Por una nueva esfera pública



Descargar 0.54 Mb.
Página1/12
Fecha de conversión01.05.2018
Tamaño0.54 Mb.
Vistas317
Descargas0
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

por una nueva

esfera pública

la experiencia del


PRESUPUESTO PARTICIPATIVO
Nilton Bueno Fisher y Jaqueline Moll

(compiladores)



autores:

Ladislau Dowbor

Tarso Genro

Raul Pont

Luciano Fedozzi

Luiza Helena Moll


Ángel Merino

Tomás Villasante

Jaqueline Moll

Nilton Bueno Fischer

del libro original en portugués

Por uma Nova Esfera Pública – a experiência do orçamento participativo” compiladores Nilton Bueno Fisher, Jaqueline Moll



Edit. Vozes, 2000, Petrópolis

Traducción1: Jorge Dobal

del Área de Presupuesto Participativo

Instituto de Estudios y Formación

Director: Claudio Lozano

CTA – Central de los Trabajadores Argentinos

SOLAPA DE TAPA

La reformulación de las funciones del Estado en el mundo actual sólo puede pro­ce­sarse a través de un “shock democrático” con la disolución de las barreras burocráticas que separan al Estado del ciudadano común. Por otra parte, el llamado a una participación directa de los ciudadanos por el control, la elaboración y la ejecu­ción del Presupuesto -que es por donde pasa el poder real del Estado y son mediados los intereses grupales de clase- puede ser la base de este vuelco regenera­tivo de la democracia.

Este desafío para las democracias requiere dos niveles de reflexión. Uno teórico y otro práctico. Una re­flexión sobre las nuevas formas institucionales capaces de promover un “nuevo contrato social” en la mo­dernidad, forjar no sola­mente un nuevo tipo de Estado, y también un nuevo pensar sobre una reno­vada socia­bilidad, una práctica cotidiana de la ciudadanía que ex­prese un modo superior de vida.

Por una Nueva Esfera pública: la experiencia del Presupuesto Participativo” reúne dis­tintas mi­radas en torno a dos aprendizajes que se producen a partir de esta experiencia de demo­cracia y parti­cipación que, rompiendo con la discontinuidad común en el campo de las políticas pú­blicas brasileñas, ya cumple 12 años.

Al lector lo invitamos para que acompañe atento los diversos argumentos que a lo largo del libro se com­ple­mentan y buscan provocar a fin de alcanzar un calificado foco de reflexión.

Lo positivo de esta práctica social, el PP, está presente en los análisis desde la perspectiva del Ejecutivo Mu­nicipal, mediante la palabra de dos prefectos de PoA así como en los textos de investigadores de la propia ciudad y de fuera del país.

La circulación de esta información se instituye como el objetivo central de la obra: esta innovación puede y debiera ser trasladada a otros territorios, a otras lecturas, a otros actores, para poder ser recreada.




Sumario





título

autor

páginas


-


Prólogo para esta versión


Jorge Dobal


4 - 6


-


Presentación de los compiladores



Jaqueline Moll

Nilton Bueno Fischer


7


-


Prefacio


Ladislau Dowbor


8 - 10

1



Co-gestión: reforma democrática del Estado


Tarso Genro


11 - 16

2



Democracia Representativa y

Democracia Participativa



Raul Pont


17 - 22

3



Presupuesto Participativo y Esfera Pública


Luciano Fedozzi


23 - 49

4



Una herramienta para ejecutar políticas públicas ecológicas: Presupuesto Participativo



Luiza Helena Moll


50 - 61

5



Gestionar las ciudades desde la participación: el Presupuesto Participativo.

La experiencia de Porto Alegre



Ángel Merino



62- 74

6



Porto Alegre

en comparación con sus retos




Tomás Villasante



75 – 84

7



Pedagogías en los tiempos del

Presupuesto Participativo en Porto Alegre:

posibles implicancias educativas

en la ampliación de la esfera pública




Jaqueline Moll

Nilton Bueno Fischer



85 - 99

Prólogo para esta versión


¿A quién puede interesarle este libro? Suponemos que a tres destinatarios:

  1. a quien el tema Presupuesto Participativo (en adelante PP) le despierte marcada curiosidad. Por fuerza tiene que ser marcada ya que si no lo fuese el interés no daría para leer más de cien páginas de un libro que, mirado a la ligera, puede parecer poco atractivo;

  2. a quien conoce el tema, valora su importancia como herramienta política para el cambio social y está en busca de los caminos para su implementación;

  3. a quien percibe lo relevante del tema, prevé su significación y, en la medida que cuenta con cierto poder (que quiere conservar), trata de capacitarse para seguir esquivando el asunto, postergando su puesta en práctica, dilatando su aplicación.

Esta última es una variante para tener muy en cuenta ya que quienes estamos enrolados en el grupo del medio venimos siendo cercados por ésta especie. Siempre creí, y de hecho la historia avala esa creencia, que quienes mejor estudiaron y entendieron los textos revolucionarios fundamentales no fueron sus previsibles destinatarios y supuestos ejecutores sino sus antagonistas, que los supieron usar como fuente defensiva de sus intereses e incluso para ir dominando en la puja y diferir, lo más posible, el cambio. Y qué duda cabe que lo vinieron consiguiendo.

Llevar esta obra a nuestro idioma persiguió varios propósitos:



  1. acercar, sin barreras idiomáticas, la ejemplar experiencia brasileña sobre el tema PP. En particular, la aplicación de este instrumento por parte de aquellos que podría decirse fueron sus pioneros, que lo vienen probando y desarrollando con éxito a lo largo de más de una década, vale decir, los ciudadanos y funcionarios políticos del gobierno de la ciudad de Porto Alegre;

  2. aportar argumentos útiles para disipar dudas sobre:

  1. democracia participativa,

  2. Presupuesto Participativo

  3. esfera pública no estatal,

y su vinculación entre sí;

  1. desenmascarar actitudes ficticias o contradicciones amañadas como es, por un lado, llamar PP a prácticas que distan de serlo (en alguna ciudad cercana se dice aplicar este sistema y ello está bastante lejos de ser así; el PP no es sólo adoptar el nombre y acercarse a él con algún mínimo rasgo participativo; para que merezca tal nombre su aplicación debe ajustarse en lo esencial a la práctica concreta, similar a lo que se hace en PoA) o, por otro lado, el haberle dado un encuadre jurídico de alto vuelo como fue incluir la figura del PP en la Constitución de la Ciudad para después ignorarlo en su aplicación por más de un lustro, tal lo ocurrido en nuestra ciudad de Buenos Aires. Oponerse al PP equivale a retacear la participación democrática en lo que quizás sea el más acabado y contundente marco de aplicación. Es menguar la propia democracia en una medida que la termina invalidando;

  2. advertir que los encuadres legales pueden quedar distanciados en proporción relativa y de signo negativo a su importancia ya que el PP en Buenos Aires, pese a estar consagrado en la propia Constitución de la Ciudad, sigue sin aplicarse a través de los años mientras que en Porto Alegre el PP funciona con, además de la voluntad política concertada, una simple ordenanza municipal que se modifica al ritmo de la experiencia en tanto se autoreglamenta. O sea, que la práctica popular es la que permite ir definiendo su encuadre funcional, institucional y legal. Toda herramienta se define y potencializa en el acto de su propia aplicación;

  3. resaltar que aun cuando la responsabilidad del retraso de la aplicación del PP cae en mayor grado en la clase política con función legislativa y ejecutiva ya que ella tiene en sus manos la posibilidad de impulsar los medios para disponer su instalación, también hay quienes en algún sentido comparten dicha responsabilidad: p/ej algunos actores de la dirigencia gremial que conociendo bastante el tema no lo promocionan con decisión ni aun entre los afiliados a sus propios gremios;

  4. acordar que la construcción de una alternativa democrática no es posible apoyarla tan sólo en su mera declaratoria sino que requiere la existencia de un marco adecuado con una cierta posibilidad para su desarrollo, capacidad que innegablemente tiene el PP;

  5. revelar que la construcción de una “esfera pública no estatal” precisa interactuar con un estado popular y dinámico que, para que este pueda llegar a ser, debe nutrirse recíprocamente de un expandido protagonismo popular y participativo al estilo, por ejemplo, de esta novedosa y singular herramienta que es el PP;

  6. señalar que el ejercicio continuado y en aumento del PP tiende a replantear las relaciones del poder político en beneficio del quehacer democrático por cuanto quiebra los viejos y nocivos esquemas del verticalismo, personal o partidario. En su esencia tiende a rechazar cualquier hegemonismo que no sea el del propio pueblo desde el ejercicio vital de su plena soberanía;

  7. demostrar que la implementación creciente del PP en Porto Alegre no es el producto de una jugada de inspiración política aleatoria a cargo de algún iluminado ocasional, ni tampoco el de una burda especulación electoralista. Es el resultado de largos años de experimentación y búsqueda y de la coherencia profesional de muchos cientistas sociales brasileños que desde hace tiempo vienen realizando una inteligente y valiente introspección de la realidad política y social de su país y, principalmente, es el fruto de la claridad conceptual, profundidad analítica, sentido de la perspectiva histórica, congruencia ejecutiva –más allá de los secundarios disensos formales que puedan existir– y, por cierto, de la osadía constructiva de los actores políticos que lo aplican;

  8. convenir en la significación del crecimiento en escala espacial progresiva que se inició en el Brasil con la aplicación del PP, comenzando desde el reducido ámbito municipal de Porto Alegre, a poco de andar imitado por otras ciudades también del Brasil, expandiéndose ahora al estado de Rio Grande do Sul, lo que implica incorporar el PP nada menos que al estado con sus 467 municipios y así sucesivamente, con la predecible perpectiva de llegar a lo nacional y al mismo tiempo comenzar a repicar en varios otros lugares, ciudades, provincias o departamentos y luego a países por dentro y por fuera de las fronteras brasileñas. El PP representa un sensible cambio en la cultura política de los pueblos y como tal su aplicación requiere un proceso gradual condicionado, por supuesto, a la capacidad y cantidad de los actores políticos y técnicos con verdadera vocación democrática encargados de conducirlo. Su alcance y grado de expansión se ajusta a la metáfora de la piedra caída sobre las aguas quietas del estanque con sus ondas extendiéndose hasta llegar a las orillas más remotas;

  9. incorporar, a partir del punto anterior, los elementos para debatir la cuestión de que si el PP es susceptible de ser llevado fuera de su ámbito de creación y aplicación original (ciudad Porto Alegre – país Brasil). Hay algunas posiciones que, aunque cueste creerlo, niegan esa idea, actitud que además de carecer de consistencia, sirve para abonarle el terreno a quienes tienen personales intereses en cerrar los caminos a la participación democrática;

  10. promover, del mismo modo, la discusión entre el criterio que sustenta la importancia que el PP tiene para la construcción de una democracia en profundidad y los que le asignan a esta herramienta un mero carácter accesorio de índole reformista o pequeño burguesa.

Es muy posible que se hayan escapado, en estos señalamientos, algunos otros motivos de importancia que, por supuesto, podrán agregarse a la lista consignada o, del mismo modo, que haya enfoques que discrepen con los expuestos. Lo más rico que ofrece un ejercicio como el que encarna el PP es la apertura incesante que puede ir surgiendo a partir de su aplicación (la participación popular) como práctica permanente y creciente. Por todo esto es que creímos importante hacer este trabajo de traducción, para que este material pudiera ser abiertamente difundido y discutido entre nosotros.

El PP es posible a partir de una estrecha interrelación entre el sector social, muy en especial las organizaciones y movimientos sociales, y los actores políticos que lo promuevan para conseguir derribar las barreras que se le resisten y lograr su pronta, efectiva y creciente puesta en marcha.


Jorge Dobal

Área de Promoción del Presupuesto Participativo

Instituto de Estudios y Formación

CTA

Buenos Aires, Noviembre de 2001.






Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos