Para Usos Internos y Didácticos Solamente



Descargar 351 Kb.
Página14/14
Fecha de conversión30.12.2018
Tamaño351 Kb.
Vistas333
Descargas0
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   14
Megala Rhosia de las fuentes bizantinas), la Ucrania o Pequeña Rusia (Mikra Rhosia en las mismas fuentes y designando a la zona central del Estado), y la Bielorrusia, que comprendía históricamente varios ‘principados rusos que se anexionó Lituania en los siglos XIII y XIV.

4 Respecto a la situación actual de las tres lenguas eslavas orientales — el gran ruso, el ucraniano y el bielorruso — su desarrollo pertenece a siglos posteriores, cuando los dos últimos territorios cayeron en poder de Lítuania y Polonia y durante más de tres siglos siguieron evolucionando bajo el influjo de la lengua polaca y al margen de la lengua que se desarrolla en la Gran Rusia.

5 Esta tradición de la identidad nacional con la propia fe se ha convertido en el consiguiente absurdo de ciertos estudios de campo sociológicos en la Rusia poscomunista, donde a veces el porcentaje de encuestados que se definían como ortodoxos superaba en ocasiones el de quienes afirmaban que creían en Dios o eran cristianos. La probable respuesta a tal absurdo se encuentra en el hecho del que el 60 o 70% del sector tradicionalmente ortodoxo de la población rusa recibe el bautismo en la infancia, mientras que son menos del 50% quienes declaran que creen en Dios. Es probable que algunos de los que habían sido bautizados pero han perdido la fe absoluta sigan considerándose ortodoxos en virtud del bautismo que recibieron en la infancia.

6 M. D. PRISELKOV, Ocherki po tserkovno-politicheskoi istorii Kievskoi Rusi X-XII vv. (San Petersburgo 1913), passim.

7 Hacia 1050 y por un período breve de tiempo, fue el primer metropolita ruso de Kiev, de origen autóctono.

8 “Sermón on Law and Grace,” en Serge A. ZENKOVSKY, Medieval Russia’s Epics, Chronicles, and Tales (Nueva York 1974) 85-89.

9 ZENKOVSKY, Medieval, p.92-100.

10 Y hasta el impacto que produjo el hesicasmo en Rusia a finales del siglo XIV.

11 G. FEDOTOV, The Russian Religious Mind, I (Beltmont, Mass. 1975) 19-20.

12 Según la opinión de la teología ortodoxa, el filioque es inaceptable por las siguientes razones: la idea romana según la cual “el Espíritu procede eternamente del Padre y del Hijo [...] significa que el Padre deja de ser la única fuente de la Divinidad, ya que el Hijo es también fuente [del mismo] [...] Roma encuentra su principio de la unidad en la [...] esencia que comparten las tres personas. En la Ortodoxia el principio de unidad de Dios es personal, en el catolicismo romano no lo es”: Calistos WARE, The Orthodox Cburch (Harmondsworth 1963) 219; citado en FENNELL, A History.

13 Respecto a la perspectiva católica y ortodoxa en torno a los acontecimientos de 1054 y sus consecuencias, cf. Tysiacheletiye kreshcheniya Rusi. Mazjudunarodnaia tserkovno-istoricheskaia konferentsiya. Kiev 21-18 iyulia 1986 (Moskva: Moskovskaia patriarkhiya 1988): Dr. Albert RAUCH, “Tsekovnyi raskol 1054 goda i Russkaia pra-voslavnaia Tserkov,” p.157-162, y el Profesor I. K. OKSIYUK, “Pervye stoletya khristianstva na Rusi i latinski zapad,” p.167-184 (respectivamente).

14 A History..., 98.

15 The Chronicle of Henry of Livonia (Madison, Wisc. 1961) 122; Albert M. AMMANN, Kirchenpolitische Wandlungen im Ostbaltikum bis zum Tode Alexander Neivskis. Studium zum Werden der russischen Orthodoxie (Rom 1935) 102. Citado por Edward S. REISMAN en su conferencia (inédita) sobre el Milenario de la Iglesia Ortodoxa Rusa, en 1988: The Emergence of Orthodoxy as a Determinant of Collective Identity of Rus.

16 El término “ecuménico” no comprendía ninguna pretensión de jurisdicción universal sobre todos los cristianos. Sencillamente, como el nombre de Bizancio era el de Imperio Romano, que pretendía abarcar a todo el mundo civilizado, los funcionarios superiores del Imperio llevaban tal título. El emperador romano era “ecuménico,” pero también el médico principal del imperio (el ministro de sanidad, por así decirlo) era el Médico Ecuménico, etc.

17 FENNELL, A History, p.91.

18 Ibid., 99-100.

19 J. MEYENDORFF, Byzantium and the Rise of Russia (Crestwood, N. Y. 1989) 32

20 Se le otorgó el título después de su victoria sobre los suecos en las orillas del río Neva.

21 OKSIYUK, o.c., 179.

22 Ibid., p.182-184; FENNELL, A History, p.121-124 y 132-135; Meyendorff sostiene que al aceptar la corona de manos del Papa, Daniel debía haberle tratado en términos meramente políticos, como sucesor del Imperio bizantino en decadencia, sin obligación alguna por su parte de subordinarse a la Iglesia romana (cf. su Byzantium, p.33-34).

23 REISMAN, su manuscrito The Emergence y su disertación para el doctorado en Philosophic Determinants of Collective Identity in Rus, 988-1505 (Univ. Chicago, 1987) 306-315.

24 Según fuentes bizantinas, el Gran Duque de Lituania, Álgidas, que todavía era pagano, dijo que aceptaría el bautismo en la fe ortodoxa si el metropolita de Rusia residiera en sus dominios y no en Moscú: J. MEYENDORFF, Byzantium and the Rise of Russia, p.146 (Crestwood, N. Y. 1989).

25 Ibid., 167 y passim.

26 El renacer de la iconografía estuvo relacionado directamente con Gregorio Palamás y su rehabilitación del cuerpo humano como creación de Dios y recipiente del alma, así como su doctrina sobre la energía del Dios increado obtenida mediante la cooperación del hombre con Dios en su creatividad y en su culto. El icono, por ser una representación del hombre transfigurado, estático y casi transparente (a imitación del cuerpo de Cristo tras la resurrección), es una importante ayuda para la oración. Y la energía de Dios puede acumularse en él por la fuerza de las plegarias que por medio de él se le dirigen. Así, Dios puede realizar milagros y curaciones a través de dichos iconos.

27 La oposición ortodoxa a la unión con Roma nunca ha estado motivada por una preferencia sectaria por el aislamiento, sino por la negativa a tratar a la Ortodoxia como un compañero igual con quien reunirse para examinar conjuntamente las cuestiones teológicas que las dividieron y de este modo determinar quién se equivocó y sobre qué puntos en el contexto de las doctrinas definidas por los siete concilios ecuménicos. Sólo este procedimiento podría conducir a una unión verdadera.

28 La objeción ortodoxa no se refería a la idea de una reunión de las Iglesias, sino a la subordinación al Papa y a la aceptación de la teología romana; mientras que una unión presupone un proceso de do ut des, resultado de un encuentro definitivo de ideas entre dos partes iguales. En ese sentido, ni Lyón, ni Constanza, ni Florencia ni Brest podían recibir legítimamente el nombre de uniones. Las dos primeras fueron intentos y las dos últimas actos de subordinación y absorción por Roma.

29 MEYENDORFF, o.c., 269.

30 Como Kiev estaba muy cercana a las estepas salvajes donde vivían hordas errantes de tártaros, nogais u otros nómadas y todavía resultaba insegura en el siglo xv, la verdadera sede del metropolita estaba en Vilnius, capital de Lituania.

31 Hasta entonces había habido una traducción completa del Nuevo Testamento y de los fragmentos del Antiguo que se necesitaban para las celebraciones litúrgicas. La traducción de Gennadi incluía todos los libros del Antiguo Testamento. Fue publicada en la segunda mitad del siglo xvi y se la conoce como La Biblia de Ostrog, nombre del lugar de Volinia (en la comunidad polaco-lituana) donde fue impresa por primera vez.

32 A comienzos del siglo xv tres extremistas strigol’niks fueron ahogados en el río Voljov por orden de la asamblea de la ciudad (Veche) de Novgorod, pero está claro que la Iglesia no tuvo que ver nada con el asunto, puesto que tanto el patriarca ecuménico como el metropolita de Moscú, Foti, en sus cartas a los de Novgorod les aconsejaban que no aplicaran la pena de muerte a los herejes, sino que los exhortaran y amonestaran y, en los casos extremos, evitaran partir el pan con ellos.

33 La razón para esta “doctrina” era la creencia medieval de que como Jesús en su vida terrena había sido subdito romano, Roma tenia que perdurar hasta la Segunda Venida.

34 Por ejemplo, desde finales del siglo xv hasta el reinado de Pedro el Grande, Rusia luchó por conseguir una salida al mar Báltico. Si su interés hubiese sido la suerte de las naciones ortodoxas oprimidas bajo el yugo turco, como se seguía lógicamente de la Epístola de Piloteo, habría continuado las guerras contra los turcos.

35 En 1596. Véanse más detalles en la siguiente sección.

36 Las sospechas respecto a las interpolaciones católico-romanas en los libros publicados en Venecia eran ciertas. Cf. S. A. ZENKOVSKY, Russkoe slaroobriadchestvo (Munich 1970), particularmente las p.91-170; también, los tres estudios de N. F. KAPTEREV: 1. Patriarkh Nikon y ego protivniki v dele ispravlenija tserkovnykh obriadov (Moscú 1913); Patriarkh Nikon i Tsar’ Alexei Mikhailovich, 2 vols. (Sergiev-Posad 1909-1912); Kharakter otnosheni Rossii k pravoslavnomu vostoku v XVI - XVIl vv. (Moscú 1914).

37 A. V. KARTASHEV, Ocherki po istorii Russkoi Tserkvi, II (París 1959) 278.

38 El padre Georges Florovsky llamó al período de finales del siglo xvii a finales del siglo xix “La cautividad occidental de la teología ortodoxa.”

39 El término exarca significa “representante del patriarca.” Como en Rusia no había patriarca desde 1700, un exarca sólo podía ser el representante del zar, es decir, el patriarca era Pedro mismo.

40 Los concilios habían sido abolidos por Pedro I, y todos sus sucesores, incluyendo a Nicolás II, siguieron resistiéndose a su restauración hasta el hundimiento de la monarquía en 1917.

41 Nombre de la primera policía secreta de Lenin, sustituida más tarde por GPU, OGPU, NKVD, NKGB, MGB, KGB.

42 Cf. mi artículo “The Renovationist Movement in che Orthodox Church in the Light of Archival Documents,” Journal of Church and State (1977).

43 Ieromonakh DAMASKIN (Orlovsky), Mucheniki, ispovedniki i podvizhniki blagochestia Russkoy Pravoslavnoy Tserkvi XX stoletiia (Tver’ 1996) 346-369.

44 En ruso, “Unión Soviética” es masculino, y “patria” femenino. El metropolita cambió deliberadamente el género para poner de relieve que lo que les importaba a los ortodoxos eran las desgracias y los éxitos de la patria, no los de la Unión Soviética.

45 Sólo la administración central de la Iglesia fue reconocida por el Estado, no así las diócesis ni la estructura jerárquica de la Iglesia.

46 Cf. mi artículo sobre este tema, basado en los documentos de los archivos soviéticos, en la revista del Keston Institute, de Oxford Society 25 (1996).

47 De las cuales, se abrieron menos de 2.000 iglesias en territorios que no hubieran sido ocupados por el enemigo y más de 7.000 fueron abiertas bajo la ocupación alemana y rumana (1941-1944).

48 Celebrada por iniciativa de la jerarquía eclesiástica, a diferencia del encuentro de 1943, cuya iniciativa la tuvo Stalin.

49 Sobre su corrupción moral, cf. A. NEZHNYI, Ego blazhenstvo bez mitry i zhezla 48-49 (1991); V. RUBAN, Bez mitry i sana: Moskovskie nevosti 12, VT (1992).

50 Mstyslav murió en 1993. Pero poco antes de su muerte desautorizó a Filareto, aconsejándole que aceptara la destitución que había ordenado la administración eclesiástica legítima. Ante estas noticias parte de las parroquias, clérigos y obispos (especialmente en Galitzia) de Filareto rompieron con él y establecieron su propio patriarcado en Lvov, y cuentan con algo menos de 100 parroquias. Así, en la actualidad hay al menos tres Iglesias Ortodoxas distintas en Ucrania; sólo la que depende del Patriarcado de Moscú, presidida por el metropolita Volodymyr (Sabodan), es canónicamente válida y está reconocida por las demás Iglesias Ortodoxas locales.

51 Cf. “V khramy prikhodiat farisei,” Investía (11-11-1995).

52 Desde 1927 el grupo de Karlovci sigue condenando al Patriarcado de Moscú por la Declaración de Lealtad de Sergej. Después de la Segunda Guerra Mundial dejaron de reconocer al Patriarcado de Moscú como Iglesia, y en 1990 adoptaron la resolución de establecer su propia jerarquía y sus propias parroquias en la Unión Soviética.

53 Antikhrist v Moskve (Moscú, número 2,1996) 66. Naturalmente, como el patriarca ha prestado su apoyo a Yeltsin, no ha aprobado el llamamiento procomunista y ha desvinculado del mismo a la Iglesia.

54 A. KYRLEZHEV, Bog v epokhu smerti Boga: Kontinent 72 (1992) 265; S. FlLATOV-L. VORONYSOV,

Kak idet religiosnoe v Rossii?: Nauka i religiia 5 (1993); “Rossianam dorogo pravoslavie, a en religiia,” Segodnia (2-9-1995); “Skolko veruiushchikh v Moskve?” Moskovskii komsomolets (25-1-1996).

55 Según un muestreo electoral reciente, e) 25% de los judíos rusos (la cual es una denominación de carácter étnico y no religioso en la Europa oriental) son cristianos (sólo un 20% de ese mismo muestreo eran miembros de la Iglesia Ortodoxa), el 8% profesan la fe judía, y el resto son agnósticos y ateos. Cf. “Skolko veraiushchikh v Moskve?” Moskovskii komsomolets (25-1-1996).





Compartir con tus amigos:
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   14


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos