Prólogo del editor alemáN prólogo prólogo a la segunda edicióN 6



Descargar 2.85 Mb.
Página13/13
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño2.85 Mb.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13
Qui in uterum Virginis se reclinans captus est a venatoribus id est in humana forma inventus est a suis amatoribus.


729 (25) De Trinitate (P. L. CLXII, col. 899).


730 (26) Expositio psalmorum (P. L. CXLII, col. 182): In te inimicos nostros ventilabimus cornu. Et in nomine tuo sper-nemus insurgentes in nobis... cornu vero nostrum Christus est, idem et nomen Patris in quo adversarii nostri vel ventilantur vel spernuntur. [En ti serán derrotados nuestros enemigos por el cuerno. Y en tu nombre despreciaremos a los que se levantan contra nosotros... Nuestro verdadero cuerno es Cristo, y asimismo el nombre del Padre, en el que son derrotados y despreciados nuestros enemigos.]


731 (27) Liber etymologiarum (1. c.): ... aut ventilet aut perforet.


732 (28) Cierto que la Luna es la madre del Hijo, pero nutrixeius terra est (la Tierra es su nodriza). Ascendit a ierra in coelum: Por tanto, procede de la Tierra, asciende al cielo y regresa de nuevo a la Tierra, penetrando ésta. Véase Tabla esmeraldina, pág. 2.



733 (29) Editado por Sbordone, pág. 263, 1-8.


734 (30) Plinio describe la naturaleza monstruosa del uni­cornio (Historia naturalis, VIII, cap. 21). Cuerpo de caballo, patas de elefante y cola de jabalí. En el Ινδικά de Ktesias se encuentra una descripción fantástica que pudiera ser particularmente interesante para los alquimistas: «Según he oído, los onagros de la India no son más pequeños que los caballos. El resto del cuerpo es blanco, la cabeza semeja púrpura, los ojos son de color azul profundo. Tienen en la frente un cuerno de codo y medio de largo; la parte inferior del cuerno es blanca; en el extremo es de color púrpura, mientras que el centro es completamente negro. Los indios beben en estos cuernos policromos, aunque no todos, según he oído, sino sólo los más nobles, para lo que adornan el cuerno con franjas de oro, como cuando se adorna con pulseras el brazo hermoso de una estatua. Se dice que quien bebe de este cuerno, se salva de enfermedades incu­rables, pues no le atacan los espasmos, no le matan los venenos, y cuando ha bebido antes algo nocivo, entonces los vomita y se cura (Relicta fragmenta ex Ctesiae Indicis, 363). Lo mismo hallamos en la obra de Eliano: De natura animalium, IV, 52. Encontramos otros pasajes referentes al unicornio III, 41 y XVI, 20. Se menciona en el último pasaje que en la India se conoce a estos animales con el nombre de kartazonon. «La fuerza de su cuerno es inven­cible. Prefiere los pastos solitarios y va solo de un lado para otro... Busca la soledad.» En su Vita Apollonii (III, cap. 2), cuenta Filostrato que en el mismo día en que se ha bebido de una copa de cuerno de unicornio, ni se enferma, ni se sienten los dolores de una herida, que se puede pasar por el fuego y no hace efecto alguno el más fuerte de los ve­nenos. En la χριστιανική τοπογραφία (comienzos del siglo VI), se cuenta que el monocerpnte, para escapar de los cazado res, se lanza a un precipicio sobre su cuerno, que es tan fuerte que neutraliza la caída. (McCrindle: The Christian Topography of Cosmos, pág. 361.) Bibliografía patrística completa en la obra de Die Sinnbilder und Beiwarte Mariens, página 44 y siguientes.


735 (31) Véanse Paracelsus als geistige Erscheinung y Paracelsus als Arzt: maturatio, de Jung.


736 (32) Los pasajes arriba mencionados se encuentran en Elenchos, V, 4, 12-15.


737 (33) L. c., V, 9, 8.


738 (34) Papyrus Graecus J 384 (Preisendanz, l. c., II, pág. 60, línea 44 y siguiente).


739 (35) En: Trismosin: Aureum vellus.


740 (36) Rosinus es una corrupción de Zósimo.


741 (37) La escena nos recuerda a la invocación del misterio Aufer caput, corpus ne tangito (retira la cabeza, pero no toques el cuerpo]. (Polifilo, fol. C III [pág. 11].


742 (38) Preisendanz, 1. c., I, pág. 185, línea 99.


743 (39) Χρυσεας κεφαλής παίδες (Berthelot: Alch. grecs, III, x, 1).


744 (40) Arch. chem., pág. 119.


745 (41) Prefiero no considerar la cuestión de si ha existido o no el unicornio en la civilización asirio-babilónica. Cierto que Schrader (La representación del Μονοκερως y su origen) quisiera derivar la idea del monoceronte de las representa­ciones de animales, en apariencia de un cuerno, existente en Persépolis, o sea, en mi opinión, basándose en una in­terpretación errónea de los monumentos. Y no tiene en cuenta las fuentes indias.


746 (42) [1. Crece un remedio en la cabeza de ágil antílope. Ha desplazado en todas direcciones a la kshetriya (enferme­dad hereditaria) por medio del cuerno. 2. El antílope ha ido detrás de ti con sus cuatro pies. ¡Oh cuerno!, suelta a la kshetriya, que está anudada dentro de su corazón. 3. (El cuerno) que resplandece arriba como un tejado con cuatro alas (costados), con él expulsamos de tus miembros a cual­quier kshetriya.] Sacred books of the East, XLII, pág. 15.


747 (43) L. c., XII, pág. 216 y siguientes.


748 (44) The fish then swam up to him, ana to its horn he tied the rope of the ship, and by that means he passed swiftly up to yonder northern mountain (Himalaya). [El pez nadó entonces hacia él, y él ató la maroma del barco a su cuerno, y de esta forma llegó rápidamente hasta más allá de la montaña septentrional.] (L. c., pág. 217, 5.)


749 (45) The Laws of Manu, 1. c., XXV, pág. xiv. Manu es the heros eponymos of the human race, and by his nature belongs both to gods and to men. [Manu es el héroe epónimo del género humano y, por su naturaleza, pertenece a dioses y hombres.] (L. c., lvii.)


750 (46) L. c., lvii y siguiente.


751 (47) Vedic Hymns (l. c., XLVI, pág. 96): As thou didst perform sacrifice to the gods with the sacrifical food of the wise Manu, a sage together with sages, thus, O highly truthful Hotri, etc. [Cuando ofreciste sacrificios con el alimento sacrificial del sabio Manu, un sabio conjuntamente con los labios, entonces, ¡oh Hotri sublime y verdadero...!]


752 (48) Khândogya-Upanishad (l. c.. I, pág. 44, 4).


753 (49) L. c., XII, pág. 29, 14.


754 (50) Vedic Hymns (l. c., XXII, pág. 427, 13): O Maruts, those pure medicines of yours, the most, beneficient s and delightful, O heroes, those which Manu, our father, chose, those I crave from Ruara, as health and wealth. [¡Oh Ma­ruts! Estas medicinas puras tuyas, las más eficaces y deli­ciosas, ¡oh héroes!, a los que escogió Manu, nuestro padre, los que yo anhelo desde Rudra como salud y bienestar.]


755 (51) Véanse a este respecto mis explicaciones sobre el «Adech» de Paracelso en: Paracelsus als geistige Erschei-nung.


756 (52) Holtzmann: Indische Sagen, págs. 131 y siguientes; Lüders: Die Sage von Rsasrnga, págs. 87 y siguientes. La historia está transmitida también en los yatakas budistas (yataka 526).


757 (53) Capítulo XIX (Sacred Books, V, págs. 67 y siguien­tes). [Por lo que se reñere al asno de tres patas, se dice que está en medio del extenso océano; tiene tres pies, seis ojos, nueve bocas, dos orejas, un cuerno, el cuerpo blanco; su alimento es espiritual, y es justo. Y dos de sus seis ojos se encuentran en el lugar de los ojos, dos en la parte supe­rior de la cabeza y dos en la joroba. Domina y destruye con la dureza de estos seis ojos. De las nueve bocas, tiene tres en la cabeza, tres en la joroba y tres en el lado interior de los flancos; y cada boca es poco más o menos tan gran­de como una cabana, y él mismo es tan grande como el monte Alvand. Cuando está en el suelo, cada uno de los tres pies es tan grande como un rebaño de mil ovejas, que podría estar debajo del pie. Y cada huella del pie tiene una extensión tan grande que podrían caber dentro mil hom­bres con mil caballos. Por lo que se refiere a las dos ore­jas, es a Mâzendarân al que abarcarán. El cuerno es como de oro y hueco, y crecen en él mil ramificaciones, algunas de las cuales serían las propias de un camello, otras cua­drarían a un caballo, otras servirían a un buey, algunas valdrían para un asno; grandes y pequeñas al mismo tiem­po. Con este cuerno vencerá y dispersará toda la corrup­ción vil debida a los esfuerzos de las criaturas malvadas.
Cuando este asno mete su cuello en el océano, sus orejas causarán pavor, y temblarán de excitación todas las aguas del amplio mar, y se estremecerá el costado de Ganavâd. Cuando lance un grito, quedarán embarazadas todas las criaturas femeninas del agua entre las criaturas de Aûhar­mazd; y todas las criaturas del agua nocivas que estén embarazadas parirán antes de tiempo cuando oigan este grito. Cuando orme en el océano, se limpiará todo el agua del mar, que está en las siete regiones de la Tierra —por esta razón, todos los asnos orinan en el agua cuando en­tran en ella— diciendo entretanto: «Si tú, ¡oh asno de tres patas!, no hubieses sido creado para el agua, se corrompe­ría toda el agua del mar por las impurezas que ha traído en su agua el veneno del espíritu malo a causa de la muerte de las criaturas de Aûharmazd.»
Tîstar coge más completamente el agua del océano con la ayuda del asno de tres patas. Se dice del ámbar gris que es el estiércol del asno de tres patas, pues si tiene mucho alimento espiritual, va también la humedad y del alimento líquido por las venas, que pertenecen al cuerpo, a la orina, y es expulsado el estiércol.]


758 (54) Berthelot: Chimie au Moyen Age, III, pág. 120.


759 (55) Capítulo XVIII (Sacred Books, V, págs. 65 y 67).


760 (56) L. c., págs. 65 y 66: [Es necesario, como productor de la renovación del Universo, pues su inmortalidad se prepara a partir de ello. Algunos dicen que es la cura ver­dadera; otros, la cura enérgica; otros, la cura de todo.]


761 (57) Con respecto a la curiosa circunstancia de que esté escondido en el árbol un lagarto, he aquí lo siguiente: The evil spirit has formed therein, among those which enter as opponents, a lizard as an opponent in that deep water, so that it may injure the Hôm. [Entre los que penetran en el agua como enemigos, el espíritu malo ha formado un la­garto como enemigo en esta agua profunda, en la que pueda hacer daño al Hôm.] (Bundahis, capítulo XVIII, l. c., pági­na 65). Hôm = Haoma, la planta de la inmortalidad. En la alquimia, el spiriíus Mercurii, que vive en el árbol, es repre­sentado en forma de serpiente, salamandra o melusina; la última, en el Ripley Scrowle, donde la salamandra es mitad hembra, y celebra coniunctio (matrimonio) con el filius philosophorum. Los Verses belonging to an Emblematical Scrawle (Theatr. chem. Brit., pág. 375) dicen a este respecto: And Azoth truly is my Sister, / and Kibrick forsooth is my Brother: / The Serpent of Arabia is my Name, / The which is leader of all this game. [Y Azoth es realmente mi her­mana, y Kibrick es verdaderamente mi hermano: Serpiente de Arabia es mi nombre, la que dirige todo este juego.]


762 (58) Kitâb al-'ilm, pág. 23. [Esta primera materia, apro­piada para la especie del elixir, es tomada de un único ár­bol que crece en Occidente... Y este árbol crece en el océa­no, como las plantas crecen en la tierra. Al que coma de este árbol, le tendrán que obedecer hombres y espíritus; es el mismo árbol del que estaba prohibido comer a Adán (¡la paz sea con él!); y cuando comió de este árbol, fue trans­formado de su figura de ángel en la de hombre.]


763 (59) Véase Paracelsus ais geistiger Erscheinung.


764 (60) Véase tabla XLIII en: Symbole der Wandlung.


765 (61) Goldschmidt: Der babylomische Talmud, X, pág. 359 (Tratado Zebahim, folio 113 b).


766 (62) Véase a este respecto el pasaje paralelo de Goldsch­midt, l. c., VIII, pág. 203 (tratado Baba Bathra, folio 73 b), así como la nota: «Como se desprende de muchos pasajes de la literatura rabínica, por Re'em y Re'ima, respectiva­mente, se ha de entender el unicornio.»


767 (63) Por tanto, el agua está muy caliente, y el unicornio tendría que haber muerto escaldado, incluso aunque hu­biese tenido la posibilidad de respirar.


768 (64) Se refiere esto al Génesis, 6, 14, donde dice que las uniones del arca estaban tapadas por dentro y por fuera con pez, la que se tendría que haber fundido al contacto con el agua muy caliente.


769 (65) La leyenda talmúdica donde figura que Og sobre­vivió al Diluvio está en el tratado Nidda, folio 61 a (Goldsch­midt, XII, pág. 552): «Dice, concretamente (Gén., 14, 14): "Y vino el desaparecido y Abraham lo contó a los hebreos." Y R. Yojanan dijo: "Era Og, que se había escapado del diluvio universal."»


770 (66) Según Zunz (Die gottesdienstlichen Vorträge der Ju­den, historisch entwickelt, pág. 289), aparecidas en el si­glo viii como muy pronto.


771 (67) Narración repetida por Bin Gorion en: Sagen der Juden, I, pág. 208.


772 (68) Der babylonische Talmud, XII, pág. 552 (Tratado Nidda, folio 61 a).


773 (69) El más importante de los gigantes mencionados en el Gén., 6, 4.


774 (70) Folio 24 b.


775 (71) Der babylonische Talmud, I, pág. 237 (Tratado Berachoth, folio 54 b) y Targum, Pseudo-Jonathan, respecto a Num. 21, 35.


776 (72) Salm. 22, 22: «Líbrame de la boca del león y de los cuernos del búfalo.» Véase el midras Tehillim (editado por Buber).


777 (73) Über die Zehn Stämme, de: Ozar Midraschim (edi­tado por Eisenstein), pág. 468.


778 (74) Del Ts'i-yüan (diccionario enciclopédico chino), véa­se K'i-lin: Se parece al ciervo, pero es más grande, con cola de buey y cascos de caballo. Tiene un solo cuerno, de carne; el pelo del lomo tiene cinco colores; el del vientre es amarillo (o pardo). No holla ninguna hierba viviente y no come ningún ser viviente; aparece cuando surgen sobe­ranos (shenjen) perfectos y se realiza el tao del rey.


779 (75) Mythology of all Races, VIII, pág. 98.


780 (76) Página 321, 10-17.


781 (77) El cuerno del unicornio preserva del sortilegio. Dic­tionnaire des sciences occultes, véase «Licorne».


782 (78) Analogía de Γη-ρυων.


783 (79) San Juan, 1, 3 y siguiente.


784 (80) Se trata aquí de la copa de José (Gen., 44, 4 y si­guiente): «¿Por qué habéis devuelto bien por mal? ¿Por qué me habéis robado la copa de plata? Es donde bebe mi señor y de la que se sirve para adivinar.»


785 (81) Elenchos, V, 8, 4-7. No debe quedar sin mención que el Elenchos, inmediatamente detrás de los símbolos referidos, pasa a las figuras itifálicas de los misterios sa motracios y a Hermes Kyllenios como ulteriores analogías del arcano naaseno.


786 (82) Hipólito señala que las tres partes de Gerión son racional, psíquica y del reino subterráneo.


787 (83) Die Apokryphen, II, pág. 400. Llamo la atención en este lugar sobre la igualdad alquimista: agua = fuego.


788 (84) In fine exibit tibi Rex suo diademate coronatus, fulgens, ut Sol, clarus ut carbunculus... perseverans in igne. [Finalmente, el rey, coronado con su diadema, refulgente como el Sol, claro como el carbunclo, vendrá a ti... resis­tente en el fuego.] (Cita de Lilius en: Rosarium, Artis aurif., II, pág. 329.) La lapis es «brillante como la luz del carbun­clo»; «el carbunclo que refulge» (Kunrath: Hyleal Chaos, pág. 242; también en: Amphitheatrum, pág. 202).


789 (85) Perceval, IV, líneas 1.494-1.501.


790 (86) Scheftelowitz: Das Härnermotiv in den Religionen, páginas 451 y siguientes.


791 (87) Véase Psychologische Typen, de Jung.


792 (1) Véanse a este respecto mis exposiciones en: Psycho logische Typen, capítulo 5.


793 (2) Véase Jung, l. c., definición de «Individuación».


794 (3) «Romped los libros para que no se rompan vuestros corazones.»




Compartir con tus amigos:
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad