Parkinson y lenguaje



Descargar 94 Kb.
Fecha de conversión21.12.2017
Tamaño94 Kb.

El lenguaje en la enfermedad de Parkinson

Introducción

Descripción de la enfermdad

Curso de la enfermedad

La funcion del sistema nervioso

Las alteraciones del habla y la voz

La terapia del lenguaje, el habla y la voz

El lenguaje escrito en la enfermedad

Bibliografía

Introducción


La enfermedad de Parkinson es una enfermedad compleja, con múltiples malestares y dolencias, que coexistirán en mayor o menos medida dependiendo de cada sujeto y del momento en que se encuentre la enfermedad. Conocer con la máxima exactitud posible todo lo concerniente a la misma permitirá un mejor acercamiento a sus posibilidades terapéuticas pero, sobre todo, facilitara la comprensión y el reconocimiento por parte de los demás de la conducta del enfermo, de sus quejas y sus malestares.

Descripción de la enfermad de Parkinson


La enfermedad de Parkinson fue descrita por primera vez en 1817 por el médico inglés James Parkinson. Este médico denominó al conjunto de síntomas que describen la enfermedad como “parálisis agitante”. La enfermedad no se trata de una verdadera parálisis, sino de un trastorno del metabolismo del sistema nervioso central.

Fue en la década de 1950 cuando Arvid Carlsson demostró que la enfermedad se debía a un déficit de dopamina en ciertas áreas del cerebro.


Etiología
La etiología de la enfermedad de Parkinson permanece, aún ahora, desconocida.

La transmisión hereditaria no parece jugar un papel importante en la aparición de la enfermedad.

En la actualidad se discute sobre los efectos de determinadas sustancias nocivas presentes en el entorno, una vez que se ha descubierto que la droga podría dar lugar a la enfermedad de Parkinson; también parece que las lesiones graves de la cabeza pueden tener influencia en su desarrollo e, incluso, la forma de vida moderna podría conducir a un agotamiento prematuro de las enzimas que participan en el metabolismo cerebral en el caso de existir una cierta predisposición.

P
1


atogénicamente, la enfermedad de Parkinson es debida a la alteración de los sistemas de neurotransmisión dopaminérgica, por destrucción de las neuronas pigmentadas de la sustancia negra o por trastornos de síntesis, almacenamiento o liberación de la dopamina y/o de sus receptores postsinápticos.

Sintomatología
Los síntomas que describen la enfermedad de Parkinson corresponden a trastornos motores, trastornos vegetativos y trastornos psicológicos.


  • Los trastornos motores




  • Los temblores

Se trata de un movimiento de vaivén rítmico e involuntario que, antes de que se haga visible, el paciente ya nota internamente.


Características básicas del temblor


    • Constituye, por definición, un temblor de reposo.

    • Puede evolucionar hacia otros tipos de temblores.

    • Es de comienzo insidioso, normalmente en una mano.

    • Se extiende al miembro inferior ipsolateral y, posteriormente, al lado opuesto.

    • Su presencia o ausencia no son suficientes para afirmar o negar el diagnostico de enfermedad de Parkinson.




  • La rigidez muscular

Es una tensión muscular constante e involuntaria, que se produce en los músculos agonistas y antagonistas de forma uniforme y simultanea.


Características básicas del rigor


    • Presencia de hipocinesia y bradicinesia.

    • Hay que diferenciar la rigidez de la enfermedad de Parkinson de la rigidez espástica, típica de las demencias evolucionadas.

    • El acortamiento de los músculos prevertebrales del cuello inclina la cabeza hacia delante.

    • Provoca dolores corporales y cefaleas.


2



  • La acinesia

Es una forma particular de los trastornos de la movilidad en la que el paciente puede únicamente moverse con lentitud y tiene dificultades para iniciar los movimientos.


Características básicas de la acinesia


  • Es una afección motora propia, no debida al rigor, que oscila a lo largo del día.

  • Afecta al inicio del movimiento, al ritmo de su desarrollo y reduce la intensidad.

  • Dificulta especialmente aquellos movimientos que han de superar la fuerza de la gravedad.

  • Genera el bloqueo en “efecto de helada”

  • Desencadena una forma típica de caminar, a pequeños pasos, hacia delante, sin movimiento de brazos.

  • Provoca falta de expresión en la cara.




  • Los trastornos vegetativos

Cuando la carga de estrés en la vida diaria o los problemas psíquicos sobrecargan la capacidad de compensación del sistema nervioso vegetativo, aparecen los trastornos en la conciencia y se producen molestias.

En condiciones normales, dichas funciones vegetativas son controladas mediante mecanismos de retroalimentación o feedback.
Trastornos vegetativos en la enfermedad de Parkinson


  • Fiebre por sobrecalentamiento

  • Percepción errónea de la temperatura

  • Exceso de salivación

  • Dificultades para tragar

  • Sudores incontrolados

  • Trastornos de la micción nocturna

  • Pies hinchados y edematosos

3



  • Los trastornos psíquicos

En el cuerpo calloso del tronco cerebral tiene lugar la representación de sentimientos tales como el deseo, la alegría, el desinterés, la ira o la agresividad. En la enfermedad de Parkinson, al presentarse defectos en estas regiones del tronco encefálico, es frecuente encontrar numerosas alteraciones del comportamiento afectivo y emocional


Trastornos psíquicos


  • Depresión endógena

  • Estados de confusión mental

  • Lentitud en las funciones intelectivas

Curso de la enfermedad


Los pacientes que enferman a edades avanzadas responden peor que los enfermos más jóvenes, y la enfermedad presentará una duración mucho más corta.

En general, la duración de la enfermedad va a estar en proporción directa con la degeneración progresiva de las células nerviosas pigmentadas, así que a mayor rapidez en la degeneración, menor será la duración de la enfermedad. La duración de la forma maligna es, por termino medio, de 4 años, y en la forma benigna, 12.


La función del sistema nervioso en la fonación y el habla
El sistema nervioso puede alterarse tanto por enfermedad como por desarrollo anómalo, accidentes o traumatismos. En algunos casos habrá dificultades en iniciar una actividad o movimiento, mientras que en otros la actividad podrá comenzar sin dificultad pero su control estará alterado.

El habla es un buen ejemplo de una acción que constantemente se ve interrumpida y reiniciada durante su ejecución. Hay centros y células dentro del sistema nervioso central que son los encargados de iniciar un acto motor. Si se lesionan, el inicio del acto motor puede retrasarse, alterarse o incluso desaparecer.

A
4
demás, con respecto al habla, la coordinación del sistema nervioso central debe incluir a diferentes sistemas como el respiratorio, encargado de generar el soplo de flujo aéreo, el digestivo, mediante varios de los resonadores, y, finalmente, el sistema auditivo, cuya misión consiste en aportar información del sonido emitido por si acaso fuera necesario modificarlo. Por tanto, dependiendo de donde se encuentre la alteración neurológica y qué tipo de disfunción provoque en los sistemas ya mencionados, se pueden observar distintas alteraciones clínicas del habla.

Algunas de las enfermedades de tipo neurológico más frecuentes y que provocan alteraciones del habla y la voz son la distonía laríngea, la Corea de Huntington y la propia enfermedad de Parkinson.


Lesiones de la corteza cerebral
Cuando se lesiona, se provoca una gran incapacidad para el uso del lenguaje y para iniciar el habla. Si la lesión se localiza en la zona de la corteza precentral lateral, es lógico esperar una perdida total de la fonación por la perdida de la información de los centros superiores de control.
Lesiones del sistema extrapiramidal
Afectan a la coordinación de las funciones laríngeas con movimientos atetoides característicos. La atetosis es una enfermedad poco común, caracterizada por una voz ronca, con efecto de tensión - estrangulamiento, debido a las sacudidas o contracciones espasmódicas que sufre el diafragma.
Lesiones cerebelosas
El cerebelo es muy importante en el control del tono y la intensidad de la fonación. Las lesiones provocan alteraciones de la coordinación motora que, desde el punto de vista fonatorio, se caracterizan por habla borrosa. Asimismo, pueden causar disartria atáxica, así como cambios en la velocidad de movimiento de los labios y la mandíbula, con la alteración consecuente del resultado fonatorio.

Una disartria es una alteración de la articulación del habla, y se dice que es atáxica cuando está dañado el cerebelo, presentando el paciente una hipotonía de los músculos afectados, por lo que la voz presenta escasas variaciones de intensidad, poca definición consonántica y distorsión vocálica.


5

Lesiones de la neurona motora inferior
Las lesiones pueden ocurrir en cualquier tramo de su recorrido. Hay muchos y variados síndromes que resultan en alteraciones fonatorias por lesión de la motoneurona inferior, ya sea por alteración glótica o de las otras estructuras anatómicas que intervienen en el proceso fonatorio.
Las alteraciones del habla y la voz en parkinson
Las alteraciones que presenta la enfermedad de Parkinson con respecto al habla y la voz son el resultado de una disartria.
1. Las disartrias
La disartria se define como una alteración de origen neurológico de la articulación del habla, provocada por parálisis, debilidad, lentitud, incoordinación y/o alteración del tono de la musculatura del habla.

El deterioro del sistema motor responsable de la emisión del habla puede ocurrir en cualquier punto de las vías que van desde el cerebro hasta el propio músculo.

Las alteraciones en la articulación se manifiestan mediante omisión, sustitución, adición o distorsión de uno o más fonemas, y a esta alteración se le añade la dificultad para mover los órganos bucales al realizar actividades como succionar o soplar.

El caso más grave de disartria es la anartria, cuando el sujeto esta imposibilitado para articular correctamente los fonemas de las palabras.


Características de las disartrias
L
6
as disartrias presentan, como principal problema, la ininteligibilidad del habla. En muchas ocasiones la patología de fondo, en este caso la enfermedad de Parkinson, que es la responsable de la disartria, va a condicionar de tal forma el acto motor del habla que, en el caso de la rehabilitación, ésta no podrá centrarse en alcanzar el habla normal que el sujeto presentaba antes de sufrir el proceso que desencadeno la disartria, sino que se partirá de criterios de funcionalidad.

Las lesiones que provocan una disartria pueden ocurrir en diferentes puntos, lo que va a permitir diferenciar diversos tipos de disartria. Interesa conocer las disartrias por lesiones del sistema extrapiramidal de tipo hipocinético, ya que éste es el que se encuentra dañado en la enfermedad de Parkinson.


2. La voz en la enfermedad de Parkinson
La disfonía del Parkinson se caracteriza por una voz monótona y débil. Esta monotonía característica de la voz proviene de la rigidez y de la limitación de la movilidad de los músculos extrínsecos e intrínsecos de la laringe. En el caso de que los músculos laríngeos y respiratorios sean espásticos, como sucede en la enfermedad de Parkinson, su movilidad está disminuida.

Las alteraciones vocales, aquellas vinculadas al funcionamiento laríngeo, ocurren con mayor frecuencia que las alteraciones articulatorias, es decir, las que incluyen el resto del tracto vocal, e implican, por tanto, zonas como el velo del paladar o los labios. Estas alteraciones más habituales incluyen voz ronca y con escape aéreo, disminución de la intensidad, disminución de las inflexiones propias del lenguaje y temblor vocal; a su vez, las de tipo articulatorio son el resultado de la presencia de movimientos parásitos de la cara.

La disminución de las inflexiones normales del lenguaje se denominan disprosodia y se produce incluso usando ejemplos concretos, como formular preguntas, simular enfados, etc; es lo que se corresponde con monotonía y monosonoridad, consiste en perder la melodía.

La enfermedad de Parkinson se caracteriza por la presencia de acinesia de la musculatura del habla, reflejada en la dificultad para articular y la perdida de la voz, lo que implica que el lenguaje se articula con poca claridad y las palabras no se distinguen bien.

La falta de voz condiciona el contacto con otras personas, por lo que no es raro que la persona aquejada de la enfermedad de Parkinson tienda a aislarse.

La enfermedad lleva consigo el elentecimiento de todos los movimientos y un trastorno peculiar del lenguaje, que se caracteriza por un deterioro de la capacidad de iniciar el habla, seguido de una rápida aceleración del debito (o taquifemia) y acortamiento de la duración de las palabras, para finalizar con una rápida palilalia con tono bajo, hipofónico y tartamudeante.

Puesto que los enfermos de Parkinson tienen disminuido el sostenimiento de la fonación normal, es lógico deducir que también presenten dificultades para hacer la fonación forzada con voz alta o en grito.

7

Características básicas de la voz y el habla en la enfermedad de Parkinson




  • Acinesias

  • Temblor vocal

  • Disprosodia

  • Taquifemia

  • Palilalia

3. La respiración en la enfermedad de Parkinson


La medida de la respiración en el caso de la disartria hipocinética, que corresponde a la enfermedad de Parkinson, muestra una respiración superficial e irregular, con pausas entre las respiraciones, y fases de respiraciones más profundas alternando con paradas respiratorias.
Tablas – resumen
Las siguientes tablas permiten realizar un análisis detallado de las características de la disartria hipocinética de la enfermedad de Parkinson, centrado en los signos preceptúales, objetivos y neurológicos que definen esta enfermedad
Signos perceptuales


Fonación

Monotonía, ataque del sonido reducido, debilidad uniforme, voz ronca y hueca. Nota: Una voz más débil y hueca sin otros signos neurológicos puede evocar una enfermedad de Parkinson al inicio.

Resonancia

Normal

Articulación

Imprecisión de consonantes, breves oleadas de palabras, debito acelerado, repetición involuntaria de silabas, palabras o frases (palilalia).

Lenguaje

Generalmente es normal. Puede disminuir al mismo tiempo que se produce el enlentecimiento global de los procesos intelectuales


8

Signos objetivos





Laringe

Las cuerdas vocales parecen normales. Los movimientos de aducción y de abducción son simétricos, pero la unión de las cuerdas vocales puede ser incompleta, lo que explica la voz hueca.

Velo del paladar

Normal

Lengua

Posición normal. Los movimientos laterales necesarios para decir /t/ y /k/ son rápidos y menos amplios.

Labios

Los movimientos laterales para decir /p/ son rápidos y menos amplios.

Dientes

Normales

Maxilar inferior

Menos movilidad para la articulación.

Signos neurológicos



Sistema nervioso periférico

Normal

Sistema nervioso central

Signos de hipocinesia en todo el cuerpo. Nota: Una disartria hipocinética que aparece únicamente bajo la forma de una disfonía puede ser una forma tosca de una enfermedad de Parkinson al inicio.


9

La terapia del lenguaje, el habla y la voz


Este tipo de rehabilitación no ha formado parte, hasta hace muy poco tiempo, del tratamiento de la enfermedad de Parkinson. En parte porque se conocía relativamente poco sobre como intervenir en dicha enfermedad, pero sobre todo porque el número de profesionales que podían realizarlo era escaso y su labor profesional poco conocida.

Sin embargo, los resultados que se pueden obtener tras una rehabilitación, convenientemente diseñada y lo más individualizada posible, son verdaderamente satisfactorios.

Se trata de una rehabilitación integral que persigue el objetivo de potenciar la comunicación global.

Los objetivos a alcanzar son los siguientes: la intervención estimuladora en las funciones cognitivas, tales como la atención, las funciones ejecutivas, visoperceptivas y visoespaciales, la memoria, el acceso al léxico y, por último, la escritura, en lo concerniente al lenguaje; por lo que respecta al habla y la voz se incluye el tratamiento de la respiración, la relajación segmentaria, el tono muscular, la articulación y la prosodia.


El lenguaje escrito en la enfermedad de Parkinson
Teniendo en cuenta que la enfermedad se caracteriza por presentar una sintomatología en la que los trastornos motores ocupan un destacado lugar, y dentro de éstos los temblores y la rigidez muscular, es lógico pensar que se van a producir importante alteraciones en el lenguaje escrito.
Aproximación conceptual
El temblor característico de la enfermedad, casi permanente y como una fibrilación más o menos espasmódica, hace que la letra pueda definirse como temblorosa; en sus inicios, se trata de un temblor de tipo horizontal, de los movimientos de izquierda a derecha y también los que se realizan de arriba hacia abajo.

E
10


n cuanto a la forma, la intensidad del temblor conlleva una deformación de la estructura base de la letra, con lo que ésta pierda altura y legibilidad, dando lugar a una escritura micrográfica, para terminar convirtiéndose en un hilo gráfico tembloroso con forma filiforme.

A la disminución del tamaño se suma la patosidad o falta de limpieza en los contornos del trazo, que se vuelve poco claro. Se produce lo que se denomina congestión en las letras, es decir, acumulaciones de tinta. La dirección de las líneas tiende a ser descendente.

La rigidez muscular provoca la inhibición del ritmo normal de la escritura, privándole de su libertad y fluidez, por lo que cada avance se vuelve más y más dificultoso.

Como consecuencia de la intensa dificultad para escribir, la presión ejercida tiende a aumentarse, lo que hace que quede una gran huella en el reverso de la hoja, debida, además, al nivel de rapidez disminuido, y es que la presión alta se relaciona íntimamente con un mayor detenimiento sobre la hoja y en cada letra.


Bibliografia



  • Fiuza Asorey, Maria José y Mayán Santos, José Manuel. (2005). ¿Qué es el Parkinson? Guía de tratamiento para el lenguaje, el habla y la voz. Madrid: Pirámide.

  • Jahanshahi, M. Y Marsden, C. D. (2000). Enfermedad de Parkinson. Madrid: Edimsa.

  • Love, R. J. y Webb, W. G. (1998). Neurología para los especialistas del habla y el lenguaje. Madrid: Médica Panamericana.

  • Morrison, M. y cols. (1996). Tratamiento de los trastornos de la voz. Barcelona: Masson.



11



Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad