Paper El “Big-cuent” del Bitcoin (¿de “burbu-giles” a “gili-coins”?) Introducción y cuenta la historia…



Descargar 2.42 Mb.
Página9/13
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño2.42 Mb.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13
24/11/13)

“Las monedas virtuales han capturado la imaginación de algunos, provocado el miedo entre otros y nos ha confundido al resto”, dijo el senador demócrata Tom Carper en la primera de las dos audiencias de noviembre (2013) en el Senado sobre las Bitcoin.

En la tercera semana de noviembre (2013) semana el Congreso de Estados Unidos examinó el papel de las Bitcoin en el sistema financiero y analizó los temores sobre el uso de esta divisa para blanquear dinero o realizar compras ilícitas gracias a su anonimato, que la convierten en equivalente al dinero en metálico.

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, envió una declaración al Comité de Seguridad Nacional del Senado en la que reconoce que el banco emisor no tiene control sobre las Bitcoin, pero “existen áreas en las que representa oportunidades”.

Pese a las dudas, el Departamento de Justicia aseguró que las Bitcoin son un “medio legal de intercambio”, un visto bueno que disparó el valor de esta divisa virtual.

Mythili Raman, la fiscal general asistente de la división criminal de Justicia, indicó en la primera audiencia del Senado sobre las divisas virtuales que proyectos como Bitcoin “tienen el potencial de promover un comercio global más eficiente”.

En enero (2013), una Bitcoin se intercambiaba por 13 dólares, en la cuarta semana de noviembre lo hace a 785 dólares, lo que ha llevado a fondos de inversiones a participar en esta euforia virtual y consolidar a una moneda que ya es aceptada como pago por empresas como Wordpress, agencias de viaje o hasta universidades.

Las Bitcoin no están controladas por un banco emisor como la Reserva Federal, que puede imprimir cantidades ilimitadas de dinero, sino que se auto gestionan y tienen un nivel limitado de monedas en circulación, un máximo 21 millones, de las que hasta el momento se han creado unos 12 millones.

Según Tony Gallippi, fundador de BitPay, un portal de pagos con Bitcoin, el protocolo de funcionamiento de la divisa virtual es seguro y más práctico que otros métodos utilizados en internet.

“Piensen por un minuto ¿Para qué darías a alguien acceso completo a una línea de crédito de 20.000 dólares para hacer un pago de 20?”, explicó Gallippi para exponer el peligro que suponen las tarjetas de crédito para el pago online.

No obstante, las Bitcoin también tienen sus riesgos. El sistema de pagos con Bitcoin es vulnerable a ataques de piratas informáticos, que han llegado a robar de un solo portal de internet hasta 1,2 millones de dólares.

Además, la moneda digital permite realizar transacciones de manera anónima, lo que ha motivado la creación de mercados negros como “Silk Road”, una web oculta en la que se podían adquirir drogas, armas u otros productos ilegales.

En octubre (2013), las autoridades estadounidenses bloquearon “Silk Road” y confiscaron de 28 millones de dólares en Bitcoin obtenidos con las transacciones ilegales y anónimas.

Otro de los portales nacidos gracias a las Bitcoin, “Mercado de Asesinatos”, es un portal que pone precio a la cabeza de altos funcionarios en todo el mundo y promete pagar a aquel que demuestre la autoría del asesinato el monto recaudado por donantes anónimos.

Precisamente, Ben Bernanke, el presidente del banco que controla el valor de la primera divisa mundial, es el que encabeza la lista de recompensas, con 124 Bitcoins, más de 97.000 dólares al cambio.

Aunque el “Mercado de Asesinatos” parezca una broma, la posibilidad de que se puedan realizar transacciones de este tipo de manera anónima está viva y preocupa a las autoridades estadounidenses.

“Con el advenimiento de las divisas virtuales se facilitan las transacciones a organizaciones criminales”, indicó el Departamento de Seguridad Nacional ante el Senado.

En opinión de Patrick Murck, de Bitcoin Foundation, la moneda virtual puede facilitar las “transacciones anónimas”, pero eso no significa “inmunidad ante la ley”.

Por el momento, Wall Street y otro tipo de inversores están encantado con Bitcoin, aunque como dijo el senador por Nueva York Chuck Schumer “para legitimar el florecimiento de Bitcoin deberemos separar el trigo de la paja”.



Hay “historias” para todos los gustos (de la criptomoneda a la risoterapia)

Si usted quiere un bitcoin pregunte en Cambrils por Escalicha, que los vende a 845 euros, o mejor por el sevillano Basybil, que trafica a 503. Queden por internet en un café y lleven su smartphone para comprobar la transferencia de esta moneda virtual que ni se ve ni se toca ni existe realmente, pero que en enero se pagaba a 10 euros y ahora a 500, a capricho de un mercado misterioso, anónimo pero cada día más extendido”... Ni yen ni dólar, bitcoin (El País - 24/11/13)

Casas de cambio como Mt.Gox realizan el 80% de las transacciones de bitcoins, pero también hay transacciones entre particulares, aún más discretas. En Localbitcoins se encuentra una treintena de seudónimos, de Huesca a Málaga, que vende moneda virtual.

En la primavera de 2013 la Universidad Chipriota de Nicosia aceptará el pago de las matrículas en bitcoins e impartirá un Máster en Monedas Virtuales. “Nuestra intención es facilitar los pagos e introducirnos en este campo para comprobar la experiencia”, ha justificado un portavoz. “En ciertos países la comisión de los bancos por las transferencias están por encima del 10%”. Es una de las ventajas del bitcoin: cero comisiones, cero intermediarios, cero autoridades que pueden devaluar por sorpresa una moneda. La Universidad pretende que su país -escaldado tras el corralito de la primavera- se convierta en “centro mundial para el comercio de bitcoin”.

La moneda es un código criptográfico que la gente se intercambia como pago. Cada propietario posee uno o varios monederos electrónicos, con una clave pública para recibir pagos y una clave privada para efectuarlos. Un sistema para que nadie, ni siquiera Nakamoto, pueda ser dueño o administrador de la moneda y manipular su valor.

Desde ese año, la moneda virtual ha ido extendido su credibilidad tanto en internet como en el comercio físico. En octubre de 2012 el Banco Central Europeo advertía que, de seguir su progreso (y ha seguido), el bitcoin dañaría la reputación de los bancos centrales. En noviembre de 2013, el Senado de Estados Unidos citaba a economistas para escuchar argumentos favorables y contrarios a la moneda. Mientras esto ocurría, el bitcoin se disparaba a cifras récord para luego caer con la misma velocidad. Así ha sido todo el año (2013) mientras las explicaciones de los expertos eran tan efímeras como el valor de la moneda.

Seattle, tierra de Starbucks, Microsoft, el desaliñado y la Anatomía de Grey, abraza el bitcoin. La camioneta amarilla de los hermanos Saxbe se ha hecho famosa porque admiten bitcoins para pagar sus bocadillos. En realidad, en una semana solo se han producido dos casos, “pero porque la gente guarda sus bitcoins como inversión”, declara Tom Saxbe a GetWire. Cruzando la frontera, en Vancouver, la cafetería The ha instalado el primer cajero automático que cambia dólares de papel por moneda intangible.

En la misma ciudad canadiense, Mike Yeung ha fundado el Club Bitcoin para fomentar el uso de la moneda. Estudiante de Económicas, compara el bitcoin y el Skype. “Un intercambio entre personas, sea voz o dinero, sin pagar a intermediarios”.

En enero (2013), la capitalización del mercado de bitcoins era de 106 millones de euros, en noviembre es de 6.430. La preocupación por su crecimiento desorbitado es más de las autoridades que del consumidor particular que adquiere voluntariamente esta moneda.

Los que auguraron que Internet cambiaría todo y a todos, ven cumplidos sus vaticinios. Internet no solo ha afectado al cine o a las asociaciones de taxistas (que se pasan a la aplicación informática Halo o a MyTaxi); internet ha llegado para cuestionar la misma eficacia del dinero de papel.

También hay I+D en la mendicidad. Si Sevilla creó al gorrilla, Pensacola el perro-flauta bitcoinero, lo último en subsistencia en plan americano.

Tras pasar la noche en una iglesia, el vagabundo Jesse Angle comienza la jornada sentado en la acera con su portátil (recuérdese que son pedigüeños de Florida) en una plaza con WiFi gratis, donde pasará el día, aparentemente sin pegar brote. Conclusión precipitada.

El caso lo contaba la revista Wired en septiembre (2013). El sin techo Angle se saca al día unas milésimas de bitcoin con su portátil y su teléfono. En su jornada laboral a la intemperie mira vídeos en Youtube. Por cada uno que ve recibe 0,00004 bitcoin en el sitio BitcoinGet, que se encarga de dirigir tráfico a ciertos clips comerciales que pagan por visitas (ignoran que son del vagabundo, entre otros).

Angle se ve 12 vídeos diarios con lo que gana 0,00048 bitcoins. No es mucho, pero completa su bote virtual con la aplicación para smartphones Bitcoin Tapper, donde consigue otros 0,000133 apretando una y otra vez sobre el icono de la pantalla (ese icono publicitario también paga por tráfico).

La actividad digital, en el sentido más amplio de la palabra, le da a Angle para una comida diaria, que completa con el subsidio social. Desde que empezó en esto hace cuatro meses, el vagabundo ha obtenido pacientemente unos 5 bitcoins, que así parece poco, pero que si se multiplica por su actual valor, resulta que tiene, según el oscilante cambio, entre 3.000 y 4.000 euros.

Lluvia de monedas criptográficas (nadie se quiere quedar atrás en ‘la carrera al abismo’)

- Pugna por el dinero virtual (El País - 26/11/13)

El ripple, que acepta cualquier moneda, es la mayor competencia para el extendido bitcoin

(Por Nathaniel Popper) Lectura recomendada

Si el dinero es el rey, el dinero virtual puede ser su príncipe heredero. Programadores de todo el mundo están produciendo masivamente nuevas monedas digitales que intentan mejorar el concepto de bitcoin, la controvertida moneda virtual de moda que se ha extendido por Internet.

Numerosas ideas compiten por el mercado. En el último recuento, una página que sigue la evolución del mercado, coinmarketcap.com, identificó 36 monedas criptográficas con nombres como bitbar, freicoin y cryptogenic bullion. Y se les suman nuevas monedas cada mes.

Pero muchos conocedores del tema consideran que el sistema de pago por Internet que tiene más posibilidades de sustituir al bitcoin, es el ripple, creado en San Francisco por ex desarrolladores del bitcoin. El ripple promete no solo ser una nueva moneda, sino también un método novedoso para enviar dinero por el mundo.

La empresa del mismo nombre ha atraído 3,5 millones de dólares en financiación. Entre los inversores se encuentra Pantera Capital, que incluye dinero de ejecutivos del Fortress Investment Group. Chris Larsen, cofundador de Ripple- Labs, explica que la empresa también ha hablado con bancos grandes y pequeños sobre su incorporación a la red de pagos de Ripple. “Los grandes bancos están muy interesados en lo que está pasando”, señala Larsen. “Nunca he visto algo así antes”.

Sin embargo, el universo de las monedas virtuales podría decaer casi de la noche a la mañana si las autoridades competentes decidiesen endurecer las normas de las transacciones. Varios organismos de Estados Unidos dicen estar estudiando cómo controlar el mercado, preocupados porque la naturaleza anónima de los intercambios en Internet atraiga a los delincuentes. Un reciente estudio de la Universidad de California, San Diego, descubrió que la mayoría de las transacciones de bitcoins se usan para jugar y apostar.

Incluso sin estos obstáculos legales, algunos críticos esperan que las monedas virtuales lleguen a considerarse finalmente una burbuja especulativa sin fundamento.

Pero, a pesar de los interrogantes, muchos se ven atraídos por la posibilidad de que las monedas virtuales puedan permitir que el dinero circule rápidamente por el mundo sin pasar por los bancos y los procesadores de pagos, con todas sus comisiones, por no hablar de las farragosas normativas gubernamentales.

Sus competidores naturales son las llamadas monedas centralizadas, que funcionan y se supervisan desde un solo centro neurálgico. Estas funcionan como puntos de fidelidad distribuidos y supervisados por las líneas aéreas o los minoristas, y pueden permitir a los reguladores seguir más de cerca las transacciones. Una de estas monedas, conocida como ven, está vinculada a una cesta de monedas mundiales que mantiene el precio estable.

Pero la mayoría de los empresarios de Internet aseguran que las monedas centralizadas otorgan demasiado poder a las firmas que las gestionan. Fiscales de Manhattan han advertido que un servicio de moneda centralizada, Liberty Reserve, fue diseñado únicamente para evitar el control de las autoridades gubernamentales.

Por su parte, las monedas descentralizadas tienen unos códigos informáticos que cualquier programador es capaz de editar. Esto significa que ninguna autoridad central puede determinar las tarifas o quién tiene acceso. Una de las más populares es litecoin, que fue creada por un ex programador de Google y cuya finalidad era la de mejorar algunos de los defectos del bitcoin, como la lentitud de las transacciones.

Ripple ha introducido innovaciones significativas, entre las que se incluye un sistema con el que se puede hacer circular o intercambiar cualquier moneda, incluso el bitcoin. Una persona que use el sistema puede depositar cualquier tipo de dinero en un monedero ripple personal a través de una empresa que esté registrada como puerta de enlace de Ripple. Ese dinero puede transferirse luego al monedero de otro usuario de Ripple.

Quien transfiera el mismo tipo de moneda, por ejemplo en dólares o libras esterlinas, a otra cuenta en el sistema de Ripple no tendrá que usar su moneda, conocida como ripple o xrp. Pero se espera que la gente, una vez que empiece a usar el ripple, mantenga una parte del dinero en la moneda y finalmente la use para realizar compras.

Al igual que con el bitcoin, se creará un número limitado de ripples: 100.000 millones. Ripple Labs distribuirá el 55% de esos 100.000 millones de forma gratuita para animar a la gente y a las empresas a usar el sistema. Los 7.500 millones de ripples que se han puesto en circulación tienen un valor aproximado de 60 millones de dólares.

Angela Angelovska Wilson, abogada especializada en sistemas de pagos alternativos, asegura que el control más centralizado de Ripple ha hecho que se beneficie de parte de la mala prensa que existe en torno al bitcoin y, al mismo tiempo, ha mantenido las ventajas de una moneda descentralizada. “Evidentemente, el bitcoin fue el primero que entró en el mercado”, indica Wilson. “Pero Ripple estaba justo detrás de él. Y ahora están llegando muchos más”.

(© 2013 New York Times News Service)

Sube la “fiebre”: el precio de la moneda virtual aumenta un 400% en menos de un mes

El precio de la moneda digital Bitcoin superó los US$ 1.000 por primera vez este miércoles, lo que supone un alza de un 400% en menos de un mes”... La moneda virtual Bitcoin supera la barrera de los US$ 1.000 (BBCMundo - 27/11/13)

El Bitcoin alcanzó un máximo de US$1.073 en la bolsa Mt. Gox de Tokio, el operador más conocido de un mercado digital de este tipo de monedas, un monto que se compara con los casi US$900 del día anterior.

A inicios de noviembre (2013), el bitcoin, la divisa digital que no es respaldada por un gobierno o un banco central, se cotizaba a unos US$ 215.

El Bitcoin se cotiza las 24 horas del día, todos los días del año. El suministro de la divisa, que se extrae al resolver problemas matemáticos, es limitado y recientemente estaba en 12 millones de bitcoins, que tendrían un valor de US$ 12.900 millones tomando como referencia los últimos precios.

La moneda digital no está apoyada por activos físicos y no la dirige una persona o grupo. Su valor depende de la confianza del público en la divisa. Si bien ha ganado aceptación entre particulares e inversores, todavía no es aceptada como medio de pago en sitios web de grandes vendedores minoristas como Amazon.com.

El Senado de Estados Unidos realizó una audiencia sobre monedas virtuales, en la que algunos funcionarios de gobierno expresaron su inquietud sobre la utilización de bitcoins en actividades ilegales y advirtieron sobre la falta de supervisión regulatoria.

Pero defensores de Bitcoin señalaron que la audiencia en el Senado le dio mayor legitimidad a la moneda, lo que en parte impulsó las ganancias.



Hasta la BBC se contagia de la euforia: “Cada día, parece, otro servicio se une a la revolución Bitcoin, al aceptar el pago con la así llamada ‘moneda virtual’” (sic).

Puede usarlo para comprar una cerveza en Berlín, pedir una pizza en Ámsterdam, tomar un taxi en Edimburgo, hacerse un chequeo dental en Liubliana, estudiar en Nicosia, comprar medias de alpaca en Massachusetts o hasta ir al espacio con Virgin Galactic”... Bitcoins: ¿futuro o espejismo? (BBCMundo - 28/11/13)

La BBC invitó a un partidario y a un crítico a explicar el porqué de su posición.

Mike Hearn, desarrollador de Bitcoin Core

¿Que por qué tiene valor? En los últimos años me han debido preguntar eso cientos de veces. La primera vez que usé bitcoins fue en abril de 2009, unos pocos meses después de que aparecieran. Entonces no valían nada, no había usuarios ni intercambios y tampoco tasa de cambio.

Ahora está alcanzando valores máximos por una combinación de especulación en su valor futuro y una genuina e innegable utilidad.

Piénselo: ¿por qué le toma días o semanas a un banco mandar dinero al extranjero cuando un correo electrónico llega en segundos?

¿El dinero va en barco de vapor o qué? ¿Están cargando lingotes de oro a lomos de un camello para que atraviese las montañas de Mongolia?

Por supuesto que no. La respuesta es deprimente, el bancario es un mercado estancado que funciona sobre una infraestructura que hace tiempo está obsoleta y que mejora sólo cuando lo imponen los gobiernos.

Bitcoin ha levantado una tormenta de excitación a través del mundo porque es un sistema financiero nuevo, diseñado desde cero, por la gente y para la gente.

No sólo es rápido, barato y sencillo. En Bitcoin todo el que participa tiene el mismo poder. No hay banqueros porque no hay bancos. Y no hay bancos porque no son necesarios: la gente puede controlar su propio dinero.

Las reglas del sistema son impuestas por todos a todos. Ni los desarrolladores del software pueden interferir en contra de los deseos del usuario.

Con las mejoras tecnológicas, llegan nuevas características.

Internet funciona por publicidad porque las tarjetas de crédito son demasiado ineficientes para financiar la mayoría del contenido.

Bitcoin hace posible los micro pagos. En lugar de anuncios, pequeñas fracciones de céntimos pueden ser transferidas desde el navegador hacia los sitios que visita, sin necesidad de hacer pagos a intermediarios que convertirían el sistema en algo no práctico.

El crowdfunding (la financiación colectiva) no tiene que estar necesariamente restringido a sitios como Kickstarter, con complejas políticas y cobros. La gente puede hacerlo por sí misma.

Incluso algo tan trivial como un niño que vende limonada puede convertirse en digital porque cualquiera con un teléfono inteligente puede aceptar bitcoins, sin necesidad de complicarse con cuentas bancarias.

Bitcoin apenas tiene cinco años. Tiene sus problemas: volatilidad y atractivo para los criminales. Pero con la ayuda de todos, el proyecto puede superar esos obstáculos y servir para cambiar el mundo. ¡A comerciar!

Stephen Kinselia, Universidad de Limerick, Irlanda

Bitcoin es un bonito ejemplo de lo que el psicoanalista David Tuckett llama “objeto fantástico” - algo irreal pero inmensamente atractivo.

La experiencia Bitcoin engloba nociones de moneda sin estado, intercambio de persona a persona y, por supuesto, ninguna regulación o intermediación financiera.

La historia original es inteligente y queda bien, y es lo suficientemente complicada de entender para inducir a una creencia en la estabilidad del suministro de bitcoins, lo que conduce a una necesidad de tenerlos ahora mejor que después.

El valor de Bitcoin depende completamente de lo que usted, el comprador, esté dispuesto a pagar. Si no hubiera usuarios, no tendría ningún valor.

Dado que no tiene valor de uso sino sólo de intercambio, Bitcoin puede tener -literalmente- cualquier precio, y por eso el mercado de esta moneda está permanentemente en una burbuja.

Esta burbuja se formará y explotará varias veces, creando y destruyendo fortunas en el camino.

Soy irlandés, así que sé perfectamente cómo son las burbujas sin sentido.

El fenómeno Bitcoin es la manifestación más pura de lo que Charles McKay describió en su libro de 1841 “Extraordinarias ilusiones populares y la locura de las multitudes”.

En el nivel psicológico del inversor, no hay diferencia entre bitcoins, tulipanes, rieles de tren o las burbujas del mercado de valores de los años 20, los 90 o la mitad de los años 2000.

En este caso, muchas personas están decidiendo que una cadena de electrones tiene un valor, en oposición a nada, y quieren vendérsela a la siguiente persona lo antes posible.

Mientras le esté traspasando sus Bitcoins al siguiente y con un beneficio, estará contento.

Siempre hay alguien más tonto. Hasta que se llegue a un punto en el que no haya uno más.

Desde el punto de vista económico, Bitcoin no es nada especial.

Es un valor especulativo que las personas están comprando básicamente para pasárselo a otra persona.

Todo eso de la “moneda 2.0” es una cuestión de marketing y no es algo nuevo, ya se usó por ejemplo en Estados Unidos en la década de 1850 durante el período de la banca libre.

Como he dicho en todas partes, esta vez no es diferente, pero se puede tuitear sobre ello.

El hecho de que Bitcoin no esté regulado es un gran aliciente para algunos.

Tal como un promotor de Bitcoin me dijo recientemente, y él mismo lo hizo, puedes trasladar Bitcoins por valor de US$ 1 millón a través de una frontera en un dispositivo USB y no ser detectado.

Las autoridades no permitirán que esto siga siendo así por mucho tiempo. Los más grandes defensores de Bitcoin están al mismo tiempo guardando enormes cantidades de la moneda, así que estén alerta, compradores.

Mi colega Karl Whelan sugirió que Bitcoin simplemente puede ser eliminado por la competencia de otros servicios como LiteCoin, TerraCoin y AllahCoin, o ser regulado por gobiernos nacionales e internacionales si se relaciona con una amplia actividad criminal.

Los lectores que tengan Bitcoins estarán sacudiendo la cabeza al leer mis palabras, ¡el valor ha explotado en miles por ciento en un solo año!

A lo que respondo: exactamente.

Métase en Bitcoin o cualquier otra divisa digital si lo desea.

Espero que le haga rico. Pero no se engañe pensando que esto es algo más que un proceso especulativo para obtener dinero rápido.

Todo el contenido mesiánico desaparecerá una vez que el sistema colapse. Hay muchas cosas en la economía real en las que también se puede invertir.

La gran ventaja de Bitcoin como “dinero sin estado” es que cuando colapse, el gobierno no tendrá que rescatarlo.

¿Un éxito “viral”?: el valor del “litecoin” ha subido un 400% en los tres últimos días

Mientras el bitcoin está a punto de valer lo mismo que una onza de oro (1.242 por 1.245 dólares), otras monedas virtuales están revalorizándose a su rebufo en los últimos días. Es el caso del litecoin, la segunda más importante, que en tres días ha aumentado su valor en un 400% y vale unos 48 dólares”… El éxito del bitcoin revaloriza otras monedas virtuales (El País - 29/11/13)



La moneda litecoin, creada hace dos años por Charles Lee, tiene 23 millones de monedas virtuales en circulación (por 12 millones de bitcoins) y su valoración es de 1.000 millones de dólares (por los 13.000 millones del bitcoin). Su ventaja respecto al bitcoin es que solo tarda en una transacción 2,5 minutos de media, según asegura, bastante menos que en el caso de la primera moneda virtual.



La revista Forbes ha recopilado una 30 de monedas virtuales y, de todas ellas, solo BBQCoin ha perdido valor en los últimos días, siendo freeicoin, que se anuncia como la moneda virtual más estable, la que más ha subido con un 225% en las últimas 24 horas.

Sin embargo, las 29 monedas virtuales que registra Forbes valen muchísimo menos que el bitcoin y realizan menos transacciones. Ante el crecimiento del valor y de operaciones, Mt. Gox, la principal web de intercambio de la moneda (80% del total), ha creado un segundo sistema de seguridad para las transacciones con bitcoins -lo más físico que existe en esta moneda virtual-: un cartón con números, similar al que ya tienen algunos bancos para asegurar la autenticidad de la transacción.

Aunque se tenga la primera contraseña de seguridad, nada se puede hacer si no se responde adecuadamente al segundo paso, un número incluido en la lista de la tarjeta de plástico; sin embargo Mt Gox no la regala, la vende a 39,99 dólares.

La extensión del bitcoin en el mundo físico ha ido paralela a la revalorización de la moneda en este mes, pues las tiendas que lo aceptan han aumentado un 81% en noviembre y ya supera el millar según el seguimiento de CoinMap. El dato es solo una referencia ya que se crea el mapa de tiendas a partir de la información que proporcionan los propios comerciantes.



Marc Faber (zorro viejo) avisa: “burbuja especulativa masiva”

- Marc Faber: “El rally del bitcoin se debe a un exceso de liquidez en el mercado” (El Economista - 29/11/13) Lectura recomendada



La cotización de la moneda virtual bitcoin ha mantenido una semana más su escalada y ha llegado a superar la barrera de los 1.000 dólares por primera vez desde su creación en 2008.

Empezó el lunes en los 850 dólares y hoy ha tocado por primera vez los 1.200, si bien ahora se mueve en torno a los 1.100. El inversor Marc Faber, autor del conocido informe “The Gloom, Boom & Doom” cree que este rally se debe a la existencia de demasiado dinero, a un exceso de liquidez.

“No tengo ni idea de si el valor del bitcoin es 50 dólares, 10.000 dólares o un millón”, señala Faber en declaraciones a la CNBC. Pero su evolución “demuestra que hay una gran cantidad de liquidez que simplemente pasa de un sector especulativo del mercado a otro”.

Faber atribuye una “burbuja especulativa masiva” a las políticas de estímulo monetario de los bancos centrales y califica al fuerte aumento de los precios de los activos de un síntoma del mismo exceso de liquidez que afecta a los precios del bitcoin…

La Londres no quiere dejar pasar el tren “criptoespeculativo”: celebra la Bitcoin Expo

El fin de semana se celebró en Londres, la Bitcoin Expo. En un ambiente de entusiasmo, provocado en parte por la subida de la cotización del bitcoin, se mostraron de los múltiples desarrollos alrededor de la moneda virtual que cotiza por encima de los mil dólares. Allí se hablaba de tecnología, de proyectos financieros, de legislación, de criptomonedas alternativas, de software libre, y de las repercusiones políticas y sociales de la emergencia del bitcoin”... Londres acoge la primera feria del bitcoin (El País - 2/12/13)

Butterfly Labs y la empresa sueca KnCMiner presentaron sus últimas novedades para minar bitcoins. Se hicieron demostraciones del nuevo y ultra seguro monedero Trezor, que tiene aspecto de pendrive y permite guardar las claves secretas de las cuentas bitcoin sin que entren en contacto con ningún ordenador. También fueron presentados prototipos de lectores de pago que permiten efectuar compras simplemente acercando el móvil.

También había bastantes novedades en los servicios asociados a bitcoin. Eric Benz presentó la compañía ZipZap, que proyecta entrar en el negocio de transmisión de fondos utilizando bitcoin como moneda de base. La compañía alemana Bitalo ofrecía un nuevo servicio de monederos online con multifirma, lo cual garantiza un nivel de seguridad desconocido hasta ahora.

El representante de blockchain.info, la página web más importante de información sobre las cadenas de bloques (que almacena las transacciones bitcoin), informó que sólo en la última semana se habían creado 100.000 nuevos monederos electrónicos. Ello da una idea de la fuerte expansión de la moneda virtual. El orador Vinay Gupta, buen conocedor de los problemas que tuvo e-gold con el gobierno norteamericano, advirtió de los riesgos que provienen de los reguladores y competidores. Se insistió en las posibilidades de bitcoin para financiar proyectos directamente, sin tener que pasar por ningún intermediario alguno, como sucede con los mercados de valores.

Pero el bitcoin no está solo. En la feria se habló mucho de las nuevas criptodivisas cada vez más populares y cuya cotización ha explotado literalmente en las dos últimas semanas, al calor del bitcoin. Todas ofrecen sus singularidades que pueden ser más o menos atractivas, pero de momento ninguna parece poder hacer sombra al bitcoin (BTC). Las principales son Litecoin (LTC) que es muy similar al bitcoin salvo que tiene un algoritmo de validación diferente y validaciones 4 veces más rápidas, y PeerCoin (PPC), con un original mecanismo de validación que remplaza en parte la POF (Proof Of Work) por POS (Proof Of Stake) lo cual permite que el mecanismo de validación consuma menos recursos y energía y sea en cierta manera más ecológico.

Una de las iniciativas más importantes, destacada ese mismo día por el Financial Times, es el proyecto de la isla de Alderney en el Canal de la Mancha de crear su propia moneda respaldada por fondos de bitcoin. Eso daría lugar a la primera moneda del “patrón bitcoin”. Su gran ventaja sería que cualquier ciudadano podrá verificar que las reservas de bitcoin que respaldan la moneda existen, simplemente consultando el saldo de la dirección bitcoin en las que estén almacenadas (que se daría a conocer). Esto permitiría una auditoría constante y transparente de los fondos de reserva. Va en línea de lo que pronosticaron algunos oradores: Probablemente el desarrollo de bitcoin dé nuevos instrumentos a los ciudadanos para controlar las finanzas de sus países. También se especula que los países competirán para atraer a los nuevos millonarios y a la industria del bitcoin.

El protocolo Bitcoin es de código abierto, lo que dio pie a que Richard Stallman, de la Free Software Foundation, diera una charla insistiendo en la importancia del software libre, único garante, según su opinión, de la privacidad en Internet.



Matthew Lynn entona un “Salmo Responsorial” al bitcoin (¿un “converso” tardío?)

- Los bitcoins se disparan, el oro se hunde (El Economista - 2/12/13)

(Por Matthew Lynn) Lectura recomendada

Existe una alternativa al papel moneda que puede cambiarse en cualquier parte del mundo. La oferta es limitada y debería ser una opción segura si los mercados financieros se vuelven a hundir. Podríamos estar hablando del oro o de los bitcoins, la nueva moneda digital que está ganando popularidad.

Pero detrás hay un enigma. El precio del oro lleva cayendo casi todo el año y habría que ser un inversor muy valiente para decir que ya ha tocado fondo, mientras que el de los bitcoins se dispara. Los defensores del oro explican que el precio del oro está siendo “contenido” y que sería mucho más alto si no lo estuviesen manipulando hacia abajo. Otros sostienen que los bitcoins son una burbuja pasajera, el equivalente tecnológico de los tulipanes holandeses en el siglo XVII, y que su precio se dispare no significa nada, aparte de que sigue siendo tan fácil como antes engañar a la gente.

La realidad es más interesante: la demanda de monedas alternativas ahí fuera es obvia y los bitcoins, en muchos sentidos, son un producto mucho mejor para ese mercado. La divergencia de precios ilustra cómo los bitcoins están desbancando al oro del mercado del “dinero alternativo” y no da lugar a mucho optimismo para el metal precioso.

Para los pocos que todavía no han oído hablar de él, los bitcoins son una moneda puramente digital, acuñada en cantidades limitadas mediante un algoritmo predeterminado. No se sabe quién la ha inventado y nadie la controla. Ahora mismo hay once millones de bitcoins en circulación y en su momento el algoritmo acabará creando unos 21 millones. Llegado ese momento se detendrá la producción y no habrá más dinero digital disponible. A principios de año, se podía comprar un bitcoin por 13 dólares. En retrospectiva, parecía el robo del año. Sin embargo, hace una semana el precio se disparó hasta los 900 dólares aunque después ha bajado pero en general ha subido mucho este año.

Los “bitcoins”, diseñadas para ser como el oro



Lo bueno de los bitcoins es que están diseñadas para ser lo que fue el oro cuando el metal precioso era una moneda. La oferta es limitada. No las controlan los gobiernos ni los bancos centrales. No es anónima, como algunos dicen, aunque es mucho más privada que el dinero en una cuenta bancaria. Es un depósito de valor. En igualdad de condiciones, sería lógico que el precio de los bitcoins y el oro se movieran en tándem, al estar impulsadas por las mismas fuerzas. Ambas son un refugio contra las perturbaciones de los mercados, una cobertura contra la inflación creada por el exceso de dinero que acuñan los bancos centrales y un deseo de diversificarse lejos del dólar y el euro.

Pero eso no es lo que ha pasado. Mientras el precio de los bitcoins se dispara, el del oro se ha hundido. A principios de año, el oro se comerciaba a 1.700 dólares la onza y ahora apenas llega a 1.250. Las dos décadas de mercado alcista del metal parecen haberse acabado. Un puñado de inversores audaces siguen comprando a estos precios pero con la inflación deprimida y la Reserva Federal planeando el fin de la flexibilización cuantitativa, parece improbable que se recupere en un futuro próximo. Lo interesante es por qué a los bitcoins les está yendo tan bien y al oro tan mal.

Los devotos del oro tienen una respuesta sencilla. Explican que el precio del oro está siendo "contenido" (los gobiernos y bancos centrales manipulan el precio hacia abajo por la amenaza que supone para su monopolio del papel moneda). No les gusta el oro porque cuestiona su poder e infringe pérdidas a los inversores que lo poseen. Bitcoin es parecido al oro, explican, pero como su precio se fija libremente y no puede manipularse, no está siendo “contenido”. Según esta versión de los acontecimientos, el precio está haciendo lo mismo que haría el del oro si nadie se pusiera en medio: dispararse. Además, los bitcoins podrían ser un capricho tecnológico. Los mismos que se emocionan más con un nuevo sistema operativo de Apple que cualquier persona normal están amasando moneda digital.

Desde hace cientos de años ha habido burbujas que van desde los tulipanes hasta el material ferroviario, pasando por la radio o las empresas espaciales. Esto no es diferente: una manía pasajera que se hundirá enseguida y dejará a todos los que se subieron a bordo con la sensación de haberse equivocado. Según esa teoría, no extraña que los bitcoins suban y el oro se hunda. Al fin y al cabo, es un delirio que no atañe al metal precioso.



Es posible que ambos argumentos tengan algo de razón. Los bitcoins son sumamente volátiles y no cabe duda de que haya mucha especulación salvaje en el precio disparado del último mes. Aun así, la explicación más interesante está en un término medio. Bitcoin está en auge como una moneda seria. Al contrario que el oro, tiene una oferta auténticamente finita. No está sujeta a manipulaciones y es difícil de robar (aunque no imposible). Almacenarla no cuesta demasiado. E incluso se pueden comprar cosas con ella (lo que no se puede hacer con el oro salvo que vayamos a un zoco de Dubái). En muchos sentidos, es una alternativa mejor que el oro y su superioridad se está haciendo evidente.

Que los bitcoins desbanquen al oro en el mercado monetario “alternativo” explica la divergencia de precios. Cada vez se mueve más dinero hacia la divisa digital, lo que a falta de un mercado líquido implica que el precio se dispare. Y por lo menos algo de dinero está saliendo del oro, lo que explica gran parte de su debilidad este año. Después de todo, durante varios miles de años el oro ha tenido el mercado “alternativo” para él solo. Si ahora tiene competencia, parece lógico pasar al menos parte del dinero “seguro” de uno al otro. Además, los bitcoins seguirán subiendo y el oro bajando durante mucho tiempo.

(Matthew Lynn. Director ejecutivo de la consultora londinense Strategy Economics)

Greenspan afirma que la moneda virtual es una “burbuja” (El ‘Maestro’ de las burbujas)
El expresidente de la Reserva Federal de EEUU (FED) Alan Greenspan afirma que bitcoin, la polémica moneda virtual cuyo valor se ha disparado en los últimos meses. En una entrevista concedida a Bloomberg a principios de diciembre (2013), el exbanquero central indicó que hay que usar mucho la “imaginación” para deducir cuál es el “valor intrínseco de bitcoin. Yo no he sido capaz de hacerlo. Pero si usted me pregunta ¿Es bitcoin una burbuja? Sí, es una burbuja””... Alan Greenspan se pronuncia: “Bitcoin es una burbuja” (Libertad Digital - 6/12/13)
Estas declaraciones han levantado una intensa polvareda en las redes sociales, ya que bajo el mandato de Greenspan en la FED, EEUU y gran parte del mundo desarrollado han experimentado dos de las mayores burbujas de las últimas décadas. La primera, relacionada con el auge y posterior derrumbe de la industria puntocom en la segunda mitad de los años 90, así como la enorme burbuja inmobiliaria registrada durante buena parte de la pasada década. En ambos casos, Greenspan negó la existencia de una burbuja.

De ahí, precisamente, que muchos se hayan tomado con ironía la rapidez con la que Greenspan ha calificado de “burbuja” el fenómeno bitcoin.



A propósito de la “burbumanía” (“burbu-giles” tomar nota antes de “criptomonedear”)

- Burbumanía (El Confidencial - 9/12/13)

(Por Kike Vázquez) Lectura recomendada

Vivimos en un mundo condicionado por una intervención monetaria sin precedentes en tamaño y forma: la Reserva Federal multiplicó por 4 su balance hasta los 4 billones de dólares, y el BCE por su parte lo multiplicó por 3 superando los 3 billones de euros en su punto álgido. Vivimos en un mundo que ha pasado por una crisis de gravedad similar a la del año 1929, e incluso peor si hacemos caso a los datos mencionados en el famoso discurso de Larry Summers. No solo eso, vivimos en un mundo en donde se desconocen los límites y la verdadera estabilidad del sistema financiero creado tras Bretton Woods.

Tanto es así que dos de los Premios Nobel de Economía de este año, Eugene Fama y Robert Shiller, a pesar de sus discrepancias intelectuales, parecen ponerse de acuerdo en una cosa: existen motivos para preocuparse. El primero, defensor de la Hipótesis de los Mercados Eficientes y por tanto contrario al concepto de “burbuja”, cree que existe riesgo de que los mercados financieros digan “no” a la financiación de los déficits públicos, lo que provocaría una recesión global en 2014. El segundo, conocido defensor del concepto “burbuja”, dice estar muy preocupado por el boom vivido por las acciones estadounidenses y por el Real Estate en algunos países.

Es solo un ejemplo del fenómeno “burbumanía” que estamos empezando a vivir. Podemos leer artículos sobre la burbuja del bitcoin, sobre la burbuja inmobiliaria de diversos países, sobre las malas perspectivas de algunas economías, sobre las acciones, bonos, o sobre prácticamente cualquier cosa. Y no lo digo como algo despectivo sino todo lo contrario, pues hoy más que nunca existen fragilidades en el sistema que justifican dicho análisis. La pregunta crucial es si esta “burbumanía” es algo “real” y estallará de un momento a otro, o si por la contra es un fenómeno psicológico derivado del shock de la Gran Recesión.

Al igual que fenómenos extremos como un accidente o una gran pérdida pueden causarnos un efecto postraumático, la presente crisis puede condicionar nuestros pensamientos y nuestra forma de actuar. Tras el shock de la Gran Recesión una persona común será más reacia a endeudarse y valorará más el ahorro, se verá menos tentada por la inversión, y en general será más prudente y tendrá una mayor aversión al riesgo. Es normal que desconfiemos de las subidas bursátiles y que valoremos escenarios que antes pasábamos por alto, si bien es muy posible que los riesgos que vemos ya estuviesen antes ahí e incluso puede que fuesen mayores. Antes no los veíamos, ahora sí.

Así es como un PER 17 en el S&P500 hoy nos parece “burbujeante” cuando antes nos parecía “en la media”, como nos preguntamos si una prima de riesgo de 200 puntos es adecuada para España cuando antes éramos casi una segunda Alemania, o que nuestra reacción al ver una gráfica con una subida demasiado pronunciada sea, ¡cuánto más alto más grande será la caída! No hablo de pronósticos correctos o incorrectos sino de que necesitamos encontrar un término medio entre la excesiva asunción de riesgo anterior y la mentalidad condicionada actual. ¿Y eso por qué?

Pues simplemente porque la economía necesita asunción de riesgo para avanzar. ¿Cómo? ¿Qué? Pues sí, algo tan sencillo como eso. Solemos pensar en la asunción de riesgo como algo negativo y ligado a la “especulación”, pero la asunción de riesgo es mucho más que eso. Asunción de riesgo es ese comerciante que se aprovisiona de mercaderías con la esperanza de vendérselas a sus clientes, es ese empresario que contrata a trabajadores ante un eventual aumento de la producción, alguien que decide ampliar sus instalaciones, ese emprendedor que monta su propia compañía, o… ¡todo lo que nos rodea!

Y es que si ahora mismo tenemos una pantalla y un ordenador en el que leer este artículo es porque alguien asumió el riesgo de llevar a cabo un negocio, si ahora vamos vestidos de una determinada manera es porque pudimos comprarlo en una tienda cuya apertura fue fruto de la asunción de riesgo. Es más, si tenemos trabajo será por lo mismo, e incluso si cobramos el paro será porque existen miles de trabajadores pagando su parte fruto de la asunción de riesgo de alguien. Si las personas no nos arriesgásemos de vez en cuando seguiríamos viviendo en las cavernas, ¡para qué intentar algo nuevo!

Dicho esto volvamos al momento actual. Hemos pasado de la locura al miedo colectivo, y también de una política monetaria “convencional” (que igualmente puede ser demasiado laxa) a una “heterodoxa”. En un primer momento las políticas aplicadas se entienden para evitar un colapso similar al del año 1929, pero Bernanke va más allá, ¿por qué? Todo parece indicar que los bancos centrales se han agenciado un nuevo rol, más allá del tradicional control de la inflación y otros objetivos como el desempleo. Los bancos centrales han pasado de fijar los tipos de interés a fijar nuestras expectativas, ya no se trata del precio del dinero y tampoco se limita al “forward guidance”, se trata de modificar nuestra asunción de riesgo.

 Podemos pensar que eso es también lo que hacían antes, al fin y al cabo rebajando o aumentando el tipo de interés al que la economía puede endeudarse se provoca un cambio en el comportamiento, si bien existe un cambio sustancial. Si antes se limitaban a lo financiero, ahora van más allá y quieren llegar hasta la psicología colectiva. Ya no nos tientan a endeudarnos; nos proyectan el futuro, nos animan cuando estamos tristes y nos desincentivan cuando creen que estamos eufóricos sin mover ningún tipo de interés, solo con la palabra, solo con sus acciones y credibilidad. Es el juego con el kit más completo nunca visto.

Lo recuerdo como si fuese ayer. Cuando era pequeño tenía una “bicicleta con rodines”, de esos que se ponen a ambos lados de la rueda trasera para que no existan problemas de estabilidad. Un día mi padre decidió que era momento de dar el paso y pedalear como un chico mayor, aguantando el equilibrio. Estaba asustado, pero acepté porque dijo que él me agarraría, y así fue... hasta que me soltó.  Comencé a pedalear y casi sin darme cuenta ya iba circulando como los chicos mayores, ¡aguantando el equilibrio! En este caso el empujón a la asunción de riesgo exógena sí funcionó.

Con esto no quiero decir que los banqueros centrales sean tan sabios como mi padre, algo que me costaría creer, pero sí es lo que pretenden. Nos están empujando a asumir los riesgos que ellos creen convenientes y normales para que la economía siga girando y avanzando, algo que es necesario pero en su justa medida. Es lógico que si nos empujan a ir más allá de lo que nuestra prudencia sugiere veamos burbujas aquí y allá, a pesar de que las burbujas suelen explotar cuando no se habla demasiado de ellas. Por tanto en mi opinión la “burbumanía” es algo humana y psicológicamente esperable teniendo en cuenta los antecedentes descritos, si bien eso no quiere decir que el ciudadano prudente y adverso al riesgo tenga menos razón que el banquero central que lo empuja. Eso solo el tiempo lo dirá.



BoFa se compra la flauta de Hamelin: considera “limitadas” las posibilidades de esta moneda virtual para el lavado de dinero

Un banco de inversiones habla del bitcoin, la moneda virtual que impera en internet y más allá. Es la primera vez que una institución financiera, el Bank of America Merrill Lynch (BofAML), publica un informe y no es un informe cualquiera: son 11 folios sobre Causa y efecto del bitcoin: una primera impresión”… Bank of America ve al bitcoin como “un serio competidor” (El País - 11/12/13)

Se trata del primer documento de análisis emitido por un banco de inversión americano centrado en la moneda virtual Bitcoin, sus orígenes, el futuro de esta divisa y sus implicaciones para los mercados y la economía global.

Entre sus conclusiones se pueden destacar que el bitcoin es un serio competidor para el intercambio de divisas y, especialmente, en el comercio electrónico; también predice que no será un medio de lavado de dinero, pues el bitcoin deja rastro en los ordenadores, y que por culpa de su valor volátil (ha pasado en una semana de 1.200 a 800 dólares) no será una moneda refugio y, además limitará su expansión, pese a ello el BofAML ve que el bitcoin puede llegar a valorarse en 1.300 dólares.

Tras realizar un repaso histórico y didáctico a la moneda virtual, el banco analiza el creciente negocio del mining, el sistema de certificación de que un mismo bitcoin no se ha utilizado dos veces y de creación de moneda. Dado el alto valor del bitcoin de los últimos meses, cada vez hay mayor interés en crear chips y ordenadores específicos para extraer la moneda (hay 12 millones y el cálculo es llegar a los 21 millones en 2140), aunque también resulta más caro (energéticamente) crearla.

El anonimato de la moneda es una de las ventajas para su adopción entre los ciudadanos de países en crisis o con monedas fuertemente intervenidas, dice el banco. Aparte de evitar impuestos o confiscaciones, los ciudadanos pueden transferir dinero fuera de sus fronteras. Uno de los repentinos picos del bitcoin ocurrió precisamente con la crisis de Chipre y actualmente la mayor actividad de esta moneda virtual está ocurriendo en China, donde las autoridades han prohibido a sus bancos operar con ella.

Asimismo, el BofAML predice que el resto de monedas virtuales -hay una treintena- acabarán sucumbiendo ante el bitcoin, ya que su mismo éxito atrae a los partidarios de esta forma de intercambio comercial.

También hay tiempo, sin embargo, para los aspectos negativos del bitcoin, principalmente la volatilidad del precio, capaz en un día de bajar o subir 200 dólares, y el riesgo de que los bancos centrales o los gobiernos adopten algún tipo de control sobre la moneda, lo que afectaría a su eficacia y a su transparencia. Otros de los aspectos cuestionables es la seguridad de los sitios de cambio de bitcoins, que es el principal blanco de los hackers para hacerse con esta moneda, como ocurrió con Bitcoinica.

“El bitcoin ofrece una atractiva alternativa al dinero en términos de seguridad, transparencia de transacciones y falsificaciones”, asegura el banco, que reconoce que los bitcoins pueden ser robados, como ya ha ocurrido en algunas ocasiones, pero es más difícil que en el caso del dinero real.

Atención “monofóbicos”: Apple bloquea la aplicación Glips (¿dónde se meterán las “coins”?)

Apple ha obligado a la aplicación Gliph a bloquear su sistema de intercambio de bitcoins o de lo contrario la retirará de su App Store, según ha reconocido en su blog el creador de esta herramienta”... Apple bloquea los pagos con bitcoin (El País - 11/12/13)

Gliph, que llevaba en funcionamiento siete meses, permitía recibir y enviar mensajes seguros, pero también el intercambio de la moneda virtual bitcoin. Gliph enlazaba con Coinbase y Blockchain.info, sitios dedicados a la información y a los servicios de bitcoins.

“Se nos pidió por parte de Apple eliminar la posibilidad de enviar Bitcoin con la aplicación de iOS”, ha escrito en su blog el cofundador de la compañía Rob Banagale. “Hemos luchado para mantenerlo, pero no fue posible... Todavía puedes crear monederos, mirar saldos y recibir Bitcoins en la aplicación Gliph para iOS”.

Apple, que no ha dado explicaciones, permite otros sistemas de pagos como Paypal, pero no el bitcoins, pues no es la primera vez que bloquea una aplicación de ese tipo, ya anteriormente había ocurrido con BitPak y Bitcoin Express.

La EBA advierte: los que comercian con bitcoins están “solos ante el peligro”

Ciudadanos europeos, comerciar con bitcoins entraña riesgos que la autoridad bancaria no puede proteger. Es el resumen de un documento de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) sobre los peligros que corren las personas que compran, tienen o emplean como medio de pago monedas virtuales en general y, en particular, el bitcoin”... La autoridad bancaria europea alerta de los peligros del bitcoin (El País - 13/12/13)

El bitcoin es un sistema monetario descentralizado, anónimo y seguro, independiente de Gobiernos y bancos; una moneda cifrada y con sistema de circulación P2P a través de Internet. El bitcoin se emplea cada día más en el comercio electrónico, pero también para el pago de servicios físicos.

La EBA reconoce la creciente popularidad de estas monedas y, por eso, recuerda a los consumidores que las plataformas de intercambio de dinero real por bitcoins no están reguladas por una autoridad bancaria y, por tanto, su dinero virtual no será aceptado como un depósito en los bancos tradicionales. “No hay una norma protectora”, advierte la EBA, “para las pérdidas financieras que puedan ocurrir si cierra una casa de intercambio de moneda virtual”.

En el documento, la Autoridad bancaria Europea señala que los bitcoins que la gente tenga en sus monederos virtuales pueden ser hackeados y robados, como ya ha ocurrido en diversas ocasiones; también advierte que el valor de esta moneda puede caer con la misma velocidad con la que sube, incluso valer cero. También aconseja que la gente no adquiera bitcoins con dinero real que no tenga, es decir, pidiendo créditos y les recuerda que no sirve como garantía de pago en el mundo real.

El aviso de la EBA llega un año después de que el Banco Central Europeo emitiera otro informe sobre el bitcoin. En 2012, tras advertir que la moneda virtual no era ninguna amenaza para el sistema monetario tradicional, sí que avisaba que de continuar su expansión -como así ha sido- podría poner en tela de juicio el sistema bancario tradicional.

Máquinas para la minería

La empresa sueca KNCminer y la californiana HashFast se dedican a fabricar máquinas específicas para realizar las complicadas operaciones computacionales en Internet, donde obtener nuevos bloques de la cadena de la moneda virtual, es decir nuevos bitcoins. El minero que consigue nuevos bitcoins se lleva una parte de su valor y, como éste va subiendo, la profesión de minero, en internet sí que tienen futuro… si se tienen buenas herramientas.

KNCminer ha anunciado Neptune, una máquina con chips de 20 nanómetros, y que será capaz de realizar las operaciones a 400 GH por segundo, con un ahorro del 30% de energía respecto a máquinas suyas anteriores, como Jupiter.

El precio de la máquina es de 13.000 dólares, y la empresa advierte que el pago se debe realizar por transferencias bancarias o con bitcoins, aunque las devoluciones solo serán en dólares. También HashFast promete nuevas máquinas y a un precio bastante inferior, en torno a los 2.000 dólares.

“Las transacciones en moneda virtual son públicas, pero los dueños y destinatarios de estas transacciones, no”, aclara ahora la EBA. “Las transacciones son en gran medida imposibles de rastrear, y ofrecen a los consumidores de divisas virtuales un alto grado de anonimato. Por tanto, es posible que la red de moneda virtual sea utilizada para actividades delictivas, incluido el lavado de dinero. Este uso incorrecto podría afectarle a usted, ya que las autoridades competentes podrán decidir el cierre de plataformas de intercambio, con lo que le impediría acceder o utilizar los fondos que tenía en esa cuenta”.

La EBA también advierte sobre posibles obligaciones tributarias del bitcoin. “La posesión de monedas virtuales puede tener implicaciones impositivas, como el IVA o el impuesto sobre las ganancias de capital. Usted debe considerar si el impuesto sobre el dinero en cuenta corriente se aplica en su país cuando utilice monedas virtuales”.

La advertencia de la Autoridad Bancaria Europea contrasta con el reciente informe del Bank of America Merrill Lynch que considera al bitcoin un “serio competidor” en el comercio electrónico y una alternativa en aquellos países inestables o con moneda muy intervenida. “El bitcoin ofrece una atractiva alternativa al dinero en términos de seguridad, transparencia de transacciones y falsificaciones”, concluía el banco de inversiones.

Recientemente, China aconsejó a sus bancos no comerciar con bitcoins; Alemania implantó una tasa sobre ese comercio virtual y Noruega tampoco lo ha reconocido como moneda, aunque sí impone una tasa sobre los beneficios obtenidos con él o una desgravación en caso de pérdidas. Uno de sus ciudadanos, el universitario Kristoffer Koch, es, precisamente, una de las personas que más plusvalías ha obtenido, ya que en 2009 invirtió 24 dólares en bitcoins, y hoy esa inversión se eleva a 800.000 dólares (582.000 euros), con los que se compró un piso.



A verlas venir: empresas que intentan sacar provecho de la histeria alrededor del bitcoin están teniendo problemas para conseguir cuentas bancarias tradicionales.

Los prestamistas son escépticos de hacer negocios con empresas que operan con monedas virtuales debido a temores de que sus dueños incumplan las leyes contra el lavado de dinero o estén involucrados en actividades ilegales, señalan ejecutivos bancarios. Reguladores y presidentes de bancos centrales en todo el mundo también han expresado inquietudes similares en los últimos meses”... Los bancos le huyen a los bitcoins (The Wall Street Journal - 25/12/13)

El problema se volvió tan grave que algunos propietarios de startups de monedas virtuales intentan eludir el escrutinio bancario al evitar las palabras “bitcoin” o “bit” en sus nombres, según emprendedores e inversionistas que siguen de cerca la industria.

Patrick Murck, abogado de Bitcoin Foundation, un grupo de la industria, viene planteando el tema en reuniones con reguladores y ejecutivos bancarios.

“Esto definitivamente está causando un atolladero en la industria”, afirmó en una entrevista. “La capacidad de las empresas para obtener cuentas bancarias es necesaria para que puedan dar el siguiente paso en la edificación de la infraestructura básica de bitcoin”.

La popularidad del bitcoin ha explotado desde que fue presentado hace cuatro años. La moneda virtual se “acuña” usando algoritmos de computadora y se intercambia de forma electrónica entre usuarios para la compra de bienes y servicios, o como inversión. El precio de un bitcoin ha sido extremadamente volátil en las últimas semanas de diciembre (2013), al superar los US$ 1.100 frente a menos de US$ 20 a comienzos de año. Desde entonces, ha bajado a unos US$ 653, según un índice CoinDesk de tres bolsas populares de bitcoins.

Esos avances llevaron a firmas importantes de inversión de riesgo como Accel Partners, General Catalyst Partners, Lightspeed Venture Partners y Union Square Ventures a invertir en empresas relacionadas con bitcoins en los últimos meses. Pero los bancos no comparten el entusiasmo de los inversionistas.

El emprendedor Jesse Powell afirmó que contactó a unos 30 bancos durante los últimos doce meses, ya que quería abrir una cuenta para su naciente bolsa de moneda virtual, llamada Kraken. Las bolsas de bitcoins necesitan cuentas bancarias para poder recibir transferencias de clientes.

“Hablé con muchos de ellos y avancé bastante, pero al final fue una pérdida de tiempo porque los encargados de hacer cumplir las regulaciones bancarias no daban su visto bueno”, explicó. Atado de manos en Estados Unidos, finalmente encontró un banco en Alemania.

Luego, el mes de noviembre (2013) Bank of America Corp. congeló la cuenta que financiaba operaciones generales para la empresa matriz de Kraken, llamada Payward Inc., según Powell. El 2 de diciembre, el banco reabrió la cuenta luego de que Powell respondiera un cuestionario sobre el negocio de Payward.

“Fue una pesadilla total, para decirlo de una manera elegante”, indicó Powell. El empresario les paga a sus empleados en bitcoins o dólares, según su preferencia. Bank of America prefirió no hacer comentarios sobre la situación.

“Realmente es muy difícil conseguir una cuenta bancaria porque los bancos no saben si los bitcoins son aliados o enemigos”, sostuvo Meyer Malka, ex banquero y fundador de Ribbit Capital, una firma de inversión de capital de riesgo de Palo Alto, California, que ha apostado en tres empresas de bitcoins.

Los grandes bancos son reacios a decir si tienen una política sobre brindar servicios a empresas relacionadas con los bitcoins pero indicaron que las monedas virtuales requieren un nivel adicional de escrutinio.

Al que no hay forma de “encajarle” un “bit”, es a “l’enfant terrible” de la economía

- Bits y barbarie (El País - 29/12/13)



(Por Paul Krugman) Lectura recomendada

Esta es una historia de tres minas de dinero. También es una historia de retroceso monetario, de la extraña resolución de mucha gente en dar marcha atrás a varios siglos de progreso.

La primera mina de dinero es una mina de verdad: la mina de oro a cielo abierto Porgera, en Papúa Nueva Guinea, uno de los principales productores del mundo. Su fama es terrible debido a las vulneraciones de los derechos humanos (violaciones, palizas y asesinatos por parte del personal de seguridad) y a los daños al medio ambiente (enormes cantidades de residuos potencialmente tóxicos vertidos en un río cercano). Pero los precios del oro, si bien están por debajo de su máximo reciente, aún triplican a los de hace una década, así que hay que seguir excavando.

La segunda mina es bastante más extraña: la mina de bitcoins de Reykjanesbaer, en Islandia. El bitcoin es una moneda digital que tiene valor porque…, bueno, es difícil decir exactamente por qué, pero, al menos de momento, la gente está dispuesta a comprarla debido a que cree que otra gente estará dispuesta a hacerlo. Está concebida como una especie de oro virtual. Y, como el oro, puede ser extraída: es posible crear nuevos bitcoins, pero solo resolviendo problemas matemáticos muy complejos que requieren tanto un gran poder de cálculo informático como gran cantidad de electricidad para que los ordenadores funcionen.

De ahí que se localice en Islandia, que dispone de electricidad barata procedente de centrales hidroeléctricas y de abundante aire frío para refrigerar las máquinas en frenética actividad. Es decir, se están utilizando gran cantidad de recursos reales para generar objetos virtuales sin una utilidad clara.

La tercera mina de dinero es hipotética. En 1936, el economista John Maynard Keynes sostenía que era preciso aumentar el gasto público para volver al pleno empleo. Pero entonces, como ahora, había una dura oposición política a cualquier propuesta de este estilo. Así que Keynes sugirió una pintoresca alternativa: que el Estado enterrase botellas llenas de dinero en minas de carbón abandonadas y que el sector privado gastase su dinero en desenterrarlas. Estaba de acuerdo en que sería preferible que el Estado construyese carreteras, puertos y otras cosas útiles, pero incluso el gasto absolutamente inútil proporcionaría a la economía un impulso muy necesario.

Una idea ingeniosa. Pero Keynes no se quedó ahí. A renglón seguido señalaba que la verdadera extracción de oro de las minas en la vida real se parecía mucho a su experimento imaginario. Al fin y al cabo, los mineros se afanaban en sacar dinero de la tierra a pesar de que era posible producir cantidades ilimitadas de moneda prácticamente sin coste utilizando la máquina de imprimir. Y tan pronto se extraía el dinero de la mina, gran parte del mismo se volvía a enterrar en lugares como la cámara acorazada del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, donde hay depositados cientos de miles de lingotes de oro sin ningún uso en particular.

Creo que Keynes se habría reído con sarcasmo al ver lo poco que las cosas han cambiado en las tres últimas generaciones. El gasto público para combatir el desempleo sigue siendo una herejía, y los mineros continúan arruinando el entorno para engrosar los ociosos depósitos de oro. (Keynes calificaba al patrón oro de “reliquia bárbara”). Los bitcoins no hacen más que acrecentar el absurdo. Al fin y al cabo, el oro tiene por lo menos algunos usos reales, como, por ejemplo, rellenar muelas; pero en la actualidad estamos consumiendo recursos para generar un “oro virtual” que solo consiste en series de dígitos.

Sospecho, sin embargo, que Adam Smith estaría consternado.



A Smith se le considera con frecuencia un santo patrón conservador y, en efecto, fue el primer defensor del mercado libre. Sin embargo, lo que no se menciona tan a menudo es que también abogó con determinación por la regulación de los bancos, y que hizo una clásica alabanza de las virtudes del papel moneda. La moneda era, a su entender, una forma de facilitar el comercio, no una fuente de prosperidad nacional, y el papel moneda, sostenía, permitía que el comercio se desarrollase sin inmovilizar gran parte de la riqueza de un país en una “reserva muerta” de plata y oro.

Entonces, ¿por qué destrozamos las tierras altas de Papúa Nueva Guinea para aumentar nuestra reserva muerta de oro y, lo que es aún más chocante, tenemos potentes ordenadores funcionando sin interrupción para engrosar una reserva muerta de dígitos?



Si preguntamos a los obsesos del oro, responderán que el papel moneda proviene de los Gobiernos, y que no se puede confiar en que estos no devalúen sus monedas. Sin embargo, lo curioso es que después de tanto hablar de devaluación, esta resulta muy difícil de encontrar. No se trata solo de que después de años de serias advertencias sobre la inflación desbocada, en los países avanzados la inflación sea sin lugar a dudas demasiado baja, y no demasiado alta. Incluso desde una perspectiva mundial, los episodios de inflación verdaderamente elevada se han convertido en algo poco frecuente. Así y todo, la propaganda de la hiperinflación florece sin cesar.

El atractivo del bitcoin parece proceder más o menos de las mismas fuentes, a lo que se añade la sensación de que es de alta tecnología y algorítmico, de manera que tiene que ser la tendencia del futuro.

Pero no permitamos que los sofisticados atributos nos confundan: lo que realmente está teniendo lugar es un viaje hacia los días en los que el dinero era algo que podías hacer que tintineara en el bolsillo. Tanto en el trópico como en la tundra, por alguna razón estamos cavando nuestro camino de vuelta al siglo XVII.

(Paul Krugman es profesor de Economía de Princeton y premio Nobel de 2008. © 2013 New York Times)



De lo “cuántico” a lo “cuéntico”: en fin, ustedes deciden (cómo gastar su dinero “real”)

- ¿Es recomendable usar Bitcoin? (Libertad Digital - 29/12/13) Lectura recomendada

Aunque comprendamos cómo funciona y cuál es su estado actual, es difícil predecir qué será de Bitcoin y saber si debemos comprar bitcoins y usarlos.

(Por Daniel Rodríguez Herrera)



Para poder operar con bitcoins necesitamos primero un monedero. Los hay de dos tipos: un programa en el ordenador o un servicio web. Una vez que lo tienes puedes empezar a operar en sitios web como Mt.Gox, que son casas de cambio que permiten usar otras divisas para comprar y vender bitcoins. Y una vez los tienes, puedes usarlos para comprar cosas, atesorarlos o especular con ellos.

¿Es seguro?

Aunque el sistema Bitcoin en sí es seguro, existen numerosos riesgos cuando se emplea en la práctica, no muy distintos al uso de banca online o comercio electrónico, pero algo mayores debido al anonimato del sistema: es mucho más difícil, y en muchos casos imposible, probar que unos bitcoins son tuyos si alguien te los roba.

Si usas como monedero un programa como Multibit en tu ordenador o una app en el móvil como Bitcoin Wallet tienes el riesgo de que tu dinero esté asociado a ese dispositivo electrónico. Si lo pierdes, te lo roban o se estropea puedes perder los bitcoins que tenías en él. Existen algunos mecanismos para reducir ese riesgo, como almacenar cifradas tus claves en un USB o en algún servicio en la nube tipo Dropbox o, incluso, anotar tus claves pública y privada en papel.

Otra opción para evitar ese riesgo es emplear un monedero en la web, protegido con los clásicos usuario y contraseña. Pero ahí tienes el riesgo que también sufres en la banca en internet: si alguien consigue tu usuario y contraseña te puede quitar todo el dinero, y si alguien logra hackear el monedero web puede conseguir todos los usuarios y contraseñas. Es más, ha habido un caso de una web china que servía de monedero cuya misión en realidad era robar a sus propios usuarios; después de operar durante un tiempo y hacerse popular se quedó con todo el dinero que tenían.

Si finalmente Bitcoin logra tener una aceptación y uso generalizados, es probable que los mismos bancos ofrezcan un monedero con la protección añadida de que ellos sí pueden asignar nuestros bitcoins a nosotros. Pero mientras eso suceda, y aunque tenga sus desventajas, lo mejor es guardar nuestros bitcoins en nuestro ordenador, protegerlo con un buen antivirus y guardar alguna copia en lugar seguro y desconectado de internet, como un papel.

¿Es práctico?



Es una moneda electrónica y en sí mismo puede llegar a ser tan práctico como utilizar la banca y el comercio electrónicos. Los pagos no son instantáneos, así que se parecen más a transferencias que al uso de la tarjeta de crédito. Sin embargo, actualmente fluctúa tanto que utilizarlo como medio de intercambio es poco práctico, ya que el dinero que estás pagando puede tener un valor muy distinto incluso durante el mismo día. Además, no hay muchos comercios que lo acepten.

La mayor amenaza que tiene Bitcoin son los Gobiernos



Si emplearlo como moneda no es muy aconsejable, ¿lo es invertir en él o atesorarlo para disponer de él en un futuro, al estilo de meter el dinero en un calcetín bajo la cama? Depende del riesgo que se quiera asumir. No existe ninguna garantía de que Bitcoin vaya a valer algo en el futuro, de modo que utilizarlo, como hacen algunos con el oro, para disponer de una parte de tu patrimonio en algo seguro que siempre valdrá algo es absurdo. Invertir en él también es arriesgado, porque ahora mismo no parece haber una tendencia firme en su valor, de modo que operar con él es una labor puramente especulativa, de intentar tener suerte comprando barato y vendiendo caro.

¿Puede sustituir a las monedas tradicionales?



El objetivo de Bitcoin es convertirse en dinero, y si lo hiciera podría convertirse en una divisa real, como los euros o los dólares. Sin embargo, parece difícil que los Gobiernos acepten emplear una moneda que no pueden controlar, de modo que el pago de impuestos seguirá haciéndose con euros. Es más, dado que es relativamente sencillo eludir impuestos mediante el uso de bitcoins, podrían poner más de un problema regulatorio. China, sin ir más lejos, poniendo la excusa de proteger a sus súbditos, está prohibiendo progresivamente su uso. Los países nórdicos ya se están moviendo para su regulación. En general, los Gobiernos son el mayor peligro para Bitcoin y podrían regularlo tan estrictamente que su uso quedara limitado básicamente al mercado negro.

Cada comercio que decide aceptar bitcoins es un paso adelante para su regularización. El mayor respaldo que podría recibir Bitcoin, de hecho, es que algún grande de internet como Amazon o Paypal aceptara su uso. Se extendería su empleo como moneda, se reduciría su volatilidad y tendría más sentido resguardar nuestro patrimonio cambiando nuestros euros por bitcoins. Sin embargo, su uso seguiría estando restringido a internet. Se podría extender a las tiendas de ladrillo mediante tarjetas de crédito o débito, y los bancos podrían emitir monedas y billetes físicos al igual que hicieron hace siglos con el oro, bajo la promesa de pagar al portador una cifra en bitcoins.

En cualquier caso, aun cuando tuviera todo el éxito del mundo y todo le saliera bien aún quedaría mucho camino por recorrer para que se use en el día a día e incluso se paguen sueldos en bitcoins. Quizá no suceda nunca y Bitcoin se limite a ser un sistema de pago electrónico internacional y sin tarifas.

¿Inventarán algo que lo ponga en la picota?



En realidad, sí. Aunque todo el sistema de firmas digitales y funciones hash es seguro con los ordenadores tradicionales, existe un paradigma distinto llamado computación cuántica con el que todo este sistema se vería en grave riesgo. Aunque los ordenadores cuánticos presentan numerosos problemas prácticos, tienen la virtud de ser capaz de realizar la misma operación simultáneamente con distintos operandos.

Esto implicaría que tanto las pruebas de trabajo con funciones hash como la seguridad de la firma digital podrían ser resueltas de forma casi inmediata cuando estos ordenadores funcionasen de forma práctica y tuviesen la potencia suficiente, momento en el cual la red Bitcoin perdería algunas de las características que la hacen segura. El proceso de añadir transacciones al libro de contabilidad mediante funciones hash seguramente permanecería íntegro, aunque la dificultad impuesta por la red aumentaría tanto que sólo los nodos cuánticos serían capaces de afrontar los cálculos. Pero las firmas quedarían al aire.

No obstante, si un 51% de los nodos mineros se ponen de acuerdo para cambiar Bitcoin pueden hacerlo. Es casi imposible que lo hagan para nada, pero una amenaza existencial como ésta previsiblemente lo conseguiría. Como a la computación cuántica aún le queda alguna década que otra hay tiempo para buscar un sistema distinto a las firmas digitales actuales y ponerlo en marcha.

El banco central pide al comercio que no apoye la moneda virtual (chau “mineros”)

Taobao.com, la mayor plataforma de comercio electrónico de China, especializada en intercambios entre particulares, ha prohibido tanto la utilización y la compraventa en su portal de la moneda virtual bitcoin como del software y los materiales de hardware necesarios para su creación”... La china Taobao.com prohíbe el bitcoin (El País - 9/1/14)

“En un esfuerzo para promover el crecimiento saludable del mercado del comercio en línea, y para proteger de manera más eficaz los intereses de nuestros consumidores, Taobao hará varios ajustes de acuerdo con las regulaciones y políticas estatales pertinentes”, explicó la compañía mediante un comunicado.

La firma, que depende del gigante chino del comercio electrónico Alibaba, hará efectivas estas prohibiciones a partir del 14 de enero (2013), en línea con las recientes indicaciones del banco central chino, que pidió en diciembre a los proveedores de servicios de pago electrónico seguro por internet que dejaran de apoyar la bitcoin.

El subdirector del Banco Popular de China, Zhou Jinhuang, ordenó en diciembre (2013) a una decena de directivos de plataformas de sistemas de pago electrónico, como la popular Alipay, también del grupo Alibaba, que dejen de dar servicio para el comercio de monedas virtuales antes del Año Nuevo Lunar chino (finales de enero).

De esta manera, los particulares y tiendas virtuales que utilicen Taobao para intercambiar bitcoins, litecoins o cualquier otro tipo de moneda basada en sistemas informáticos criptográficos, así como software o hardware para su “minería” (creación encriptada de nuevas monedas virtuales) podrán ser expulsados de la plataforma.

Cuando se anunciaron las medidas empujadas por el banco central, el pasado 18 de diciembre (2013), los precios de la bitcoin llegaron a caer en China hasta los 2.560 yuanes por unidad (305 euros, 421 dólares), aunque luego volvieron a remontar, hasta alcanzar el lunes los 5.970 yuanes por bitcoin (726 euros, 986 dólares).

Esto se produjo gracias a la progresiva aceptación internacional de la moneda virtual en transacciones comerciales, aunque en China, al contrario que en el resto del mundo, la mayoría de los usuarios que han comprado bitcoins lo hizo para especular, lo que ha hecho también que la “minería” sea especialmente popular en el país.

Tras el anuncio de Taobao, los volátiles precios de la bitcoin en China han llegado a caer hasta 4.718 yuanes por moneda virtual en las últimas horas (574 euros, 779 dólares), aunque hoy rondan ya los 4.900 (596 euros, 809 dólares).

Mientras el banco central chino trata de anular toda vía de comercio de bitcoins dentro de su país, en las últimas semanas portales como la plataforma de juegos sociales en línea Zynga.com y la web de comercio electrónico Overstock, accesibles desde China, han empezado a aceptar también la moneda virtual.

“Si nos fijamos en las acciones del Gobierno (chino), no han bloqueado completamente la bitcoin, pero la han convertido en algo increíblemente difícil de intercambiar”, explicó recientemente a Efe el especialista en esta materia Zennon Kapron, director de la firma de investigación financiara Kapronasia, con sede en Shanghái.

Durante 2013 se llegó a especular con que Pekín apoyaría el uso de la bitcoin como una alternativa internacional al dólar, recordó, lo que Kapron no consideró “realista”, ya que ahora se ha comprobado que “al Gobierno chino no le gusta lo que no puede controlar”.

“Si vamos a ver algo en el futuro próximo (en relación con la bitcoin) será algo que el Gobierno pueda controlar”, aseguró.

Las medidas de Pekín sí servirán, indicó, para eliminar gran parte de la inversión especulativa de China en la moneda, lo que contribuirá a la estabilización de la moneda virtual.



Un auténtico “cantamañanas” (primero el dólar, luego el bitcoin, y nuevamente el dólar)

- Matthew Lynn: el mundo volverá a querer al dólar (El Economista - 13/1/14) Lectura recomendada



El gobierno es susceptible de bloqueos ocasionales. El déficit comercial y el presupuestario llevan una década descontrolados. Las últimas guerras que ha librado han sido una chapuza y el banco central se ha pasado cinco años imprimiendo más dinero del que parecía posible. Durante la última década no han faltado motivos para que el resto del mundo se desentienda del dólar.

Pero en 2014 eso va a cambiar y cómo. El dólar volverá a arrasar por tres razones. Primero, el crecimiento de EEUU será el mayor del mundo desarrollado, incluso más que el de muchos países emergentes.

Segundo, la Reserva Federal reducirá como mínimo el ritmo de la flexibilización cuantitativa, incluso si no se acaba librando de ella del todo.

Tercero, ha aumentado el riesgo de crisis geopolítica en varias partes del mundo y, en tiempos de crisis, los inversores siempre huyen de vuelta al dólar. El resultado neto será el gran retorno de la moneda americana.

Catálogo: papers
papers -> Xii congreso de aecpa ¿Dónde está hoy el poder? San Sebastián País Vasco, del 13 al 15 de Julio de 2015
papers -> Una creación deliberada de la ignorancia (agnotología)
papers -> Las noticias televisivas españolas en las cadenas generalistas y la temática del acoso
papers -> “Jóvenes inmigrantes: una identidad en construcción”
papers -> Deslocalización inversa
papers -> Imagining Keynes (It’s time to get stimulated vs. ¡Take the money and run!)
papers -> 5th laccei international Latin American and Caribbean Conference for Engineering and Technology (laccet’2007)
papers -> Submission Format for ims2004 (Title in 18-point Times font)
papers -> ¿Qué funciones desarrollan las aplicaciones de internet en la relación escuela familias? Un análisis piloto de 10 centros educativos. Autores
papers -> Paper Los hijos del umbral de la pobreza (la niñez indigente en los países ricos) (Parte II) Los caminos de la corrupción política son inescrutables No se puede


Compartir con tus amigos:
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad