“Planificación de reuniones Prealiadas, reino ave 2011”



Descargar 391.15 Kb.
Fecha de conversión23.09.2018
Tamaño391.15 Kb.
Vistas51
Descargas0


REUNIONES PREALIADAS QUINTO BÁSICO: AMOR A LO QUE SOY
Objetivo general: Alegrarse y comprender que mi mayor valor como persona radica en la realidad de ser hija amada de Dios y que ello debe ser superior a cualquier tentación de sentirse inferior o poco amada.
REUNIÓN 3
Objetivo de la reunión: Reconocer que todo lo que soy, con mis riquezas y debilidades, es idea de Dios y que Él me pensó así porque me quiere y quiere que cumpla una gran misión en este mundo.
Materiales

  • Un espejo para la dinámica.

  • Papeles para pegar en la frente para hacer el juego

  • Una cartulina pequeña con los personajes.


Oración inicial
Evangelio de los talentos: Mateo 25, 14-30
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: Un hombre que se iba al extranjero llamó a sus siervos y les encomendó su hacienda: a uno dio cinco talentos, a otro dos y a otro uno, a cada cual según su capacidad; y se ausentó. Enseguida, el que había recibido cinco talentos se puso a negociar con ellos y ganó otros cinco. Igualmente el que había recibido dos ganó otros dos. En cambio el que había recibido uno se fue, cavó un hoyo en tierra y escondió el dinero de su señor. Al cabo de mucho tiempo, vuelve el señor de aquellos siervos y ajusta cuentas con ellos. Llegándose el que había recibido cinco talentos, presentó otros cinco, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes otros cinco que he ganado. Su señor le dijo: ¡Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. Llegándose también el de los dos talentos dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes otros dos que he ganado. Su señor le dijo: ¡Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. Llegándose también el que había recibido un talento dijo: Señor, sé que eres un hombre duro, que cosechas donde no sembraste y recoges donde no esparciste. Por eso me dio miedo, y fui y escondí en tierra tu talento. Mira, aquí tienes lo que es tuyo. Mas su señor le respondió: Siervo malo y perezoso, sabías que yo cosecho donde no sembré y recojo donde no esparcí; debías, pues, haber entregado mi dinero a los banqueros, y así, al volver yo, habría cobrado lo mío con los intereses. Quitadle, por tanto, su talento y dádselo al que tiene los diez talentos. Porque a todo el que tiene, se le dará y le sobrará; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará. Y a ese siervo inútil, echadle a las tinieblas de fuera. Allí será el llanto y el rechinar de dientes.”

  • Recoger reunión anterior y revisar propósito.


Tema
Reflexión:
Al leer esta parábola, podemos llegar a la conclusión de que:

  • Dios es el único que reparte los Talentos a sus hijos

  • Dios da Talentos a cada uno según su capacidad / responsabilidad

  • No todos tenemos los mismos talentos, pero TODOS tenemos alguno.

  • Dios espera de nosotros que usemos esos talentos y que demos frutos con ellos. Si somos fieles en lo poco, Dios nos dará más.


Dinámica 1:
Se propone hacer el juego de los personajes en la frente, donde las niñas tienen que adivinar qué personaje les tocó, (decirles a las niñas que son dibujos animados para que sea más rápido, y recordar que en este juego solo se puede hacer una pregunta en la cual el resto de los participantes responden si o no, como por ejemplo:

¿Soy hombre? ¿Me gusta comer? Etc. Hacer el juego con los siguientes personajes: (es una sugerencia, pueden ser otros).
Mickey Mouse Pantera Rosa

Pluto Piolín

Donald Bugs Bunny

Porky Elmer

Silvestre Gardfield

El Coyote Gallo Claudio.

El Correcaminos Marvin

El Pato Lucas Bart Simpson

Goku

Reflexión:
Cada una es una persona única y que puede ser reconocida por características propias. Cuando no somos fieles a nuestra manera de ser y tratamos de imitar a otros, entonces estamos muy equivocadas, porque primero, le estamos cambiando el plan a Dios y segundo, le estamos quitando al mundo la posibilidad de enriquecerse con eso único y diferente que Dios puso en mi y en nadie más.
Dinámica 2: (puedes optar entre la A y la B)
Opción A: Esta dinámica tiene dos partes: la primera (cómo ME veo) de manera individual cada niña se ve en un espejo y anota 3 cualidades físicas y tres sicológicas (características

de la personalidad). La segunda (cómo me ven las demás) en parejas las niñas le dicen a la otra una cualidad física y psicológica. Esta dinámica se hace con el propósito de que las niñitas comparen cómo se ven y cómo las ven.


Opción B: A cada niña se le entrega un papel con el nombre de una integrante del grupo (no puede faltar nadie). Se sientan todas en círculo y la primera niña se tiene que presentar (en primera persona) dando características físicas y de su personalidad, para que las demás adivinen quien es. El juego se termina cuando todas “se” han presentado.
La dirigente retoma la dinámica y abre la conversación a partir de las siguientes preguntas:


  • ¿Qué les pareció la dinámica?

  • ¿Están de acuerdo con lo que dicen las demás? ¿Por qué si? ¿Por qué no?

  • ¿Por qué nos cuesta tanto reconocer la riqueza que Dios puso en nosotras?

Explicar que a pesar de que estamos en un tiempo de cambio, que a veces sentimos que somos desproporcionadas, que a veces nos gustaría ser diferente o ser como otra niña, debemos aceptarnos tal cual somos, ya que el querer ser como la otra es un enemigo para la propia riqueza. Nuestra mayor riqueza es que somos hijas de Dios, hijas del Rey y que como él es nuestro Padre, él nos creó así tal cual somos, así nos ama y porque nos ama ha puesto talentos en nosotras para ayudarlo hacer un mundo mejor.


Cada una tiene una misión diferente y es por eso que Dios nos ha regalado ciertos talentos y no otros. Cada uno de estos talentos serán necesarios para ser feliz.
Muchos jóvenes hoy en día, después de ver a los grandes intelectuales, políticos, músicos, cantantes etc.., llegan a la conclusión de que ellos no poseen ningún talento, y que quizás Dios no les ha dado ningún don que ellos puedan poner al servicio de los demás. Sienten que no destacan en nada, o que existen pocas cosas que pueden hacer bien. Los que así piensan deben saber que están muy equivocados.
Dinámica 3:
Se hacen dos grupos y se reparten las dos historias, de David y de las dos vasijas, (ANEXO 1) para que cada grupo la prepare y actúe al otro grupo.
Después de la actuación se pregunta ¿Qué conclusión se puede sacar de cada historia?
También las debilidades han sido pensadas con amor por Dios, es importante conocerlas y pedirle a la Mater que Ella haga algo bueno a partir de ellas.

Reflexión:
Dios nos hizo de una forma por algo, con virtudes y defectos. Nosotros tenemos que poner a Dios en nuestras vidas, para que Dios pueda usarnos como instrumento en beneficio de Él, los demás y de nosotras mismas.
Propósito
Cultivar/desarrollar un talento que tenía oculto.
Vivencia final en el Santuario (o capilla)
La dirigente agradece por la reunión y luego lee:
Quizás no sepas que…

  • Saber sonreír a la gente es un talento

  • Saber recibir a las Prealiadas nuevas que llegan a tu grupo es un talento

  • Tener espíritu de liderazgo es un talento

  • Tener amor y paciencia con otras personas es un talento

  • Saber enseñar es un talento

  • Dejarse educar es un talento.

  • Formar hogar es un talento.

  • Ayudar a la mamá en la casa es un talento

  • Estar de buen humor aunque esté cansada es un talento

  • Hacer amigas es un talento

  • Escuchar a los demás es un talento

  • Ser educada en tu lenguaje es un talento

  • Ser detallista es un talento

  • Ser una pre aliada que reza es un talento

  • Hacer reír a la gente y divertirlas es un talento

  • Disfrutar de los detalles es un talento

  • No quejarse es un talento

  • Ser humilde es un talento

  • Saber trabajar en equipo es un talento

  • Saber tratar con los niños es un talento

Quizás pensabas que no tenías ningún talento, y al escuchar esta lista descubras que sí los tienes. Recuerda que lo poco que tengas, si lo pones al servicio de Dios, él te irá dando más y más, y al final dirá "Has sido fiel en lo poco, por eso te daré más".


Cada niña recibe un Santuario recortado de cartulina (ANEXO 2) y se hace la siguiente reflexión:
Cada una de nosotras es un Santuario MUY AMADO por Dios y donde habita Jesús a través de la comunión. Este Santuario no es de piedra, es más sagrado que el de piedra y hecho por Dios con mucho más amor, pues El pensó cada detalle y lo enriqueció con talentos y características única y que no se repiten.
Cada una recibió un Santuario. Este Santuario es cada una. Lo vamos a abrir y en una de las paredes vamos a escribir un talento que hayamos descubierto que tenemos.
Cuando lo hayan escrito, continúa: ahora le vamos a ofrecer a la Mater un camino concreto de cómo le vamos a ayudar para que ese talento brille más, se multiplique y pueda ser regalado a los demás.
En la otra pared escribiremos alguna debilidad que nos duele tener.
Cuando lo hayan escrito continúa: le vamos a escribir cortito a la Mater para que esta debilidad no sea un obstáculo para que Ella se pueda reflejar en mí y le vamos a pedir ayuda para superarla.
Después pegan el Santuarito a su diario.
Reflexión final:


  • ¿Ocupo conscientemente los talentos que Dios puso en mí?

  • ¿Cuáles son mis talentos?

  • ¿Cómo los cultivo?

ANEXO 1:

Todos tenemos talentos. Dios te ha dotado de talentos especiales, TODOS, absolutamente TODOS tenemos talentos especiales de Dios.

Quizás crees que los únicos talentos que Dios concede son: cantar, tocar un instrumento, ser experta en un deporte o en un ramo y una serie de talentos o dones que si bien es cierto Dios te los puede dar, pero no significa que si no tienes uno de ellos entonces no tienes ningún talento.

Dios puede utilizarte como instrumento por medio de lo que nunca imaginaste, Dios tiene un estilo único de actuar, es por esa razón que te animo a que desarrolles el talento que Dios ha depositado en ti, sea cual sea este.


Historia de David:
Ningún talento es demasiado pequeño como para no dar frutos y si Dios me lo regaló es porque quiere que yo haga algo grande con él; sólo tengo que conocerlo, potenciarlo y no quedarme detenida, al compararme con los talentos de otros.
Querida Prealiada, posiblemente en algún momento de la vida te has confrontado y te has preguntado: ¿Dónde están mis talentos? No veas con los ojos humanos, ve con los ojos espirituales, pues Dios que es tu Padre y te ama, puede hacer de tu talento un instrumento para hacer crecer el Reino de María.
No te desesperes si a lo mejor no vez en ti el talento que tanto deseaste, Dios puede usarte de la forma que menos pensaste. Así es mi Dios, así es tu Dios, grande en creatividad y en misericordia.
Así que levántate, usa todos los talentos que Dios te ha dado, sea cual sea y utilízalo para ser alguien grande, pues ese talento tarde o temprano te llevara a cosas grandes que jamás imaginaste.
Fíjate en el caso de David: Él tenía dos talentos:

  • Tocar el Arpa

  • Tirar piedras con su honda

¿Qué clase de talentos son estos? Podríamos pensar. Pues, déjame decirte que gracias a los pocos talentos de David, y a que él fue fiel a Dios, y los usó con responsabilidad, Dios fue dándole más y más, hasta llegar a ser Rey; ¡Y Qué gran Rey! 


DIOS ACTUA DE MUCHAS FORMAS: Lo que quiero decirte en esta hora, es que Dios tiene múltiples formas de actuar, el no esta limitado a la mente humana, el puede hacer cosas sorprendentes de algo que para nosotros es insignificante.

David jamás se imagino que el tocar tan bien el arpa lo iba a llevar al palacio en donde tocaba para Saúl, mucho menos se le paso por la mente que un día su talento con la honda lo iba a llevar a derrotar al gigante que atemorizaba a todo Israel, así es Dios, utiliza nuestros talentos para llevarnos a lo mas alto.


Querida Prealiada, posiblemente en algún momento de la vida te has confrontado y te has preguntado: ¿Dónde están mis talentos?, no veas con los ojos humanos, ve con los ojos espirituales pues Dios que es tu Padre y te ama puede hacer de tu talento un instrumento para hacer crecer el Reino de María.
No te desesperes si a lo mejor no vez en ti el talento que tanto deseaste, Dios puede usarte de la forma que menos pensaste, así es mi Dios, así es tu Dios grande en creatividad y en misericordia.

Así que levántate, usa todos los talentos que Dios te ha dado, sea cual sea y utilízalo para ser el mejor en tu rama, pues ese talento tarde o temprano te llevara a cosas grandes que jamás imaginaste.


Historia de las dos Vasijas:
Un cargador de agua de la India tenía dos grandes vasijas que colgaba a los extremos de un palo y que llevaba encima de los hombros.

Una de las vasijas tenía varias grietas, mientras que la otra era perfecta y conservaba toda el agua al final del largo camino a pie, desde el arroyo hasta la casa de su patrón, pero cuando llegaba, la vasija rota sólo tenía la mitad del agua. Durante dos años completos esto fue así diariamente, desde luego la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, pues se sabía perfecta para los fines para los que fue creada. Pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque sólo podía hacer la mitad de todo lo que se suponía que era su obligación.

Después de dos años, la tinaja quebrada le habló al cargador diciéndole: "Estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo porque debido a mis grietas sólo puedes entregar la mitad de mi carga y sólo obtienes la mitad del valor que deberías."

Éste le dijo compasivamente: "cuando regresemos a la casa, quiero que notes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino". Así lo hizo la tinaja. y en efecto vio muchísimas flores hermosas a lo largo, pero de todos modos se sintió apenada porque al final, sólo quedaba dentro de sí la mitad del agua que debía llevar.

Él entonces le dijo:

-¿Te diste cuenta de que las flores sólo crecen en tu lado del camino? Siempre he sabido de tus grietas y quise sacar el lado positivo de ello. Sembré semillas de flores a todo lo largo del camino por donde vas y todos los días las has regado y por dos años yo he podido recoger estas flores para decorar el altar de mi maestro. Si no fueras exactamente como eres, con todo y tus defectos, no hubiera sido posible crear esta belleza.



Cada uno de nosotros tiene sus propias grietas. Todos somos vasijas agrietadas, pero debemos saber que siempre existe la posibilidad de aprovechar las grietas para obtener buenos resultados.

ANEXO 2:


Autoforma 13




Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos