Plan de accesibilidad “acceplan” 2003 – 2010


Parte IV: LOS CONTENIDOS DEL PLAN (1): BASES, OBJETIVOS Y DISEÑO



Descargar 2.19 Mb.
Página11/15
Fecha de conversión20.03.2018
Tamaño2.19 Mb.
Vistas281
Descargas0
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   15
Parte IV:

LOS CONTENIDOS DEL PLAN (1): BASES, OBJETIVOS Y DISEÑO
Capítulo 13: Metodología de diseño del Plan
Ante la importancia de los problemas detectados en el diagnóstico se abre un campo amplio de posibilidades de actuación que han de ser abordadas de forma ordenada y sistemática.
El proceso de definición de las acciones del Plan de Accesibilidad sigue una secuencia que se va perfilando con más detalle a lo largo del presente capítulo, y que básicamente responde al siguiente esquema:

Principios Objetivos Líneas de Actuación Propuestas Actuaciones


LIBRO BLANCO PLAN

El presente Libro Blanco establece y justifica el paso desde el diagnóstico realizado, y presentado en el Libro Verde, hasta la definición concreta de acciones del Plan de Accesibilidad ACCEPLAN 2003-2010 (ver Anexo1). Este tránsito es importante para entender cómo se ha concebido el Plan, que su amplitud y ambición no son contradictorias con la racionalización y realismo con que se ha concebido y que la viabilidad de sus objetivos sólo es posible mediante un trabajo meticuloso de preparación y aplicación.

13.1. Fases de diseño y desarrollo del Plan110
Se ha comenzado por concretar los principios que deben guiar el plan. Se han distinguido tres tipos: los que constituyen una referencia ideológica para establecer los objetivos y propuestas del Plan (principios generales), los que afectan a aspectos generales del diseño y puesta en práctica de las propuestas (principios operativos) y, finalmente, los que establecen más concretamente la forma de actuación (principios de la actuación). Los principios son una primera expresión de la complejidad de interrelaciones y ámbitos sobre los que se debe operar para una mejora integral de la accesibilidad en los ocho años de vigencia del Plan.
A continuación se introducen los objetivos del Plan; éstos responden a la problemática detectada en el diagnóstico y plantean cuáles son las principales soluciones necesarias; también centran la atención sobre algunas áreas específicas que se quieren potenciar de manera particular en el plan; nos referimos concretamente al ámbito de las nuevas tecnologías, la comunicación e información y al turismo y ocio, actividades muy dinámicas y transversales, que presentan gran número de barreras y cuyas soluciones están entre las más demandadas por las personas con discapacidad.
El desarrollo concreto de los objetivos se realiza en cuatro grandes bloques temáticos transversales, que denominamos Líneas de Actuación (ver Capítulo 16), en torno a las cuáles se articula todo el trabajo:


  1. Concienciación, formación y promoción.

  2. Normativa.

  3. Planes y programas

  4. Investigación y calidad.

Éstos bloques contienen, a su vez, distintas propuestas, o acciones y políticas de tipo transversal o sectorial, que permiten avanzar parcialmente hacia los objetivos establecidos.


El Libro Blanco finaliza con la presentación ordenada y justificada de las propuestas, todas ellas importantes y necesarias a juzgar por el equipo redactor, pero aún pendientes de estudio para su incorporación al Plan, siguiente y última etapa del proceso.

Podemos decir, por tanto, que estas propuestas constituyen la materia prima de las acciones del Plan y que éste quedará finalmente conformado por una selección de ellas, una vez analizada su viabilidad y condiciones de aplicación.


En cuanto a la forma de llevar a la práctica las propuestas o acciones seleccionadas para el Plan hay que decir que cuando sea preciso se diseñarán estrategias de intervención que, por una parte, contribuyan a evitar la descoordinación o excesiva concreción y parcialidad de esas acciones a desarrollar, y por otro planteen fórmulas de intervención adecuadas en cada caso. Téngase en cuenta que muchas de las posibles acciones a desarrollar dependerán de diversas administraciones territoriales o sectoriales que ostentan las competencias correspondientes o son pieza fundamental para su puesta en marcha y seguimiento.

13.2. La selección de propuestas
Las propuestas que se presentan en la Parte V son resultado del trabajo de análisis de los problemas detectados en el diagnóstico y del proceso de participación que, a partir de la publicación del Libro Verde de la Accesibilidad en España, se ha realizado.
Podemos resumir los aspectos principales de este proceso:


  1. Elaboración de fichas de problemas

  2. Elaboración de fichas de objetivos, en las que se han incluido las primeras aproximaciones al diseño de soluciones a los problemas de accesibilidad. Para ello se establecieron objetivos de tipo operativo y estrategias para su consecución; en ellas se incluyó el análisis de propuestas, instrumentos y agentes.

  3. Trabajos complementarios: integración de la accesibilidad en el urbanismo, sistemas de promoción y gestión de la accesibilidad,

  4. Trabajo de coordinación entre sectores, para buscar la máxima transversalidad de las actuaciones. Selección de las Líneas de Actuación.

  5. Recepción y tratamiento de las “Encuestas de Valoración y Alternativas al Libro Verde de la Accesibilidad en España” recibidas procedentes de múltiples administraciones sectoriales y territoriales.

  6. Recepción de demandas o alternativas provenientes de organizaciones de usuarios y documentación sobre demandas de grupos específicos

  7. Recogida de ideas, críticas y alternativas en la “Jornada de Presentación y Debate en torno al Libro Verde de la Accesibilidad en España” IMSERSO, Octubre de 2002.

  8. Establecimiento de propuestas sectoriales clasificadas por líneas de actuación.

  9. Selección y ordenación final de propuestas y su vinculación con los objetivos generales del Plan.


Fases de desarrollo del Plan:
2003-2006. Implantación y primera fase de acciones según detalle establecido en el Plan.
2006. Evaluación de desarrollo del Plan y sus resultados. Evolución de los parámetros de seguimiento; revisión y actualización de objetivos.


    1. Segunda fase; desarrollo de actuaciones previstas.


Capítulo 14: Principios del Plan de accesibilidad ACCEPLAN
Se recogen aquí las principales ideas y criterios en los que se apoya el diseño del Plan. Se consideran tres niveles diferentes de principios del Plan, desde los que inspiran la filosofía o encuadran ideológicamente el Plan (Principios Generales o de Primer Nivel) o los que inciden sobre sus aspectos operativos o funcionales (Principios Operativos o de Segundo Nivel) hasta los que determinan la forma de aplicación de medidas concretas en el Plan (Principios de la Actuación o de Tercer Nivel). No son unos principios aplicables a cualquier plan, sino que responden a la experiencia acumulada de trabajo en este ámbito y a lo que se espera sean las aportaciones de este Plan, teniendo en cuenta las tendencias que se registran en nuestro país y fuera, y los condicionantes sociales e institucionales para acometer de forma integral los problemas de accesibilidad en España.
La aplicación de estos principios a lo largo del desarrollo del Plan estará en relación directa con la ambición de los resultados efectivamente buscados. Si bien la consideración conjunta de todos ellos es compleja, mucho más lo puede ser alcanzar los grandes objetivos del Plan si estos principios son ignorados o tratados de forma muy parcial.

14.1. Los principios generales (1er nivel)
Constituyen la filosofía inspiradora del Plan y responden a las tendencias y planteamientos que marcan la lucha por la mejora de las condiciones de accesibilidad y la integración y participación de todas las personas en la sociedad.

Aceptación y valoración de la diversidad humana y social
Las características físicas, psíquicas o culturales de las personas junto con las etapas que marcan su ciclo de vida determinan necesidades diversas y diferentes de interrelación con el entorno. Todos somos diferentes y todos cambiamos a lo largo de la vida, de modo que nuestras habilidades y necesidades en la interrelación con el entorno también lo hacen.
Sólo desde la aceptación, conocimiento y valoración de esta diversidad se puede concebir un Plan auténticamente integrador y comprensivo. La idea de accesibilidad abarca todas las facetas de la variedad humana y todos los entornos, productos y servicios que utilizamos. Todos somos beneficiarios de las mejoras de accesibilidad en diferentes grados y en diferentes momentos; de forma que las mejoras que a unos (personas discapacitadas, ancianas...) posibilitan el desplazamiento o la comunicación de la que antes estaban privados, a otros se los facilitan111.

Igualdad de oportunidades
El Principio de igualdad efectiva de derechos supone que las necesidades de todas y cada una de las personas son de igual importancia, que el respeto a la diversidad humana debe inspirar la construcción de las sociedades y que deben emplearse todos los recursos disponibles para garantizar que todos los ciudadanos disponen de oportunidades iguales a la hora de participar en la vida social. (Resolución del Consejo sobre la Igualdad de Oportunidades de las personas con minusvalías/Bruselas 30/VII/1996).
Dentro de este Principio de igualdad efectiva de derechos se incluye el derecho a no ser discriminado. La discriminación consiste en tratar de manera directa o indirecta a una persona menos favorablemente a otra que no lo sea y se encuentre en situación análoga.
La discriminación es directa cuando el trato es menos favorable y es indirecta cuando una disposición, criterio o práctica aparentemente neutros ocasionan una desventaja particular a unas personas respecto a otras, excepto en casos justificables por una finalidad legítima necesaria, adecuada y proporcionada.
Es evidente que la discriminación de acceso a los entornos, productos o servicios por causa de discapacidad definitiva o temporal o por otras causas atribuibles a la edad o condición física o intelectual no son justificables por una finalidad legítima, de modo que la falta de accesibilidad se puede considerar una causa de discriminación hacia todas esas personas. Toda actividad del Plan debe ser no discriminatoria y tender a reducir los niveles de discriminación que por causa de inaccesibilidad existan, ya sea en las normas, criterios o prácticas.

Vida independiente
Es la situación en la que una persona ejerce el poder de decisión sobre su propia existencia y participa activamente en la vida de su comunidad en un contexto caracterizado por la libre elección y la solidaridad.

En virtud de este principio, la política relativa a las personas con discapacidad o problemas de dependencia ha de ir más allá de la prestación de servicios médicos y sociales para reducir las limitaciones funcionales y aumentar la autonomía personal en todos los campos; algo para lo que la accesibilidad constituye un elemento imprescindible.


Sostenibilidad
Entre los múltiples matices posibles para interpretar este término tradicionalmente ligado a un modelo de desarrollo que “satisfaga las necesidades del presente sin comprometer la posibilidad de las próximas generaciones de satisfacer sus propias necesidades” nos interesa incidir en la necesaria combinación de las perspectivas sociales y ambientales. En este sentido asumimos el enfoque urbano del término en los extremos establecidos por la Conferencia de Río:
"El concepto de sostenibilidad aplicado a una ciudad es la habilidad del área urbana y su región de mantener sus funciones a los niveles de calidad de vida deseados por la comunidad sin restringir las opciones disponibles de las generaciones presentes y futuras (...)”112

La mejora de accesibilidad contribuye a la sostenibilidad en la medida que mejora la calidad de vida de cualquier comunidad urbana o rural aumentando el rango de usuarios de sus entornos y servicios, la durabilidad y permanencia de las soluciones adoptadas y el confort o calidad de uso. Las acciones del Plan de Accesibilidad deben servir para potenciar la sostenibilidad en los términos señalados.



Participación
El principio de participación supone que los ciudadanos, al margen de la intervención administrativa, pueden disponer de otras vías alternativas directas e inmediatas para gestionar los servicios públicos e influir en las decisiones de los órganos de gobierno. En este sentido, la participación no solo es un derecho fundamental de la ciudadanía sino que puede convertirse en una opción estratégica y estructural adoptada por el Plan. Deben existir procesos de consulta normalizados y transparentes respecto a las medidas a emprender y los instrumentos a implicar, en consonancia con la Comisión Europea113 que considera que la implicación de las personas con discapacidades es necesaria en el planeamiento, el control y la evaluación de los cambios en las políticas, prácticas y programas. Se pueden destacar aquí algunas carencias significativas como la falta de presencia de las personas con discapacidad en los foros de tecnología, lo que determina escasa participación en el proceso de elaboración y adaptación de las TIC y, finalmente, la menor adaptación y utilización de éstas.
Se parte de dos objetivos básicos:


  • Aumentar la intervención de las organizaciones y representantes de personas con discapacidad en procesos de diseño de entornos y servicios de carácter público donde la accesibilidad tenga una elevada incidencia.

  • Favorecer vías de expresión de demandas y las actitudes de corresponsabilización.


14.2. Principios operativos114 (2º nivel)
Se refieren a los criterios fundamentales a considerar como condición previa al diseño de acciones del plan, dotando a estas de las características necesarias para que debe satisfacer un plan de ámbito estatal, instrumental, multisectorial, abierto y revisable.

Subsidiariedad: El principio de subsidiariedad115 tiene como función general garantizar el grado de independencia de una autoridad con respecto a la instancia de rango superior, sin que ello sea impedimento para que exista una adecuación de las potestades administrativas a los fines públicos. En el marco del Plan, el principio de subsidiariedad persigue dos objetivos; por un lado potenciar la autoridad y operatividad de la administración competente más próxima al ciudadano, y por el otro facilitar la actuación de la administración de grado superior si la administración competente no está en condiciones de satisfacer los intereses públicos.
Coordinación inter-administrativa: Es la función que pretende conjuntar actividades diversas desde distintas administraciones para una misma finalidad, evitando la duplicación de esfuerzos y las acciones contradictorias. Las políticas de accesibilidad deberán favorecer y aprovechar la complementariedad de las políticas comunitarias, nacionales, regionales y locales, además de las que resultan de las diferentes actuaciones sectoriales.
Equilibrio territorial. En el diseño de actuaciones y en la selección de entornos donde aplicarlas se deben considerar criterios de equilibrio territorial, compensando las áreas (urbanas, rurales, regionales,...) más desfavorecidas sin desmerecer los criterios de eficiencia o cualquier otro señalado.
Transversalidad: La idea de accesibilidad que a menudo se presenta es la derivada de una regulación sectorial, pero lo cierto es que se trata de una materia que atraviesa todas las actividades de la sociedad. La accesibilidad se entrelaza en todos los campos (las “cadenas de accesibilidad”), y un obstáculo interpuesto en cualquiera de ellos repercute de forma decisiva en el resto. Por esta razón, debe incluirse la perspectiva de accesibilidad de forma generalizada en todas las actuaciones y debe elaborarse una respuesta comprensiva que tenga en cuenta a la persona en los diferentes campos y esferas de la vida a los que afecta la accesibilidad. El Plan debe favorecer que esta perspectiva se tome en cuenta en otro tipo de actuaciones institucionales.
Flexibilidad. El Plan debe diseñarse con la capacidad para redirigir y redimensionar objetivos de acuerdo a las fases de su desarrollo. Debe ser susceptible de cambios o variaciones en función de la evolución de las necesidades, de las tecnologías y los medios disponibles; en consecuencia, se preverán mecanismos de retroalimentación y corrección de las actuaciones.
Ordenación. Los planteamientos del Plan deben ser realistas y promover de forma lógica los cambios necesarios. Entendemos que una ordenación lógica de la aplicación de medidas para conseguir la accesibilidad en cualquier entorno, producto o servicio a lo largo del desarrollo del Plan sería la siguiente:


      1. Promover el diseño accesible de lo nuevo

      2. Adaptar lo existente hasta la medida razonable posible (ver principio nº 11)

      3. Retirar lo no adaptable


Integralidad de las actuaciones: Al promover la accesibilidad se atiende una gran diversidad de necesidades. Estas varían en intensidad y urgencia de acuerdo a las características individuales de cada persona, por lo que el interés estratégico de cada grupo social afectado será diferente. Para satisfacer las diferentes demandas es necesario abordar un marco general en el se traten todos los aspectos de la cadena de accesibilidad y en el que se aborden los problemas entre los sistemas de transporte, edificios, zonas públicas y sistemas de comunicación e información como un todo.
Dicho marco exige una colaboración entre diferentes políticas, es decir, requiere de un trabajo intersectorial en base a un mismo objetivo. Los programas a favorecer, deben incorporar objetivos comunes con áreas o entornos conexos y favorecer sinergias.
Esta integralidad debe ser extensiva a la difusión de las actuaciones, que debe existir como una parte de los programas.

14.3. Principios de la actuación (3er nivel)
Son referidos específicamente a la forma de plantear y aplicar las acciones derivadas del Plan; constituyen un tercer nivel de principios, más instrumentales, pero necesarios para desarrollar adecuadamente los objetivos que más adelante se plantean.
Eficiencia en la utilización de medios: Desde el diseño del Plan, debe valorarse y aprovechar la preparación de los equipos, entidades u órganos con experiencia y técnicos adecuados. Se debe contar con las aportaciones de los centros especiales de autonomía personal y ayudas técnicas y de las organizaciones representativas de los grupos e intereses más afectados. También se debería favorecer la utilidad de otras instituciones, como aquellas creadas al hilo de la propia normativa (consejos autonómicos de accesibilidad y/o supresión de barreras).
Facilitación: El Plan debe estar compuesto por metodologías de actuación transparentes y bien definidas; debe plantear no sólo objetivos y medidas, sino estrategias de implementación para mejorar su aplicabilidad. Se deben facilitar, en lo posible, vías de adaptación entre los medios disponibles y los fines perseguidos, así como graduar el nivel de intervención para evitar el rechazo social o profesional.
Excelencia: Debe buscarse la inserción de la accesibilidad y el Diseño para Todos como un estándar ineludible en los procesos de normalización y promoción de la calidad en la cadena productiva.
Racionalidad en la adaptación. Implica asumir ciertos niveles de flexibilidad y realismo en el desarrollo de políticas y normativas que promuevan la adaptación accesible. Se considera que una adaptación (o adecuación de un entorno a las necesidades específicas de las personas con discapacidad) es razonable si es eficaz y práctica sin suponer una carga desproporcionada, para lo cual se tendrán en cuenta los costes de la medida, la estructura y características de la entidad u organización que ha de adoptarla y la posibilidad que tenga de obtener financiación oficial o cualquier otra ayuda para realizarla.


Supervisión y control. En el desarrollo del Plan, se deben dedicar partidas específicas para verificar el buen funcionamiento y desarrollo de los programas y acciones. Debe realizarse un seguimiento de su desarrollo mediante la evaluación jerarquizada de objetivos y su grado de cumplimiento.
Publicidad de las actuaciones. Dar a conocer los objetivos, inversiones y mejoras provocadas es una forma de mejorar la incidencia, comprensión y buen uso de cualquier actuación sobre un entorno público. Se deben presentar las actuaciones en accesibilidad como un elemento de progreso y mejora de calidad de vida para todos.

Capítulo 15: Los objetivos del Plan
En un periodo de desarrollo de 8 años (2003 a 2010) se pueden y deben resolver los grandes problemas de accesibilidad. Se trata de un plazo suficiente para abordar las carencias y problemas de fondo que están lastrando las posibilidades de éxito de las políticas correctoras que se vienen aplicando. A continuación se relacionan y comentan los principales objetivos que se plantea conseguir o hacia los que quiere avanzar el Plan de Accesibilidad ACCEPLAN:

15.1. Objetivos generales



  1. Consolidar el paradigma del Diseño para Todos en nuestra sociedad. Difundir el conocimiento y aplicación de la accesibilidad.

Se espera conseguir a través de:

  • Promover la accesibilidad y el Diseño para Todos a través de:

    • Conocer y concienciar sobre la accesibilidad, su necesidad y los beneficios que procura.

    • Promover el Diseño para Todos en la educación y en la formación laboral, técnica y superior.

  • Desarrollar materiales didácticos y guías técnicas adecuadas.

  • Potenciar la investigación e inserción de la accesibilidad en los procesos de I+D+i.




  1. Introducir la accesibilidad como criterio básico de calidad de la gestión en la acción pública.

Se espera conseguir a través de:

    • Vincular las acciones aisladas de mejora de accesibilidad integrando siempre en “cadenas” funcionales.

    • Promover la gestión y el mantenimiento accesibles entre las distintas administraciones.

    • Generalizar la exigencia de condiciones de accesibilidad en los contratos públicos.




  1. Conseguir un sistema normativo para la promoción de la accesibilidad completo, eficiente y de elevada aplicación en todo el territorio.

Se espera conseguir a través de:

    • Completar un diseño legal a partir de dos enfoques complementarios: una normativa de protección de la igualdad de oportunidades y otra de aplicación de criterios técnicos de accesibilidad.

    • Desarrollar los códigos técnicos y las normas y certificaciones de calidad precisas para potenciar el efecto de la normativa legal y diversificar la acción de fomento de la accesibilidad.

    • Revisar los mecanismos de control y seguimiento de las leyes, así como los instrumentos que estas crean para asegurar su cumplimiento.

    • Fomentar la armonización de normas entre los distintos niveles administrativos: europeo, estatal, autonómico y local.




  1. Adaptar progresivamente y de forma equilibrada los entornos, productos y servicios a los criterios del Diseño para Todos.

Se espera conseguir a través de:

    • Favorecer un desarrollo equilibrado de las condiciones de accesibilidad a nivel territorial y sectorial

    • Realizar planes y programas de adaptación de entornos públicos.




  1. Promover la accesibilidad en sectores con elevadas carencias y de alta incidencia sobre la calidad de vida de las personas.

Se espera conseguir a través de:

    • Desarrollar de forma prioritaria la accesibilidad en los sectores del ocio y turismo.

  • Desarrollar de forma prioritaria la accesibilidad en el ámbito de las nuevas tecnologías, la comunicación e información.


15.2. Descripción de los objetivos generales



  1. Consolidar el paradigma del Diseño para Todos en nuestra sociedad. Difundir el conocimiento y aplicación de la accesibilidad.


Entre los mayores obstáculos para que el derecho de total acceso y participación pueda ser ejercido por la totalidad de la población, está el desconocimiento y las actitudes inadecuadas de la ciudadanía. Cuando los ciudadanos, especialmente aquellos encargados de diseñar el entorno o de gestionar y mantener las instalaciones o servicios, no tienen en cuenta las demandas que se derivan de las diferencias entre unas personas y otras, se favorece la segregación de aquellos cuyas demandas son mayores. Nos referimos a los discapacitados permanentes y temporales, pero no sólo a ellos; también los muy altos o muy bajos, los que llevan un carrito de bebé o de mudanzas, las personas mayores con movilidad reducida, etc.; todos ellos sufren en mayor o menor grado las consecuencias en forma de perdida de libertad y calidad de vida. Por tanto, p
odemos considerar a la ciudadanía en general como sujeto y objeto de la situación, pues contribuye al problema y también recibe las consecuencias.
De todo ello se deriva la necesidad de fomentar el conocimiento y la adopción de actitudes favorables entre grupos mayoritarios de la población, así como entre los grupos encargados del diseño y mantenimiento o gestión de la accesibilidad. Esas actividades de concienciación y formación sobre accesibilidad permitirán que los obstáculos que antes sólo veían o importaban a los afectados, se hagan visibles y relevantes para todos, facilitando el poder evitarlos o minimizarlos eficientemente.
Evidentemente estos cambios en las actitudes sociales no ocurren de un día para otro. El proceso de adaptación a nuevas situaciones y valores requiere tiempo y esfuerzo, generando además unas lógicas resistencias. Introducir estos cambios a edad temprana o en el periodo formativo como persona o como profesional es siempre más sencillo y más efectivo, aunque los efectos no se produzcan en un corto plazo. En relación a la accesibilidad hay principios y actitudes que deben ser compartidos por todos los ciudadanos, como valorar la diferencia, no estigmatizar la discapacidad o aprender a reconocer las barreras y los beneficios de su eliminación para todos. Concebir a la persona discapacitada como alguien igual en derechos y transitar desde una perspectiva médica de la discapacidad, caracterizada por la dependencia, hacia una concepción de vida autónoma siguen siendo tareas pendientes, a pesar de los avances realizados.
Por tanto, desde el punto de vista de la CONCIENCIACIÓN los objetivos concretos a perseguir son:


  • La concienciación social (de toda la ciudadanía).

  • La concienciación específica, dirigida a grupos específicos de la población (automovilistas, comerciantes, etc.) con gran influencia en la creación de barreras e inutilización de los entornos accesibles.

Es evidente que únicamente con la voluntad de cambio no es suficiente: hay que saber qué y cómo cambiar. La concienciación que proponemos ha de mostrar a los ciudadanos no sólo la problemática citada, sino herramientas y ejemplos de actuación concretos. En ese sentido, podemos decir que se trata de una concienciación informativa.


Esta concienciación ciudadana afectará también a aquellos ciudadanos que son agentes de “alto impacto” en el diseño y mantenimiento de la accesibilidad. Pero, a menudo la concienciación de estos profesionales no es suficiente ya que la dificultad técnica de la aplicación del Diseño para Todos es importante, y por tanto, éstos requieren recibir una formación específica para poder llevar a cabo esta empresa. Esta formación activa a su vez la concienciación de estos profesionales con lo que ambas políticas se complementan. En consecuencia, proponemos los siguientes objetivos concretos a perseguir, desde el punto de vista de la FORMACIÓN:


  • Formación inicial (básicamente universitaria) a profesionales y personal de “alto impacto” en el diseño y mantenimiento de la accesibilidad.

  • Formación continuada a profesionales y personal en ejercicio de “alto impacto” en el diseño y mantenimiento de la accesibilidad.

  • Formación general básica (educación general)

Complementariamente queremos destacar la necesidad de acciones específicas de PROMOCIÓN tendentes a ofrecer una perspectiva positiva de la accesibilidad y extender el conocimiento y uso de los principios del Diseño para Todos. Las acciones se dirigirán a:




  • Inclusión de la accesibilidad como un estándar de calidad por medio del desarrollo y difusión de normas técnicas.

  • Mejora de los instrumentos técnicos que faciliten la puesta en práctica: guías, manuales, catálogos de buenas prácticas.

  • Aumento el conocimiento de esta problemática entre los ámbitos administrativos y políticos.

  • Acompañamiento de los diversos programas de formación y concienciación con la intención de hacerlos más atractivos para el público al que se dirigen.

  • Aumentar la demanda, la base social que se interese e involucre sobre las cuestiones de accesibilidad. Incorporar actividades dirigidas a nuevos colectivos de participación, como organizaciones de consumidores, de tercera edad o grupos con intereses más específicos: asociaciones de vecinos, usuarios de transporte público, etc.



  1. Introducir la accesibilidad como criterio básico de calidad de gestión en la acción pública.

Se pretende aumentar el compromiso y eficiencia de las distintas administraciones mediante el desarrollo y reforma de instrumentos de planificación, gestión e intervención con criterios de Diseño para Todos.

Es necesario mejorar el diseño de los mecanismos de acción por la accesibilidad. A menudo se ha observado que el mal diseño de los instrumentos de promoción de accesibilidad y la actuación descoordinada entre distintas administraciones o departamentos genera resultados ineficientes y, a menudo, mal uso de los recursos. Por otra parte, la no consideración de la accesibilidad como un criterio necesario en los concursos y procedimientos de contratación pública resulta expresión manifiesta de una falta de voluntad o desconocimiento que resulta difícilmente justificable; las consecuencias negativas tienen un elevado efecto multiplicador, pues no sólo se refieren a la inaccesibilidad de esos productos y servicios, sino que inducen un mensaje contrario a la accesibilidad en toda la cadena de producción y comercialización.
El nuevo paradigma a promocionar en toda la escala de actuaciones públicas y en todos los sectores es el Diseño para Todos. En este sentido, es necesario difundir entre las administraciones la necesidad y la importancia de diseñar sus programas y actuaciones teniendo en cuenta la variedad de usuarios y, más concretamente, a las personas con discapacidad y mayores. Las necesidades específicas de los ciudadanos con deficiencias físicas, sensoriales o cognitivas se debe tener en cuenta también para el diseño de los mecanismos de gestión y de mantenimiento tanto en los servicios como en los entornos físicos bajo responsabilidad de las administraciones.
En definitiva, se deben proponer reformas que incorporen criterios de Diseño para Todos tanto en los instrumentos de gestión y coordinación de las actuaciones como en los de contratación y adquisición de productos y servicios.
Por otra parte también se debe fomentar en el marco del plan la cooperación y el compromiso compartido entre administraciones para el desarrollo de estrategias conjuntas. Este compromiso se debe manifestar concretamente a través de la planificación y sometimiento a la legalidad en las actuaciones correctoras para la supresión de barreras. Las acciones deben enmarcarse en planes o programas con objetivos de puesta en práctica, fechas y presupuestos y deben incorporar tareas de difusión y promoción de manera complementaria, sea cual sea su dimensión y objetivos. La experiencia de múltiples acciones escasamente coordinadas o con escasa proyección pública muestran la necesidad de mejorar la eficiencia a través de una mejor planificación y gestión.
También dentro de este objetivo genérico se plantea la necesidad de realizar cambios en la estructura administrativa que da soporte a los instrumentos de intervención. En determinados casos los problemas de gestión y supervisión a que pretende hacer frente el citado objetivo sólo pueden ser acometidos por medio de cambios en la organización de las instituciones, tales como la reorganización de áreas de responsabilidad sectorial o introducción de áreas de coordinación o gestión previamente inexistentes.

En otros casos lo que se requiere es un cambio de los contratos –programa o de parte de las cláusulas que rigen las concesiones o los concursos, de modo que sea obligada la toma en consideración de los criterios de accesibilidad. Por otro lado, la concesión de ayudas o las transferencias entre administraciones o con agentes privados deben condicionarse o acompañarse de mecanismos de evaluación ex-post.

Finalmente, la insuficiencia de recursos destinados a determinadas actuaciones o su gestión ineficaz es también un impedimento para avanzar en la generalización de la accesibilidad.


  1. Conseguir un sistema normativo para la promoción de la accesibilidad completo, eficiente y de elevada aplicación en todo el territorio.

Consideramos dos grandes líneas para conseguir este amplio objetivo: conseguir la implementación, cumplimiento y desarrollo de las normas existentes y reformar o cambiar los instrumentos legales. Estos dos enfoques son complementarios, pero muy diferenciados entre sí.



Implementación y cumplimiento de las normas existentes
La normativa debe ser la vía para garantizar el derecho de acceso de las personas con o sin discapacidades a los mismos espacios, servicios y productos. Este es también un objetivo prioritario del Plan.
Con independencia de la necesidad de acciones de reforma del marco legal no se puede negar que disponemos de un marco normativo amplio y detallado de accesibilidad, así como tampoco se puede pasar por alto la juventud y potencialidad de éste como vía para la mejora de accesibilidad en los entornos y servicios. Aún así, existen razones de no aplicabilidad de la normativa que escapan de su propio ámbito, como es la falta de conocimiento de la misma o la ausencia de políticas claras para su promoción. De modo que es necesario:


  • Mejorar la difusión de la normativa y favorecer el conocimiento por parte de los técnicos que deben aplicarla.

  • Potenciar la aplicación y el desarrollo de los mecanismos de control

  • Perseguir su incumplimiento

  • Desarrollar la regulación necesaria para la correcta aplicación de los instrumentos previstos en la legislación. Para ello se sugiere el desarrollo vía Reglamento que permite concretar o definir mejor aspectos contenidos en las Leyes con un procedimiento más ágil en cuanto a tramitación. Además los reglamentos son más fáciles de modificar o revisar para adecuarse a los cambios.



Reforma e innovación de los instrumentos legales
Tras un periodo de algo más de diez años se puede considerar casi completado el desarrollo de leyes autonómicas de accesibilidad y sus correspondientes decretos y códigos técnicos hasta constituir casi un verdadero sistema jurídico propio. Sin embargo, pocos sistemas habrán resultado tan poco satisfactorios en tan breve plazo de tiempo a juzgar por las opiniones y juicios que se escuchan tanto desde el lado técnico –relativo a las dificultades de aplicación o la dispersión de criterios en la normativa - como desde los propios usuarios –relativo a la frustración de ver que ese sistema no ofrece lo que anuncia: un mecanismo eficiente de promoción de la accesibilidad y supresión de barreras.
Ante esta situación se barajan alternativas diferentes que se recogen en el plan:


  • Promover sistemas que ofrezcan a los usuarios con discapacidad garantías de respeto a sus derechos frente a la discriminación que imponen las barreras de acceso.

  • Promover nuevas leyes autonómicas de accesibilidad basadas en el establecimiento de criterios de funcionalidad mínimos de obligado cumplimiento y que se acompañan de normas técnicas de no obligado cumplimiento, utilizando para ello los procedimientos de normalización y estandarización.



  1. Adaptar progresivamente y de forma equilibrada los entornos, productos y servicios a los criterios del Diseño para Todos.

El Plan favorecerá un desarrollo equilibrado de las condiciones de accesibilidad a nivel territorial y sectorial.


Se entiende que las condiciones de accesibilidad se desarrollan de forma equilibrada a nivel territorial cuando hay una homogeneidad razonable en los distintos territorios del Estado, así como entre zonas urbanas y rurales. De acuerdo al diagnóstico elaborado para el Libro Verde esta homogeneidad entre las distintas autonomías se puede considerar en el momento presente como satisfactoria, pero es preciso asegurar que ese equilibrio se mantiene en el tiempo durante el periodo de vigencia y desarrollo del Plan. En cambio, no se puede decir lo mismo respecto a las áreas urbanas y rurales; pues éstas últimas están en condiciones muy inferiores.
Para el desarrollo equilibrado de la accesibilidad en los espacios urbanos parece necesario realizar una selección estratégica de estos a la hora de implantar las actuaciones entendemos que las condiciones de accesibilidad se desarrollan de forma equilibrada a nivel sectorial cuando se verifica el desarrollo de cadenas de accesibilidad entre medios arquitectónicos, urbanísticos y de transporte, de modo que se consigue garantizar la continuidad de los desplazamientos y la realización autónoma de actividades.



  1. Promover la accesibilidad en sectores poco intervenidos y con una alta incidencia sobre la calidad de vida de las personas: el sector de la comunicación e información y el sector de ocio y turismo.

En cuanto al desarrollo específico de soluciones en el ámbito de la comunicación e información, el objetivo es garantizar igualdad de acceso a las nuevas tecnologías para las personas con discapacidades y mayores. Las nuevas oportunidades que ofrecen Internet o la telefonía móvil deben ser una oportunidad de integración y mejora de calidad de vida también, o especialmente para personas con deficiencias sensoriales, dificultades de movilidad, etc. Para que estas oportunidades no se conviertan en amenazas se deben considerar distintas acciones en las áreas de la información, la formación, el mantenimiento del servicio universal de telefonía o el desarrollo de protocolos siempre bajo la concepción del Diseño para Todos.


Algunas medidas particulares a desarrollar para abordar otros problemas específicos pueden ser:

  • Mejoras de señalización, al ser un área escasamente considerada en los programas de accesibilidad y de gran relevancia para las personas con discapacidades sensoriales y cognitivas.

  • Potenciar el uso de la Lengua de Signos y la disposición de intérpretes en los principales servicios públicos.

  • Implantar medidas como la subtitulación y la audiodescripción que faciliten el acceso al ocio y a la información.

  • Promoción de la investigación y desarrollo en estos ámbitos, así como el apoyo a la innovación y las aplicaciones especializadas.

Por otra parte, se contempla como un objetivo específico el potenciar la accesibilidad en los sectores turístico y de ocio. Se hace mención especialmente a estos sectores por varios motivos:




  • Constituyen las actividades más deseadas y menos disfrutadas por las personas con discapacidades, de acuerdo a los estudios realizados en la fase de diagnóstico. La experiencia turística constituye una parte fundamental del acerbo vital de cualquier individuo.

  • Las tendencias demográficas que recogen un aumento de la población mayor y discapacitada con unas condiciones de renta que les permiten un elevado nivel de gasto en viajes y actividades de ocio.

  • El turismo es un proceso en permanente proceso expansivo, tanto a nivel cualitativo (especialización y calidad) como cuantitativa (aumento de demanda y de centros receptivos), especialmente en nuestro país.

  • La elevada importancia del sector turístico en nuestra economía y el papel de nuestro país como receptor de visitantes que, con una componente de tercera edad cada vez más importante, demandan buenas condiciones de accesibilidad.

  • La importancia social, económica y personal del ocio; máxime cuando la tan nombrada “cultura del ocio” constituye una realidad creciente en nuestras ciudades.

  • Las escasas iniciativas específicas que se han dado desde las administraciones para fomentar el turismo accesible y la adaptación de los espacios de ocio.

  • Por otro lado, la plena autonomía en este caso requiere una continuidad elevada en los elementos de la accesibilidad.

Por las razones expuestas se ha considerado la conveniencia de dotar de un impulso particularmente importante a la accesibilidad en los dos grandes grupos sectoriales de nuevas tecnologías y turismo. Una última razón nos incita también a proponer este objetivo; se trata de una justificación intangible pero importante: el interés de singularizar objetivos




Capítulo 16: Las cuatro grandes líneas de actuación del Plan
El citado y muy reiterado principio de transversalidad en las actuaciones es de una gran importancia al hablar de accesibilidad, como se deduce del propio diagnóstico. Su aplicación requiere coordinar objetivos y propuestas e intentar eliminar espacios-frontera entre sectores. Con este fin se han coordinado los trabajos sectoriales del equipo redactor de ACCEPLAN mediante la elaboración de fichas con idéntico formato y el posterior debate de grupo. Se han buscado así enfoques y actividades compartidas y complementarias para la solución de los grandes problemas comunes, llegando a delimitar unos grandes grupos de acción horizontales en los que se han integrado y combinado las actuaciones sectoriales.
Estas cuatro grandes líneas de actuación116 resultantes son:


  • Concienciación, formación y promoción

  • Normativa, normas técnicas y guías.

  • Planes y programas

  • Promoción de la investigación y la calidad.

Esta clasificación no pretende ser exhaustiva sino práctica a los efectos de organizar y mostrar la temática –conjunta y sectorial- que se ha de abordar desde un Plan de Accesibilidad. Cada grupo recoge, a su vez, distintos ámbitos de actuación posibles para mejorar las condiciones de accesibilidad.



16.1. Concienciación, formación y promoción
Incluimos en este grupo todas las políticas relativas a difundir el conocimiento y la toma de conciencia de las ventajas y conveniencia de la accesibilidad, así como a formar y promover la creación, gestión y mantenimiento de la accesibilidad. Cada uno de estos aspectos (Concienciación, Formación y Promoción), a pesar de estar estrechamente vinculados, hace referencia a actuaciones específicas, que describimos a continuación.
La concienciación son las acciones y los instrumentos diseñados para producir un cambio en la conciencia de los destinatarios, de manera que entiendan la complejidad de una cierta problemática social (y sus ventajas y desventajas), se sientan involucrados en ella (como miembros de la sociedad que presenta el problema) y sean capaces de actuar al respecto. La concienciación, en materia de accesibilidad, es una herramienta destinada a la creación de una “Cultura de la Accesibilidad” en la que todos los ciudadanos entiendan su problemática, sientan que les involucra, y actúen en consecuencia.
La formación se refiere a las acciones que se realizan y/o recursos que se utilizan con el objetivo de que alguien aprenda algo, y por tanto, la necesidad de formación aparece cuando se identifica una necesidad de aprendizaje. Con respecto a aquello que se quiere que se aprenda, la formación incluye desde conocimientos específicos o de carácter técnico hasta procedimientos (maneras de actuar sobre la realidad) y actitudes (maneras de ver, entender y afrontar la realidad). Es en este sentido que la formación está estrechamente vinculada con la concienciación, ya que una formación efectiva requiere en gran medida un interés previo. En este documento nos centramos en la formación con carácter profesionalizador, es decir, en la formación inicial y en la formación de profesionales en ejercicio. Una forma diferente de formación no profesionalizadora que también nos interesa es la educación: formación que tiene como destinatarios niños y adolescentes como medio de incidir en toda la ciudadanía. La educación (obligatoria reglada) tiene como objetivo formar en los contenidos, actitudes y procedimientos que consideramos imprescindibles que se conozcan por parte de la totalidad de la población y que transmitimos como parte de nuestra cultura. La inclusión del concepto del Diseño para Todos en este legado cultural seria un objetivo a perseguir.

Por último, por promoción nos referimos a las acciones, instrumentos e iniciativas diseñados con el fin de producir un cambio en la actitud de los destinatarios ante una problemática concreta debido principalmente a las ventajas que se asocian a esta nueva actitud. Este cambio puede fomentarse de dos maneras mostrando explícitamente sus ventajas o creando y añadiendo nuevas ventajas a la misma. Así, en materia de accesibilidad, podría realizarse mostrando las ventajas de la accesibilidad para toda la ciudadanía y especialmente a los colectivos de mayor impacto en la creación/mantenimiento de la misma. También sería promoción aquellas actuaciones que se dirijan a aumentar el interés en el campo de la accesibilidad de un colectivo o institución concreta mediante el ofrecimiento de ventajas extra (por ejemplo, promover la asistencia de técnicos municipales a cursos específicos de formación en accesibilidad haciendo gratuita y accesible dicha formación, o al considerarla requisito para obtener subvenciones).


Podemos encontrar estrategias de promoción incluidas en acciones de concienciación o formación. Como ya hemos mencionado, en la práctica las tres grandes áreas de acción (concienciación, formación y promoción) están fuertemente interrelacionadas. En general, las iniciativas concretas que se propondrán con respecto a Concienciación y Formación en materia de accesibilidad incluyen estrategias de Promoción para despertar el interés por las mismas y aumentar su éxito.

16.2. Normativa, normas técnicas y guías.
Se recogen en este grupo todas las medidas relacionadas con la normativa, ya sea esta la existente, y se demande la ampliación o mejora de sus preceptos, o sea una aspiración o propuesta a desarrollar desde cero. En este sentido, se ha entendido por normativa, en primer lugar, a todo el conjunto de preceptos legales que regulan las condiciones a cumplir por los espacios, productos y servicios con la finalidad de hacerlos accesibles, es decir, las leyes y sus reglamentos.

El grupo incorpora también las normas técnicas que, no siendo de obligado cumplimiento, establecen las condiciones mínimas de diseño, modificación de entornos, equipamientos, instrumentos, etc., con el fin de hacerlos accesibles, así como su adecuada gestión y mantenimiento. Estas normas de calidad, que elaboran los organismos de normalización –representados en España por AENOR- contribuyen a responsabilizar a las empresas y organizaciones en la eliminación de barreras y promoción de la accesibilidad.


Por extensión, comprendemos también en el grupo las guías técnicas o publicaciones que se desarrollan con el objetivo de orientar la actividad profesional y empresarial hacia el diseño sin barreras.
Finalmente, se han incluido en el grupo las condiciones de accesibilidad establecidas como necesarias para homologar cualquiera de los espacios instalaciones u objetos comprendidos en el estudio.
En resumen, esta Línea de Actuación comprende las acciones relativas a:


  • Elaboración de nueva normativa

  • Modificación Legal, entendiendo que la existencia de un gran desarrollo normativo de accesibilidad en las CC.AA. no reclama la creación de un nuevo marco normativo, sino fundamentalmente su modificación.

  • Aplicación de la normativa, control y refuerzo de medidas

  • Normas técnicas, guías y homologación.



16.3. Planes y programas
Incluimos en el grupo el análisis de alternativas de promoción de la accesibilidad por medio de la ordenación, programación y racionalización de actuaciones en torno a un plan, programa o figura similar. Las propuestas de este apartado parten de la necesidad de superar la visión de los planes para la promoción de la accesibilidad como documentos técnicos estáticos y acabados en si mismos, para comenzar a considerarlos como parte de un proceso de mayor alcance. Así concebidos, los planes incluirían a corto y medio plazo actuaciones directas de supresión de barreras, pero también de cambios en la gestión pública de los servicios e infraestructuras y en la conciencia ciudadana en general.
Gran parte de las propuestas en esta Línea de Actuación giran -en sus aspectos mas concretos- en torno a estos planes de accesibilidad municipal establecidos por la legislación, los Planes Especiales de Actuación, o PEAs, para requerir en ellos un planteamiento distinto y, sobre todo, su inclusión en un marco mas amplio, que denominamos Plan Municipal Integral de Accesibilidad. Este plan debería ser concebido como una política municipal y no solo como un documento técnico referido a obras de supresión de barreras físicas.
De acuerdo con este planteamiento resulta objetivo fundamental la coordinación entre planes y la inclusión de la accesibilidad en todos ellos, por ello se propone la utilización de diversos tipos de planes sectoriales u horizontales que afecten de forma importante las condiciones de accesibilidad, como los planes urbanísticos, proyectos de urbanización, planes de obras o coordinación municipal etc.
Además se incluyen en este grupo las acciones de mejora de gestión, coordinación y ejecución en el funcionamiento administrativo de cara a la aplicación de medidas integrales de accesibilidad (medidas que indefectiblemente requieren acciones de coordinación y consideración programada de tareas).
En consecuencia, podemos considerar que el grupo comprende fundamentalmente los siguientes apartados:


  • Planes Supramunicipales , con un carácter estratégico como plataformas de coordinación interadminstrativa y donde se establezcan las prioridades de actuación




  • Planes Municipales Integrales de Accesibilidad que incluyan

    • Planes Especiales de Actuación (PEAs)

    • Planes Urbanísticos

    • Otros planes: Proyectos de Urbanización, obras Instalación o modificación accesible de elementos etc...

    • Planes de Coordinación de programas, departamentos, agentes.

Planes de Mantenimiento
Otro aspecto que se considera incluido en esta Línea de Actuación es relativo a barreras producidas por deficiencias en el mantenimiento o por instalaciones temporales, como las obras en la calzada, o posteriores a la realización de la urbanización, así como las derivadas de hábitos y actitudes que promueven su creación. A menudo las actuaciones o realizaciones accesibles son transformadas posteriormente de forma inadecuada apareciendo entonces las barreras; la falta de mantenimiento o un mantenimiento inadecuado promueven o no pueden evitar esa aparición de barreras en entornos o instalaciones concebidas sin ellas. A ello contribuyen también de forma determinante las actitudes, pero como prueba el diagnóstico, estas actitudes negativas se ven favorecidas por la ausencia de actuaciones correctoras o de mantenimiento.

Los contenidos fundamentales de este subgrupo serían:


- Ejecución de obra, renovación o actuación accesible.

- Instalación o modificación accesible de elementos.

- Mantenimiento

16.4. Promoción de la investigación y la calidad
En una sociedad cambiante y competitiva la idea de accesibilidad debe venir vinculada con la idea de calidad, lo que requiere un alto desarrollo tecnológico y de diseño que sólo se puede obtener mediante políticas de promoción de la investigación y la calidad. Por otra parte, las soluciones alternativas frente a los entornos con barreras ya existentes requieren aplicar soluciones técnicas innovadoras, creativas y económicamente eficientes; todo ello resulta intensivo en investigación y requiere una concepción de calidad en todos los pasos del proceso.
En resumen, podemos citar como contenidos fundamentales de este grupo los siguientes:

- Investigación, estudio y desarrollo.

- Estímulos y fomento de la calidad.

- Diseño Accesible


En la Parte V se desarrollan las acciones contenidas en cada uno de los grupos y subgrupos anteriores.

Parte V:

LOS CONTENIDOS DEL PLAN (2): PROPUESTAS DE ACTUACIÓN
Capítulo 17: Las propuestas del Plan de Accesibilidad
Para la consecución de los grandes objetivos del Plan se requiere su desarrollo de forma práctica mediante propuestas. Éstas se caracterizan por tener un contenido más específico, resultados más fácilmente verificables y que en gran medida se pueden desarrollar de forma transversal. Las propuestas presentadas son acordes con las características de los problemas analizados en el diagnóstico (Parte II) y se presentan agrupadas según las cuatro grandes Líneas de Actuación transversal definidas en el apartado anterior: (1)Concienciación, formación y promoción, (2)Normativa, (3)Planes y programas y (4)Promoción de la investigación y la calidad.
La definición de las propuestas se ha realizado buscando conseguir la máxima transversalidad, pero sin restarles contenido o aplicabilidad. La disparidad de situaciones y medios en que se proyectan las necesidades de accesibilidad hace preciso mantener en todo momento una escala sectorial en las actuaciones, de modo que múltiples propuestas se desagregan en medidas de tipo transversal y otras de tipo sectorial. Estas “medidas de desarrollo” constituyen el eslabón final en la cadena de desagregación de las políticas y actuaciones propuestas en este Libro Blanco.


Aunque todas las propuestas y medidas contenidas en las próximas páginas son de aplicación deseable, lo cierto es que es tarea específica del Plan la selección concreta de las que se deben acometer y su temporización en etapas. Todo ello, conjuntamente con los documentos de viabilidad y estimaciones correspondientes se presenta en el documento final de presentación del Plan.

17.1. Propuestas relativas a Concienciación, Formación y Promoción

Resumen de Propuestas
1A. Acciones o campañas de concienciación destinadas a crear una “cultura de la accesibilidad” entre la población.

1B. Concienciación de los medios profesionales y empresariales. Promoción de una perspectiva positiva de la accesibilidad

1C. Formación para la práctica de la accesibilidad y la aplicación de su normativa, dirigida a los técnicos y trabajadores que prestan servicios públicos, especialmente los vinculados con la atención al público en sectores como el transporte, urbanismo, comunicación, turismo y ocio.

1D. Formación de diseñadores y técnicos en Diseño para Todos.

1E. Promoción de la formación en accesibilidad en las universidades y de la cultura del Diseño para Todos en el entorno universitario.

17.1.1. Enfoque de las actuaciones
1.- Concienciación
Se diferencian tres niveles de concienciación-difusión complementarios a desarrollar:


  1. Concienciación general. El objetivo fundamental debería ser mostrar como la accesibilidad es “para todos” y por tanto afecta a todos los sectores y actividades, de una u otra forma, promoviendo la asociación del diseño y la gestión accesibles como indicador de calidad para todos los ciudadanos (y no como una solución sólo para discapacitados). Se debe mantener, no obstante, un enfoque de “no discriminación”, haciendo presente que hay personas que sufren una gran injusticia por no poder acceder como los demás a la vida social, el trabajo, el estudio, etc., por causa de las barreras. Para ello, deben ser objetivos el acabar con una visión reduccionista de la discapacidad (identificación exclusiva con silla de ruedas) y el superar el modelo médico que responsabiliza a la discapacidad del problema de accesibilidad más que al diseño o a la actitud.




  1. Concienciación específica. Dirigida de forma concreta a aquellos sectores profesionales o de población cuya actitud genera barreras o que influye para anular el efecto de las mejoras de accesibilidad. En el entorno urbano, serían ejemplos susceptibles de recibir concienciación específica los responsables de obras en la ciudad, los automovilistas, los comerciantes, etc. Las campañas de concienciación específica han de ser de tipo informativo y también formativo, en el sentido de que no sólo han de mostrar qué comportamientos y actitudes disminuyen la accesibilidad de los entornos, sino cómo transformarlos y dar a conocer cuales serían buenas prácticas al respecto.




  1. Difusión ligada a ámbitos concretos donde ya se están haciendo actuaciones. Difusión sobre lo que se hace, su utilidad y sentido, los avances conseguidos (el reforzamiento de las flotas de autobuses de plataforma baja, etc.), su comprensión y buen uso (no ocupar plazas reservadas, facilitar la maniobra del bus adaptado o se su rampa, etc.) y su utilidad para todos (el eurotaxi como solución para todos).

Es importante que el MTAS de a conocer a la opinión pública sus acciones en este campo. Dentro de esa “opinión pública” es fundamental que el mensaje sea captado por otras instancias del estado y administraciones territoriales, así como empresas de sectores vinculados (transporte, telecomunicaciones, etc). Un aspecto importante en este sentido puede ser el resaltar el ahorro de costes y mejora de la calidad del producto final que la accesibilidad finalmente implica, intentando revertir el argumento de que es caro y que los beneficiarios son pocos.


2.- Formación
Las campañas de concienciación, aunque tengan una componente formativa e informativa, no son suficientes en el caso de los profesionales y técnicos en ejercicio, ya que la dificultad técnica del diseño, mantenimiento y gestión del entorno accesible exigen una formación específica. Por ejemplo, los arquitectos y arquitectos técnicos han de conocer no sólo la normativa sobre accesibilidad, sino cómo aplicarla en la práctica; por otro lado, los técnicos y el personal de atención –fundamentalmente empleados públicos- deben conocer las formas de atender a personas con discapacidades diversas, gestionar y mantener los elementos que proveen o facilitan la accesibilidad, y controlar y reprimir los comportamientos contrarios a este propósito. En consecuencia, la formación es un área de acción específica pero complementaria a la concienciación. Diferenciamos tres niveles diferentes de formación a realizar, enfocados a diferentes agentes:

    1. Formación continuada a profesionales y personal en ejercicio de “alto impacto”:




      1. en el diseño de la accesibilidad/no accesibilidad. Estos profesionales (arquitectos y arquitectos técnicos, ingenieros de caminos, urbanistas, ingenieros industriales, diseñadores industriales, ingenieros de telecomunicaciones, etc) son los que hoy en día diseñan los entornos en que vivimos y los sistemas que utilizamos. Su formación posibilita la inclusión del concepto del Diseño para Todos en estos entornos y sistemas. Sin embargo, por su gran dispersión, es complicado encontrar los canales adecuados para ofrecer esta formación: sería necesario hacerlo a través de una entidad que centralice la información sobre estos profesionales actualmente en ejercicio y que nos permita el contacto con los mismos. Los colegios profesionales constituyen, en algunos casos, esta entidad. En general, todos los colegios profesionales en los que se agrupan los profesionales mencionados tienen programas de formación aunque no incluyen, salvo excepciones, la accesibilidad. La negociación con estas instituciones podría significar el acceso a la formación en materia de accesibilidad por parte de los profesionales en ejercicio.

Un objetivo prioritario a atender es formar a los técnicos municipales encargados de otorgar licencias para la urbanización, edificación y gestión del espacio urbano, puesto que la exigencia activa del cumplimiento de la normativa de accesibilidad depende de ello. Por otro lado, para algunos de los grupos mencionados (especialmente técnicos y desarrolladores del campo de las telecomunicaciones), la formación que reciben suele ser en el campo empresarial. En este sentido, otros convenios particulares deben estudiarse.




      1. en el mantenimiento y gestión de la accesibilidad/no accesibilidad. Este grupo engloba un muy amplio rango de profesionales diferentes (policía urbana, guardas de seguridad, personal de limpieza, recogida de basuras y parques y jardines, personal de reparto de mercancías, personal de información y atención ciudadana, etc) que requieren diferentes niveles de formación y a los cuales se accede de forma diferenciada. Sin embargo, hay un objetivo a corto plazo absolutamente prioritario: que los encargados de gestionar y mantener el espacio público dispongan de la información y formación adecuada sobre la legislación de accesibilidad y como les afecta en su tarea. Esta información y formación puede hacerse mediante cursillos a los funcionarios municipales de los diferentes municipios.



    1. Formación inicial a profesionales y personal de “alto impacto” en el diseño de la accesibilidad/no accesibilidad.

Entendemos por formación inicial la formación en las escuelas y universidades en las que los profesionales del diseño (sobretodo arquitectos y arquitectos técnicos, ingenieros industriales, diseñadores industriales, ingenieros de telecomunicaciones, etc) se forman. La formación inicial es el objetivo más ambicioso y de mayor impacto a perseguir, ya que si todos los profesionales vinculados al diseño de entornos y sistemas accesibles recibieran formación universitaria adecuada al respecto, no tendríamos profesionales que desconocieran las ventajas del Diseño para Todos así como la forma de aplicarlo.



3.- Promoción
Por último, por promoción nos referimos a las acciones, instrumentos e iniciativas diseñados con el fin de fomentar un cambio positivo en la actitud de un colectivo ante una problemática concreta. Este cambio puede fomentarse, fundamentalmente, con dos tipos de estrategias: haciendo explicitas las ventajas de la nueva actitud y/o creando y añadiendo nuevas ventajas a la misma. En materia de accesibilidad, entendemos que este cambio de actitud consiste en entender el Diseño para Todos como una factor de calidad tanto de la gestión como del diseño de entornos y sistemas.
En aplicación de lo anterior se deberán mostrar las ventajas de la accesibilidad para toda la ciudadanía y especialmente para los colectivos de mayor impacto en la creación/mantenimiento de la misma. Así, como promoción consideramos aquellas actuaciones dirigidas a aumentar el interés en el campo de la accesibilidad de un colectivo o institución concreta mediante el ofrecimiento de ventajas extra (por ejemplo, promover la asistencia de técnicos municipales a cursos específicos de formación en accesibilidad haciendo gratuita y accesible dicha formación, o al considerarla requisito para obtener subvenciones). Como en el ejemplo mencionado, además de las acciones estrictamente de promoción del Diseño para Todos, podemos encontrar estrategias de promoción incluidas en las acciones de concienciación o formación; de hecho, no suele ser suficiente con ofertar cursos de formación en materia de accesibilidad, sino que se ha de promover la asistencia a dichos cursos, mediante incentivos. En el ámbito de la universidad un buen ejemplo son los premios al diseño de entornos y sistemas accesibles de modo que se fomente el interés de los estudiantes por estos temas.
Como ya hemos mencionado, en la práctica las tres grandes áreas de acción (concienciación, formación y promoción) están fuertemente interrelacionadas. En general, las iniciativas concretas que proponemos con respecto a Concienciación y Formación en materia de accesibilidad incluyen estrategias de Promoción para despertar el interés por las mismas y aumentar su éxito.

17.1.2. Propuestas y medidas para su desarrollo
Propuesta 1A: Acciones o campañas de concienciación destinadas a crear una “cultura de la accesibilidad” entre la población.
Medidas transversales:


    • Campañas de difusión y concienciación dirigidas a la ciudadanía sobre los beneficios para todos de la accesibilidad (“Si es accesible es para todos”) y sobre la necesidad de cumplir la normativa y mostrar un comportamiento cívico en el entorno urbano. Estas campañas buscarán favorecer la identificación de la accesibilidad como factor de calidad entre los ciudadanos.




    • Inclusión de campañas y actividades de difusión (por medio de señalización, folletos, etc.) sobre las actuaciones y obras de mejora de la accesibilidad que se realicen en el ámbito municipal. Desde el IMSERSO se considerará la necesidad de vincular la obtención de financiación procedente de sus planes y programas con el requisito de difusión referido.




    • Campañas informativas de “buenas prácticas” dirigidas a sectores de población específicos con mayor incidencia en la creación de barreras: automovilistas, comerciantes, contratistas...


Aplicaciones sectoriales:


    • Difusión de las utilidades y ventajas para toda la población de los servicios ofrecidos por los taxis adaptados para dar a conocer sus ventajas a la población.

    • Concienciación e información ciudadana sobre los sistemas de accesibilidad en los autobuses y sus necesidades en relación al espacio público y el aparcamiento de vehículos.

    • Favorecer la incorporación y difusión de la Lengua de Signos por medio de la concienciación ciudadana.

    • Subtitulación y audio descripción de programas de cine, video y TV.



Propuesta 1B.: Concienciación de los medios profesionales y empresariales. Promoción de una perspectiva positiva de la accesibilidad.

Medidas transversales:


    • Realización de códigos de buenas prácticas relativas a los distintos sectores.




    • Fomentar la publicación de manuales, “check-list” y otras publicaciones de difusión técnica que faciliten la aplicación de los criterios de Diseño para Todos.




    • Difusión y promoción de los beneficios del Diseño para Todos y mantenimiento de la accesibilidad entre los empresarios de los sectores vinculados (principalmente, diseño industrial, telecomunicaciones y transporte).




    • Difusión de los contenidos del Libro Verde de la Accesibilidad en España como reflejo de la situación existente entre los profesionales, técnicos y responsables políticos de las distintas administraciones con responsabilidades sobre aspectos concretos de la accesibilidad.




    • Promoción de un Premio Anual sobre Excelencia en Accesibilidad en el sector turístico y de ocio.




    • Realización de concursos de Buenas Prácticas y difusión de resultados.




    • Difusión en los medios de comunicación y medios especializados sobre las oportunidades que la supresión de barreras (en transportes, atracciones, alojamientos, restauración...) abre para sectores específicos de la industria turística y el ocio.


Aplicaciones sectoriales:

    • Hacer accesibles las principales herramientas y servicios que ofrece Internet por medio de la concienciación de diversos profesionales y sectores, como los desarrolladores de contenidos y empresarios de servicios en la red y el sector sanitario.

    • Concienciación del sector bancario: necesidad de incorporar el Diseño para Todos en los cajeros automáticos.

    • Concienciar a fabricantes para hacer accesibles los sistemas de señalización, y comunicación (teléfonos fijos y móviles, interfonos, ordenadores, etc)

Propuesta 1C: Formación para la práctica de la accesibilidad y la aplicación de su normativa, dirigida a los técnicos y trabajadores que prestan servicios públicos, especialmente los vinculados con la atención al público en sectores como el transporte, urbanismo, comunicación, turismo y ocio.
Medidas transversales:

    • Cursos de formación a los trabajadores que prestan servicios al público, destacando aspectos básicos de las necesidades de las personas con discapacidad o mayores y el uso de las ayudas y mecanismos disponibles para facilitar su accesibilidad (rampas escamoteables en los autobuses, máquinas de venta de billetes adaptadas, teléfonos de sordos, bucle magnético, etc.).

Por sectores, la formación dirigida a los ámbitos de la edificación y del urbanismo se debe centrar en el personal de la administración pública y corporativa involucrados en las comisiones u órganos de aprobación de planes y proyectos y aquel encargado de la dirección de obra, concesión de licencias, visados y medidas de control. En el transporte se debe centrar la formación sobre los trabajadores asociados a los servicios prestados en cada uno de los medios de transporte y, por tanto, vinculados a las distintas etapas de la “cadena de transporte”.




    • Campañas de formación y concienciación en torno a la normativa, su importancia y necesidad de cumplimiento dirigida a:

    • Técnicos y personal de las distintas administraciones públicas, vinculando, en los casos más importantes (personal de gestión y mantenimiento de espacios públicos, técnicos responsables de licencias y de proyectos y dirección de obra, y personal de transporte público), la obtención de subvenciones a la realización de esta formación específica por parte de los empleados públicos citados.

  • Profesionales del diseño de entornos y sistemas (arquitectos y arquitectos técnicos, ingenieros industriales, urbanistas e ingenieros de telecomunicaciones, diseñadores industriales, etc) mediante convenios con los distintos colegios profesionales y con las empresas de los sectores vinculados (nuevas tecnologías, servicios en internet, etc.). Estos convenios deben contemplar aspectos de la financiación y promoción de estos cursos, así como del desarrollo de códigos de buenas prácticas y materiales didácticos y herramientas de aprendizaje y aplicación de la normativa sobre accesibilidad para los distintos ámbitos (arquitectónico, transporte, Sociedad de la Información, etc.).




    • Difusión formativa mediante guías de actuación y ejemplos de “buenas prácticas” entre funcionarios (policías municipales, personal de información y atención ciudadana, conserjes, etc.) y operarios (personal de limpieza, recogida de basuras, parques y jardines, etc.).




    • Aumento de la formación en Lengua de Signos (intérpretes y conocimiento general).


Propuesta 1D: Formación de diseñadores y técnicos en Diseño para Todos.
Medidas transversales:


    • Cursos de formación sobre la normativa y los aspectos aplicados y técnicos de la accesibilidad en los campos del diseño y la gestión de espacios, servicios y productos de comunicación o nuevas tecnologías.




    • Elaboración de códigos de buenas prácticas y manuales de aprendizaje y aplicación adaptados a las necesidades de las distintas profesiones.




    • Inserción de los conceptos y filosofía del Diseño para Todos en cursos de contenido genérico o específico de materias vinculadas de forma directa o indirecta con la accesibilidad.



Propuesta 1E: Promoción de la formación en accesibilidad en las universidades y de la cultura del Diseño para Todos en el entorno universitario
Medidas transversales:


    • Colaboración con las Universidades para la inclusión de cursillos que incorporen el Diseño para Todos en la oferta universitaria de las profesiones vinculadas al diseño de entornos y sistemas accesibles.

    • Promoción del estudio de la accesibilidad mediante la oferta de premios inter e intra universitarios para los proyectos de fin de carrera de diseño de entornos y sistemas accesibles más innovadores.

    • Promoción del interés por el Diseño para Todos entre el profesorado universitario mediante la oferta de bolsas de viajes para la asistencia a seminarios y congresos sobre temas de accesibilidad en su área, así como subvenciones de los seminarios universitarios que se realicen sobre esta temática.

    • Promoción y subvenciones de las actividades universitarias destinadas a la mejorar la accesibilidad de la universidad.


17.2. Propuestas sobre Normativa, Normas Técnicas y Guías

Resumen de Propuestas
2A. Mejorar el conocimiento, aplicación y control de la normativa de accesibilidad.

2B. Elaborar recomendaciones, guías o códigos técnicos y de buenas prácticas.

2C. Completar, adecuar y armonizar la normativa de accesibilidad partiendo de un criterio único compartido de Diseño para Todos.

2D. Integración de la accesibilidad (Diseño para Todos) en los contratos públicos, códigos técnicos y reglamentos de operación.

2E. Estudio y desarrollo de nuevas leyes que cubran demandas concretas de alta incidencia.


17.2.1. Enfoque de las actuaciones
Se estructuran las propuestas de actuación en el área de normativa comenzando por introducir los cambios necesarios para mejorar el escaso seguimiento y aplicación de las leyes que se da en la actualidad. A continuación se proponen mejoras para adecuar esas leyes y, sobretodo, sus instrumentos de desarrollo, a los criterios del Diseño para Todos, así como la conveniente armonización de criterios entre diferentes normas y su mejor desarrollo técnico. Ampliar el campo de acción de la normativa por medio de la exigencia de su cumplimiento en los contratos de compras y servicios de las administraciones constituye otro de los niveles de propuestas planteados. Finalmente, se plantean las demandas relativas a nuevas leyes y normativa.

En consecuencia, podemos destacar cuatro niveles de actuación en éste ámbito:



  1. Control y aplicación de la normativa existente (desarrollo de los instrumentos de promoción y control establecidos en las leyes)

  2. Adecuación y desarrollo técnico en las leyes y normativa existentes.

  3. Aumentar el alcance e incidencia de la normativa; nuevos instrumentos y aplicaciones

  4. Desarrollo de nuevas leyes y normativa

Destacaremos que las propuestas planteadas requieren de una acción política decidida y un elevado nivel de consenso, puesto que a la complejidad de cualquier cambio en la normativa se une la diversidad de objetivos: las demandas procedentes de los sectores técnicos van dirigidas fundamentalmente a la reforma de las deficiencias de diseño y aplicación, mientras las de los usuarios buscan fundamentalmente establecer un sistema de garantías que haga más perseguibles los actos de discriminación que se derivan de la presencia de barreras.


Respecto al primer nivel de actuación, sobre control y aplicación de la normativa, las propuestas plantean la necesidad de desarrollar paralelamente las medidas ejecutivas de inspección y sanción con ciertos estímulos positivos y de información que mejoren el conocimiento y concienciación respecto a la normativa. La experiencia acumulada en diversos países sobre implementación de normativas de accesibilidad muestra que para conseguir su aplicación eficiente es preciso desarrollar continuadamente acciones de promoción y control para lo que es preciso dotar a las administraciones de los recursos, estructuras y sistemas necesarios.
Respecto a los cambios o reforma de la legislación vigente, es de esperar que a lo largo del periodo de vigencia del Plan se produzcan importantes cambios impulsados –en gran medida- por las iniciativas de la Unión Europea. A un nivel aplicado, es importante destacar que internacionalmente se debate la conveniencia de plantear las exigencias de accesibilidad en base a objetivos más funcionales, o más prescriptivos. Ambos criterios tienen ventajas y desventajas, pero parece que en un mundo donde el cambio y la innovación son los principales elementos motores del desarrollo, el establecimiento de patrones de solución fijos y escasamente evolutivos, como ocurre con los criterios prescriptivos vigentes, puede generar un envejecimiento prematuro de las normas. Algunos países europeos están cambiando sus legislaciones realizadas de acuerdo a este último criterio hacia un modelo de requisitos funcionales y, paralelamente, se plantean alternativas en las que las leyes sólo establezcan mínimos requisitos funcionales, dejando a las normas técnicas –no obligatorias- de calidad y estandarización la fijación de parámetros más adecuados para su puesta en marcha.
Respecto a la adecuación y desarrollo técnico de las normas existentes se plantean dos mecanismos de actuación importantes:

  • Por un lado, la incorporación de la accesibilidad como parte integrante de otras normativas sectoriales de alta incidencia sobre el diseño y conformación de los espacios y servicios. Nos referimos fundamentalmente al campo del urbanismo y la ordenación del territorio, donde sólo la incorporación de la accesibilidad en los instrumentos de la planificación, urbanización y gestión de las intervenciones urbanísticas puede garantizar la prevención y la solución adecuada a las necesidades de accesibilidad.

  • Por otro lado, al desarrollo vía reglamento, que permite concretar o definir mejor aspectos contenidos en las Leyes con un procedimiento más ágil en cuanto a la tramitación. Además, los reglamentos son más fáciles de modificar o revisar posteriormente para adecuarse a los cambios.

Aumentar el alcance e incidencia de la normativa es otro objetivo compartido. Para ello se plantea la necesidad de justificar la sujeción a las normas de accesibilidad como un requisito fundamental a exigir en todos los contratos públicos y concursos de compras y servicios para cualquier administración pública.


Finalmente, puede ser necesario el desarrollo de nuevas leyes o de una nueva normativa para hacer frente a los problemas detectados con mayor fuerza o con un enfoque diferente, como en este caso sería concebir la falta de accesibilidad como una forma de discriminación que debe ser perseguida.

17.2.2. Propuestas transversales y medidas para su desarrollo
Propuesta 2A: Mejorar el conocimiento, aplicación y control de la normativa de accesibilidad
Medidas transversales:

    • Acciones de difusión, formación y promoción para el conocimiento y cumplimiento del marco legal117.

    • Coordinación interadministrativa para la aplicación y cumplimiento de la normativa (mejora de los sistemas de información, control, sanción, etc.) .


Aplicaciones sectoriales:

    • Control del cumplimiento de la normativa “a priori” (exigirlo en las licencias, concesiones, permisos) y “a posteriori” (supervisión, vigilancia, sanción) en todos los proyectos y obras.



Propuesta 2B: Elaborar recomendaciones, guías o códigos técnicos y de buenas prácticas
Medidas transversales:

    • Desarrollar bajo un mismo criterio compartido de Diseño para Todos las distintas guías y códigos técnicos sectoriales que tengan vinculación con las condiciones de accesibilidad.

    • Promover la edición y difusión de códigos de buenas prácticas y recomendaciones técnicas relativas al diseño y gestión de los edificios, espacios urbanos y medios de transporte.

    • Promover el desarrollo y aplicación de las normas AENOR en los diferentes ámbitos de actuación. Desarrollar también los mecanismos de certificación.


Aplicaciones sectoriales:

    • Recomendaciones técnicas en los medios de transporte sobre:

  • Requisitos mínimos de las paradas, estaciones, aeropuertos y terminales.

  • Homologación de vehículos de transporte terrestre, aéreo y marítimo con criterios de accesibilidad.

  • Criterios mínimos para sistemas de transporte vertical en estaciones marítimas y ferroviarias.

  • Accesibilidad en los trenes asignados a los servicios de cercanías.

  • Transporte entre terminales y aviones

  • Diseño de los autobuses urbanos y suburbanos en medios de información, gestión de billetes y localización o anclaje de sillas de ruedas.

    • Guía de buenas prácticas sobre acceso de carritos de niño, bicis, etc.

    • Redacción de códigos de buenas prácticas para operadores de todos los transportes, acompañado de sistemas de control del cumplimiento.

    • Favorecer la accesibilidad de diversos sistemas y tecnologías (ordenadores, sistemas de señalización, audio descripción y subtitulado, telefonía fija, tele asistencia, telefonía móvil) a través de la normalización técnica.



Propuesta 2C: Completar, adecuar y armonizar la normativa de accesibilidad partiendo de un criterio único compartido de Diseño para Todos.
Medidas transversales:

  • Se promoverá la coordinación de la normativa de accesibilidad autonómica y local con la relativa a la planificación y diseño de nuevos desarrollos urbanos y/o edificatorios

  • Relativo al ámbito estatal:

Aumentar la inserción de requisitos de accesibilidad en diversas normativas de carácter sectorial.

  • Relativo al ámbito autonómico:

Homogeneizar los conceptos y ámbitos objeto de regulación en las leyes de accesibilidad autonómicas (existe una gran indefinición y diversidad en el uso de conceptos).

  • Relativo al ámbito municipal:

Refuerzo de la normativa y de la capacidad de acción municipal para el cumplimiento de todas las medidas de accesibilidad mediante la promoción, la elaboración y puesta en marcha de ordenanzas integrales de accesibilidad.
Aplicaciones sectoriales:

    • Incorporación a los reglamentos de las leyes de accesibilidad de requisitos de Diseño para Todos; por ejemplo, sobre acceso de carritos de niños en los autobuses.

    • Incorporar la accesibilidad en la normativa urbanística como criterio base

    • Cambios en la Ley de División Horizontal para facilitar la consecución de acuerdos sobre accesibilidad en las comunidades de vecinos.

    • Incorporar la accesibilidad como requisito básico en la principal ley reguladora de la Edificación, la Ley Orgánica de la Edificación; concretamente desarrollar el Aptdo. 1a)-2 de la Disposición Segunda.

    • Incorporar la accesibilidad en la Legislación sobre suelo, tanto la básica estatal como la urbanística de las comunidades autónomas.

    • Incorporar en la normativa la exigencia del cumplimiento de requisitos de accesibilidad en viviendas unifamiliares y edificios de viviendas en que no sea obligatorio el uso de ascensor.

    • Aumentar la aplicabilidad y exigibilidad de los PEAs, a partir del desarrollo reglamentario adecuado.

    • Desarrollo reglamentario como soporte para la legislación de:

      • Subtitulado y audiodescripción

      • Accesibilidad a interfaces, terminales y contenidos

      • Señalización

    • Modificación de las normativa en el ferrocarril y el transporte por carretera para facilitar el acceso a los servicios por parte de los usuarios con demandas especiales.

    • Redacción de una norma técnica de accesibilidad para buques de pasaje


Propuesta 2D: Integración de la accesibilidad (Diseño para Todos) en los contratos públicos, códigos técnicos y reglamentos de operación.
Medidas transversales:

    • Incorporación de la accesibilidad como requisito de calidad en los contratos programa entre la administración y las empresas proveedoras u operadoras de servicios. Adaptar los pliegos de condiciones técnicas de contratos de compra y concesiones administrativas para exigir el cumplimiento de determinadas medidas de accesibilidad y Diseño para Todos (Hacer extensivo este requisito a las actividades y actos públicos subvencionados con dinero público).


Aplicaciones sectoriales:

:

    • Incorporar la accesibilidad en el libro de mantenimiento del edificio y en los pliegos de condiciones de las contrataciones.

    • Incorporar análisis accesibilidad a la Inspección Técnica de Edificios.

    • Modificación de los reglamentos de viajeros en el ferrocarril y en el transporte por carretera para facilitar el acceso a los servicios por parte de usuarios con demandas especiales (transporte de carritos de niños, bultos y bicicletas).

    • Introducción de criterios de accesibilidad en los requisitos para la concesión de las líneas regulares de viajeros en los distintos medios de transporte.

    • Requerir accesibilidad para la homologación de vehículos y la concesión de licencias de taxi o de servicios ‘a demanda’.

    • Requerir criterios de accesibilidad para la concesión de líneas regulares de viajeros.


Propuesta 2E: Estudio y desarrollo de nuevas leyes que cubran demandas concretas de alta incidencia
Medidas transversales:

    • Elaboración de leyes para promover la igualdad de oportunidades y contra la discriminación en las que se incorpore la falta de accesibilidad como causa.


Aplicaciones sectoriales:


    • Desarrollo de los criterios de accesibilidad en las normativas europeas e internacionales en relación con diversos medios de transporte y, en particular, en materia de interoperabilidad ferroviaria, directivas sobre transporte regular de viajeros por carretera, transporte aéreo y marítimo.

    • Accesibilidad de los contenidos de Internet mediante refuerzo de medidas legales.

    • Medidas legales diversas respecto a subtitulado y audiodescripción, accesibilidad a terminales, interfaces, contenidos, Servicio Universal y Señalización.

17.3. Propuestas relativas a Planes y Programas

Resumen de Propuestas
3A. Desarrollar planes estratégicos para promover la coordinación entre distintos niveles administrativos y sectoriales.

3B. Completar y mejorar los instrumentos de planificación y ordenación

3C. Incorporación de los principios del Diseño para Todos en los instrumentos de planificación y gestión.

3D. Desarrollo de programas de adaptación específicos.

3E. Promover la participación de los usuarios en la planificación y gestión de la accesibilidad.

3F. Programas de promoción de servicios y tecnologías para favorecer la accesibilidad sensorial




17.3.1. Enfoque de las actuaciones
Uno de los grandes problemas detectados en el diagnóstico, sobretodo en el ámbito urbano, es la falta de continuidad y relación entre las actuaciones de mejora de la accesibilidad, lo que denota la existencia de problemas de planificación o/y programación. La planificación de las acciones dota de un marco de referencia evitando que las mejoras de accesibilidad se queden en soluciones puntuales, de menor eco y sin continuidad. Estas necesidades de planificación abarcan todos los sectores, aunque es en el urbanismo y el transporte donde los planes constituyen un instrumento de actuación más frecuente.
Los planes constituyen un instrumento para la acción y no son, por tanto, un objetivo final, pero su importancia es muy elevada para la promoción de la accesibilidad y el Diseño para Todos. Hay cuatro motivos principales para ello:


  • Las políticas y proyectos dirigidos a la mejora de accesibilidad deberían estar insertos en algún tipo de Plan global o integral que les de coherencia continuidad y mejor cobertura institucional garantizando el funcionamiento de la cadena de accesibilidad y aprovechando sinergias.

  • Los Planes de Accesibilidad son el instrumento de actuación municipal que las leyes autonómicas establecen; optimizar su uso y vinculación con otros instrumentos urbanísticos es en si mismo un fin a perseguir.

  • Los principios del Diseño para Todos y la supresión de barreras deberían incorporarse en otras figuras de planificación desde su origen.

  • Favorecer el control y seguimiento de resultados

La inclusión de la accesibilidad como requisito fundamental en los planes choca con algunas dificultades importantes derivadas de la idea que los propios técnicos tienen al respecto. En efecto, la accesibilidad es generalmente un tema de baja prioridad, escaso conocimiento y poco prestigio entre los sectores técnicos. Los diseñadores y planificadores con frecuencia perciben positivamente la incorporación de accesibilidad, pero lo consideran una cuestión de detalles y no un tema para los planes generales, sean estos de la materia que sean. El sector técnico introduce la accesibilidad como un asunto a considerar en la finalización de los proyectos de algunas áreas predefinidas, lo que nos devuelve parcialmente al grupo anterior (concienciación y formación), pero también nos plantea la necesidad de buscar fórmulas adecuadas para que la inserción de accesibilidad en los planes sea sencilla y adecuada.


Entre las consideraciones a realizar de cara a definir acciones y estrategias en este grupo están las siguientes:


  1. La accesibilidad, ya sea como objeto exclusivo, prioritario o complementario de un plan requiere concepciones integrales: que el plan sea un instrumento completo y que pueda dar lugar a soluciones equilibradas y útiles dirigidas a satisfacer las diferentes necesidades.




  1. Se debe hacer seguimiento de resultados y evaluación de variables de control durante y después de la aplicación de medidas. Para ello se considerará la creación de estructuras permanentes que aseguren el desarrollo y mantenimiento de los avances realizados.




  1. Su aplicación requiere un plan económico con partidas específicas. Toda sistematización de acciones, por la vía de la planificación o la programación que se pueda proponer como solución deberá ir acompañada de su correspondiente plan de financiación, por lo que huelga repetirlo en cada caso.




  1. La accesibilidad es parte de la sostenibilidad (por ejemplo debería estar incorporada en los programas de Agenda 21 Local y en los planes de movilidad urbana).




  1. La inserción de accesibilidad requiere instrumentos adecuados: manuales concisos y claros, ejemplos o buenas prácticas para demostrar la aplicación de la normativa.




  1. En las estrategias para insertar el Diseño para Todos en los planes es fundamental transmitir a los agentes responsables de su elaboración que tener en cuenta a las personas con discapacidad debe ser un punto de partida para desarrollar soluciones generales y que esto se puede conseguir por medio de un marco más amplio de calidad. La accesibilidad para todos es también sinónimo de calidad.




  1. Es importante ser consciente de que la principal inercia del sistema en relación a los planes no suele ser la falta de voluntad de los agentes (políticos, planificadores, usuarios o instituciones educativas), sino su incapacidad de comprender que la accesibilidad para los discapacitados es relevante para su trabajo y disciplina.



17.3.2. Propuestas y medidas para su desarrollo.
Propuesta 3A: Desarrollar planes estratégicos para promover la coordinación entre distintos niveles administrativos y sectoriales.
Medidas transversales:


    • Elaborar planes territoriales de ámbito supramunicipal, con un carácter estratégico, como plataformas de coordinación de las actuaciones de los tres niveles de la Administración (Estatal, Autonómico y Local) y donde se establezcan las prioridades y criterios de actuación

    • Promover la planificación integrada de la accesibilidad por medio de figuras como el PMIA (Plan Municipal Integral de Accesibilidad) y la coordinación administrativa y sectorial para la puesta en práctica de las medidas de accesibilidad.

    • Apoyar modelos interdepartamentales de gestión de la accesibilidad en los municipios; fomentar la creación de un órgano que desarrolle la función de coordinar las acciones.

    • Creación de un equipo de trabajo -de composición y formato institucional a determinar- para coordinar y poner en marcha las tareas relacionadas con el Plan de Accesibilidad ACCEPLAN. Se sugiere la creación del Instituto de Discapacidad, Nuevas Tecnologías y Accesibilidad con tales efectos.



Propuesta 3B: Completar y mejorar los instrumentos de planificación y ordenación
Medidas transversales:

    • Complementar los planes y programas de accesibilidad –particularmente los Planes de Accesibilidad (PEAs)- con procesos e instrumentos para mejorar su transparencia, desarrollo y seguimiento.


Aplicaciones sectoriales:

    • Incorporar en los PEAS los procesos de:

      • Participación (consulta),

      • Difusión y concienciación

Para ello partir de análisis globales e intersectoriales de los problemas de accesibilidad en el ámbito urbano, analizando los problemas e implicando en las propuestas de actuación y gestión a los distintos departamentos y campos de actuación municipal.

    • Utilizar los instrumentos de planificación urbanística como modelo y referente para incluir los anteriores procesos en los PEAS.

    • Diseñar mecanismos de seguimiento y control de los PEAS (durante y posterior a su desarrollo)

    • Incorporar en los PEAS la actuación sobre espacios privados de aproximación en los exteriores de los edificios de vivienda.

    • Seguimiento de la accesibilidad en la Inspección Técnica de Edificios (ITE).

    • Exigir planes de accesibilidad del entorno mientras duran las obras e instalaciones.

    • Realizar la selección de las áreas y municipios donde se efectúen actuaciones de mejora de accesibilidad de acuerdo a criterios planificados y estrategias que promuevan sinergias territoriales y optimicen el uso de los recursos.


Propuesta 3C: Incorporación de los principios del Diseño para Todos en los instrumentos de planificación y gestión.
Medidas transversales:

  • Integración de los requisitos de Diseño para Todos en los planes y otros instrumentos sectoriales en urbanismo, edificación o transporte.

  • Incluir la accesibilidad en los planes de mantenimiento y conservación de los distintos entornos y servicios.


Aplicaciones sectoriales:

  • Integración del Diseño para Todos en planes urbanísticos

  • Integración del Diseño para Todos en obras de urbanización, mantenimiento e infraestructuras urbanas.

  • Incrementar la participación del IMSERSO en la Comisión Interministerial de la Sociedad de la Información y de las Nuevas Tecnologías, para que se incorporen en sus políticas el concepto de Diseño para Todos.


Propuesta 3D: Desarrollo de programas de adaptación específicos.
Medidas transversales:

  • Planes de adaptación para edificios e instalaciones de uso público; se podrían implementar mediante convenios con cada sector o departamento. También para adaptación de edificios protegidos.

  • Actuaciones combinadas entre responsables de urbanismo y transporte para mejorar la movilidad accesible en ámbitos urbanos e interurbanos.

  • Renovación de las máquinas y automatismos que prestan servicios (venta de billetes, información, cajeros automáticos, etc.), por otras diseñadas bajo criterios de Diseño para Todos.


Aplicaciones sectoriales:

  • Programas de adaptación de Edificios Residenciales para hacer accesibles las zonas comunes.

  • Programas de adaptación de viviendas unifamiliares.

  • Incorporar espacios adaptables para ascensor en viviendas unifamiliares

  • Incorporar puertas automáticas en edificios públicos.

  • Adecuación y supresión de barreras en viviendas habitadas por personas discapacitadas o Personas con Movilidad Reducida.

  • Provisión de medios de transporte en zonas con pendiente excesiva.

  • Renovación de las paradas, estaciones, terminales e intercambiadores de los distintos medios de transporte con criterios de accesibilidad, reforzando la eficiencia de estas medidas por medio de la mejora de la disciplina de aparcamiento y otros aspectos de gestión del espacio público. Incluir en la renovación a los accesos a vestíbulos y andenes de las estaciones.

  • Condicionar las ayudas para la renovación recogidas en el punto anterior al correcto funcionamiento de los medios mecánicos de acceso vertical, cuando estos son precisos.

  • Renovación de las flotas de vehículos en el transporte por carretera y marítimo con criterios de accesibilidad.

  • Renovación de estaciones incluyendo sistemas adaptados de información y venta de billetes.

  • Renovación del material móvil con criterios de accesibilidad en combinación con las reformas de los andenes y demás elementos de las estaciones de diversos medios de transporte como el ferrocarril de cercanías, el interurbano y el metro.

  • Incorporación y mantenimiento en el servicio público de un mayor número de taxis adaptados.

  • Renovación de estaciones marítimas y puntos de atraque.

  • Incorporación de dispositivos de acceso andén-vehículo de sillas de ruedas y carritos en los tranvías en funcionamiento.

  • Realización de un plan estructurado que permita aumentar el número de horas subtituladas y audiodescritas de la programación audiovisual del territorio nacional (aumentar el número de profesionales en subtitulación, estenotipia y audiodescripción).

  • Programas de incorporación de dispositivos de acceso andén-vehículo de sillas de ruedas y carritos en los tranvías en funcionamiento.



Propuesta 3E: Promover la participación de los usuarios en la planificación y gestión de la accesibilidad.
Medidas transversales:

  • Promoción de órganos de participación mixtos a nivel municipal para impulsar la intervención de los usuarios en la planificación y gestión de la accesibilidad en el municipio.

  • Utilizar activamente los mecanismos de participación existentes en los diversos niveles administrativos, tales como:

      • El Consejo Estatal de Accesibilidad

      • Los Consejos para la supresión de barreras

  • Complementar los anteriores mecanismos cuando sea necesario a través de nuevas figuras u órganos de participación.

  • Realización de cursos de formación dirigida a los intervinientes en los procesos de participación con el objetivo de mejorar el desarrollo, continuidad y resultados del proceso



Propuesta 3F: Programas de promoción de servicios y tecnologías para favorecer la accesibilidad sensorial
Aplicaciones sectoriales:

  • Programas de promoción de la Lengua de Signos, particularmente en los puestos de atención al público de la administración y de las grandes empresas que atienden al público.

  • Mejorar la accesibilidad al ordenador facilitando ayudas económicas a los fabricantes de Ayudas Técnicas

  • En el área de señalización se propone desarrollar planes con financiación para la subtitulación en directo y la audiodescripción.

  • Plan de promoción del subtitulado y la audiodescripción

  • Mejora de la accesibilidad de contenidos, servicios y herramientas de Internet (navegadores, editores, gestores de contenidos, etc…)

  • Programas para fomentar el desarrollo de soluciones accesibles en elementos necesarios para la comunicación sensorial (ej.: terminales de telefonía fija, móviles, cajeros automáticos y servicios de teleasistencia).


17.4. Propuestas relativas a la Promoción de la Investigación y Calidad

Resumen de Propuestas
4A. Fomento de la I+D+i en los campos técnicos relacionados con la calidad de uso y función de los entornos, productos y servicios.

4B. Programas de asistencia técnica a instituciones y profesionales



4C. Fomento de la calidad en los productos y de su inserción en el mercado


17.4.1. Enfoque de las actuaciones
En el campo de la accesibilidad integral la investigación y desarrollo de nuevas soluciones es una necesidad continua, pues el margen de mejora potencial es siempre elevado con independencia de quiénes sean los beneficiarios. Tanto en el Diseño para Todos, como en la Tecnología de la Rehabilitación se están produciendo grandes avances y aplicaciones que permiten facilitar el acceso y mejorar la calidad de vida de muchas personas en los entornos privados y públicos. Por ello consideramos que en el marco del Plan de Accesibilidad, y de forma combinada con otras iniciativas y administraciones, se debe potenciar la investigación y desarrollo de aplicaciones en el campo de la accesibilidad integral.
Un segundo grupo de actuaciones que se incluyen bajo este epígrafe tiene que ver con el mejor aprovechamiento a realizar del actual estado de la tecnología y de las aplicaciones de la accesibilidad en los distintos ámbitos técnicos. Para ello se propone fomentar la creación de instancias y especialistas para la asistencia técnica en accesibilidad. Comprendemos aquí tanto la figura del Consultor en Accesibilidad, como la promoción de centros especializados en investigación, y desarrollo de aplicaciones así como la difusión y asesoramiento a entidades públicas y privadas.
Este bloque de propuestas, o Línea de Actuación, está muy emparentado con las que hemos presentado dentro de “Concienciación, Formación y Promoción”, por lo que algunas propuestas se deberían vincular o integrar en otras ya presentadas. Lo importante no es aquí la novedad, sino el enfoque y contenidos de las acciones propuestas, que debe estar dirigido a potenciar el que la accesibilidad y el Diseño para Todos estén en la vanguardia tanto en investigación como en aplicaciones.
Todo lo anterior parte, lógicamente, de la idea de que ambos conceptos, accesibilidad y Diseño para Todos, son expresiones de una nueva concepción de calidad en la que esta palabra, ya sea en su aplicación a productos, servicios o entornos, adquirirá pleno sentido al incorporar los principios y características propias de ambos conceptos. Como afirman Bringa & Andersen:
La idea fundamental detrás de una estrategia de Diseño para Todos es explicar que tener en cuenta a las personas con discapacidad se puede conseguir por medio de un marco más amplio de calidad: tener en cuenta a estas personas debe ser un punto de partida para desarrollar soluciones generales.



Compartir con tus amigos:
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   15


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos