Preguntas Inesperadas por



Descargar 98.66 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño98.66 Kb.
  1   2   3

Preguntas Inesperadas

por

Roger L. Smalling, D.Min



© Copyright December, 2014, Miami, FL.

Contenido

Preguntas inesperadas aparecen en nuestro correo electrónico de vez en cuando. Algunas son solicitudes de consejería personal, otras de naturaleza teológica. Incluido hay algunas inesperadas y algo inquietantes.
Capítulo 1: ¡Me duele! ¿Por qué Dios lo permite?

Capítulo 2: ¿Debo casarme con Paula?

Capítulo 3: ¿Hay mitos en las Escrituras?

Capítulo 4: Lenguaje obsceno en la iglesia

Capítulo 5: ¿Cuál es el pecado que lleva a la muerte?

Capítulo 6: ¿Quién creó el pecado?

Capítulo 7: ¿Pueden los calvanistas explicar el mal?

Capítulo 8: ¿No es el Nuevo Testamento ilógico?

Capítulo 9: ¿Quién creó a Dios?

Capítulo 10: ¿Cómo debo tratar con un líder incompetente?

Capítulo 11: ¿Pueden las mujeres predicar en la iglesia?

Capítulo 12: ¿Debo volverme a bautizar?

Capítulo 13: ¿Cómo debo tratar con mi novio celoso?

Capítulo 14: ¿Es lícito que un cristiano practique la yoga?

Capítulo 15: ¿Cómo puedo ayudar a mi amigo involucrado en el evangelio de la prosperidad?

Capítulo 16: ¿Quién es un hermano débil en la fe?

Capítulo 17: ¿Es lícito el Ecumenismo?
Capítulo 1:¡Me duele! ¿Por qué Dios lo permite?

Un amigo me escribió cuando su vida se le venía abajo. Había perdido su empleo, su casa iba en proceso de pérdida y estaba atacado de una enfermedad grave. Me preguntaba por qué Dios le hacía tales cosas. A continuación, mi respuesta. Felizmente, mi amigo se ha recuperado ya de todas estas circunstancias.

—Javier

<><><>

Querido Javier:

Cuando alguien lanza un grito de dolor como en tu carta, se genera cierta frustración ya que desearía decir algo más substancioso que una versión espiritualizada de “aguántate”. Citar versículos es siempre una buena idea pero incluso eso me deja frustrado.

La razón es que finalmente me he dado cuenta que la única forma de ayudar a alguien dolido es quitándole el dolor. Si no puedo hacerlo, entonces ¿qué debería hacer, como pastor?

Gritar ¡Ay! Es natural. Pero no quita el dolor. Cuando preguntas ¿Por qué, Dios mío? Esa es otra forma de decir ¡Ay!

No estoy totalmente seguro cuándo está bien hacer esta pregunta y cuándo no. Los teólogos debaten y no se ponen de acuerdo, especialmente cuando no son ellos los que sufren.

El dolor tampoco ayuda en la facultad cerebral de razonar. Causa confusión mental. Cuando me quemo la mano con aceite hirviendo, dejo de ser analítico y empiezo a buscar la solución más inmediata, aunque no sea la mejor.

Desafortunadamente, me expresas tu dolor en forma de preguntas para que yo las conteste. Me pones la bola en mi lado de la cancha de pastor y debo darte una respuesta.

Muy bien, te contestaré. Pero mi respuesta no te quitará el dolor más allá de los comentarios de amigos bien intencionados. Quizá hasta cause más dolor. ¡Ojalá que no! De todos modos es la única respuesta que vas a recibir.

La respuesta al por qué está sucediendo esta serie de eventos es la misma razón por lo que todo sucede o sucederá, sea bueno, malo o neutral. Todo sucede para la gloria de Dios.

No existe otra razón a todo cuanto sucede

Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amén. Rom. 11:36


  • La pregunta inmediata es ¿cómo puede la desgracia de Javier glorificar a Dios? No tengo ni idea. Pero eso es exactamente lo que dice la Palabra. Si esto no es verdad, entonces nada del evangelio es cierto. Esta verdad es tanto consoladora como angustiante.Consoladora, en el sentido que al menos sabemos que el dolor tiene un propósito.

  • Angustiante, ya que significa que algo fuera de nosotros es más importante que nuestro dolor, algo cuyo precio lo paga el dolor.

Para poner la crema al pastel, nos dicen que Dios no está siendo cruel, insensible ni egocéntrico. Para poner la cereza en la crema, se nos informa que –al final- experimentar el dolor es infinitamente mejor que no experimentarlo.

También me preguntas si tus experiencias dolorosas podrían ser castigos a algún pecado. Pueden serlo, pero no lo parece. Si lo fuera, ya sabrías que lo es. A través de la escritura, por ejemplo cuando Dios castigaba a Israel, siempre les informa la razón del castigo. Como lo dijo un pastor, Dios no abusa de menores.

Comprendo que en medio de tu dolor, probablemente es inapropiado que yo trate de corregirte en teología. Hasta sonaría impertinente, como si alguien me reprendiera por gritar cuando el aceite me quemaba la mano. Me daría ganas de devolverle un sánduche de puñetazos y pasarle algo del dolor al que me reprende.

Jesús se encuentra con un ciego de nacimiento. Los discípulos le interrogan a Jesús:



Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego? 3

Respondió Jesús: No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él. Juan 9:2-3

No se trata de que el ciego o sus padres no fueran pecadores. Lo eran. Lo que Jesús decía es que hay acontecimientos en la vida de la gente que no están conectados directamente a su condición moral. Podrían estarlo, pero vuelvo y repito, podrían no estarlo. Si viviésemos en un mundo perfecto de castigo-recompensa, la palabra gracia no significaría nada.

La naturaleza humana fácilmente asume que si somos lo suficientemente buenos, esto constituye un escudo defensor para que no nos ocurran cosas malas. Grave error. Justicia basada en las obras. Eso no es Cristianismo.

Lo que trato es de llevarte a un punto que no te cause más angustia. Me has dicho, He hecho lo que Jesús ordena. Amo, ayudo, doy.

Pero ¡no! No lo has hecho! Jesús dijo, Sean perfectos, como mi Padre en los cielos es perfecto. ¿Eres tú perfecto? ¿No es acaso lo que Jesús nos dijo? También dejó claro que cuando hayamos hecho todo lo que nos ordena, aun siendo perfectos, debemos servir sin deseos de remuneración alguna. Hemos solo hecho lo que debemos hacer. Esto significa que no merecemos premio alguno. ¿Por qué esperar un premio por cumplir un deber?

Si Dios nos recompensa, es en verdad un regalo de gracia. Si Dios nos castiga, es porque quiere ponernos en una posición para ser más recompensados.

La buena noticia es que cuando aceptamos a Jesús, no solo ganamos perdón de nuestros pecados, sino que somos además revestidos de la justicia perfecta de Cristo. Este regalo sobrepasa cualquier aceptación basada en la actuación de uno.

De nuevo, comprendo que esto no alivia tu dolor. Si Dios quiere que sufras por un tiempo, El se interpondrá en cualquiera de mis esfuerzos para aliviarte.

Quiero que sepas que te mantenemos en nuestras oraciones.

Con amor en Cristo,

Roger

Capítulo 2: ¿Debo casarme con Paula?



Roger,

Usted conoce acerca de mi relación con Paula, sabe que hemos sido amigos ya por casi un año. Incluso, hemos hablado abiertamente sobre matrimonio. Sin embargo, para tomar una decisión de tal magnitud, quisiera estar totalmente seguro de la voluntad de Dios. Estoy en espera de una serie de señales de Dios. ¿Le parece a usted que hago bien?

…………..


Querido José,

Aprecio profundamente su confianza al preguntarme acerca de este delicado tema en su relación con Paula. Sabe que puede esperar de mi una respuesta con franquesa.

Me parece que está tratando a Paula injustamente ya que ha venido posponiendo indefinidamente una decisión clara en uno u otro sentido. Me baso en un texto bíblico que se refiere a la psicología femenina.

( 1 Cor. 7:36-37 )

Este texto implica que llega un momento en la relación de un hombre con una mujer, en que debe actuar decididamente sobre la dirección de dicha relación en el sentido que fuere. ¿Por qué?

La psicología femenina es diferente. La relación matrimonial determina la vida de una mujer en una forma más profunda que la del hombre. El enfoque masculino es generalmente su carrera, mientras que la mujer se orienta más hacia su esposo y su familia inmediata. La esposa es una parte importante en la vida del hombre. El esposo es la vida de la mujer.

Una mujer, por lo tanto, está ansiosa de definir el rumbo de su vida. Para lograrlo, debe definir su relación con un posible pretendiente, y mientras más pronto. Dejarla en suspenso luego de que la relación se ha vuelto seria, es tratarla injustamente.

Esto, en efecto, es la esencia de lo que Pablo dice en el texto arriba mencionado.

Entonces, ¿cuál es mi respuesta? Tomando en cuenta lo ya dicho, la decisión es suya propia, mas no una revelación de Dios. Dios aceptará su decisión de casarse con Paula o de no hacerlo.

Dios ya conoce su decisión y ha programado un plan para su vida, antes de la creación. El tiene el poder de ayudarnos a evitar decisiones erradas, cuando sinceramente buscamos Su Voluntad.

Una manera en la que Dios nos guía es simplemente por nuestros propios deseos. Esto presupone, por supuesto, deseos puros. Hay decisiones en la vida que se dan entre dos opciones igualmente morales, como en el texto anterior, no siempre entre algo bueno y algo malo. Dios permite que un cristiano maduro ejerza su libertad al tomar decisiones entre dos buenas opciones, basándose en su sabiduría y carácter de gente madura.

Pablo expone este punto a través de todo Gálatas. En Cristo, Dios nos trata como adultos, capaces de tomar decisiones maduras sin tener que ser guiados por guardianes o ayos como si fuéramos unos niños. (Gál. 4: 1-2)

Corremos el riesgo de ser malentendidos por cristianos inmaduros. Ellos pueden pensar que decimos que los cristianos podemos hacer lo que nos plazca y que Dios lo aprobará de antemano. No me dirijo a un cristiano inmaduro sino a un cristiano maduro de carrera profesional, capaz de entender conceptos abstractos… como la libertad de la madurez.

Parece que Dios en su sabiduría no le revela claramente su voluntad en este asunto. En el futuro, asumiendo que se case con Paula, será mejor decir que se casó con ella porque la ama, no porque otra entidad, incluso Dios, se lo ordenó.

Permítame expresarlo en una forma más personal:

Cuando yo consideré casarme con Diana, saltaron a mi mente algunas inquietudes como: ¿Podré seguir soltero y ser feliz así? SI. ¿Sería la vida más simple sin ella? SI ¿Podría vivir sin ella? SI ¿Quiero hacer eso? NO.

Tomé mi decisión basado en eso.

Un amigo mío lo expresó graciosamente. “Casarse es doloroso. Problemas inesperados. Nunca me habría casado, si no fuera por Susy.”

Otra dama dijo: Yo era perfectamente feliz de soltera. Pero Juan era muy bueno como para dejarlo pasar.

Otro punto: ¿Qué es eso que mencionó acerca de señales? La guía divina hoy en día se basa en principios de sabiduría, fundados en conceptos bíblicos de madurez como se expresa en Santiago 3:17…. No en señales.



Sí, Dios a veces guía a los cristianos con circunstancias inusuales que podríamos llamar señales. Aquellos cristianos que dependen habitualmente en ese tipo de guía, demuestran inmadurez espiritual.

Los creyentes del Antiguo Testamento fueron a menudo guiados por señales, precisamente porque estaban bajo un ayo o guardián, la Ley, a más de la voz infalible de los profetas.

No es así ahora. Nosotros vivimos bajo la nueva dispensación de la gracia. Junto con ella viene una nueva libertad. Con la libertad viene el riesgo, y con el riesgo una cierta sensación de inseguridad. La madurez y la libertad van de la mano. No podemos llegar a la madurez sin el riesgo inherente cuando obtenemos la libertad.

La fórmula es simple. Si desea tener seguridad al tomar decisiones, acuda a la Ley. A cambio de la seguridad – sin embargo- estaría renunciando tanto a la libertad, como a la madurez.

La respuesta a su pregunta sobre casarse con Paula es: ¿Le parece algo prudente y piadoso hacerlo?

Parece que ya ha escuchado de Dios todo lo que va a escuchar. La decisión es suya. Y no hay forma de escaparse de tomarla, de una u otra manera, y ahora es cuando.

En Cristo,

Roger


Capítulo 3: ¿Hay mitos en las Escrituras?

Un candidato a la ordenación ministerial escribió lo siguiente:



Una de las preguntas que debo contestar por escrito ante el tribunal de examinadores es ¿Hay mitos en las Escrituras? ¿Cómo respondo esta pregunta?

……………….


Querido Esteban,

Quienes dicen que la Biblia contiene mitos asumen que lo sobrenatural no existe. Para que esta presunción sea válida, primero deberían probar que Dios no existe o que Dios no hace milagros.

Rudolf Bultmann, teólogo liberal alemán declaró que cualquier milagro es un mito. Esta es una visión extrema ni siquiera reconocida por un diccionario común. La declaración de Bultmann es correcta solo si Dios no existiera. Pero entonces, ¿por qué es teólogo?

¿Qué es un mito? ¿Cuál es la diferencia entre un mito y una leyenda o una leyenda histórica; entre narrativa alegórica y un mito?

El libro de Apocalipsis, por ejemplo, es narrativa alegórica con fines profécticos. El escritor lo dice en su primer capítulo. ¿Es por eso mito?

Un mito es un evento o persona enteramente imaginario en una historia. Esto pondría al libro de Apocalipsis fuera de esta categoría, ya que su autor aclaró que emplea lenguaje simbólico al describir eventos futuros reales. Ese simbolismo no excluye lo milagroso ni hace mitológica a la narrativa.

No habría problema de que existieran mitos en la Biblia, asumiendo que el escritor indicara que lo son. Al fin y al cabo, la Biblia contiene todo tipo de literatura, incluso poesía y profecía en lenguaje literal o figurado.

Si un escritor bíblico deseaba que su texto fuera entendido como mitológico, por cualquier motivo, hubiera tenido la entereza de manifestarlo. No se me viene a la mente ninguno que haya hecho eso.

Pienso que el tribunal examinador que le exige escribir sobre esta pregunta se está refiriendo al Génesis o quiere conocer su actitud sobre los milagros. Si usted no ha deducido lo que desean, solo diga que NO, aunque requiera de mil palabras para expresarlo.

Roger


Capítulo 4: Lenguage obseceno en la iglesia

Un maestro utilizó lenguaje vulgar varias veces en una clase de Escuela Dominical. Fue algo esporádico. Lo ignoramos hasta que las vulgaridades llegaron a un punto en que sentimos que debíamos hacer algo al respecto.

Roger le mandó una carta lo más cortés posible, pero el maestro la rechazó. Entonces pareció necesario ser más contundente.

<><><><><>

Estimado Carlos,

Sus clases de Escuela Dominical son excelentes. Podrían incluso ser mejores si dejara de usar palabras vulgares. Permitir que la voz de nuestra naturaleza carnal se manifieste para demostrar nuestra autenticidad o la del evangelio, no parece concordar con…

Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes. Efes. 4:29

Su compañero en Cristo,

Roger

------------



Respuesta de Carlos

Oh, estoy de acuerdo. No es necesario. Por lo que vale, no considero que la palabra maldita sea lenguaje obsceno. Pienso que Pablo tiene en mente algo mucho más profundo que eso. Pienso que él se refiere al chisme y la calumnia. Su preocupación es que nos edifiquemos, siendo los chismes y calumnias los que nos destruyen. Yo prefiero estar en compañía de alguien que use palabras vulgares que con alguien que parece muy espiritual y luego destruye a otros con sus palabras. Lo primero resulta inofensivo; lo segundo, extremadamente destructivo.

Pero yo no uso ese tipo de lenguaje siempre. Solo cuando estoy entusiasmado. Y esa clase ha sido increíble porque la gente, incluido tú, se han abierto y han sido auténticos. Ver ese tipo de interacción me da gran esperanza en la eficacia del ministerio de la iglesia.

Gracias por tu espíritu amable.

Carlos

-----------



Estimado Carlos,

Gracias por responder.

Yo cité un versículo blando, el de Efesios 4:29, por cortesía. Yo había pensado originalmente en Col.3:8,

Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca.

Griego= AISCHROLOGIA = obsceno, lenguaje vergonzoso que incluye temas culturalmente inapropiados; vocabulario vulgar, lenguaje obsceno, palabras sucias’ Léxico Louw y Nida.

No me refería a una sola palabra como maldita, porque es solo una. Pensaba en las palabras (…borradas…) y a otras referencias sexuales.

Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. 1Tim. 4:12

Demostrar nuestra autenticidad dejando ver nuestra corrupción no es bíblico. Debemos ocultar nuestra corrupción, pero no que todavía tenemos corrupción. Esto es parte del ejemplo que damos como ministros del evangelio. La lucha de Pablo con su carnalidad en Romanos 7 muestra este balance.

Son relativamente pocos los tipos de lucha que la gente tiene con la carne: la comida, la bebida, el sexo o el orgullo. Pablo no pensaba que debiéramos saber su problema específico, pero sí que él también luchaba, como todos los creyentes. Y no parece que piense que esta postura es inauténtica o hipócrita.

No es mi intención hurgar en las palabras ni en interpretaciones dudosas que he escuchado sobre los comentarios de Pablo en Gálatas o Filipenses. Mi punto es que las obscenidades son malsanas. Son pecados y punto.

Favor de continuar su excelente trabajo y seguirlo mejorando.

En Cristo,

Roger

Capítulo 5: ¿Cuál es el pecado que lleva a la muerte?



Roger,

¿Cuál es el significado de 1 Juan 5:16, si entendemos que Cristo perdona todo pecado?

Si alguno viere a su hermano cometer pecado que no sea de muerte, pedirá, y Dios le dará vida; esto es para los que cometen pecado que no sea de muerte. Hay pecado de muerte, por el cual yo no digo que se pida. 1Jn. 5:16

Querido Trevor,

La primera epístola de Juan es uno de los pocos libros de la Biblia en el que el escritor aclara así el tema. Otros libros requieren la deducción del propósito a partir de su contenido. Juan establece su punto en 5:13,

El tema de la carta es la certeza de la vida eterna para los genuinos creyentes. Juan quiere que confiemos en que Cristo nos protege del Malo y nos libra de caer.

El mencionado propósito eclipsa todos los versos de la carta y requiere que los interpretemos bajo esa luz solamente. Por lo tanto, sea cual fuere el significado del verso 16, no puede ser el de que el cristiano pueda perder su salvación. Tal interpretación dejaría de lado el contexto del capítulo y la intención primera del libro en su totalidad.

Probablemente Juan se halla reiterando lo que afirma en el Capítulo Tres, (3:1-10), pasaje en el cual explica una forma de distinguir a los verdaderos creyentes de los falsos. Estos últimos practican una vida de pecado. Lo hacen porque la semilla de Dios, Jesucristo, no está en ellos.

Un creyente genuino puede caer en un pecado, pero no llevará una vida de pecados escandalosos. La palabra practican del versículo 9, aunque no está en el griego original, se justifica por el tiempo presente continuo del verbo pecar.

Consideremos ahora ciertos hechos que muchas veces se pasan por alto al enseñar la epístola 1 Juan.



  • Esta es una carta judía, escrita por un apóstol a judíos, dirigida a creyentes judíos. Sabemos que Juan fue un apóstol a los judíos porque se lo enuncia claramente en Gálatas 2.

  • Los comentarios dados en el capítulo 2 de 1Juan, solo serían dirigidos a judíos, por ejemplo el mandamiento antiguo que habéis tenido desde el principio. Los gentiles nunca habían tenido ningún mandamiento.

  • Las leyes judías tienen categorías de acuerdo a la pena. Algunas leyes requerían la pena de muerte. Los judíos sabían bien cuáles eran.

  • El término pecado puede usarse genéricamente en el sentido de si una persona vive en pecado, lo cual significa que dicha persona se encuentra en un estado y condición pecaminosa por los muchos pecados en naturaleza escandalosa.

Me agrada que los traductores modernos digan pecado y no un pecado. Usted debe recordar que el griego no tiene el artículo indefinido un, solo el definido el. En consecuencia, podemos asumir que Juan se refiere más a un estado del ser y no a un pecado en particular.

Al sumar estos factores, llegamos a una interpretación que cabe en el contexto del libro en su totalidad y respeta el propósito mencionado por el escritor. Parece que dice que si se ve a un hermano en Cristo cometiendo un pecado , pero no de manera escandalosa o grotesca, debemos orar por él y Dios lo perdonará aun cuando el creyente no sepa que está pecando. Por otro lado, si vemos que practica el pecado de forma que indique que la semilla de Dios, Jesucristo, no está en él, no debemos orar por su perdón pues no es lo que necesita. La salvación es lo que necesita.

A través de toda su carta, Juan camina en una floja, al desear que los creyentes tengan seguridad y confianza en su caminar con Cristo, sin darles licencia para pecar. Esto explicaría por qué en el siguiente verso dice, Toda injusticia es pecado. (V.5:17)

También desea establecer una medida para que los verdaderos creyentes puedan detectar a los falsos que se infiltran. La iglesia primitiva estaba infestada de ellos, tal como lo está actualmente. Esa medida incluye áreas como la fidelidad a la iglesia, permanece para siempre, 2:17, amando a nuestros hermanos y no manifestando odio hacia ellos. La característica más importante, sin embargo, es la justicia, no practicar una vida de pecado.

Si analizamos el verso 16 a la luz de estos propósitos, se aclara mucho más y encaja dentro de la regla hermenéutica de que los textos confusos deben ser interpretados a la luz de los más claros.

En su Amor

Roger

Capítulo 6: ¿Quién creó el pecado?



Roger,

Un estudiante me preguntó “¿Quién creó el pecado? Si Dios es el Creador de todo lo existente, lo lógico es que Dios también creó el pecado y por lo tanto es el autor del mal” Luego me desafió a mostrarle un verso específico de la Biblia donde diga que fue Satanás y no Dios quien creó el pecado. ¿Puede ayudarme a responder?

José

………………..


Querido José:

¿Por qué necesita su alumno un versículo para probar este punto? Bajo nuestros estándares doctrinales no es necesario que todo cuanto creemos deba basarse en un texto específico sino que se puede deducir…por buena y necesaria consecuencia. i Esto significa que la conclusión es inevitable al aplicar la lógica.

No contamos con análisis en las Escrituras sobre la Trinidad o sobre si las mujeres pueden tomar la comunión o sobre otros asuntos y prácticas comunes a los cristianos. Las basamos en consideraciones inevitables en la Biblia, aunque no estén explícitamente enunciadas.

En numerosos textos vemos que Dios es santo, justo y que nunca tienta a nadie. Esto es suficiente para deducir que Dios no puede ser el autor del mal. El peso de prueba, por tanto, cae sobre el alumno, en cuanto a mostrar que Dios y no Satanás es el autor del mal.

Usted podría devolver la pregunta al alumno en esta forma absurda: Sí, la Biblia dice que Dios es santo. Pero no dice que no es impío. Por lo tanto, quizás Dios no sea santo al fin y al cabo. Así queda expuesto lo irracional de su pregunta.

Dios no nos trata como a niños, incapaces de conectar dos puntos en un papel. El asume que somos adultos capaces de simples razonamientos como: si no es X, es Y. O, si no es Dios, entonces es Satanás. O, si Dios no es el que tienta y Satanás lo es, quién es el que tienta?

También puede ayudar si le muestra al estudiante la diferencia entre control y manipulación. Un prisionero se encuentra bajo el control de un carcelero. Esto significa que el carcelero limita las oportunidades del prisionero de cometer errores. Al ser soltado, obtiene más libertad para cometer lo malo. El carcelero no es el autor del mal que un prisionero liberado comete.

Si un hombre tiene un hijo que comete un asesinato, ¿ejecutamos al padre? Aunque los padres son los creadores del hijo, esto no les transforma en causantes del crimen.

Espero que esto le ayude.

Roger


Capítulo 7: ¿Pueden los calvinistas explicar el mal?

Roger,

Un amigo me ha dicho que los calvinistas no podemos explicar el problema del mal desde su perspectiva teológica. ¿Cómo responderle?

Pablo

……………


Querido Pablo,

¿Que los calvinistas no pueden explicar la existencia del mal? ¡Qué afirmación tan rara! ¿Qué rama teológica ha podido explicar alguna vez la existencia del mal?

La Biblia llama al mal, el misterio de la iniquidad. (2Tes. 2:7) Por lo tanto, el mal es un misterio. ¿Acaso su amigo ha resuelto este misterio con el cual los teólogos han luchado a lo largo de la historia? Si lo ha resuelto, el mundo espera escucharlo. ¡Dígale que lo haga en seguida!

Agustín comentó algo como,parecería como si Dios consideró mejor que el mal existiera temporalmente que si nunca hubiera existido.” Eso es lo obvio y tal vez sea mejor dejarlo allí.

El mal, por definición, es algo malo. No es lo mismo que decir que el hecho de que existe sea malo. Ejemplo: la crucifixión de Cristo fue una injusticia y las injusticias son malas. Sin embargo, la existencia de esta injusticia es algo bueno, pues nos salvó.

Otra forma de describirlo es decir: Todo lo que se debe mostrar es que el bien no puede venir del mal, y habrá validado su afirmación sobre los calvinistas. Si su amigo afirma que algo bueno no puede salir de lo malo, entonces que explique la cruz. Si está de acuerdo con que algo bueno puede salir de lo malo, entonces ya ha obtenido la explicación que tanto él como los calvinistas necesitamos hasta que Cristo vuelva.

¿Esta respuesta le ayuda?

Roger


Capítulo 8: ¿No es el Nuevo Testamento ilógico?

Recibido de un escéptico que encontró un artículo en nuestra página web:



En su ensayo sobre la gracia irresistible, parece implicar que aunque hayamos escuchado el mensaje y asistido a la iglesia por años y leído el Nuevo Testamento completo dos veces, pero igual lo encontramos ilógico y sin sentido, que no se puede ser salvo.

¿Cómo puedo creer en algo que no creo?

Javier,

---------------

Estimado Javier:

Normalmente paso por alto cualquier correo que parezca reflejar más animosidad que una seria búsqueda de la verdad. Por lo general, se trata de dos ruedas que giran infinitamente sin progreso en ninguna dirección.

Su pregunta me interesa porque es raro encontrar que alguien que no sea un cristiano comprometido, haya leído dos veces el Nuevo Testamento. Primero deseo comentar en su reacción, antes de contestar su pregunta.

Cuando alguien denomina ilógico sin sentido a algo, a menudo está expresando su disgusto, no necesariamente un comentario acerca del funcionamiento de la lógica misma. No les gusta el mensaje porque les hacer sentir incómodos. Pocos de aquellos con quienes he hablado, tienen una idea clara de las reglas de la lógica y si el mensaje se ciñe a dichas reglas.

Supongo que usted sostiene que el mensaje es falso, no que las ideas sean contradictorias entre sí. Usted tiene el derecho a lo primero, pero no a lo segundo.

¿Por qué? La lógica es como la matemática. Excluye opiniones y puntos de vista. Toda línea de razonamiento puede ser reducida a símbolos y demuestra si es o no consistente. Si las proposiciones de un argumento tienen o no que ver con la realidad es otra cuestión.

Supongamos que alguien dice, Su matemática no vale. Puede ser. ¿Acaso descuidé transponer un número? ¿Puse mal los decimales? Muéstreme. Si la persona no puede demostrarlo, está expresando inventiva, NO lógica.

Puede que mi matemática no tenga nada que ver con algo real. Eso no viene al caso cuando trata de la consistencia de la lógica. Es lo que los filósofos quieren decir cuando describen la diferencia entre validez y verdad.

Si es que su frase ilógico sin sentido significa que usted rechaza el Nuevo Testamento porque contiene inconsistencias racionales, se ha asestado un golpe de muerte a su objeción. Tal afirmación es contraria a los hechos, como el ejemplo anterior. El mensaje del Nuevo Testamento sigue lógicamente de las premisas dadas. No sé si alguien las habrá reducido a lógica simbólica, lo cual se puede hacer y mostraría consistencia interna.

Debería mostrarse el punto ilógico. ¿Acaso un apóstol cometió una falacia non sequitur? Si no es así, usted no pude decir que el Nuevo Testamento es un sinsentido ilógico, sin importar cuántas veces lo haya leído.

Filósofos no cristianos, incluso ateos, han notado la consistencia interna del cristianismo bíblico. Recientemente leí un comentario sobre esto por del fallecido ex ateo Mortimer Adler. El ex presidente de la Sociedad Británica de Ateísmo, Anthony Flew, quien se volvió teísta, aunque no cristiano, también admitió tal cosa.

Si usted desea cuestionar al cristianismo bíblico, permítame sugerirle cómo mejorar en su intento. Cuestione las presuposiciones: ¿Existe alguna verdad absoluta? ¿Hay un Dios? Si es así, ¿cuáles son sus atributos? ¿Cómo sabemos esto? ¿Es la revelación contraria a la razón? ¿Qué evidencia histórica existe para las afirmaciones del Nuevo Testamento?

Al proceder así, usted se estaría acercando al tema razonando y mostrando un genuino interés en la búsqueda de la verdad.

En cuanto al significado de la gracia irresistible de mi ensayo:

Ese ensayo es un capítulo de un manual escrito para mis alumnos de Teología. He colocado algunos capítulos para facilitar el enfoque en temas sin tener que buscar por todo un manual.

La respuesta a su pregunta del primer párrafo es NO. No quise decir que sea imposible la salvación incluso si algunos la deseen, solo que los pecadores están contaminados de pecado en toda parte de su ser. Son incapaces de arrepentirse y confiar en Jesús, a no ser que Dios primero haga un milagro en ellos. Ese milagro incluye un cambio en sus percepciones sobre su propia condición, el valor de Cristo y la necesidad de arrepentirse.

Su palabra mensaje debe aclararse. No estoy seguro de qué habrá usted estado escuchando en la iglesia. Tampoco estoy seguro de si usted entiende el Nuevo Testamento, aún cuando lo haya leído dos veces.

El mensaje del Nuevo Testamento tiene dos partes simples: arrepentimiento ante Dios y fe en Nuestro Señor Jesucristo. Hechos 20:17. Este aspecto dual expone algo en la mayoría de escépticos que he conocido.

Tengo un pariente que no es cristiano, aunque es teísta. Me explicó que no cree en Jesús. Antes que discutir con él, le mencioné este versículo y le pregunté cuál es la razón de no hacer lo primero…arrepentirse ante Dios. El no pudo contestar, así que le animé a que fuera a su casa y confesara sus pecados a Dios, y pida a Dios que le muestre algo más que debería hacer para agradarle.

¿Lo hizo? NO. Mi objetivo era exponer su hipocresía. Su rechazo hacia Cristo es producto de su autonomía pecadora, no de sus consideraciones intelectuales. Cuando sus pecados lo agobien y vea su autonomía como rebelión, él hallará una miríada de razones para confiar en el Señor Jesucristo.

La similitud de este caso al suyo, queda a su propia conciencia.

Su última pregunta “¿Cómo puedo creer algo que no creo? No puede hacerlo, por supuesto. Ningún cristiano se lo pediría tampoco.

Primero, ¿qué tiene eso que ver con el arrepentimiento ante Dios? Asumo que usted cree en Dios. No puedo concebir por qué un ateo estaría asistiendo a la iglesia por años y hubiera leído el Nuevo Testamento dos veces.

Segundo, su definición de creer debe estar sesgada. A un cristiano esto le suena a que usted está preguntando más bien ¿Cómo puedo confiar en una Persona en quien no puedo confiar… i.e. Jesús) ¿Qué encuentra en él no confiable? Esto no significa un salto ciego a una fe sin base en hechos. Significa una confianza basada en conocer su personalidad y poder.

Este es el mensaje del Nuevo Testamento y nada aquí es ilógico. Espero que esto aclare el asunto. Mi esposa y yo oraremos por usted.

Roger


Nota: en subsiguientes correos con este joven, supimos que estaba luchando con la homosexualidad. Como suele suceder con los escépticos, su problema era algún pecado oculto, no las consideraciones intelectuales. Su última carta expresó – lamentablemente- su decisión de buscar su autonomía, en base de que el Nuevo Testamento no aprueba su pecado.

Capítulo 9: ¿Quién creó a Dios?



Roger:

Tengo un buen amigo que no es creyente y a quien le gusta juguetear con la filosofía. Es muy inteligente y a veces me hace preguntas que no puedo contestar. Una de ellas fue ¿Cuál es el origen de Dios? Usted dijo una vez haber discutido esto con alguien. ¿Cuál fue su explicación?

Josué

--------------

Querido Josué:

En su pregunta se confunde la diferencia entre auto-creado y auto-existente. La primera es irracional, pero no la segunda.

El solo sugerir que algo se haya creado a sí mismo viola toda lógica. Un ente tendría que existir antes de existir para poder auto crearse. Esto es un enunciado carente de sentido y contradice su propia premisa.

Ninguna ley lógica es violada al decir que algo pueda existir eternamente como una realidad no creada. Esto no es auto-creación. De hecho, hay una línea lógica que lo requiere.

Tal línea lógica es la llamada ley de causalidad. En términos llanos, se la conoce como la ley de causa y efecto. Esta ley dice que cada efecto debe tener una causa por la misma definición de la palabra efecto.

Lo que es más, la causa deber ser igual o mayor que el efecto. Si usted va a lanzar una piedra, la fuerza de su brazo debe ser mayor que el peso de la piedra.

Este supuesto de causa suficiente es básico a toda la realidad y aspecto de nuestra existencia. Si nos ponemos a cuestionar su absoluta validez, todo lo racional se hace imposible, incluido el conocimiento, la razón y la ciencia.

Esto, de paso, no es lo mismo que decir que todo deba tener una causa; sino que todo efecto debe tener su causa. O sea que cada evento debe tener una causa. Esto, de nuevo, no es lo mismo que decir que cada cosa que pasa debe tener una causa.

Otra forma de explicar el Argumento de causa primera es decir que todo lo que está en movimiento o que cambia, algo debe haber iniciado ese cambio o movimiento. En algún punto, la causa de todo cambio y movimiento debe ser algo que ha existido desde la eternidad y por lo tanto, es permanente. La sucesión debe terminar en algún lugar o si no, nada podría ser iniciado.

Por otra parte, si existiera un momento dado en que nada ha existido, ni siquiera Dios, entonces nada podría existir ahora. Algo debe existir desde toda la eternidad como la base de todo lo demás, sus movimientos y los cambios y es una entidad sin una causa.

Esto es lo que los teólogos quieren decir cuando dicen que Dios es un ente necesario. Lo que significa es que Dios NO puede NO existir. Sin una causa primera, no puede haber causas secundarias. Si esta línea no fuera válida, igual lo sería todo el conocimiento.

Debido a que la Primera Causa debe ser igual o superior a su efecto más obvio, el universo, ésta debe mostrar ciertos atributos. Primero, debe ser eterna, como se lo demostró ya.

Segundo, debe ser infinitamente poderosa porque la energía para la creación del universo no tiene otra fuente aparte de sí misma.

Tercero, debe ser omnipresente ya que vivimos en un universo de billones de años luz de diámetro.

Debe ser infinita en todos los aspectos, pues de otra manera, su energía podría perderse en algún momento. De esto se deducen los tres atributos incomunicables: omnipotencia, omnisciencia y omnipresencia.

Esta conclusión también lleva a ver que la Primera Causa debe ser de una cualidad y tipo de existencia infinitamente diferente a cualquier otra cosa creada. Eso lo llamamos trascendencia. Si esto no es Dios, ¿qué otra cosa podría ser?

Espero que esto le ayude a su amigo

Roger


Capítulo 10: ¿Cómo debo tratar con un líder incompetente

Estimado Sr. Smalling,

Trabajo en una organización cristiana, donde mi supervisor me da órdenes, luego olvida que las ha dado y me culpa del resultado. Ya no confío en él y necesito saber cómo tratar con esta persona.

Siempre he sentido que Dios es quien designa a quienes son mis líderes, de manera que si me opongo a mi supervisor, estaría yendo en contra de Dios. Sé también que debo compartir en el sufrimiento de Cristo y no quiero entristecer al Espíritu Santo. Solo necesito saber cómo someterme a esta autoridad que parece ser incompetente.

Raquel

-------------

Querida Raquel:

Lo he sufrido en carne propia.

Partes de mi libro LIDERAZGO CRISTIANO fueron inspiradas por el estrés de tener que trabajar bajo líderes incompetentes. Creo que lo único peor sería una enfermedad terminal.

He dicho tener que trabajar porque eso era lo que yo suponía. A la larga, pude caer en cuenta de que no tenía que hacer tal cosa. Yo había decidido hacerlo, simplemente porque pensaba que era mi tarea como cristiano, el someterme a líderes incompetentes. No encuentro ningún mandato en el Nuevo Testamento en que se nos ordene a los cristianos someternos a ese tipo de liderazgo, cuando éste genera estrés y descontento en nuestro caminar con Cristo.

Alguna vez, alguien me aconsejó: -Cargue el estrés en aquellos que lo causan. Si no encuentra formas de hacerlo, entonces retírese.

Afortunadamente, he tenido formas de cargar ese estrés sobre los que lo causaron pues nuestra denominación tiene un sistema de cortes dentro de la iglesia. Por tanto, podía usar la amenaza de una corte, junto a documentación requerida, para obtener resultados. Las disculpas llegaban. El estrés se aliviaba.

En otra circunstancia, un amigo me aconsejó: -Roger, debes comenzar a orar que Dios te lleve a gente íntegra con quien trabajar. Eso fue como un soplo divino a mi espíritu. Supe que Dios me estaba indicando: -No debes trabajar con gente sin integridad.

Fue así cómo llegué a otra organización, donde nos tratamos con la cortesía y respeto acorde a la imagen de Dios y como colegas en el ministerio. Un verdadero oasis.

En resumen, debe comprender sus derechos en Cristo. Nadie tiene el derecho moral de pasar por alto la dignidad que Dios le otorga ni de maltratarle. Corregir errores es un asunto aparte.

Usted tiene derecho:



  • A ser tratada con el respeto y gentileza debidos a todo ser humano.

  • A ser feliz. Cristo compró la felicidad para usted. No permita que nadie se la robe.

  • A estar libre de acusaciones sin fundamento o ser echada la culpa por otro.

  • A acudir a un mediador y presentar sus problemas a su autoridad espiritual, sea a su esposo y/o a los líderes de su iglesia. Estos no son chismes. Esto cae bajo la responsabilidad suya y de la organización. Usted no está obligada a sufrir en silencio.

Su líder o supervisor no tiene el derecho a :

  • Tratarle con desdén.

  • Culparle por los errores que él comete.

  • Exigir autoridad espiritual sobre usted o de ser su consejero espiritual. Esta es una función de su esposo en primer lugar, y de los líderes de su iglesia. Su supervisor tiene –únicamente- derechos administrativos sobre usted. La condición de ser una organización cristiana es irrelevante.

Unas sugerencias:

  • Aclare a su líder que necesita las directivas por escrito para evitar malos entendidos.

  • Mantenga por escrito una lista de incidentes.

Si llega el momento en que deba defenderse de esta persona, delante de autoridades más altas, usted dispondrá de un portafolio de hechos. Usted no necesitará acusarlo ante sus superiores. Los papeles mostrarán la verdad y los superiores llegarán a sus propias conclusiones en cuanto a la competencia o incompetencia.

  • 3. Usted indica que nunca le he dicho a nadie sobre esto que él hace. ¿Por qué no? Usted tiene el derecho a un grupo de consejeros personales que le guíen en este problema. Esto no constituye chisme. Su esposo, y tal vez un par de creyentes maduros podrían ser su comité personal de consejeros que le ayuden.

Si se halla en una posición de ser acusada, solo diga: Vuelvo después de discutirlo con mi grupo de apoyo de la iglesia.

En resumen, refuto algunas de sus suposiciones.



  • Su analogía sobre Cristo y su sufrimiento es errada. ¿Por los pecados de quién está muriendo usted? Jesús sufrió persecución por defender la verdad. Usted no está sufriendo persecución. Lo que usted sufre es por la ineptitud de un líder en una institución que – de paso- es cristiana. Su condición de cristiana no justifica la ineptitud ni le excusa a ese líder de su responsabilidad.

  • Usted también dice que no quiere entristecer al Espíritu Santo. Es posible que el Espíritu Santo ya esté entristecido por razones que usted ni se las sospecha. Puede ser porque usted ha permitido un abuso a la imagen de Dios. Esa imagen es usted misma.

  • Otra suposición cuestionable es, “Solo necesito saber cómo someterme a dicha persona.”

No tiene que someterse. Lo que debe hacer es lidiar con este maltrato. Es tan errado someterse en silencio al maltrato de un cristiano, como lo es que él la maltrate. Jesús dijo : Si tu hermano peca contra ti, repréndelo

Uno de los mejores supervisores con quien he trabajado, dijo que una vez se hallaba en un dilema del mismo tipo que yo pasaba. El me dijo, Me di cuenta que tenía tres opciones: Cambiar a la otra persona, cambiarme a mí mismo o cambiar de circunstancias. En el caso de él, llegó a la conclusión de que las dos primeras eran imposibles, entonces se retiró de ese trabajo y vino a ser el jefe de departamento de un ministerio mejor que el anterior.

En su caso, va a requerir una gran dosis de valentía moral, haga lo que haga. Esto puede ser lo que el Espíritu Santo quiere que aprenda por esta experiencia.

Aprecio mucho su dedicación a la obra del Señor. Oraremos por usted.

En Cristo,

Roger


Capítulo 11: ¿Pueden las mujeres predicar en la iglesia?

Un creyente colombiano, que iniciaba una iglesia reformada, me escribió preguntando sobre las limitaciones de las mujeres que desean hablar a la congregación. El dice:



Me gustaría saber su opinión sobre el rol de las mujeres en la iglesia. Nosotros aceptamos la sumisión de las mujeres en la iglesia y creemos que ellas no pueden ser ordenadas, que no pueden predicar o tener autoridad sobre los varones, ni gobernar en la iglesia, pero tenemos dudas sobre algunas de las aplicaciones de esto.

Tenemos una hermana, graduada en sicología, quien se ha ofrecido para dar algunas charlas en la iglesia sobre la sicología desde una perspectiva bíblica. Nos preguntamos si esta hermana debe dar las charlas solamente a las mujeres o también a mi y a otros varones.

Sergio

Mi respuesta fue,

Querido Sergio,

Evidentemente, Dios está concediéndole ocasiones para definir los parámetros de trabajo de su iglesia, lo cual indica que Dios considera sus esfuerzos merecedores de gran atención, indicando que su trabajo tiene futuro.

Antes de contestar la pregunta, me gustaría repetir algo que dije anteriormente. Recuerde la diferencia entre una ley y un principio. Las leyes son absolutas. Violar una ley es una transgresión. Un principio, en cambio, es una idea general para guiar en la práctica ordinaria. Violar un principio no es necesariamente una transgresión y puede tener muchas excepciones.

Tal como hice en la correspondencia previa, prefiero exponer algunos principios como puntos de referencia en lugar de dar una respuesta simplista.

El asunto involucra una pregunta simple: ¿ejercerá esta mujer una función que es del dominio exclusivo de un ministro ordenado? A través de toda la Biblia, ciertas funciones aparecen como de dominio propio y exclusivo de los ministros ordenados, las cuales son:


  • La proclamación de la Palabra de Dios a la congregación durante el culto.

  • La administración de los sacramentos.

Estas funciones implican autoridad espiritual sobre el pueblo de Dio mediante la predicación y la enseñanza.

Tanto los sacerdotes del Antiguo Testamento como los ministros del Nuevo Testamento parecen tener estas funciones. En teología, las llamamos "funciones sacerdotales", las cuales normalmente se celebran en los cultos formales.

Por tanto, con respecto a la propuesta de esta dama en su iglesia, yo me haría estas preguntas: ¿Se convocó la conferencia a la misma hora y en el mismo lugar donde la congregación se reúne normalmente para el culto público? ¿Es el propósito de la reunión exponer la Palabra de Dios a la congregación? Basado en la información que usted me da, concluyo que el propósito de la reunión no es el culto público. Lo que ella va a exponer es sicología, no la Biblia. No es un sermón. No es una lección bíblica. Es una conferencia.

No encuentro ninguna violación de los principios bíblicos aquí porque nada de esto tiene que ver con las "funciones sacerdotales".

Como líder cristiano, es su responsabilidad proveer a todos los miembros de la iglesia amplias oportunidades para que ellos puedan manifestar sus dones, cualesquiera que estos sean.

Usted sabe esto o no haría la pregunta. Una mujer puede poseer cualquier don espiritual, incluyendo el mayor en esta dispensación, es decir, la enseñanza, pero ella no puede duplicar las funciones de un ministro ordenado, administrando la Palabra de Dios y los sacramentos a la congregación.

Algunas iglesias reformadas han pecado contra las mujeres al no permitirles expresar ampliamente sus dones. Hacer esto es un error, tan serio como el ordenarlas. Si yo tuviera que escoger, preferiría una mujer que traspase las limitaciones bíblicas inadvertidamente, antes que despojarla de sus dones. Obtener una cosa que no merecemos parece más consistente con la gracia que echar a perder una bendición que ya tenemos.

Por tanto, si debe arriesgarse a cometer un error, hágalo en el lado de la libertad mas bien que en el de la ley. Las oportunidades de agradar a Dios son mejores. Ignore a los fariseos.

Afortunadamente es fácil evitar los riesgos. Las iglesias reformadas hacen esto para tener una mujer parada en frente del púlpito. Esto, no es porque el púlpito sea sagrado. Ningún mueble, en esta dispensación es sagrado.

Pero, en las mentes de muchas personas de la congregación, el púlpito representa el lugar donde la autoridad espiritual y el liderazgo son expresados a través de la predicación de la Palabra.

Ayuda también en hacer las reuniones en otra sala que la sala principal donde se celebran los cultos. Otra forma de evitar confusión es disponer que un anciano presida las reuniones. La reunión puede ser anunciada así” “Conferencia sobre Sicología Cristiana. Expositora: Dra. Sánchez. Preside: Anciano Fulano".

De esta forma queda muy claro que no es su intención causar confusión entre el rol de un ministro y el rol de la mujer compartiendo sus conocimientos especiales. Sin embargo, tenga cuidado de crear muchas reglas y restricciones. Sería un error ridículo comenzar una iglesia dedicada al concepto de la gracia y al mismo tiempo atarla con un montón de reglas. Recuerde este dicho: " La cosa que las leyes producen más, es más leyes". Mejor aún, recuerde este pensamiento de Pablo......



Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos el yugo de esclavitud. Ga. 5:1.

En los lazos de libertad,

Roger




Compartir con tus amigos:
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad