Paper Se ha descubierto la inflación “buena”: la teoría de la “deaudaflación”


- A quien quiera escucharlo… (contestando al Sanedrín financiero)



Descargar 4.15 Mb.
Página31/31
Fecha de conversión21.03.2018
Tamaño4.15 Mb.
Vistas609
Descargas0
1   ...   23   24   25   26   27   28   29   30   31

- A quien quiera escucharlo… (contestando al Sanedrín financiero)

A modo de final (sin esperanza y sin miedo) - Semana de Pasión 28/3 - 4/4/10

¿Los funcionarios del Fondo Monetario Internacional tienen derecho? No

¿Los funcionarios de Fondo Monetario Internacional tienen vergüenza? No

Después de años (casi podría escribir, generaciones) torturando (sí, torturando) a los países de Tercer Mundo (pobres, subdesarrollados, en vías de desarrollo, emergentes, o el eufemismo, colorante o edulcorante, que ustedes quieran utilizar), para que emplearan todos los medios posibles (e imposibles) con tal de domar al demonio de la inflación, ahora, que le toca aplicar similar tratamiento a los países ricos (ex ricos, mejor dicho), resulta que el mismo médico, modifica la receta. El Fondo Monetario Internacional a la desesperada para salvar a los bancos. Los talibanes de Friedman adjuran del dogma.

Los burócratas del FMI “han descubierto la inflación buena”. La Congregación para la Doctrina de la Fe proclama la salvación de los bancos y otros “ilustres” deudores, licuando sus deudas por la vía rápida del proceso inflacionario. Difuminado sus pasivos a través del empobrecimiento universal de los contribuyentes. No les fue suficiente con socializar las pérdidas de la banca, ahora llega el tiempo de disolver los pasivos. La deuda privada y pública, quedarán minusvaloradas prostituyendo la moneda de los Estados Unidos y la Unión Europea. Tarde y mal, venimos a constatar que los Sumos Sacerdotes de la rectitud económica, resultaron ser unos curas pederastas. Y para más inri, sin mostrar arrepentimiento, pedir perdón o aceptar las culpas. Para los Profetas del Consenso de Washington, toda esta transfiguración resultar ser “pecata minuta”.

Un caso de flagrante “arbitrismo” (inventar planes o proyectos disparatados para aliviar la Hacienda Pública o remediar males políticos). El fin de la ortodoxia monetaria. Una economía de barra libre (según quien manda). De la ingeniería financiera (estafa piramidal) a la ingeniería social (estafa generacional). La explosión inflacionaria.

La Carta Constitutiva de FMI (1944) introdujo -para los países que adhirieran al acuerdo- la intervención de una institución internacional que supervisara el sistema económico internacional y fomentara un sistema comercial en el que no existieran restricciones sobre el uso de divisas, ni cambios abruptos en los valores de una moneda frente al resto; es decir un sistema de monedas estables, sin devaluaciones bruscas.

El Convenio Constitutivo original lo firmaron 29 países y las operaciones del FMI comenzaron en marzo de 1947. El primer préstamo de asistencia fue concedido pocos meses después a Francia y la última ocasión en que el FMI acudió en auxilio de economías desarrolladas fue durante la crisis de 1970 en que se acordaron préstamos a Italia, España y el Reino Unido para estabilizar sus monedas.

Desde entonces -hace más de 60 años- los clientes del FMI han sido los países subdesarrollados. Sin embargo, este cambio en los destinatarios de la asistencia del FMI se produjo sin que hasta el momento se hayan modificado las bases fundamentales de su accionar, pensadas para una problemática y un grupo de países por completo diferentes de lo que con el tiempo resultó su principal campo de actuación.

Esta cuestión es la que básicamente explica por qué, entre los países en desarrollo, la intervención del FMI tiene una historia tan negativa e impopular, asociada con mucha frecuencia a dolorosos procesos de ajuste, en lugar de ser identificada como un soporte de crecimiento.

En esta historia la Argentina ocupa un lugar singular. El país se incorporó al Fondo Monetario Internacional el 20 de septiembre de 1956 y, desde entonces, ha firmado alrededor de 25 acuerdos de asistencia. Puede afirmarse sin exagerar que el último medio siglo de historia económica argentina ha transcurrido bajo programas del FMI. Argentina ha sido probablemente su cliente más frecuente. Tal vez por ello he intentado compartir con ustedes, pacientes lectores (perdón, una vez más) los recuerdos del Auschwitchz, Birkenau o Dachau económico padecido por los argentinos en ese largo y penoso calvario exigido por el FMI para fortalecer las políticas monetaria, fiscal, de tipo de cambio, financiera y de deuda. Para dejar testimonio de las reclamaciones incumplibles del Fondo, así como del apoyo a políticas inviables, aunque la burocracia de la institución nunca reconoció sus propios errores. Para que no se olvide lo inolvidable.

Pendientes de argentinización (Un triste porvenir: del saqueo total al fracaso absoluto) - Del Apartado específico del Ensayo: La “argentinización” de la economía mundial - Noviembre 2009

Sabrán ustedes perdonar, pero en las “pampas chatas” no se decía “quantitative easing” (aunque se lo practicaba desde antiguo). Para aprobar las “applications” en los “Call Center” (forma en que los “subdesarrollados” se “travistieron” de “emergentes”) o para “malvivir” con el FMI, alcanzaba con balbucear “stand by” (que la calle interpretaba como el “último socorro”), “waiver” (que todos entendían -y deseaban- como “perdón temporal”) o “default” (que muchos asumieron -y anhelaron- como la negativa a pagar la “deuda eterna”).

Así y todo, ese país único, que logra conjugar un capitalismo sin mercado y un socialismo sin planificación (así les fue y les va), tiene muchas “creaciones”, auténticamente nacionales, que pueden servir de “inspiración”, para que el resto del mundo (desarrollado y no tanto) aplique con entusiasmo, en esta carrera loca hacia el precipicio de la expansión monetaria desenfrenada. Atención, Bernanke… Toma nota, Geithner… (y toda la patulea).

De la deuda “sin responsabilidad” y la emisión “sin respaldo”, derivarán la deuda “impagable” y la emisión “inconvertible” (alta correlación con la historia argentina). De Main Street, a “Gil” Street. Del saqueo total, al fracaso absoluto. Del “corralito”, al Muro de los lamentos… Un triste porvenir: la globalización del Tercer Mundo.

Ahora que están “floreciendo” los “Perones” por todo el mundo, les dejo un listado de “argentinizaciones pendientes” que pueden ayudar a los líderes globales a acelerar el desplome económico. Probadas fórmulas de demostración por el absurdo. Fábulas de Esopo I (cuando los animales hablan) y Esopo II (cuando los animales escriben y legislan). Paradigmas, crisis y catarsis… El eterno retorno de lo mismo.

En busca de mayores correlaciones:



  • Ley de bancos garantidos

  • Ley de redescuentos

  • Instituto movilizador de inversiones bancarias

  • La nacionalización de los depósitos del sistema bancario

  • Apropiación de los Sistemas de Pensiones (sustituyendo el efectivo por bonos)

  • Préstamos forzosos

  • Indexación de la economía

  • Cuenta de regulación monetaria

  • Préstamos con cláusula de actualización del valor del capital

  • Enfoque monetario de la balanza de pagos

  • La “nacionalización” de las deudas privadas

  • La “licuación” de las deudas privadas

  • Conversión forzosa de los depósitos

  • Las “cuasi monedas” (el festival de bonos)

  • Ley de intangibilidad de los depósitos

  • Congelamiento de los depósitos bancarios (el corralito)

  • El “default” de la deuda

  • Ley de bonos “voluntarios”

Autopsia - Del Apartado específico del Ensayo: La “argentinización” de la economía mundial - Noviembre 2009

Después de este largo recorrido, deseo agradecer, muy especialmente, a los “resistentes” lectores que han llegado hasta aquí. Espero no haber defraudado (aunque tal vez, redundado). Algunas cosas vale la pena leerlas más de una vez, para que no se olviden.

En tanto Bernanke (y otros) estudian la crisis del 30 para buscar causas y efectos asemejables, mi humilde propuesta ha sido analizar la historia económica argentina para imaginar la pesadilla del futuro. Enviar algunas advertencias para evitar el riesgo de una globalización del Tercer mundo. Un intento desesperado por bloquear la “enzima Lox”, que envía señales para preparar una nueva área del cuerpo para que el cáncer pueda establecer un nuevo cultivo.

Ante la mayor crisis económica desde 1930 -que es también política, social y de valores-, Súper Obama continúa dando “flip-flopping” (palos de ciego) y los miembros del G-¡Je!-20 (¿los cortesanos del POTUS?) siguen haciendo de “exageradores” de las tendencias iniciadas. Un ejercicio de irresponsabilidad difícilmente entendible.

“Vale todo”. ¿Se trata de salvar al sistema o a quienes causaron los males? ¿Es posible restablecer la confianza cuando… los estafadores se sientan en el sillón del regulador y actúan en “beneficio” del pueblo americano (o europeo o argentino)? Orgías de deuda y emisión descontrolada (pura “argentinización”). Entre la anestesia y la amnesia.

Ante la gran depresión de 2009, la inverosímil “globalización” del único modelo económico que empobreció a un país rico, no deja de ser un sarcasmo. El conflicto económico mundial que estamos atravesando tiene un gran componente moral que debe hacernos meditar.

Sólo el ser humano provoca las crisis. En la naturaleza no hay crisis. Pueden ocurrir catástrofes o cataclismos. En cambio, las crisis son productos de la acción humana y provocan múltiples trastornos en la vida de las personas, de las empresas y los países.

Como dice James McGill Buchanan, premio Nobel de Economía 1986: “En la vida social y económica necesitamos reglas morales porque sin ellas la vida sería salvaje, solitaria, miserable y muy corta. Estas reglas definen los espacios privados dentro de los cuales cada uno de nosotros puede llevar a cabo sus actividades con seguridad y sin temores”.

No importa que las reglas sean impuestas por el Estado o el resultado de la auto-regulación de los propios interesados. Lo importante es que las reglas sean adecuadas, conformes a un orden moral, efectivas, tomadas a tiempo y sancionado su incumplimiento.

Lo mismo sucede hoy en el campo financiero mundial. Las medidas de salvataje del gobierno americano y de los países de la Unión Europea no consiguen despertar confianza en sus poblaciones, eufemísticamente designadas como “los mercados” y sin esa confianza es imposible retornar a la normalidad.

La percepción universal de los inversores y ahorristas es que se ha producido una gigantesca estafa a escala planetaria y que las políticas adoptadas no van encaminadas a impedir su repetición, sino que tratan de salvar a los banqueros responsables de la crisis e incluso a garantizarles un “paracaídas dorado” como premio por su delictuosa gestión. La frivolidad de esos individuos y su falta de arrepentimiento por la gravedad de los hechos cometidos, unida a la insensibilidad de no pedir humildemente perdón, indisponen a los mercados en contra de las medidas que los gobiernos pródigos toman con dinero ajeno.

La indignada visión que millones de personas tienen sobre esos acontecimientos, explica las expectativas pesimistas instaladas en el mundo y que nadie tenga confianza sobre la solución del problema.

Y, mientras tanto, ¿qué? ¿Saldrán los ciudadanos masivamente a la calle a asaltar la Bastilla? ¿Empezarán los asaltos a tiendas y supermercados cuando a la gente se le acaben las ayudas para el desempleo? ¿Se copiará en otros países el modelo francés de secuestrar a los empresarios para forzarles a pagar salarios atrasados o a no firmar EREs? ¿Hasta qué punto Gobiernos como el español pueden confiar en el apoyo de las familias y los amigos como sucursales alternativas y/o complementarias de las Oficinas de Empleo? El potencial de violencia, de frustración y de desesperanza ciega existe, y se ha visto, por ejemplo, en Berlín el pasado 1 de mayo con las peores y más brutales manifestaciones a las que ha tenido que hacer frente una policía habituada año tras año a este tipo de altercados. ¿“Qué se vayan todos”? (otra “argentinización” de la crisis).

Puede que este extenso “relatorio” sólo interese a los “arqueólogos” (para rastrear la “genética” de un país incurable) o, tal vez, a los “futurólogos” -mejor sería- (para diagnosticar que estamos más cerca del abismo “global”, de lo que pensamos).



Un error diabólico (Trichet dixit) - Semana de Pasión 28/3 - 4/4/10

El presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, criticó abiertamente la petición del Fondo Monetario Internacional (FMI) de que los bancos centrales eleven sus objetivos de inflación”... Trichet arremete contra el FMI (Negocios.es - 4/3/10)



En la tradicional rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, que mantuvo los tipos en el 1%, el máximo responsable de política monetaria de la eurozona consideró un “completo error” la sugerencia del economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, quien el pasado 12 de febrero propuso a los bancos centrales elevar el objetivo de inflación más allá del 2% para contar con más margen de maniobra en futuras crisis.

“Tal sugerencia demuestra poca atención a los numerosos trabajos de investigación y análisis que defienden la idoneidad del objetivo del 2%”, dijo Trichet, quien advirtió de que una modificación de tales objetivos de inflación sería “contraproducente”, ya que enviaría a los mercados el mensaje de que “cualquier cambio es posible, lo que resulta extremadamente peligroso”.

Asimismo, el banquero galo explicó que la ampliación del objetivo de inflación acarrearía una subida pronunciada de los tipos y conllevaría el pago de una prima extra. “Crear un “shock” inflacionario sería extremadamente peligroso”, aseveró.

De este modo, el presidente del BCE respaldaba las críticas vertidas anteriormente por los consejeros Axel Weber y Lorenzo Bini Smaghi, quienes ya habían expresado su rotundo rechazo a la sugerencia del economista jefe del FMI, a la que tacharon de “jugar con fuego” o “un error diabólico”, respectivamente.

Una lectura conspirativa de la historia - Semana de Pasión 28/3 - 4/4/10

Un informe del Mando de Acción Conjunta del ejército estadounidense (United States Joint Forces Command, o USFJCOM) asegura que la explosión del déficit y la deuda pública hace insostenible la actual asignación de recursos para Defensa y pone en peligro la seguridad nacional e internacional”... El ejército de EEUU avisa: la deuda pública amenaza la “seguridad global” (Libertad Digital - 31/3/10)



Las cuentas públicas de EEUU preocupan a sus militares. Un informe del ejército asegura que la falta de recursos obligará a reducir “drásticamente” el presupuesto de Defensa. Además, recuerda que el excesivo endeudamiento ya tumbó otros imperios en el pasado.

El informe, denominado Joint Operating Environment 2010 (The Joe), analiza las posibles amenazas en todas las áreas relacionadas con la seguridad. En el capítulo dedicado a la economía, The Joe describe la grave coyuntura financiera en la que se encuentra el país:

“Los ingresos fiscales previstos están muy por debajo de lo necesario para cubrir los compromisos adquiridos por el Gobierno Federal. El nivel de endeudamiento público suscita incertidumbre sobre nuestra capacidad para devolver una deuda cada vez mayor y sobre el valor del dólar en el futuro”.

Este endeudamiento va a exigir, según el informe, unos gastos cada vez mayores: “Si continúa la tendencia actual, Estados Unidos dedicará un 7% de su producción simplemente a hacer frente a su deuda externa. El pago de los intereses, combinado con el crecimiento de la Seguridad Social y la Sanidad, detraerá recursos de todas las demás áreas del Gobierno, incluida la Defensa Nacional”.

¿Cuáles serán las consecuencias de esta reducción del presupuesto? Según el USFJCOM, el recorte será “drástico”, reducirá las operaciones actualmente en marcha y afectará en general a todos los sistemas y capacidades militares, lo que obligará a identificar “nuevas áreas de riesgo” y a asumir “elecciones difíciles entre el coste y el resultado de nuestras operaciones”.



El estudio advierte de que la comunidad internacional también sufrirá las consecuencias: “Durante más de 60 años Estados Unidos ha garantizado la seguridad global de las principales naciones comerciales del mundo. A un coste anual de 600.000 millones de dólares, las Fuerzas Combinadas ofrecen a los exportadores un acceso seguro a las áreas internacionales comunes para el comercio y el transporte”.

El USJFCOM considera este servicio “una exportación no declarada de gran beneficio para la comunidad internacional” que habrá que reducir, y pronostica el surgimiento de nuevos “exportadores de seguridad” en competencia con los norteamericanos. “Si no abordamos la nueva realidad fiscal, no podremos participar en esta disputa en términos favorables a nuestra nación”, concluye el informe.

Fuente: U.S. Joint Forces Command’s Joint Operating Environment (JOE)

La caída de otros imperios

El Joint Operating Environment 2010, un documento plagado de casos históricos y citas de intelectuales y estudiosos de la guerra (Sun Tzu, Von Clausewitz, Churchill, Huntington, Krugman, Hitler y Bin Laden, entre otros), establece un paralelismo entre Estados Unidos y otros imperios que vivieron demasiado tiempo por encima de sus posibilidades:

“La España de los Habsburgo incumplió el pago de su deuda catorce veces en 150 años, y la alta inflación la hizo tambalearse hasta que su imperio transoceánico colapsó; los Borbón en Francia acumularon tanta deuda por sus guerras y despilfarros que las tensiones sociales desembocaron en su derrocamiento en una revolución; los intereses consumieron el 44% del presupuesto británico entre 1919 y 1939 e impidieron su rearme frente a Alemania".

Y enfatiza: "Salvo que la tendencia actual se invierta EEUU se enfrentará a problemas similares, con un porcentaje del presupuesto federal cada vez mayor destinado a pagar los intereses del dinero prestado para financiar el déficit”.

Por el momento, los temores del Mando militar no se han hecho realidad. Desde el año 2000 el presupuesto de Defensa se ha duplicado, de 268.000 a 533.000 millones, y la propuesta de Obama para el 2011 es aumentarlo un 3,4%.



El economista Mark Stoker, del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS), uno de los think tanks más importantes del mundo en asuntos de Defensa, cree que la crisis todavía no ha afectado a los grandes ejércitos, pero lo hará pronto. “Algunos países como India, China y Brasil seguirán aumentando su presupuesto militar durante los próximos años, pero EEUU y los principales miembros de la OTAN carecen de flexibilidad para hacer lo mismo” debido a sus abultados déficits.



Fuente: Cato Institute, Handbook for Policy Makers.

Hasta aquí la información, ahora viene su interpretación (conspirativa), por mi cuenta y riesgo (ustedes, como siempre, darán o quitarán razón, que es de lo que se trata).

Aunque hay analistas que no ven esta situación como un problema: “Al contrario, ése sería el lado positivo de la crisis”, asegura Benjamin Friedman, investigador en asuntos de Defensa del Instituto CATO, no escapará al lector la amenaza estratégica que, según el informe The Joe, estaría corriendo EEUU de continuar con una deuda pública tan elevada. Acelerar la decadencia del Imperio Americano. Perder el poder hegemónico.

Entonces, llega el FMI (como Gary Cooper en “Solo frente al peligro”) para salvar al Tío Sam. Esto lo aclara todo (o casi). Por razones de “seguridad global” es necesario un “perfect shot” inflacionario que licue la deuda pública y privada de los EEUU (no hay que olvidar a los “amigos de la banca”, que son los que “pagan”), para que todo siga igual. “The Truman Show” debe continuar. Si es necesario firmar un pacto con el Diablo (la inflación) se firma (¡que joder!). Ya se encontrarán “soportes” teóricos…

Los talibanes supremacistas del FMI promueven un descalabro al cubo. Como siempre, sólo conocen de la pobreza de la avaricia. Como siempre, sólo atienden el mal de los insaciables. Aunque esta vez, el brazo armado de la industria bancaria (Washington SA + FMI), puede terminar provocando un gran incendio mundial.



Con respecto al Fondo Monetario Internacional, permítanme ser (una vez más) un descreído incorregible. Por ello, les aporto mi última conjetura: si el “error diabólico” se perpetra, como dijo en el momento álgido de la hiperinflación argentina, el ministro Antonio Tróccoli: “Sólo queda rezar”… (El que quiera entender que entienda)
Catálogo: papers
papers -> Xii congreso de aecpa ¿Dónde está hoy el poder? San Sebastián País Vasco, del 13 al 15 de Julio de 2015
papers -> Paper El “Big-cuent” del Bitcoin (¿de “burbu-giles” a “gili-coins”?) Introducción y cuenta la historia…
papers -> Una creación deliberada de la ignorancia (agnotología)
papers -> Las noticias televisivas españolas en las cadenas generalistas y la temática del acoso
papers -> “Jóvenes inmigrantes: una identidad en construcción”
papers -> Deslocalización inversa
papers -> Imagining Keynes (It’s time to get stimulated vs. ¡Take the money and run!)
papers -> 5th laccei international Latin American and Caribbean Conference for Engineering and Technology (laccet’2007)
papers -> Submission Format for ims2004 (Title in 18-point Times font)
papers -> ¿Qué funciones desarrollan las aplicaciones de internet en la relación escuela familias? Un análisis piloto de 10 centros educativos. Autores


Compartir con tus amigos:
1   ...   23   24   25   26   27   28   29   30   31


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos