Plan de accesibilidad “acceplan” 2003 – 2010


Los instrumentos de intervención 96



Descargar 2.19 Mb.
Página3/15
Fecha de conversión20.03.2018
Tamaño2.19 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15

8.2. Los instrumentos de intervención 96

8.2.1. La normativa urbanística 96

8.2.2. Los planes de accesibilidad 98

8.3. Conclusiones y recomendaciones 99


9. Situación de la accesibilidad en el transporte público 105

9.1. La accesibilidad en cada uno de los medios de transporte 105

9.1.1. Autobuses urbanos y suburbanos 105

9.1.2. Ferrocarriles metropolitanos 106

9.1.3. Tranvías 107

9.1.4. Taxis 107

9.1.5. Autobuses interurbanos 108

9.1.6. Ferrocarril de cercanías 109

9.1.7. Ferrocarril interurbano 109

9.1.8. Transporte aéreo 110

9.1.9. Transporte marítimo 110

9.2. Resumen: los problemas de la accesibilidad en cada medio de transporte 111

9.3. La accesibilidad en el transporte según los usuarios 113

9.4. Indicadores de la accesibilidad en el sistema de transporte público 115

9.4.1. Fijación de umbrales de accesibilidad primaria 116



10. Situación de la accesibilidad en la comunicación y señalización 119

10.1. Introducción 119

10.2. El marco normativo 120

10.3. Tecnologías aplicadas y su accesibilidad 121

10.3.1. Telefonía básica 121

10.3.2. Telefonía móvil 122

10.3.3. La Red / Internet 122

10.4. Servicios y aplicaciones 123

10.4.1. El Centro de Intermediación 123

10.4.2. Subtitulación 125

10.4.3. Servicio de Intérpretes de Lengua de Signos 126

10.5. Penetración de los equipos y servicios de nuevas tecnologías entre las personas con discapacidad y mayores 126

10.6. Conclusiones 127



11. Análisis dinámico: las cadenas de accesibilidad 129

12. Conclusión: Problemas de la accesibilidad en España y condicionantes para su solución 131

12.1. Problemas de accesibilidad por sectores: Resumen 131

12.2. Conclusión general 137



PARTE IV: Los contenidos del Plan (1): Bases, objetivos y diseño

13. Metodología de diseño del Plan 141

13.1. Fases de diseño y desarrollo del Plan 141

13.2. La selección de propuestas 142

14. Principios del Plan de Accesibilidad ACCEPLAN 145

14.1. Los Principios generales (1er nivel) 145

14.2. Principios operativos (2º nivel) 147

14.3. Principios de la actuación (3r nivel) 149


15. Los objetivos del Plan 151

15.1. Objetivos generales 151

15.2. Descripción de los objetivos generales 152

16. Las cuatro grandes líneas de actuación del Plan 159

16.1. Concienciación, formación y promoción 159

16.2. Normativa, normas técnicas y guías 160

16.3. Planes y programas 161

16.4. Promoción de la investigación y calidad 162

PARTE V: Los contenidos del Plan (2): Propuestas de actuación
17. Las propuestas del Plan de Accesibilidad 167

17.1. Propuestas relativas a Concienciación, Formación y Promoción 168


17.1.1. Enfoque de las actuaciones 168

17.1.2. Propuestas y medidas para su desarrollo 171


17.2. Propuestas relativas a Normativa, Normas Técnicas y Guías 175

17.2.1. Enfoque de las actuaciones 175

17.2.2. Propuestas y medidas para su desarrollo 177


17.3. Propuestas relativas a Planes y Programas 180

17.3.1. Enfoque de las actuaciones 180

17.3.2. Propuestas y medidas para su desarrollo 181


17.4. Propuestas relativas a Promoción de la Investigación y Calidad 185

17.4.1. Enfoque de las actuaciones 185

17.4.2. Propuestas y medidas para su desarrollo 186


17.5. El papel del IMSERSO en el plan 188

17.5.1. Las competencias 188

17.5.2. El marco de cooperación 189

17.5.3. Los mecanismos de aplicación 189




PARTE VI: CONCLUSIONES:
Conclusiones: Por un nuevo paradigma, el Diseño para Todos, hacia la plena igualdad de oportunidades 195

PARTE VII: ANEXOS
A1. Enfoque sectorial de las actuaciones 201

AV1. Edificación 203

AV2. Urbanismo 209

AV3. Transporte 213



AV4. Comunicación e Información 221

A2. Necesidades de accesibilidad de las personas con discapacidad 233

Introducción
El Libro Blanco del Plan de Accesibilidad ACCEPLAN analiza las posibilidades y enfoque de actuación necesarios para enfrentar los problemas y carencias en relación con la accesibilidad a todo tipo de entornos, productos y servicios. Su objetivo es plantear un conjunto de propuestas de posible desarrollo en el marco del Plan, una vez incorporadas las observaciones, correcciones e ideas aportadas por diversos agentes e instituciones con motivo del diagnóstico previamente realizado y presentado como Libro Verde de la Accesibilidad en España.
El elemento principal de un Libro Blanco son las acciones que propone, aunque consideramos que en este caso también lo es la manera de enfocarlas, dada la complejidad de elementos que confluyen y las repercusiones que sobre determinados colectivos sociales tienen esas acciones. Existen muchos enfoques y planteamientos diferentes para luchar contra las barreras, y aún más para luchar por prevenirlas. Pero conseguir evitar la creación de barreras implica un cambio social de considerable dimensión. Este cambio es la principal dificultad y el mayor desafío que debemos afrontar.
Los problemas detectados en estos años de aplicación de un sistema (normativo, administrativo y financiero) para la promoción de la accesibilidad nos llevan a replantear los métodos de actuación y el enfoque de objetivos. Estos problemas, así como el debate sobre las consecuencias del modelo de promoción de la accesibilidad no son exclusivos de nuestro país. En consecuencia debemos reflexionar sobre el contexto general en que se están planteando las políticas de accesibilidad.
El contexto del Plan de Accesibilidad
La política de promoción de la accesibilidad está en una encrucijada; no sólo en España, no sólo en Europa. Se trata, quizá, de una crisis relacionada con la juventud y la ambición del proceso emprendido por muchos países del entorno cultural occidental -y no sólo de él- para crear un modelo normativo y administrativo que haga posible la plena accesibilidad e integración social de las personas con discapacidad.
Muchos de estos países nos planteamos hoy, tras comprobar las dificultades del proceso y la insuficiencia de sus resultados, cuáles son los cambios necesarios para que esos modelos, especialmente el normativo, sirvan mejor al objetivo originario de la plena accesibilidad para todos.
A pesar de las notables diferencias entre unos y otros países, ni siquiera aquellos donde el modelo normativo ha podido resultar más exitoso y ejemplar se libran de un grado importante de incumplimiento o de tener dificultades para difundir y plasmar las nuevas ideas sobre accesibilidad que de forma intensa se han venido discutiendo en la última década. No es ajeno a todo ello la evolución tecnológica y social que se produce, que hace necesaria una continua búsqueda de soluciones para evitar la segregación y la estigmatización pues los valores de la velocidad y la rentabilidad actúan casi siempre en contra del interés de los grupos sociales más frágiles.
En consecuencia, y como punto de partida de este Libro Blanco para el diseño del Plan de Accesibilidad ACCEPLAN resulta importante conocer cuáles son los principales factores que determinan esta encrucijada en la que también nos encontramos. Muchos de ellos constituirán, en gran medida, el fondo de las cuestiones a solucionar en un plan de accesibilidad para ocho años, como el que el IMSERSO pretende abanderar.
Cuestiones críticas en relación con el marco normativo que regula la provisión de accesibilidad:



  • La constatación del limitado seguimiento de parte o todas las normativas sectoriales desarrolladas en los últimos diez o quince años.

  • La necesidad de dilucidar el grado de firmeza con que se ha de perseguir los incumplimientos y la viabilidad de su endurecimiento.

  • La necesidad de dilucidar el grado de concreción que han de tener los requisitos técnicos que establecen las leyes y la posibilidad de sustituirlos por criterios funcionales.

  • Se desconoce la aplicabilidad, éxito y consecuencias del establecimiento de un modelo de legislación por la igualdad de oportunidades y su relación con las normativas de carácter técnico que desarrollan los requisitos concretos a cumplir para la accesibilidad.



Cuestiones críticas en relación con los conceptos que se manejan:



  • La necesidad de cambiar el paradigma de la supresión de barreras, que socialmente ha comenzado a ser asumido, por otro más abierto e igualitario de Diseño para Todos.

  • Difundir con éxito una cultura de la accesibilidad en la que se integre a todos los colectivos sociales como beneficiarios y superar tabúes en relación con la discapacidad y las diferencias culturales.

  • Poder difundir la variedad de barreras y de afectados existentes, más allá de las consabidas “barreras arquitectónicas” y de las necesidades de las personas que circulan en sillas de ruedas.

  • La conveniencia y necesidad de mantener políticas de discriminación positiva para garantizar los derechos de las personas con discapacidad, en determinados sectores, como el de vivienda, donde se presentan cupos de unidades adaptadas con tal fin.

  • Potenciar la escala humana, de proximidad y solidaridad, en la que se desenvuelve necesariamente la accesibilidad en un entorno urbano agresivo, individualista y desestructurado.

  • Desarrollar los valores de la diversidad y la diferencia que faciliten la integración y aceptación de la vejez y la discapacidad cuando los valores de referencia imperantes son la juventud, fuerza y belleza.

  • Desvincular la palabra accesibilidad de su connotación minoritaria -ligada a la discapacidad en casi todos los textos legales- para ampliarla a toda la población, de acuerdo con el nuevo paradigma del Diseño para Todos, pero sin olvidar quiénes son los principales afectados.


Cuestiones críticas en relación con la gestión y promoción de la accesibilidad:


  • Proyectar el interés desde el área de Servicios Sociales, tradicionalmente encargado de este tema, hacia otros sectores que son competentes en los ámbitos necesitados de accesibilidad.

  • Definir la escala adecuada de intervención entre los distintos ámbitos administrativos y fomentar la colaboración y cofinanciación.

  • Conseguir la coordinación entre sectores, dentro de cada nivel administrativo, para facilitar la eficacia y corresponsabilidad respecto a los cambios que requiere la accesibilidad.

  • Desarrollar mecanismos de seguimiento y evaluación para conocer la evolución de las variables relevantes y las formulas administrativas para corregirla.

  • Adaptarse a los cambios sociales y tecnológicos que transforman rápidamente los escenarios de intervención haciendo necesario replantear las acciones, y evitar la emergencia de nuevos grupos marginados por las dificultades de acceso al mundo tecnológico.

Todas estas cuestiones están presentes, de una u otra forma, en la “agenda” de quienes aplican o diseñan las políticas de accesibilidad en muy diversos lugares. Y es que las estrategias para luchar por la plena accesibilidad siempre han debido enfrentarse a la tendencia general de producir entornos con barreras, como ya en 1976 Selwin Goldsmith destacó1:


“edificar siempre ha estado y estará orientado a satisfacer a personas que se sostienen autónoma y firmemente sobre sus dos piernas y no para gente que se apoya en bastones o se desplaza en sillas con ruedas”
Esta afirmación tan cruda y directa podría extenderse a otro tipo de entornos (urbanos, de transporte,...) y a otro tipo de discapacidades, como las sensoriales o las cognitivas, para completar una visión pesimista de lo que sería una interminable y anticipadamente fracasada lucha por la igualdad para aquellas personas que no cumplen un estándar funcional determinado.
La pregunta a responder es, por tanto ¿podemos realmente contrarrestar esa tendencia e introducir un modelo de diseño, de servicios o de gestión, que tenga en cuenta a una más amplia variedad de personas y situaciones?
Es decir, ¿podemos esperar que una “cultura de la accesibilidad” se pueda abrir camino entre nuestros –a menudo débiles y escasos- valores sociales? El resultado de los diversos trabajos realizados, que han sido desarrollados por expertos en muy diversos campos, no nos va a ofrecer una respuesta de sentido contrario, rotunda y optimista, pero si nos debe ofrecer –ese es el objetivo de este trabajo- alternativas para avanzar hacia una sociedad en la que no tengamos que resignarnos a la afirmación de Goldsmith.
La iniciativa
El día 13 de Abril de 1999 el Parlamento español aprobó una moción por la que se instaba al Gobierno a presentar un Plan de Accesibilidad que contemple un horizonte temporal para su ejecución y la adopción de cuantas medidas sean necesarias para la superación de los importantes déficits existentes en la accesibilidad en los ámbitos siguientes: Medio Urbano, Edificación, Transporte y Comunicación.
Semejante exigencia resultaría coincidente con una de las demandas que Naciones Unidas estableció ya en 1993 en las denominadas Normas Uniformes sobre la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad (art.5):

Para las personas con discapacidades de cualquier índole, los Estados deben: a) establecer programas de acción para que el entorno físico sea accesible, y b) adoptar medidas para garantizar el acceso a la información y la comunicación.

Esta exhortación a la participación de los estados en la promoción de la accesibilidad y, en general, en el diseño y puesta en práctica de políticas de integración para las personas con discapacidad se repite a lo largo de las Normas Uniformes; así, el artículo 14 establece que
Los Estados deben velar por que las cuestiones relativas a la discapacidad se incluyan en todas las actividades normativas y de planificación correspondientes del país.

Y en cuanto al papel del Estado en relación a los demás niveles administrativos establece que


Los Estados deben emprender y prever políticas adecuadas para las personas con discapacidad en el plano nacional y deben estimular y apoyar medidas en los planos regional y local.
Pero la aplicación de estas demandas de intervención desde el Estado no es inmediata si consideramos cuáles son los ámbitos en los que mayoritariamente se producen los problemas de accesibilidad y analizamos la situación de reparto competencial existente en nuestro país. La realidad es que son varias las administraciones implicadas en ofrecer soluciones a esos graves problemas y múltiples los sectores afectados, de modo que disponer de un plan de acción operativo y amplio, y hacerlo efectivo, es una tarea compleja y ambiciosa en un Estado grande y descentralizado como el español.
Todo lo anterior no es óbice para que el IMSERSO, en correspondencia con sus responsabilidades y sus compromisos con las personas discapacitadas, haya ido dando los pasos necesarios para preparar un plan de acción completo para su aplicación en un periodo suficiente y necesario de tiempo, de modo que se puedan abarcar las grandes carencias de accesibilidad en España. Este plan es el denominado Plan de Accesibilidad ACCEPLAN 2003-2010.
Lo que hay que hacer
El IMSERSO como entidad gestora de la Seguridad Social a la que compete el seguimiento del Plan de Acción para Personas con Discapacidad y la asistencia técnica a los programas de cooperación internacional en el ámbito de mayores y discapacitados tiene varios papeles fundamentales a desarrollar en aquellas áreas en que las competencias están mayoritariamente transferidas, como ocurre con la mayoría de las que presentan importantes problemas de accesibilidad:


  • Garantizar la equidad interterritorial, en el sentido de la igualdad de toda persona, especialmente aquellas con discapacidades, en el disfrute de unos entornos, productos y servicios accesibles.

  • Promover recursos para mejorar y difundir la accesibilidad y el Diseño para Todos en los distintos territorios del Estado. Esta promoción se materializará mediante la innovación y desarrollo de nuevas prestaciones y servicios, y de la reforma y mejora de calidad de los existentes.

  • Mediación entre las diversas instituciones públicas y privadas a la hora de desarrollar proyectos compartidos o de lograr objetivos comunes. Esta misión se desarrolla mediante planes conjuntos supraregionales, órganos mixtos de coordinación y cooperación y desarrollo de instrumentos jurídicos como convenios y o conciertos.

En otras áreas, en cambio, donde las competencias mayoritarias siguen en manos de la Administración Estatal, las posibilidades de intervención son mucho más amplias y mayor, por tanto, la integralidad y complementariedad de las acciones.


En este marco que requiere importantes equilibrios pero admite múltiples y casi ilimitados desarrollos se enmarca el Plan de Accesibilidad ACCEPLAN 2003-2010, una iniciativa en la que confluyen todas las actuaciones de promoción de la accesibilidad del IMSERSO. Este Plan, de contenidos ambiciosos, presenta ahora su documento de propuestas para resolver los grandes problemas de accesibilidad presentes en el territorio español y hacer realidad los compromisos legales asumidos en las leyes de accesibilidad de las comunidades autónomas.

El Libro Blanco
El presente Libro Blanco constituye el último eslabón de la cadena previa al Plan y en él se presentan los argumentos que justifican la puesta en práctica de las correspondientes acciones, también apuntadas, del plan.
Mientras que un Libro Verde, como el previamente elaborado, denominado Libro Verde de la Accesibilidad en España (IMSERSO 2002), recoge un diagnóstico general y un análisis de situación que se presenta al público para su debate, la tarea prioritaria de un Libro Blanco es establecer un marco de referencia, un “documento de propuestas para la acción concreta”, según la Comisión Europea, y además servir de vehículo para su desarrollo. Requiere, por tanto, de un diagnóstico previo de la situación que da pie a desarrollar una visión transformadora de futuro.
El presente documento incorpora tanto los resultados más destacados del diagnóstico de situación de la accesibilidad en España, presentados en el citado Libro Verde -y ampliados con las aportaciones de los diversos agentes sociales e institucionales participantes en su debate-, como toda la secuencia que conduce desde la selección de los principales problemas a abordar hasta las propuestas concretas a aplicar en cada sector.
Pero este Libro Blanco no es una simple sucesión de propuestas más o menos acertadas para resolver un problema de gran complejidad e interrelaciones, como es la accesibilidad; por el contrario, pretende establecer una base y una sistemática sobre la que se pueda apoyar una política integral para consensuar y proyectar acciones complementarias, evaluables y de largo plazo que consigan implantar una autentica ‘cultura de la accesibilidad’ en la sociedad y erradiquen las múltiples manifestaciones de discriminación que su carencia justifica.

Un principio prioritario: la igualdad de oportunidades
El nuevo marco político en materia de discapacidad de la Unión Europea, se define en 1996 a partir de la “Comunicación de la Comisión sobre Igualdad de Oportunidades de las personas con Minusvalía2, mediante la cual se adoptaron los principios establecidos en las “Normas Uniformes sobre la Igualdad de Oportunidades para las personas con Discapacidad”. A partir de esta fecha, se establece que el principio de igualdad de oportunidades3 de todos los ciudadanos representa un valor inalienable y común a todos los estados, y se considera como el punto de referencia obligado al cual deben remitirse las estructuras económicas y sociales, además de ser el fundamento del planteamiento basado en el reconocimiento de los derechos de las personas con discapacidad.
El principio de igualdad efectiva de derechos, supone que las necesidades de todas y cada una de las personas son de igual importancia, que el respeto a la diversidad humana debe inspirar la construcción de las sociedades y que deben emplearse todos los recursos disponibles para garantizar que todos los ciudadanos disponen de oportunidades iguales a la hora de participar en la vida social4.
La mayoría de los programas de apoyo puestos en marcha a lo largo de los años por los estados miembros, se han orientado fundamentalmente hacia la compensación de las desventajas de las personas con discapacidad y no hacia su cualificación para participar en la vida social. Por esta razón y de forma gradual, los planteamientos tradicionales están siendo sustituidos por otros que se orientan hacia la igualdad efectiva de derechos y no simplemente hacia la adopción de medidas destinadas a superar las limitaciones funcionales.
Un objetivo prioritario: el Diseño para Todos
El Diseño para Todos supone el máximo objetivo en el proceso de búsqueda de soluciones para los problemas de accesibilidad de las personas con discapacidad. Significa superar el estigma de la diferencia y asumir que los condicionantes de la discapacidad en la relación con el entorno están en igual plano que otros más comunes y compartidos, tales como la edad, la actividad que se realiza o la limitación temporal de alguna función; supone asumir que la dimensión humana no está definida por unas capacidades, medidas o prestaciones, sino que debe contemplarse de manera más global; una manera en la que la diversidad es la norma y no la excepción. Por ello, los valores de este nuevo paradigma fundamentan los objetivos de este plan y conducen la accesibilidad hacia una nueva cultura en la que las necesidades vinculadas con la discapacidad -sin dejar de ser la guía y la principal motivación- dejan de ser el centro y razón absoluta de la acción.
Desarrollar esta nueva cultura del Diseño para Todos debe ser el principal objetivo a alcanzar mediante el Plan de Accesibilidad y la mejor estrategia para conseguir la igualdad efectiva de oportunidades. El carácter ambicioso y amplio de este nuevo paradigma puede definir un cauce adecuado para que las políticas de promoción de la accesibilidad tengan continuidad a lo largo del tiempo y superen muchos de los desafíos que impiden conseguir la igualdad de oportunidades y una mayor calidad de vida para todos.
Documentos previos
El presente documento es consecuencia de un trabajo que comenzó con la elaboración de un diagnóstico sobre las condiciones actuales de la accesibilidad en España; este trabajo ha ido avanzando, madurando sus contenidos e incorporando otras perspectivas, todo ello con el fin de definir las grandes líneas de acción de un plan, el Plan de Accesibilidad ACCEPLAN.
Los documentos elaborados con anterioridad al Libro Blanco son:


  1. Diagnóstico” (Memoria)

  2. La accesibilidad percibida: responden los usuarios”

  3. Síntesis del diagnóstico (preedición de 800 ejemplares del Libro Verde de la Accesibilidad en España para realizar un mailing institucional).

  4. Problemas y Objetivos en el Plan de Accesibilidad”.

  5. Análisis de las respuestas a los “Cuestionarios de Opinión y Alternativas respondidos por entidades de las administraciones y representantes de usuarios”.

  6. Edición definitiva del “Libro Verde: La Accesibilidad en España”.





Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad