Pensamiento sistémico contenido


Orígenes de la Teoría de la Comunicación Humana



Descargar 212.84 Kb.
Página3/5
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño212.84 Kb.
1   2   3   4   5

2.1 Orígenes de la Teoría de la Comunicación Humana

Martín Heidegger se abrió al reconocimiento de que, para entender lo que significa ser humano, debemos recurrir al lenguaje. Los seres humanos, reconoció Heidegger, habitan en el lenguaje.


Quizás los dos filósofos más importantes que han visto de esta manera el alma humana hayan sido Heráclito y Nietzsche. Heráclito vivió en la Grecia antigua mucho antes de la emergencia de los metafísicos. Cuando leemos a Platón y a Aristóteles, nos damos cuenta de que tenían como su principal oponente a Heráclito. La metafísica, de alguna manera, fue un intento por probar que Heráclito estaba errado.
Nietzsche ha sido considerado por mucho tiempo una especie de paria filosófico, un proscrito, un pensador sacrílego. Muy poca gente entendió realmente lo que estaba diciendo. A muchos les pareció que Nietzsche se contradecía muy a menudo. Llegó a la filosofía a través de la filología, una disciplina que se interesa por el lenguaje y, en su caso, por el estudio de las lenguas y la literatura de los antiguos griegos y romanos. Esto le permitió contactarse muy tempranamente con el trabajo de los presocráticos. Una vez que Nietzsche tomó contacto con el pensamiento de Heráclito, comprendió que en él estaba presente una perspectiva totalmente diferente de la que ofrecía el programa metafísico. Declaró a Heráclito su mentor.
Tanto Heráclito como Nietzsche entendieron que, para comprender a los seres humanos, no podemos concentrarnos sólo en su "ser", sino que debemos también mirar hacia lo que no son, hacia el espacio en el que se trascienden las formas actuales de ser y se participa del proceso del devenir. En este proceso del devenir se requiere dar cabida tanto al ser como al no-ser, a este ciclo que reúne el ser y la nada, esta eterna recurrencia del uno y del otro. Ser humano, según Nietzsche, puede ser visto como un proceso en el que estamos permanentemente huyendo de la nada, mientras que, al mismo tiempo, somos impulsados hacia ella, hacia el "sin sentido" de nuestras vidas, e inducidos a la necesidad de regenerarnos constantemente un sentido.
Estamos, como dijo Heráclito, en un proceso de flujo constante, nunca permaneciendo iguales, cambiando continuamente, como lo hace un río. Y, como un río, no podemos comprender cómo somos si sólo nos concentramos en nuestro lado del ser. Un río siempre envuelve esta tensión entre lo lleno y lo vacío, entre el ser y el no-ser. Si sólo nos fijamos en lo lleno, ya no tenemos un río, sino que un lago, un estanque, o incluso un pantano. Si sólo nos fijamos en lo vacío, también dejamos de tener un río, tenemos ahora un canal seco, sin movimiento, sin vida propia.
Todo lo dicho y comunicado siempre es dicho por alguien y, en lo posible, no esconder al orador tras la forma en que son dichas las cosas. Esta es una trampa que permanentemente nos tiende el lenguaje, permitiéndole a la persona que habla esconderse detrás de lo que está diciendo.


2.2 Principales representantes


En las ciencias de la comunicación los paradigmas clásicos han entrado en crisis desde hace varias décadas porque la visión instrumental y pragmática del fenómeno impide ver la riqueza y multiplicidad del proceso comunicativo. Se hace necesario un paradigma epistémico que en su multiplicidad conciba a una ciencia más humana, más humilde, más relativa y más crítica.

El campo de la comunicación no escapa a las contradicciones que plantea la crisis de los paradigmas y los avances teóricos logrados con enfoques más abiertos y flexibles se han visto acompañados de la aparición de planteamientos que devienen de una matriz teórica neopositivista surgida en los 60s extendiéndose hasta los 80s y 90s con los enfoques gerenciales y la comunicación organizacional, además de la teoría informacional, derivada de la cibernética aplicada al estudio de los procesos de transmisión mediante computadoras. 

De Oliveira cita a N. Luhmann, y señala que en su aporte a la teoría, éste considera a la sociedad como un sistema abierto que comprende no sólo los procesos evolutivos del hombre, sino su proyecto de futuro, como un sistema dinámico pleno de significaciones dialógicas pero acompañado de un desarrollo tecnológico que aun presentando peligros para la especie humana, también contiene posibilidades para el futuro de la misma. Busca abordar lo social integralmente y lo hace desde la teoría de los sistemas, según la cual, la sociedad es un sistema que se autogenera y autorreproduce que, además de individuos, lo conforma la comunicación y además es determinado por la producción de sentido.

La confluencia de nuevos enfoques en la construcción de modelos transdiciplinarios en el campo de la comunicación, plantea la necesidad de mantener una apertura para observar los fenómenos comunicacionales desde la historia, la cultura, la economía, la antropología y poder acercarnos a los problemas concretos que permitan una reflexión teórica más humanizada y menos instrumental. 



Dos grandes representantes de un nuevo paradigma en la comunicación son Watzlavick y Rafael Echeverría.

Paul Watzlawick (25 de julio de 1921Villach - 31 de marzo de 2007Palo AltoCalifornia) fue un teórico y psicologo austríaco nacionalizado estadounidense. Fue uno de los principales autores de la Teoría de la comunicación humana y del Constructivismo radical, y una importante referencia en el campo de la Terapia familiarTerapia sistémica y, en general, de la Psicoterapia. Desde 1960, residió y trabajó toda su vida en la ciudad y Universidad californianas de Palo Alto.
Tras completar sus estudios primarios en Villach, Paul Watzlawick estudió Psicología y Filología en la Universidad de Venecia y se graduó en 1949. Trabajó en el Instituto C. G. Jung en Zúrich, donde recibió otro diploma en 1954. En 1957 continuó su labor de investigación en la Universidad de El Salvador.
En 1960,fue invitado por Don D. Jackson a continuar sus investigaciones en el Mental Research Institute de Palo Alto, en el Estado norteamericano de California. En 1967, comenzó a impartir clases de Psiquiatría en la Universidad de Stanford. Allí, Watzlawick estudió en compañía de sus colegas la teoría del Doble Vínculo (Double Bind), aunque su mayor aportación, en relación también con el trabajo de Gregory Bateson, es en el campo de la Pragmática de la comunicación humana. Tras llevar largo tiempo sufriendo una grave enfermedad, Watzlawick fallece el sábado 31 de marzo de 2007 en Palo Alto, a los 85 años de edad.
El Dr. Rafael Echeverría es fundador y presidente de Newfield Consulting, empresa de consultoría y formación gerencial con oficinas en los Estados Unidos, España, México, Brasil, Argentina y Venezuela.

Ha creado el término "Ontología del Lenguaje", dando paso al coaching ontológico.
El Dr. Echeverría es Sociólogo de la Universidad Católica de Chile y Doctor en Filosofía de la Universidad de Londres. Ha sido profesor en diversas universidades y consultor durante varios años de las Naciones Unidas. Es miembro de número de la Academia Mundial de Arte y Ciencia (WAAS).
Entre sus múltiples publicaciones destacan los libros El búho de Minerva: Introducción a la filosofía moderna (1990), Ontología del lenguaje (1994) y su obra más reciente La empresa emergente, la confianza y los desafíos de la transformación.
Su padre fue José Echeverría, filósofo chileno a quien el autor dedica su obra Por la senda del pensar ontológico, J.C. Sáez Editor, Santiago de Chile, 2007. Rafael Echevarría se licenció en sociología por la Pontificia Universidad Católica de Chile y, posteriormente, consiguió el título de Doctor en Filosofía de la Universidad de Londres. De vuelta a su país, fue profesor de la Universidad Católica de Chile y más tarde consultor de la UNICEF y de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) de las Naciones Unidas, por doce años.
Ha sido asesor del Tecnológico de Monterrey, de México, por diez años, consultor de la Comisión Nacional de Ciencia y Tecnología del Brasil, colaborador del Center for Quality of Management (CQM), en Boston, y miembro del Comité Coordinador de The Society for Organizational Learning International (SoL), que dirige Peter Senge. Además es socio fundador de Newfield Consulting y Presidente de su Red Internacional. Es miembro de número de la World Academy of Art and Science (WAAS).

2.3 Proceso de comunicación




2.3.1 Naturaleza de la comunicación humana


La comunicación ocurre cuando hay interacción reciproca entre los dos polos de la estructura relacional (Transmisor-Receptor). Se realiza así la "ley de bivalencia", en la que todo transmisor puede ser receptor, todo receptor puede ser transmisor. Es la correspondencia de mensajes con posibilidad de retorno mecánico entre polos igualmente dotados del máximo coeficiente de comunicabilidad.
El lenguaje, no es inocente. Toda proposición, toda interpretación, abre y cierra determinadas posibilidades en la vida, habilita o inhibe determinados cursos de acción. A esto nos referimos cuando hablamos del poder de distintas interpretaciones: a su capacidad de abrir o cerrar posibilidades de acción en la vida de los seres humanos. Este es el criterio más importante que podemos utilizar para optar por una u otra interpretación.
Cuando cuestionamos nuestra capacidad de acceder a la verdad, una objeción espontánea que encontramos consiste en señalar a la ciencia como una refutación evidente de lo que sostenemos. No podemos desmentir el hecho de que, efectivamente, estamos habituados a considerar que lo que hace la ciencia es justamente revelar como son las cosas.
Su poder pareciera residir en ello. Pero ello no es sino una determinada interpretación de lo que la ciencia hace, por muy habituados que podamos estar a ella. Otros autores sostienen que lo que caracteriza las explicaciones científicas de otro tipo de explicaciones es el que las primeras son explicaciones que permiten regenerar los fenómenos que explican. Lo que diferencia, por lo tanto, a las explicaciones científicas es su poder generativo.
Los seres humanos hemos estado demasiado tiempo en disputa sobre la verdad de nuestras interpretaciones. Lo único que está realmente en juego es el poder que resulta de estas interpretaciones, la capacidad de acción para transformarnos a nosotros mismos y al mundo en que vivimos. En su XI tesis sobre Feuerbach, Marx señalaba que los filósofos sólo se habían dedicado hasta entonces a interpretar el mundo, cuando lo que importa es transformarlo. La capacidad de transformación del mundo, replicamos, está asociada al poder de nuestras interpretaciones.
No sólo actuamos de acuerdo a cómo somos, (y lo hacemos), también somos de acuerdo a cómo actuamos. La acción genera ser. Uno deviene de acuerdo a lo que hace.
Tras cada acción, siempre hay un ser, un sujeto, que se revela mediante la acción realizada. Nuestras acciones revelan nuestra forma de ser. No cuestionamos esto. Comprendemos la importancia de observar las acciones humanas para comprender cómo son los humanos.

Pero, al mismo tiempo, postulamos que esto es sólo un lado de la ecuación. Nuestras acciones no sólo revelan cómo somos, también nos permiten transformarnos, ser diferentes, devenir.


La acción, por lo tanto, no es sólo la manifestación de un determinado ser que se despliega en el mundo, es también la posibilidad de que ese mismo ser se trascienda a sí mismo y devenga un ser diferente.


2.3.2 Elementos que intervienen en la comunicación

Tradicionalmente en una visión lineal acerca del proceso de comunicación sólo se consideraban al emisor - mensaje - y receptor. Actualmente el modelo: emisor - mensaje - receptor, es cuestionado no por falso, sino por incompleto y simplista sobre la comunicación. ¿El receptor sólo es quien escucha y testifica que realmente ha escuchado el mensaje sin participar activamente en la comunicación, sin dialogar con el emisor en una comunicación unilateral o más bien información? 


Para algunos teóricos e investigadores los mass media, o medios de comunicación masiva se ubican dentro de los medios de información no de comunicación. Esta es, señalan, aquella que se da como una relación comunitaria humana, que se encuentra entre interlocutores en forma recíproca. Comunicar, como compartir en un encuentro, en una participación, en una elaboración del conocimiento con los otros y de los otros, como sostiene Vygotski. Informar, corre el riesgo de proporcionar solamente conocimientos actuales sobre los temas que se requieren desde una racionalidad pedagógica que Freire ya impugnó como “educación bancaria” solo que ahora en su moderna modalidad de “cajero automático”.
Esto también es controversial, según opinión de J.R. Vidal, aunque es cierto que muchos autores así lo expresan: la transmisión de información no es un proceso independiente de la comunicación, es justamente el recurso básico de la comunicación, lo que sucede es que la comunicación no se agota en su momento de transmisión de mensajes, sino que a partir de la transmisión se inicia un  proceso de evocación de representaciones y construcción de sentidos que la enriquecen y hacen más compleja.  También es reduccionista decir que sólo hay comunicación cuando hay bidireccionalidad, eso sería reducir la comunicación al diálogo y este es sólo un tipo de comunicación posible, necesaria y aconsejable en las relaciones cercanas pero no practicables en todas las relaciones.  
Un nuevo paradigma de la comunicación supone las siguientes premisas:

1. El lenguaje construye el mundo, no lo representa. No es posible representar el mundo tal como es con anterioridad a la representación, porque el lenguaje tiene un efectivo aspecto formativo.

2. La función primaria del lenguaje es la construcción de mundos humanos, no simplemente la transmisión de mensajes de un lugar a otro. La comunicación se torna así un proceso constructivo, no de mero carril conductor de mensajes o de ideas.

3. La comunicación deviene el proceso social primario lleva la comunicación al primer plano mientras simultáneamente se interroga con el concepto que tenemos de ella.


En cuanto al procesamiento de información:

1. No surge de la nada,

2. Depende del esquema conceptual referencial y operativo del receptor, lo cual genera una revolución en comunicación.

3. Pone en primer plano la comunicación y al mismo tiempo ha cuestionado nuestro concepto acerca de la comunicación.


Dos principios fundamentales de la comunicación son;

1. el significado no se traslada del emisor al receptor, lo único que se traslada son las señales.



2.  las señales sólo son señales en tanto y en cuanto alguien puede decodificarlas, y para decodificarlas hay que conocer su significado.
De ahí que las características de la comunicación son:

  • Tiene una Función o finalidad. La esencia de nuestras percepciones no son cosas sino funciones.

  • Información. Pasaje de la energía a la información.

  • Redundancia. Analizando la comunicación humana se pueden encontrar redundancias.

  • Caja negra. Se refiere nominativamente a cajas incautadas al enemigo, de alto riesgo de explosión, lo que es posible limitarse a las relaciones observables entre entradas y salidas, esto es a la comunicación.



2.4 Axiomas primordiales de la comunicación:






Primer Axioma: No es posible no comunicarse.

El primero de los axiomas debe ser entendido literalmente: en la relación social es imposible no comunicarse.  Dicho a la inversa, esto significa que la comunicación se produce siempre.  Para que esto sea claro, es preciso entender que comunicación es sinónimo de comportamiento, en la medida que todo lo que hacen las personas en presencia de otros tiene el valor de un mensaje.  Cada comportamiento, consciente o no, intencional o no, puede ser interpretado y es, por tanto, un mensaje.

Watzlawick y sus colaboradores afirman que, del mismo modo que uno no puede permanecer sin comportarse, y dado que toda situación de interacción tiene un valor de mensaje, por mucho que uno lo intente, no puede dejar de comunicarse.  Siempre que esté presente otra persona en el mismo campo perceptual, cualquier actividad e, incluso, la inactividad, las palabras o el silencio, tienen valor de mensaje; influyen en los demás, quiénes, a su vez, no pueden dejar de responder a tales comunicaciones y, por tanto, también comunican. 
Las condiciones mínimas necesarias para que  se dé la comunicación son, por una parte, la presencia de dos individuos que actúen ambos como transmisores y receptores y, por otra, la existencia de un mensaje percibido por los dos.

Segundo Axioma: Toda comunicación tiene un aspecto de contenido y un aspecto relacional, tales que el segundo clasifica al primero y es, por ende, una metacomunicación.


El siguiente axioma nos lleva a considerar que toda comunicación se realiza en dos niveles simultáneamente: un nivel de contenido (comunicación) y un nivel de relación (meta-comunicación).  El primero está incluido y determinado por el segundo.  Esto significa que las personas que se comunican, junto con intercambiar información, establecen algún tipo de relación, y es esa relación la que otorga a la información y a la comunicación misma su sentido.  El nivel meta-comunicacional se establece generalmente mediante indicadores contextuales y comportamientos no verbales, y actúa como indicación respecto al modo como debe entenderse el contenido que se transmite.  Es decir, permite calificar el mensaje y definir la relación en que se encuentran las personas implicadas, situación que ocurre aún cuando éstas no lo hagan en forma deliberada o plenamente consciente.  El énfasis está puesto en la naturaleza formal del proceso de comunicación y en sus efectos pragmáticos.  Es la forma que adopta la comunicación y no su contenido, el factor más decisivo para provocar consecuencias en el comportamiento de las personas.

 Según Watzlawick en toda comunicación existen dos elementos básicos: un elemento de contenido, que se refiere a lo que queremos decir sobre algún objeto, y un elemento de relacionamiento, que se refiere a la relación existente entre los interlocutores.  Lo importante es que el contenido en general es transmitido mediante un código digital, tal como el lenguaje, en cuanto la índole del relacionamiento es indicado mediante un código analógico o no verbal. 



Tercer Axioma: La naturaleza de una relación depende de la puntuación de las secuencias de comunicación entre los comunicantes.


La puntuación de la secuencia de hechos apunta a la idea de que las personas interpretan lo que ocurre, básicamente ordenando los hechos en secuencias coherentes, pero necesariamente arbitrarias, porque expresan una perspectiva personal.  Resulta evidente que no hay una sola manera de puntuar la realidad y que puede haber tantas puntuaciones como personas.  La puntuación de la secuencia tiene vital importancia debido a que de ella depende que las interacciones se produzcan sobre la base de una realidad compartida, facilitando el acuerdo y el encuentro humano.  Los grupos tienden a compartir una serie de puntuaciones convencionales que favorecen su estabilidad y hacen más expeditos los procesos de influencia.

Cuarto Axioma: Los seres humanos se comunican tanto digital como analógicamente.  El lenguaje digital cuenta con una sintaxis lógica sumamente compleja y poderosa, pero carece de una semántica adecuada en el campo de la relación, mientras que el lenguaje analógico posee la semántica pero no una sintaxis adecuada para la definición inequívoca de la naturaleza de las relaciones.


Según Watzlawick en toda comunicación existen dos elementos básicos: un elemento de contenido, que se refiere a lo que queremos decir sobre algún objeto, y un elemento de relación, que se refiere a la vinculación existente entre los interlocutores.  Lo importante es que el contenido en general es transmitido mediante un código digital, tal como el lenguaje, en cuanto la índole del relacionamiento es indicado mediante un código analógico o no verbal. 

Para Watzlawick, “lo que falta a  la comunicación digital es un vocabulario adecuado para las contingencias del relacionamiento”. 

Por su parte, los códigos analógicos padecen de una terrible imprecisión.  Por ejemplo, ¿cómo sabemos si una lágrimas son de dolor o de alegría?.  ¿aquella sonrisa, significa simpatía o ironía?.  ¿este silencio, debo interpretarlo como tacto o indiferencia de mi interlocutor?. En cambio, debido a su flexibilidad y versatilidad (como la del alfabeto, por ejemplo), los códigos digitales son capaces de describir muy exactamente cualquier fenómeno.
En resumen, según Watzlawick, aunque los códigos digitales son muy limitados en vocabulario para las contingencias del relacionamiento, los códigos analógicos son tan ambiguos e imprecisos que es necesario traducirlos a un código digital para hablar del relacionamiento con cierta precisión: alguien tiene que explicar en palabras (digital) qué significan realmente esas lágrimas, esa sonrisa y ese silencio.

 

Quinto Axioma: Todos los intercambios comunicacionales son simétricos o complementarios, según que estén en la igualdad o en la diferencia.



Este axioma plantea que todo intercambio comunicativo queda incluido en la categoría de interacción simétrica o complementaria, según esté basado en la igualdad o en la diferencia.  La simetría ocurre cuando las personas intercambian el mismo tipo de comportamiento,  de modo que existen idénticos deberes y derechos como ocurre en un grupo de pares.  La complementariedad es la característica de aquellas relaciones en que se intercambian diferentes tipos de comportamiento, como ocurre entre sargento y soldado, o jefe y subalterno.
la distinción entre interacciones simétricas y complementarias.  En las primeras, los participantes se colocan en un pie de igualdad(conversaciones entre dos compañeros de juego); en las segundas, las diferencias entre ellos está fuertemente marcada (interacción entre profesor y alumno). En la interacción complementaria uno de los participantes ocupa la posición de autoridad, el otro la posición de subordinación.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad