Paper Se ha descubierto la inflación “buena”: la teoría de la “deaudaflación”



Descargar 4.15 Mb.
Página22/31
Fecha de conversión21.03.2018
Tamaño4.15 Mb.
Vistas616
Descargas0
1   ...   18   19   20   21   22   23   24   25   ...   31
6/4/09)

El Reino Unido podría verse obligado a realizar una nueva emisión de dinero para aumentar el gasto público y hacer frente al recrudecimiento de la crisis económica, señala hoy el diario “Financial Times”.

Según el inversor Mike Platt, consejero delegado de BlueCrest -uno de los mayores fondos de inversión alternativa de Europa-, la impresión de más moneda es “la única opción política” de la que dispone el Gobierno laborista de Gordon Brown para lidiar con la crisis.

El toque de atención dado por este inversor es especialmente significativo dada su capacidad para pronosticar las medidas económicas adoptadas por el Gobierno británico en los últimos meses.

En este sentido, Platt comenzó a hablar de los beneficios de la creación de dinero seis meses antes de que el Banco de Inglaterra pidiera permiso al ministro de Economía, Alistair Darling, para tomar esa medida, que se bautizó en la jerga de los economistas como “alivio cuantitativo”.

Finalmente, el pasado 5 de marzo, el organismo supervisor anunció la inyección al sistema de 75.000 millones de libras (unos 84.000 millones de euros), destinados a la compra de bonos corporativos y del Estado -“gilts”-, para aumentar la liquidez.



No obstante, Platt considera ahora que esta cantidad no es suficiente y sostiene que el “alivio cuantitativo” debería ampliarse y pasar “a otro nivel superior” para poder sostener los niveles actuales de gasto público, toda vez que los ingresos fiscales del Estado se han reducido.

Para el financiero, la impresión de moneda representa “el modo más fácil de salvar el sistema”.

- Alemania lanzará un fondo de bonos para inversores particulares (Expansión - 6/4/09)

(Por Gerrit Wiesmann y James Wilson - Financial Times)

El Gobierno alemán planea aprovechar el apetito de los inversores privados por inversiones seguras y respaldadas por el Estado lanzando un fondo de bonos para los clientes minoristas basado en la sólida deuda del país.

Deutsche Finanzagentur, el equivalente alemán al Tesoro español, está desarrollando una cesta de títulos soberanos de los que los clientes podrían adquirir participaciones, según explicó Carl Heinz Daube, codirector de la agencia, a Financial Times.

La idea muestra que incluso un emisor de bonos de referencia como Alemania desea estimular el interés de los pequeños inversores por su deuda, en un momento en el que el coste de los rescates bancarios y los estímulos fiscales está aumentando el volumen de emisiones de deuda de los gobiernos. Alemania planea recaudar 346.000 millones de euros de nuevos fondos este año, incluidos otros 60.000 millones de euros en deuda para financiar sus planes de estímulo económico.

La propuesta se produce tras el inesperado éxito del lanzamiento el pasado mes de julio del Tagesanleihe, o bono a un día, el primer nuevo bono minorista en 40 años. Este producto recaudó 3.200 millones de euros durante los primeros seis meses frente a los 1.400 millones de euros que se preveían inicialmente.

De todas formas, cualquier intento de repetir ese éxito podría molestar a las instituciones financieras, que en algunos casos se muestran críticas con la incursión de la agencia de financiación en el mercado minorista, al considerar que debería ser competencia exclusiva de los bancos comerciales.

La suma recaudada mediante la venta de bonos a pequeños clientes cubre sólo el 3% de la financiación que necesita el Gobierno, y Berlín seguirá dependiendo de los grandes inversores institucionales.

Sin embargo, al Gobierno le gustaría aumentar la proporción de bonos adquiridos por inversores particulares en un momento en el que han huido de las acciones y otros activos de riesgo.

“Nuestros pequeños clientes también nos comentan que les gustaría disponer de productos mediante los que puedan ahorrar todos los meses”, explica Daube. “Por este motivo, estamos trabajando en nuevos productos para minoristas que guardarán cierta similitud con un fondo de bonos”.

La idea era la de lanzar un producto a finales de año que incluiría “bonos gubernamentales y productos con distinto vencimiento y rentabilidad”, comentó. Los inversores recibirían “un informe conciso y regular sobre sus cuentas” cada mes.

El nuevo bono a un día es un certificado del mercado monetario vinculado al tipo interbancario diario de la eurozona.

Berlín decidió hace tres años atraer a los pequeños inversores para diversificar su financiación, tanto en términos geográficos como de tipos de interés.

- Japón anuncia otro plan de estímulo de 100.000 millones de dólares (El Economista - 6/4/09)



El ministro de Finanzas nipón, Kaoru Yosano, dijo hoy que el nuevo plan de estímulo económico superará los 10 billones de yenes (98.665 millones de dólares) de gasto fiscal, el mayor de la historia del país. Tras reunirse con el primer ministro, Taro Aso, Yosano reveló que la ampliación del gasto fiscal para el ejercicio de 2009, que comenzó el 1 de abril, superará el equivalente al 2% del Producto Interior Bruto (PIB) de la segunda economía mundial.

Este tercer plan de estímulo económico del mandato de Aso será detallado este viernes, aunque Yosano adelantó que irá dirigido a mejorar las condiciones de los trabajadores temporales y a apoyar a las pequeñas empresas necesitadas de liquidez.

Según fuentes gubernamentales citadas por la agencia local Kyodo, el plan será remitido a la Dieta (Parlamento nipón) a finales de este mes. Yosano no precisó cómo se financiará esta ampliación presupuestaria para el ejercicio de 2009, aunque anteriormente recordó que no dudaría en emitir bonos para cubrir el déficit.

Esta ampliación del presupuesto del ejercicio de 2009 será superior a la realizada en 1998, que fue de 7,6 billones de yenes (75.034 millones de dólares).

Este gasto fiscal de urgencia se une a las dos ampliaciones presupuestarias del ejercicio de 2008 que ascienden a 75 billones de yenes (unos 763.000 millones de dólares).

Con este nuevo plan el Gobierno pretende sacar a Japón de su peor crisis de posguerra, crear dos millones de empleos y aumentar la demanda hasta los 60 billones de yenes (610.000 millones de dólares) en tres años.

- Los principales bancos centrales proveerán a la Fed de liquidez en moneda extranjera (El Economista - 6/4/09)



La Reserva Federal de Estados Unidos se ha unido con otros cuatro bancos centrales, entre ellos el Banco Central Europeo (BCE), para proveer a las empresas financieras estadounidenses de liquidez en moneda extranjera. El regulador de la zona euro otorgará a la Fed hasta 80.000 millones de euros.

“Si es necesario, se darán euros, yenes, libras y francos suizos a la Reserva Federal a través de estos acuerdos de swap adicionales que también incluyen al Banco de Japón (BoJ), al Banco de Inglaterra (BOE) y al Banco Nacional Suizo (BNS)”, ha señalado el BCE en comunicado.

El banco emisor dirigido por Jean-Claude Trichet ha informado de que mediante este acuerdo ofrecerá liquidez a la Fed por valor de hasta 80.000 millones de euros hasta el 30 de octubre de 2009.



Además de ésta, se han establecido las siguientes líneas de canje cambiario para empresas de EEUU que tendrán validez hasta el próximo 30 de octubre: hasta 30.000 millones de libras, 10 billones de yenes y 40.000 millones de francos suizos.

Colaboración frente a la crisis



“Los bancos centrales siguen trabajando juntos y tomando medidas apropiadas para procurar la estabilidad de los mercados financieros”, ha señalado la Fed en un comunicado.

Desde octubre de 2008, tras la quiebra de Lehman Brothers, el BCE y las principales entidades monetarias del mundo han acordado intercambios de divisas para inyectar liquidez adicional con la que paliar las tensiones en los mercados de dinero.

- Sus reservas se estancan - Los bancos centrales extranjeros no van a financiar el déficit de EEUU (Libertad Digital - 7/4/09)

Los principales bancos centrales del mundo han frenado su compra de dólares. La participación del dólar en las reservas de los países ricos subió muy ligeramente, desde 66,9% a finales de 2007 hasta el 68.1% en 2008. Señal de que la demanda exterior de deuda pública también se estancará.



LD (A. Martín / M. Llamas) Los últimos datos del COFER no muestran grandes cambios en la participación del dólar respecto al conjunto de reservas globales. El dólar representaba el 64% de las reservas de los países de los que informa el Fondo Monetario Internacional (FMI) a finales de 2008, exactamente la misma proporción que a finales de 2007. La participación del dólar en las reservas de las economías desarrolladas subió muy ligeramente, desde 66,9% a finales de 2007 hasta el 68,1% a finales de 2008. Y la participación del dólar en las economías emergentes -donde se excluye a China- cayó del 61,3% al 59,7% a lo largo de 2008.

Sin embargo, esos pequeños cambios no informan de lo que pasa realmente. La historia real es que el crecimiento de las reservas globales y, por tanto, el crecimiento de las reservas en dólares, se ha ralentizado. Así, tal y como refleja el prestigioso think tank Council on Foreign Relations, se ha producido un brusco estancamiento en los últimos meses. Como resultado, los países desarrollados parecen mostrarse reticentes a financiar el abultado déficit público de EEUU.

Asumiendo que los países que no detallaron información al FMI mantuvieron una participación constante de reservas en dólares del 65% y sin contar el crecimiento de los activos extranjeros que no son reservas del Banco central chino, ni tampoco el de la Agencia Monetaria Saudí, el siguiente gráfico muestra el citado frenazo.

De este modo, la entidad muestra que la reciente caída de las reservas totales en dólares -un descenso de 180.000 millones de dólares en el cuarto trimestre que no fue causada por movimientos de divisas- es una señal inequívoca de que el ritmo de crecimiento de las reservas en dólares en el mundo se ha ralentizado bruscamente.



En el cuarto trimestre, los datos del FMI muestran una caída de 110.000 millones de dólares en las adquisiciones de los países que detallan información el FMI. Dicho descenso proviene, sobre todo, de las economías emergentes, que tuvieron que vender sus reservas para poder financiar la masiva huida de capitales que vienen registrando en los últimos meses. Las reservas de los países que no reportaron información al FMI también bajaron en unos 55.000 millones de dólares. Probablemente, redujeron sus participaciones en dólares de manera proporcional.

Los datos de EEUU tampoco muestran grandes ventas de divisas. Esto implica, según el citado organismo, que los principales bancos centrales se desprendieron grandes depósitos en dólares. “No querían jugársela después de lo de Lehman Brothers”. Parte de esas cuantías, junto al dinero que fue retirado del market agency se materializó en la compra de bonos del Tesoro de EEUU.

En este sentido, los datos oficiales muestran que la adquisición de deuda pública de EEUU por parte de los bancos centrales se ha disparado pese a la caída de las reservas de dólares. Un fenómeno que, sin embargo, “no puede durar por mucho tiempo”, según dichos analistas. Así, con el tiempo, la demanda de bonos del Tesoro de EEUU por parte de los bancos centrales tenderá a seguir el mismo ritmo que el crecimiento de las reservas. Es decir, brusca ralentización en la compra de letras. Y ello, en un momento clave, ya que el Gobierno de Washington se enfrenta a una necesidad récord de financiación exterior, tal y como avanzó LD.

Como resultado, “la mayoría del déficit fiscal de EEUU del 2009 tendrá que ser financiado domésticamente”, según alertan estos analistas. Los datos de la Reserva Federal de EEUU (FED) indican que los bancos centrales todavía están comprando letras del Tesoro, aunque a un ritmo inferior al de finales de 2008. Además, el principal problema consiste en que su demanda (ralentización) no ha mantenido el mismo ritmo que la emisión de deuda pública del Gobierno de EEUU (aumento exponencial).

Algo que, pese a todo, no resultaría especialmente problemático siempre y cuando el elevado déficit fiscal de las cuentas públicas no vaya acompañado simultáneamente de un sustancial incremento del déficit por cuenta corriente -indicador clave sobre la necesidad de financiación exterior de una determinada economía-. Ante este escenario, la entidad concluye que la economía de EEUU precisa generar superávit por cuenta corriente con el fin de compensar el retroceso que sufre su demanda exterior de bonos públicos. El problema es que el volumen de exportaciones se ha reducido drásticamente a nivel internacional.

Y es que, el desequilibrio presupuestario de la Administración de Barack Obama sigue su curso, como resultado de los rescates públicos y la aprobación de nuevos planes de estímulo económico. El déficit fiscal de EEUU probablemente llegue a 953.000 millones de dólares en el primer semestre del año fiscal 2009, que se inició el pasado 1 de octubre, según la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO).

Esta dependencia independiente del Congreso indicó que la cifra preliminar incluye 290.000 millones de dólares correspondientes al plan de estímulo concebido por el Gobierno del presidente Barack Obama para ayudar a instituciones financieras afectadas por la crisis económica.

Según las cifras de la CBO, el déficit en el período de octubre a marzo de este año se debió, en gran medida, a una bajada en los ingresos fiscales por valor de 160.000 millones de dólares, informa Efe. La suma, sin embargo, es un 14% inferior a la registrada en el mismo período del año pasado y, de ese total, 73.000 millones fueron por una menor recepción de impuestos que pagan las empresas.

El plan de estímulo de Obama contempla un total de 787.000 millones de dólares, los cuales serán asignados en el curso de este año y 2010 a través de alivios tributarios y a obras de infraestructura y otros proyectos.

- La Fed espera una mayor “flexibilidad” del Gobierno de EEUU para lanzar estímulos adicionales (El Economista - 8/4/09)



La Reserva Federal espera que el Gobierno y el Congreso de EEUU mantengan “flexibilidad y apertura” a estímulos adicionales para el crecimiento económico y la protección del sistema financiero, indicó el vicepresidente de la Reserva Federal, Donald Kohn. Además, la Fed dio a conocer las actas de la última reunión de la Junta de Gobernadores, en la que éstos reconocen que el grave deterioro de la economía a mediados de marzo les forzó a lanzar una compra de activos de largo plazo de hasta 1,25 billones de dólares.

Las actas revelan que en su reunión del 17 y 18 de marzo los gobernadores debatieron poco acerca de la compra de bonos del Tesoro y las discrepancias sólo giraron en torno al montante de la adquisición. La Reserva Federal volverá a reunirse el 28 y 29 de abril.



Todos los miembros del Comité de Mercado Abierto de la Reserva estuvieron de acuerdo en que “son apropiadas las compras sustanciales y adicionales de activos de largo plazo” y señalaron que “es probable que la base monetaria se expandirá significativamente”.

El espectro de la deflación

Algunos gobernadores opinaron que el empeoramiento del panorama económico y el espectro de la deflación justificaban “las compras muy sustanciales de activos de largo plazo”, en tanto que otros consideraron que la mayor parte del esfuerzo podría hacerse con otros programas del gobierno federal.

En el Colegio de Wooster, Ohio, donde Kohn recibió su diploma de economía dijo que debe mantenerse “fija la atención en el objetivo último de la economía: la recuperación sostenida a altos niveles de producción y empleo con estabilidad de precios”.

Kohn ha sido uno de los promotores más firmes en la Reserva de las acciones para impedir que se profundice la crisis del crédito y hoy dijo que el gobierno y las instituciones financieras deben mantener “una postura dispuesta a dar ayuda adicional si se hace necesaria”.

Crédito disponible

“No hemos salido de la maraña todavía”, afirmó. “Muchos mercados financieros siguen bajo presiones considerables, la falta de liquidez en los mercados ha reducido los precios de los activos, y los diferenciales y la disponibilidad del crédito siguen reflejando un alto nivel de aversión al riesgo”, añadió.

A lo largo del último año la Reserva ha añadido más de 1,2 billones de dólares al crédito y la liquidez de los bancos y los mercados financieros, y la hoja total de balances del banco central de EEUU se encuentra en los 2,08 billones de dólares.

En marzo, el índice de desempleo subió cuatro décimas, al 8,5%, el nivel más alto de 1983, y las empresas recortaron 663.000 puestos de trabajo, con lo que desde que comenzó la recesión -en diciembre de 2007- la economía de EEUU ha tenido una pérdida neta de 5,1 millones de empleos.

- Los Veintisiete han inyectado ya un total de 3 billones en el sector financiero (El Economista - 8/4/09)

Los Veintisiete miembros de la UE han inyectado en el sistema financiero y bancario un total de 3 billones de euros, entre avales, protecciones contra el riesgo y recapitalizaciones, para garantizar la estabilidad en el sector financiero europeo a pesar de la crisis. Esta cifra representa la cantidad inyectada en bancos y entidades financieras por los Estados miembros que han recibido el visto bueno del Ejecutivo comunitario.

“Hasta ahora los Estados miembros han aprobado medidas que suman un total de 3 billones de euros para el sistema financiero. Esto es tres veces más que la cantidad acordada en el G-20 la semana pasada”, explicó en rueda de prensa este miércoles en portavoz de Competencia, Jonathan Todd.

El portavoz precisó que los 3 billones de euros no constituyen en su totalidad ayudas de Estado a las entidades financieras, una cantidad que será “significativamente menor” dado que la ayuda ha servido también para garantizar avales bancarios y recapitalizaciones temporales.

“Alrededor de 2,3 billones de ellos son para avales, 0,3 billones para recapitalizaciones y alrededor de 0, 4 billones para medidas de rescate y restructuración a favor de bancos e instituciones financieras individuales”, desglosó el portavoz Todd.

Por ello, el portavoz precisó que “el volumen de las ayudas estatales” a las entidades financieras será “significativamente muy inferior” a los 3 billones de euros. “Especialmente en el caso de las ayudas para avales, donde el elemento de las ayudas de Estado constituye normalmente una fracción muy pequeña de la garantía”, puntualizó.

La actuación de Bruselas

El portavoz recalcó que la adaptación de las normas comunitarias relativas a las ayudas de Estado, aprobada el pasado diciembre por Bruselas para flexibilizar el margen de los Estados miembros en un contexto de crisis, “permite a los Estados miembros tomar medidas, en algunos casos muy rápidamente, para impedir el derrumbe financiero”.

“Pero a la misma vez hemos garantizado que las medidas aprobadas no son discriminatorias ni sobrecompensan a los bancos receptores para que no tengan una ventaja competitiva injusta. El resultado de esto es que hemos conseguido preservar la integridad del mercado interior, que es esencial para recuperarse de los problemas económicos”, concluyó.

- Unanimidad en el Consejo - Más madera: la Reserva Federal seguirá comprando deuda y salvando bancos (Libertad Digital - 8/4/09)



La Reserva Federal espera que el Gobierno y el Congreso de EEUU mantengan “flexibilidad y apertura” a estímulos adicionales para el crecimiento económico y la protección del sistema financiero, indicó el vicepresidente de la Reserva Federal, Donald Kohn.

LD (EFE) En paralelo, la Fed dio a conocer hoy las actas de la última reunión de la Junta de Gobernadores, en la que éstos reconocen que el grave deterioro de la economía a mediados de marzo les forzó a lanzar una compra de activos de largo plazo de hasta 1,25 billones de dólares.

Las actas revelan que en su reunión del 17 y 18 de marzo los gobernadores debatieron poco acerca de la compra de bonos del Tesoro y las discrepancias sólo giraron en torno al montante de la adquisición. La Reserva Federal volverá a reunirse el 28 y 29 de abril.

Todos los miembros del Comité de Mercado Abierto de la Reserva estuvieron de acuerdo en que “son apropiadas las compras sustanciales y adicionales de activos de largo plazo” y señalaron que “es probable que la base monetaria se expandirá significativamente”.

Algunos gobernadores opinaron que el empeoramiento del panorama económico y el espectro de la deflación justificaban “las compras muy sustanciales de activos de largo plazo”, en tanto que otros consideraron que la mayor parte del esfuerzo podría hacerse con otros programas del gobierno federal.

En el Colegio de Wooster, Ohio, donde Kohn recibió su diploma de economía dijo que debe mantenerse “fija la atención en el objetivo último de la economía: la recuperación sostenida a altos niveles de producción y empleo con estabilidad de precios”.

Kohn ha sido uno de los promotores más firmes en la Reserva de las acciones para impedir que se profundice la crisis del crédito y hoy dijo que el gobierno y las instituciones financieras deben mantener “una postura dispuesta a dar ayuda adicional si se hace necesaria”.

“No hemos salido de la maraña todavía”, afirmó. “Muchos mercados financieros siguen bajo presiones considerables, la falta de liquidez en los mercados ha reducido los precios de los activos, y los diferenciales y la disponibilidad del crédito siguen reflejando un alto nivel de aversión al riesgo”, añadió.

A lo largo del último año la Reserva ha añadido más de 1,2 billones de dólares al crédito y la liquidez de los bancos y los mercados financieros, y la hoja total de balances del banco central de EEUU se encuentra en los 2,08 billones de dólares.

En marzo, el índice de desempleo subió cuatro décimas, al 8,5 por ciento, el nivel más alto de 1983, y las empresas recortaron 663.000 puestos de trabajo, con lo que desde que comenzó la recesión -en diciembre de 2007- la economía de EEUU ha tenido una pérdida neta de 5,1 millones de empleos.

- El Nikkei celebra un nuevo plan de estímulo en Japón (Expansión - 9/4/09)



Las bolsas asiáticas dejaron atrás las dudas de las últimas jornadas y volvieron a retomar, con convicción, su remontada. La propuesta de un nuevo plan de estímulo económico en Japón redondeó una sesión que finalizó con avances del 3,7% en el índice Nikkei de Tokio, y del 2,5% en el conjunto de la región.

El cierre de ayer de Wall Street invitaba al optimismo, y éste se vio reforzado al conocerse las intenciones del Gobierno japonés de adoptar un nuevo plan de estímulo económico.



Este nuevo plan podría alcanzar un importe próximo a los 154.000 millones de dólares con el objetivo de revitalizar la maltrecha economía japonesa. La recesión no ha impedido, de todas formas, que el dato de pedidos de maquinaria deparara un inesperado repunte en febrero, del 1,4%, en claro contraste con el 6,9% de caída previsto por los analistas.

Las referencias económicas contribuyeron así a dejar a un lado los recientes tropiezos del Nikkei, y dar paso a una subida, al cierre de la jornada, del 3,74%, hasta los 8.916 puntos, al borde otra vez de la barrera de los 9.000.

El conjunto de las bolsas asiáticas lograron un avance próximo al 2,5% en el índice regional MSCI Asia Pacific Index.

Las mayores subidas del Nikkei se las repartieron sectores como el tecnológico, el financiero y el automovilístico. Las acciones de Pioneer y Sharp superaron el 10% de revalorización, al igual que hicieron los títulos de Mazda y los de Mizuho Financial.

- Un maná anticrisis - ¿Cuánto se ha gastado realmente EEUU en salvar su economía? (Expansión - 9/4/09)

(Por Gemma Martínez / Nueva York)



La Administración pilota tres planes para combatir la recesión que costarán 3,5 billones de dólares (2,63 billones de euros). y, además, respalda otras iniciativas que, sumadas a las del Ejecutivo, pueden elevar la factura total de los rescates a una cifra similar al PIB del país.

La tribu india de los Lummi, formada por 6.590 habitantes, vive en una reserva situada en Bellingham, en el noroeste del estado de Washington (EEUU). La principal fuente de riqueza del colectivo es la pesca. Los Lummi están de enhorabuena, porque las condiciones de la reserva serán mejoradas con 238.000 dólares (179.039 euros). Este dinero procederá del plan de recuperación económica, una iniciativa con la que Barack Obama -presidente de EEUU- quiere combatir la recesión, con un mayor gasto público y unos impuestos más bajos.



El proyecto, que financiará actividades que contribuyan a salvar o crear cuatro millones de empleos hasta 2011, es un cajón de sastre que incluye casi todo, desde mejorar las reservas de los indios, hasta crear un instituto culinario en las cataratas del Niágara o reformar el auditorio Carnegie Hall en Manhattan.

El plan de recuperación económica, que costará 787.000 millones de dólares en dos años, es la gran apuesta personal de Obama, que será completada con otros proyectos adicionales para estabilizar y rescatar a dos sectores económicos clave del país: la banca y la industria del motor.

Estas iniciativas han obligado a la Administración demócrata a destinar o a comprometer un máximo de 3,5 billones de dólares entre el plan de recuperación, el programa para estabilizar al sector financiero y los préstamos para las empresas del motor y sus proveedores (ver gráfico adjunto). En este importe, y dentro del plan específico para el sector financiero, se incluye una aportación de la iniciativa privada, todavía sin cuantificar al cien por cien, y un proyecto de la Reserva Federal para respaldar el crédito al consumo.

Si a estos tres grandes programas pilotados por el Gobierno de Obama se añaden distintos proyectos promovidos por agencias gubernamentales y por el propio banco central estadounidense para aumentar la liquidez en el mercado del crédito y para estabilizar al sector financiero desde que estalló la crisis subprime, la factura total de las operaciones anticrisis para las arcas públicas de EEUU se elevaría hasta un máximo de 12,8 billones de dólares, según información recopilada por EXPANSIÓN y por Bloomberg. Este importe, ligeramente inferior al PIB del país (14,2 billones en 2008), también incluye un primer plan de estímulo realizado por el Gobierno anterior, presidido por George W. Bush, el año pasado. De esta cifra, la Administración sólo tiene autorización parlamentaria específica por 1,4 billones.

El Gobierno no comparte la aglutinación de los 12,8 billones, ya que asegura que todavía es pronto para conocer el coste real de varios programas. Además, sostiene que las agencias y la Fed son entidades independientes del Ejecutivo. Ayer el Fondo Monetario Internacional (FMI) indicó que EEUU y la Unión Europea han destinado seis millones de euros a combatir la crisis económica.



La consecuencia más inmediata de todos estos programas anticrisis simultáneos es que el déficit presupuestario y la deuda pública de EEUU se dispararán en los próximos años.

Los expertos tienen dudas sobre la eficacia de los programas de Obama. “Los Gobiernos están asumiendo los riesgos del sector privado. Estamos así en un territorio por descubrir y la exposición potencial por parte del Departamento del Tesoro es tan grande que, como mínimo, debe asustarnos. Esperemos que los planes funcionen, pero nadie puede decir con confianza que lograrán su objetivo”, indica Harold Petersen, profesor de Boston College.

Varios economistas, además, advierten de que las previsiones de PIB, de deuda y de déficit del Gobierno son muy optimistas. Así lo cree Ralph Reiland, profesor de Robert Morris University, que, además, lamenta que “Obama gaste tanto dinero, varias decenas de miles de dólares por familia, un dinero que EEUU no tiene y que debe pedir prestado a China y a otros inversores internacionales. Estamos caminando sobre un hielo muy fino”, añade.

El apartado destinado a estabilizar a la banca continúa levantando incertidumbre. Jeffrey Sachs, profesor de la Universidad de Columbia, opina que la iniciativa puede animar a los bancos a desprenderse de sus activos de baja calidad, “si logran un precio suficientemente atractivo por estos valores. Pero eso sólo se conseguirá si los contribuyentes pierden mucho dinero invertido por el Gobierno”, indica.

- El FMI calcula que se han inyectado seis billones en el sistema financiero (ABC -


Catálogo: papers
papers -> Xii congreso de aecpa ¿Dónde está hoy el poder? San Sebastián País Vasco, del 13 al 15 de Julio de 2015
papers -> Paper El “Big-cuent” del Bitcoin (¿de “burbu-giles” a “gili-coins”?) Introducción y cuenta la historia…
papers -> Una creación deliberada de la ignorancia (agnotología)
papers -> Las noticias televisivas españolas en las cadenas generalistas y la temática del acoso
papers -> “Jóvenes inmigrantes: una identidad en construcción”
papers -> Deslocalización inversa
papers -> Imagining Keynes (It’s time to get stimulated vs. ¡Take the money and run!)
papers -> 5th laccei international Latin American and Caribbean Conference for Engineering and Technology (laccet’2007)
papers -> Submission Format for ims2004 (Title in 18-point Times font)
papers -> ¿Qué funciones desarrollan las aplicaciones de internet en la relación escuela familias? Un análisis piloto de 10 centros educativos. Autores


Compartir con tus amigos:
1   ...   18   19   20   21   22   23   24   25   ...   31


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos