Primera parte del borrador de comunicado para la manifestación de barcelona



Descargar 83 Kb.
Fecha de conversión01.05.2018
Tamaño83 Kb.
Vistas83
Descargas0



COMUNICADO PARA LA MANIFESTACIÓN DE BARCELONA

¡¡¡Bienvenidos amigos de la custodia compartida!!!

Es inusual comenzar un manifiesto con los agradecimientos, pero esta vez lo vamos a hacer así.


Detrás de la realización de este evento hay una verdadera legión de personas, de diferentes colectivos que padecen diariamente las consecuencias de una legislación dañina para la infancia inmersa en procesos de separación y divorcio de este país.
ES A TODOS ELLOS A QUIENES PRIMERO VAMOS A MOSTRAR ESE AGRADECIMIENTO PUBLICO, Y ES POR ELLO QUE A CONTINUACIÓN LES VAMOS A DAR LA PALABRA EN ESTE ESCENARIO, PARA QUE SU VOZ LLEGUE ARROPADA POR EL CLAMOR POPULAR, Y TANTO LA CLASE POLITICA COMO LA JUDICIAL DE ESTE PAIS ENTIENDAN QUE HA LLEGADO LA HORA DEL CAMBIO.
Hablamos de las ABUELAS Y ABUELOS del progenitor no custodio, -que ya sabemos todos son abrumadora mayoría los padres de este país- y que se han visto apartados de sus nietos como consecuencia de un conflicto en el que ni ellos ni sus nietos son parte decisoria.
Queremos señalar también, la voz de los “sin voz”, las HIJAS E HIJOS DE PADRES SEPARADOS, que habiendo vivido el conflicto de sus padres desde la posición más débil (son nuestros hijos de ahora) y con la madurez de los años, nos vienen a recordar que ellos no querían verse obligados a elegir; que la ausencia de cualquiera de los dos progenitores rompía sus anhelos y deseos más profundos, siendo un maltrato institucional y social que hay que corregir.

También nos referimos a ese colectivo de, valga la expresión, SEGUNDAS PAREJAS Y/O ESPOSAS, auténticas heroínas que han hecho suya la defensa de los derechos de los niños de todos nosotros, que entienden y soportan con una bondad infinita, en detrimento de su propia relación, los esfuerzos materiales, económicos y humanos de sus parejas en beneficio de sus hijos. Y todo ello en medio de un indiscriminado ataque de unos grupos que se quieren arrogar la voz de la mujer.


No podemos dejar de nombrar al MOVIMIENTO FEMINISTA POR LA IGUALDAD, germen genuino de la reivindicación histórica que las mujeres vienen protagonizando para superar las desigualdades entre MUJERES Y HOMBRES, discriminación que algunos lobbys, desde el poder, se empeñan en perpetuar con un discurso oportunista y contradictorio.

Nos acompañan igualmente, con un compromiso claro hacia la custodia compartida, LOS PADRES CUSTODIOS, esa minoría porcentual pero significativamente numerosa a nivel nacional, según datos del INE, de los padres (hombres) que tienen depositada la custodia de sus hijos pero que entienden que el marco idóneo para el desarrollo armónico de los hijos de padres separados es el contacto permanente con ambos progenitores, siendo por tanto la CUSTODIA COMPARTIDA el mejor modelo para ello.


Por supuesto, nos quedaba la voz de los impulsores de este cambio, la de la AUTENTICA LEGION DE MADRES Y PADRES SEPARADOS, que desde la cordura, el inconmensurable amor hacia sus hijos, el innegable y persistente sacrificio personal y económico, siguen impulsado y exigiendo el verdadero cumplimiento de la legislación en MATERIA DE IGUALDAD que ha elevado al máximo grado de incompetencia, toda la estructura institucional de la Administración del Estado creada para tal fin, haciendo real el satírico eslogan de que más que el MINISTERIO DE IGUALDAD parece el MINISTERIO DE IGUAL- DÁ, si el objeto de las demandas que se le presentan no viene de determinadas organizaciones y lobbys afines al poder.
Finalmente queremos agradecer la voz valiente de los PROFESIONALES de distintos campos: del DERECHO, de la PSICOLOGIA, de la PSIQUIATRÍA, de la ATENCIÓN SOCIAL, de la JUDICATURA, etc…, que no se han dejado arrastrar por el discurso de lo políticamente correcto, que venía imponiéndose a todos los niveles por la influencia de algunos grupos de mujeres, que incrustadas en el aparato del Estado y con los medios económicos derivados entre otros del programa Daphne, han sido principales instigadores del maltrato a la infancia en este país.
Y queremos dar las gracias a esos profesionales, porque han sido y seguirán siendo víctimas de los furibundos ataques de aquellos grupos y sus acólitos institucionales, judiciales y sociales, para perpetuar lo que no podemos dejar de calificar como una auténtica industria del sufrimiento y el maltrato.
Amigas, amigos, a continuación les dejo con:
-------------- REPRESENTANTE DE LAS ABUELAS. ---------------

Hoy nos unen tres demandas principales en este acto:


LA VERDADERA IGUALDAD ENTRE HOMBRES Y MUJERES

CONTRA LA MANIPULACIÓN DE LOS MENORES

POR UNA LEY DE COPARENTALIDAD
Y es sabido que ellas las realizamos en conmemoración del Día Internacional de los Derechos del Niño que se celebró en todo el mundo el pasado 20 de noviembre.
Hablamos de igualdad y lo primero que tenemos que destacar es el gran fracaso de la LEY DE DIVORCIO y su modificación del 2005 en este sentido.
Señor Montilla, señor Zapatero, los abuelos queremos saber:
.- La discriminación que padecemos los abuelos paternos (o del progenitor no custodio), a quienes se nos impide mantener los mismos vínculos afectivos con nuestros nietos, ¿entra dentro de su concepto de igualdad?.
.- El consentir las trabas y trampas de la modificación de la ley de divorcio del 2005, o de la última propuesta del nuevo código de familia catalán con las que se continuarán cercenando los derechos universales del niño para mantener la relación con TODA su familia, incluidas nosotras “LAS ABUELAS”, ¿responde a sus convicciones sobre la justicia y el bien del menor?
.- El vernos obligados a demandar en los tribunales de justicia, el derecho de nuestros nietos a recibir nuestro cariño, experiencia vital y conocimiento, en igualdad de condiciones respecto a los abuelos del progenitor custodio, como reciente y ofensivamente nos recomendaba la presidenta de la Asociación de Mujeres Juristas THEMIS, ¿es la respuesta con la que se identifica un gobierno que presume de progresista?.
En esa misma línea se han recibido respuestas, en nuestro colectivo, por diputadas nacionales del partido con mayor apoyo popular en Cataluña (CIU).
Los abuelos hemos sido un recurso fundamental para el sostenimiento de las rutinas familiares de nuestros nietos mientras sus padres trabajaban. Nos hemos responsabilizado de la crianza de éstos, no sin esfuerzo pero con todo el amor que nos liga a ellos y a nuestras hijas e hijos. Es por tanto antinatural e inhumano que se nos prive, de continuar gozando de esa relación cotidiana y normal que teníamos hasta el momento del divorcio, porque no olvidemos algo fundamental, no somos ni los niños ni nosotros los abuelos, quienes hemos tomado la decisión de divorciarnos y no deberíamos, por tanto, vernos afectados por cuestiones que no dependen de nosotros.
La relación de los nietos con los abuelos es emocionalmente necesaria y muy beneficiosa para ambas generaciones, pues cada una de ellas nutre a la otra de aquello que carece. Mientras los abuelos entregamos a nuestros nietos la sabiduría y el conocimiento que nuestra experiencia vital nos ha dado, los pitufos nos devuelven la alegría y ganas de vivir, la ternura y la inocencia de esos primeros años de vida. No privemos, por tanto, a los inocentes de tener una vida plena.
NO señor presidente, no señores políticos que están rompiendo el compromiso alcanzado con la sociedad catalana, los ciudadanos y muy especialmente las abuelas y abuelos estamos hartos de tanta hipocresía. Entiendan que nosotros estamos ya de vuelta de toda su palabrería y si hay algo en esta vida que nos da las fuerzas que la naturaleza nos está retirando, SON NUESTROS NIETOS y CON ELLOS NO SE JUEGA.
Os dejo con la voz de los que hasta ahora no tenían voz, los hijos de padres separados que nos vienen a dar una lección de cordura desde la sencillez de su reflexión y la contundencia de su tono conciliador.

-------- UNA VOZ DE LOS HIJOS DE PADRES SEPARADOS --------


Hola a todos.

Esta es una de las primeras reflexiones que nos gustaría hacer llegar a quién corresponda.


POR FAVOR:
Déjense de pelear por nosotros y reclamen juntos nuestros derechos.
Nosotros no queremos elegir y nos hacen daño cuando nos ponen en esa situación.
Para nosotros, ambos son importantes por igual en nuestra vida, cada uno con sus capacidades y limitaciones, con sus aciertos y con sus errores, porque lo que esperamos de ustedes es su cariño y su presencia, que nos comprendan y nos orienten, que fortalezcan con una sonrisa cómplice nuestros aciertos, alimentándolos, y nos enseñen a corregir nuestros errores con la misma firmeza.
Espero que vean que en nuestros deseos no entran ni buenos y malos.
Ambos son nuestro modelo, lo más parecido a los superhéroes que veíamos en las series o dibujos animados y nos produce un inmenso dolor sentir que alguno de ustedes se convierte en el “villano” que quiere acabar con uno de nuestros “superhéroes”; que pretenda alejarnos de él, que nos obligue a negarle, que intente transformar nuestro cariño en odio hacia el otro.
Les vamos a responder con uno de sus recursos favoritos: NO, no y no.
Desde nuestra sencilla reflexión queremos pedirles a ustedes que ejerzan de madres y padres, que exijan nuestro derecho a mantener nuestros vínculos con toda nuestra familia, pero que mientras lo hacen nos ayuden a fortalecer la confianza en nosotros mismos, evitándonos tener que pensar si podemos, o no, contestar a cualquier pregunta que nos hagan; si podemos saludar a unos u otros en función de con quién estemos; si tenemos que mostrar un enfado simulado para agradar a la mamá o al papá con el que estemos. NO, no y no.
NOSOTROS LES QUEREMOS POR IGUAL A LOS DOS y queremos poder seguir compartiendo en igualdad con ambos PORQUE LOS QUE HAN DECIDIDO NO ESTAR JUNTOS SON USTEDES, NO NOSOTROS.

Os dejo con la voz de las heroínas, la de esas mujeres que desde la congruencia siguen practicando lo que defienden.



---------- REPRESENTANTE DE LAS SEGUNDAS PAREJAS -------------

Hablando de igualdad señores políticos, ¿creen que lo es, que como nuevas parejas o esposas nos veamos arrastradas a asumir resultas económicas de las obligaciones de nuestra parejas ante sus exesposas?.


Acaso, nosotras y ellos, ¿no tenemos derecho a iniciar un nuevo proyecto de vida en igualdad de derechos que sus exesposas con sus nuevas parejas?.
¿Es que los hijos de nuestras parejas no tienen derecho a una vivienda digna en los periodos de estancia con sus padres?, ¿no son los mismos niños sobre los que el juzgado dice aplicar “el bien superior del menor”?.
¿Bajo que justificación jurídico-social, nosotras MUJERES, tenemos que soportar la discriminación económica que nos provoca el Estado con sus leyes cuando queremos desarrollar nuestro proyecto de vida junto a un hombre divorciado o separado?, y por el contrario, ¿por qué las nuevas parejas –HOMBRES- de sus ex, son beneficiarios segundos del esfuerzo económico de nuestras actuales parejas?. ¿Esa es su JUSTICIA IGUALITARIA?.
Estamos cansadas de ser el blanco de algunas organizaciones de mujeres incrustadas en los circuitos del poder, que con subvenciones de programas europeos para la igualdad, no solo se arrogan la representación de la voz de la mujer en exclusiva, sino que propugnan desde el cinismo más notorio, medidas discriminatorias hacia la mujer, dependiendo de que mujeres se trate.

Y más hartas aún que ustedes, sucumban una y otra vez a las presiones de estos lobbys.


¿Les tendremos que recordar nuevamente, a ustedes y a la sociedad, lo que sucedió antes de la votación en la que se aprobó la modificación de la ley de divorcio del 2005, en el Congreso?. Pues lo hacemos según las palabras de la ex diputada de ERC, Rosa Mª Bonás, que reconoció que se habían rebajado los objetivos de la ley por la presión de estos grupos: “Pretendíamos abrir más la custodia de los hijos a los padres, pero nos dio pánico porque algunas feministas dijeron que lo que queríamos era favorecer a los maltratadores”.

Nosotras somos también mujeres y si nos vemos abocadas a poner fin a nuestras relaciones de pareja, queremos poder seguir desarrollándonos personal y profesionalmente más allá de que tengamos o no, hijos; y así lo manifestamos porque no cuestionamos el papel de nuestras parejas como padres responsables, y menos aún el DERECHO FUNDAMENTAL DE NUESTROS HIJOS a seguir manteniendo la misma relación con sus padres, por más que nuestro proyecto de vida en común como adultos haya llegado a su fin.
Por eso contestamos al Sr. Lorente Acosta, que NO, que la CUSTODIA COMPARTIDA NO ES NINGUNA TRAMPA DE LOS HOMBRES CONTRA LAS MUJERES.
Además cabe recordarle que no está precisamente él, en el mejor escaparate para hablar de trampas sin quedar en evidencia por su incapacidad para afrontar la otra realidad de la violencia doméstica, la que se esconde detrás de una gran parte de las denuncias de maltrato que se están dando en nuestro país en los contextos de separación y divorcio.
Y también decimos NO a uno de sus postulados preferidos, cuando para dotar de contenido a ese particular artificio neo-sociológico del post-machismo, quiere hacer ver “que detrás de cada hombre hay un potencial maltratador.”
Quizás usted se identifique con sus propias teorías, pero no consentimos que insulte gratuitamente a nuestras parejas ni a la inmensa mayoría de hombres honestos, responsables, comprensivos y buenos con los que convivimos en esta sociedad que, por fortuna, ha superado los viejos clichés de la sociedad machista.
NOSOTRAS MUJERES Y MADRES, reclamamos tan alto y claro como la razón que nos asiste.
-CUSTODIA COMPARTIDA, YA-
Os dejo con la voz de otras mujeres, la de aquellas que han visto usurpadas sus reivindicaciones históricas de verdadera igualdad entre mujeres y hombres, para convertirlas en políticas revanchistas y discriminadoras.

----------- REPRESENTANTE DE FEMINISTAS por la IGUALDAD -----------



Desde la Plataforma Feminista por la Igualdad y la Custodia Compartida queremos romper algunos tópicos para dejar al descubierto la falacia que defiende el mal llamado feminismo que se ha apoderado de las instituciones, y que articulado en torno al Ministerio de Igualdad y la Vicepresidencia del Gobierno, es impulsor de una legislación discriminatoria tanto para el hombre, como para la mujer que dicen querer defender.
O acaso ¿es igualdad, que cerca del 90 % de las custodias se den a las madres?.
O es justicia, ¿que en el 57% de estos casos, la asignación de la custodia a las madres carezca de argumentación alguna?
Y para ello seguimos preguntando: ¿hasta cuando vamos a seguir consintiendo que la mujer tenga que asumir en exclusiva la tarea de crianza de los hijos?. ¿Así dicen avanzar en la no asignación de roles en el seno de la familia?
¿Cómo puede defenderse que con esa situación, las mujeres vamos a afianzar nuestro pleno desarrollo como personas, del que tanto dice preocuparse el feminismo institucional?
A los señores políticos de Cataluña también les preguntamos:
¿Van a consentir que desde el gobierno central, se les obligue a cometer el mismo error que el propio Ministro de Justicia, Sr. Aguilar, reconoció tras la aprobación de la modificación del 2005?
Queremos pensar que no y por eso hemos salido hoy a la calle. Para que vean el respaldo de la sociedad, a través de los diferentes colectivos afectados, a su primera y valiente intención de regular un sistema de GUARDA Y CUSTODIA COMPARTIDA, como opción preferente ante el divorcio.
Y queremos pensar que no, fundamental por el derecho de los niños a ser educados en entornos donde la asignación de roles no sea una lacra en su desarrollo futuro, ¿o piensan que podrán reproducir modelos de igualdad si se crían en entornos donde la mujer sigue asumiendo en exclusiva la responsabilidad de su crianza?
Les pedimos que sean igualmente valientes y suelten el lastre que les atenaza para asumir que no hay mejor sistema que garantice un desarrollo equilibrado de los menores inmersos en los procedimientos de divorcio, que el de comprometer por igual a ambos progenitores en los deberes y en los derechos emanados de su condición de madre y padre.
Pero si tienen alguna duda, relean el pronunciamiento reciente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, y verán que negar la realidad solo incrementa la contenciosidad de los progenitores, –hemos pasado del 35% del total de los procedimientos, al 41% de los mismos-, y el sufrimiento de los menores.
Como dijo un ilustre profesor: “el ser humano ejerce su libertad a través de comprometerse con lo que ama. La libertad va acompañada invariablemente de la responsabilidad; se es libre para tener un hijo o no, pero si se decide tenerlo se asume la responsabilidad de formar íntegramente a un ser humano”, por tanto, no podemos sucumbir a la tergiversación estadística para justificar desde ésta, la perpetuación de modelos anacrónicos, apartando al padre de su obligación, además de su derecho, a la práctica de sus responsabilidades parentales, pues el divorcio abre nuevos escenarios en las relaciones familiares en donde los repartos de tareas pre-divorcio, no pueden ser reproducidos después del mismo, independientemente de cual haya sido la situación previa.
Las sociedades evolucionan y lo hacen más rápido que las leyes que las rigen, por eso entendemos absolutamente anacrónica la actual legislación en materia de divorcio. Entendimos positiva la eliminación de la causa en que justificar el divorcio, pero tenemos que criticar abiertamente la nula respuesta que esa ley dio a los derechos fundamentales de los hijos de padres separados, a la gestión de los gananciales para que con su liquidación no se condene a ninguno de los progenitores a la pobreza técnica y a impulsar con mayor compromiso mecanismos de mediación intrajudicial que impelan a las partes.
Por una ley de coparentalidad que elimine la litigiosidad y ponga freno a la manipulación de los menores, demandamos la CUSTODIA COMPARTIDA como norma.

----- REPRESENTANTE DE LAS MADRES Y PADRES NO CUSTODIOS ------


Hasta hace escasos días, la sociedad catalana en su conjunto estaba siendo admirada por el resto del estado español, por la actitud valiente que había adoptado nuestros representantes políticos en el borrador elaborado para el nuevo código de familia catalán.


Los diferentes colectivos, aquí hoy representados, hemos ido haciendo un seguimiento exhaustivo de la evolución que este anteproyecto ha ido teniendo. Y lo hemos hecho manteniendo un amplio contacto con las distintas fuerzas políticas, tanto de Cataluña como del Estado.
El discurso que veníamos escuchando, aunque con matices, abogaba claramente por mecanismos en los que los derechos de la infancia inmersa en los procedimientos de separación y divorcio no se viesen arrastrados a ser reclamados en procedimientos judiciales contenciosos, cuyas consecuencias afectan sobremanera a los menores.
Y para ello, modelos como la coparentalidad, corresponsabilidad parental o custodia compartida se mostraban como los más adecuados.
Todo ello que constituía un compromiso con la sociedad catalana y fundamentalmente con los menores catalanes, nos consta que ha sido subordinado a los intereses de un Estado inmovilista que interfiere permanentemente en las competencias autonómicas catalanas a fin de impedir el factor diferencial.
Así tenemos que señalar, que el Sr. Montilla y los máximos responsables políticos de los partidos mayoritarios catalanes, han permitido que las presiones de la Vicepresidencia del Gobierno y del Ministerio de Igualdad, les impidan seguir adelante con la propuesta inicial, orientada a consolidar la CUSTODIA COMPARTIDA como modelo preferente, obligando a la eliminación de toda referencia a este mecanismo, aún habiéndose reconocido por el propio Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, las bondades y beneficios de este sistema, para quién realmente debiera ser el principal interés de estos litigios, EL MENOR.
Esta intromisión, la sociedad civil catalana ni la entiende ni la perdona y por ello hacemos un llamamiento masivo a la movilización, tanto para la MANIFESTACIÓN DEL DOMINGO 30 DE NOVIEMBRE, que partirá de Plaza de Cataluña a las 11 horas, como para el resto de acciones que promoveremos para que nuestros gobernantes entiendan el error que están cometiendo y corrijan esa posición antes de dejarse arrastrar por los mismos errores de la modificación de la ley de divorcio nacional.
Errores reconocidos por el ministro para la ocasión, Fernández Aguilar, que prometieron subsanarse y que lejos de hacerse se continúa con el “sostenella y no enmendalla”, entrometiéndose en competencias ajenas.
NO, Sr. Montilla; NO, Sr. Durán, lo que estamos viendo no es aceptable y por eso les damos opción a rectificar. Ustedes son los representantes de las fuerzas más votadas en esta autonomía y esperamos de ustedes el consenso necesario para que otras cuestiones, como por ejemplo la financiación, no esté por encima de los intereses de nuestros hijos.
Y para que entiendan les daremos datos:

Ya en abril del 2005, en una encuesta realizada por Gallup para SOS Papá se señalaba lo siguiente:


Nueve de cada diez españoles (90%) son partidarios de la custodia compartida, frente a tan sólo un 3 por ciento que la rechaza y, aun más allá, el 83,6 por ciento apoya esta medida incluso aunque no haya acuerdo entre los padres. Según una encuesta de Gallup realizada a 964 españoles el pasado mes de abril, son las mujeres las más partidarias de la custodia compartida, con un 92,1 por ciento del total de las consultadas frente al 87,9 por ciento de los hombres.

La opinión favorable sobre posibilidad de compartir la custodia de los hijos por parte de ambos cónyuges es más apoyada a medida que aumenta en nivel de estudios y la clase social, y disminuye ese apoyo a medida que crece la edad de los encuestados. Así, entre quienes tienen estudios universitarios la defiende el 94,1 por ciento frente a uno de cada cuatro (76,7%) de quienes tienen estudios inferiores.

Igualmente un 94,9 por ciento de los individuos de clase alta abogaban por esta medida frente al 84,4 por ciento de los de clase baja, y lo mismo sucedía entre los jóvenes, que lo apoyan en un 94,6 por ciento mientras el porcentaje se reduce hasta el 81,1 por ciento entre los mayores de 65 años.

En el caso de desacuerdo entre los padres, el porcentaje que sigue apoyando la custodia compartida baja al 83,6 por ciento, aunque sólo un 4,8 por ciento se opondría a ello. en este caso, el 86,6 por ciento de las mujeres apoyan la medida frente al 80,5 por ciento de los hombres.

Por otra parte, dos de cada tres encuestados (64,3%) consideran "deshonesta" la actitud de los políticos al considerar que, por un lado, dicen estar a favor de la igualdad entre hombres y mujeres y, por otro, se oponen a la custodia compartida en la nueva ley.

En las grandes ciudades, como Madrid y Barcelona, el porcentaje se eleva al 75 por ciento. Por contra, el 8,6 por ciento considera "honesta" la actitud de los políticos.


En los referidos colectivos se ha hecho cierta la máxima: Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo”.
Ahora la conciencia colectiva y el clamor popular es abrumador hacia la CUSTODIA COMPARTIDA, que parte de un modelo de coparentalidad y aboga por el desarrollo en principios de igualdad de niños, mujeres y hombres.
Pero les decimos más:
En nota de prensa de Europa Press, de 20 de abril de 2005, se recogían esta información acerca de unas declaraciones del Sr. Rodríguez Zapatero:
Zapatero revisará el régimen de custodia compartida de los hijos previsto en la reforma del divorcio

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se comprometió hoy a revisar el régimen de custodia compartida de los hijos diseñado en el proyecto de reforma de la Ley del Divorcio, que precisamente será debatido mañana en el pleno del Congreso, para su remisión al Senado.



El presidente del Gobierno hizo esta promesa durante la celebración del acto de balance de la labor del Ejecutivo en materia de igualdad, en el que además estrenó un nuevo formato al someterse, tras una intervención inicial, a un diálogo más informal con representantes de 19 organizaciones de mujeres.

Precisamente, las organizaciones hicieron notar reiteradamente al jefe del Ejecutivo su desacuerdo con la reforma del divorcio en lo que se refiere a la custodia compartida de los hijos. Representantes como la presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo, reclamaron al presidente del Gobierno que intervenga para evitar la imposición judicial de la custodia compartida cuando no hay acuerdo entre las partes. "Si no cambia esta Ley, neutralizará la Ley Integral contra la violencia de género", denunció.

Durante la intervención de Pérez del Campo, el jefe del Ejecutivo le interrumpió para afirmar "esta misma noche". "No hagas más esfuerzos, conmigo, no hace falta", dijo tras el discurso de la feminista en contra de una custodia compartida sin acuerdo de los padres.

El resultado es ampliamente conocido por varios centenares de miles de padres de familia y padecido por un número equivalente de menores a los que les han hurtado los cuidados frecuentes de uno de sus progenitores.


Esta presión, que contó inicialmente con la oposición del Ministerio de Justicia, fue difuminada tras la nueva redacción del art. 92 del Código Civil, al condicionarlo al acuerdo previo de los progenitores, a un informe favorable del Ministerio Fiscal, interfiriendo claramente en la función jurisdiccional de Jueces y Magistrados, y abriendo la puerta de lo que se ha convertido en práctica habitual en un gran número de divorcios de este país, falsas acusaciones de malos tratos en el ámbito familiar o de abusos sexuales sobre los hijos, para obtener las ventajas legislativas creadas, a favor de la verdadera violencia doméstica.
Son los mismos que durante mucho tiempo se permitieron insultar gratuitamente a los progenitores que solicitaban la CUSTODIA COMPARTIDA, porque entendían que era el mejor sistema para garantizar el desarrollo armónico de sus hijos. Y lo hicieron desde un discurso vil y provocador en el que acusaban de maltratadores a todos aquellos que solicitan este modelo porque tenían una visión igualitaria de los derechos y obligaciones entre mujeres y hombres respecto a sus hijos.
Los mismos grupos que se empecinaron en negar la realidad que sufren decenas de miles de menores inmersos en estos contextos, al ser manipulados por alguno de los progenitores para convertirlos en el brazo ejecutor de sus odios, venganzas y chantajes, harto frecuentes tras las rupturas de pareja, llegando a desembocar en el denominado SAP. Incluso para ello, no dudaron en acompañarse de supuestos “expertos” afines a sus principios ideológicos fundamentalistas, algunos de los cuales ya han sido llevados ante los tribunales de justicia, en otras latitudes, por sus supuestos y depravados vicios personales. “Poderoso caballero es don dinero”.
Recientemente, algún otro de estos “expertos”, encumbrado a altos cargos de la Administración por aquellos a quienes ha servido disciplinadamente, profetizaba, en una reciente Conferencia por tierras castellanas, sobre su esperpéntica forma de entender las relaciones entre mujeres y hombres, llegando a calificar de “trampa” del hombre hacia la mujer, el tema de la Custodia Compartida, apostillando que “la mujer es capaz de renunciar a casi todo por mantener a sus hijos, y el varón lo aprovecha”.
Este personaje, médico que pasa por “experto en violencia”, es el mismo que ha negado la existencia del SAP (Síndrome de Alienación Parental), hasta el punto de avalar con su firma, un panfletillo en el que se justificaba esta conducta de los menores como un invento de los padres no custodios, debido al “comportamiento inapropiado del progenitor rechazado …, la negligencia o maltrato del progenitor no custodio …, o la violencia previa por parte del padre hacia la madre y los menores (se adjunta panfleto al final del dossier).
Muchas madres tuvieron que alzar la voz por padecer el rechazo característico de estas interferencias y programaciones alienadoras, para que la sociedad y los medios de comunicación también abrieran los ojos a esta cruel realidad. Como dice un representante de la carrera judicial, “la mala leche no tiene sexo” .
La propia coordinadora del Psicología Jurídica del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos de España, en un comunicado hecho público el pasado 18/06/08 explicó:

“…deseamos avalar la conveniencia del análisis de la problemática que se conoce como Síndrome de Alienación Parental en la evaluación psicológica, tanto dentro del ámbito forense del derecho de familia, como de otros relacionados. Los investigadores y los psicólogos muestran gran consenso al considerarlo como una alteración cognitiva, conductual y emocional, en la que el niño desprecia y critica a uno de sus progenitores. Esta conducta y actitud de rechazo y minusvaloración, es injustificada o responde a una clara exageración de supuestos defectos del progenitor rechazado…”


“… Como todo avance científico y profesional, está sujeto a continua revisión, pero no puede ser negado "a priori", cuando existe literatura científica y actividad profesional que lo describe, y reconoce su utilidad.”

Pero a mayores, en España se han realizado cursos organizados por la propia Administración del Estado.


Sirva como ejemplo el promovido en Zaragoza, del 7 al 9 de noviembre de 2007, bajo la referencia (Cod. IR07/26), dentro del programa de “Infancia en riesgo social”, con el título ”SÍNDROME DE ALINEACIÓN PARENTAL (SAP) COMO NUEVO TIPO DE MALTRATO Y SU TRATAMIENTO EN LOS SERVICIOS ESPECIALIZADOS: DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN”.
De igual forma, con el amparo de la administración académica universitaria, se van a realizar próximamente dos congresos monográficos sobre SAP.
Además es falso que OMS y la APA (Asociación Psiquiatría Americana) hayan rechazado oficialmente el SAP, y el dato de que no esté recogido actualmente en el DSM-IV no justifica su inexistencia. ¿Acaso lo está el “síndrome de la mujer maltratada” que tanto le gusta referir a dicho sujeto y a las organizaciones afines?. A pesar de ello, nadie puede cuestionarse tampoco su existencia, aunque si, el uso torticero que interesadamente nos intentan imponer.

En nuestro país, las últimas modificaciones legislativas en materia civil y penal, además de crear nuevos escenarios de extrema conflictividad y violencia, han propiciado la semiorfandad de la mayor parte de la población infantil inmersa en los contextos de separaciones y divorcios, impidiendo una evolución de las resoluciones judiciales en esta materia, verdaderamente acorde con los modelos sociales y el reparto más equilibrado de las responsabilidades familiares.


Es interesante leer las conclusiones del Informe Arce-Fariñas-Seijo , sobre los razonamientos judiciales en los procesos de separación, en el que tras una investigación sistemática y profunda del contenido de 783 sentencias obtenidas de forma aleatoria del todo el territorio nacional, se evidenció que las decisiones judiciales en el establecimiento de la guarda y custodia así como el régimen de visitas se tomaban de forma estereotipada, estableciendo la madre como progenitor custodio en un porcentaje superior al 90% de los casos y demostrando que el 57,3% de las sentencias no estaban motivadas en criterio alguno. Esto, al tiempo que se descubría que los criterios de motivación no eran siempre válidos; los criterios de decisión no eran consistentes intergénero del padre custodio, y que en los procedimientos la información se "orientaba a la tarea" y a la "exclusión de la información contraria a la decisión alcanzada".

 

Según datos del INE se viene produciendo, desde la modificación del código civil que introdujo el divorcio Express, un aumento en las tasas de divorcio. Cada año se producen alrededor de 140.000 divorcios y separaciones. Alrededor de 57.000 niños cada año se enfrentan a este proceso de sus progenitores. De la misma fuente así como del CGPJ, se ha señalado que el índice de contenciosidad se ha disparado del 35% en el 2006 hasta el 41% en el 2007.



 

Con estos mimbres estamos creando una infancia que está perdiendo la referencia de uno de sus progenitores, (mayoritariamente, como hemos visto, la del progenitor paterno). Los tristemente llamados regimenes de visita que se establecen a favor del progenitor no custodio, habitualmente fines de semana alternos, provocan un desarraigo afectivo-emocional que según los expertos tiene graves consecuencias en el desarrollo posterior de esta infancia. Desde la perspectiva de estos progenitores es difícil participar activamente en el proceso madurativo de sus hijos con apenas 4 días por mes.

 

Además se produce una segunda derivada como consecuencia de esas decisiones judiciales: el alejamiento de la familia extensa del progenitor no custodio, es decir, tios, primos, abuelos y demás familia paterna. Abuelos que en muchos casos han sido los verdaderos sostenedores de las dinámicas socio-familiares actuales, ya que al trabajar ambos progenitores y con horarios que no siempre permiten conciliar su vida laboral y familiar, han tenido que recurrir a los abuelos como cuidadores de los menores.


¿VAMOS A SEGUIR CONSINTIENDO ESTO?

El problema de la ausencia del padre se ha estudiado en otros países de modo muy directo a través de los centro de protección de la infancia y otras instituciones, en particular:

* hospitales para el tratamiento de la drogadicción y el alcoholismo en los jóvenes
* servicios de salud pública para el tratamiento de los trastornos de la conducta
* centros de enseñanza primaria y secundaria
* universidades (para comprobar las tasas de abandono)
* archivos policiales (sobre pertenencia a bandas urbanas y actividad delictiva)
* servicios públicos de salud (que atienden casos de embarazos precoces)

De estos estudios, realizados en el mundo anglosajón, podemos extraer las siguientes conclusiones resumen:

Según el U.S.A. Department of Health and Human Services, Administration for Children and Familie, National Center on Child Abuse and Neglect, 1996, en contraste con los hijos que conservan el trato con su padre, los hijos que crecen sin conservar el contacto y relación con su padre, son:

5 veces más propensos a cometer suicidio.

*         32 veces más propensos a irse de casa.

*        20 veces más propensos a tener desórdenes de conducta.

*         14 veces más propensos a cometer actos de precocidad y abuso sexual.

*         9 veces más propensos a abandonar los estudios.

*         10 veces más propensos a abusar de substancias químicas y drogas.

*        20 veces más propensos a acabar en prisión.

Además no podemos obviar otros datos significativos:

 

El maltrato a niños en las nuevas estructuras familiares (creadas después de la ley de divorcio de 1981)

 

Según datos del Centro de Reina Sofia para el estudio de la violencia y del INE, los porcentajes de maltrato infantil correspondientes a los distintos tipos de famlia en la sociedad española (1997-1998), en comparación con las familias tradicionales eran: 16,9 veces más frecuentes en familias monoparentales y 4,6 veces más frecuentes en familias reconstituidas.



 

Los 4 tipos de maltrato infantil que se recogen en los estudios internacionales son: Negligencia, Abuso físico, Abuso sexual y Abuso emocional.

 

El mismo Centro Reina Sofía, con datos del 2001 atendiendo a esta metodología,  y sin tomar en consideración el estado civil de los progenitores (es decir, en la población en general) presentaba que un 52,5% de las madres biológicas eran las agresoras (maltrato global), frente a un 35,8% de los padres biológicos.



 

Idénticos porcentajes recogía Save the Children, en un trabajo que realizó sobre los niños y niñas victimas de violencia de género, cuando analizaba el parentesco de los agresores con las víctimas de maltrato infantil.

 

Contra ello, el único argumento que se esgrime por parte de esos colectivos de mujeres, que no representan la voz de la mayoría, sino a las que habiendo alcanzado importantes cuotas de poder, no quieren utilizarlo en beneficio de la verdadera igualdad, y si por el contrario en sus derivas ideológicas enmascaradas bajo discursos populistas en los que se habla de forma contraria a como se actúa, es perpetuar los clichés de madre cuidadora y padre proveedor.


Que se empeñen en afirmar que los padres no están implicados en el cuidado de los niños refleja, o un desconocimiento interesado y maniqueo de nuestra sociedadl, o una muy desafortunada experiencia en sus relaciones con aquellos hombres con los que compartieron un proyecto de vida. En cualquier caso ajenas a la voz de la mayoría de las mujeres.
Triste evolución social hubiésemos tenido de no haber logrado romper los moldes que establecían la asignación de los roles femenino y masculino. No nos imaginamos que hubiese sido de la mujer sino se hubiese conseguido romper las inercias para incorporarla plenamente al mercado laboral. Si mirando hacia atrás, la sociedad se hubiese empeñado en mantener la situación del pasado con el argumento de que como no habían trabajado fuera del ámbito familiar, no debían hacerlo tampoco a partir de aquel momento.
Tenemos que ser conscientes que los escenarios que se abren tras la ruptura, obligan nuevas soluciones y por tanto, un reparto equilibrado de estas responsabilidades, incluso, más allá de las situaciones anteriores a la ruptura.
Esto solamente puede hacerse desde esquemas de coparentalidad y/o corresponsabilidad.

Es por ello que EXIGIMOS tras la ruptura de la pareja:


.- Que los niños puedan seguir conservando SIN TRABAS, la misma relación de afectividad respecto a sus dos progenitores.
.- Que se enriquezcan emocionalmente con la aportación de ambos.
.- Que se eliminen los escenarios de vencedores y vencidos, estableciendo de forma automática una reparto equilibrado de la presencia de ambos progenitores en la vida de sus hijos.
.- Que se ayude a concebir un reparto equilibrado de las cargas derivadas de la relación paterno-filial como algo natural.
.- Que se deje de cuestionar la idoneidad de cualquiera de los progenitores.
.- Que se evite las situaciones de manipulación consciente o inconsciente de los hijos, por cualquiera de los progenitores.
.- Que se ponga fin a los conflictos de lealtades, a los sentimientos negativos de los menores por miedo a un posible abandono, a la suplantación de alguna de sus principales figuras vinculadas, o de culpa en la ruptura de sus progenitores.
.- Que se separen las cuestiones afectivas de las económicas, permitiendo a ambos miembros reorganizar su vida post-ruptura con las mismas garantías.
.- Que se rebaje la conflictividad en estas rupturas, apostando por mecanismos de mediación familiar, de tal manera que puedan seguir siendo los progenitores quienes orienten el desarrollo posterior de sus hijos.
.- Que la mediación sea un recurso de paso “obligatorio”, de tal manera que se pueda llegar al procedimiento judicial con parte de los deberes hechos. Esto también servirá para calibrar las posturas de ambos miembros ante el nuevo formato que asume la familia y sus compromisos ante el mismo.
En definitiva un modelo de AUTENTICA IGUALDAD que permita a los dos progenitores desarrollar su vida personal y profesional evitando las dinámicas de dependencia de los hijos.


¡¡ UNIDOS POR LA CUSTODIA COMPARTIDA !!
¡¡ UNIDOS POR UN MODELO DE COPARENTALIDAD EN IGUALDAD !!


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos