Placer mental: MÁs allá del placer



Descargar 56 Kb.
Fecha de conversión26.02.2018
Tamaño56 Kb.

PLACER MENTAL: MÁS ALLÁ DEL PLACER.

Por Carolina Pérez Dueñas y Emilio Gómez Milán.

¿QUÉ ES?
Todos hemos sentido esa sensación tan sublime de estar sentados bajo un árbol, junto al murmullo de un arroyo con un libro de nuestro autor favorito leyendo sus últimas páginas para descubrir el desenlace final.

¡Qué placer tan maravilloso!. En ese momento detendríamos el tiempo para poder saborearlo eternamente.

¿Y qué me dicen de aquella cena que compartieron íntimamente con su pareja en aquel restaurante de lujo?. ¡Qué momento!.La música, la vajilla, la comida, el vino, el champán, la conversación, sus ojos...

Son esas situaciones que no sabemos exactamente el porqué pero son sencillamente maravillosas.

La mayoría de las veces que nos paramos a estudiar una parte del ser humano, está relacionado con el dolor y el sufrimiento para poder paliarlo. Sin embargo, ¿no sería mejor centrarnos en el placer para potenciarlo?. Se habla mucho de la ansiedad y la depresión, pero ¿y la felicidad?. ¿Se han parado a pensar cuáles son los mecanismos que nos llevan a la felicidad?, ¿y del placer?.

Hemos visto que el dolor es un cualia. Podemos saber qué es, cómo se produce, tipos, etc, pero nunca llegaremos a saber lo que realmente es si no lo experimentamos.

Pues bien, el placer es la otra cara de la misma moneda en la que se encuentra el dolor y vamos a tratarlo como un cualia importante que es. Pero no el placer corporal, sino el más sublime de todos ellos, el placer mental. Tengamos presente que los placeres de la mente son colecciones de emociones distribuidas en el tiempo, cuya evaluación global depende de la intensidad del pico de las emociones y que el resultado sea favorable. Pero... ¿esto qué quiere decir exactamente?.

DIFERENCIAS ENTRE PLACERES CORPORALES Y MENTALES

Los placeres de la mente están muy ligados a los placeres del cuerpo, porque ellos los amplifican o implican elementos que son placeres del cuerpo. Muchas veces son difíciles de distinguir, como en la situación de la cena con nuestra pareja en la que nos encontrábamos. La comida es un placer corporal, pero la situación que hemos descrito es mental. El hecho de estar en esta situación placentera mentalmente puede hacer que la comida nos parezca más sabrosa y a su vez, saborear esta comida sabrosa (placer corporal) junto con otros elementos, hace que nos encontremos en una situación placentera mentalmente.

Podemos distinguir tres tipos de placeres corporales, teniendo en cuenta que su principal origen se encuentra en nuestros orificios (boca, genitales, recto, uretra y orificios nasales).


  1. Los placeres tónicos o estados hedónicos positivos, son aquellos relativamente extendidos en el tiempo, que implican objetos o sustancias que están en contacto con el cuerpo. Ejemplos son recibir caricias, tomar una comida buena, oler los aromas de las flores o la estimulación sexual.

  2. Los placeres de alivio, son los experimentados cuando siguen a una tensión o incomodidad. Ejemplos son el estornudar, eructar, u orinar. Esto es posible, gracias a que los orificios son también válvulas.

  3. Los llamados sentidos de la distancia como son la vista y el oído pueden también darnos placeres del cuerpo. Ejemplos son paisajes bonitos, cuerpos atractivos, armonías suaves, o combinaciones de colores armoniosos.

He de apuntar que el placer sexual es único al implicar placeres tónicos (como caricias) y de alivio (como el orgasmo).

Para disfrutar de los placeres corporales, la conciencia ha de acompañarlos, sin implicar que cuando se tiene un placer corporal se tenga uno mental. Sin embargo, la mayoría de los placeres tónicos están implicados en placeres de la mente, aunque placeres de alivio como la tensión o resolución de un suspense, son rasgos centrales de los placeres de la mente. Que estén implicados y que lleguen a ser más dinámicos y complejos, no quiere decir que siempre que estemos ante un placer tónico estemos ante un placer mental.

Por ejemplo, si nos dan a probar una pieza de ternera, podemos describirlo de la siguiente forma: “Esta carne tiene un olor maravilloso, rico, a especias, con un toque picante... en la boca se puede apreciar su textura suave, dulce, que te llena todo el paladar y conforme lo vas masticando vas notando más esa mezcla de especias tan ricas.”

En esta descripción se expone una secuencia de estados hedónicos ante el olor y sabor de la carne, pero no secuencias de emociones, por tanto estamos ante placeres tónicos y no mentales.

Lo mismo ocurre con los llamados sentidos de la distancia, que muchas veces se confunden porque los vehículos más importantes de las emociones son el tono de voz y las expresiones faciales. No hay que confundir el vehículo con el placer que produce.

-Cuando escuchamos un chiste, placer auditivo no hay, estamos ante el mental. No es bonito ni melódico lo que estamos escuchando, pero conforme transcurre el chiste, va despertando en nosotros una serie de emociones.

-Cuando escuchamos una música bonita, melódica, estamos ante un placer auditivo, corporal. Aunque según nuestro conocimiento previo, puede ser modulado y llegar a formarse un placer mental. Por ejemplo, si sabemos que esa sinfonía la compuso estando sordo (despierta en nosotros sentimientos de admiración y compasión) o que representa varias partes del curso del río (despierta en nosotros la curiosidad).

Los estímulos atractivos o placenteros parecen crear un contexto para la generación de los placeres de la mente, pero no son totalmente necesarios.

Por tanto, los placeres del cuerpo y de la mente están relacionados, unos más que otros, pero podemos estar ante un placer corporal sin mental y mental sin corporal, dependiendo de si produce en nosotros una colección de emociones distribuidas en el tiempo. Sin embargo no hay que igualar sentir emociones positivas con placeres mentales.

DIFERENCIAS ENTRE EMOCIONES Y PLACERES DE LA MENTE





EMOCIONES

PLACERES DE LA MENTE

Tienen unas señales universales distintivas, como las expresiones faciales.

No tienen señales distintivas universales.

La mayoría están presentes en otros primates.

Sólo algunos están presentes en otros primates.

Están acompañados de una respuesta fisiológica distintiva.

No están acompañados de una respuesta fisiológica distintiva.

Dan lugar a respuestas coherentes en los sistemas autonómicos y expresivo.

No dan lugar a respuestas coherentes.

Pueden desarrollar se rápidamente y debe ocurrir antes de que uno sea consciente de ellas.

Son relativamente prolongadas en el tiempo.

Son de duración breve (unos segundos).

Normalmente no son de duración breve.

Implica un mecanismo de appraisal o valoración automática , a pesar de que son breves y rápidos.

Deben ser generados por mecanismos de appraisal automáticos.

Aunque son breves, rápidos y implican appraisal automático, su ocurrencia no es forzada.

Se busca voluntariamente.

Las emociones son constituyentes de los placeres de la mente y por tanto hay diferencias entre ellos como se muestra en la tabla.

Esta idea es una reminiscencia de los trabajos de Kahneman. Éste pidió a los participantes que registraran su estado en tiempo real durante una serie de episodios y al final dieran una valoración global. Demostró que el estado afectivo final en la que se encontraban los individuos se podía predecir por un simple promedio de los picos afectivos registrados durante los episodios y el valor final registrado justo antes del episodio último.

¿Pero cómo ciertos estímulos pueden producir emociones?

De forma general, una persona comienza en un estado previo, que consiste en conceptos y esquemas sobre su relación con el entorno, a la luz del cual ella interpreta los eventos de la vida. Hay un momento en el que aparece una situación de forma abrupta (llamado onset) y su relación con el contexto es interrumpida. La nueva situación requiere un periodo de cambio donde intenta ajustarse para reconstruirlo. Cada paso lleva a la situación final de equilibrio. Así, cuando se presenta una situación importante, que interrumpe nuestro contexto, sentimos suspense acompañado de miedo y esperanza. Cuando va cambiando experimentamos sorpresa acompañado de decepción o entusiasmo. Si el resultado es triunfante, estamos ante un placer mental, si no, displacer mental.

Nuestros esquemas y conceptos sobre la relación con el entorno la vamos aprendiendo desde que nacemos de forma implícita y cuando aparece un onset que supone un cambio en ese esquema, intentamos reconstruirlo para llegar al equilibrio. Todos estos cambios producen en nosotros una serie de emociones como sorpresa al cambiar nuestros esquemas, algunas veces miedo, curiosidad, admiración, esperanza, alegría...1

Por ejemplo:



  1. Al escuchar una sinfonía, como la nº.9 de Beethoven, el oyente crea unas expectativas sobre el ritmo y tono particular que seguirá a cada nota. Aunque no seamos eruditos de la música, nuestra experiencia implícita nos guía por unos senderos. Cada vez que falla esta predicción, se activan una serie de emociones. Teniendo que ser cauteloso el compositor para no ser absolutamente impredecible, ya que si no, causaría frustración e inhibición, pero evitando los eventos esperados. Moviéndose así entre la delgada línea que une la predictibilidad y la absoluta impredictibilidad.

  2. Veamos el siguiente chiste.”Esto es un hombre que va a la tienda a pedir pasta de dientes y dice -quiero Colgate- y le dice el dependiente –y yo escupite y matate. Para entender el chiste y que nos produzca gracia (aunque muchos pensarán “qué malo”, pero todos lo catalogamos como chiste), lo primero que tenemos que tener es un conocimiento de que existe una marca de pasta de dientes que es Colgate.

La situación más normal que uno puede pensar es que el dependiente de la tienda donde se vende esa pasta vaya a por una y se la dé. Todos tenemos ese esquema, pero de pronto pasa algo inesperado, un onset que hace que cambiemos nuestros esquemas para llegar al equilibrio. Primero tenemos un sentimiento de incertidumbre, despierta en nosotros una serie de emociones distintas. Y caemos en la cuenta que puede ser que el dependiente tenga esa forma de hablar y lo haya entendido como una amenaza. Nadie pensaría en un principio en esta opción, pero es posible y como pensamos que es imposible que esto pase en la vida real el resultado es la risa (o al menos sonrisa).

  1. Las telenovelas son un verdadero placer para una gran parte de la población. Es como leer un libro de aventuras, pero con el tema central de amor, los celos, la amistad. Algo con lo que estamos muy familiarizados. Primero hay una exposición a los hechos, se produce una complicación que hace que se active en nosotros una serie de emociones y por fin un desenlace que siempre acaba bien. Además se une el hecho de que de un capítulo a otro siempre dejan algún suspense.

  2. La cultura ha inventado instituciones que dan oportunidad a los placeres de la mente, como el fútbol. No practicado, sino visto. Si es seguidor de los partidos, aprenderá a ver, al menos a grandes rasgos, cuál es la configuración que debe tener un equipo para conseguir un juego óptimo. También hay que tener en cuenta el juego individual de cada jugador. Cómo luchan un equipo y otro para conseguir la victoria utilizando sus mejores armas. Además se une la tensión que supone ser de un equipo u otro, el público que se anima y abuchea, que esto a su vez influye en los jugadores y el tiempo limitado.

Se puede llegar a un punto de excitación límite y disfrutar de un partido cuando son rivales de igual categoría. Se ven actuaciones que rompen con nuestros esquemas de lo que realmente se ve, no se sabe si ganará uno u otro y esto nos produce cierto arousal. Cuando el portero se tira de una forma espectacular y para un balón que según nuestros esquemas es muy difícil de parar. Los jugadores corren de una manera que no habíamos visto nunca regateando... Y el culmen es que en el último minuto, después de este cúmulo de emociones, gane nuestro equipo, resolviendo así el suspense de forma favorable.

En resumen: “los placeres de la mente, son colecciones de emociones distribuidas en el tiempo, cuya evaluación global depende de los picos de emoción y un final favorable”,

Pero nos falta saber ¿porqué mi novio disfruta viendo los partidos de fútbol y mi abuela las telenovelas, mientras que yo experimento un placer mental sublime escribiendo este capítulo?. O dicho de otro modo, ¿por qué ciertos estímulos producen placer mental a ciertas personas y a otras no? (a parte del hecho de que cada placer será distinto para cada uno por su cualidad, valga la redundancia, de cualia)
¿CUÁNDO UN ESTÍMULO/S PROVOCA PLACER MENTAL?
Es un hecho que todos no sentimos placer mental con las mismas cosas. Incluso nosotros mismos, podemos disfrutar unas veces leyendo un libro de nuestro autor favorito y otras veces no. Por tanto hay algo más que los propios estímulos placenteros.

-Uno de ellos ya lo hemos comentado y es el estado previo en el que se encuentra cada persona. Ese aprendizaje implícito que desde que nacemos hemos tenido. Por ejemplo, una persona que tenga más conocimiento que alguien que no sabe de qué va un partido de fútbol y sólo vea a un conjunto de hombres escupiendo, sudando y corriendo detrás de un balón, será más propenso a disfrutar con eso. Las que hayan aprendido a estar pendientes de la vida de las personas, sus líos, desenlaces, etc., disfrutará más con una telenovela. O un biólogo viendo documentales de insectos.

-El humor que tengamos en ese momento va a influirnos a la hora de experimentar emociones. El humor no está enfocado a un objeto como las emociones, pero, pero comparte con ella en que implica afecto. Por ejemplo, estar de buen humor es un estado de sentimiento placentero no enfocado, pero que produce una tendencia general a ver las cosas de forma positiva. Así, no disfrutaremos de la cena romántica con nuestra pareja si no estamos de buen humor.

-El arousal es el estado de activación fisiológico en el que nos encontramos, que varía de excitado vs calmado. Los estados extremos no ayudan, pero dentro de un rango medio variará dependiendo de las situaciones. Por ejemplo, viendo un partido de fútbol influirá positivamente un arrozal alto y leyendo un libro de psicología bajo.

-Éstos dos últimos factores dependerán a su vez de estímulos placenteros que por ellos mismos no implican placer, pero que disminuyen o aumentan el arousal y el humor. Por ejemplo, en la situación en la que estamos leyendo un libro de nuestro autor favorito junto al murmullo de un arroyo, éste disminuirá el arousal y mejorará el humor.

El siguiente esquema resume los factores implicados en el placer mental, pero aunque supiéramos todos éstos en detalle, nunca sabremos del éxtasis si no hemos experimentado ese placer tan sublime como el mental en alguna ocasión.




FACTORES QUE INFLUYEN EN EL PLACER MENTAL




EXPERIENCIA

HUMOR AROUSAL PREVIA ESTÍMULOS


TRISTE VS

FELIZ





CALMADO VS EXCITADO




LIBRO O

UN CHISTE




ESTÍMULOS PLACENTEROS O

DISPLACENTEROS

MURMULLO DEL ARROYO EMOCIONES


EMOCIONES

EMOCIONES


EMOCIONES



PLACER MENTAL


DISPLACER

MENTAL


Si el promedio de los picos de valoración

y valoración final dan un resultado positivo



- Kubovy,M.(1999). On the Plasures of the Mind.

1 El tipo preciso de emoción que se evoca en una situación determinada depende de muchos factores que no comentaremos con precisión porque supera nuestro propósito.





Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad