Parte 1: Movilidad Segura Elaborado en 2014


El Plan de Investigación en Seguridad Vial y Movilidad, 2013-2016



Descargar 153.5 Kb.
Página2/2
Fecha de conversión21.06.2018
Tamaño153.5 Kb.
Vistas75
Descargas0
1   2
5.1 El Plan de Investigación en Seguridad Vial y Movilidad, 2013-2016

La DGT ha elaborado un Plan de Investigación de revisión anual y un Programa de Promoción de la Investigación y la Innovación en Materia de Seguridad Vial y Movilidad. Este Plan de Investigación toma como marco de referencia dos herramientas de la Administración General del Estado: la Estrategia de Intervención y Políticas Viales para 2012-2016 y el Plan Estatal de Investigación Científica, Técnica y de Innovación 2013-2016.


La DGT está ejerciendo el impulso de la investigación en materia de seguridad vial y movilidad, factores influyentes e impacto de medidas específicas, incluyendo la coordinación con instituciones de carácter científico y técnico y otras administraciones. Su objetivo es la promoción, participación, gestión y coordinación de estudios de carácter científico y/o técnico en materia de seguridad vial y movilidad, así como la difusión de sus resultados con el fin de generar conocimiento y evidencia científica que sirvan de apoyo a las políticas públicas y programas de intervención en esta materia.
Dentro de este Plan, el Área 2.- OBTENCIÓN DEL PERMISO Y PROGRAMAS DE RECUPERACIÓN PARA REINCIDENTES: Tiene como objetivo, por un lado, profundizar en el conocimiento de las aptitudes que todos los conductores deben poseer para conducir y establecer procedimientos para su evaluación y, por otro lado, obtener información sobre los comportamientos de aquellos conductores que infringen de manera reiterada las normas de tráfico, disminuyendo el grado de seguridad vial, con el objeto de elaborar programas específicos para tratar dichos comportamientos de riesgo.
Y, el Área 3.- VISIÓN CERO EN ALCOHOL, DROGAS Y MEDICAMENTOS; las líneas de investigación de este área van dirigidas a obtener mayor información sobre el deterioro que estas sustancias producen sobre las habilidades y las aptitudes necesarias para la conducción y sobre cómo afectan al riesgo de que ocurra un accidente y que los implicados sufran lesiones a consecuencia de éste.

Una de las bases de dichas Áreas de este Plan, es la Directiva 2006/126/CE del Parlamento Europeo y del Consejo sobre el permiso de conducción, que deja constancia de que “para cumplir ciertos imperativos de seguridad vial es necesario fijar las condiciones mínimas de expedición de los permisos de conducción”, y añade la conveniencia de “definir los conocimientos, aptitudes y comportamientos relacionados con la conducción de vehículos de motor, estructurar el examen de conducción en función de dichos conceptos y volver a definir las normas mínimas de aptitud física y mental para la conducción de dichos vehículos”.


Por otro lado, se sabe que conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas, excediendo los límites de velocidad o infringiendo de forma peligrosa las normas de circulación, representa un considerable riesgo para la seguridad vial. Una disminución en la frecuencia de estos delitos reduciría tanto el número como las consecuencias de los accidentes de tráfico. De ahí la importancia de abordar el tema del infractor reincidente y, sobre todo, la prevención de la reincidencia. Así pues, teniendo presente la permanente necesidad de actualización de las líneas de trabajo que se vienen desarrollando en el ámbito de la evaluación de conductores y a fin de conseguir conductores cada vez más seguros, se ha considerado oportuno acometer investigaciones destinadas a fundamentar un modelo de intervención aptitudinal que resulte efectivo y eficiente en la prevención de la reincidencia. Del mismo modo, se cree apropiado revisar y actualizar las aptitudes psicofísicas necesarias para obtener el permiso de conducción. Además, se considera pertinente desarrollar nuevos instrumentos de evaluación de aptitudes y actitudes además de definir y caracterizar a los infractores reincidentes.
Científicamente se realiza de manera habitual una distinción entre dos grupos de conductores que cometen delitos e infracciones. Por un lado, aquellos que conducen bajo la influencia del alcohol o las drogas y, por otro, aquellos que infringen de manera grave las normas de circulación (por ejemplo, sobrepasando los límites de velocidad, conduciendo de forma agresiva o violenta, etc.).

En ambos casos, los programas de rehabilitación se han convertido en las últimas décadas en una medida dirigida a la reintegración de infractores reincidentes. Según se desprende de las conclusiones del proyecto europeo ANDREA, cuyo objetivo es el análisis de los distintos programas vigentes, estos programas disminuyen significativamente la tasa de reincidencia, como resultado de un cambio en la actitud y en el comportamiento de los participantes. Pero, para que sean efectivos, han de cumplir determinados requisitos, entre otros: 1) han ir dirigidos de forma específica a cada tipo de reincidente; 2) han de estar impartidos por personal debidamente formado; 3) han de constar de un grupo reducido de participantes; 4) la selección de participantes ha de ser clara y objetiva; y 5) han de ser evaluados.


En nuestro país, tal y como antes hemos desarrollado, el sistema actual está dirigido únicamente a los casos de recuperación del permiso cuando se ha agotado el saldo de puntos del conductor. Se basa en una intervención sensibilizadora general y no depende de una evaluación médico-psicológica específica para los antecedentes del conductor ni para la finalidad del programa de recuperación. Los conductores que han perdido sólo parcialmente sus puntos no pasan ninguna evaluación destinada al conocimiento y tratamiento de su problema en concreto.
Ante estas deficiencias del modelo vigente, desde la DGT se plantea como línea de investigación prioritaria el análisis del actual sistema de evaluación de infractores reincidentes de cara a su optimización y de cara a dirigir a estos conductores hacia programas de rehabilitación específicos y adecuados.

Destaca el Objetivo de “Visión Cero alcohol, drogas y medicamentos”. La “Visión Cero” como base para la política de seguridad vial aboga por que nadie resulte muerto o gravemente lesionado en accidente de circulación. Esto implica, entre otros aspectos, la eliminación de comportamientos de riesgo como el consumo de alcohol, drogas y medicamentos en la conducción.


Desafortunadamente, en el caso del alcohol, en muchos países no se perciben bien las dimensiones del problema, existe poca conciencia pública acerca del mismo y con frecuencia las leyes son inadecuadas o no se aplican correctamente. Asimismo, la definición de accidente causado por el consumo de alcohol difiere de un país a otro, al igual que lo hacen el límite de alcoholemia fijado por la ley o los requisitos para efectuar pruebas a las víctimas. Esto hace que sea difícil establecer comparaciones directas entre países.
Pero, en el caso de reincidentes, la mayoría de los países europeos cuenta con programas de rehabilitación para infractores por consumo de alcohol y/o de drogas o mixtos (alcohol, drogas y otros delitos de tráfico). Principalmente consisten en cursos dirigidos a un grupo reducido de participantes (excepcionalmente los cursos son individuales). El enfoque es mayoritariamente psicológicoterapéutico, con elementos educativos, y están impartidos por personal cualificado. Los estudios llevados a cabo sobre su efectividad, principalmente para consumidores de alcohol, muestran una reducción significativa de la reincidencia (45,5% de media), aunque con grandes diferencias (15% -71%).

La participación en estos programas está regulada por ley y está ligada principalmente al permiso de conducción (recuperación, reducción del periodo de suspensión, etc.), pero también al sistema de puntos o al seguimiento de un delito.

Entre las medidas con mayor impacto se incluyen la reducción de la concentración de alcohol en sangre o la aplicación de nuevas tecnologías en los vehículos. Esta última, aplicada junto con la retirada del permiso o de manera previa, se considera efectiva para controlar comportamientos infractores siempre y cuando sea obligatoria. Sin embargo, para que sea efectiva a largo plazo es necesaria la motivación y la predisposición por parte del conductor infractor.
Estas medidas son complementarias en casos de alto riesgo y no sólo contribuyen a reducir la tasa de reincidencia (y por tanto a mejorar la seguridad vial), sino que también mejoran la calidad de vida de muchos participantes (repercutiendo así en la salud pública). En países con gran tradición en programas de rehabilitación, éstos se combinan de manera efectiva con medidas sancionadoras y de recuperación del permiso de conducción.
Ante la necesidad de optimizar el modelo actual de evaluación de infractores reincidentes y las medidas de rehabilitación vigentes en nuestro país, se considera necesario, en primer lugar, caracterizar a los infractores reincidentes y establecer perfiles y, en segundo lugar, desarrollar medidas específicas en consonancia con los programas que han resultado efectivos en otros países, siguiendo las recomendaciones de buenas prácticas recogidas en los principales proyectos europeos.

De forma resumida, estas recomendaciones son las siguientes:


1º Los programas de rehabilitación han de formar parte de un sistema integral de medidas. Nunca reemplazarán a la retirada del permiso, sino que serán una medida complementaria. La participación en dichos programas ha de estar regulada por ley y ha de basarse en criterios definidos.
2º Las opciones de rehabilitación deben plantearse en función de las necesidades concretas de cada tipo de reincidente. Por lo tanto, debe haber al menos dos niveles de intervención: medidas rehabilitadoras menos intensas para no dependientes y tratamientos intensos para dependientes. Por otro lado, los infractores reincidentes en consumo de alcohol han de ser tratados en programas distintos de los dirigidos a reincidentes en consumo de drogas. De ahí, nuevamente, la importancia de contar con un sistema óptimo de evaluación.
3º Asimismo, la rehabilitación de infractores reincidentes ha de estar estandarizada a nivel europeo.
4º Se considera importante ligar la participación en los programas al procedimiento de obtención/recuperación del permiso.
5º Finalmente, los programas han de ser evaluados. Los requerimientos de control de calidad deben estar regulados por ley para conseguir estándares uniformes.
5.2. Proyecto PIN. The Road safety performance index.
Se trata de un instrumento para ayudar a los Estados miembros de la UE en la mejora de la seguridad vial; al comparar el rendimiento, los resultados de los mismos sirve para identificar y promover las mejores prácticas en Europa y lograr el tipo de liderazgo político que se necesita para crear lo que se merecen los ciudadanos, ofreciendo el máximo de seguridad.

5.3. Acciones penitenciarias respecto a los delitos contra la seguridad del tráfico e intervención en los centros penitenciarios
Por último, debemos hacer una breve referencia a las actuaciones realizadas en centros penitenciarios respecto a delitos contra la seguridad del tráfico y que serán objeto de desarrollo en Programas:


  • Taller de sensibilización en materia de Seguridad Vial

El artículo 49 del Código Penal, en virtud de la modificación operada por Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio, faculta el cumplimiento de la pena de trabajos en beneficio de la comunidad a través de la participación del penado en talleres o programas formativos o de reeducación, entre los que cita textualmente los de educación vial.

TASEVAL es el taller de sensibilización en materia de seguridad Vial diseñado para el cumplimiento de la pena en los casos de delitos contra la seguridad del tráfico. TASEVAL es el fruto del trabajo conjunto entre la Dirección General de Tráfico, el Instituto INTRAS de la Universidad de Valencia -como especialistas en esta materia-, y la propia Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.
El objetivo de este taller es promover el cambio actitudinal y comportamental, así como una mayor concienciación sobre la importancia del cumplimiento de las normas de tráfico para reducir la tasa de reincidencia de los usuarios por delitos contra la seguridad vial.
El contenido del mismo se distribuye en 9 bloques temáticos con objetivos específicos para cada uno de ellos:


TEMATICA

OBJETIVOS


1- INTRODUCCION AL PROBLEMA DEL ACCIDENTE DE TRAFICO

Comprender que el factor humano es una pieza clave en la prevención de la accidentalidad.

Conocer la magnitud de los accidentes de tráfico, sus causas y sus consecuencias.






2- ALCOHOL

Conocer los efectos del alcohol en la conducción.

Conocer la resposabilidad del alcohol en la accidentalidad.






3- DROGAS

Conocer los efectos de los diferentes tipos de drogas en la conducción.

Conocer la responsabilidad de las drogas en la accidentalidad.






4- VELOCIDAD

Concienciar del impacto negativo que tiene la velocidad inadecuada en la seguridad vial.

Conocer la relación entre velocidad y lesividad en caso de accidente.






5- CONDUCCION TEMERARIA

Conocer los motivos que impulsan a la adopción de conductas arriesgadas y dotar de estrategias para la búsqueda de soluciones alternativas.

Sensibilizar sobre las consecuencias que pueden tener las conductas imprudentes al volante.






6- DISTRACCIONES

Comprender el funcionamiento de los procesos atencionales en la conducción.

Conocer distractores internos y externos para aprender a evitarlos.






7- SISTEMAS DE RETENCION

Conocer la eficacia de los sistemas de retención en la reducción de las lesiones en caso de impacto.

Sensibilizar sobre la responsabilidad de los adultos en la seguridad de los niños.






8- VALORES

Incrementar el sentido de responsabilidad de los participantes como usuarios de la vía publica.

Reflexionar sobre la responsabilidad de los actos y sus consecuencias.






9- AFRONTAMIENTO

Desarrollo de habilidades para resolver situaciones problemáticas relacionados con la seguridad vial.

Aprender respuestas alternativas a diferentes situaciones amenazantes para la seguridad vial, tanto a nivel individual como grupal.






El TASEVAL ha demostrado ser una herramienta útil para el cumplimiento de trabajos en beneficio a la comunidad por delitos contra la seguridad vial, presentando una elevada rentabilidad social, ya que garantiza su naturaleza reparadora y preventiva, prevención tanto a nivel primario (sensibilización a otros colectivos) como a nivel secundario (reflexión y cambio actitudinal y comportamental del penado).

- «Campaña de Universalización de la Educación Vial en los Centros Penitenciarios»: recoge todas las acciones efectuadas en el contexto penitenciario en materia de seguridad vial y delitos contra la seguridad del tráfico.
Esta campaña tiene un enfoque educativo, formativo y terapéutico y se plantea los objetivos siguientes:
. Generalizar la sensibilización y la educación vial, así como la adquisición de valores cívicos, entre toda la población penitenciaria;
. Facilitar el acceso al permiso o la licencia de conducir a todas las personas ingresadas en centros penitenciarios;
. Reconducir las posibles conductas infractoras de los internos que reconocían haber conducido sin poseer un título válido;
. Promover programas específicos para los internos que han sido condenados por no respetar las normas de la comunidad y haber puesto en peligro la vida y la integridad de otras personas;
. Facilitar el acceso a los cursos para recuperar el carnet de conducir o los puntos parciales perdidos;
. Hacer campañas de prevención y sensibilización sobre los efectos del alcohol y otras sustancias tóxicas en la propia integridad de los sujetos y para terceras personas (víctimas y familiares);
. Facilitar la inserción laboral por el hecho de disponer de permiso de conducir.
Para llevar a cabo estos objetivos, la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias ha contado con la colaboración de la DGT, el Real Automóvil Club de España (RACE), la Confederación Nacional de Autoescuelas de España (CNAE), la Asociación Española de Centros Médicos Psicotécnicos, la Fundación Pons, la editorial Etrassa y la Asociación de Lesionados Medulares, así como con el apoyo de la Fiscalía Coordinadora de Seguridad Vial del Estado. En el marco de esta campaña, se han previsto las varias líneas de actuación, centrándonos en:


  1. Análisis de la situación penitenciaria en relación con la seguridad vial: El documento muestra datos sobre el incremento de la casuística de delitos en materia de tráfico, tanto en el ámbito de medidas penales alternativas como de penados ingresados en los centros penitenciarios. Así mismo, describen las características sociodemográficas de las personas ingresadas por este tipo de delitos y un estudio estadístico de los hábitos de conducción de la población reclusa de la Administración General del Estado.

2. Creación de una estructura específica para la puesta en marcha de las actuaciones en formación, educación e intervención en seguridad vial.


A fin de coordinar e impulsar las acciones y los programas de esta campaña, se tiene que nombrar un responsable de formación vial en cada centro penitenciario, preferiblemente dentro del colectivo de los educadores sociales.
3. Difusión y generalización de un curso básico de formación en seguridad vial. Se ha establecido un convenio con el RACE en el marco del cual esta entidad ha elaborado un curso específico llamado «Curso de formación y concienciación sobre los principales factores de riesgo en el tráfico». Desde la óptica de la prevención universal, este curso está dirigido a la totalidad de la población penitenciaria, conductores habituales y no conductores, y trabaja la dimensión de las distracciones en la conducción y de los efectos negativos del alcohol, las drogas u otros medicamentos mediante vídeos y flashes interactivos.
4. Diseño e implementación de un programa específico de reeducación para personas condenadas por seguridad vial. Además de las actuaciones reeducadoras, la campaña se plantea también acciones de rehabilitación, entre las que se encuentra el diseño de un programa marco de intervención con personas condenadas por seguridad vial mediante un grupo de trabajo de expertos intrapenitenciarios y extrapenitenciarios, y un curso de sensibilización y reeducación vial de recuperación del permiso o la licencia de conducción.

BIBLIOGRAFÍA





  • Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, por el que se aprueba el Texto Articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.




  • Orden INT/2596/2005 de 28 de Julio, por la que se regulan los cursos de sensibilización y reeducación vial para los titulares de un permiso o licencia de conducción.

  • -Projec2

  • Prevalencia de consumo de sustancias psicoactivas en los conductores españoles. Resumen los principales resultados- DRUID Project WP2. Observatorio Nacional de Seguridad Vial DGT. Diciembre 2011.




  • Plan de Investigación de la Dirección General de Tráfico 2013-2016.




  • IV Encuentro con Investigadores Nacionales sobre Movilidad y Seguridad Vial 2014.




  • Campaña de Universalización de la Educación Vial en los Centros Penitenciarios.




  • Programas de tratamiento y características de los internos penitenciarios ingresados por delitos de tráfico en Cataluña (Centro de Estudios Jurídicos y Formación Especializada. Generalitat de Cataluña. 2012).




  • Artículo “Como recuperar al conductor reincidente” Revista Trafico y Seguridad Vial Nª 213/2012.




Autor: Beatriz Zúñiga Reinares Tema 29. Página de

Catálogo: Galerias -> la-dgt -> empleo-publico -> oposiciones -> doc -> 2014
2014 -> La señalización variable. Conceptos. Tipos de señalización variable. El panel de mensaje variable. Aspectos y normativa técnica. Criterios de diseño y uso de mensajes en los paneles de mensaje variable indice
2014 -> Principios de biomecánica del accidente de tráfico. Biomecánica: definicióN, principios. Mecanismos lesivos. Fases de un accidente. Factores que determinan la lesividad. Biomecánica de las lesiones según area anatómica y tipo de accidente
2014 -> Parte: 1 Movilidad Segura
2014 -> Tema 28 principios en la investigación aplicada a la movilidad. Tipos de investigacióN. Los programas europeos y nacionales de i+D+i
2014 -> Nulidad o lesividad y pérdida de vigencia de las autorizaciones administrativas para conducir: procedimiento, declaración y efectos. Requisitos para la recuperación del permiso o licencia de conduccióN
2014 -> Sistemas de información al servicio de la Política Vial III. Sistemas de Información relativos a la exposición y la movilidad. Indicadores
2014 -> Ttema planificación de rrhh
2014 -> Tema 68 Educación y Seguridad Vial
2014 -> La señalización variable. Conceptos. Tipos de señalización variable. El panel de mensaje variable. Aspectos y normativa técnica. Criterios de diseño y uso de mensajes en los paneles de mensaje variable indice
2014 -> Temario Oposiciones estt


Compartir con tus amigos:
1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos