Productos turísticos integrados en el destino cuba



Descargar 110.59 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión03.03.2019
Tamaño110.59 Kb.
  1   2



LAUTARO JAVIER SAEZ

DIPUTADO PROVINCIAL

Bloque Partido Popular

Cámara de Diputado de la Provincia de Corrientes




EXPTE Nº 11309/16 INGRESO 13/06/16 HORA 18:00

PROYECTO DE LEY
INICIATIVA: Diputado LAUTARO JAVIER SAEZ

OBJETO: LEY DE EQUINOTERAPIA
EXPOSICION DE MOTIVOS

HONORABLE CÁMARA:

Presentación y objeto.

La Equinoterapia es un método terapéutico que utiliza el caballo, las técnicas de equitación y las prácticas ecuestres dentro de un abordaje interdisciplinario en las áreas de equitación, salud y educación, buscando la rehabilitación, integración y desarrollo físico, psíquico y social de personas con capacidades diferentes.


La utilización de ejercicios ecuestres con finalidades de reeducación psicomotora de los portadores de deficiencias no es un descubrimiento nuevo como sería de pensar dado el interés reciente surgido por esta práctica, sino que data de siglos.

HIPÓCRATES (458 - 377 AC)

En su libro "LAS DIETAS", aconsejaba la equitación para “regenerar la salud y preservar el cuerpo humano de muchas dolencias y sobre todo en el tratamiento del insomnio”. Además de eso afirmaba que “La equitación practicada al aire libre hace que los músculos mejoren su tono”.

ASCLEPIADES de PRUSIA (124 - 40 AC)

También recomendaba el movimiento del caballo a pacientes gotosos, epilépticos, paralíticos, apopléticos, letárgicos y frenéticos.

GALENO (130 – 199 DC)

Consolidador y divulgador de los conocimientos de la medicina occidental, médico personal del  Emperador Marco Aurelio (que era un poco lento en sus decisiones). Recomendaba la práctica de la equitación como una manera de que Marco se desempeñara con mayor rapidez.

MERKURIALIS (1569)

En su obra “El Arte de la Gimnasia”, menciona una observación hecha por Galeno: "La equitación no solo ejercita el cuerpo, sino también los sentidos"
El médico personal  de la emperatriz María Teresa de Austria, que pertenecía a la primer escuela de medicina de Viena, afirmaba que las fibras musculares se tornaban menos excitables, practicando este deporte, razón por la cual disminuían los episodios de hipocondría y de histeria

SAMUEL T. QUELMALZ (1697 – 1758)

Médico de Leipzig, de Alemania, inventó en 1747, una maquina ecuestre demostrando como el problema del movimiento y los ejercicios físicos eran encarados por los médicos de la época. Esta máquina, era una especie de grúa que imitaba de la mejor manera posible los efectos inducidos por el movimiento ecuestre. En su obra “La salud a través de la equitación”, encontramos por primera vez una referencia al movimiento tridimensional del dorso del caballo.

GUSTAVO ZANDER (Sueco)

Fisiatra en mecanoterapia fue el primero en afirmar que las vibraciones transmitidas al cerebro de 180 oscilaciones por minuto, estimulan el sistema nervioso simpático. Zander comprobó esto, pero sin asociarlo al caballo. Casi cien años después el médico y profesor doctor Rieder (Suizo) jefe de la unidad neurológica de la Universidad Martín Luther de Alemania, midió estas vibraciones sobre el dorso del caballo al paso e increíblemente, corresponde exactamente a los valores que Zander había recomendado.

HOSPITAL UNIVERSITARIO DE OXFORD (1917)

Fundó el primer grupo de Equinoterapia, para atender el gran numero de heridos de la primera guerra mundial, también con la idea fundamental de quebrar la monotonía del tratamiento.

LIZ HARTEL (Dinamarca 1952)

A los 16 años fue atacada por una forma grave de poliomielitis al punto de no poder durante mucho tiempo trasladarse a no ser en silla de ruedas y luego con muletas. Ella practicaba equitación antes y contrariando a todos, continúo practicándola y ocho años después, en las olimpíadas de 1952 fue premiada con la medalla de plata en adiestramiento, compitiendo con los mejores jinetes del mundo, el público solo percibió su estado cuando bajo del caballo para subir al podio y tuvo que valerse de dos bastones canadienses. Esta hazaña fue repetida en las olimpiadas de Melbourne, en 1956. A partir de este hecho, este ejemplo de auto - terapia despertó en la clase médica empírica un interés por el programa de actividades ecuestres como medio terapéutico, tanto que en 1954 aparecía en Noruega el primer equipo interdisciplinario formado por una fisioterapeuta y su novio que era psicólogo e instructor de equitación. En 1956 fue creada la primera   estructura asociativa en Inglaterra.

FRANCIA
La Reeducación ecuestre nació en 1965 como mencionan De Lubersac y La Llieri en la introducción a su manual titulado “La Reeducación a través de la Equitación” (1973), si bien en 1963 esta ya fue utilizada empíricamente por Killilea en su libro “A Karen con amor”. En 1965 la Equinoterapia se torna una materia didáctica, en 1969 tiene lugar el primer trabajo científico de Equinoterapia en el Centro Hospitalario de la Universidad de Salpentire en París, en 1972 fue hecha la defensa de la primera tesis del doctorado en medicina sobre Reeducación Ecuestre en la Universidad de París, en Val-de-Marne, Dra. Collette Picart Tríntelin


Los principios terapéuticos de la Equinoterapia
Durante siglos el caballo ha puesto al servicio del hombre su fuerza corporal y velocidad en el ámbito del transporte, militar o deportivo. Su disposición de servir al hombre ha sido inagotable.
Hoy día, el caballo pone a nuestro servicio tres características específicas que forman la base para la utilización de la equitación como terapia.
Los principios terapéuticos en los que se basa la equinoterapia son: transmisión del calor corporal del caballo, de los impulsos rítmicos y de la cadencia de paso equivalentes a los de la marcha humana. Ya que el cuerpo del caballo alcanza hasta 38,8º C durante su movimiento se aprovecha como un instrumento calorífico para distender y relajar musculatura, ligamentos, estimular la senso percepción táctil.
El paciente monta sin albardón y si es posible a pelo. Esto permite que el calor del animal se transmita al cinturón pélvico y a los miembros inferiores del paciente, lo que favorece en gran medida el relajamiento de los músculos de las piernas y glúteos.
Se ha comprobado que con el contacto y el calor del caballo se adquiere un notable afecto distensor de músculos y ligamientos así como una prolongada duración de esta distensión (hasta 6 horas en aductores).
Asimismo se pueden realizar muchas otros ejercicios que obtienen excelentes resultados en cuanto a la relajación, elasticidad, estimulación sensorial y aumento de la estimulación del sistema circulatorio.
Del mismo modo este contacto y valor del caballo tiene gran importancia terapéutica en el área psicopatológica. Todo esto provoca sentimientos de seguridad, amor y protección para poder reconstruir la autoconfianza y aceptación de uno mismo.
Los impulsos rítmicos del lomo del caballo al montarle se transmiten al cinturón pélvico, a la columna vertebral y a los miembros inferiores del jinete. Al caminar en paso se transmiten de 90 a 110 impulsos por minuto a la pelvis del jinete; éstos a su vez aumentan en cantidad e intensidad si el caballo camina en trote.

Los impulsos los provocan los músculos lumbares y ventrales del caballo, que se contraen y distienden alternativamente en forma rítmica y regular en el paso y el trote. El movimiento hacia delante fuerza al cinturón pélvico del jinete a adaptarse con el movimiento basculante, los impulsos fisiológicos se propagan hacia arriba por medio de la columna vertebral hasta la cabeza, provocando reacciones de equilibrio y enderezamiento del tronco.


El propósito de la fisioterapia consiste en proporcionar estímulos fisiológicos para regularizar el tono muscular y desarrollar el movimiento coordinado.

La transmisión de estos impulsos fisiológicos rítmicos y regulares forman la base de la equinoterapia, lo que la convierte en una fisioterapia con amplios efectos sobre la neuromotricidad (Strauss, 1993).


El valor psicoterapéutico, mejora la confianza primaria en sí mismo y en el mundo que rodea al paciente. Provoca en el jinete toda una gama de experiencias psicosensoriales que se aprovechan en el área psicológico y psiquiátrica.
Cada vez más la equinoterapia adquiere importancia en las áreas de la psicología y psiquiatría al integrarse como apoyo terapéutico a los institutos psiquiátricos.
El valor fisioterapéutico, por la transmisión de un patrón de locomoción tridimensional equivalente al patrón fisiológico de la marcha humana, de esta forma permite trabajar con personas que carecen de la facultad de caminar y podrán desarrollar la coordinación y la estabilización del tronco y de la cabeza.
Este principio depende en sumo grado del movimiento correcto del caballo; un paso rítmico y regular, y un adecuado trabajo muscular del lomo.
El valor fisioterapéutico y psicoterapéutico de los principios que forman la base de la equinoterapia, hace que ésta sea una terapia muy completa, aplicable en el área médica, psicológica y psiquiátrica.
Se basan en 3 características que transmite el caballo:

1. Calor corporal

El cuerpo del animal tiene una temperatura mayor que la del ser humano. La persona que va arriba del caballo, distiende los músculos y los ligamentos, regulando así el tono muscular. El calor y el movimiento suave y rítmico del caballo transmiten la sensación de ser mecido, generando la percepción de seguridad y protección.

2. Impulsos rítmicos

A través de los movimientos del dorso, el caballo traslada impulsos rítmicos al centro pélvico, columna vertebral y piernas del jinete. Estos impulsos mejoran el equilibrio y enderezan el tronco. También, contribuyen a la relajación psíquica y a la mejora de la autoestima.

3. Patrón de locomoción tridimensional

Significa que el caballo, al moverse, efectúa el mismo movimiento tridimensional del ser humano: arriba-abajo, izquierda-derecha y adelante-atrás. Por lo tanto, al montar un caballo, la persona mueve los mismos músculos que utilizaría si estuviera caminando. Este patrón fortalece los músculos y, a la misma vez, los movimientos se graban en el cerebro y con el tiempo se automatizan.

El Caballo

Sus Características como Agente Terapéutico

La primera sensación de un ser humano sobre caballo es el ajuste tónico. En realidad, el caballo no está totalmente parado. El cambio de los apoyos de las patas, la dislocación de la cabeza al mirar hacia los lados, las flexiones de la columna, el balanceo del cuello, etc., imponen al jinete un ajuste en su comportamiento muscular habitual, con el fin de responder a los desequilibrios provocados por los movimientos mencionados. Existen varios estudios sobre los movimientos de la espalda del caballo y sus consecuencias para el jinete; entre los investigadores están el Dr. Hubert Lallery (Francia) y el equipo de Bales en Suiza.

El ajuste tónico, movimiento automático de adaptación, se torna rítmico con el dislocamiento del caballo al paso. La adaptación al ritmo es una de las llaves maestras de la equinoterapia. El paso del caballo, siendo regular, determina un ritmo que se torna para el jinete en una propulsión.

El ritmo del caballo al paso se ubica en una frecuencia que puede variar entre 40 y 78 batidas por minuto (paso muy alargado y corto), que tendrá un uso terapéutico de acuerdo a las necesidades patológicas del jinete.

El ajuste tónico rítmico determina un movimiento osteo-articular que facilita un gran número de informaciones propioceptivas.

"Las informaciones propioceptivas que provienen de las regiones articulares, musculares, periarticulares y tendinosas provocan, en la posición sentado sobre el caballo, nuevas informaciones, bastante diferentes de las habituales, que son entregadas a la persona en la posición parado, sobre los pies. Esas informaciones propioceptivas nuevas, determinadas por el paso del caballo, permiten la creación de esquemas motores nuevos. Se trata, en este caso, de una técnica particularmente interesante de reeducación neuromuscular" ( Dr. Hubert Lallery - Revista Cheval Connexion n° 8, Octubre 88, Paris).

La adaptación del jinete al ritmo del paso del caballo exige contracción y relajación o estiramiento simultáneos de los músculos agonistas y antagonistas.

Por otro lado, el efecto del movimiento tridimensional de la columna del caballo, descrito y estudiado por primera vez por el alemán Samuel Theodor Quelmaz, sumado a los multidireccionales, determinan una acción producida por el movimiento del caballo y el ritmo de su paso, que tornan el caballo un instrumento Kinesioterapéutico.

Cada paso completo del caballo presenta patrones semejantes al caminar humano: impone movimientos de la cintura pélvica del orden de 5 cm. En los planos vertical, horizontal y sagital y una rotación de 8 grados para un lado y otro.

El caballo, al moverse, exige del jinete ajustes tónicos para adaptar su equilibrio a cada movimiento. Cada paso del caballo produce de 1 a 1,25 movimientos por segundo. En 30 minutos de trabajo, el jinete ejecuta de 1800 a 2250 ajustes tónicos.

Los movimientos de la cintura pélvica producen vibraciones en las articulaciones óseas que son transmitidas al cerebro, vía médula, con una frecuencia de 180 oscilaciones por minuto, lo que ya fue indicado como siendo lo más adecuado para la salud.

Gustave Zander (sueco), fisiatra en mecanoterapia, fue el primero en afirmar que las vibraciones transmitidas al cerebro con 180 oscilaciones por minuto estimulan el sistema nervioso simpático; esto lo comprobó sin asociarlo al caballo.

Casi cien años después, el médico profesor Dr. Detlev Rieder (alemán), jefe de Neurología de la Universidad Martin Luther, de Alemania, midió estas vibraciones sobre la espalda del caballo al paso y, increíble coincidencia, corresponde, como ya fue dicho más arriba, a los valores que Zander había mencionado.

A ese volumen importante de informaciones propio-receptivas, es necesario acrecentar la masa de informaciones extra-receptivas cutáneas que son de diversos orígenes. Los glúteos, en contacto con la montura o sobre la espalda del caballo, pasan un gran número de estas informaciones, tanto la cara interna de las piernas y las pantorrillas cuando están en contacto con el costado del caballo. Las manos, en contacto con las riendas, traen también una gran cantidad de información.

Las informaciones dadas por la vista son de gran importancia. El jinete no ve el espacio y los objetos de la misma forma que el peatón, su mirada va más allá y, sobretodo, él domina el caballo.

Los diversos ruidos que llegan al oído del jinete, provienen de la voz del terapeuta que está en el picadero, del sonido de las batidas de los cascos del caballo, de las voces de los otros jinetes que participan de la dinámica del grupo. En cuanto a las informaciones olfativas, ellas vienen en función del propio caballo y de la disposición y condiciones de los lugares frecuentados.

"Es bueno recordarnos que el esquema corporal, que es neurológico, se establece por la simultaneidad de las informaciones propio-receptivas y extra-receptivas, y constatamos la importancia de la multiplicación de esas diversas informaciones que la equinoterapia permite aprovechar" ( Dr. Hubert Lallery).

Uno de los aspectos específicos de la equinoterapia es la repetición de gestos y de movimientos sin cansancio. Repetir el mismo movimiento pasivo durante media hora o una serie de ejercicios durante este tiempo provoca en el individuo una fatiga que lo torna cansado y frecuentemente lo lleva a abandonar el tratamiento. En equinoterapia, eso no debe suceder.

Las técnicas de aprendizaje ecuestre ofrecen tantas posibilidades que la fatiga puede, ocasionalmente, aparecer, más el cansancio no, si la sesión de equinoterapia fuera bien planeada y aplicada. Pero lo más importante de todo es que la equinoterapia es uno de los raros métodos que simultáneamente congrega el gesto y el movimiento.

Todo lo que acabamos de describir es obtenido con el caballo al paso. "Las informaciones dadas por el trote son totalmente diferentes de las entregadas por el paso. Mientras las informaciones dadas por el paso, en las condiciones descritas anteriormente, pueden ser tranquilizantes, las del trote, por su movimiento vertical y saltante, determinan una acción reflexógena muy estimulante, pudiendo ser utilizada en las parálisis periféricas del tipo polio, pero jamás en las de origen central. El trote, por formación, es ansiógeno, y por eso su empleo es limitado" (Dr. Hubert Lallery).

El otro aspecto de la equinoterapia es su impacto sobre el lado psiquico del jinete. El caballo, objeto intermediador, es la conexión entre el jinete y el terapeuta, entre el jinete y el adulto, etc. Aquello que el jinete no puede experimentar, con el contacto con el caballo lo irá a aprender, se integrará y lo utilizará en su estructura, en su evolución psicosomática, mejorando su autonomía, su independencia, auto-estima y autoconfianza, objetivos de todos los terapeutas con relación a sus pacientes.

La equinoterapia no es un remedio mágico, tiene sus límites. Ella no debe pretender resolver todo, ni llegar a una contradicción que iría en contra de toda la evolución del jinete.

"La equinoterapia es uno de los raros métodos, tal vez el único, que permite experimentar tantos acontecimientos al mismo tiempo, simultáneamente, y en los cuales las informaciones y reacciones son también numerosas" (Dr. Hubert Lallery).

Pero como todo método terapéutico, no basta simplemente colocar un niño o un adulto en la espalda del caballo para que él esté haciendo una terapia. Es indispensable que el terapeuta que va a guiar el trabajo, conozca la patología en causa, el caballo, las técnicas específicas a usar en las áreas de la salud, educación y equitación, e igualmente entender la necesidad del jinete en su sufrimiento como en su placer.



Alcances de la Equinoterapia

La equinoterapia es aplicada a través de programas individualizados, organizados de acuerdo con:



  • las necesidades y potencialidades del jinete,

  • la finalidad del programa,

  • los objetivos a ser alcanzados, con dos acentos:

    • El primero, con intenciones terapéuticas, usando técnicas orientadas principalmente, a la rehabilitación física y/o mental.

    • El segundo, con fines educacionales y/o sociales, con la aplicación de técnicas psicopedagógicas, orientadas a la integración o re-integración socio-familiar.

Las áreas de aplicación de la equinoterapia son:

  • Salud: rehabilitación, para personas con deficiencia física y/o mental.

  • Educación, para personas con necesidades educativas especiales y otras.

  • Social, para personas con disturbios evolutivos o de comportamiento.

En cuanto a los beneficios de la equinoterapia podemos constatarlos en distintas áreas:

Área psicológico-emocional:

  • Fomenta un sentimiento general de bienestar.

  • Aumenta el interés por el mundo exterior y por la propia vida.

  • Potencia la capacidad de respuesta ante situaciones de riesgo.

  • Estimula la adquisición y evolución de la inteligencia emocional.

  • Mengua visiblemente los problemas de conducta.

  • Disminuye la ansiedad.

  • Ayuda a superar miedos.

  • Mejora la autoestima, la confianza y la concentración de la atención.

  • Profundiza los momentos de relajación e introspección.

  • Introduce al contacto con el mundo natural.

  • Favorece el control emocional y autodisciplina.

Área de comunicación:

  • Favorece el enriquecimiento del vocabulario.

  • Induce a la comunicación con el caballo y gradualmente facilita la apertura con otras personas integrando al jinete al mundo social (cerebro emocional).

  • Libera y aumenta la comunicación gestual y oral.

Área de socialización y relacional:

  • Incrementa la interacción social y la amistad.

  • Hace lúdico el presente del jinete.

  • Fomenta patrones de relación adecuados en un entorno natural.

  • Desarrolla el amor y el respeto hacia los animales.

  • Aumenta las experiencias con el mundo, los otros y la naturaleza.

Área física / psicomotora:

  • Mejora el equilibrio.

  • Fortalece la musculatura.

  • Mejora la coordinación, la rapidez de reflejos y la planificación motora.

  • Estira la musculatura espástica o tensa.

  • Disminuye la espasticidad.

  • Aumenta la capacidad de movimiento de las articulaciones.

  • Reduce los patrones de movimiento anormales.

  • Mejora la capacidad respiratoria y circulatoria.

  • Potencia la integración sensorial.

Área pedagógica:

  • Desarrolla la secuenciación y la planificación motriz.

  • Mejora la coordinación óculo-manual.

  • Potencia la percepción visual espacial.

  • Ayuda al conocimiento del esquema corporal.

  • Potencia la adquisición de aprendizajes dentro del ámbito ecuestre a través de los ejercicios que se realizan sobre el caballo con objetivos pedagógicos (conceptos matemáticos, iniciación a la lectura).

Proceso terapéutico:

  • Estimulación muscular, global o por aéreas: reducir depósitos de colágeno, minimizar la espasticidad en músculos, fortalecer articulaciones, optimizar el sistema óseo.

  • Estimulación SNC: liberando obstrucciones de los nervios dentro de la espina dorsal, mejorando respiración neuronal y favoreciendo la plasticidad cerebral.

  • Estimulación sistema respiratorio: relajando la musculatura torácica, mejorando la aspiración, contención del aire y espiración.

  • Estimulación del proceso cognitivo fino: con ejercicios de patrón cruzado, colores, juguetes, letras, dibujos, juegos, observación del entorno, detalles

  • Estimulación de los sentidos del oído y del habla: con ejercicios de expulsión de aire, música, sonidos externos, gesticulaciones, terapias de lenguaje.

  • Estimulación afectiva: celebración de logros, motivación, premiación y relación afectiva con el caballo, relaciones familiares.

  • Estimulaciones especiales: vista, olfato, tacto, gusto, reflejos condicionados, etc.

equinoterapia como programa:

Programa abarca esencialmente del área de la rehabilitación, volcado para las personas con deficiencias físicas y/o mentales. En este caso, el paciente no tiene condiciones físicas y/o mentales para mantenerse solo en el caballo. Por lo tanto, no practica equitación. Necesita de un auxiliar guía para conducir el caballo. En la mayoría de los casos, también de un auxiliar lateral para mantenerlo montado, dándole seguridad.

El caballo es usado principalmente como instrumento Kinesioterapéutico.
Educación/Re-educación

Este programa puede ser aplicado tanto en las áreas de rehabilitación como en la educativa. En este caso, el paciente tiene condiciones de ejercer alguna actuación sobre el caballo y conducirlo, dependiendo en menor grado del auxiliar guía y del auxiliar lateral.

La acción de los profesionales de la equitación tiene más intensidad, aunque los ejercicios deben ser programados por todo el equipo de acuerdo con los objetivos a ser alcanzados.

El caballo continúa propiciando beneficios debido a su movimiento tridimensional y multidireccional y el practicante pasa a interactuar con más intensidad. Aún no practica equitación y/o hipismo.

El caballo actúa como instrumento pedagógico y kinesioterapéutico según el caso.
Pre-Deportivo

También puede ser aplicado en las áreas de rehabilitación o educacional. El paciente tiene buenas condiciones para actuar y conducir el caballo, sin embargo, no practica equitación, pudiendo participar de pequeños ejercicios específicos de hipismo.


La acción del profesional de equitación es más intensa, necesitando, con todo, de la orientación de los profesionales de las áreas de la salud y la educación.

El jinete o paciente ejerce mayor influencia sobre el caballo.

El caballo es utilizado como instrumento de inserción social.

Práctica de Inclusión o Equinoterapia Social

¿Qué se entiende por Equinoterapia Social? Según Raquel Vicente, educadora social y profesora de equitación de Centro Hípico Adaptado Mas Aragó, de Tarragona, “La Equinoterapia Social es la combinación de la técnica de la equitación y el conocimiento del mundo del caballo con la necesidad de educar y/o reeducar determinadas actitudes personales o de un grupo. El objetivo de la Equinoterapia Social es el de aprovechar la relación con el caballo para ayudar a personas con problemas de adaptación social a superar sus conflictos”.

La equitación es una disciplina deportiva que como cualquier disciplina requiere de una técnica para su desarrollo, pero, a diferencia de otras actividades deportivas, también requiere sensibilidad, comprensión y amor hacia los caballos.

Para las personas con dificultades psicosociales, la inadaptación proviene de diferentes problemas asociados o resultantes de una situación de base deficitaria: carencias afectivas, condiciones de vida precarias, ausencia de normas o reglas de vida, alcoholismo, malos tratos, etc.

En general, estas personas presentan problemas de conducta y comportamiento que se manifiestan por determinadas actitudes de enfrentamiento o evitación, falta de control y dominio de las reacciones, intolerancia a la frustración, conductas de abandono personal, etc.

El caballo, en estos casos, oficia mediador de conflictos. Según Mónica Goya, educadora social y equinoterapeuta del Club Egara de Terrassa, la cualidad que hace diferente al caballo del resto de los animales es su gran empatía. Para relacionarnos con el caballo tenemos que establecer una comunicación que al enriquecerse se impregna de una importante carga afectiva. Esta comunicación se establece con el contacto día a día, cuando nos hacemos cargo de los animales y se anteponen sus necesidades a las de uno mismo. El caballo permite que la persona en privación de su libertad o inadaptación, pueda quitarse su máscara y relacionarse desde la afectividad y no desde la conflictividad. Además, despierta emociones y no tiene prejuicios, hecho que lo convierte en un medio educativo de valores y responsabilidades.

Creo oportuno hacer referencia a lo siguiente:




Compartir con tus amigos:
  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad