Paper El “Big-cuent” del Bitcoin (¿de “burbu-giles” a “gili-coins”?) Introducción y cuenta la historia…


- Sala i Martín: “Los listos que compraron bitcoins en enero han perdido el 91% de su inversión” (El Economista - 22/2/14) Lectura recomendada



Descargar 2.42 Mb.
Página12/13
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño2.42 Mb.
Vistas804
Descargas0
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13

- Sala i Martín: “Los listos que compraron bitcoins en enero han perdido el 91% de su inversión” (El Economista - 22/2/14) Lectura recomendada


El Catedrático de Economía de la Universidad de Columbia, Xavier Sala i Martín, mantiene que el valor fundamental del bitcoin “es cercano a cero”, y que la subida de su precio a finales del 2013 se debió a la actuación de los especuladores. Ahora que el valor de bitcoin se ha derrumbado, hay muchos inversores que han perdido casi toda su inversión.

Sala i Martín explica lo siguiente: “Hemos visto como el bitcoin subía hasta 1.200 dólares a principio de diciembre. Durante unos días tuvimos que aguantar las mofas de los defensores del bitcoin que se reían de los que habíamos dicho que el bitcoin era una burbuja especulativa”.

Ahora, “la cotización del bitcoin ha sufrido un monumental colapso y vuelve a estar por debajo de 100 dólares (por lo que los listos que compraron en enero han perdido el 91% de su inversión en menos de un mes)”, comenta el Catedrático catalán.

Y es que, “parece que el bitcoin no era tan perfecto como nos decían los apologetas y los cibercriminales han encontrado la manera de hackear el sistema... lo que ha causado el pánico entre los inversores y el desplome de la nueva moneda ha sido monumental”, manifiesta Xavier Sala i Martín.

A pesar de lo ocurrido, el economista catalán no cree que este suceso vaya a desembocar en el final del bitcoin, pero sí se ha podido ver cuáles son las debilidades de esta divisa virtual.



Cuando los timadores utilizan tu tarjeta VISA de manera ilegal, el banco te devuelve el dinero. Cuando los cuatreros entran en el banco y roban tu dinero, el banco les devuelve el dinero a los clientes. Cuando los cibercriminales entran en tu ordenador y te roban los bitcoins, no hay nada que puedas hacer porque no puedes demostrar lo que tenías”, culmina Xavier Sala i Martín.

“Timadores.coin”: “¿dónde está la bolita, dónde está la bolita, dónde está?” (triles.com)

Los problemas de seguridad alrededor de la divisa virtual Bitcoin han dado un salto cualitativo este lunes con el cierre de la, hasta ahora, mayor plataforma del mundo para cambiar esta divisa electrónica por dinero tradicional. Mt Gox, entidad basada en Tokio, está al borde de la bancarrota después de haber sufrido un presunto robo masivo de 744.000 bitcoins, cantidad equivalente a unos 300 millones de euros y que supone un 6% del total de bitcoins en circulación”... Un posible robo masivo cierra la mayor plataforma de cambio de bitcoin (Cinco Días - 25/2/14)

Otras seis plataformas de intercambio han emitido un comunicado conjunto en el que se distancian de Mt Gox y aseguran que siguen siendo fiables. En cualquier caso, la cotización del bitcoin, que llevaba semanas castigada por las dudas sobre la seguridad, se ha llevado un nuevo varapalo. Llegó a cotizar a 1.200 dólares a principios del año (2014) y a finales de febrero está en 400.

Mt. Gox mantiene el silencio, hasta el punto de que su página web está en blanco. El domingo 23 de febrero (2014) el consejero delegado dimitió de la Bitcoin Foundation, y según un documento ampliamente difundido en la comunidad de usuarios de la moneda, la empresa está ultimando la declaración de insolvencia.

Las entidades competidoras de Mt. Gox hablan de una “trágica violación de la confianza de los usuarios, como resultado de unos actos que no reflejan la resistencia del bitcoin y de la industria de las divisas virtuales”.

Hace pocas semanas Mt. Gox dejó de prestar el servicio de canje de bitcoins, aludiendo a problemas técnicos. No es la primera vez que sucede, pero hasta el momento todas las plataformas que pararon sus operaciones habían vuelto a reabrir. La dimensión del robo, eso sí, es significativa: si se confirman las cifras se habría volatilizado el 6% de la oferta total de bitcoins.



De la Fundación de Bitcoin a la “fundición” de Bitcoin (¿qué dirán los “libérrimos”?)

No disponible. Así ha aparecido -o desaparecido- este martes una de las principales plataformas de intercambio de bitcoins, Mt. Gox, de manera que se ha detenido el comercio de esta moneda virtual en el citado sitio de intercambio. El cierre, que se ha producido sin previo aviso, invita hoy a todo tipo de especulaciones. Eso sí, se puede seguir comprando y vendiendo bitcoins en otros mercados”... Desaparece sin previo aviso Mt. Gox, gran plataforma de intercambio de bitcoins (El Economista - 25/2/14)

Durante la jornada del 24/2 Mt. Gox, con sede en Tokio, siguió actualizando el precio del bitcoin, que cae el 25/2 hasta los 419 dólares, pero ya el 25/2, el intercambio de la moneda digital se había detenido. Su cierre se produce un día después de que su consejero delegado, Mark Karpeles, renunciase a su cargo en la Fundación Bitcoin, un grupo de defensa clave para la divisa virtual.

Precisamente la Fundación Bitcoin ha emitido una declaración, que recoge Business Insider, en la que apunta a la posibilidad, sin poderla confirmar por el momento, de que Mt. Gox podría ser insolvente.

“Todavía no podemos asegurar si las operaciones comerciales de Mt. Gox emplean las mejores prácticas operacionales y procedimientos de contabilidad razonables”. Eso sí, el organismo apunta a que en otros mercados el protocolo del bitcoin está funcionando correctamente.

Las informaciones alrededor de la plataforma virtual se suceden una tras otra el 25/2, y un documento publicado por el analista del bitcoin Ryan Selkis apunta a que Mt. Gox ha sido víctima en los últimos años del robo de 750.000 bitcoins, alrededor del 6% de los que hay en circulación y con un valor aproximado de alrededor de 265 millones de dólares. 

A principios de febrero (2014), la plataforma de intercambio suspendió la posibilidad a sus clientes de retirar bitcoins, oficialmente debido a un fallo informático, un problema que hundió el precio de la moneda virtual. Mt. Gox había identificado un error que permitía retirar los bitcoins más de una vez, haciéndolo vulnerable antes los “piratas” informáticos.

Otro documento, que citan varios medios, apunta a la posibilidad de que Mt. Gox permanecerá cerrado durante un mes como parte de un plan de cambio de marca. Sin embargo es algo que no se había anunciado, lo que invita a todo tipo de rumores acerca del cierre de la plataforma.

Ante el cierre de Mt. Gox, los directores ejecutivos de los seis principales sitios de intercambio de bitcoin y empresas relacionadas con la moneda virtual, comunicado para pedir calma, según cita The Wall Street Journal.

En el escrito, que también recoge The Coinbase Blog, todos ellos se comprometen a coordinar esfuerzos para asegurar a sus clientes la seguridad de sus fondos en respuesta a la creciente preocupación sobre el futuro de Mt. Gox.



¿“Piratas” informáticos o “Piratas del Caribe”? (Plataforma “out of order”)

La plataforma online de intercambio de bitcoinsMt.Goxha dejado de estar disponible sin previo aviso para los usuarios después de haber suspendido recientemente las retiradas de esta moneda virtual como consecuencia de “actividades inusuales” detectadas. La operadora de negociación de bitcoins con sede en Tokiohabía suspendido los reembolsos de esta moneda virtual el pasado 7 de febrero después de haber identificado una vulnerabilidad que permitía retirar varias veces el mismo bitcoin”... La caída de la plataforma de bitcoin Mt.Gox desata los temores a un corralito virtual (El Confidencial - 25/2/14)

Asimismo, el consejero delegado de Mt.Gox, Mark Karpeles, había renunciado recientemente a sus cargos en la Fundación Bitcoin, organización encargada de velar por el desarrollo e implantación de la divisa virtual. Como reacción a los problemas de Mt.Gox, los responsables de seis de las principales plataformas de intercambio de bitcoins expresaron su compromiso con la mejora de las prácticas y la transparencia en el sector.

“Esta trágica violación de la confianza de los usuarios de Mt.Gox fue resultado de acciones de la compañía y no refleja la resistencia y los valores de bitcoin y la industria de las monedas digitales”, subrayaron en un comunicado. De este modo, los representantes de Coinbase, Kraken, Bitstamp.net, BTC China, Blockchain.info y Circle aseguran que trabajarán en favor de un bitcoin más seguro y fácil de usar para los consumidores.

Como parte de estos esfuerzos,  Coinbase, Kraken, BitStamp, Circle, y BTC China “coordinarán sus esfuerzos en los próximos días” para ofrecer garantías públicas a los clientes.

Nos mudamos… a la nube (a los que les “violaron” la confianza, vean a Olivia de L&O)

- El sitio de bitcoin Mt. Gox desaparece de la web (The Wall Street Journal - 25/2/14)

(Por Eleanor Warnock, Takashi Mochizuki y Michael j. Casey) Lectura recomendada

La bolsa de bitcoin Mt. Gox parece atravesar serios problemas el martes, cuando su sitio web no estuvo disponible y el corretaje parece haberse detenido, una nueva etapa para los problemas que han afectado la imagen de la moneda virtual.

Cuando las dificultades en Mt. Gox se acumularon -hasta hace poco era la plataforma de corretaje de bitcoin dominante- la comunidad de bitcoin en general intentó distanciarse de la bolsa con sede en Tokio y transmitir tranquilidad sobre el futuro de la moneda virtual.

Poniendo de manifiesto un temor más extendido en la industria sobre que los problemas de Mt. Gox hayan causado un daño significativo al negocio del bitcoin, los presidentes ejecutivos de seis importantes bolsas y negocios de bitcoin prometieron en una declaración conjunta coordinar esfuerzos para asegurarles a los consumidores que sus fondos están seguros.

Los inversionistas no han podido retirar sus fondos de Mt. Gox desde comienzos de mes. La bolsa indicó que una falla en el software del bitcoin permitió que se alteraran los registros de las transacciones, lo que potencialmente posibilita retiros fraudulentos. No se han realizado acusaciones de manejos irregulares en la bolsa, pero la posibilidad de que se produzcan robos ha generado preocupación de que la bolsa no pueda cumplir con sus obligaciones.

Un informe que circula por la web desde el lunes en EEUU indica que Mt. Gox perdió casi 750.000 bitcoin en robos de larga data. Aunque el valor de la supuesta pérdida es difícil de cuantificar debido a las fluctuaciones de precio del bitcoin, esa cantidad representaría alrededor de 6% del bitcoin que existe y un valor de unos US$ 365 millones a los precios del lunes.

Para el mediodía del martes en Tokio, el sitio web de Mt. Gox parecía hacer sido borrado. Intentos de ingresar en la página de inicio arrojaban una respuesta del servidor sin datos, lo que indicaba que el servidor funcionaba bien pero el sitio no tenía contenido.

Intentos de contactar a Mt. Gox al visitar sus oficinas, por email y teléfono fracasaron el martes.



La “Danza de los millones” (¿pueden ser éstos, con sus Apps y otras “pendejadas”, los “cómplices necesarios”, para que los “nomofóbicos” y algunos “libertarios” monetarios, sean “violados” en su confianza y por alguna otra de sus “partes” íntimas

Muchos pusieron el grito en el cielo cuando Facebook anunció la compra de WhatsApp por la friolera de 19.000 millones de dólares. Sin embargo, es casi una nimiedad en comparación con la caja que se espera que atesoren en conjunto las tecnológicas estadounidenses a cierre de ejercicio. Nada menos que casi medio billón de dólares con los que podrían comprar hasta 25 veces la popular aplicación de mensajería gratuita entre todas”... Las tecnológicas de EEUU tienen caja para comprarse hasta 25 WhatsApp (El Economista - 25/2/14)

En total, tienen 467.800 millones de dólares en caja listos para ser disparados en cualquier momento.

Hace sólo cinco años, antes de que estallara la crisis, los niveles eran mucho más bajos. Por entonces, las cotizadas del Nasdaq 100 atesoraban 182.400 millones de dólares, es decir, casi tres veces menos que ahora (ver gráfico). Sin embargo, lo que antes era considerado una clara fortaleza o signo de salud -el tener una elevada posición de tesorería-, ahora empieza, cuanto menos, a cuestionarse.



¿Hasta qué punto es positivo tener inmovilizado en el balance tales sumas de dinero? La gran mayoría ni siquiera dedica una parte a pagar dividendo -solo 35 empresas de las 63 empresas que lograrán caja este año en el índice tecnológico repartirán dividendo, con una rentabilidad media del 1,97%-; ni tampoco han derrochado su tesorería, hasta ahora, a golpe de movimientos corporativos.

De hecho, si se compara la posición de tesorería de las estadounidenses con la de las cotizadas europeas, la diferencia es abismal. Se espera que estas últimas terminen el año con una caja de 130.900 millones de euros (unos 180.300 millones de dólares). Es decir, menos incluso de lo que lograban las tecnológicas americanas ya en 2009. Desde entonces, la caja de las europeas se ha incrementado un 55%.

Innovaciones aparte -el uso natural al que una tecnológica debería utilizar una gran parte de su caja para no evidenciar la temida falta de ideas a la que Steve Jobs, el ex presidente de Apple, aludió poco después de que Microsoft empezara a entregar dividendo-, la gran suma de dinero que se espera que atesoren a cierre de ejercicio las cotizadas estadounidenses deja abierta la puerta para que otras compañías sigan el camino iniciado por Facebook (que hace un año también se hizo con otra popular aplicación, Instagram, dedicada a la fotografía). Aunque unas se encuentran en mejor posición que otras para hacerlo. ¿El nombre más evidente? Apple.

Es archiconocido que la firma que capitanea Tim Cook guarda una tesorería que supera los 100.000 millones de dólares desde 2011. Y sin visos de frenar, porque la media de bancos de inversión espera que se sitúe en los 142.800 millones a cierre del ejercicio. Una cifra que coloca a Apple como el valor del Nasdaq 100 que más caja guarda y ése fue, precisamente, el argumento más utilizado en su día para criticar la ausencia de una política de retribución al accionista.

La retomó en 2012, después de 16 años sin ella -es más, este año se espera que entregue en total 12,95 dólares por título-. Pero superado ese obstáculo y con las expectativas sobre Apple cada vez más altas a todos los niveles (tanto en resultados, cada vez se espera que venda más y gane más; como en innovación, donde presentar distintas versiones del mismo teléfono empieza a no ser suficiente), el mercado se empieza a cuestionar qué hará la de Cupertino para sorprender tanto a inversores como a clientes. Y de todas las posibilidades, un movimiento corporativo, sin duda, lo haría.

A día de hoy costaría pensar que Microsoft tuviera algo que ver en él, a pesar de que hace 17 años la compañía ahora presidida por Satya Nadella comprara 150 millones de acciones de Apple justo el año en el que Steve Jobs regresaba de nuevo a la de Cupertino que, por entonces, se encontraba en apuros.

Firmaron la paz, pero hoy vuelven a ser rivales. Tanto, que Microsoft es la otra gran candidata a utilizar su caja -la segunda mayor del Nasdaq- para adquirir otra compañía que le devuelva a la perdida primera línea -su gran adquisición fue la de Skype en 2011, el software que permite hacer llamadas de voz y vídeo, por 8.500 millones de dólares-. En total, el consenso de mercado espera que su tesorería alcance los 70.800 millones de dólares a cierre de 2014.

Pisando sus talones se encuentra Google. El claro rival tanto de Apple como de Microsoft. A diferencia de ambas dos, la de Mountain View cuenta a su favor con que el mercado aún no ha cuestionado en ningún momento su capacidad para innovar. Y además, recuperada de la compra de YouTube en 2006 por 1.650 millones de dólares o de la de Waze (la aplicación de tráfico), se espera que su caja se sitúe en los 66.900 millones de dólares a cierre de año.

WhatsApp se le escapó -el año pasado se rumoreó con que Google estaba dispuesta a pagar sólo 1.000 millones de dólares por la aplicación de mensajería gratuita-, por lo que ahora tiene toda su artillería intacta para disparar.

En cuarta y quinta posición se encuentra la tesorería de Cisco y Qualcomm. Según el consenso de mercado, la primera generará caja por valor de 33.700 millones de dólares y la segunda, de 25.000 millones.

A día de hoy costaría pensar que Microsoft tuviera algo que ver en él, a pesar de que hace 17 años la compañía ahora presidida por Satya Nadella comprara 150 millones de acciones de Apple justo el año en el que Steve Jobs regresaba de nuevo a la de Cupertino que, por entonces, se encontraba en apuros.

Firmaron la paz, pero hoy vuelven a ser rivales. Tanto, que Microsoft es la otra gran candidata a utilizar su caja -la segunda mayor del Nasdaq- para adquirir otra compañía que le devuelva a la perdida primera línea -su gran adquisición fue la de Skype en 2011, el software que permite hacer llamadas de voz y vídeo, por 8.500 millones de dólares-. En total, el consenso de mercado espera que su tesorería alcance los 70.800 millones de dólares a cierre de 2014.

Pisando sus talones se encuentra Google. El claro rival tanto de Apple como de Microsoft. A diferencia de ambas dos, la de Mountain View cuenta a su favor con que el mercado aún no ha cuestionado en ningún momento su capacidad para innovar. Y además, recuperada de la compra de YouTube en 2006 por 1.650 millones de dólares o de la de Waze (la aplicación de tráfico), se espera que su caja se sitúe en los 66.900 millones de dólares a cierre de año.

WhatsApp se le escapó -el año pasado se rumoreó con que Google estaba dispuesta a pagar sólo 1.000 millones de dólares por la aplicación de mensajería gratuita-, por lo que ahora tiene toda su artillería intacta para disparar.

En cuarta y quinta posición se encuentra la tesorería de Cisco y Qualcomm. Según el consenso de mercado, la primera generará caja por valor de 33.700 millones de dólares y la segunda, de 25.000 millones.



Por una vez (y sin que sirva de precedente) coincide “The Wall Street Journal” con mi enfoque conspirativo de la historia (¿será que ya no pueden “negar la evidencia”?)

- Opinión: Silicon Valley tiene un problema de arrogancia (The Wall Street Journal - 25/2/14)



(Por Farhad Manjoo) Lectura recomendada

Durante una conferencia de startups en San Francisco el mes pasado, un joven emprendedor audaz y brillante llamado Balaji Srinivasan aprovechó la tribuna para defender la independencia de Silicon Valley.

Según Srinivasan, que cofundó una exitosa empresa de genética y ahora es un popular conferencista en la Universidad de Stanford, la industria tecnológica se ve amenazada por Wall Street, Washington y Hollywood, de quienes sospecha que ven con un creciente recelo los esfuerzos de Silicon Valley por usurpar su poder cultural y económico.

A simple vista, la ponencia de Srinivasan, titulada “La salida final de Silicon Valley”, sonó como un grito de guerra del pensamiento libertario y anti regulatorio que por tanto tiempo ha sido defendido por algunos de los principales pensadores de la industria tecnológica. Tras sostener que el resto de Estados Unidos quiere limitar el ascenso de Silicon Valley, Srinivasan propuso un plan para que los especialistas en tecnología construyan una “sociedad de adición voluntaria, fuera de EEUU, dirigida por la tecnología”.

Su idea parecía ir un paso más allá del llamado del presidente ejecutivo de Google, Larry Page, para separar “un pedazo del mundo” para probar nuevas tecnologías polémicas, y del movimiento “Seastead” del inversionista Peter Thiel, que busca fundar naciones en islas bajo la utopía tecnológica.

Pero hubo algo más destacable en el discurso de Srinivasan, y es que se trató de otro de varios ejemplos recientes en que las estrellas de la tecnología intentan declarar a Silicon Valley como el principal centro de poder de EEUU y desestimar a los sectores no tecnológicos como si carecieran de importancia para el futuro del país.

Por ejemplo, en el popular podcast de tecnología “This Week in Start-Ups”, el inversionista de riesgo Chamath Palihapitiya sostuvo recientemente que “cada vez es más obvio para todos que el valor ya no se crea en Nueva York; ya no en Washington; ya no en Los Ángeles; es en San Francisco y sus alrededores”.

Este es el complejo de superioridad de Silicon Valley, y sin duda es feo observarlo. A medida que la industria se desprende de los recuerdos de la última crisis puntocom, sus luminarias se creen cada vez más capaces de moldear el futuro. Y ahora parecen haber perdido toda humildad sobre su lugar en el mundo.

Sin duda, si se mide el éxito financiera o culturalmente, a Silicon Valley le está yendo mejor que a cualquier otro lugar. Pero hay una convicción que levita sobre cada sala de reuniones de San Francisco: que la industria es imparable, y que su éxito la inmuniza de críticas legítimas.

Esta es una idea peligrosa. Por el bien de Silicon Valley, el tono triunfal debe ser controlado. Todos saben que Silicon Valley quiere conquistar el mundo. Pero si quieren lograrlo, a los habitantes del valle les convendría el manos aparentar ser un poco más humildes.

Intenté sugerírselo a Srinivasan cuando me reuní con él en una café de Palo Alto, en California, una semana después de su charla incendiaria. Conversamos durante dos horas, y me pareció encantador.

Tiene una mente rápida y crítica, de las que pasan sin esfuerzo de conversaciones sobre genética a economía y de política a historia.

A diferencia de los informes de prensa, Srinivasan asegura que no estaba haciendo campaña por la “secesión” de Silicon Valley. Y, de hecho, no había usado esa palabra. En cambio, proponía una “salida pacífica”, algo parecido a lo que hizo su padre cuando emigró desde India a EEUU el siglo pasado. Pero cuando le pregunté cuáles son los problemas que enfrentan los especialistas en tecnología que alentarían una respuesta tan drástica, no tuvo mucho que decir.



Hizo referencia a algunos titulares en la prensa nacional que advertían que los robots podrían quedarse con los empleos de las personas. Según dijo, era evidencia del creciente resentimiento que generará la tecnología al alterar las condiciones en todo EEUU y el motivo por el cual Silicon Valley debe tener una vía de escape.

Pero me pareció que la postura de Srinivasan era ingenua. Según la propia mantra de la industria, tecnologías como la robótica, la inteligencia artificial, la obtención de datos y las redes omnipresentes generarán profundos cambios en la forma en que trabajamos y vivimos. Creo, como sostiene Srinivasan, que muchos de estos cambios a la larga mejorarán el bienestar humano.

Pero a corto plazo, estas tecnologías podrían causar enormes problemas económicos y sociales para mucha gente. Y es extraño prever, como Srinivasan y otros especialistas parecen hacerlo, que quienes se ven afectados no van a criticar o movilizarse para evitar que la industria los desplace.

Los líderes tecnológicos pueden elegir cómo lidiar con las dislocaciones que causan sus innovaciones. Pueden enfatizar e incluso trabajar con los referentes de la vieja economía para reducir la conmoción de los inventos nuevos en sectores como Hollywood, la prensa y editoriales, el gobierno y las finanzas, que conforman el llamado “cinturón de papel”.

Pueden seguir alterando el desempeño de muchas de estas instituciones sin hacer afirmaciones rimbombantes sobre la superioridad de la cultura tecnológica. O, pueden adoptar un tono opositor: si no reconocen nuestra superioridad y que tenemos razón, nos vamos a otro lado.



Sospecho que muchos especialistas en tecnología se decantarían por la última opción. Pero les aconsejaría precaución porque Silicon Valley no puede simplemente “salir” de EEUU; no funcionaría en ningún otro sitio.

De hecho, Silicon Valley probablemente necesita al resto del país más que el resto del país necesita a Silicon Valley. Su dinero, sus clientes y sus bases legales y tecnológicas son posibles gracias al cinturón de papel. Su prosperidad depende de la disposición del país a sus ideas descabelladas.

Mark Karpeles (CEO de Mt.Gox): tranquilos “todavía estoy en Japón, trabajando duro”, les llevo algunas botellas de agua de Fukushima, para que brinden en honor del Bitcoin

Un escueto comunicado. El segundo en dos días, porque parece que esta va a ser la estrategia que la plataforma Mt.Gox va a implementar en la crisis que está sufriendo y que está levantando todo tipo de especulaciones en torno al futuro de la moneda virtual Bitcoin. En apenas cuatro líneas, su consejero delegado, Mark Karpeles, confirma que se encuentra “todavía en Japón” y que “está trabajando muy duro con el apoyo de las diferentes partes para encontrar una solución a nuestros asuntos recientes”… “Todavía estoy en Japón...”: la primera gran crisis de Bitcoin se libra en Tokio (El Confidencial - 26/2/14)

Esos “asuntos” no son otros que el cierre de la plataforma, anunciado el 25/2 y que ha removido los cimientos de Bitcoin, puesto que Mt.Gox era una de las siete más importantes del mundo para la comercialización de la moneda virtual. De hecho, esta web, cuya sociedad está afincada en Japón, daba la bienvenida -antes de suspender su actividad- con un eslogan: “Opera con confianza con la mayor plataforma de Bitcoin del mundo”

Con este cierre, y aunque los datos se mueven en la nebulosa que envuelve a “la caída” de Mt.Gox, por el camino se han perdido 744.408 bitcoins, un volumen que al precio de mercado actual ronda los 430 millones de dólares. 

Mientras las protestas comienzan a sucederse en Tokio, las autoridades japonesas ya han confirmado que, por un lado, están investigando lo sucedido y que, por otro, el Gobierno no responderá por el dinero que los inversores hayan podido perder. ¿Lo hará entonces la empresa? Por el momento, todo lo que ha trascendido, en el primero de esos breves comunicados, es que “se han cerrado todas las transacciones”, con lo que por ahora los inversores no pueden acceder a su dinero, con la consiguiente sospecha de que nunca lo vean de vuelta. 

Tras el sobresalto producido el 25/2 por el cierre de la plataforma japonesa, la cotización de Bitcoin, que se enfrenta a su primera gran crisis de credibilidad con este escándalo, se recupera el 26/2. Según los datos de CoinDesk, rebota un 8%, hasta los 578 dólares

Por favor, visite esta página para más anuncios y actualizaciones”. Así termina el comunicado de Mt.Gox. Pues habrá que estar pendientes de la página...

Algunos “libertarios”, para “negar” al Estado, siguen empujando a la gente al precipicio

- En defensa de Bitcoin (Vozpópuli - 27/2/14) Lectura recomendada

(Por Juan Ramón Rallo)

Uno, que siempre se tuvo por clásico defensor de un dinero tan tradicional y confiable como el oro, ha terminado recalando en la defensa de una criptomoneda como Bitcoin. No porque considere que Bitcoin ya es un buen dinero, ni siquiera porque pronostique que vaya a terminar siéndolo, sino porque tiene propiedades monetarias bastante buenas para serlo y, sobre todo, porque sería una magnífica noticia para nuestras libertades que lo fuere.

En los últimos días, empero, la prensa se ha llenado de titulares sobre el colapso de Bitcoin. Se nos asegura que la divisa ha perdido más del 90% de su valor y que, en consecuencia, este experimento monetario se ha saldado con un rotundo fracaso. Debate cerrado. Sayonara Bitcoin. Pues no.



Bitcoin no colapsa, Mtgox sí

Lo primero es aclarar qué ha sucedido: Bitcoin no se ha depreciado más de un 90% desde máximos, sino alrededor de un 50%. No es que con ello pretenda minorar la magnitud de lo acaecido, pero el motivo de la confusión sí es profundo e importante: lo que se ha depreciado un 90% desde los máximos alcanzados en diciembre no es Bitcoin, sino los Bitcoin que se encuadraban dentro de Mtgox.

¿Qué es Mtgox? Un exchange de Bitcoins: uno puede obtener Bitcoins o minándolas, o intercambiándolas con alguien que posea Bitcoins, o comprándoselas a un intermediario (que a su vez debería habérselas comprado a alguien que posea Bitcoins). Un exchange es justo eso: un mercado donde comprar o vender Bitcoins contra otras divisas. Para operar en un exchange es necesario abrirse una cartera con la cual uno realiza las transacciones de compraventa de moneda. En el fondo, podemos ver el exchange como un banco y la cartera como una cuenta corriente multidivisa. Y, precisamente por ello, mientras nuestras Bitcoins (u otras divisas) sigan dentro de la cartera del exchange, lo único que poseemos realmente es un derecho de cobro contra el exchange (lo mismo que sucede con una cuenta corriente en el banco): un derecho de cobro que el exchange puede cumplir o incumplir.

Mtgox fue el primer exchange de Bitcoin y seguía siendo uno de los más importantes. Aparentemente, a mediados de 2011 sufrieron un robo masivo debido a la vulnerabilidad de su plataforma (no a la vulnerabilidad de Bitcoin: es como si averiguan las contraseñas de nuestro banco virtual y nos vacían la cuenta), lo que les generó un agujero colosal en su balance (a día de hoy, estimado en unos 400 millones de dólares). Pese a ello, siguieron operando en lo que algunos han llamado “régimen de reserva fraccionaria” (pero no deberíamos denominarlo así, pues el problema de Mtgox no era la reserva fraccionaria, sino que eran insolventes después del robo), por lo que las sombras de la duda pesaban sobre Mtgox hasta el punto de que sus obligaciones de pago en Bitcoins ya cotizaban con descuento desde hacía meses (lo que indicaba una creciente desconfianza en su capacidad de repago). Las últimas semanas, sin embargo, resultaron críticas: conforme sus clientes fueron sacando Bitcoins de sus carteras en Mtgox (el equivalente a un bank run no acelerado pero sí continuado), el intermediario se asfixió y este martes tuvo que suspender sus operaciones (el equivalente a unas vacaciones bancarias).

En ese sentido, lo que se ha depreciado un 90% desde los máximos de diciembre han sido las promesas de pago de Mtgox en Bitcoins (llamadas ahora goxcoins), no Bitcoin: sería como afirmar que el euro se depreció un 47% cuando los depositantes chipriotas sufrieron una quita del 47% en sus depósitos. Bitcoin ha caído un 50% desde máximos, aunque sólo la mitad de esa caída es atribuible al efecto colapso Mtgox (obviamente, la bancarrota de uno de los principales intermediarios de Bitcoin también afecta a su cotización). De hecho, desde el cierre del martes, Bitcoin ya ha subido cerca de un 10% (e incluso un 50% desde los mínimos intradiarios del martes). Es más, si midiéramos el aumento de precios en el último año (momento en el que los mismos que acusan ahora a Bitcoin de ser una burbuja ya decían que era una burbuja), la revalorización asciende al 1.800% aun después de la crisis Mtgox: curiosa burbuja ésa que, habiendo pinchado, todavía arroja unas ganancias de casi 20 veces la inversión inicial y que, de hecho, lejos de hundirse de valor debido a su presunta inutilidad monetaria, vuelve a tomar vuelo poco tiempo después del vociferado colapso (éste ni es el primer crash de Bitcoin ni probablemente será el último).

Bitcoin: un debate mal enfocado



Sucede que el debate está muy mal enfocado. Bitcoin no es un activo financiero cuya rentabilidad haya que maximizar. Bitcoin, en cambio, es un activo que aspira a convertirse en dinero, esto es, en un bien económico con un valor muy estable que diversos agentes económicos deciden incorporar en sus saldos de tesorería como reserva última de su liquidez. Mal hacemos en apuntar un tanto a los defensores de Bitcoin cuando su precio sube y en arrebatárselo cuando su precio baja: el objetivo de Bitcoin es estabilizar sus fluctuaciones de valor frente a aquellos bienes y servicios que sus tenedores desean adquirir con Bitcoin (es decir, el objetivo de Bitcoin es adquirir la propiedad de la liquidez).

Evidentemente, si Bitcoin va siendo progresivamente más usado como dinero por un mayor número de personas, su precio seguirá subiendo (a más demanda, mayor precio) y si, en cambio, la gente se desprende en masa de Bitcoin, su precio se hundirá (a menor demanda, menor precio): pero su viabilidad a medio plazo depende de que logre estabilizar su valor. Por esto último, dicho sea de paso, es incorrecto calificar a Bitcoin de burbuja: Bitcoin carece de valor fundamental (no tiene retorno como activo) y, por tanto, nunca está caro o barato con respecto a un valor fundamental que no existe. Bitcoin podrá subir o bajar de precio, pero no por ello cabrá calificarlo de burbuja: las Playstation 4 también se depreciarán en los próximos años y a nadie se le ocurriría calificar su precio actual de burbuja. Con Bitcoin pasa lo mismo: uno puede pronosticar que no se usará como divisa en el futuro y que, por tanto, su precio actual resultará insostenible en el futuro, pero esa afirmación -que si Bitcoin fracasa como divisa, se depreciará- resulta compatible con cualquier precio que alcance Bitcoin (es decir, si Bitcoin no se usa como divisa, el único valor fundamental al que tenderá es cero).

En ese sentido, esta criptomoneda todavía está muy en pañales: aunque es habitual en todo proceso de monetización de un activo con una base de clientes todavía reducida, su volatilidad sigue siendo muy alta (hoy sería imposible llevar una contabilidad en Bitcoin que nos blindara de consumir nuestro capital sin darnos cuenta) y fiascos como el de Mtgox no ayudan a mejorar su reputación (aun cuando, en puridad, no debería). Pero Bitcoin sigue en pie y lo sucedido con este exchange no altera significativamente sus probabilidades de triunfar o de fracasar en el futuro.

Tómese esto no como una recomendación de compra de Bitcoin sino como la esperanzadora constatación de que la puerta de Bitcoin sigue abierta: Bitcoin es una especie de start-up monetaria tremendamente arriesgada y nadie debería inmovilizar porciones significativas de su patrimonio en proyectos de alto riesgo si, para más inri, no lo entiende. Pero al igual que tantas otras start-ups -monetarias o no monetarias- cuyo adecuado desarrollo promete cambiarnos a mejor la vida, ojalá Bitcoin termine triunfando: los mismos motivos que llevan a los estatistas a temerla deberían llevarnos a todos los demás a desear su exitosa implantación, hayamos invertido o no hayamos invertido desde el comienzo en ella. Una cosa es no pronosticar su éxito y otra muy distinta desear y alegrarse de su fracaso. De momento, por fortuna, Bitcoin está lejos de haber fracasado, aunque también de cantar victoria.

- Otras noticias de interés (The Wall Street Journal - 3/3/14)

Las autoridades tributarias del Reino Unido emitirían dentro de una semana reglas para tratar las monedas virtuales como el dinero regular, según Tom Robinson, director de la Asociación de Monedas Digitales británica. La propuesta subraya los esfuerzos de gobiernos por regular las monedas virtuales en momentos en que se investiga la desaparición de US$ 470 millones de bitcoins, una divisa digital.

¿Otro “robo” online a un banco de bitcoins u otro “robo” de los bancos a los gili-coins?

Flexcoin, un banco canadiense de la moneda digital bitcoin, anunció ayer su cierre tras sufrir un ataque y "el robo" del dinero depositado “on line”, un total de 896 bitcoins, equivalentes a unos 600.000 dólares estadounidenses”... Cierra el banco canadiense de bitcoins Flexcoin tras un robo (Expansión - 4/3/14)

Flexcoin es el segundo banco de bitcoin que cierra en las últimos días tras sufrir la desaparición de fondos. El 28 de febrero (2014), Mt. Gox, el mayor banco de bitcoin del mundo y con sede en Japón, cerró tras el anuncio de que 850.000 bitcoins habían desaparecido.

La entidad dijo en su página web que “el 2 de marzo, Flexcoin fue atacado y robado de todas las monedas en el “hot wallet” (monedas online disponibles para rápidas transacciones)”.

“El atacante se hizo con 896 BTC”, añadió el banco que identificó las direcciones a donde fueron enviadas las bitcoins: 1NDkevapt4SWYFEmquCDBSf7DLMTNVggdu y 1QFcC5JitGwpFKqRDd9QNH3eGN56dCNgy6. “Como Flexicon no tiene recursos, activos u otras formas de recuperarse de estas pérdidas, estamos cerrando nuestras puertas inmediatamente”, añadió la empresa, que aseguró que las monedas en “cold storage” (que no estaban online en el momento del ataque) pueden ser recuperadas por sus propietarios y cuya cuantía no cifró.

La empresa añadió que “intentará” trabajar con la Policía y otras autoridades para identificar la fuente del ataque.

Bitcoin es una moneda digital creada en 2009 y que no está respaldada por ningún activo, que es generada por algoritmos matemáticos sin la intervención de ningún banco o autoridad central.

La “Abeconomía” quiere regular al bitcoin

Japón quiere definir el bitcoin como una mercancía similar al oro y no como una divisa, en lo que supondría un movimiento pionero en la regulación de la controvertida moneda virtual, informaron hoy los medios nipones”... Japón regulará el bitcoin: será una mercancía como el oro o la plata (Cinco Días - 5/3/14)

Al calor de la reciente quiebra de Mt.Gox, la conocida casa de cambio de bitcoin domiciliada en Tokio, la administración nipona quiere regular el comercio de esta moneda y planea ya unas directrices, precursoras en este terreno.

Según fuentes cercanas al asunto, se trataría de clasificar la moneda como un bien similar a metales preciosos como el oro o la plata, apuntó la agencia Kyodo.

El pasado viernes (28/2) Mt.Gox anunció un desfase en sus cuentas de casi 3.000 millones de yenes (unos 21,3 millones de euros), y reveló además la desaparición de 850.000 bitcoins (a precio actual, valorados en unos 382 millones de euros) que había detectado a principios de febrero.

De ellos, 750.000 pertenecían a sus clientes y el resto a la compañía, que cifró su pérdida en 11.400 millones de yenes (unos 81,2 millones de euros) por el supuesto ciberataque. Mt.Gox se plantea presentar una demanda por este robo, algo que puede resultar complicado debido a que la divisa no cuenta con protección legal alguna.

Ante dicha situación, el Gabinete del primer ministro Shinzo Abe tiene previsto aprobar a principios de marzo (2014) una primera serie de directivas, según explicó el diario económico Nikkei, que servirían como base para aprobar en el futuro una legislación al respecto.

Según ese marco, las ganancias derivadas del comercio online de bitcoins, los procesos de compra realizados con la criptodivisa y las rentas obtenidas por empresas en esa moneda estarían sujetas a impuestos en Japón, pese a que realizar un seguimiento de esta naturaleza puede ser muy complejo para la autoridad fiscal nipona.

Por otra parte, los bancos japoneses tendrían prohibido el manejo de la moneda electrónica, al igual que las casas de valores del país asiático. De este modo, Japón se convertiría en la primera economía que regularía el bitcoin, lo que podría incitar a otros Estados a adoptar marcos similares.

Hasta ahora algunos países como China o Rusia han buscado tan solo limitar o ilegalizar el uso del bitcoin, en circulación desde 2009, sin crear un marco que regule su intercambio.




En busca de un regulador virtual: ¿where is our money? (el hot ballet del hot wallet)
La reciente pérdida de casi US$ 500.000 millones en uno de los mayores mercados donde se transa la moneda virtual bitcoin está obligando a las autoridades estadounidenses a plantearse preguntas acerca de su autoridad -y responsabilidad- en la supervisión de la incipiente divisa”... Pérdidas ponen a bitcoin en la mira de los reguladores (The Wall Street Journal - 6/3/14)
Hasta el momento, los reguladores financieros de Estados Unidos se han mantenido al margen, pero ahora tratan de determinar si sus facultades abarcan bitcoin, según funcionarios del gobierno.
Algunas entidades, como la Reserva Federal, han indicado que no pueden supervisar la moneda virtual sin una orden legislativa de por medio. La presidenta de la Fed, Janet Yellen, indicó la semana pasada que el banco central no tiene autoridad para regular bitcoin puesto que la divisa no forma parte del sistema bancario que la entidad regula.
Sin embargo, otros reguladores, como la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés), parecen más inclinados a intervenir.
“Las protecciones a los consumidores en el caso de las monedas virtuales, en la medida en que existan, no son de ninguna manera comparables con las protecciones” que se aplican a las tarjetas de crédito y otros medios de pago tradicionales, dice Lois C. Greisman, directora asociada de la división de prácticas de marketing de la FTC.
La funcionaria agrega que el objetivo de la entidad es “proteger a los consumidores, ya sea que paguen con tarjeta de crédito, cheque o algún tipo de divisa virtual”.
La FTC y la Oficina de Protección Financiera del Consumidor han llevado a cabo en las últimas semanas reuniones para tratar el tema de las monedas virtuales. La Comisión de Bolsa y Valores, la Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas y los reguladores bancarios también han estado evaluando el asunto.
Por el momento, bitcoin y otros sistemas de pago digitales operan en una suerte de vacío regulatorio. Los mercados donde se negocia la divisa y los servicios de transferencia de dinero pueden constituirse y solicitar clientes en EEUU sin tener que ceñirse a la misma supervisión o protecciones que se aplican a las emisoras de tarjetas de crédito, los bancos y otras empresas ligadas a los servicios financieros.
La moneda virtual está sujeta a las normas contra el lavado de dinero y el Departamento del Tesoro ha indicado que las empresas que operan con bitcoins deben registrarse como negocios de servicios de dinero con la Red Contra los Delitos Financieros e informen sobre transacciones grandes o sospechosas.
No obstante, reguladores de varios estados e incluso algunos que son parte de la industria que se ha formado en torno a bitcoin están solicitando una mayor supervisión y protección del gobierno.
“Queremos estimular la innovación de una forma que beneficie a los consumidores, beneficie a las empresas, pero (que lo haga) de una manera que no ponga en riesgo a los consumidores”, señala David Cotney, comisionado de bancos de Massachusetts, quien encabeza un grupo de autoridades de estados que se empezará a reunir en los próximos días para evaluar posibles requisitos.
Benjamin Lawsky, superintendente de servicios financieros de Nueva York, señaló en un reciente discurso que las empresas que operan con una moneda virtual deben estar sujetas a una regulación más estricta, incluyendo normas acerca de los riesgos que las compañías deben divulgar a los clientes.
La falta de protección ha tomado importancia en medio de las preocupaciones sobre la seguridad de bitcoin, que en la actualidad cotiza a cerca de US$ 670 la unidad.
Mt. Gox, un mercado importante que dejó de operar la semana pasada y se acogió a la ley de bancarrota, anunció que había extraviado cerca de 750.000 bitcoins de sus clientes.
Un estudio de 40 mercados establecidos en los últimos tres años donde se transan bitcoins halló que 18 de ellos cerraron sus operaciones y los clientes perdieron la totalidad de su dinero, en algunos casos debido a fraudes, según un informe de la Universidad Metodista del Sur y la Universidad de Carnegie Mellon. Puesto que los bitcoins se pueden transferir fácilmente entre cuentas anónimas y las transacciones son irreversibles, es muy difícil recuperar el dinero.
Bitcoin es un sistema de pago lanzado en 2009 que permite a los usuarios de computadoras crear monedas digitales al resolver complejos problemas matemáticos. Sus dueños pueden enviar o recibir bitcoins mediante software e intercambiarlos en los mercados por dólares u otras divisas tradicionales. Asimismo, un número reducido pero creciente de comercios aceptan la divisa virtual. Los bitcoins que circulan en el mundo equivalen a cerca de US$6.900 millones, según cálculos de Coindesk.com.
Con todo el dolor del alma (mira que les avisé) solo les puedo decir una cosa: ¡Jódanse!
- Las pérdidas por el bitcoin no pueden considerarse estafa (Expansión - 6/3/14)
(Por S. Saiz / V. Moreno) Lectura recomendada
Los afectados por la debacle de la divisa virtual no podrán reclamar en los tribunales alegando que se ha producido un fraude porque es público que la moneda no está amparada por ningún banco central.
Se acumulan las malas noticias para los inversores que han apostado por la divisa virtual bitcoin.
Si hace unos días se declaraba en quiebra la plataforma japonesa MtGox, uno de los mayores intermediarios de esta moneda en todo el mundo, esta semana ha sido el turno de Flexcoin, un banco virtual canadiense que ha anunciado el cierre tras alegar que ha sufrido un robo digital de 896 bitcoins, que valora en cerca de 600.000 dólares (437.000 euros).
Sin embargo, la cifra exacta es difícil de calcular, ya que el bitcoin es una divisa que opera de forma independiente y ajena a los mercados financieros, con un emisor anónimo y cuya cotización no está regulada. Existen páginas web donde se calcula que su valor ronda los 600 dólares, cantidad aproximada que ha tenido en cuenta Flexcoin para tasar el robo.
Sin embargo, hay operadores que ayer cifraban el precio de un bitcoin en 123 dólares (89 euros), lo que supone que, en menos de dos meses, esta moneda virtual se ha desplomado cerca de un 90%, ya que llegó a cotizar por encima de los 1.200 dólares (873 euros).
Afectados
Tanto inversores particulares como empresas, han acabado cayendo en el furor que se había desatado por operar con esta divisa digital, hasta el punto de que algunas compañías incluso la aceptan como medio de pago por sus productos y servicios. En España, incluso hay bufetes de abogados que permiten a sus clientes pagar con bitcoins.
El problema llega ahora con la quiebra de alguno de los intercambiadores que operaban públicamente con esta moneda. Además de la pérdida del 90% del valor, inversores y empresas ven cómo sus bitcoins desaparecen de sus cuentas por supuestos robos en los bancos que atesoraban sus ahorros. “Quien ha invertido en bitcoins lo ha hecho bajo su propio riesgo”, explica Raúl Rubio, socio de tecnologías de la información de Baker & McKenzie. Este experto asegura que en la Unión Europea el dinero electrónico está regulado, pero en este caso “no cuenta con respaldo, porque no hay ningún emisor, ya que es anónimo”.
Coincide Jorge Monclús, asociado sénior de DLA Piper, al apuntar que no se puede hablar realmente ni de divisa ni de bancos, ya que los bitcoins operan al margen de los mercados financieros regulados y, por tanto, los intermediarios “no están registrados ni controlados por ningún organismo”.
¿Se puede hablar entonces de una gran estafa a escala mundial? Los expertos coinciden a la hora de señalar que no. Rubio indica que, precisamente, el hecho de que los operadores de bitcoins se jactaran públicamente del éxito de esta divisa gracias a que era independiente hace que ahora prácticamente sea imposible solicitar una compensación por fraude ante un tribunal.
Para Monclús, la única vía posible es una reclamación contractual entre el operador y el inversor, aunque duda de su éxito, tanto por la falta de seguridad jurídica como por el hecho de que los intermediarios se declaran en quiebra.
En busca de un regulador virtual
El hecho de que el bitcoin sea una moneda virtual ajena al mercado financiero impide que los afectados puedan reclamar, ya que ningún banco central de ningún país respalda la divisa.
Sin embargo, el estallido de la burbuja del bitcoin ha puesto sobre la mesa “el riesgo del intercambio del dinero no regulado”, según explica Raúl Rubio, socio de tecnologías de la información de Baker & McKenzie. Este experto no cree que esta moneda virtual vaya a desaparecer, pero sí augura que los reguladores tomarán medidas para que no se repita una situación similar y controlar este mercado.
De hecho, Japón ya ha anunciado que será el primer país en poner coto a este tipo de prácticas.
Las monedas complementarias crecen con la crisis económica
Frente a las monedas de curso legal como el euro o el dólar, existen otras, conocidas como complementarias, de las que cada vez existen más ejemplos (ahora hay 4.000 en todo el mundo). Este dinero alternativo no pretende reemplazar a ninguna de las monedas nacionales, sino de convertirse en un medio de pago en determinadas zonas y, habitualmente, reactivar el comercio local.
En España, donde existen más de 70 divisas alternativas, el uso de estas monedas no está regulado, como sucede con el euro.
Sin embargo, sí se permite el intercambio, pero éste depende exclusivamente de la confianza que se tenga en este dinero complementario. Los expertos no estiman que sea necesario legislar en este sentido, ya que su uso es muy limitado. Sin embargo, creen que los promotores de estas monedas deben fijar de manera clara, en una especie de contrato, los límites, derechos y obligaciones de los que hagan uso de este sistema de pago.



¿Descubierto el Padre Fundador de Bitcoin? (el asesino de la tercera edad)
La revista estadounidense Newsweek publicó un artículo en que una de sus periodistas asegura haber encontrado al creador de la moneda virtual bitcoin”... La revista Newsweek dice haber encontrado al creador de las bitcoins(BBCMundo -7/3/14)
Según la publicación, se trata de un ciudadano de 64 años de origen japonés que reside a las afueras de Los Ángeles, en California, y se dedica a modelar locomotoras de vapor en su casa.
La identidad de quienes crearon el bitcoin hace cinco años es un misterio y hasta ahora se lo conocía tan sólo bajo el pseudónimo de Satoshi Nakamoto.
En el reportaje de Newsweek, la periodista Leah McGrath Goodman relata cómo visitó la casa del supuesto creador de las bitcoins y cómo este llamó a la policía y aseguró que “ya no estaba involucrado” en la moneda virtual.
Según destaca desde Los Ángeles el periodista de BBC Mundo Jaime González, en los foros dedicados al bitcoin se ha dado poca credibilidad al reportaje, entre otros motivos, porque la periodista no aporta pruebas definitivas de la identidad del creador de la moneda. Además, en la tarde de este jueves, el hombre al que Newsweek atribuye el bitcoin ha reiterado ante la prensa que él no tiene nada que ver con ello.

El retrato de Dorian… Nakamoto (¿maldad o simplemente capitalismo estúpido?)

Catálogo: papers
papers -> Xii congreso de aecpa ¿Dónde está hoy el poder? San Sebastián País Vasco, del 13 al 15 de Julio de 2015
papers -> Una creación deliberada de la ignorancia (agnotología)
papers -> Las noticias televisivas españolas en las cadenas generalistas y la temática del acoso
papers -> “Jóvenes inmigrantes: una identidad en construcción”
papers -> Deslocalización inversa
papers -> Imagining Keynes (It’s time to get stimulated vs. ¡Take the money and run!)
papers -> 5th laccei international Latin American and Caribbean Conference for Engineering and Technology (laccet’2007)
papers -> Submission Format for ims2004 (Title in 18-point Times font)
papers -> ¿Qué funciones desarrollan las aplicaciones de internet en la relación escuela familias? Un análisis piloto de 10 centros educativos. Autores
papers -> Paper Los hijos del umbral de la pobreza (la niñez indigente en los países ricos) (Parte II) Los caminos de la corrupción política son inescrutables No se puede


Compartir con tus amigos:
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos