Planteamiento Curricular Ambientes de aprendizaje Lic. Luis Alberto Pech Chan



Descargar 135.1 Kb.
Fecha de conversión23.12.2018
Tamaño135.1 Kb.
Vistas40
Descargas0

Planteamiento curricular

Ambientes de aprendizaje

Planteamiento Curricular

Ambientes de aprendizaje

Lic. Luis Alberto Pech Chan (1)

Lic. Ana Lilia Rueda Puc (2)
Unidad de Servicios de Apoyo a la Educación Regular no. 14.

Unidad de servicios de apoyo a la Educación Regular No. 46

Secretaria de educación del estado de Campeche

Avenida Maestros Campechano s/n, Colonia Sascalum

Sn. Fco. de Campeche, Campeche. México

e-mail:pechluis204@gmail.com

alrueda71@hotmail.com

(1) Lic. En Educación Especial en Problemas de Aprendizaje, Director de la Unidad de Servicios de Apoyo a la Educación Regular N. 14.

(2) Lic. En Educación Prescolar, Lic. En educación especial en el área de Deficiencia Mental, Maestría en Psicología y Orientación. Directora de la Unidad de Servicios de Apoyo a la Educación Regular N. 46.

AMBIENTES INCLUSIVOS DE APRENDIZAJE

Resumen
El modelo educativo y la propuesta curricular para la educación obligatoria 2016, establece que en la educación se proponga formar a los estudiantes con la convicción y capacidades necesarias para contribuir a la construcción de una sociedad más justa e incluyente, respetuosa de la diversidad, atenta y responsable hacia el interés general. De ahí que las prácticas educativas necesiten transformarse para cubrir las expectativas y demandas de las sociedades actuales; día a día el docente debe realizar cambios en el proceso enseñanza a aprendizaje y proporcionar las condiciones necesarias que le permitan indagar, construir, problematizar, comprender, motivar y asimilar los contenidos y campos educativos y de su vida diaria.

Este modelo se sustenta en 14 principios pedagógicos, de los cuales 7 de ellos fundamenta los ambientes de aprendizaje: Enfocarse en el proceso de aprendizaje, diseñar situaciones didácticas que propicien el aprendizaje situado, reconocer la naturaleza social del conocimiento, dar un fuerte peso a la motivación intrínseca del estudiante, favorecer la cultura del aprendizaje, ofrecer acompañamiento al aprendizaje, reconocer la existencia y el valor del aprendizaje informal, mostrar interés por los intereses de los alumnos y revalorizar y redefinir la función docente.

Tenemos tres grandes sistemas para representar mentalmente la información, sistema de representación visual, auditivo o kinestésicos. Utilizamos el sistema de representación visual siempre que recordamos imágenes abstractas (como letras y números) y concretas. El sistema de representación auditivo es el que nos permite oír en nuestra mente voces, sonidos, música. Cuando recordamos una melodía o una conversación, o cuando reconocemos la voz de la persona que nos habla por teléfono estamos utilizando el sistema de representación auditivo. Por último, cuando recordamos el sabor de nuestra comida favorita, o lo que sentimos al escuchar una canción estamos utilizando el sistema de representación kinestésico.

Entonces se entiende por ambiente de aprendizaje: a los espacios en los que se van a desarrollar las actividades de aprendizaje, éste puede ser de tres tipos: áulico, real y virtual. Esta permite establece en las dinámicas que constituyen los procesos educativos y que implican acciones, experiencias y vivencias de cada participante; actitudes, condiciones materiales y socioafectivas; múltiples relaciones con el entorno; y la infraestructura necesaria para la concreción de los propósitos culturales que se explicitan en toda propuesta educativa.

El logro de mayores alcances educativos demanda la diversidad de métodos, recursos y apoyos didácticos que se empleen en el salón de clase, en nuestra propia practica pedagógica y en como organizamos las actividades, de ahí la importancia de poder articular los ambientes de aprendizaje con los estilos y ritmos propios de cada alumno.

El término 'estilo de aprendizaje' se refiere al hecho de que cuando queremos aprender algo cada uno de nosotros utiliza su propio método o conjunto de estrategias al afrontar y resolver sus tareas, al igual nos permite conocer cuáles son sus preferencias en términos de aprendizaje.

Tenemos tres grandes sistemas para representar mentalmente la información, sistema de representación visual, auditivo o kinestésicos. Utilizamos el sistema de representación visual siempre que recordamos imágenes abstractas (como letras y números) y concretas. El sistema de representación auditivo es el que nos permite oír en nuestra mente voces, sonidos, música. Cuando recordamos una melodía o una conversación, o cuando reconocemos la voz de la persona que nos habla por teléfono estamos utilizando el sistema de representación auditivo. Por último, cuando recordamos el sabor de nuestra comida favorita, o lo que sentimos al escuchar una canción estamos utilizando el sistema de representación kinestésico.

Conociendo la predominancia de esos estilos podrá utilizar las estrategias, los medios y los recursos a su alcance para favorecer y desarrollar ambientes de aprendizajes óptimos eficientes e inclusivos.


Analizando cada uno de estos principios nos lleva a discernir que el alumno es el centro de atención; por lo tanto, el maestro tiene un papel clave para ayudar a los estudiantes a reconocer sus sistemas de motivación y la forma como influyen en su aprendizaje. Para ello, los docentes deben aprender estrategias para reforzar la autoestima de los alumnos, la confianza en su potencial, y el desarrollo de expectativas positivas y realistas.

Tenemos tres grandes sistemas para representar mentalmente la información, sistema de representación visual, auditivo o kinestésicos. Utilizamos el sistema de representación visual siempre que recordamos imágenes abstractas (como letras y números) y concretas. El sistema de representación auditivo es el que nos permite oír en nuestra mente voces, sonidos, música. Cuando recordamos una melodía o una conversación, o cuando reconocemos la voz de la persona que nos habla por teléfono estamos utilizando el sistema de representación auditivo. Por último, cuando recordamos el sabor de nuestra comida favorita, o lo que sentimos al escuchar una canción estamos utilizando el sistema de representación kinestésico.

Una buena elección de los ambientes de aprendizaje traerá como resultado el desarrollo de la creatividad y la participación en problemáticas que se puedan encontrar en el entorno donde se desenvuelven los educandos

Después de realizar un análisis extenso se concluye que para generar ambientes óptimos y eficientes en la escuela regular es necesario conocer los estilos y ritmos de nuestros alumnos para determinar sus potencialidades y sus preferencias, favoreciendo la eliminación de las barreras en el aprendizaje.


INTRODUCCION

En el trascurso del tiempo hasta la actualidad se han realizado diversas reformas en el sector educativo buscando mejorar la calidad de la educación, pero en el camino se han hecho varios cambios que han beneficiado y otras solo han servido para fines políticos.


Las grandes transformaciones de la educación en los últimos años, suponen el establecimiento de nuevas modalidades y estrategias de formación y socialización en el aula, dirigiendo la atención a problemas asociados con la exclusión, los conflictos socio-educativo, el desarrollo humano de los sujetos y las comunidades, la comprensión, la reflexión, la formación para la vida, el aprendizaje generativo, el desarrollo de competencias.
Las políticas educativas, llevadas a cabo a partir de estrategias que buscan la inclusión de la diversidad en el contexto educativo, apuntan un crecimiento de los índices de ingreso en la enseñanza regular. Para que sus efectos sean positivos hace falta un esfuerzo por parte de los profesionales implicados con el fin de que las estrategias interactivas sean una realidad, independiente de las condiciones físicas, emocionales, conductuales, socioeconómicas, culturales, orígenes étnicos, bien como niveles de desarrollo cognitivo, ritmos o estilos de aprendizaje de los estudiantes.
Tenemos que reconocer que hoy en día la escuela no es la única entidad “que educa” o “forma” a los estudiantes puesto que cohabita con otras instancias comunitarias y culturales que contribuyen a ello, como los grupos urbanos de pares y los medios tecnológicos y de comunicación que, debemos reconocer, son un atractivo permanente lleno de misterios y magia para los discentes.
Por otro lado tal como lo plantea Carlos Calvo Muñoz en su obra “Del mapa escolar al territorio educativo” existe un proceso de escolarización tan robotizado, mecanizado en el cual el mapa privilegia al territorio y se ha devenido en un conformismo el “aplicar y cumplir” lo que los planes y programas establecen, visualizándose en las aulas un paralelismo entre los intereses de los docentes y de los alumnos, los cuales además de ser diferentes, en muy pocos casos tienen como meta la calidad de la educación, la verdadera formación de los alumnos y el crecimiento profesional.
Las aulas se han convertido en espacios esclavizantes dando empoderamiento al maestro porque “posee los saberes” y “posee el poder de asignar las calificaciones”; en algunos casos vemos paredes llenas de “saberes fotográficos” como si el hecho de llenar el espacio físico con láminas, imágenes, textos, otorgase el poder de transición de los conocimientos a las mentes de los alumnos, también vemos estantes llenos de libros, textos que se convierten en acumuladores de polvo más que en hojas llenas misterios listos para ser descubiertos, y lo más triste es que con ello creemos que estamos cumpliendo con tener ambientes de aprendizaje apropiados.

Los intereses que se mueven en la escuela, o escolarización, como la denomina Calvo, son cumplimiento de programas, horarios, tareas, asignación de calificaciones, disciplina, orden, entrega administrativa, por parte de los docentes y por los alumnos: asistencia a clases y aprobar los exámenes.

Hoy en día, la sociedad del conocimiento exige de las personas mayor capacidad de interpretación de fenómenos, creatividad y manejo de la información en entornos cambiantes.
Por tal motivo revisando el nuevo modelo educativo 2016 y la propuesta curricular para la educación obligatoria 2016 asienta que los fines de la educación están establecidos en el Artículo 3º constitucional y se refieren al desarrollo armónico de todas las facultades del ser humano. Esto permite hacer una premisa que en la educación se proponga formar a los estudiantes en la convicción y capacidades necesarias para contribuir a la construcción de una sociedad más justa e incluyente, respetuosa de la diversidad, atenta y responsable hacia el interés general. Esto a nivel curricular implica que niños y jóvenes aprendan a aprender, aprendan a ser, aprendan a convivir y aprendan a hacer.
El modelo que se propone busca hacer efectivo el derecho a la educación para todos. A partir de los principios que dan sustento a la educación inclusiva, postula la eliminación de las barreras que impiden el aprendizaje y la participación a todos los alumnos, con especial énfasis en aquellos que presentan condiciones de vulnerabilidad.
El modelo educativo 2016 reorganiza los principales componentes del sistema educativo nacional centrándose en el planteamiento pedagógico —es decir, la organización y los procesos que tienen lugar en la escuela, las prácticas pedagógicas en el aula y el currículo— constituye el corazón del modelo.

Por tal motivo la escuela ha de ofrecer a cada estudiante oportunidades para aprender que respondan a sus necesidades particulares, reconociendo que ello:

“…no implica la sumatoria de planes individualizados de atención al estudiante desligados y abstraídos de un entorno colectivo de aprendizaje con otros pares, sino movilizar todas las potencialidades en ambientes de aprendizaje con diversidad de contextos. Personalizar es respetar, comprender y construir sobre la singularidad de cada persona en el marco de ambientes colaborativos entendidos como una comunidad de aprendizaje, donde todos se necesitan y se apoyan mutuamente.”


Por lo tanto siguiendo esta visión del aprendizaje que ofrece la ciencia cognitiva moderna tiene derivaciones para la práctica docente, que el modelo de la Propuesta 2016 incorpora en la definición de los siguientes principios pedagógicos.

  1. Enfocarse en el proceso de aprendizaje

  2. Tener en cuenta los saberes previos de los alumnos

  3. Diseñar situaciones didácticas que propicien el aprendizaje situado

  4. Reconocer la naturaleza social del conocimiento

  5. Dar un fuerte peso a la motivación intrínseca del estudiante

  6. Favorecer la cultura del aprendizaje

  7. Ofrecer acompañamiento al aprendizaje

  8. Reconocer la existencia y el valor del aprendizaje informal

  9. Promover la relación interdisciplinaria

  10. Entender la evaluación como un proceso relacionado con la planeación

  11. Superar la visión de la disciplina como mero cumplimiento de normas

  12. Modelar el aprendizaje

  13. Mostrar interés por los intereses de los alumnos

  14. Revalorizar y redefinir la función docente

Analizando cada uno de estos principios nos lleva a discernir que el alumno es el centro de atención; por lo tanto, el maestro tiene un papel clave para ayudar a los estudiantes a reconocer sus sistemas de motivación y la forma como influyen en su aprendizaje. Para ello, los docentes deben aprender estrategias para reforzar la autoestima de los alumnos, la confianza en su potencial, y el desarrollo de expectativas positivas y realistas.


En general, las interacciones educativas en el aula, entre maestros y alumnos, son procesos de construcción e intercambio de conocimientos, conductas y procesos de pensamiento entre quienes conviven en un salón de clases. Las interacciones educativas significativas deben impulsar el enriquecimiento intelectual, social y cultural, tanto de los estudiantes como de los maestros, al tiempo que permitan identificar y fomentar los intereses personales y las motivaciones intrínsecas de los alumnos, y reconocer con suficiencia su diversidad de estilos y necesidades de aprendizaje.
Para que el alumno sea creativo, reflexivo, constructivo, colaborativo e incluido en todo el proceso de aprendizaje es necesario priorizar el desarrollo de su motivación intrínseca se deben crear ambientes de aprendizajes basados fundamentalmente en los estilos y ritmos aprendizaje.
AMBIENTES DE APRENDIZAJE………

El ambiente corresponde a los espacios en los que se van a desarrollar las actividades de aprendizaje, éste puede ser de tres tipos: áulico, real y virtual.  En el primero, las actividades de enseñanza-aprendizaje se desarrollan en el salón de clase, el ambiente real puede ser un laboratorio, una empresa, clínica, biblioteca, áreas verdes; es decir, escenarios reales donde se puede constatar la aplicación de los conocimientos y habilidades adquiridas, incluyendo también la práctica de actitudes y valores.  Los ambientes virtuales son los que se crean mediante el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, con la finalidad de proporcionar a los educandos recursos que faciliten su proceso de aprendizaje, dentro de estas TICs pueden citarse la computadora, cañón, un aula virtual, el uso de internet donde pueden tener acceso a blogs, foros de discusión, chat, páginas especializadas en las que los jóvenes se encuentran con actividades divertidas, tales como solución a crucigramas, rompecabezas, etc., que bien empleados contribuyen enormemente en la adquisición de aprendizajes por parte del alumno.


El clima de aprendizaje es la interacción, la comunicación entre los que se encuentran dentro del proceso de enseñanza – aprendizaje, esta debe darse entre el docente y los alumnos y viceversa, así como alumno – alumno.  Dentro de este clima debe prevalecer la armonía, confianza, seguridad, respeto, para que los educandos con toda libertad puedan expresarse, dar a conocer alguna inquietud o duda a favor de la obtención de un verdadero aprendizaje, también dentro de este espacio se considera el establecimiento de normas y reglas que ayudarán al buen desarrollo del Proceso de Enseñanza-Aprendizaje.
Esto permite entender y brinda una nueva posibilidad de abordar la gran pregunta de cómo aprendemos los seres humanos. Intentar abordar dicha pregunta haciendo uso de estos elementos permite visualizar un cambio en la manera como el sistema educativo categoriza ⎯de manera implícita y en muchas ocasiones explícita⎯ a los niños que asisten a sus escuelas. Al interior de las escuelas se reconoce que cada niño que asiste a ella tiene una forma diferente o particular de aprender o de afrontar una tarea, es decir, se reconoce que todos tienen ritmos y estilos de aprendizaje diferentes.
Hablar de ambientes de aprendizaje desde la interdisciplinariedad, complejiza las interpretaciones que sobre este tema pueden erigirse, posibilita nuevos enfoques de estudio, brinda nuevas unidades de análisis para el tratamiento de problemas educativos y ofrece un marco conceptual con el cual comprender mejor el fenómeno educativo, y de ahí poder intervenirlo con mayor pertinencia, partiendo de los planteamientos de la reingeniería educativa, no se trata de cambiarlo todo, sino de “intervenir, retomar, replantear” considerando lo que funciona y cambiando lo que obstaculiza.
En este escenario el docente juega un papel imprescindible por que le corresponde la tarea principal en el proceso de aprendizaje que es propiciar la generación de ambientes de aprendizaje que favorezcan la adquisición de competencias por parte de los educandos, de ahí que debemos establecer el ambiente adecuado para el desarrollo de las actividades de enseñanza-aprendizaje, atendiendo a las características o recursos que éstas requieren para su efectivo desarrollo, también es importante crear un clima de aprendizaje adecuado para que el aprendizaje se consiga, además es necesario tener en cuenta que ese ambiente y clima de aprendizaje deberán formularse  en función del entorno en el que se quiere generar dicho proceso, puesto que dependiendo de factores sociales, culturales, políticos, económicos, familiares, de infraestructura y por supuesto ambientales, entre otros, se podrá concretar nuestro propósito.
Parte del éxito del aprendizaje  en nuestros estudiantes se debe principalmente a la elección adecuada de los ambientes en donde se realizarán las actividades.
Ahora el papel del docente cambia convirtiéndose en facilitadores que acompañan a los estudiantes a alcanzar los de los objetivos propuestos.
Otra concepción de ambiente de aprendizaje especifica que es un conjunto de factores que favorecen o dificultan la interacción social en un espacio físico o virtual determinado. El ambiente trasciende la idea de espacio físico y descansa, fundamentalmente, en las distintas relaciones humanas que dan sentido a su existencia. Implica un espacio y un tiempo, donde los participantes construyen conocimientos y desarrollan capacidades, habilidades y valores.
El ambiente de aprendizaje no se limita a las condiciones materiales necesarias para la implementación del currículo o a las relaciones interpersonales entre maestros y alumnos. Se establece en las dinámicas que constituyen los procesos educativos y que implican acciones, experiencias y vivencias de cada participante; actitudes, condiciones materiales y socioafectivas; múltiples relaciones con el entorno; y la infraestructura necesaria para la concreción de los propósitos culturales que se explicitan en toda propuesta educativa.

Cuando hablamos de estilos y ritmos de aprendizaje, nos referimos de manera simple de cómo nos apropiamos de los conocimientos (aprender) y la velocidad con la que aprendemos; pero que no todos aprendemos igual, ni a la misma velocidad no es ninguna novedad. En cualquier grupo en el que más de dos personas empiecen a estudiar una materia todos juntos y partiendo del mismo nivel, nos encontraremos al cabo de muy poco tiempo con grandes diferencias en los conocimientos de cada miembro del grupo y eso a pesar del hecho de que aparentemente todos han recibido las mismas explicaciones y hecho las mismas actividades y ejercicios. Cada miembro del grupo aprenderá de manera distinta, tendrá dudas distintas y avanzará más en unas áreas que en otras.

Esas diferencias en el aprendizaje son el resultado de muchos factores, como por ejemplo la motivación, el bagaje cultural previo y la edad. Pero esos factores no explican porque con frecuencia nos encontramos con alumnos con la misma motivación y de la misma edad y bagaje cultural que, sin embargo, aprenden de distinta manera, de tal forma que, mientras a uno se le da muy bien redactar, al otro le resultan mucho más fácil los ejercicios de gramática. Esas diferencias si podrían deberse, sin embargo, a su distinta manera de aprender.

Tanto desde el punto de vista del alumno como del punto de vista del profesor el concepto de los estilos de aprendizaje resulta especialmente atrayente porque nos ofrece grandes posibilidades de actuación para conseguir un aprendizaje más efectivo.

Esto nos abre un panorama sobre la necesidad de detectar como aprenden nuestros alumno y la velocidad con que lo hacen, para ello hablar de estilos de aprendizaje y ritmos de aprendizaje es muy amplio.

Muchos investigadores han trabajado sobre estos temas y existen diversas formas de clasificarlos, pero en esta ocasión nos dedicaremos a abordar uno que el nivel de educación en especial ha venido trabajando en sus diferentes servicios en conjunto con la escuela regular, por ser concreto, fácil de trabajar y aplicable a la realidad en la que vivimos; aunado que es funcional dependiendo es la actitudes y compromisos de los involucrados.

¿QUÉ SON LOS ESTILOS DE APRENDIZAJE?

El término 'estilo de aprendizaje' se refiere al hecho de que cuando queremos aprender algo cada uno de nosotros utiliza su propio método o conjunto de estrategias. Aunque las estrategias concretas que utilizamos varían según lo que queramos aprender, cada uno de nosotros tiende a desarrollar unas preferencias globales. Esas preferencias o tendencias a utilizar constituyen nuestro estilo de aprendizaje.

El concepto de los estilos de aprendizaje está directamente relacionado con la concepción del aprendizaje como un proceso activo. Si consideramos que el aprendizaje equivale a recibir información de manera pasiva lo que el alumno haga o piense no es muy importante, pero si entendemos el aprendizaje como la elaboración por parte del receptor de la información recibida parece bastante evidente que cada uno de nosotros elaborará y relacionará los datos recibidos en función de sus propias características.

Los distintos modelos y teorías existentes sobre estilos de aprendizaje lo que nos ofrecen es un marco conceptual que nos ayude a entender los comportamientos que observamos a diario en el aula, como se relacionan esos comportamientos con la forma en que están aprendiendo nuestros alumnos y el tipo de actuaciones que pueden resultar más eficaces en un momento dado.

Pero la realidad siempre es mucho más compleja que cualquier teoría. La forma en que elaboremos la información y la aprendamos variará en función del contexto, es decir, de lo que estemos tratando de aprender, de tal forma que nuestra manera de aprender puede variar significativamente de una materia a otra. Por lo tanto es importante no utilizar los estilos de aprendizaje como una herramienta para clasificar a los alumnos en categorías cerradas. Nuestra manera de aprender evoluciona y cambia constantemente, como nosotros mismos.

La palabra "aprendizaje" es un término muy amplio que abarca fases distintas de un mismo y complejo proceso. Cada uno de los modelos y teorías existentes enfoca el aprendizaje desde un ángulo distinto. Cuando se contempla la totalidad del proceso de aprendizaje se percibe que esas teorías y modelos aparentemente contradictorios entre sí no lo son tanto e incluso que se complementan.

Como profesores y dependiendo en que parte del proceso de aprendizaje centremos nuestra atención, unas veces nos interesará utilizar un modelo y otras veces otro.

Una posible manera de entender las distintas teorías es el siguiente modelo en tres pasos:



  • El aprendizaje parte siempre de la recepción de algún tipo de información. De toda la información que recibimos seleccionamos una parte. Cuando analizamos como seleccionamos la información podemos distinguir entre alumnos visuales, auditivos y kinestésicos.

  • La información que seleccionamos la tenemos que organizar y relacionar. El modelo de los hemisferios cerebrales nos da información sobre las distintas maneras que tenemos de organizar la información que recibimos.

  • Una vez organizada esa información la utilizamos de una manera o de otra. La rueda del aprendizaje de Kolb distingue entre alumnos activos, teóricos, reflexivos y pragmáticos.

Naturalmente, esta separación en fases es ficticia, en la práctica esos tres procesos se confunden entre sí y están estrechamente relacionados. El hecho de que tendamos a seleccionar la información visual, por ejemplo, afecta a nuestra manera de organizar esa información. Pero nos ayuda a comprender y vislumbrar la realidad la realidad del proceso de aprendizaje; de lo contrario no podemos, por tanto, entender el estilo de aprendizaje de alguien si no le prestamos atención a todos los aspectos.

¿COMO SELECCIONAMOS Y REPRESENTAMOS LA INFORMACIÓN?

Todos nosotros estamos recibiendo a cada momento y a través de nuestros sentidos una ingente cantidad de información procedente del mundo que nos rodea. Nuestro cerebro selecciona parte de esa información e ignora el resto. Si, por ejemplo, después de una excursión le pedimos a un grupo de turistas que nos describan alguno de los lugares que visitaron probablemente cada uno de ellos nos hablará de cosas distintas, porque cada uno de ellos se habrá fijado en cosas distintas. No recordamos todo lo que pasa, sino parte de lo que pasa a nuestro alrededor.

Seleccionamos la información a la que le prestamos atención en función de su interés, naturalmente. Nos es más fácil recordar el día de nuestra boda que un día cualquiera. Pero también influye él como recibimos la información.

Algunos de nosotros tendemos a fijarnos más en la información que recibimos visualmente, otros en la información que reciben auditivamente y otros en la que reciben a través de los demás sentidos.



Por ejemplo, cuando le presentan a alguien, ¿qué le es más fácil recordar después, la cara, el nombre, o la impresión que esa persona le produjo?  Las personas que se fijan más en lo que ven recuerdan las caras, pero a veces tienden a olvidarse de los nombres, por el contrario las personas que se fijan en lo que oyen suelen aprenderse antes los nombres que las caras.

El que nos fijemos más en un tipo de información que en otra parece estar directamente relacionado con la forma en la que recordamos después esa información.

Aunque las investigaciones sobre la memoria no han hecho más que empezar parece bastante claro que nuestro cerebro no es un archivador donde guardar las fotos o grabaciones que hacemos de lo que nos rodea. Cuando recordamos algo no recuperamos una grabación almacenada en un fichero, sino que, partiendo de datos muy diversos creamos una representación de lo que queremos recordar.

Tómese un momento para traer a su memoria a alguna conversación reciente. Procure recordarla de la manera más completa posible, las caras y aspecto de las personas implicadas, las palabras que se dijeron, el tono de voz, los ruidos de fondo, los gestos y la manera de moverse, las sensaciones que sintió. Añada cuantos más detalles mejor a su recuerdo. 
¿Qué le fue más fácil recordar? ¿Qué es lo primero que le vino a la mente? ¿Qué es lo que no pudo recordar? 

Cuando le prestamos más atención a la información que recibimos visualmente nos resulta más fácil reconstruir en nuestra mente la información visual; O dicho de otro modo, nos es más fácil representar visualmente lo que sabemos.

Tenemos tres grandes sistemas para representar mentalmente la información, sistema de representación visual, auditivo o kinestésicos. Utilizamos el sistema de representación visual siempre que recordamos imágenes abstractas (como letras y números) y concretas. El sistema de representación auditivo es el que nos permite oír en nuestra mente voces, sonidos, música. Cuando recordamos una melodía o una conversación, o cuando reconocemos la voz de la persona que nos habla por teléfono estamos utilizando el sistema de representación auditivo. Por último, cuando recordamos el sabor de nuestra comida favorita, o lo que sentimos al escuchar una canción estamos utilizando el sistema de representación kinestésico.

La mayoría de nosotros utilizamos los sistemas de representación de forma desigual, potenciando unos e infra-utilizando otros.

El que utilicemos más un sistema de representación es importante por dos motivos:


  • Primero, porque los sistemas de representación se desarrollan más cuanto más los utilicemos.

  • Segundo, porque los sistemas de representación no son neutros. Cada uno tienes sus propias características

Sistema de representación visual:

Cuando pensamos en imágenes (por ejemplo, cuando 'vemos' en nuestra mente la página del libro de texto con la información que necesitamos) podemos traer a la mente mucha información a la vez, por eso la gente que utiliza el sistema de representación visual tiene más facilidad para absorber grandes cantidades de información con rapidez.

Visualizar nos ayuda además, a establecer relaciones entre distintas ideas y conceptos. Cuando un alumno tiene problemas para relacionar conceptos muchas veces se debe a que está procesando la información de forma auditiva o kinestésica.

La capacidad de abstracción está directamente relacionada con la capacidad de visualizar. También la capacidad de planificar.

Esas dos características explican que la gran mayoría de los alumnos universitarios (y por ende, de los profesores) sean visuales.

Los alumnos visuales aprenden mejor cuando leen o ven la información de alguna manera. En una conferencia, por ejemplo, preferirán leer las fotocopias o transparencias a seguir la explicación oral, o, en su defecto, tomarán notas para poder tener algo que leer.



Sistema de representación auditivo: 

Cuando recordamos utilizando el sistema de representación auditivo lo hacemos de manera secuencial y ordenada. En un examen, por ejemplo, el alumno que vea mentalmente la página del libro podrá pasar de un punto a otro sin perder tiempo, porqué está viendo toda la información a la vez. Sin embargo, el alumno auditivo necesita escuchar su grabación mental paso a paso. Los alumnos que memorizan de forma auditiva no pueden olvidarse ni una palabra, porque no saben seguir. Es como cortar la cinta de una cassette. Por el contrario, un alumno visual que se olvida de una palabra no tiene mayores problemas, porqué sigue viendo el resto del texto o de la información.

El sistema auditivo no permite relacionar conceptos o elaborar conceptos abstractos con la misma facilidad que el sistema visual y no es tan rápido. Es, sin embargo, fundamental en el aprendizaje de los idiomas, y naturalmente, de la música.

Los alumnos auditivos aprenden mejor cuando reciben las explicaciones oralmente y cuando pueden hablar y explicar esa información a otra persona.



Sistema de representación kinestésico 

Cuando procesamos la información asociándola a nuestras sensaciones y movimientos, a nuestro cuerpo, estamos utilizando el sistema de representación kinestésico. Utilizamos este sistema, naturalmente, cuando aprendemos un deporte, pero también para muchas otras actividades. Por ejemplo, muchos profesores comentan que cuando corrigen ejercicios de sus alumnos, notan físicamente si algo está mal o bien. O que las faltas de ortografía les molestan físicamente. Escribir a máquina es otro ejemplo de aprendizaje kinestésico. La gente que escribe bien a máquina no necesita mirar donde está cada letra, de hecho si se les pregunta dónde está una letra cualquiera puede resultarles difícil contestar, sin embargo sus dedos saben lo que tienen que hacer.

Aprender utilizando el sistema kinestésico es lento, mucho más lento que con cualquiera de los otros dos sistemas, el visual y el auditivo. Se necesita más tiempo para aprender a escribir a máquina sin necesidad de pensar en lo que uno está haciendo que para aprenderse de memoria la lista de letras y símbolos que aparecen en el teclado.

El aprendizaje kinestésico también es profundo. Nos podemos aprender una lista de palabras y olvidarlas al día siguiente, pero cuando uno aprende a montar en bicicleta, no se olvida nunca. Una vez que sabemos algo con nuestro cuerpo, que lo hemos aprendido con la memoria muscular,  es muy difícil que se nos olvide.

Los alumnos que utilizan preferentemente el sistema kinestésico necesitan, por tanto, más tiempo que los demás. Decimos de ellos que son lentos. Esa lentitud no tiene nada que ver con la falta de inteligencia, sino con su distinta manera de aprender.

Los alumnos kinestésicos aprenden cuando hacen cosas como, por ejemplo, experimentos de laboratorio o proyectos. El alumno kinestésico necesita moverse. Cuando estudian muchas veces pasean o se balancean para satisfacer esa necesidad de movimiento. En el aula buscarán cualquier excusa para levantarse y moverse.

EL COMPORTAMIENTO SEGUN EL SISTEMA DE REPRESENTACION PREFERIDO


 

VISUAL

 AUDITIVO

KINESTESICO

Conducta


Organizado, ordenado, observador y tranquilo.

Preocupado por su aspecto

Voz aguda, barbilla levantada

Se le ven las emociones en la cara



Habla solo, se distrae fácilmente

Mueve los labios al leer

Facilidad de palabra, 

No le preocupa especialmente su aspecto.

Monopoliza la conversación.

le gusta la música

Modula el tono y timbre de voz

Expresa sus emociones verbalmente.



Responde a las muestras físicas de cariño

le gusta tocarlo todo

se mueve y gesticula mucho

Sale bien arreglado de casa, pero en seguida se arruga, porque no para.

Tono de voz más bajo, pero habla alto, con la barbilla hacia abajo.

Expresa sus emociones con movimientos.



Aprendizaje

Aprende lo que ve. Necesita una visión detallada y saber a donde va. Le cuesta recordar lo que oye

Aprende lo que oye, a base de repetirse a si mismo paso a paso todo el proceso. Si se olvida de un solo paso se pierde. No tiene una visión global.

Aprende con lo que toca y lo que hace. Necesita estar involucrado personalmente en alguna actividad.

Lectura

Le gustan las descripciones, a veces se queda con la mirada pérdida, imaginándose la escena.

Le gustan los diálogos y las obras de teatro, evita las descripciones largas, mueve los labios y no se fija en las ilustraciones

Le gustan las historias de acción, se mueve al leer.

No es un gran lector.



Ortografía

No tiene faltas. "Ve" las palabras antes de escribirlas.

Comete faltas. "Dice" las palabras y las escribe según el sonido.

Comete faltas. Escribe las palabras y comprueba si "le dan buena espina".

Memoria

Recuerda lo que ve, por ejemplo las caras, pero no los nombres.

Recuerda lo que oye. Por ejemplo, los nombres, pero no las caras.

Recuerda lo que hizo, o la impresión general que eso le causo, pero no los detalles.

Imaginación

Piensa en imágenes. Visualiza de manera detallada

Piensa en sonidos, no recuerda tantos detalles.

Las imágenes son pocas y poco detalladas, siempre en movimiento.

Almacena 
la información


Rápidamente y en cualquier orden.

De manera secuencial y por bloques enteros (por lo que se pierde si le preguntas por un elemento aislado o si le cambias el orden de las preguntas.

Mediante la "memoria muscular".

Durante los periodos de inactividad

Mira algo fijamente, dibuja, lee.

Canturrea para si mismo o habla con alguien.

Se mueve

Comunicación

Se impacienta si tiene que escuchar mucho rato seguido. Utiliza palabras como "ver, aspecto..."

Le gusta escuchar, pero tiene que hablar ya. Hace largas y repetitivas descripciones. Utiliza palabras como "sonar, ruido..".

Gesticula al hablar. No escucha bien. Se acerca mucho a su interlocutor, se aburre en seguida. Utiliza palabras como "tomar, impresión...".

 Se distrae

 


 Cuando hay movimiento o desorden visual, sin embargo el ruido no le molesta demasiado.

Cuando hay ruido.

Cuando las explicaciones son básicamente auditivas o visuales y no le involucran de alguna forma.

Los sistemas de representación se desarrollan cuando los utilizamos. La persona acostumbrada a seleccionar un tipo de información absorberá con mayor facilidad la información de ese tipo o, planteándolo al revés, la persona acostumbrada a IGNORAR la información que recibe por un canal determinado no aprenderá la información que reciba por ese canal, no porque no le interese, sino porque no está acostumbrada a prestarle atención a esa fuente de información. Utilizar más un sistema implica que hay sistemas que utilizo menos y, por lo tanto, que distintos sistemas de representación tendrán distinto grado de desarrollo.

Aplicado al aula, eso quiere decir que después de recibir la misma explicación no todos los alumnos recordarán lo mismo. A algunos alumnos les será más fácil recordar las explicaciones que se escribieron en la pizarra, mientras que a otros podrían recordar mejor las palabras del profesor y, en un tercer grupo, tendríamos alumnos que recordarían mejor la impresión que esa clase les causó.

Cuando a un grupo de alumnos acostumbrados a fijarse en lo que ven les damos las instrucciones oralmente (por ejemplo, hacer el ejercicio 2 de la lección 4) lo más probable es que tengamos que repetirles la información varias veces, porque no la oirán. Si con ese mismo grupo de alumnos escribimos las instrucciones en la pizarra nos evitaremos gran cantidad de repeticiones.

Los sistemas de representación no son neutros. No es lo mismo recordar imágenes que sonidos. Cada sistema de representación tiene sus propias características y reglas de funcionamiento. Los sistemas de representación no son buenos o malos, pero si más o menos eficaces para realizar determinados procesos mentales. Si estoy eligiendo la ropa que me voy a poner puede ser una buena táctica crear una imagen de las distintas prendas de ropa y 'ver' mentalmente como combinan entre sí. Fijarme en el aspecto no es tan buena estrategia si lo que estoy haciendo es elegir la comida en un restaurante.

Cada sistema tiene sus propias características y es más eficaz en unos terrenos que en otros. Por lo tanto el comportamiento de mis alumnos en el aula cambiará según favorezcan unos sistemas de representación u otros, es decir, según sean más visuales, auditivos o kinestésicos.

Como profesores y para potenciar el aprendizaje de nuestros alumnos nos interesará organizar el trabajo del aula teniendo en cuenta la manera de aprender de todos ellos.

Cuando le hago exámenes a mis alumnos procuro darle las instrucciones por escrito de la forma más clara posible. Casi siempre algún alumno me pide me que le explique mejor alguna de las preguntas del examen. Normalmente empiezo por leerles la pregunta en voz alta. Con mucha frecuencia tan pronto como acabo de leer en voz alta lo que está escrito en su papel me dicen que ya está, que no necesitan más explicaciones. Un alumno auditivo entiende mucho mejor lo que oye que lo que ve, aunque las explicaciones sean exactamente iguales.

No sólo los alumnos tienen sus preferencias y su estilo de aprendizaje. Todos los profesores tenemos nuestro propio estilo de dar clase, y ese estilo también se refleja en como empleamos los distintos sistemas de representación. La mayoría de nosotros tendemos a utilizar más un sistema de representación que otro cuando damos clase.

Para detectar cuales son nuestras tendencias necesitamos analizar nuestra manera de dar clase desde el punto de vista de los sistemas de representación. Si hacemos, otra vez, una lista de las actividades que más solemos utilizar en el aula y las clasificamos según el sistema o sistemas de representación ¿se distribuyen por igual? O tal vez, ¿tendemos a utilizar más un sistema que otros?

Por norma general, en cualquier grupo de alumnos nos vamos a encontrar con todo tipo de estilos de aprendizaje. Si nuestro estilo de enseñar coincide con el de nuestros alumnos, el aprendizaje les será más fácil que si no es así.

Observar el comportamiento de nuestros alumnos nos puede dar mucha información sobre su manera preferida de aprender. Nuestra manera de pensar y de procesar la información se refleja en nuestro comportamiento. En el cuadro Los sistemas de representación y el comportamiento se dan algunas indicaciones generales sobre el tipo de comportamiento normalmente asociado a los distintos sistemas de representación.

Saber las tendencias y preferencias de los alumnos me ayuda a trabajar con ellos de manera individual, pero la mayor parte de mi tiempo trabajo con todo el grupo a la vez y por lo tanto, con todos los sistemas de representación. Desde el punto de los estilos de aprendizaje, lo más importante que puede hacer un docente es aprender a presentar la misma información utilizando todos los sistemas de representación, para que sea igualmente accesible y significativo para todos los alumnos, sean visuales, auditivos o kinestésicos.

¿Ventajas que nos ofrece conocer y potenciar los estilos de aprendizaje de nuestros alumnos?

Los docentes pueden orientar mejor el aprendizaje de cada estudiante si conocen cómo aprenden. Es decir, que la selección de las estrategias didácticas y estilo de enseñanza será más efectivo.

Si una de las metas de los docentes es lograr que el estudiante aprenda a aprender, entonces deben guiarlo, ayudarlo a conocer y mejorar sus propios estilos de aprendizaje.

Esto le permitiría al alumno, entre otras cosas, saber:



  • cómo controlar su propio aprendizaje.

  • cómo diagnosticar sus puntos fuertes y débiles como alumno.

  • cómo describir su estilo o estilos de aprendizaje.

  • conocer en qué condiciones aprende mejor.

  • cómo aprender de la experiencia de cada día.

  • cómo superar las dificultades que se le presentan en su proceso de aprendizaje.

Un aspecto importante es, que los estilos de aprendizaje son uno de los pilares fundamentales para el aprender a aprender.

Los maestros deben tener en cuenta que los estilos de aprendizaje requieren distintos modos de enseñar; por tal motivo es necesario que primero conozca su propio estilo de aprender ya que afectará su estilo de enseñanza. Asimismo, cada maestro debe aprender a detectar qué estilos de aprendizaje predominan en sus alumnos. Conociendo la predominancia de esos estilos podrá utilizar las estrategias, los medios y los recursos a su alcance para favorecer y desarrollar ambientes de aprendizajes óptimos eficientes e inclusivos.

Se constata una mejora del rendimiento escolar cuando los estudiantes reciben la docencia adaptada a su propio estilo de aprendizaje y en ambientes inclusivo.

En conclusión, podemos referir que El ambiente de aprendizaje inclusivo se constituye por condiciones naturales o propias del entorno en el que el estudiante se desarrolla y por aquellas que la institución educativa planifica y provee, y se gestiona, diseña y recrea por parte del docente, quien completa el ambiente natural con recursos y actividades orientadas al aprendizaje; partiendo del conocimiento de los estilos y ritmos de aprendizaje de cada alumno.

Una buena elección de los ambientes de aprendizaje traerá como resultado el desarrollo de la creatividad y la participación en problemáticas que se puedan encontrar en el entorno donde se desenvuelven los educandos

Después de realizar un análisis extenso se concluye que para generar ambientes óptimos y eficientes en la escuela regular es necesario conocer los estilos y ritmos de nuestros alumnos para determinar sus potencialidades y sus preferencias, favoreciendo la eliminación de las barreras en el aprendizaje.



ANEXOS……..

CUESTIONARIO PARA DETECTAR



ESTILOS DE APRENDIZAJE


Nombre:




Grado y grupo:




Fecha de aplicación:




Marca con una X según consideres que observas de tu alumno.

COMO DETECTAR UN ALUMNO VISUAL

  • Le gusta hojear libros y mirar ilustraciones, conserva un libro determinado, en vez de pasearlo ida y vuelta al escritorio.

  • Le satisface mirar un conjunto ordenado de cosas, exige orden a su alrededor.

  • Puede encontrar cosas que otros han perdido, recuerda donde las ha visto

  • Observa detalles, como e viste determinada persona, errores de mecanografía, objetos más puestos.

  • Encuentra la pagina de un libro o cuaderno fácilmente, completa la mitad de la pagina antes de que los demás empiecen.

  • No capta instrucciones de un libro o cuaderno fácilmente, completa la mitad de la pagina antes de que los demás empiecen.

  • No capta instrucciones orales (si el alumno es tímido, prefiere copiar a los demás antes que preguntar nuevamente) entiende mejor si se le da una demostración.

  • Le gusta armar rompecabezas.

  • Puede tener problemas de hablar articulación

  • Puede observar de cerca la cara del profesor

  • Puede hablar poco en la clase ( o responder en pocas palabras) o puede h hablar rápido.

__________Total

COMO DETECTAR AL ALUMNO AUDITIVO.

  • Nunca esta callado, es conversador

  • Le encanta contar chistes, trata de ser gracioso

  • Puede ser regio en concurso de ortografía, si aprende con el método de decir en voz alta la palabra, deletrear, repetir la palabra.

  • Bueno para contar cuentos. Las historias son cada vez más inverosímiles. El alumno tendrá que aprender cuando parar.

  • Su caligrafía es regular- puede presentar inversión de letras.

  • Si el alumno puede hacer una llamada solicitando información que usted le ha pedido y recuerda el mensaje recibido, esto es una buena indicación de una modalidad auditiva.

  • Le gusta escuchar discos de danzas típicas y actividades rítmicas (ejemplo: tocar el tambor).

  • Probablemente tiene diez escusas para todo.

  • Sabe todas la palabras de todas la canciones- las memoriza fácilmente.

  • Puede ser torpe motrizmente

  • Puede tener una percepción pobre del tiempo y espacio

__________Total

COMO DETECTAR Al ALUMNO KINESTÉSICO

  • Le gusta l movimiento- así es como aprende el alumno.

  • Quiere tocar y sentirlo todo.

  • Puede que pase su mano en la pared al caminar en fila por el pasillo.

  • Puede que se recline en el marco de la puerta, puede que toque los pupitres al caminar por el salón.

  • Puede ser el alumno que palmea en la espalda a sus amigos, toca el hombro o el brazo de un amigo durante una conversación. Hace muchos gestos.

  • Con frecuencia escribe las cosas. Necesita tomar apuntes.

  • Puede desbaratar un aparato y volverlo a armar.

  • Continuamente juega con objetos.

  • No es torpe. Es bueno para los deportes (si carece de una movilidad visual fuerte, será bueno para deportes que no requieran de tanto análisis visual).

  • Puede parecer distraído o que pierde el tiempo.

  • Puede ser el alumno que siempre está haciendo aviones o abanicos de papel.


Resultados:

_____ Visual ____ Auditivo

____ Kinestésico.

Área Dominante:__________________________________________


__________Total


visual

auditivo

kinestésico

Alumnos

(Producción)

Profesor

(Presentación)

Alumnos

(Producción)

Profesor

(Presentación)

Alumnos

(Producción)

Profesor

(Presentación)

  • contar una historia partiendo de viñetas, fotos, texto. 

  • Dictarle a otro. 

  • Realizar ilustraciones para el vocabulario nuevo 

  • Dibujar comics con texto.

  • Leer y visualizar un personaje.

  • Escribir en la pizarra lo que se está explicando oralmente 

  • Utilizar soporte visual para información oral (cinta y fotos...) 

  • Escribir en la pizarra. 

  • Acompañar los textos de fotos.

 Realizar un debate. 

 Preguntarse unos a otros. 

 Escuchar una cinta prestándole atención a la entonación. 

 Escribir al dictado. 



 Leer y grabarse
a si mismos.

  • Dar instrucciones verbales. 

  • Repetir sonidos parecidos. 

  • Dictar. 

  • Leer el mismo texto con distinta inflexión.

  • Representar role-play. 

  • Representar sonidos a través de posturas o gestos. 

  • Escribir sobre las sensaciones que sienten ante un objeto. 

  • Leer un texto y dibujar algo alusivo.

  • Utilización de gestos para acompañar las instrucciones orales 

  • Corregir mediante gestos 

  • Intercambiar "feedback" escrito

  • Leer un texto expresando las emociones

BIBLIOGRAFÍA

  • Primera edición. 2016, Propuesta curricular para la Educación Obligatoria 2016

  • Primera edición, 2016, Modelo educativo 2016

  • ALONSO C. y GALLEGO, D. 1996. Estilos de Aprendizaje y el "Aprender a Aprender

  • CAICEDO, Alejandra, 2009 Rondas y juegos infantiles

  • CARRION , Salvador 2002 , Programación neurolingüística

  • CONNOR Joshep 1995 , Introducción a la PNL , I edición

  • RODRIGUEZ Armando, 2005 Estilos de aprendizaje y enseñanza  WEERTH Rupprecht, 2002 La PNL y la imginacion

  • DUARTE, J. (s.f.). Ambientes de Aprendizaje. Una Aproximación Conceptual . Antioquia, Colombia.

  • GARCIA, L. (s.f.). ¿Qué es un ambiente de aprendizaje? Universidad Javeriana.

  • MARZANO, R. (1998). Dimensiones del pensamiento: un marco para el plan de estudios e instrucción

  • DUNN, R. Y K. DUNN (1984) La Enseñanza y el Estilo Individual de Aprendizaje. Madrid. Anaya.





Educación Especial



Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos