socio crítico. Estos proyectos deberán estar en consonancia con las potencialidades locales y su impacto en los ámbitos regionales, nacionales e internacionales.





Compartir con tus amigos:
1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   ...   21


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos